Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL MUNDO CRISTIANO EN IMAGENES
Happy Birthday Widalys !
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Bienvenidos 
 Presentate aqui 
 Chat de Bendiciòn 
 *-* Cumpleaños *-* 
 Pedidos de oraciòn 
 Dudas y preguntas aqui!! 
 FONDOS PARA COMPARTIR 
 PANEL PERSONAL DE GREISCRIS 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Hombres de la Biblia 
 Mujeres de la Biblia 
 Promesas de Dios 
 Ayuditas Biblicas 
 Perlitas Biblicas 
 Meditaciones Diarias 
 Sanidad Interior 
 Reflexiones 
 Respuestas a tu necesidad 
 Temas Biblicos 
 Estudios Biblicos 
 Guerra Espiritual 
 Estudio: Guerra Espiritual 
 Sectas, religiones y creencias 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Jovenes son el futuro 
 El noviazgo 
 Tu espacio Lider 
 Matrimonios 
 Tu lugar mujer 
 Espacio infantil 
 NO al aborto 
 Consuelo y ayuda 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 El Espirìtu Santo 
 Temas doctrinales 
 Nombres Biblicos y sus significados 
 Hechos de los Apostoles 
 El Apocalipsis 
 El tabernaculo 
 Libro de los Romanos 
 Bosquejos y Sermones 
 Enseñanzas de Jesùs 
 Parabolas 
 Fe poderosa 
 La vida de Jesùs 
 Crecimiento de la Iglesia 
 Proverbios 
 Los Salmos 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Eclesiastes 
 Los Pastores y sus deberes 
 ILustraciones Cristianas 
 ¿Que aprendistes en esta tu Iglesia? 
 Homilectica 
 PREDICAS EN VIDEO 
 Videos y peliculas Cristianas 
 Musica Cristiana 
 KARAOKE CRISTIANO 
 BENDICIONES CON POWER POINT 
 Alabanza y Adoraciòn 
 CARICATURAS CRISTIANAS 
 Gifs variados 
 ABC...COMPARTIMOS 
 AQUI...TODO DE NAVIDAD 
 NOMBRES ANIMADOS 
 TAGS DE IMAGENES PARA FIRMITAS 
 Tubes 
 Saluditos variados 
 TARJETAS CON VERSICULOS BIBLICOS 
 Material Psp 
 Material para fondos 
 Fondos de Escritorio 
 PROGRAMAS PARA DESCARGAR 
 Link de Bendiciòn 
 Hazlo tu mismo 
 Tutoriales.. PC... PSP 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Salud y Belleza 
 Cosina 
 MANUALIDADES 
 Comunidades Amigas 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 Instinto Natural 
 •°o.O––––••––––O.o°• 
 
 
  Tools
 
Estudios Biblicos: LOS DIEZMOS Y EL CRISTIANO
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: greiscris  (Original message) Sent: 10/05/2010 05:49
El asunto de los diezmos es uno que siempre ha traído algún tipo de conflicto ó dudas entre los creyentes. Son muchos los cristianos honestos y sinceros que andan confundidos porque unos dicen que sí se
debe de diezmar y otros que no se debe diezmar. Aunque son muchas las
opiniones, es la Biblia la que nos debe guiar a la verdad.

La Historia del Diezmo en Israel

La palabra 'diezmo' significa 'la décima parte'. El diezmo fue
incorporado en la ley de Moisés con el propósito de mantener la tribu
de Leví, los sacerdotes de la nación que servían en el templo y no
tenían tierra fija asignada a ellos. Esta tribu moraba en toda la
tierra como sacerdotes para Dios y no tenían ninguna otra forma de
mantenimiento económico ya que el trabajo de ellos era el de servir en
el altar. Esta tribu de sacerdotes existía aparte de los 'Sumos
Sacerdotes' que eran descendientes de Aarón. Así que el mantenimiento
de esta tribu y de todo el sacerdocio dependía de la contribución o
'diezmo' del resto del pueblo. Cuando el pueblo no diezmaba, o no lo
hacía correctamente, el sacerdocio y el servicio a Dios sufría las
consecuencias.

