Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EVOLUCIÓN DEL CONOCIMIENTO
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 REGLAMENTO DE 2° "A" 
 MENSAJES URGENTES 
 PLANEACIONES DE 3° "B" 
 LA VIDA ES SUEÑO 
 30 DE ENERO DÍA DE LA PAZ 
 TAREAS DE FIN DE SEMANA 
 REFLEXIONES 
 JUEGOS 
 PANEL GENERAL 
 FIRMAS 
 PORTADAS 
 DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE 
 CALAVERITAS LITERARIAS 
 TAREAS DEL BLOQUE 1 
 !!!VIVA MÉXICO!!! 
 CANCIONES Y VIDEOS 
 CURSO DE COMPETENCIAS SOCIALES 
 ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE 
 EL TRIUNFO DE LOS MEDIOCRES 
 8 De Marzo Feliz Día De La Mujer 
 RECETARIO 
 PARABOLAS 
 PARABOLAS Y TEXTOS 
 MATEMÁTICAS 
 RAZONAMIENTO MATEMÁTICO 
 MATE LOGICA 
 problemas matemáticos 
 FRACCIONES 
 LECTURAS PARA SEGUNDO 
 INGLES EN LINEA 
 HOJAS DE MI ÁRBOL 
 LECTURAS INTERACTIVAS 
 RECURSOS VIRTUALES 
 GENERADOR DE PERIÓDICO 
 MINI PORTAL 
 INGLES INTERACTIVO 
 
 
  Tools
 
LECTURAS Y ANALISIS: UN MILLÓN DE SAPOS
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: MISS YENI  (Original message) Sent: 18/07/2014 16:12

Un millón de sapos

Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad.  Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder.  La mayoría de nuestras preocupaciones se deben a la falta de confianza en Dios.

Un hacendado fue a la ciudad y le preguntó al dueño de un restaurante si podía utilizar un millón de piernas de sapos.  El dueño del restaurante quedó asustado y quiso saber dónde pretendía el hacendado conseguir tantas piernas de sapos.  El hacendado le respondió: Cerca de mi casa hay un pequeño lago que está invadido e infestado de esos bichos.  Son millares y hacen un barullo infernal, croando toda la noche.  ¡Me estoy volviendo loco!

Quedó decidido, entonces, que el hombre le traería quinientos sapos por semana, durante algún tiempo.  En la primera semana, el hacendado volvió al restaurante un poco avergonzado, pues traía en sus manos dos sapos.  El comerciante le preguntó: ¿Dónde está mi pedido?

El hombre respondió:  Yo estaba totalmente engañado.  ¡Había solo estos dos pequeños sapos en el lago!  Ellos solos son los que hacían todo el barullo.

La próxima vez que alguien te critique o se ría de ti, acuérdate de que no son miles de sapos los que hacen todo el barullo, sino apenas dos sapitos.  Mientras dos critican y ríen, cientos te apoyan y animan.

Acuérdate de que las angustias y los problemas parecen mayores en la oscuridad.  Hay una posibilidad muy grande de que, cuando llegue mañana y lo pienses mejor, el problema habrá disminuido su importancia o habrá desaparecido, quedando en su lugar un asunto de fácil solución.

Lo mejor es dejar las preocupaciones en las manos de Dios.  Ten hoy un día feliz, sabiendo que Dios está en el control de tu vida.



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved