Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

DESENMASCARANDO LAS FALSAS DOCTRINAS
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 YHWH (DIOS PADRE) EL UNICO DIOS 
 JESUCRISTO NUESTRO MESIAS JUDIO 
 LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA BIBLIA 
 MEJORE SU CARACTER Y SU VIDA 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS II 
 BIBLIAS/CONCORDANCIA/LIBROS 
 MAYOR ENEMIGO DEL HOMBRE ES UNO MISMO 
 ¿LA TORA ES MACHISTA? -MENSAJE ESOTERICO Y EXOTERICO 
 ¿ES INMORTAL EL ALMA?- FALACIA DE LA ENCARNACION Y REENCARNACION 
 EL ISLAM TIENE ORIGEN UNITARIO ADOPCIONISTA 
 ANTIGUO TESTAMENTO-ESTUDIO POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO II-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO III-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 CRISTO NO TUVO PREEXISTENCIA 
 ¿QUE ES EL ESPIRITU SANTO? 
 
 
  Tools
 
General: Mujeres en la Biblia
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999  (Original message) Sent: 06/06/2011 14:52

Mujeres en la Biblia

 

 

Mujeres de la Biblia


 

Sin conocer bien la Biblia pudieramos pensar que en ella las mujeres no tiene papeles ni ejemplos importantes. Lee acerca de las vidas y el testimonio de estas grandes mujeres de fe.

Publicado por la Misión Bíblica Cristadelfiana

ENLACES

La primera mujer Adam, es decir Havah/Eva

La esencia de la tora fue entregada a las mujeres

Rut

 


Anuncios:

First  Previous  2 to 16 of 16  Next   Last  
Reply  Message 2 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 06/06/2011 14:53
Mujeres de la Biblia  

Mujeres de la Biblia
 

Introducción
Tabla de Temas
 

 

La Mujer en la Era Mesiánica

Porque HaShem ha creado algo nuevo en la tierra: la mujer rodeará al hombre.
(Jeremías 31:22)

Esta declaración es de gran importancia. Según los diferentes niveles de interpretación, en un contexto escritural entendemos que se refiere claramente a la completa restauración de todo Israel en la Era Mesiánica, pero también tiene un significado literal que concierne al restablecimiento del plan original para la humanidad.
Para presentar una exégesis más exacta de este pasaje, necesitamos dar una traducción literal del texto hebreo:

Porque HaShem ha creado algo nuevo en la tierra: la hembra rodeará [cercará/sitiará> al hombre fuerte.

El término usado por el Profeta que es traducido en la mayoría de las versiones de la Biblia como “mujer” no es la palabra más usual “ishah”, en oposición a “ish”, hombre, sino “neqevah”, que significa simplemente “hembra”, denotando sexo femenino con las características naturales de la feminidad. De la misma manera, el término traducido “hombre” no es “ish” sino “gibor”, que es un hombre fuerte, un guerrero, un combatiente.

En el principio de este estudio hemos presentado a la primera mujer en su condición original de perfecta igualdad con el hombre, según el diseño del Creador. Luego, hemos mencionado la guerra como una de las principales causas de la sumisión de la mujer a través de la historia y su necesidad de protección, la cual era responsabilidad de su marido.
El contexto en el cual esta declaración “la mujer rodeará al hombre” es el de una sociedad pacífica, en la cual ya no tiene lugar la guerra: la Era Mesiánica, cuando las armas serán transformadas en herramientas de trabajo.

“Juzgará entre las naciones, y hará decisiones por muchos pueblos. Forjarán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2:4)

“Él juzgará entre muchos pueblos, y enjuiciará a naciones poderosas y lejanas; entonces forjarán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra” (Miqueas 4:3)

Entonces, habiendo sido abolida para siempre la guerra, ya no habrá necesidad de guerreros, y la mujer podrá ocupar de nuevo su lugar. La Era Mesiánica es la restauración final del orden original, en el cual se establecerán la armonía, la igualdad y la justicia.
Consideremos brevemente el significado de este pasaje en su contexto apropiado, que se refiere a la restauración de Israel, que es frecuentemente personificado por una joven mujer –como la novia en el Cantar de los Cantares, o también la esposa o la hija en los Profetas–. Aquí este anuncio está precedido por un llamado al arrepentimiento:

¿Hasta cuándo andarás errante, hija infiel? Porque HaShem ha creado algo nuevo en la tierra: la mujer rodeará al hombre.
(Jeremías 31:22)

El Profeta está hablando del Nuevo Pacto que HaShem sellará con la Casa de Israel y con la Casa de Judá, y la hija representa a Israel que retorna del exilio, la reunión de las Tribus del Norte que se apartaron de Elohim y que no han regresado a Él, se reunirán con la Casa de Judá (actual Israel, que ha mantenido el Pacto) y serán de nuevo un solo pueblo en la Tierra de Israel y en Jerusalem su eterna capital. Su redención se realiza cuando la novia retorna a su Esposo y lo “rodea”, para no alejarse de Él nunca más. Es Israel que vuelve hacia HaShem y es Su Templo, reteniendo Su Presencia en medio del pueblo.

Pero en este estudio no estamos específicamente refiriéndonos a Israel sino a la mujer en la Era Mesiánica. El anuncio “Porque HaShem ha creado algo nuevo en la tierra: la hembra rodeará/cercará/sitiará al hombre fuerte” suena como as una inversión de roles, de modo que en algunas versiones es traducido “la mujer cortejará al hombre”, o también “la mujer amará apasionadamente al hombre”. Mientras que tales traducciones podrían ser aceptables, estas implican una revolución de la situación histórica y pueden desviar la interpretación hacia la idea de que los derechos sociales que las mujeres en el Occidente están alcanzando puedan ser un cumplimiento parcial de esta profecía, que no lo es. La aseveración bíblica va más allá de estos logros, es una completa restauración de la condición original.
Lo “nuevo” que HaShem ha creado es una renovación de los orígenes, de la misma manera que el Nuevo Pacto es una renovación del ya existente, una completa restauración. En esta profecía, la mujer es de nuevo ezer k’negdo, la ayuda idónea, es tzela, la pared portante, la que es igual y opuesta, la compañera perfecta. El hombre fuerte, que representa el poder, el dominio, el gobierno, es ahora “rodeado, cercado, sitiado” por su compañera, ella es incluso su protectora. Ella representa la unidad familiar en la cual el hombre vive en paz, como la mujer descripta en Proverbios 31:10-31, "Mujer fuerte, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepuja largamente a la de piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, y no tendrá necesidad de despojo” (Proverbios 31:10-11).
La mujer en su posición original restaurada es el refugio del hombre, su tabernáculo, su santuario físico; ella es para su esposo como el Templo para el pueblo de Israel.



Reply  Message 3 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 06/06/2011 14:54

¿Quién es la mujer kushita por la que se molestaron los hermanos de Moshé contra él?
Núm 12:1 María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado; porque él había tomado mujer cusita.