Los Israelitas debían por obligación y mandato diezmar de todo (los
animales, la cosecha, los granos, los frutos, etc.) y los levitas que
recibían el diezmo del pueblo debían también ofrendar a Dios 'el
diezmo' de todo lo recibido.

Números 18 (NVI)

Privilegios de los levitas

20 El Señor le dijo a Aarón: «Tú no tendrás herencia en el país, ni
recibirás ninguna porción de tierra, porque yo soy tu porción; yo soy
tu herencia entre los israelitas.21 »A los levitas les doy como
herencia, y en pago por su servicio en la *Tienda de reunión, todos los
diezmos de Israel. 22 Si los israelitas volvieran a cometer el pecado
de acercarse a la Tienda de reunión, morirían. 23 Por eso únicamente
los levitas servirán en la Tienda de reunión y cargarán con la culpa de
los israelitas. El siguiente es un estatuto perpetuo para todas las
generaciones venideras: Los levitas no recibirán herencia entre los
israelitas, 24 porque yo les he dado como herencia los diezmos que los
israelitas ofrecen al Señor como contribución. Por eso he decidido que
no tengan herencia entre los Israelitas.»

El diezmo de los diezmos

25 El Señor le ordenó a Moisés 26 que les dijera a los levitas: «Cuando
reciban de los israelitas los diezmos que les he dado a ustedes como
herencia, ofrézcanme, como contribución, el diezmo de esos diezmos. 27
La contribución que ustedes me presenten les será contada como si fuera
trigo de la era o mosto del lagar.

El diezmo era aparte de las ofrendas de libre voluntad, ofrendas
especiales, los votos ofrecidos. En su articulo "Financial
Faithfulness" (Fidelidad Financiera), J. Hampton Keathley III, menciona
que había dos o posiblemente tres tipos de diezmos asignados a la
nación de Israel:

(1) El primero era el diez por ciento de todas las posesiones (Lev.
27:30-33). Esto era entregado a los levitas para su uso en el
ministerio en el templo (Números 18:20-21).

(2) Un segundo diezmo era tomado de todo producto agrícola que quedara
después de que el primer diezmo era presentado. Este diezmo era para
las fiestas del Señor y los Sacrificios (Deuteronomio 12:17-18; 14:22).
"Este mandamiento era considerado por los interpretes judíos como un
segundo diezmo (ver Lev 27:30 y Num. 18:21 [para el primero; Además la
nota en Malaquías 3:8), el cual era traído al santuario central en
producto o en dinero. Aparentemente el que ofrecía el diezmo podía usar
parte de este diezmo para la fiesta en el santuario (vv. 26-27)."1

(3) Otro diezmo era tomado cada tres años para el beneficio de los
Levitas, extranjeros, huérfanos y viudas (Deut. 14:26-29). Este tercer
diezmo podía haber sido separado del segundo, aunque no estamos
seguros. De cualquier manera, cada familia judía era responsable de dar
no el diez por ciento, sino aproximadamente 19 por ciento.

El Nuevo Testamento

¿Existe mandamiento para diezmar en el Nuevo Testamento? No, no vemos
en el Nuevo Testamento instrucción u orden alguna para dar el diezmo a
la congregación o iglesia, ni a los pastores o líderes de la
congregación. Creemos que la razón por la cual no se indica en el Nuevo
Testamento a que se diezme, es porque Dios espera que los Cristianos,
no solo den parte de lo que poseen sino que se den en una entrega total
de todo lo que son, su vida, su tiempo, su familia y por supuesto sus
posesiones, lo cual incluye el dinero.

El diez por ciento es un buen principio para comenzar a dar. Si lo era en el Antiguo Testamento, ¿Porqué no en el Nuevo?

