Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Comunidad Catòlica Tiberiades
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
  Mensajes Generales 
 ============= 
 © MENSAJES GENERALES 
 ============= 
 ADVIENTO Y NAVIDAD 
 ============= 
 © GOTITAS ESPIRITUALES 
 ============= 
 © MARIOLOGÍA 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 © BLOG CATÓLICO GOTITAS ESPIRITUALES 
 © BLOG CATÓLICO VIRGEN MARÍA 
 © BLOG CATÓLICO JESÚS TE SANA 
 © BLOG DE LA COMUNIDAD CATÓLICA TIBERIADES 
 © BLOG CATÓLICO DE LOS SANTOS 
 © BLOG CATÓLICO NAVIDEÑO 
 © BLOG GIFS Y FONDOS PAZ ENLA TORMENTA 
 © GIFS Y FONDOS PAZ ENLA TORMENTA 
 © GIFS 
 © BLOG COLECCIÓN DE GIFS 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 © FONDOS DE NAVIDAD 
 ® FONDOS PARA MENSAJES 
 © FONDOS DE PANTALLA 
 ============= 
 ============= 
 ® VIRGEN MARÍA 
 ® SANTO ROSARIO 
 ® LA BIBLIA 
 ® ESPÍRITU SANTO 
 ® DIVINA MISERICORDIA 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ============= 
 ® CARISMA DE TIBERIADES 
 ® NORMAS DE CONDUCTA DE TIBERIADES 
 ============= 
 
 
  Tools
 
General: MENSAJES DE PAPA FRANCISCO
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta  (Original message) Sent: 12/09/2016 13:04


Papa Francisco: ¡Cuidado con el diablo porque causa división y juega sucio!

Por Alvaro de Juana

 Foto: L'Osservatore Romano





VATICANO, 12 Sep. 16 / (ACI).- En la Misa matutina en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco se mostró tajante al afirmar que las divisiones destruyen la Iglesia y son obra del diablo. 


Al comentar la carta de San Pablo a los Corintios de la liturgia del día, Francisco explicó que “el diablo tiene dos armas muy potentes para destruir la Iglesia: las divisiones y el dinero”. 


Esto sucede desde los inicios de la Iglesia: “las divisiones ideológicas, teológicas laceraban la Iglesia”, afirmó. “El diablo siembra celos, ambiciones, ideas, ¡pero para dividir! O siembra codicia”, agregó.


El Santo Padre aseguró que es como cuando acontece una guerra: después “todo queda destruido”. “Y el demonio se va contento. Y nosotros, ingenuos, entramos en su juego”.



“Se trata de una guerra sucia la de las divisiones, es como terrorismo”, manifestó para a continuación alertar del peligro de los cotilleos y las habladurías en la comunidad. “Lanza la bomba, destruye y permanece”, dijo Francisco.


“Y las divisiones en la Iglesia no dejan que el Reino de Dios crezca, no dejan que el Señor se haga ver bien, como es Él. Las divisiones hacen que se vea esta parte, esta otra contra esta y en contra de… ¡siempre en contra!”.


“No existe el aceite de la unidad, el bálsamo de la unidad. Pero el diablo va más allá, no solo en la comunidad cristiana, sino que va a la misma raíz de la unidad cristiana. Y esto es lo que sucede aquí, en la ciudad de Corinto, a los Corintios”.


“Pablo les reprueba porque las divisiones llegan a la raíz de la misma unidad y por tanto a la celebración eucarística”, añadió.


Francisco pidió a los fieles que asistieron a la Eucaristía hacer “todo lo posible para no destruir la Iglesia con las divisiones, sean ideológicas, sean de codicia y de ambición, sean por celos”.


“Y sobre todo –prosiguió– orar y cuidar las fuentes, la raíz misma de la unidad de la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, y que nosotros –todos los días– celebramos su sacrificio en la Eucaristía”.


El Papa reconoció que “San Pablo habla de las divisiones entre los Corintios hace ya 2.000 años”. “Esto nos lo puede decir Pablo hoy a todos nosotros, a la Iglesia de hoy. ‘¡Hermanos, en esto, no puedo alabaros, porque os reunís juntos no para lo mejor sino para lo peor!’. Pero la Iglesia reunida toda para lo peor, para divisiones. Para manchar el Cuerpo de Cristo en las celebraciones de la Eucaristía. Y el mismo Pablo nos dice, en otro pasaje: ‘Quien come y bebe el Cuerpo y la Sangre de Cristo indignamente, come y bebe su propia condena’”.


“Pidamos al Señor la unidad de la Iglesia, para que no haya divisiones. Y la unidad también en la raíz de la Iglesia, que es el mismo sacrificio de Cristo, que cada día celebramos”.


Anuncios:

First  Previous  2 to 15 of 15  Next   Last  
Reply  Message 2 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 12/09/2016 13:17


Papa Francisco: El perdón de Dios cancela nuestros pecados y nos regenera en el amor

Por Alvaro de Juana

Foto: Alexey Gotovsky




VATICANO, 11 Sep. 16 / (ACI).- Como todos los domingos, el Papa Francisco presidió el rezo del Ángelus y comentó el Evangelio del día que recoge tres parábolas de misericordia y muestran hasta dónde llega el perdón de Dios.


“Su perdón cancela el pasado y nos regenera en el amor” de tal forma que "cuando un pecador se convierte y se hace reencontrar por Dios no lo esperan reprobaciones y durezas, porque Dios salva, espera en casa con alegría y hace fiesta”. 


El Pontífice dijo a todos que “el mensaje del Evangelio de hoy no infunde grande esperanza y lo podemos sintetizar así: no hay pecado en el que hayamos caído por el que, con la gracia de Dios, no podamos resurgir; no hay un individuo irrecuperable, porque Dios no deja jamás de querer nuestro bien, también cuando pecamos”.


“Con estos tres relatos, Jesús quiere hacer entender que Dios es el primero en tener hacia los pecadores una actitud de acogida y misericordia”, explicó.


En la primera parábola Dios es presentado como un pastor que deja 99 ovejas para ir en busca de la que se ha perdido. En la segunda se observa “a una mujer que ha perdido una moneda y la busca pero no la encuentra y en la tercera Dios es imaginado como un padre que acoge a su hijo que se había alejado”.


Francisco destacó que todas tienen un elemento común: “verbos que significan alegrarse juntos, hacer fiesta”. Con los tres relatos “Jesús nos presenta un Dios con los brazos abiertos, que trata a los pecadores con ternura y compasión”.


En opinión del Papa, “la que más conmueve, porque manifiesta el infinito amor de Dios, es la del padre que abraza al hijo que ha regresado”.


