Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Secreto Masonico
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 EL SECRETO DE LA INICIACIÓN 
 Procesos Secretos del Alma 
 Estructura Secreta del Ritual Masónico 
 Los extraños Ritos de Sangre 
 Cámara de Reflexiones 
 
 
  Tools
 
General: El macho cabrío de Mendés;el Baphomet Templario
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Alcoseri  (Original message) Sent: 04/08/2012 13:00
El macho cabrío de Mendés;el Baphomet Templario  


Eliphas Levi 
Dogma Y Ritual 
De La 
Alta Magia
 
Existe asimismo en la naturaleza una fuerza mucho más poderosa, siquiera sea en otra
forma que el vapor, y por medio de la cual, un solo hombre que pudiera apoderarse de
ella y supiera dirigirla, trastornaría y cambiaría la faz del mundo. Esta fuerza era
conocida por los antiguos, y consiste en agente universal cuya ley suprema es el
equilibrio y cuya dirección tiende inmediatamente al gran arcano de la magia
transcendental. Por medio de la dirección de ese agente, se puede cambiar el orden de
las estaciones; producir en la noche fenómenos inherentes al día; corresponder en un
instante de uno a otro confín del mundo; ver, como Apolonio, lo que ocurría al otro
extremo de la tierra; dara la palabra un éxito y una repercusión universal. Este agente,
que apenas se revela ante el tacto de los discípulos de Mesmer, es precisamente lo que
los aceptos de la Edad Media llamaba la materia primera de la gran obra. Los gnósticos
hacían ígneo el cuerpo del Espíritu Santo, ya él era a quien adoraban en los sitios
secretos del sabbat o del templo, bajo la jeroglífica figura del Baphomet o del macho
cabrío del Andrógino de Mendés. Todo esto quedará demostrado.
Tales son los secretos de la filosofía oculta; tal se nos aparece la magia en la historia,
veámosla, ahora, en los libros y en las obras, en las iniciaciones y en los ritos.
La clave de todas las alegorías mágicas se encuentra en las hojas que hemos señalado y
creemos son obra de Hermes. Alrededor de este libro, que se puede llamar la clave de la
bóveda de todo el edificio de las ciencias ocultas, vienen a establecerse numerosas
leyendas que son o la tradición parcial o el comentario sin cesar, renovado bajo mil
distintas formas. Algunas veces, esas ingeniosas fábulas se agrupan armoniosamente y
forman una gran epopeya que caracteriza una época, sin que la muchedumbre pueda
explicar cómo ni por qué. Así es como la fabulosa historia del Vellocino de Oro

_______________________________________________________________________________

Corre el vino a torrentes, dejando manchas semejantes a la sangre; comienza las
conversaciones y las caricias obscenas; toda la concurrencia está borracha de vino, de
lujuria y de canciones deshonestas. Todo el mundo se levanta en desorden y se forman
los corros infernales... Llegan entonces todos los monstruos de la leyenda, todos los
fantasmas de las pesadillas; sapos enormes tocan la flauta al revés, y soplan, apretando
las ancas con sus patas; escarabajos cojitrancos se mezclan en la danza; cangrejos hacen
sonar las castañuelas; cocodrilos hacen piruetas con sus escamas; llegan elefantes y
mamuts vestidos de Cupido y levantan las patas como si danzaran... Luego los corros se
deshacen y se dispersan... se apagan, perdiéndose el humo entre las sombras... Aquí,
allíy acullá se escuchan gritos, carcajadas, blasfemias y estertores... Vamos, despertaos,
y no hagáis el signo de la cruz. Yo os he transportado y estáis en vuestro lecho, os
encontráis un tanto fatigados, un poco si es, no es magullados, a causa del viaje y de la
mala noche; pero habéis visto una cosa de la que todo el mundo habla sin conocerla.
Estáis iniciados en terribles secretos como del antro de Trofonio. ¡Habéis asistido al
Sabbat! De desear es que no os volváis locos y que os mantengáis en un saludable
temor de la justicia y a una distancia respetuosa de la Iglesia y de sus hogueras.
¿Queréis ver ahora alguna cosa menos fantástica, más real, y verdaderamente terrible?
Pues os haré asistir al súplicio de Jacques de Molay y de sus cómplices, o de sus
hermanos en martirio... Pero, no os engañéis y no confundáis al culpable con el
inocente. ¿Hanadorado realmente los templarios ä Baphomet, o han dado un humilde
abrazo a la faz posterior del macho cabrío de Mendés? ¿Qué era, pues, esa asociación
secreta y poderosa que ha puesto en peligro a la Iglesia y al Estado y la cual
exterminaron sin oírla? No juzguéis nada a la ligera; son culpables de un gran crimen,
han dejado ver a los profanos el santuario de la antigua iniciación; han recogido para9
repartirlo entre sí, y hacerse los dueños del mundo, los frutos de la ciencia del bien y
del mal. El decreto que los condena se remonta más allá que el mismo tribunal del Papa
o de Felipe el Hermoso. «El día que comas de este fruto, morirás», había dicho el
mismo Dios, según vemos en el Génesis.
¿Qué ha ocurrido en el mundo y por qué los sacerdotes y los reyes han temblado? ¿Qué
poder secreto amenaza las tierras y las coronas? He ahí algunos locos que corren de país
en país y que ocultan, según dicen, la piedra filosofal, bajo sus harapos y su miseria

_________________________________________________________________________

Los ignorantes que han desviado el cristianismo de su camino, sustituyendo a la ciencia
por la fe, a la experiencia por el sueño, a la realidad por lo fantástico; los inquisidores
que, durante siglos y siglos declararon a la magia una guerra de exterminio, sólo
lograron cubrir de tinieblas los descubrimientos del espíritu humano, de tal modo, que
hoy marchamos tanteando para volver a encontrar la clave de los fenómenos de la118
naturaleza. Ahora bien, todos los fenómenos naturales dependen de una sola e
inmutable ley, representada por la piedra filosofal y, especialmente, por su forma
simbólica, que es el cubo. Esta ley, manifestada en la Cábala por el cuaternario, había
suministrado a los hebreos todos los misterios de su tetragrama divino. Puede, por tanto,
decirse, que la piedra filosofal es cuadrada en todos sentidos, como la Jerusalén celeste
de San Juan, y que en un lado llevan escrito el nombre de 

 y en otro el de Dios;
sobre una de sus faces, el de ADÁN, y sobre la otra el de EVA, y después los de AzoE
e Irmu, sobre los otros dos lados. A la cabeza de una traducción francesa de un libro del
Sr. de Nuisement, acerca de la sal filosófica, se ve el espíritu de la tierra de pie sobre un
cubo, que recorren lenguas de fuego; tiene por falo un cadúceo, y el sol y la luna sobre
el pecho, a la derecha y a la izquierda; es barbudo, está coronado y tiene un cetro en la
mano. Es el ázoe de los sabios sobre pedestal de sal y de azufre. Se coloca a veces a esta
imagen la cabeza simbólica del macho cabrío de Mendés; es el Baphomet de los
Templarios, el macho cabrío del sabbat y el verbo creado de los gnósticos; imágenes
extrañas que sirvieron de espantajos al vulgo, después de haber servido de meditaciones
a los sabios; jeroglíficos inocentes del pensamiento y de la fe, que también sirvieron de
pretexto a los furores de las persecuciones. ¡Cuán desdichados son lós hombres en su
ignorancia, pero cuánto se desprecian a sí mismos si llegan a conocerla!



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 

©2014 - Gabitos - All rights reserved