Ofrendas y Diezmos o Ofrendas vs. Diezmos

En el Nuevo Testamento no vemos que exista un modo de dar basado en
‘Diezmos y Ofrendas’. El método presentado a nosotros tiene que ver más
con dar voluntariamente, con alegría y gratitud de corazón de acuerdo a
como Dios nos haya prosperado o sea ‘Ofrendas vs. Diezmos’. El apóstol
Pablo presenta los principios del dar en la carta a los Corintios, y
aunque el tema principal en esta carta es una ofrenda especial para ser
compartida a una congregación en necesidad (la de Jerusalén), no
obstante, presenta muy buenos principios que pueden ser útiles para
todos los Cristianos.

2 Corintios 8 (NVI)

7 Pero ustedes, así como sobresalen en todo --en fe, en palabras, en
conocimiento, en dedicación y en su amor hacia nosotros--, procuren
también sobresalir en esta gracia de dar. 8 No es que esté dándoles
órdenes, sino que quiero probar la sinceridad de su amor en comparación
con la dedicación de los demás.

12 Porque si uno lo hace de buena voluntad, lo que da es bien recibido
según lo que tiene, y no según lo que no tiene. 13 No se trata de que
otros encuentren alivio mientras que ustedes sufren escasez; es más
bien cuestión de igualdad. 14 En las circunstancias actuales la
abundancia de ustedes suplirá lo que ellos necesitan, para que a su vez
la abundancia de ellos supla lo que ustedes necesitan. Así habrá
igualdad, 15 como está escrito: "Ni tuvo demasiado el que recogió mucho
ni le faltó al que recogió poco."*

La manera en que una persona da ofrendas para el Señor, es un reflejo
de su condición espiritual. Aquellos que dan pobremente, demuestran
tener poca fe y confianza en Dios quien es el que provee al creyente
todo lo que les falta.

2 Corintios 9 (NVI)

1 No hace falta que les escriba acerca de esta ayuda para los santos, 2
porque conozco la buena disposición que ustedes tienen. Esto lo he
comentado con orgullo entre los macedonios, diciéndoles que desde el
año pasado ustedes los de Acaya estaban preparados para dar. El
entusiasmo de ustedes ha servido de estímulo a la mayoría de ellos

5 Así que me pareció necesario rogar a estos hermanos que se
adelantaran a visitarlos y completaran los preparativos para esa
generosa colecta que ustedes habían prometido. Entonces estará lista
como una ofrenda generosa,* y no como una tacañería. 6 Recuerden esto:
El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en
abundancia, en abundancia cosechará.* 7 Cada uno debe dar según lo que
haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque
Dios ama al que da con alegría. 8 Y Dios puede hacer que toda gracia
abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia,
tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes. 9 Como
está escrito: "Esparció y dio a los pobres; su justicia permanece para
siempre."* 10 El que le suple semilla al que siembra también le suplirá
pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan
una abundante cosecha de justicia. 11 Ustedes serán enriquecidos en
todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que
por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de
gracias a Dios. 12 Esta ayuda que es un servicio sagrado no sólo suple
las necesidades de los santos sino que también redunda en abundantes
acciones de gracias a Dios. 13 En efecto, al recibir esta demostración
de servicio, ellos alabarán a Dios por la obediencia con que ustedes
acompañan la confesión del evangelio de Cristo, y por su generosa
solidaridad con ellos y con todos. 14 Además, en las oraciones de ellos
por ustedes, expresarán el afecto que les tienen por la sobreabundante
gracia que ustedes han recibido de Dios. 15 ¡Gracias a Dios por su don
inefable!

El Diezmo era una obligación que fue impuesta al pueblo. Las ofrendas
siempre han sido voluntarias pero esperadas. El ofrendar no es asunto
no de obligación sino de fe, gratitud y reconocimiento de la grandeza
de Dios. Cuando la Biblia menciona el diezmo por primera vez, no lo
hace en referencia a la ley y al pueblo de Israel sino en referencia a
Abraham, mucho antes de que el pueblo de Israel se formara como nación
y que la Moisés recibiera la ley en el Monte Sinaí.