“El camino de regreso a casa es la vía de la esperanza y de la vida nueva”, “Dios espera nuestro retomar el camino, nos espera con paciencia, nos ve cuando todavía estamos lejos, va a nuestro encuentro, nos abraza, nos perdona”.


Reply  Message 3 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 12/09/2016 13:17


Conoce el gesto del Papa con un enfermo grave y su familia en la Plaza de San Pedro

Por Alvaro de Juana

 Foto: L'Osservatore Romano




VATICANO, 11 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco administró el sacramento de la confirmación el sábado a primera hora de la mañana a Giuseppe Chiolo, un joven de 16 años gravemente enfermo, según informó Radio Vaticano.


El rito tuvo lugar en el Arco que lleva a la Plaza de San Pedro desde el interior del Vaticano justo antes de que el Papa comenzase la Audiencia Jubilar.



Giuseppe es originario de la ciudad de Mazzarino, en Sicilia, y desde el área de oncología del hospital Meyer de Florencia llegó hasta el Vaticano en una ambulancia.


Francisco, después de haberlo abrazado, administró el sacramento a Giuseppe, sentado en la silla de ruedas, donándole una corona del rosario con la recomendación de no olvidar rezar nunca por él.


Hace algunos días, el chico había escrito una carta al Papa confiándole su fuerte deseo de encontrarlo, y recibiendo rápidamente la invitación a ir al Vaticano.


Además, el Pontífice tuvo palabras de ánimo a la familia del enfermo, sus padres y su hermana.


Reply  Message 4 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 15/09/2016 14:28


Papa Francisco invita a no dejarse robar la esperanza y a buscar consuelo en Dios

Por Alvaro de Juana




VATICANO, 14 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco dedicó la catequesis de la Audiencia General de este miércoles al conocido pasaje del Evangelio en el que Jesús dice: “Venid a mí vosotros todos que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré” y aprovechó para enviar un mensaje de esperanza a los fieles.


“A veces nuestro cansancio es causado por haber puesto la confianza en cosas que no son lo esencial, porque nos hemos alejado de aquello que vale realmente en la vida”, dijo el Santo Padre.


“El Señor nos enseña a no tener miedo de seguirlo, porque la esperanza que ponemos en Él no será defraudada”. Así, debemos “vivir de misericordia para ser instrumentos de misericordia, vivir de misericordia quiere decir estar necesitados de Jesús y aprender entonces a ser misericordiosos con los otros”, añadió.


El Papa también lanzó un llamado especial a no perder la esperanza: “No nos dejemos quitar la alegría de ser discípulos del Señor, déjate ir a Jesús, siente su misericordia y tu corazón será colmado de alegría y perdón. No nos dejemos robar la esperanza de vivir esta vida junto a Él y con la fuerza de su consuelo”.


Sobre el relato del Evangelio, el Pontífice explicó que “la invitación del Señor es sorprendente. Llama a seguirlo a personas sencillas y marcadas por una vida difícil, personas que tienen muchas necesidades y les promete que en Él encontrarán reposo y alivio”. “¡Ojalá –continuó– todos los líderes del mundo pudiesen decir esto!”.


El Papa explicó que la invitación de Jesús es “para aquellos que se sienten cansados y oprimidos”. “Ellos solo pueden confiar en Dios. Conscientes de la propia humildad y condición mísera, saben depender de la misericordia del Señor, esperando en Él la única ayuda posible”.


Al final, “en la invitación de Jesús encuentran finalmente respuesta a su espera: convirtiéndose en sus discípulos reciben la promesa de encontrar un vida nueva”.


El Santo Padre recordó que muchos peregrinos atraviesan la Puerta de la Misericordia “para encontrar a Jesús, su amistad”. “Este camino expresa la conversión de cada discípulo que se pone tras las huellas de Jesús, y la conversión consiste siempre en redescubrir la misericordia del Señor, infinita e inagotable”.


El Papa también comentó las palabras “Tomen mi yugo” y afirmó que Jesús “quiere enseñarles que descubrirán la voluntad de Dios mediante su persona, mediante Jesús, no mediante leyes y prescripciones frías que Jesús mismo condena”.


Jesús también les pide “aprended de mí” por lo que “propone un camino de conocimiento y de imitación”. “Jesús no es un maestro que con severidad impone a otros cargas que él no lleva, esta es la acusación que él hacía a los doctores de la ley”, señaló”.


En definitiva, “para salvar a la humanidad Jesús no ha recorrido un camino fácil, al contrario, su camino ha sido doloroso y difícil”. “En Él la misericordia de Dios se ha hecho cargo de las pobrezas de los hombres, donando así a todos la posibilidad de la salvación”. “Él se ha hecho todo a todos, se ha donado a los pobres, a la gente, trabajaba todo el día con ellos, Jesús no era un príncipe”.


“Es feo para la Iglesia cuando los pastores se convierten en príncipes, son lejanos a la gente, a los pobres. Ese no es el espíritu de Jesús, a estos pastores Jesús les reprobaba”, denunció.


Para concluir, Francisco pidió que en los momentos de cansancio y desilusión “nos acordemos de estas palabras, que nos dan tanto consuelo y nos hacen entender si estamos poniendo nuestras fuerzas al servicio del bien”. 


Reply  Message 5 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 15/09/2016 14:30


TEXTO Catequesis del Papa sobre aquellos que están afligidos y agobiados

Foto: Alexey Gotovsky / ACI Prensa






VATICANO, 14 Sep. 16 /  (ACI).- La catequesis del Papa Francisco en la Audiencia General del miércoles habló del pasaje del Evangelio "Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados que yo los aliviaré" e invitó a no tener miedo. 


"El Señor nos enseña a no tener miedo de seguirlo, porque la esperanza que ponemos en Él no será defraudada. Estamos llamados a aprender de Él que significa vivir de misericordia para ser instrumentos de misericordia", explicó el Pontífice.


A continuación el texto completo:



Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!


Durante este Jubileo hemos reflexionado muchas veces sobre el hecho que Jesús se expresa con una ternura única, signo de la presencia y de la bondad de Dios. Hoy, nos detenemos en un pasaje conmovedor del Evangelio (Cfr. Mt 11,28-30), en el cual Jesús dice – lo hemos escuchado –: «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. […] Aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio» (vv. 28-29). La invitación del Señor es sorprendente: llama a seguirlo a personas sencillas y oprimidas por una vida difícil, llama a seguirlo a personas que tienen muchas necesidades y les promete que en Él encontraran descanso y alivio. La invitación es dirigida en forma imperativa: «vengan a mí», «tomen mi yugo», y «aprendan de mí». ¡Tal vez los líderes del mundo pudieran decir esto! Tratemos de coger el significado de estas expresiones.