¿Es esta mujer una segunda esposa de Moshé? ¿Le reclamaron precisamente por ser una segunda esposa? o ¿es la misma y única esposa de Moshé?
La Torá nos narra que la esposa de Moshé se llamaba Séfora o Tzifora, y era hija de un príncipe de Midian, príncipe y no sacerdote es según Rashi la correcta traducción de la palabra “cohen” cuando es respecto a un lugar geográfico, cuando es respecto a una función se traduce literalmente como sacerdote, y Jetro era cohen de Midian, por lo tanto la correcta traducción es “príncipe de Midian”, por cierto, Midián es el nombre de un hijo que Avraham tuvo con su mujer Queturá, en honor a él sus hijos nombraron esa ciudad con su nombre.
La ciudad de Midian estaba edificada en un vasto territorio llamado Kush, llamada así porque fue la residencia de los descendientes de Kush, nieto de Noaj e hijo de Jam, este Kush fue también el padre de Nimrod, un hijo que tuvo ya en su vejez y a quién según el libro de Yashar, él le heredo las ropas que el Eterno había hecho a Adán y Hava cuando los vistió antes de sacarlos del Gan Edén.
Kushita es el gentilicio del territorio de Kush, territorio en el cual estaba la ciudad de Midián, lugar donde residía Séfora y su familia, única esposa de Moshé. Quién fue rechazada por los hermanos de Moshé, precisamente por su origen.
La Torá nos narra como Moshe desciende a Mitzraím por orden del Eterno para liberar al pueblo de Israel, y en su descenso lleva a su familia, esposa e hijos.

Éxo 4:20Tomó, pues, Moshé a su mujer y a su hijo y, montándolos sobre un asno, volvió a la tierra de Egipto. Tomó también Moshé el cayado de Elohim en su mano.

Pero el libro de Yashar en el capítulo 79 nos relata como cuando llegó a lo de su hermano Aarón, este la rechazó e hizo que la enviara de regreso a lo de su suegro Jetro con todo y sus hijos.
15 Y Aharon alzó sus ojos y vio a Zipporah la esposa de Moshe y sus hijos, y él dijo a Moshe: ¿Quiénes son esos para ti? 16 Y Moshe dijo: Ellos son mi esposa e hijos, cuales el Todopoderoso me dio en Midyan; y la cosa irritó a Aharon a causa de la mujer y sus hijos. 17 Y Aharon dijo a Moshe: Despide a la mujer y sus hijos que ellos puedan ir a la casa del padre de ella, y Moshe escuchó a las palabras de Aharon y él lo hizo. 18 Y Zipporah regresó con sus hijos y ellos fueron a la casa de Reuel, y ella permaneció allí hasta el tiempo que el Señor visitó a Su pueblo, y los sacó de Mitzrayim de la mano de Faraón.
Por eso es que una vez el pueblo de Israel se encontraba en el desierto, libre de los egipcios, la Torá nos narra que el suegro de Moshé va al encuentro de Moshé con su familia, o sea la familia de Moshé, su esposa Séfora y sus hijos.

Éxo 18:1Jetró, sacerdote de Madián, suegro de Moshé, se enteró de lo que había hecho Elohim en favor de Moshé y de Israel, su pueblo, y cómo YHWH había sacado a Israel de Mitzraim.
Éxo 18:2Entonces Jetró, suegro de Moshé, tomó a Séfora, mujer de Moshé, a la que Moshé había despedido,
Éxo 18:3y a sus hijos; el uno se llamaba Guersom, pues Moshé dijo: "Forastero soy en tierra extraña,"
Éxo 18:4y el otro se llamaba Eliezer, pues dijo Moshé: "El Elohim de mi padre es mi protector y me ha librado de la espada de Faraón."
Éxo 18:5Llegó, pues, Jetró, suegro de Moshé, con los hijos y la mujer de Moshé, al desierto, donde estaba acampado junto al monte de Elohim.

He resaltado en color la parte en que la Torá nos dice que Moshé la había despedido, pero sin el libro de Yashar no sabríamos a que se refiere la Torá, así que la mujer cusita o cushita por la que se molestaron los hermanos de Moshé, era la misma y única esposa de Moshé, Séfora, una mujer de la tierra de Kush, específicamente de la ciudad de Midián, a quién Moshé había despedido y enviado de regreso a su casa por instrucción de su hermano mayor Aarón, quién se molestó cuando la conoció. Y ahora que regresa a lado de su marido Moshé, despierta nuevamente el rechazo por parte de sus cuñados, Aarón y Miriam.