Abraham el padre de la fe y de los creyentes (Romanos 4) fue el primer
ejemplo bíblico de un diezmador que dio su diezmo no a otro sino a
Cristo mismo en la persona de Melquisedec...

Génesis 14

18 Entonces Melquisedec, rey de Salem, sacó pan y vino; el cual era
sacerdote del Dios alto; 19 Y bendíjole, y dijo: Bendito sea Abram del
Dios alto, poseedor de los cielos y de la tierra; 20 Y bendito sea el
Dios alto, que entregó tus enemigos en tu mano. Y dióle Abram los
diezmos de todo.

Hebreos 7

1 PORQUE este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo,
el cual salió á recibir á Abraham que volvía de la derrota de los
reyes, y le bendijo, 2 Al cual asimismo dió Abraham los diezmos de
todo, primeramente él se interpreta Rey de justicia; y luego también
Rey de Salem, que es, Rey de paz; 3 Sin padre, sin madre, sin linaje;
que ni tiene principio de días, ni fin de vida, mas hecho semejante al
Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre. 4 Mirad pues cuán
grande fué éste, al cual aun Abraham el patriarca dió diezmos de los
despojos. 5 Y ciertamente los que de los hijos de Leví toman el
sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la
ley, es á saber, de sus hermanos aunque también hayan salido de los
lomos de Abraham. 6 Mas aquél cuya genealogía no es contada de ellos,
tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas. 7 Y
sin contradicción alguna, lo que es menos es bendecido de lo que es
más. 8 Y aquí ciertamente los hombres mortales toman los diezmos: mas
allí, aquel del cual está dado testimonio que vive. 9 Y, por decirlo
así, en Abraham fué diezmado también Leví, que recibe los diezmos; 10
Porque aun estaba en los lomos de su padre cuando Melchîsedec le salió
al encuentro. 11 Si pues la perfección era por el sacerdocio Levítico
(porque debajo de él recibió el pueblo la ley) ¿qué necesidad había aún
de que se levantase otro sacerdote según el orden de Melchîsedec, y que
no fuese llamado según el orden de Aarón? 12 Pues mudado el sacerdocio,
necesario es que se haga también mudanza de la ley. 13 Porque aquel del
cual esto se dice, de otra tribu es, de la cual nadie asistió al altar.
14 Porque notorio es que el Señor nuestro nació de la tribu de Judá,
sobre cuya tribu nada habló Moisés tocante al sacerdocio. 15 Y aun más
manifiesto es, si á semejanza de Melchîsedec se levanta otro sacerdote,
16 El cual no es hecho conforme á la ley del mandamiento carnal, sino
según la virtud de vida indisoluble; 17 Pues se da testimonio de él: Tú
eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melchîsedec. 18 El
mandamiento precedente, cierto se abroga por su flaqueza é inutilidad;
19 Porque nada perfeccionó la ley; mas hízolo la introducción de mejor
esperanza, por la cual nos acercamos á Dios. 20 Y por cuanto no fué sin
juramento, 21 (Porque los otros cierto sin juramento fueron hechos
sacerdotes; mas éste, con juramento por el que le dijo: Juró el Señor,
y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote eternamente Según el orden de
Melchîsedec:) 22 Tanto de mejor testamento es hecho fiador Jesús. 23 Y
los otros cierto fueron muchos sacerdotes, en cuanto por la muerte no
podían permanecer. 24 Mas éste, por cuanto permanece para siempre,
tiene un sacerdocio inmutable: 25 Por lo cual puede también salvar
eternamente á los que por él se allegan á Dios, viviendo siempre para
interceder por ellos. 26 Porque tal pontífice nos convenía: santo,
inocente, limpio, apartado de los pecadores, y hecho más sublime de los
cielos; 27 Que no tiene necesidad cada día, como los otros sacerdotes,
de ofrecer primero sacrificios por sus pecados, y luego por los del
pueblo: porque esto lo hizo una sola vez, ofreciéndose á sí mismo. 28
Porque la ley constituye sacerdotes á hombres flacos; mas la palabra
del juramento, después de la ley, constituye al Hijo, hecho perfecto
para siempre.