El primer imperativo es «Vengan a mí». Dirigiéndose a aquellos que están cansados y oprimidos, Jesús se presenta como el Siervo del Señor descrito en el libro del profeta Isaías. Y así dice, el pasaje de Isaías: «El mismo Señor me ha dado una lengua de discípulo, para que yo sepa reconfortar al fatigado con una palabra de aliento» (50,4). A estos desconsolados de la vida, el Evangelio muchas veces une también a los pobres (Cfr. Mt 11,5) y los pequeños (Cfr. Mt 18,6). Se trata de cuantos no pueden contar sobre sus propios medios, ni sobre amistades importantes. Ellos sólo pueden confiar en Dios. Conscientes de la propia humilde y mísera condición, saben que dependen de la misericordia del Señor, esperan de Él la única ayuda posible. En la invitación de Jesús encuentran finalmente respuesta a sus expectativas: convirtiéndose en sus discípulos reciben la promesa de encontrar consolación para toda la vida. Una promesa que al final del Evangelio es extendida a todas las naciones: «Vayan – dice Jesús a los Apóstoles – y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos» (Mt 28,19). Acogiendo la invitación a celebrar este año de gracia del Jubileo, en todo el mundo los peregrinos atraviesan la Puerta de la Misericordia abierta en las catedrales y en los santuarios y en tantas iglesias del mundo; en los hospitales, en las cárceles… ¿Para   qué atravesar esta Puerta de la Misericordia? Para encontrar a Jesús, para encontrar la amistad de Jesús, para encontrar el alivio que solo da Jesús. Este camino expresa la conversión de todo discípulo que se pone en el seguimiento de Jesús. Y la conversión consiste siempre en descubrir la misericordia del Señor. Y esta misericordia es infinita e inagotable: es grande la misericordia del Señor. Atravesando la Puerta Santa, pues, profesamos «que el amor está presente en el mundo y que este amor es más fuerte que toda clase de mal, en que el hombre, la humanidad, el mundo están metidos». (Juan Pablo II, Enc. Dives in misericordia, 7).


El segundo imperativo dice: «Tomen mi yugo». En el contexto de la Alianza, la tradición bíblica utiliza la imagen del yugo para indicar el estrecho vínculo que une el pueblo a Dios y, de consecuencia, la obediencia a su voluntad expresada en la Ley. En polémica con los escribas y doctores de la Ley, Jesús pone sobre sus discípulos su yugo, en el cual la Ley encuentra su pleno cumplimiento. Les quiere enseñar a ellos que descubrimos la voluntad de Dios mediante su persona: mediante Jesús, no mediante leyes y prescripciones frías que el mismo Jesús condena. Podemos leer el capítulo 23 de Mateo, ¿no?. Él está al centro de su relación con Dios, está en el corazón de las relaciones entre los discípulos y se pone como fulcro de la vida de cada uno. Recibiendo el “yugo de Jesús” todo discípulo entra así en comunión con Él y es hecho participe del misterio de su cruz y de su destino de salvación.



Sigue el tercer imperativo: «Aprendan de mí». A sus discípulos Jesús presenta un camino de conocimiento y de imitación. Jesús no es un maestro que con severidad impone a otros cargas que Él no lleva: esta era la acusa que Él hacía a los doctores de la ley. Él se dirige a los humildes, a los pequeños, a los pobres, a los necesitados porque Él mismo se ha hecho pequeño y humilde. Comprende a los pobres y a los sufrientes porque Él mismo es pobre y experimento los dolores. Para salvar a la humanidad Jesús no ha recorrido un camino fácil; al contrario, su camino ha sido doloroso y difícil. Come lo recuerda la Carta a los Filipenses: «Se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte y muerte de cruz» (2,8). El yugo que los pobres y los oprimidos llevan es el mismo yugo que Él ha llevado antes de ellos: por esto es un yugo ligero. Él se ha cargado sobre sus espaldas los dolores y los pecados de la entera humanidad. Para el discípulo, por lo tanto, recibir el yugo de Jesús significa recibir su revelación y acogerla: en Él la misericordia de Dios se ha hecho cargo de la pobreza de los hombres, donando así a todos la posibilidad de la salvación. Pero, ¿por qué Jesús es capaz de decir estas cosas? Porque Él se ha hecho todo en todos, cercano a todos, a los pobres. Era un pastor que estaba entre la gente, entre los pobres. Trabajaba todo el día con ellos. Jesús no era un príncipe. Es feo para la Iglesia cuando los pastores se convierten en príncipes, alejados de la gente, alejados de los más pobres: este no es el espíritu de Jesús. A estos pastores Jesús los amonestaba, y sobre estos pastores Jesús decía a la gente: “pero, hagan aquello que ellos dicen, pero no lo que ellos hacen”.


Queridos hermanos y hermanas, también para nosotros existen momentos de cansancio y de desilusión. Entonces recordémonos  estas palabras del Señor, que nos dan mucha consolación y nos hacen entender si estamos poniendo nuestras fuerzas al servicio del bien. De hecho, a veces nuestro cansancio es causado por haber puesto la confianza en cosas que no son esenciales, porque nos hemos alejado de lo que vale realmente en la vida. El Señor nos enseña a no tener miedo de seguirlo, porque la esperanza que ponemos en Él no será defraudada. Estamos llamados a aprender de Él que cosa significa vivir de misericordia para ser instrumentos de misericordia. Vivir de misericordia para ser instrumentos de misericordia: vivir de misericordia, es sentirse necesitados de la misericordia de Jesús, aprendamos a ser misericordiosos con los demás. Tener fija la mirada en el Hijo de Dios nos hace entender cuanto camino todavía debemos recorrer; pero al mismo tiempo nos infunde la alegría de saber que estamos caminando con Él y no estamos jamás solos. ¡Entonces, animo! No dejémonos quitar la alegría de ser discípulos del Señor. “Pero, padre, yo soy pecador, soy pecadora, ¿Cómo puedo hacer? Déjate mirar por el Señor, abre tu corazón, siente sobre ti su mirada, su misericordia, y tu corazón estará lleno de alegría, de la alegría del perdón, si tú te acercas a pedir el perdón”. No dejémonos robar la esperanza de vivir esta vida junto a Él y con la fuerza de su consolación. Gracias.


Reply  Message 6 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 15/09/2016 14:32


El Papa recuerda a sacerdote asesinado por ISIS: ¡Matar en nombre de Dios es satánico!”

Por Alvaro de Juana

 Crédito: L'Osservatore Romano






VATICANO, 14 Sep. 16 / (ACI).- La capilla de la Casa Santa Marta albergó este miércoles la Santa Misa en recuerdo del P. Jacques Hamel, el sacerdote francés asesinado el pasado 26 de julio por dos jóvenes yihadistas mientras celebrara Misa. En la homilía, el Papa Francisco afirmó que el presbítero ha muerto mártir, y dijó con fuerza que “¡matar en nombre de Dios es satánico!”.