R. Yehuda ben Israel

 

 

Reply  Message 4 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 06/06/2011 14:55

El Valor de la Mujer en el Pueblo Hebreo
 

Por Rina Levi

A lo largo de la historia de la humanidad, el papel de la mujer en este mundo ha tomado distintos matices y muchas veces ha sido mal interpretado y despreciado. Sin embargo, mediante un estudio auténtico, basado en nuestras fuentes, podremos llegar a obtener una visíon clara del rol de la mujer en este mundo, y especialmente en la vida del hogar judío.

La Creacíón de la Mujer

La Torá nos cuenta que después de que D'os creó al primer hombre, lo durmió y separó de éll a quien sería su esposa, Javá, pues él había visto que estaba solo y necesitaba una compañía. A Javá la Torá la llama "ézer kenegdó" - es decir, una ayuda para él.
Dicen los Sabios que Adam no llegó a ser íntegro y completo hasta el momento en que Javá fue creada. Es decir, que el concepto de ser "una ayuda para él" significaba complementarlo. De aquí aprendemos que para que el hombre pueda cumplir correctamente su función en este mundo, necesita a la mujer. Y por eso se debería categorizar al hombre como el "sexo débil", pues fue él el que necesitó de la ayuda de su mujer, y no al revés.
Por otro lado, la Torá dice en Génesis 2:23:"Adam dijo: Esta vez, este es hueso de mis huesos y carne de mi carne". Esto nos enseña que también la mujer necesita del hombre para estar completa. Toda mujer, así como Javá, es "la madre de toda vida" (3:20). Ella es la renovadora eterna de la humanidad, la que da a luz a nuevas vidas y da forma a su relación con el hombre. Y es por esta razón que la mujer necesita al hombre para poder llevar a cabo su función y cumplir junto con él, el propósito de la vida. En definitiva vemos que uno sin el otro no pueden llegar a ser íntegros ni completos.
Más aún, a pesar de que las diferencias físicas que existen entre el hombre y la mujer nos muestran sus diferentes roles, puesto que ambos fueron creados a imagen de D'os, así como está escrito en Génesis 1:27: "Entonces D'os creó al hombre a Su imagen y semejanza; a imagen de D'os Él los creó; hombre y mujer Él los creó", esto nos debería enseñar que, de hecho, la mayor parte de sus funciones en este mundo son similares. Los dos fueron creados con la suprema función de servir a D'os, y este concepto de espiritualidad es la que le da propósito y significado a sus vidas.

Transmitiendo Nuestros Valores

En la vida judía, la mujer es la base de nuestra existencia como pueblo y la encargada de transmitir nuestros valores de generación en generación. Esta función le ha sido encomendada a la mujer en la revelación de D'os en el monte Sinai, así como está escrito en la Torá: "Moshé ascendió a D'os y Él lo llamó desde la montaña diciendo: Así dirás a la casa de Iaacov y relatarás a los hijos de Israel" (Shemot 19:3).
Los Sabios nos enseñan que al decir "la casa de Iaacov", el versículo se refiere a las mujeres, y al decir "los hijos de Israel", se refiere a los hombres. Además, al referirse a la casa de Iaacov la Torá dice "así dirás", mientras que respecto de los hijos de Israel, el texto dice "y relatarás". Y esto nos enseña que a ellas se les debe hablar con una voz suave, y no en forma dura y firme (como a los hombres), pues ellas son más sensibles. En verdad, no es necesario hablarle a la mujer con un tono de voz fuerte o estricto pues ella es delicada y agradable, y es por eso que puede entender las cosas de esta misma manera, y un tono de voz suave es suficiente para que ella capte el mensaje. Pero si todo el propósito de Moshé al hablarle a las mujeres fue pedirles que acepten la Torá, ¿por qué fueron mencionadas primero?
La respuesta es que estas palabras no se refieren sólo a la aceptación de la Torá sino que tienen un significado mucho más profundo. Lo que se le transmitió a las mujeres fue su misión, su propósito en la vida. A ellas se les dijo que serían las que transmitirán el mensaje al pueblo judío. Ellas serían las que tendrían que hacerse cargo siendo las maestras del pueblo judío. Y esta es la razón por la cual se les hablá primero a ellas, dándoles prominencia, pues las enseñanzas de la madre significan mucho más para el niño que las del padre.
Sin embargo, nosotros sabemos que la mujer no está obligada a enseñarle a su hijo, entonces, ¿por qué aquí se le dice a ella que lo haga?
La razón es porque la enseñanza a la cual nos referimos aquí es la enseñanza que precede a todas las demás enseñanzas: la enseñanza del jesed (benevolencia). Es la benevolencia de la madre más que la firmeza del padre la que le dará al niño un hermoso e ideal amor por la Torá. Entonces, el niño tendrá un amor natural por la Torá, por la belleza y por el jesed que ésta contiene.
Torá sin jesed no es Torá. La Torá de la madre es el jesed, y esta Torá debe ser transmitida primero - antes que la del padre.