Consideramos que los verdaderos creyentes deben de dar 'el todo de
todo' , sus fuerzas, sus ganancias, y su tiempo para aquel quien ha
sido hecho sumo sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec,
a Cristo por medio de su Iglesia (su cuerpo).

Diezmos y la Iglesia del Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento no habla absolutamente nada de recolección de
diezmos en la iglesia. La razón por la cual muchos pastores 'demandan'
el diezmo es simple, para levantar fondos. Parece que si no se
'demanda' las personas simplemente 'no dan' o dan muy poco. Hemos
escuchado de algunos líderes que hoy día han ido al extremo de
'demandar' a sus feligreses tres tipos de dádivas monerarias: (1)
primicias, el primer cheque del año completo debe ser dado a la iglesia
(2) diezmos, la décima parte del resto de las ganancias del año, y (3)
Ofrendas, cuando estas son pedidas para cualquier necesidad o asunto
que se presente a la discresión de los líderes.

Los diezmos en el Antiguo Testamento tenían como propósito alimentar
los sacerdotes y levitas pero no es así del todo en en Nuevo
Testamento. Es cierto que las congregaciones necesitan fondos para
funcionar. La obra de Dios se mueve con el dinero que dan los
feligreses. Se necesita dinero para pagar por local de reunión, el
agua, la luz, teléfonos, imprenta, difusión, etc. La obra misionera, el
ministerio de benevolencias, y aun el trabajo del pastor requiere de
fondos monetarios para que puedan ser llevados a cabo. La Iglesia
primitiva reconoció esta verdad y practicaban el dar de una forma muy
espontánea y liberal:

Hechos 4:32

Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y
ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían
todas las cosas en común.

Dar es un asunto de fe, cuando los creyentes dan de todo corazón, sin
opresión, no por necesidad o compulsivamente, no por obligación
demuestran que VERDADERAMENTE son hijos de Abraham por medio de la fe.
Las ofrendas y/ o diezmos no son ni deben ser nunca medios para comprar
posición ni favor dentro de la Iglesia. Es cierto que las ofrendas son
una manera de conocer la espiritualidad de los cristianos pero no por
el simple hecho de que alguien dé sus ofrendas, le gana un lugar de
mérito en la congregación. La iglesia no es una empresa pública con
acciones en la bolsa, donde el mas que diezma más poder obtiene. Las
bendiciones del ofrendar deben ser esperadas de parte de Dios de la
manera que El quiera y no por posiciones y/ o poder eclesiástico.

Muchos utilizan Malaquías 3 para demostrar que los creyentes que no
diezman están bajo maldición pero esto no es cierto. Las maldiciones de
la ley eran a consecuencia de desobedecer lo que Dios había demandado y
estipulado. A los creyentes no se le demanda, sino que como el apóstol
Pablo dice:

2 Corintios 8

7 Pero ustedes, así como sobresalen en todo --en fe, en palabras, en
conocimiento, en dedicación y en su amor hacia nosotros*--, procuren
también sobresalir en esta gracia de dar. 8 No es que esté dándoles
órdenes, sino que quiero probar la sinceridad de su amor en comparación
con la dedicación de los demás.

Las amenazas de la ley no afectan al creyente porque no estamos bajo
maldición sino que 'en Cristo' hemos sido bendecidos con TODA bendición
espiritual.

Gálatas 3

13 Cristo nos rescató de la maldición de la ley al hacerse maldición
por nosotros, pues está escrito: "Maldito todo el que es colgado de un
madero." 14 Así sucedió, para que, por medio de Cristo Jesús, la
bendición prometida a Abraham llegara a las naciones, y para que por la
fe recibiéramos el Espíritu según la promesa.

