Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL MUNDO CRISTIANO EN IMAGENES
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Bienvenidos 
 Presentate aqui 
 Chat de Bendiciòn 
 *-* Cumpleaños *-* 
 Pedidos de oraciòn 
 Dudas y preguntas aqui!! 
 FONDOS PARA COMPARTIR 
 PANEL PERSONAL DE GREISCRIS 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Hombres de la Biblia 
 Mujeres de la Biblia 
 Promesas de Dios 
 Ayuditas Biblicas 
 Perlitas Biblicas 
 Meditaciones Diarias 
 Sanidad Interior 
 Reflexiones 
 Respuestas a tu necesidad 
 Temas Biblicos 
 Estudios Biblicos 
 Guerra Espiritual 
 Estudio: Guerra Espiritual 
 Sectas, religiones y creencias 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Jovenes son el futuro 
 El noviazgo 
 Tu espacio Lider 
 Matrimonios 
 Tu lugar mujer 
 Espacio infantil 
 NO al aborto 
 Consuelo y ayuda 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 El Espirìtu Santo 
 Temas doctrinales 
 Nombres Biblicos y sus significados 
 Hechos de los Apostoles 
 El Apocalipsis 
 El tabernaculo 
 Libro de los Romanos 
 Bosquejos y Sermones 
 Enseñanzas de Jesùs 
 Parabolas 
 Fe poderosa 
 La vida de Jesùs 
 Crecimiento de la Iglesia 
 Proverbios 
 Los Salmos 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Eclesiastes 
 Los Pastores y sus deberes 
 ILustraciones Cristianas 
 ¿Que aprendistes en esta tu Iglesia? 
 Homilectica 
 PREDICAS EN VIDEO 
 Videos y peliculas Cristianas 
 Musica Cristiana 
 KARAOKE CRISTIANO 
 BENDICIONES CON POWER POINT 
 Alabanza y Adoraciòn 
 CARICATURAS CRISTIANAS 
 Gifs variados 
 ABC...COMPARTIMOS 
 AQUI...TODO DE NAVIDAD 
 NOMBRES ANIMADOS 
 TAGS DE IMAGENES PARA FIRMITAS 
 Tubes 
 Saluditos variados 
 TARJETAS CON VERSICULOS BIBLICOS 
 Material Psp 
 Material para fondos 
 Fondos de Escritorio 
 PROGRAMAS PARA DESCARGAR 
 Link de Bendiciòn 
 Hazlo tu mismo 
 Tutoriales.. PC... PSP 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Salud y Belleza 
 Cosina 
 MANUALIDADES 
 Comunidades Amigas 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Instinto Natural 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 
 
  Tools
 
Enseñanzas de Jesùs: EL CARÁCTER DEL CREYENTE...PARTE 1
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: greiscris  (Original message) Sent: 12/05/2010 01:15
ESTUDIO 2:
EL CARÁCTER DEL CREYENTE

Pasaje: Mateo 5:1-12.
OBJETIVOS DEL ESTUDIO

1. Conocer las características personales que deben manifestarse en los creyentes,
expresadas en las ocho bienaventuranzas.

2. Entender que el concepto espiritual difiere absolutamente del concepto general del
mundo sobre la verdadera felicidad.

3. Conocer el significado de cada una de las ocho condiciones para ser bienaventurado.

4. Contrastar esas demandas con la vida personal y actuar en consecuencia.

TAREAS

1. Dedicar tiempo a la oración antes y después del estudio, pidiendo la ayuda y
dirección del Señor sobre el mismo y su posterior aplicación.

2. Leer varias veces el pasaje que se estudia y, si es posible, en versiones distintas.

3. Sin ningún tipo de ayuda, estudiar el pasaje y anotar las conclusiones que se
alcancen en el estudio.

4. Volver a estudiarlo con ayuda de las notas y contrastar los resultados.

5. Responder a las preguntas de repaso.

INTRODUCCIÓN

Dentro de las "enseñanzas de Jesús" merecen atención especial las destinadas a la formación
de sus discípulos, y en ellas las comprendidas en lo que suele llamarse "El sermón del monte".
En esa enseñanza, el Señor hizo énfasis en las diferencias que hay entre el creyente nominal y el
verdadero. Este pertenece al "Reino de los cielos" y es hijo de Dios. Los otros, pretenden serlo,
pero son desconocidos en ese sentido por el Señor. Quien está en el reino -espiritualmente en
este tiempo- ha de manifestar las condiciones personales que acrediten esa realidad espiritual.
El Señor señala esas condiciones diciendo que además de manifestar la condición de los
creyentes como tales, son la razón de la felicidad íntima de cada uno de ellos. Todas las
condiciones para ser bienaventurado, son diametralmente opuestas al concepto de felicidad que
hay en el mundo. Nadie diría que es feliz la persona que llora, ni el que es pobre en espíritu y,
mucho menos, los que están sufriendo. Sin embargo la realidad de los tales es contraria al
pensamiento del mundo, porque esencialmente no son del mundo.

Los creyentes marcan una diferencia notoria con los religiosos en su intimidad espiritual. Los
religiosos de los tiempos de Cristo se esforzaban por un cumplimiento externo de la Ley y
aparentaban con sus vidas la aprobación de Dios sobre ellos. Todo su sistema religioso se hacía
para "ser vistos de las gentes". Los hombres consideraban sus actos y los tenían por piadosos.
Sin embargo, la verdadera piedad no consiste en apariencias externas, sino en realidades
internas, que conducen a una determinada manera de ver, entender y actuar en la vida. El
mensaje de Cristo en la proclamación del evangelio, conducía a las gentes a un arrepentimiento
que se manifestaba en frutos, esto es, en una conducta concreta como resultado y expresión de la
fe. Esos son los principios del "Reino de los cielos" o "Reino de Dios", que han de ser vistos
en los que son sus súbditos. En ese contexto deben entenderse las enseñanzas del "Sermón del
Monte". La justicia de los escribas y fariseos no era suficiente para entrar al reino (5:20). Jesús
enseña cuales son las características personales y el modo de vida de aquellos que han sido
justificados por fe y están en el reino.

I. INTRODUCCIÓN AL SERMÓN DEL MONTE (Mt. 5:1-2; Lc. 6:20-23).

1. El entorno del Sermón del Monte.

1.1. Retirándose de la multitud (Mt. 5:1).

1.1.1. "Viendo la multitud, subió el monte"

1.1.2. Las multitudes entorno a Cristo (4:25).

(1) Había pasado los primeros meses de ministerio recorriendo Galilea,
enseñando en las sinagogas (4:23).

(2) Durante ese tiempo sanó a muchos enfermos (4:23b).

(3) Su fama saltó las fronteras de Israel (4:24a).

(4) Las multitudes le buscaban trayendo a los necesitados a Él (4:24b).

a) Los que tenían dolencias, enfermedades mas leves.

b) Los enfermos más graves o crónicos.

c) Los endemoniados.

d) Los epilépticos, "lunáticos".

(5) Jesús sanó a todos los que le fueron traídos.

(6) El Maestro rodeado constantemente por multitudes (4:25).

a) Del Norte: Galilea.

b) De Decápolis: área de las diez ciudades al sur del Mar de Galilea.

c) De Jerusalén.

d) Del Sur: Judea.

e) De trasjordania: al éste del Jordán.

1.1.3. El Señor se retiró al monte para estar solo, para poder orar y para instruir
a sus discípulos.

1.2. El Maestro y los discípulos.

1.2.1. "Y sentándose vinieron a Él sus discípulos"

1.2.2. Tal vez el Señor estuvo solo en el monte y luego descendió a un lugar
llano en la montaña (Lc. 6:17).

(1) Estuvo solo orando toda la noche (Lc. 6:12).