Grandes Mujeres de Nuestra Historia

Esta importante función que la mujer desempeña, es vista en los grandes momentos de la historia judía, donde la mujer muchas veces ha jugado un rol destacado. De hecho, los Sabios nos enseñan que por el mérito de la rectitud de las mujeres fuimos redimidos de Egipto. Además, el Talmud nos enseña que siete mujeres de nuestro pueblo han llegado al nivel de la profecía: Sará, Miriam, Deborá, Janá, Avigail, Juldá y Ester.
En muchos relatos bíblicos se nos muestra a la mujer actuando con inteligencia, modestia, diligencia, hospitalidad, humildad, compasión, etc. Sará, aconsejó a su marido Abraham. Rivká, percibió al verdadero merecedor de las bendiciones de Itzjak. Rajel, entregó la palabra clave a su hermana Leá en la noche de su casamiento, para no avergonzarla delante de la gente de la ciudad. Leá, suplicó a D'os para no tener que casarse con el malvado Esav. Y muchas historias más. Pero a pesar de que las mujeres forman y han formado parte de los momentos más cruciales de nuestra historia, nunca buscaron reconocimiento, sino que se comportaron de manera recatada, a pesar de sus grandes logros.
El rey David compara a las hijas de Israel con los ladrillos de las esquinas de una pared, y el Malbim explica: cuando una pared es construida, primero se construyen las dos esquinas. Luego, una soga se desliza de una esquina a otra para asegurar que los dos ladrillos centrales están ubicados a la altura correcta. Entonces, los ladrillos de las esquinas constituyen el punto de referencia. Pero a pesar de que las esquinas cumplen un rol tan importante, después de construida la pared, ellas quedan a los costados pasando desapercibidas. Y este es el comportamiento de la verdadera mujer judía, pues mediante esta cualidad de modestia ella obtiene todas las bendiciones de D'os en su hogar.

Una Joya Valiosa

La fe hebrea resalta la importancia de la mujer, su delicadeza y nobleza, mediante ciertas obligaciones.  Y más allá de las razones elevadas y profundas que éstas puedan tener, podemos ver cómo ellas se ocupan del cuidado y la protección de la mujer en la vida familiar y comunal.

La Tzniut - El Recato

El recato protege la intimidad y privacidad de la mujer, resalta su autoimagen y ayuda a desarrollar su ser interior al darle la importancia adecuada a su verdadero ser: su alma.  Así como un diamante debe ser protegido del robo y del daño - y para eso debe estar bien recubierto en un lugar seguro - así también la vestimenta y la conducta refinada, agradable y digna protegen a la mujer y le garantizan la preservación de su pureza.

La Ketuvá - Contrato Matrimonial

En el día de su casamiento la mujer recibe bajo la jupá una "ketuvá" en la cual están escritas y especificadas las obligaciones del hombre para con ella.  Aquí vemos cómo los Sabios se han ocupado de proteger a la mujer incluso respecto de sus necesidades materiales, como ser una casa para vivir, ropa, comida, etc.

Taharat Hamishpajá - La Pureza del Hogar

Todas las leyes relacionadas con la pureza familiar nos demuestran, entre otras cosas, la gran sensibilidad que nos transmite la Torá respecto de la mujer y su vida matrimonial.

*  *  *

La mujer judía sabe que la función más importante de su vida es crear un hogar feliz y agradable.  Mediante sus refinadas cualidades y bondad, ella trae luz no sólo a su familia sino al mundo entero.  La mujer judía está orgullosa de tener la responsabilidad de ser un "ezer kenegdó" - una ayuda para su marido y su meta es poder llegar a mantenerse fiel a ese honor y responsabilidad.  Para lograr esa tan elevada ambición ella se dirige a D'os - su Fuente de ayuda - en todo momento.

En nuestras manos está la elección de trabajar para llegar a ser "una verdadera mujer judía" - Que D'os nos ilumine con sabiduría y claridad!

http://aish.com/espanol/vida_judia/el_valor_de_la_mujer.asp

 

Reply  Message 5 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 06/06/2011 14:56

Tzeniut – nuestra forma de vida

Tomado de Torah.org


La señora Rubin salió de compras con su hija, Jani. "Es muy lindo," le dijo mientras Jani posaba delante del espejo. "El color te sienta bien y esa ropa tiene un aspecto sobriamente elegante y recatado."
"Ayer a la noche disfruté mucho el Bar Mitzvá de Moshe Green," le comentó el Sr Stein a su esposa. "Fue un acontecimiento majestuoso, pero recatado."

A todas las niñas de la clase les gusta Shevie, ya que es estudiosa, tiene talento, un buen corazón y recato.
¿Es sorprendente encontrar que las ropas, una fiesta, y la gente puedan ser todas consideradas recatadas?
. Cuando la Señora Rubin estaba galanteando el aspecto de su hija, ella podría haber dicho: "...tiene un aspecto sobriamente elegante y está de acuerdo con la Halajá."

. El Señor Stein podía haber dicho: "...fue un acontecimiento majestuoso, pero sin embargo no fue derrochador."

. Podemos describir a Shevie como una niña que no se da muchos aires.
Sin embargo, más bien se usa la palabra recatada una y otra vez. La palabra hebrea para expresar recato es tzeniut. Tzeniut viene de la raiz: tzena, que significa oculto. Cuando algo está oculto, nos exige que miremos más profundamente. Tzeniut es una forma de vida que nos ayuda a mirar más profundamente adentro de nosotros mismos, de otros, y del mundo que nos rodea.

. Cuando la Señora Rubin dijo: "...la ropa tiene un aspecto recatado" ella quiso decir que cuando la gente la mirara a Jani luciendo esa ropa, se darían cuenta de que su ropa no hace que se confunda quien es ella interiormente.

. Cuando el Sr Stein hizo un comentario acerca del Bar Mitzvá de los Green, quiso decir que la excelencia del acontecimiento no surgió de los arreglos finos de las mesas sino que él disfrutó la alegría y la satisfacción real de la simjá.

. Una de las cosas que hace que Shevie sea simpática y agradable, es que sus buenas cualidades surgen desde adentro.

Podemos ver que el tzeniut es mucho más que cubrirte las rodillas y los codos. Son varias cosas que son parte de una forma de vida que nos permite concentrarnos en lo que es verdadero. Esta es la forma de vida correcta. Es la forma Judía. Tanto para hombres, mujeres, niños y niñas.

El profeta dice: "¿Qué es lo que Hashem te exige, sólo que hagas justicia, que ames la bondad y el favor, y que camines recatadamente con tu D´s?" (Mijá 6:8). Con estas palabras, Mijá está resumiendo la forma en que el pueblo Judío debería vivir su vida. No está mencionando el tzeniut simplemente como una de las 613 mitzvot, sino como una guía para nuestra forma de vida.

Ruth, la tártara abuela de David haMelej (el Rey David), aprendió la forma de vida tzanua (recatada) de su suegra, Naomi. Ruth fue sincera. "Iré contigo dondequiera que vayas," le dijo a Naomi. "Quiero vivir del mismo modo en que tú vives."

"¿Tú sabes lo que eso significa? Le preguntó Naomí a la princesa anterior de Moav. "Nuestra forma de vida es tan diferente."

Naomi le explicó a Ruth varias de las halajot de la vida Judía. Mientras le describía el estilo de vida de una niña Judía, ella dijo: "No es la manera de las niñas Judías asistir a teatros y circos no - Judíos" (Ruth Rabá 2:22). En vez de sólo enseñarle a ella que nosotros no debemos ir a ese tipo de lugares de entretenimiento, Naomi le estaba explicando a Ruth que esa clase de actividades no son nuestra forma de vida. Ser Judío no significa solamente hacer lo que nos ordenan y no hacer lo que está prohibido; significa vivir la forma de vida Judía. Como Ruth, necesitamos aprender y recordar que eltzeniut no es simplemente usar lo que es correcto. Es nuestra forma de vida.

Naomi le dijo a Ruth que el modo de vida Judío es diferente. Algunas personas sienten que ser diferente puede ser desafiador. ¿Tú qué piensas? ¿Cómo podemos hacer frente a ese desafío?
"Yo confieso, debe haber sido un espectáculo interesante," relató Mimi. "Nosotras estábamos allá en el Parque de diversiones Hershy, un grupo de consejeras, vestidas adecuadamente, encargándonos de más de cien excursionistas vestidas con remeras musculosas, para quienes este campamento de verano era su única exposición al Idishkeit (Judaísmo).

"Después de pasear a caballo un par de horas, todos los grupos se encontraron y empezamos a guiar a las excursionistas para que se lavaran las manos para almorzar. Mientras yo estaba esperando con mi grupo cerca de las fuentes, una mujer se acercó a mí.

" ´Tú sabes,´ me dijo, ´yo realmente respeto a tu pueblo. Ustedes consagran su forma de vida y siguen sus reglas estrictamente sin considerar lo que otra gente piensa. Es sólo una vergüenza que a los más pequeños les resulte tan difícil ser diferente y que no quieran cuidar sus tradiciones.´

"Yo no sabía bien cómo interpretar sus afirmaciones. ¿Debía yo explicarle que la mayoría de ´los pequeños´ a los que ella se refería eran niños que nunca se habían expuesto al Idishkeit verdadero?
"La mujer debió haber notado mi mirada perpleja, ya que rápidamente continuó con sus elogios.

" ´No importa los pequeños,´ dijo con entusiasmo. ´Ustedes las niñas indudablemente tienen mi voto. Es decir, debe ser tan difícil no abandonar sus costumbres Amish en el siglo veintiuno en América. Que D´s las bendiga a ustedes las adolescentes.´

"Yo casi estallé de risa. ¡Amish! Entonces eso es lo que ella pensó que éramos nosotras. ¿Qué le habrá dado esa idea a ella? Luego comencé a darme cuenta. Todas nosotras, aunque no intencionalmente, estábamos vestidas con polleras negras largas, nuestras remeras de campamento tenían mangas largas con un pequeño logotipo en la espalda que no se notaba fácilmente y nuestro cabello estaba atado hacia atrás elegantemente.

"Ocultando una risa, respondí, ´Usted tiene razón con respecto a lo que dijo. Nosotros nos dedicamos, nos consagramos, y seguimos nuestras costumbres con firmeza, no siempre es fácil, y seguramente D´s nos bendice por esto. Pero nosotras no somos Amish. Somos Judías, y pertenecemos a un pueblo que ha vivido este estilo desde la creación hasta el siglo veintiuno y continuará haciéndolo.