El creyente no da para librarse de maldición, sino porque ha sido
libertado de la maldición. El Cristiano da los diezmos (u ofrendas)
como agradecimiento a Dios por haberle librado de maldición, y
reconociendo que al hacerlo con gozo y felicidad en el corazón el
creyente recibe el fruto de lo que siembra. Si alguno siembra para el
espíritu (las cosas de Dios) del espíritu cosechará bendiciones.

La Ofrenda, una forma de Adoración

En realidad el 'ofrendar' es una forma de adoración. Los crisitanos no
solamente adoran a Dios cuando dicen 'aleluya' y 'gloria Dios' sino que
adoran también cuando traen su ofrenda al altar. Dios se agrada de
nuestra ofrenda de acuerdo a la medida y disposición que nosotros lo
hacemos. No es la cantidad (en comparación a otros) lo que importa sino
la cantidad y la calidad en comparación a nosotros mismos. La ofrenda
de la viuda fue solamente dos blancas pero ante Dios fue mucho más que
todos los demás que dieron mayor cantidad que ella porque era todo lo
que tenía:

Marcos 12:41-43

41 Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el
pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. 42 Y
vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. 43
Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que
esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; 44
porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza
echó todo lo que tenía, todo su sustento.

El Apóstol Pablo nos dice que el dar 'ofrenda' es una gracia (2
Corintios 8:7), es un privilegio (2 Corintios 8:4), especialmente
cuando se trata de ayudar a otros menos afortunados. La gracia del
ofredar debe ser por lo tanto abundante (2 Corintios 8:7). Es por lo
tanto importante que la 'ofrenda' sea dada con un corazón limpio para
que también sea aceptada por Dios:

Mateo 5

23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que
tu hermano tiene algo contra ti, 24 deja allí tu ofrenda delante del
altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y
presenta tu ofrenda.

Dios bendice al dador alegre y aunque decimos como Pablo que no se
tiene que dar de lo que no se tiene sino de lo que se tiene, recordamos
que todos podamos dar aunque sea un poco. Recuerdo las palabras que oí
de un ministro amigo mío quien dijo que "algunos no tienen para dar
porque no dan para tener". ¡Y eso puede ser muy cierto!

La Recompensa Financiera de los Obreros

El creyente que da libre y voluntariamente a Cristo quien está
representado por aquellos que predican el evangelio ya sea en iglesias
o ministerios, demuestra que está haciendo su tesoro en los cielos y no
en la tierra, que tiene su mirada puesta en las cosas de arriba y no en
lo terrenal. Aquellos que trabajan en la obra del Señor tienen derecho
a recibir el fruto de su trabajo para su 'sustento', mas no para su
'enriquecimiento'; hay una gran diferencia.

Sobre este punto existe cierta continuidad entre el Antiguo y Nuevo
Testamento. Aunque en el Nuevo Testamento no existe una clase especial
de sacerdotes como la había en el Antiguo Testamento (ahora todos los
creyentes son sacerdotes para Dios), a semejanza del Antiguo Testamento
el ministro/ líder espiritual puede y tiene derecho a recibir
compensación por su trabajo si opta por ello. Si el ministro está
dedicado a la obra a tiempo completo no está mal que se le remunere por
su trabajo. El ministro no debe enriquecerse ni vivir lujosamente a
espensas de aquellos que dan sus ofrendas a la iglesia, pero no peca si
recibe compensación por el trabajo que hace y el que recibe instrucción
debe de reconocer la obra del que le instruye...

Gálatas 6

5 Que cada uno cargue con su propia responsabilidad.6 El que recibe
instrucción en la palabra de Dios, comparta todo lo bueno con quien le
enseña. 7 No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo
que siembra.

