Un día como el de hoy, pero del año 1941, la Marina Imperial japonesa atacó Pearl Harbor (Hawai), causando 3.400 bajas con 2.300 muertes. Los buques de guerra anclados en el puerto fueron fácil blanco para los, aproximadamente, 360 aviones de guerra japoneses que participaron en el ataque. Hasta esa fecha, 2 años después del comienzo de la guerra en Europa, la ciudadanía americana y el Congreso se mostraban en contra del deseo de su Presidente Franklin Delano Roosevelt de participar en la guerra contra la Alemania nazi, la Italia fascista y el Japón imperial. Como consecuencia del ataque, en EEUU, las opiniones se unificaron, ya que esta agresión galvanizó al pueblo norteamericano y Roosevelt consiguió que al día siguiente, el Congreso aprobara la declaración de guerra contra Japón. Por otra parte, la falta de previsión de las autoridades militares ante un eventual ataque, provocó duras críticas en aquel momento. Algunos historiadores han sugerido que el Presidente de EEUU, tenía información sobre un inminente ataque japonés, mas no hizo nada por impedirlo. Roosevelt y los altos comandantes del Ejército, permitirían el sacrificio de la Flota en el Pacífico y de miles de soldados, ya que la decisión había sido tomada mucho antes de Pearl Harbor : la guerra contra las potencias del Eje era necesaria y un ataque, contra territorio americano, serviría para convencer de ello a la opinión pública.