El sacerdote “forma parte de esta cadena de mártires”. “Los cristianos que hoy sufren por no renegar de Jesús hacen ver la crueldad de esta persecución. Y esta crueldad que pide la apostasía –digamos la palabra– es satánica”.


“¡Qué bueno sería que todas las confesiones religiosas dijeran: ‘Matar en nombre de Dios es satánico’!”, añadió.


A la celebración asistió la hermana del sacerdote, así como 80 fieles de la diócesis de Rouen –a la que pertenecía la víctima– junto a su obispo, Mons. Dominique Lebrun. Fue una celebración emotiva, en la que el Papa mandó colocar en el altar una fotografía del sacerdote asesinado.



“En la cruz de Jesucristo –hoy la Iglesia celebra la fiesta de la Cruz– entendemos plenamente el misterio de Cristo, este misterio de aniquilación, de cercanía a nosotros”, dijo Francisco en la homilía.


“Este es un misterio que se hace martirio para la salvación de los hombres. Jesucristo, el primer mártir, el primero que da la vida por nosotros”.


El Pontífice explicó que “de este misterio de Cristo comienza toda la historia del martirio cristiano, desde los primeros siglos a nuestros días. Los primeros cristianos han hecho confesión de Jesucristo pagando con su vida. A los primeros cristianos era propuesta la apostasía, es decir, ‘Digan que nuestro Dios es el verdadero, no el vuestro. Hagan un sacrificio a nuestro dios o a nuestros dioses’, y cuando no hacían esto, cuando rechazaban la apostasía eran asesinados”.



“Esta historia se repite hasta hoy, y hoy en la Iglesia hay más mártires cristianos que en los primeros tiempos. Hoy hay cristianos que son asesinados, torturados, encarcelados, degollados porque no reniegan de Jesucristo”.


El P. Jacques Hamel “fue degollado en la cruz, exactamente mientras celebraba el sacrificio de la cruz de Cristo. “Este hombre bueno, manso, de hermandad, que siempre buscaba la paz, fue asesinado como si fuese un criminal. Este es el hijo satánico de la persecución. Pero hay algo, en este hombre que ha aceptado su martirio ahí, con el martirio de Cristo, en el altar, hay algo que me hace pensar mucho: en medio del momento difícil que estaba viviendo, en medio de esta tragedia que él veía venir, un hombre manso, un hombre bueno, un hombre que hacía hermandad, que quería la paz, no ha perdido la lucidez de acusar y decir claramente el nombre del asesino, y ha dicho claramente: ‘¡Apártate satanás!’”.


“Y que este ejemplo de coraje, pero también el martirio de su propia vida, de vaciarse de sí mismo para ayudar a los otros, de hacer hermandad entre los hombres, nos ayude a nosotros a avanzar sin miedo. Que él desde el cielo –porque tenemos que rezarle, ¡es un mártir!, y los mártires son beatos, tenemos que rezarle– nos de mansedumbre, la hermandad, la paz y también el coraje de decir la verdad: matar en nombre de Dios es satánico”.


Reply  Message 7 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 15/09/2016 14:34


Papa Francisco: P. Jacques Hamel "es un mártir y los mártires son beatos"

Fotos L'Osservatore Romano





VATICANO, 14 Sep. 16 / (ACI).- En la homilía de la Misa que presidió esta mañana en la capilla de la Casa Santa Marta por el alma del P. Jacques Hamel, sacerdote francés de 84 años asesinado por terroristas del Estado Islámico mientras celebraba Misa, el Papa Francisco dijo que el anciano presbítero “¡es un mártir!, y los mártires son beatos, tenemos que rezarle”.


En la Eucaristía, en la que estuvo presente el Arzobispo de Rouen, ciudad donde servía el sacerdote asesinado, y un grupo de familiares y peregrinos de esa urbe francesa, el Papa resaltó el “ejemplo de coraje” del sacerdote asesinado el 26 de julio.


“Que este ejemplo de coraje, pero también el martirio de su propia vida, de vaciarse de sí mismo para ayudar a los otros, de hacer hermandad entre los hombres, nos ayude a nosotros a avanzar sin miedo”, dijo el Papa.


“Que él (P. Hamel), desde el cielo –porque tenemos que rezarle, ¡es un mártir!, y los mártires son beatos, tenemos que rezarle– nos dé mansedumbre, la hermandad, la paz y también el coraje de decir la verdad: matar en nombre de Dios es satánico”.


El anciano sacerdote francés, resaltó Francisco, “fue degollado en la cruz, exactamente mientras celebraba el sacrificio de la cruz de Cristo”.


“Este hombre bueno, manso, de hermandad, que siempre buscaba la paz, fue asesinado como si fuese un criminal”, lamentó el Pontífice.


“Pero hay algo, en este hombre que ha aceptado su martirio ahí, con el martirio de Cristo, en el altar, hay algo que me hace pensar mucho: en medio del momento difícil que estaba viviendo, en medio de esta tragedia que él veía venir, un hombre manso, un hombre bueno, un hombre que hacía hermandad, que quería la paz, no ha perdido la lucidez de acusar y decir claramente el nombre del asesino, y ha dicho claramente: ‘¡Apártate satanás!’”.



Luego de la Misa el Papa firmó una fotografía del sacerdote con una oración que entregó luego a Mons. Dominique Lebrun, Arzobispo de Rouen.


En conferencia de prensa, el Prelado explicó que le mostró la fotografía al Santo Padre y “quería pedirle que la firmase para llevarla a las hermanas”, las religiosas que estaban con el sacerdote en el momento del ataque de los dos yihadistas. “Sin embargo, él me ha dicho rápidamente: ‘la ponemos sobre el altar’, y esto me ha sorprendido”.


Tras firmar la foto, relató Mons. Lebrun, el Pontífice “me ha dicho: ‘Puedes poner en la iglesia esta foto porque él es ahora es beato, y si alguno te dice que no tienes derecho, tú le dices que el Papa te ha dado permiso’”.


Reply  Message 8 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 15/09/2016 14:36


Papa Francisco: La Virgen nos cuida como madre y bajo su manto no entra el diablo

 Foto: L'Osservatore Romano.






VATICANO, 15 Sep. 16 /  (ACI).- En la Misa que presidió en la capilla de la Casa Santa Marta, con ocasión de la memoria de Nuestra Señora de los Dolores, el Papa Francisco señaló que la Virgen María nos cuida porque es madre de todos los cristianos y bajo su manto “no puede entrar el diablo”.


El Santo Padre recordó que los místicos rusos de los primeros siglos aconsejaban buscar refugio en el manto de Santa María, pues “es madre y defiende como una madre”.