1 Corintios 9 (NVI)

7 ¿Qué soldado presta servicio militar pagándose sus propios gastos?
¿Qué agricultor planta un viñedo y no come de sus uvas? ¿Qué pastor
cuida un rebaño y no toma de la leche que ordeña? 8 No piensen que digo
esto solamente desde un punto de vista humano. ¿No lo dice también la
ley?9 Porque en la ley de Moisés está escrito: "No le pongas bozal al
buey cuando trilla."* ¿Acaso se preocupa Dios por los bueyes, 10 o lo
dice más bien por nosotros? Por supuesto que lo dice por nosotros,
porque cuando el labrador ara y el segador trilla, deben hacerlo con la
esperanza de participar de la cosecha. 11 Si hemos sembrado semilla
espiritual entre ustedes, ¿será mucho pedir que cosechemos de ustedes
lo material?* 12 Si otros tienen derecho a este sustento de parte de
ustedes, ¿no lo tendremos aún más nosotros? Sin embargo, no ejercimos
este derecho, sino que lo soportamos todo con tal de no crear obstáculo
al evangelio de Cristo.

I Timoteo 5

17 Los ancianos que dirigen bien los asuntos de la iglesia son dignos
de doble honor, especialmente los que dedican sus esfuerzos a la
predicación y a la enseñanza. 18 Pues la Escritura dice: "No le pongas
bozal al buey que trilla", y "El trabajador merece que se le pague su
salario".

El Nuevo Testamento habla del traer los frutos de nuestra prosperidad
con referencia a los que son de la fe y no están bajo la ley. La
ofrenda que dió Abraham nuestro padre, 400 años antes de la ley de
Moisés fue el diez por ciento de todo lo que nos da indicio de que esta
medida es un buen comienzo para todo creyente.

Romanos 12

6 Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el
don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe;*
7 si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar,
que enseñe; 8 si es el de animar a otros, que los anime; si es el de
socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de
dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo
haga con alegría. 9 El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal;
aférrense al bien.

2 Corintios 9 (RVA)

6 Esto empero digo: El que siembra escasamente, también segará
escasamente; y el que siembra en bendiciones, en bendiciones también
segará. 7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ó
por necesidad; porque Dios ama el dador alegre. 8 Y poderoso es Dios
para hacer que abunde en vosotros toda gracia; á fin de que, teniendo
siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena
obra.

El Cristiano de hoy debe estar alerta y al tanto de lo que ocurre
dentro de la congregación donde asiste y lo que hacen sus líderes. El
simple hecho de que un edificio tenga el nombre de "iglesia" al frente
no significa que lo sea verdaderamente. Hay algunos hombres (y mujeres)
que montan un negocio familiar o personal y le ponen al frente un
rotulo de "iglesia" pero en realidad no lo son sino que han hecho del
nombre de Cristo una fuente de ganancia.

1 Timoteo 6:5

...hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que
toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.

Por tal razón, Pablo aconseja a Timoteo que busque la ganancia
espiritual de una vida piadosa llena de contentemiento sea en mucho o
en poco pero que no busque enriquecerse de las ovejas

1 Timoteo 6:5-14

Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque
nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así
que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9 Porque
los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas
codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y
perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el
cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados
de muchos dolores. 11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y
sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la
mansedumbre. 12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida
eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena
profesión delante de muchos testigos. 13 Te mando delante de Dios, que
da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la
buena profesión delante de Poncio Pilato, 14 que guardes el mandamiento
sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor
Jesucristo.

Tristemente hoy día hay muchos ministros asalariados que viven como
ricos y millonarios con lo obtenido de los feligreses. Manejan carros
lujosos, tienen mansiones y posesiones extremas las cuales han
conseguido por medio de las dádivas de sus seguidores a quienes han
prometido 'bendiciones' por dar a ellos su dinero. Otros han
establecido negocios gracias a la "posición" y "unción" que han
alcanzado dentro del "ministerio". Tienen negocios "cristianos" de todo
tipo, desde venta de libros, de música, de videos (DVDs), de
espectáculos, de conferencias, etc. para lucro personal y no beneficio
de la obra de Dios. Otros construyen edificios como monumentos a sí
mismos que son vistos por sus seguidores como la 'marca' de su logro y
su espiritualidad.