(2) Escogió al grupo de los doce (Lc. 6:13).

(3) Descendió con ellos a un lugar llano, una meseta en el monte.

1.2.3. Una multitud se unió a Él y a sus discípulos (Lc. 6:17).

1.2.4. El Señor sentado adoptó el modo habitual de los maestros de su tiempo.

2. El Maestro enseñando (5:2).

2.1. La razón del sermón.

2.1.1. "Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo"

2.1.2. Los primeros destinatarios de la enseñanza eran los discípulos.

2.1.3. En segundo lugar la misma enseñanza era para las gentes.

3. Identidad del relato de Mateo y Lucas.

3.1. El detalle del sermón en el evangelio según Lucas (Lc. 6:17-49).

3.2. Aparente diferencias entre los dos relatos

3.2.1. El sermón de Mateo tuvo lugar en el monte, el de Lucas en el llano (Mt. 5:1; Lc.
6:17).

(1) La solución a la aparente diferencia está apuntada antes (ver notas en el
párrafo 1.2.2.).

(2) No hay discrepancia en esto entre los dos relatos.

3.2.2. El texto de Mateo es más extenso que el de Lucas.

(1) 107 versículos en Mateo y 30 versículos en Lucas.

(2) Hay diferentes materiales entre un texto y otro.

(3) Tampoco justifica que sean relatos distintos, puesto que cualquier narración
paralela presenta diferencias en detalles que están en una y faltan en otra.

3.3. Elementos de identidad entre ambos relatos.

3.3.1. Los dos comienza con las "bienaventuranzas" (Mt. 5:3-12; Lc. 6:20-23).

(1) Las bienaventuranzas comienzan y terminan de la misma forma (Mt. 5:3; Lc.
6:20; Mt. 5:10-12; Lc. 6:22-23).

3.3.2. La parábola de los dos cimientos es la misma forma de conclusión del sermón,
tanto en Mateo como en Lucas (Mt. 7:24-27; Lc. 6:47-49).

3.3.3. Otras coincidencias en los dos relatos.

(1) El amor a todos como regla de vida (Mt. 5:43-48; Lc. 6:27-28).

(2) La no resistencia (Mt. 5:38-42; Lc. 6:29-31).

(3) No juzgar (Mt. 7:1-5; Lc. 6:37).

(4) La ley de la recompensa (Mt. 7:2; Lc. 6:38).

(5) La ilustración de la viga y la paja en el ojo (Mt. 7:3; Lc. 6:41-42).

(6) La ilustración del árbol y del fruto (Mt. 7:16, 20; Lc. 6:43-44).

(7) La exhortación sobre una piedad aparente (Mt. 7:24-27; Lc. 6:46).

3.4. Los elementos comunes junto con la identidad del inicio y fin del sermón, sugieren que
es el mismo en dos relatos diferentes.

4. El sermón como unidad o recopilación.

4.1. Posición que apoya la recopilación.

4.1.1. El sermón sería la recopilación por Mateo y Lucas de dichos y enseñanzas de
Cristo, unidas unas a otras para darle forma de enseñanza continuada.

4.1.2. Mateo se caracteriza por agrupar enseñanzas del Señor, más en el orden lógico
que en el cronológico.

(1) Los milagros de los capítulos 8 y 9, aparecen en otros evangelios en diversas
ocasiones.

(2) Otro ejemplo son las siete parábolas del reino (Mt. 13).

4.1.3. Algunos sugieren que el "Sermón del Monte" es una unidad temática más que
histórica-temporal

4.1.4. Para la crítica liberal el "Sermón del Monte" es simplemente una colección
inconexa de sentencias de Jesús.

4.2. El "sermón" como una unidad.

4.2.1. Hay una progresión temática que es evidente en la lectura del mismo.

4.2.2. Las palabras del evangelista en la conclusión del sermón y en el relato
siguiente, parecen indicar claramente que Cristo pronunció todo aquel sermón de una
sola vez (cf. Mt. 7:28; 8:1).