“Luego el Occidente tomó este consejo e hizo la primera antífona mariana ‘Sub tuum praesidium’ (Bajo tu amparo), ‘Bajo tu manto, bajo tu amparo, oh Madre, estamos seguros’”.


Francisco precisó además que “nosotros los cristianos tenemos una Madre, la misma de Jesús. Tenemos un Padre, el mismo de Jesús. ¡No somos huérfanos!”.


El Santo Padre indicó que la Virgen María, al pie de la cruz de Jesús, “nos da a luz en ese momento con tanto dolor. Es un verdadero martirio”.


“Con el corazón atravesado”, dijo, Santa María “acepta darnos a luz a todos nosotros en ese momento de dolor. Y, desde ese momento, Ella se vuelve nuestra Madre, desde ese momento Ella es nuestra Madre, aquella que nos cuida y no se avergüenza de nosotros: nos defiende”.


Francisco recordó que, siendo Arzobispo de Buenos Aires, visitaba a los presos en las cárceles y se encontraba con una fila de mujeres que esperaban entrar. “Eran mamás. No se avergonzaban, su carne estaba allí adentro”, dijo.


El Santo Padre señaló que “estas mujeres sufrían no solo por la vergüenza de esta allí –‘¡Pero mira a esa! ¿Qué habrá hecho su hijo?– Sufrían también por las humillaciones de los controles que les hacían antes de entrar”.


“Pero eran madres e iban a ver a su propia carne. Así como María estaba allí, con su Hijo, con ese sufrimiento tan grande”, señaló.


El Papa indicó que mientras María se encontraba al pie de la cruz escuchaba cosas como “¡esa es la madre de este delincuente! ¡Esa es la madre de este subversivo!”.


“Y María oía estas cosas. Sufría humillaciones terribles. Oía también a los grandes, a algunos sacerdotes, a los que Ella respetaba, porque eran sacerdotes: ‘Si eres tan hábil y capaz ¡baja! ¡Baja!. Con su Hijo, desnudo, allí”.


“Y María tenía un sufrimiento tan grande, pero no se fue. ¡No renegó de su Hijo! Era su carne”, señaló.


Francisco indicó que “en un mundo que podemos llamar ‘huérfano’, en este mundo que sufre la crisis de una gran orfandad, nuestra ayuda es decir: ‘¡mira a tu Madre!’”.


“Tenemos a una Madre que nos defiende, nos enseña, nos acompaña; que no se avergüenza de nuestros pecados. No se avergüenza, porque Ella es Madre”, dijo.


“¡Que el Espíritu Santo, este amigo, este compañero de camino, este Paráclito abogado que el Señor nos ha enviado, nos haga comprender este misterio tan grande de la maternidad de María”, concluyó.


Reply  Message 9 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 15/09/2016 14:38


Papa Francisco: Reemplazar a Dios por las riquezas es hacerse un “autogol”

Por Walter Sánchez Silva

 Foto: Alan Holdren (ACI Prensa)




VATICANO, 15 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco reflexionó hoy sobre el ser humano, la “obra maestra” de la creación de Dios; y explicó que cuando la dignidad del hombre se negocia y en el corazón se reemplaza al Señor por ídolos como las riquezas, la persona se hace “un autogol”.


Así lo indicó el Santo Padre en la Sala Clementina del Palacio Apostólico en el Vaticano en su discurso a los participantes de la Semana Bíblica Nacional en Italia, quienes reflexionan sobre el tema “Hagamos al ser humano hombre y mujer: Declinaciones de la polaridad hombre – mujer en las Escrituras”.


Ante los miembros de la Asociación Bíblica Italiana, el Papa explicó que “existe la posibilidad de que esta dignidad, conferida a nosotros por Dios, se degrade. Por decirlo en términos futbolísticos, ¡el hombre tiene la capacidad de hacerse un ‘autogol’! Esto sucede cuando negociamos la dignidad, cuando abrazamos la idolatría, cuando hacemos lugar en nuestro corazón para la experiencia de los ídolos”.



“Durante el éxodo de Egipto, cuando el pueblo estaba cansado porque Moisés tardaba en bajar del monte, fue tentado por el demonio y se construyó un ídolo. Y el ídolo era de oro. ¡Todos los ídolos tienen algo de oro! Esto hace pensar en la fuerza atractiva de las riquezas, en el hecho de que el hombre pierde la propia dignidad cuando en su corazón las riquezas toman el lugar de Dios”.


El Pontífice remarcó que “en vez de eso, Dios nos ha dado la dignidad de ser sus hijos. De esto deriva también una pregunta: ¿Cómo puedo compartir esta dignidad para que se desarrolle una reciprocidad positiva? ¿Cómo puedo hacer para que el otro se sienta digno? ¿Cómo puedo ‘contagiar’ dignidad? Cuando alguno desprecia, segrega, discrimina, no contagia dignidad, al contrario”.


“Nos hará bien preguntarnos con frecuencia: ¿Cómo asumo mi dignidad? ¿Cómo la hago crecer? Y nos hará bien también examinarnos para descubrir si es que contagiamos dignidad en nuestro prójimo”.


Francisco también recordó la importancia de reflexionar sobre la dignidad del ser humano creado hombre y mujer, como recordó durante su pontificado el querido San Juan Pablo II.


El Papa también resaltó que “reflexionar sobre cómo hemos sido creados, formados, a imagen y semejanza del Creador, la diferencia con las otras criaturas y con todo lo creado, es esencial. Esto nos ayuda a comprender la dignidad que todos nosotros tenemos, hombres y mujeres, dignidad que tiene su raíz en el mismo Creador”.


El Santo Padre dijo también que “Dios nos hizo de modo ‘artesanal’, plasmando el barro de la tierra, es decir que las manos de Dios se comprometieron con nuestra vida. Nos ha creado no solo con su palabra sino también con sus manos y su influjo vital, casi como para decir que todo el ser de Dios se ha comprometido en el dar la vida al ser humano”.


Reply  Message 10 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 26/09/2016 12:30


Jesús está presente en los enfermos y en aquellos que sufren, asegura el Papa



VATICANO, 24 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco recibió a las Hermanas Hospitalarias de la Misericordia, Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Sierva de Dios Princesa Teresa Orsini Doria, y les pidió continuar atendiendo a los enfermos pues en ellos está Jesús.


El Santo Padre les pidió que nunca se rindan ante su “precioso servicio, a pesar de las dificultades que puedan encontrar”. “No se cansen de ser amigas, hermanas y madres de los enfermos. Que la oración sea siempre la linfa que sostenga vuestra misión evangelizadora”, señaló.



En el encuentro con Francisco participaron unas 130 religiosas. El Papa, entre otras cosas, les recordó que ellas son un “signo concreto de la misericordia” y que ante la debilidad de la enfermedad “no pueden haber distinciones de estado social, raza, lengua y cultura”.


“Cuando se acercan a cada enfermo tienen en el corazón la paz y la alegría que son el fruto del Espíritu Santo. Sobre aquella cama de hospital siempre yace Jesús, presente en aquella persona que sufre y es Él quien pide ayuda a cada uno de ustedes. Es Jesús. A veces uno puede pensar: ‘algunos enfermos molestan’. ¡Pero también nosotros molestamos al Señor, y nos soporta y nos acompaña! Que la cercanía de Jesús a los más débiles sea vuestra fuerza”, pidió Francisco.


El carisma de las Hermanas Hospitalarias de la Misericordia radica en vivir la misericordia, sobre todo con la asistencia a los enfermos, de este modo profesan un cuarto voto de hospitalidad que las obliga a la atención de cualquier hermano afectado física, moral o espiritualmente.


Reply  Message 11 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 26/09/2016 12:30


El Papa se reúne con víctimas del ataque en Niza: Debemos responder con perdón y amor

Por Alvaro de Juana


(ACI).- El Papa Francisco acogió esta mañana en el Aula Pablo VI del Vaticano a un grupo familiares de las víctimas del ataque terrorista perpetrado el jueves 14 de julio en la ciudad francesa de Niza cuando un yihadista arrolló a 86 personas y dejó numerosos heridos mientras celebraban la fiesta nacional junto al mar.


El encuentro fue breve, muy emotivo y duro, con muchos de los familiares –algunos de ellos musulmanes pues las víctimas también lo eran– vestidos de negro en señal de luto. Muchos de ellos mostraron su emoción al escuchar las palabras del Papa, y un coro de Niza realizó algunos cantos solemnes que interrumpieron en pocas ocasiones el silencio absoluto en el que se desenvolvió en encuentro, sobre todo cuando saludó uno a uno a los familiares.


“Cuando las tentaciones de replegarse sobre sí mismo, o de responder al odio con el odio y a la violencia con la violencia es grande, una auténtica conversión del corazón es necesaria”, advirtió en su discurso.


Francisco explicó que “se puede responder a los ataques del demonio solo con las obras de Dios que son el perdón, el amor y el respeto por el prójimo, aunque sea diferente”.


“Con viva emoción os encuentro a vosotros, que sufrís en vuestro cuerpo o en vuestro ánimo porque, una tarde de fiesta, la violencia os golpeó ciegamente, a vosotros o a alguno de vuestros seres queridos, independientemente del origen o la religión”.



Francisco expresó el deseo de “compartir vuestro dolor, un dolor que se hace todavía más fuerte cuando pienso en los niños, y todas las familias completas cuya vida ha sido desgarrada de improviso y de forma tan dramática”. “A cada uno de vosotros os aseguro mi compasión, mi cercanía y mi oración”, destacó.


El Papa afirmó que invoca “a nuestro Padre celeste, Padre de todos, para que acoja consigo a vuestros seres queridos difuntos, para que encuentren rápido el descanso y la alegría de la vida eterna”.


“Para nosotros los cristianos, el fundamento de la esperanza es Jesucristo muerto y resucitado”, añadió. “Que la certeza de la vida eterna, que pertenece también a creyentes de otras religiones, sea consuelo en el curso de la vida, y constituya un motivo de perseverancia para continuar con coraje vuestro camino en la tierra”.


El Santo Padre también se refirió a los heridos y manifestó que reza “al Dios de misericordia” por todos ellos, algunos de los cuales “han sido atrozmente mutilados, en la carne o en el espíritu, y no me olvido de todos aquellos que por eso no han podido venir o se encuentran todavía en el hospital”.


“El drama que ha conocido la ciudad de Niza ha suscitado para todo significativos gestos de solidaridad y de acompañamiento”, explicó. Por ello, “agradezco a todas las personas que, inmediatamente socorrieron a las víctimas, o que hasta el día de hoy y seguramente durante mucho tiempo, se dedican a ayudar y acompañar a las familias”.


El Papa habló también de las relaciones entre las distintas confesiones religiosas y manifestó que “establecer un diálogo sincero y relaciones fraternas entre todos, en particular con quienes confiesan a un Dios único y misericordioso, es una prioridad urgente que los responsables, sean políticos o religiosos”.


Francisco saludó después uno a uno a los familiares de las víctimas y también a algunos sobrevivientes. Muchos lloraron cuando tuvieron delante a Francisco y también le enseñaron fotografías de los seres queridos que perdieron la vida en el atentado. El Papa también bendijo objetos personales de las víctimas que los familiares le fueron enseñando. Cuando terminó, todos los presentes rompieron el silencio y aplaudieron durante largo rato al Papa, al tiempo que este abandonaba el Aula.



Algunos de los presentes están todavía heridos y otros muchos permanecen en tratamiento psicológico. La delegación estuvo encabezada por el alcalde de Niza, Philipe Pradal; el presidente de la región Provenza, Alpes y Costa Azul, Christian Estrosi; el obispo de Niza, André Marceau, y varios representantes de la asociación del diálogo interreligioso “Alpes Maritimes Fraternitè”.


La noche del 14 de julio, el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel condujo un camión sobre una multitud reunida en el malecón de Niza, el Paseo de los Ingleses, que asistía a los fuegos artificiales de la fiesta nacional. El ataque provocó también unos 303 heridos.


Entonces el Papa manifestó su solidaridad con las víctimas y todo el pueblo francés, además de condenar de la manera más absoluta “toda manifestación de locura homicida, de odio, de terrorismo, de ataque contra la paz”.


Poco después del terrible ataque, el Papa Francisco manifestó su repulsa y condena y aseguró oraciones para todas las víctimas y sus familiares.


Reply  Message 12 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 26/09/2016 12:31


TEXTO: Homilía del Papa Francisco en la Santa Misa por el Jubileo de los Catequistas

El Papa en la Misa. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa





VATICANO, 25 Sep. 16 / (ACI).- La Plaza de San Pedró acogió la Santa Misa con motivo del Jubileo de los Catequistas, uno de los eventos del Año Santo de la Misericordia. El Papa Francisco presidió la celebración y habló de la importancia de evangelizar con alegría.


"A Dios se le anuncia encontrando a las personas, teniendo en cuenta su historia y su camino. El Señor no es una idea, sino una persona viva: su mensaje llega a través del testimonio sencillo y veraz, con la escucha y la acogida, con la alegría que se difunde. No se anuncia bien a Jesús cuando se está triste; tampoco se transmite la belleza de Dios haciendo sólo bonitos sermones", afirmó.