Es cierto, hay gente que le 'venden' a sus seguidores un mensaje
"poderoso" y "bíblico" lleno de 'ofertas y promesas' a cambio de las
ofrendas, de los diezmos o de las primicias. Estas son gentes que han
hecho un gran arte de 'mercaderes' vendiendo palabras fingidas y
lágrimas actuadas con el fin de obtener 'dinero':

2 Pedro 2

1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre
vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías
destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre
sí mismos destrucción repentina. 2 Y muchos seguirán sus disoluciones,
por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3 y por
avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los
tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no
se duerme.

Esto sin embargo no debe ser visto como un obstáculo para ayudar
aquellos quienes hacen una obra fiel y dan su vida por las almas y por
la causa del evangelio.

Práctica del Dar

Al ser una forma de adoración, y tanto un privilegio como deber de cada
creyente capaz de hacero, el dar ofrendas debe ser parte continua del
servicio y mayordomía Cristiana. El Apóstol Pablo estableció una norma
a seguir, que las ofrendas sean dadas 'una vez a la semana', el primer
día o domingo. En vez de dar un dolar en cada culto o reunión, es mejor
que cada persona traiga el primer día de la semana su ofrenda a la
iglesia.

1 Corintios 16:2

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo,
según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se
recojan entonces ofrendas.

De esta manera se hace la vida mucho más fácil tanto para los que dan
como para los que recogen. Normalmente las personas cobran semanalmente
o de cada dos semanas el Jueves o Viernes, por eso cuando llegue el día
doming, el día de reunión de los santos pueden tener algo separado
según Dios les ha prosperado para dar al beneficio de la obra.

Conclusión

Finalmente podemos concluir lo siguiente, decir que el creyente no está
bajo la ley de Moisés es totalmente cierto. Decir que no se debe dar
ofrendas (ó diezmos) no es totalmente cierto, pues Abraham no estaba
bajo la ley de Moisés cuando dio los diezmos a Melquisedec (tipo de
Cristo) y la iglesia es el cuerpo de Cristo. Así que cuando se da a la
Iglesia, se está dando a Cristo, su cabeza, tal como lo hizo Abraham.
Los Cristianos de la iglesia primitiva nos dan un buen ejemplo en
cuanto al dar a la obra abnegadamente y sin reservas, tal cosa indica
el agradecimiento que tiene el creyente hacia Dios y el deseo que tiene
de que la obra continúe adelante.

En cuanto a establecer que la cantidad mínima es el diez por ciento
podría ser cierto basado en el principio que encontramos en Abraham, el
Padre de la fe. La ofrenda especial (aparte de los diezmos) que puede
ser usada para necesidades especiales como en el caso de 2 Corintios 8,
debe ser de acuerdo a lo que ha sido propuesto en el corazón de cada
uno. Sin embardo, si alguno encuentra muy difícil dar el diez por
ciento, puede comenzar con menos, pero debe ofrendar.

El Cristiano no debe autolimitarse a una cantidad máxima limitada al
diez por ciento, puede ser más; repetimos, "cada cual debe dar según
propone en su corazón" pero no demasiado poco que no le sienta
sacrificio, y tampoco demasiado mucho que sufra necesidad. El ofrendar
diezmos para la nación de Israel (bajo el Antiguo Pacto) fue
obligatorio, para los cristianos (bajo el Nuevo Pacto) es voluntario
pero esperado. Dios espera que lo hagamos con alegría. Dios bendice al
dador alegre. Otro punto importante y que no debemos pasar por algo es
que el dar no solo se refiere al dinero sino a todo lo que somos.
Debemos dar primero que nada todo nuestro corazón a Dios y a su obra
que es la iglesia, de eso depende si también damos nuestro tiempo,
fuerzas y dinero. Amen!
...




First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: Lolis Navarrete Sent: 25/02/2013 02:44
 PROVERBIOS39-10_zpse10ba1c2.gif

Anuncios:

 

©2014 - Gabitos - All rights reserved