4.2.3. Esto no quiere decir que los dos evangelistas nos entreguen la "ipsíssima
verba" de todo el sermón.

(1) Cristo habló en arameo y el texto entregado está en griego.

(2) Sin haber diferencias entre ambos en cuanto a contenido, la hay en cuanto a
expresiones.

4.2.4. El sermón puede subdividirse de acuerdo con el tema general.

4.2.5. Dice John Stott: "En cuanto a mí, prefiero la sugerencia que el profesor A. B.
Bruce hizo en su comentario de 1897. Él creía que el material contenido en Mateo
5-7 representa la instrucción ‘no de una sola hora o día, sino de un período de
retiro’. Conjeturaba que Jesús pudo haber tenido a sus discípulos con Él en el
monte para una especie de escuela bíblica de vacaciones. Por tanto, se refería a
estos capítulos no como ‘el Sermón de nuestro Señor en el Monte’ (una expresión
usada por primera vez por Agustín) sino como ‘la enseñanza en la Montaña’.
Además, el Sermón tal como está registrado en Mateo, hubiese durado solamente
alrededor de diez minutos, de modo que lo que probablemente nos ofrecen los
evangelistas son sus propios resúmenes condensados".

5. El tema del Sermón.

5.1. El Sermón está dispuesto de forma que las multitudes comprendan cual es el concepto
bíblico de justicia y ley.

5.2. Esa comprensión les llevaría a separarse de la justicia ritual y legalista de los
fariseos.

5.3. El texto clave para establecer el tema (5:20).

5.4. El Sermón desarrolla la ética del "reino de los Cielos".

5.5. Quienes entran al reino deben establecer su vida en base a las demandas del Sermón.

6. División del Sermón.

A) El carácter del creyente (5:3-12).

B) La influencia del creyente (5:13-16).

C) La conducta del creyente (5:17-48).

a) La ley (5:17-20).

b) La vida (5:21-22).

c) La reconciliación (5:23-26).

d) El adulterio (5:27-30).

e) El divorcio (5: 31-32).

f) Los juramentos (5:33-37).

g) La injusticia (5:38-42).

h) El amor (5:43-48).

D) La piedad del creyente (6:1-18).

a) La limosna (6:1-4).

b) La oración (6:5-15).

a1) El modo de orar (6:5-8).

b1) El ejemplo de oración (6:9-13).

c1) La disposición para la oración (6:14-15).

c) El ayuno (6:16-18).

E) La ambición del creyente (6:19-34).

a) El tesoro (6:19-24).

b) La ansiedad (6:24-25).

F) Las relaciones del creyente (7:1-20).

a) El juzgar a otros (7:1-5).

b) La prudencia (7:6).

c) La confianza en Dios (7:7-11).

d) El comportamiento (7:12).

G) La evidencia del creyente (7:13-27).

a) El camino (7:13-14).

b) La vigilancia (7:15-20).

c) La realidad (7:21-23).

d) La estabilidad (7:24-27).

H) La conclusión del sermón (7:28-29).

6. Modos de interpretación del Sermón.

6.1. Interpretación dispensacional enfática.

6.1.1. Entiende que el "Sermón del Monte" tiene que ver y se refiere al "reino de los
Cielos", por tanto al reino milenial futuro sobre la tierra.

6.1.2. Son normas que regirá el gobierno justo de Dios sobre el mundo.

6.1.3. Ese es el término usado por los profetas en la descripción del reino mesiánico
(Is. 11:4, 5; 32:1; Dn. 9:24).

6.1.4. Entienden que en ese sentido, el Sermón es pura ley, y en él la ofensa se
transfiere del acto externo al móvil que la produce (5:21, 22, 27, 28).

6.1.5. Por esas razones el Sermón no presenta una aplicación primaria, ni el
privilegio, ni el deber para la iglesia.

6.1.6. Bajo la ley del reino ninguno puede esperar perdón si primero no ha perdonado
(6:12, 14, 15).

6.1.7. El "Sermón del Monte" sólo tiene una aplicación para la iglesia.

6.2. Interpretación dispensacional moderada .

6.2.1. El Señor establece los principios del reino que han de servir de guía a los que
son Sus discípulos.

6.2.2. Los que le siguen deben tener la misma humildad, amor, capacidad de perdón,
obediencia y santidad de su Señor.

6.2.3. Tales principios no son operativos en los que no han sido regenerados
espiritualmente, porque son contrarios e imposibles para el hombre natural (Jn. 3:6).

6.2.4. Al "reino de los cielos" se accede por el nuevo nacimiento (Jn. 3:3 5).

6.2.5. El regenerado no busca santificarse por el cumplimiento de la Ley, pero tiene la
ley moral como expresión del deseo de Dios para su vida.

(1) De ese modo se utiliza la ley "legítimamente" (1 Ti. 1:8).

(2) Donde haya un creyente, en esta dispensación o en las venideras, los
principios del "Sermón del Monte" son el modo natural de su nueva vida.

6.2.6. El creyente es trasladado al "reino" y está en él, en su dimensión espiritual
presente (Col. 1:13).

(1) El reino está "dentro de vosotros" (Lc. 17:20, 21).

6.2.7. El "reino de los cielos" o "reino de Dios", tendrá expresiones futuras en el
reino mesiánico, donde regirán los principios del "Sermón del Monte", ya que a él
entrarán sólo quienes hayan sido salvos.

6.2.8. Todos los principios del "Sermón del Monte" se consideran en las epístolas y
son para la iglesia como cuerpo de salvos y regenerados.

(1) Las demandas santas de la Ley se cumplen en los que "andan conforme al
Espíritu " (Ro. 8:4).

(2) "Los principios que se exponen en este sermón sólo pueden encontrar su
aplicación práctica en las vidas de aquellos que desean andar como Él
anduvo".

6.2.9. Pablo exhorta a la obediencia, conformándose a las palabras del Señor
Jesucristo (1 Ti. 6:4).

(1) "Debemos recordar que, aunque seamos un pueblo escogido y nacido de
nuevo, tenemos responsabilidades durante nuestra vida en este mundo y éstas
están definidas en el precioso pasaje del Sermón del Monte, constituyéndose
en las más elevadas normas de conducta".

6.2.0. El cristiano no vive así para ser cristiano, pero vive así porque lo es.

6.3. Teología del pacto.

6.3.1. Limitan el sermón a la iglesia desconociendo cualquier otra relación con Israel
y el reino mesiánico en el futuro.

II. INTERPRETACIÓN.

A) El carácter del creyente (5:3-12).

1. La pobreza que satisface (5:3).

1.1. La primera condición para ser feliz.

1.1.1. "Bienaventurados los pobres en espíritu.

1.1.2. En las bienaventuranzas hay una secuencia natural o lógica.

(1) No fueron pronunciadas al azar.

1.1.3. "Bienaventurado" (gr. "makarios") equivale a "feliz", o "dichoso".

(1) Palabra usada para describir la condición de quienes son bendecidos por
Dios.

(2) La palabra se traduce como "dichosos" en otro lugar (Jn. 13:17).

(3) La felicidad del creyente no consiste sólo en conocer la verdad, sino también
en creerla y obedecerla.

(4) El que cree es verdaderamente feliz (Jn. 20:29).

(5) Dios es "bendito" o "bienaventurado" (1 Ti. 1:11).

(6) Su felicidad es comunicada a los que creen en Él.

1.1.4. La condición del creyente feliz: "pobre en espíritu" (gr. "hoi ptöchoi töi
pneumati").

(1) "Pobre" (gr. "ptöchoi") equivale a quien no tiene absolutamente nada.

a) Es la palabra usada para "mendigo", en el relato de Lázaro (Lc.
16:19-22).

b) Pobre en el Antiguo Testamento es el que no tiene nada y confía sólo en
Dios para liberación y provisión (Sal. 34:6).

(2) No son pobres "de" espíritu, que equivale a apocados o pusilánimes, sino
pobres "en" espíritu.

a) Son pobres "respecto" a sus espíritus.

(3) Pobre en espíritu es aquel que ha perdido toda confianza en su justicia y
descansa sólo en la de Dios.

(4) Es el que dejó su orgullo para clamar a Dios: "Se propicio a mí que soy un
pecador" (Lc. 18:13).

(5) Comprende su completa miseria y no esperan nada de sí mismos (Ro. 7:24).

(6) Confiesan su miseria y descansan sólo en la gracia de Dios.

1.1.5. El espíritu humillado, "pobreza en espíritu", es lo único que Dios acepta (Sal.
51:17).

1.1.6. La salvación se otorga sólo en esa condición (Sal. 34:18).

(1) El ejemplo en la parábola del publicano (Lc. 18:9-14).

(2) El profundo contraste con la arrogancia del fariseo que se consideraba mejor
que los demás hombres y que no alcanzó justificación (Lc. 18:14).

1.1.7. La condición para justificación se extiende a la santificación.

(1) La enseñanza de Pablo (Ro. 8:4-5).

1.1.8. El pobre en espíritu es aquel que experimenta la libertad del "yo" crucificado
(Gá. 2:20).

(1) Nada tiene que ver con la humildad fingida que es el mayor pecado de
orgullo.

(2) Es el que se considera a sí mismo insuficiente y descansa en la gracia
reconociendo que el poder viene del Señor (Fil. 4:13).

1.1.9. El pobre en espíritu tiene un corazón contrito que tiembla a la Palabra de Dios
(Is. 66:2).

1.2. La razón de la felicidad.

1.2.1 "Porque de ellos es el reino de los cielos"

o{ti aujtw``n ejstin hJ basileiva tw``n oujranw``n.

Pues de ellos es el reino de los cielos.

1.2.2. El pobre en espíritu porque clama a Dios y confía en Dios, está en el "reino de
os cielos".

1.2.3. Sólo de ese modo se accede al reino (Jn. 3:3, 5).

1.2.4. Los fariseos querían entrar al reino por su propia justicia, pero sólo podrán
hacerlo en la justicia suprema de Dios que se otorga por fe (Ro. 4:5).

(1) La advertencia solemne del Señor (5:20).

1.2.5. El que está en el reino goza de la compañía y bendiciones de Dios y nada la
falta (Sal. 23:1).

1.2.6. Es la bendición también para la iglesia (Ap. 2:9).

(1) El contraste con la que está llena de sí mismo (Ap. 3:16-17).

1.2.7. El pobre en espíritu goza del cuidado y comunión con Dios (Sof. 3:11, 12, 17).

1.2.8. Son felices porque todas las cosas les ayudan a bien (Ro. 8:28).

1.2.9. El reino es de ellos ahora, y después en los cielos (1 P. 1:4).

2. El consuelo en el llanto (5:4).

2.1. La segunda condición par ser feliz.

2.1.1. "Bienaventurados los que lloran"

(1) Literalmente "los afligidos".

2.1.2. Las lágrimas forman parte de la experiencia de vida del salvo.

(1) Jesús mismo lloró por el duelo de sus amigos (Jn. 11:35).

(2) El creyente llora en la soledad de su abandono buscando a Dios (Sal.
42:1-3).

(3) El creyente llora por la aflicción de sus hermanos (2 Ti. 1:3-4).

2.1.3. Que quiere decir esta afirmación de Jesús.

(1) El que llora es aquel que es afligido en su corazón en relación con su amor a
Dios, a Su obra y a Su pueblo.

(2) El que llora expresa su incapacidad total y su absoluta dependencia de Dios.

SIGUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE


First  Previous  Without answer  Next   Last  
Anuncios:

 

©2014 - Gabitos - All rights reserved