A continuación el texto completo de la homilía del Papa:



El Apóstol Pablo, en la segunda lectura, dirige a Timoteo, y también a nosotros, algunas recomendaciones muy importantes para él. Entre otras, pide que se guarde «el mandamiento sin mancha ni reproche» (1 Tm 6,14). Habla sencillamente de un mandamiento. Parece que quiere que fijemos nuestros ojos fijos en lo que es esencial para la fe. San Pablo, en efecto, no recomienda una gran cantidad de puntos y aspectos, sino que subraya el centro de la fe. Este centro, alrededor del cual gira todo, este corazón que late y da vida a todo es el anuncio pascual, el primer anuncio: el Señor Jesús ha resucitado, el Señor Jesús te ama, ha dado su vida por ti; resucitado y vivo, está a tu lado y te espera todos los días. Nunca debemos olvidarlo. En este Jubileo de los catequistas, se nos pide que no dejemos de poner por encima de todo el anuncio principal de la fe: el Señor ha resucitado. No hay un contenido más importante, nada es más sólido y actual. Cada aspecto de la fe es hermoso si permanece unido a este centro, si está permeado por el anuncio pascual. Si se le aísla, pierde sentido y fuerza. Estamos llamados a vivir y a anunciar la novedad del amor del Señor: «Jesús te ama de verdad, tal y como eres. Déjale entrar: a pesar de las decepciones y heridas de la vida, dale la posibilidad de amarte. No te defraudará».


El mandamiento del que habla san Pablo nos lleva a pensar también en el mandamiento nuevo de Jesús: «Que os améis unos a otros como yo os he amado» (Jn 15,12). A Dios-Amor se le anuncia amando: no a fuerza de convencer, nunca imponiendo la verdad, ni mucho menos aferrándose con rigidez a alguna obligación religiosa o moral. A Dios se le anuncia encontrando a las personas, teniendo en cuenta su historia y su camino. El Señor no es una idea, sino una persona viva: su mensaje llega a través del testimonio sencillo y veraz, con la escucha y la acogida, con la alegría que se difunde. No se anuncia bien a Jesús cuando se está triste; tampoco se transmite la belleza de Dios haciendo sólo bonitos sermones. Al Dios de la esperanza se le anuncia viviendo hoy el Evangelio de la caridad, sin miedo a dar testimonio de él incluso con nuevas formas de anuncio.


El Evangelio de este domingo nos ayuda a entender qué significa amar, sobre todo a evitar algunos peligros. En la parábola se habla de un hombre rico que no se fija en Lázaro, un pobre que «estaba echado a su puerta» (Lc 16,20). El rico, en verdad, no hace daño a nadie, no se dice que sea malo. Sin embargo, tiene una enfermedad peor que la de Lázaro, que estaba «cubierto de llagas» (ibíd.): este rico sufre una fuerte ceguera, porque no es capaz de ver más allá de su mundo, hecho de banquetes y ricos vestidos. No ve más allá de la puerta de su casa, donde yace Lázaro, porque no le importa lo que sucede fuera. No ve con los ojos porque no siente con el corazón. En su corazón ha entrado la mundanidad que adormece el alma. La mundanidad es como un «agujero negro» que engulle el bien, que apaga el amor, porque lo devora todo en el propio yo. Entonces se ve sólo la apariencia y no se fija en los demás, porque se vuelve indiferente a todo. Quien sufre esta grave ceguera adopta con frecuencia un comportamiento «estrábico»: mira con deferencia a las personas famosas, de alto nivel, admiradas por el mundo, y aparta la vista de tantos Lázaros de ahora, de los pobres y los que sufren, que son los predilectos del Señor


Pero el Señor mira a los que el mundo abandona y descarta. Lázaro es el único personaje de las parábolas de Jesús al que se le llama por su nombre. Su nombre significa «Dios ayuda». Dios no lo olvida, lo acogerá en el banquete de su Reino, junto con Abraham, en una profunda comunión de afectos. El hombre rico, en cambio, no tiene siquiera un nombre en la parábola; su vida cae en el olvido, porque el que vive para sí no construye la historia. La insensibilidad de hoy abre abismos infranqueables para siempre.


En la parábola vemos otro aspecto, un contraste. La vida de este hombre sin nombre se describe como opulenta y presuntuosa: es una continua reivindicación de necesidades y derechos. Incluso después de la muerte insiste para que lo ayuden y pretende su interés. La pobreza de Lázaro, sin embargo, se manifiesta con gran dignidad: de su boca no salen lamentos, protestas o palabras despectivas. Es una valiosa lección: como servidores de la palabra de Jesús, estamos llamados a no hacer alarde de apariencia y a no buscar la gloria; ni tampoco podemos estar tristes y disgustados. No somos profetas de desgracias que se complacen en denunciar peligros o extravíos; no somos personas que se atrincheran en su ambiente, lanzando juicios amargos contra la sociedad, la Iglesia, contra todo y todos, contaminando el mundo de negatividad. El escepticismo quejoso no es propio de quien tiene familiaridad con la Palabra de Dios.



El que proclama la esperanza de Jesús es portador de alegría y sabe ver más lejos, porque sabe mirar más allá del mal y de los problemas. Al mismo tiempo, ve bien de cerca, pues está atento al prójimo y a sus necesidades. El Señor nos lo pide hoy: ante los muchos Lázaros que vemos, estamos llamados a inquietarnos, a buscar caminos para encontrar y ayudar, sin delegar siempre en otros o decir: «Te ayudaré mañana». El tiempo para ayudar es tiempo regalado a Jesús, es amor que permanece: es nuestro tesoro en el cielo, que nos ganamos aquí en la tierra.


En conclusión, que el Señor nos conceda la gracia de vernos renovados cada día por la alegría del primer anuncio: Jesús nos ama personalmente. Que nos dé la fuerza para vivir y anunciar el mandamiento del amor, superando la ceguera de la apariencia y las tristezas del mundo. Que nos vuelva sensibles a los pobres, que no son un apéndice del Evangelio, sino una página central, siempre abierta ante nosotros.


Reply  Message 13 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 26/09/2016 12:31


El Papa en Jubileo de los Catequistas: El cristiano está llamado a hacer historia

Por Alvaro de Juana

Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 25 Sep. 16 / ACI).- El Papa Francisco celebró el Jubileo de los Catequistas con una Misa en la Plaza de San Pedro a la que asistieron catequistas de todo el mundo y a los que aseguró que el cristiano está llamado a hacer historia, sin embargo, el que vive todo para sí no.


Francisco comentó en su homilía la liturgia de la Palabra y afirmó que San Pablo “parece que quiere que fijemos nuestros ojos fijos en lo que es esencial para la fe”. “No recomienda una gran cantidad de puntos y aspectos, sino que subraya el centro de la fe. Este centro, alrededor del cual gira todo, este corazón que late y da vida a todo es el anuncio pascual, el primer anuncio: el Señor Jesús ha resucitado, el Señor Jesús te ama, ha dado su vida por ti; resucitado y vivo, está a tu lado y te espera todos los días”.


