Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

AiresdeLevante
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 Portada original 
 General 
 POEMAS 
 ENLACES 
 CUMPLES 
 RADIO 
 EL MEU POBLE 
 WoldGroups 
 G I F F S 
 Estamos también en Facebook 
 Parlem de tot 
 Aragoneses al habla 
 Radio me la sudas 
 CHAT FACEBOOK 
 Paridetes intel.lectuals 
 RECETARIO 
 Configuración de móviles para Gabito 
 
 
  Tools
 
POEMAS: Los pétalos de mi rosa (Segunda parte)
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: JsalgueroD  (Original message) Sent: 25/06/2011 07:44
Los pétalos de mi rosa




A lo largo de los días,
no dejo de pensar
en el aroma,
de los pétalos de mi rosa.


Y a veces intuyo,
que estoy a punto
de enloquecer,
de tanto imaginar,
los arrumacos de sus besos.






Me duele tanto




Me duele tanto
no decirte adiós
cuando me marcho.

Porque se huye de lo malo
y nunca jamás de lo bueno.

Buscándote incansablemente,
cada vez que te ausentas,
haciendo temblar a la tierra.





Letra pequeña




Cuando me hablas,
y permanezco ausente,
--te irritas tanto--,
que me dices con firmeza:


*Despierta ante la llamada,
de la luz de mis ojos,
de la letra pequeña de mi voz,
y de los quejidos de mi alma.

Porque debes estar atento,
guardián de mis sueños.

Para no ser sancionado,
por la flor de mis pétalos*.






Pautas




Deseo sirena de mis mares,
que marques las pautas,
para caminar,
cogido a tus enaguas.


Si lo haces,
no digas nada que no sientas,
para que no se apaguen
los rescoldos,
de mi difuminada luz,
que aún permanecen en ascuas.






Mezclar alientos




No podría mezclar alientos,
en vaho extraño,
de escarchas forasteras.


Porque me daría punzadas
la conciencia,
al perderme en las tinieblas.







Pluma estilográfica




Cuando me regalaste,
la pluma estilográfica,
con tinta roja en sus cepas.



Escribí en las páginas
de mi diario,
las emociones brotadas,
en la efervescencia
de tus sábanas.


Siendo el gemir,
oro puro esmaltado,
y no un falso dorado.





Tatuaje




El poder,
que tiene nuestra pasión,
es profundo.


Y al palparlo deleitosamente,
nos sentimos volar sin alas.


Permaneciendo,
eternamente,
unidos.







Agua de lluvia




Secretos de amores queridos,
y pasiones fogosas vividas.


Ya no sueño con el paraíso,
al haberlo encontrado contigo.


Voz con rostro del pasado,
que avalan los ecos labrados.


Estrella de noches blancas,
que con su luz me guían
sin trabas.


Agua fina de lluvia,
que a borbotones me sacia.






Eres




Eres los brazos de mis noches,
y la alborada de mis días.


Nieve derretida en mi alcoba,
enjambre de mis azucenas.


Flor de miradas hermosas,
tallo sin espinas en tus versos.


Libro sin letra pequeña,
lapicero de bellos recuerdos.


Tintero rebosando afecto,
y papel vestido de blanco.






Violetas y nardos




¡Quién!, es el hombre,
que conseguirá anidar,
en la hermosura de tus fuegos.

Muralla infranqueable,
oasis de flor turquesa,
y albercas encharcadas.

¡Quién!, es el hombre,
que fertilizará tus surcos,
edén de sonrisas y lágrimas.

Orgullo de lo sublimen,
locura esplendorosa en sueños,
y perfumen de violetas
y nardos.

¡Quién!, es el hombre,
¡quién!





Gajos de espigas




Entre los gajos de las espigas,
las alas de los pétalos
de mi rosa,
cubiertas de encajes de seda.


Fluyen como cascadas,
sin derramar grano alguno
en la arena mojada.







Mar, fuego y viento





Perla de diamantes,
rubí de largos turbantes.


Diadema de bosques salados,
cejas de cutis dorados.

Mujer con ventanales abiertos,
que al caminar
suspiros despierta.

Pradera con sus azucenas,
calándome su mar,
su fuego
y sus vientos.





Jazmines y lirios




Perfumen de jazmines y lirios,
gloria de alhelíes y sándalos.


Fragancia de hierbabuena
y albahaca,
incienso de almizcles y nardos.


Vergel de hiedras y geranios,
ramaje hilvanado sus tallos.


Firmamento nuestro creado,
donde tú y yo, nos amamos.






Astillas




No fue un verso,
ni tampoco un poema.
Sino las astillas vanidosas,
de malignos comentarios.

Las que te insinuaron,
nada más surcar los ríos.
Que no remaras a mi lado,
al ser alfileres opuestos.

Pero al hacer caso omiso,
elevándote con vientos locos.

Conseguiste ver la realidad,
porque ellas cuando hablan queman.

Agua transparente que apaga,
maldades y malicias.

Testigo mudo de nuestra fortuna,
maldita sea la envidia.






Me enseñaste




Me enseñaste a ser,
a estar
y a caminar.

Me enseñaste
la honradez
y la bondad.

Me enseñaste a querer,
a sentir
y a pensar.

Me enseñaste
la lealtad
y la dignidad.


Me enseñaste a amar,
y me enseñaste a llorar.






Huellas




A pesar de que fuego a fuego,
tus huellas se reflejan,
en mis cuatro estaciones del año:
primavera, verano, otoño
e invierno.

¡A qué saben tus besos!,
si lo busco y no lo encuentro,
en la Mezquita de Córdoba,
en la Giralda de Sevilla,
en la Alhambra de Granada,
en la Plaza de la Inmaculada
de La Línea,
y en el Patio del Coral
de Algeciras.

¡A qué saben tus besos!
Si lo busco,
y no lo encuentro.





Almohada




Rocío de lunas claras,

y bosques de aguas bravas.



Paz que en la alcoba queda,

al despertar en mi almohada,

los brazos de sus palabras.







Flor de mi canela




Al florecer sin lágrimas,

la flor de mi canela.


Hace brotar el néctar,

que encadenado tiene,

suspirando entre rejas.







Desnuda




Desnuda tengo el alma,

vestida está la gloria.


Riachuelos y veredas,

guiándome,

hasta sus entrañas.






Blanca paloma




Tengo encendidas las rocas,

los lirios iluminados.



Y las alas
de su blanca paloma,
me hacen estar embrujado.





Arco iris




Aunque esté flotando
en el arco iris,
de tus altos vuelos.


Tengo los pies en la tierra,
para aromatizar juntos,
la respiración y el aliento,
los proyectos y los sueños.


Y cuando estén tallados,
se convertirán en diamantes,
al ser la sirena de mis oleajes,
y yo el príncipe de tus mares.







Tú y yo




Al ser tú y yo,

un todo en uno,

grabado a sangre y fuego.


Siempre estaremos ahí,

sin poder ser borrados.







Volcán derretido en lavas




Cuando provocas
que me desborde.

Me envuelves en espumas
de arenas movedizas,
con tal intensidad.


Haciendo que brote en mí,
un volcán derretido en lavas,
quemando tus baladas.


Deseando,
seas buen arroyo,
para mis diluvios.

Porque el agua desbordada,
debe discurrir por donde, la naturaleza le indica.






Lágrimas



Que la sal de mis lágrimas,
se solidifiquen,
para el resto de mis días.


Y queden prisioneras,
como piedra pómez dulcificada.


Siendo preñadas
por tus frecuencias,
que saben mucho de amor
y nada de turbulencias.






A tu lado




A tu lado,
al ser eco de mis pasos.


El lago cubierto de hielo,
remonta su temperatura,
hasta convertirse en fuego.


Y una vez desaparecida la cal,
desenrosco las compuertas.






Hoy amor




Hoy.

Amor,

al brillar más que el sol.



Me has hecho ver,
tu caudal humano,
cuando me has preguntado,
¿por qué lloro?






Un deseo




Pide un deseo,
que se cumplirá.


Lo mismo que sucedió,
en ese minuto especial,
que hizo,
que permanezcamos juntos,
sin que trecho alguno
nos distancie.







Complementos




Si ha anidado en nosotros,
la savia de la felicidad,
con su alianza en las alas,
y un ramito de romero
en el pico.


Es porque somos complementos
directos, indirectos
y circunstanciales.





Aire




Sentir que abarca las distancias,
aunque la nuestra se recorre
sin dar un paso.


De lo contrario,
caminaremos sin progresar,
al traspasar entre ambos el aire.





Mariposa




Bajo el azul de los cielos,
y el albero de la tierra.


Me encuentro en los surcos,
de los tallos de mi rosa,
abonándolos con mis manos.




Gota a gota




Sueño tumbado entre chopos,
a orillas de un atardecer sonoro.


Con tu rocío sin voces,
que gota a gota me baña.


Subiéndote a los altares
mis besos.

Y yo en tus gemidos,
a la gloria.





Sólo




Sólo la lluvia que desprendas,
anegará mi alma,
que permanece varada,
en los mástiles de tu barca.


Y cuando
el huracán nos alcance,
palpitarán nuestros sauces.






Brasa de leña




Brasa de leña,
que con su incandescencia tuesta,
el vino amargo de las tascas,
las aguas estancadas
de las charcas
y las espigas de los trigales
de tu belleza.





Pólvora mojada




Cuando desbordada me dices,
que soy la miel
que necesitas.

Arden mis escarchas,
con la pólvora mojada,
de tus lágrimas.





Tu pasado




No me importa tu pasado,

no me preocupa tu futuro.


Tan sólo me interesan,

los instantes sin respiración,

en los ratos que compartimos,

escuchando el latir,

de la jaula de tus grillos.






Cuando te cruzaste




Cuando te cruzaste conmigo,
en la primavera de aquella tarde.


Se me cristalizaron las huellas,
al sortear la alambrada de espinos,
para alcanzar el brío de tu castillo.


Convirtiéndote desde entonces,
en la luz de mis versos,
y en las ascuas de mis poemas.







Con un…




Con un sólo signo,
con un sólo gesto,
o con una sola voz,
me lo dices todo.


Y yo te respondo.


Te quiero.











---------I n d i c e


05.-Prólogo

09.-Dedicatoria
11.-Brisa con corazón de almíbar
12.-Entre luces
13.-Cordillera
14.-Vías paralelas
15.-Bálsamo
16.-Ausencia
17.-El vagón
18.-Sombras
19.-La luna y el sol
20.-Hojas
21.-Torrentes y cascadas
22.-No deseaba
23.-Caducidad
24.-Resurrección
25.-Amor
26.-¡Qué lástima!
27.-Aura
28.-Envoltura
29.-La isla
30.-Encuentro
31.-Locura de amor
32.-Caminé
33.-Aleteo
34.-Álamos
35.-Manantial de tus días
36.-Te siento
37.-Llegó la primavera
38.-Huracán
39.-No creas
40.-Por ella
41.-Los pétalos de mis rosa
42.-Me duele tanto
43.-Letra pequeña
44.-Pautas
45.-Mezclar alientos
46.-Pluma estilográfica
47.-Tatuaje
48.-Agua de lluvia
49.-Eres
50.-Violetas y nardos
51.-Gajos de espigas
52.-Mar, fuego y viento
53.-Jazmines y lirios
54.-Astillas
55.-Me enseñaste
56.-Huellas
57.-Almohada
58.-Flor de mi canela
59.-Desnuda
60.-Blanca paloma
61.-Arco iris
62.-Tú y yo
63.-Volcán derretido en lavas
64.-Lágrimas
65.-A tu lado
66.-Hoy amor
67.-Un deseo
68.-Complementos
69.-Aire
70.-Mariposa
71.-Gota a gota
72.-Sólo
73.-Brasa de leña
74.-Pólvora mojada
75.-Tu pasado
76.-Cuando te cruzaste
77.-Con un…







Este poemario se terminó
de imprimir en los talleres
de Tipografía Mazuelos,
a mediados de enero de 2011,





First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: cascabell canario Sent: 01/08/2011 09:51

Anuncios:

 
©2020 - Gabitos - All rights reserved