El Papa invitó a no olvidarlo y aseguró que “se nos pide que no dejemos de poner por encima de todo el anuncio principal de la fe: el Señor ha resucitado”.


“No hay un contenido más importante, nada es más sólido y actual. Cada aspecto de la fe es hermoso si permanece unido a este centro, si está permeado por el anuncio pascual. Si se le aísla, pierde sentido y fuerza”.


El Pontífice explicó que “a Dios-Amor se le anuncia amando: no a fuerza de convencer, nunca imponiendo la verdad, ni mucho menos aferrándose con rigidez a alguna obligación religiosa o moral”.


“A Dios se le anuncia encontrando a las personas, teniendo en cuenta su historia y su camino. El Señor no es una idea, sino una persona viva: su mensaje llega a través del testimonio sencillo y veraz, con la escucha y la acogida, con la alegría que se difunde. No se anuncia bien a Jesús cuando se está triste; tampoco se transmite la belleza de Dios haciendo sólo bonitos sermones. Al Dios de la esperanza se le anuncia viviendo hoy el Evangelio de la caridad, sin miedo a dar testimonio de él incluso con nuevas formas de anuncio”.


Sobre el Evangelio que habla de la parábola del hombre rico, el Papa indicó que “nos ayuda a entender qué significa amar, sobre todo a evitar algunos peligros”.


“El rico, en verdad, no hace daño a nadie, no se dice que sea malo. Sin embargo, tiene una enfermedad peor que la de Lázaro, que estaba ‘cubierto de llagas’: este rico sufre una fuerte ceguera, porque no es capaz de ver más allá de su mundo, hecho de banquetes y ricos vestidos”.


“No ve más allá de la puerta de su casa, donde yace Lázaro, porque no le importa lo que sucede fuera. No ve con los ojos porque no siente con el corazón. En su corazón ha entrado la mundanidad que adormece el alma”.


En definitiva, “la mundanidad es como un ‘agujero negro’ que engulle el bien, que apaga el amor, porque lo devora todo en el propio yo”.


“Quien sufre esta grave ceguera adopta con frecuencia un comportamiento ‘estrábico’: mira con deferencia a las personas famosas, de alto nivel, admiradas por el mundo, y aparta la vista de tantos Lázaros de ahora, de los pobres y los que sufren, que son los predilectos del Señor”.



Por otro lado, “el hombre rico, en cambio, no tiene siquiera un nombre en la parábola; su vida cae en el olvido, porque el que vive para sí no construye la historia. La insensibilidad de hoy abre abismos infranqueables para siempre”.


Francisco también expresó que los cristianos “no somos profetas de desgracias que se complacen en denunciar peligros o extravíos; no somos personas que se atrincheran en su ambiente, lanzando juicios amargos contra la sociedad, la Iglesia, contra todo y todos, contaminando el mundo de negatividad. El escepticismo quejoso no es propio de quien tiene familiaridad con la Palabra de Dios”.


Al contrario, “el que proclama la esperanza de Jesús es portador de alegría y sabe ver más lejos, porque sabe mirar más allá del mal y de los problemas”. 


Reply  Message 14 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 26/09/2016 12:32


El Papa muestra apoyo a Marcha por la Familia y pide el fin de la violencia en México

Por Alvaro de Juana




VATICANO, 25 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco mostró su total apoyo a la Marcha por la Familia que tuvo lugar en México este sábado 24 de septiembre, así como por la defensa de la vida en la nación, y pidió por el fin de la violencia en todo el país.


Así, después de presidir la Misa del Jubileo de los Catequistas y antes de rezar el Ángelus dijo: “me asocio de buena gana a los Obispos de México para sostener el compromiso de la Iglesia y de la sociedad civil en favor de la familia y de la vida, que en este tiempo requieren especial atención pastoral y cultural en todo el mundo”.


“Y además, aseguro mi oración por el querido pueblo mexicano, para que cese la violencia que en estos días ha golpeado también a algunos sacerdotes”, sostuvo el Papa.



Desde el mediodía de este sábado 24 de septiembre, más de 400 mil personas de todo el país participaron en la multitudinaria Marcha por la Familia realizada en Ciudad de México.


Entre los principales pedidos de los organizadores están la protección de la familia constituida sobre el matrimonio formado por un hombre y una mujer, el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones, y el rechazo a la imposición de la ideología de género por parte del gobierno.


Por otro lado, las autoridades del estado mexicano de Veracruz informaron que dos sacerdotes católicos fueron secuestrados y asesinados por hombres armados el 19 de septiembre.


El lunes 19 también fue secuestrado el P. José Alfredo López Guillén, sacerdote de la Diócesis de Morelia. La denuncia fue hecha por el Arzobispo local, Cardenal Alberto Suárez Inda, el jueves 22 de septiembre. 


Reply  Message 15 of 15 on the subject 
From: PazenlaTormenta Sent: 26/09/2016 12:32


El Papa llevará esperanza a los pocos católicos de Georgia y Azerbaiyán en próximo viaje

Por Alvaro de Juana



VATICANO, 26 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco emprende del 30 de septiembre al 2 de octubre una visita apostólica en Georgia y Azerbaiyán, en Europa oriental. Se trata de su viaje internacional número 14 y de la segunda parte del que ya efectuó el pasado mes de junio a Armenia. Será una visita de un marcado carácter ecuménico.


Georgia


Este pequeño país tiene una superficie de 69.700 km2 y una población de unos 4 millones y medio de habitantes de los cuales 112.000 son católicos.


En este país hay 32 parroquias, 2 obispos, 14 sacerdotes diocesanos y 14 sacerdotes religiosos. También hay 37 religiosas y 10 misioneros laicos, así como 45 catequistas.


En la actualidad se forman en este país 2 seminaristas menores y 12 seminaristas mayores.


Las escuelas maternas o de primaria que pertenecen a la Iglesia son 2 (con unos 50 estudiantes) y solo hay una única universidad católica con cerca de 2010 alumnos.


Además, hay 9 ambulatorios que pertenecen a la Iglesia, 1 residencia de ancianos y 1 orfanato.


Azerbaiyán


Posee 86.600 km2 y una población de 9.642 de los cuales sólo 570 personas son católicas.


En Azerbaiyán existe 1 sola parroquia y 1 centro pastoral. Tiene a un vicario apostólico (no obispo) y 7 sacerdotes. Además, hay 3 religiosos que no son sacerdotes, 7 religiosas profesas, 2 misioneros laicos y 4 catequistas. Sólo hay 1 seminarista mayor.


Existe 1 casa para ancianos propiedad de la Iglesia católica.


Anuncios:

First  Previous  2 a 15 de 15  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 

©2017 - Gabitos - All rights reserved