"La mujer arrugó su frente, y me miró nuevamente desde la cabeza hasta los pies. Ella estaba desconcertada. ´¿Judías?´ preguntó sorprendida. Estuvo en silencio un momento como si estuviera reflexionando acerca de su respuesta. Luego dijo casi murmurando, ´Yo también soy Judía. Mis padres vinieron a los Estados Unidos desde Europa después de la guerra, pero murieron inmediatamente después de que yo nací. Me enviaron a un orfanato donde unas personas Amish, piadosas y protectoras, me cuidaron. Nunca me encontré con ninguna persona verdaderamente Judía...´ Luego la mujer comenzó a llorar.

"Yo sabía que esto no era una coincidencia. Haber sido confundida con los Amish por esta solitaria mujer Judía ya no era gracioso. Era una señal clara de arriba que yo tenía una responsabilidad de ayudarla a ella a conectarse nuevamente con sus raíces Judías. Apunté su nombre y su dirección y así comenzó, con las palabras de la mujer: ´un maravilloso viaje de regreso a casa.´
"Y yo pienso que todo fue debido a nuestro tzeniut..."

La idea de que nuestra ropa juega un papel importante en la forma de vidatzanua se remonta a las épocas más tempranas. Aún los antiguos Egipcios conocían esto. La esposa de Potifar estaba constantemente pensando formas de llamar la atención de Iosef haTzadik. Ella entendía que tendría más éxito en atraer su atención si el se vistiera en forma diferente. La Torá nos cuenta: "y ella lo atrapó a través de su ropa" (Bereshit 39:12).

La esposa de Potifar proyectó, "Tengo que resolver cómo hacer para que él se cambie su ropa. El se viste como un Hebreo piadoso. Mientras que él continúe vistiéndose así, jamás me prestará atención a mí. Una vez que yo logre que se vista como un Egipcio, será más probable que me responda" (Zohar, Perashat Vaieshev 238).

La forma de vestirse de Iosef también lo protegía de otro modo. Iosef sabía el poder de la ropa, especialmente para una persona en una posición de poder. Después de todo, cuando él llegó a ser soberano, se entremezcló con todos los oficiales superiores, ¡y además con el mismo Parhó! Vestirse como un Egipcio ciertamente hubiera hecho su vida más fácil. Pero él se mantuvo firme. Se imaginó la imagen de su padre en su mente y se preguntó a sí mismo: ¿Podría yo presentarme delante de mi padre vestido como un Egipcio? ¡Jamás!

Más tarde, cuando los Judíos fueron esclavizados, Paróh decretó que las niñas Judías fueran educadas con la cultura Egipcia. Aún sin su decreto, esto podría haber sucedido fácilmente. ¡El pueblo Judío estuvo viviendo al lado de los Egipcios durante cerca de doscientos años! Sin embargo, las mujeres y las niñas Judías guardaron su distancia.

¿Cómo pudieron lograr esto? Nuestros Sabios dicen: "Ellas no cambiaron su forma de vestir"
(Bamidbar Rabá 13:17)


Reply  Message 6 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 28/10/2011 14:45

Shalom,
gracias por escribirme.

La importancia de Rivcá (de cuyo nombre surge mi apellido) es fundamental para la historia de Israel.
No en vano es nuestra segunda matriarca.
Así pues, en principio por una cuestión familiar, Rivcá es de valor para nosotros, los judíos, pues es uno de nuestros antepasados.

Pero, hay más cosas de valor en esta mujer.
Según afirma nuestra Tradición, el versículo que reza:

"Ella recompensará (a su marido) con bien y no con mal, todos los días de su vida."
(Mishlei / Proverbios 31:12)

Está referido a Rivcá, pues fue ella la que recompuso el bien en la vida de nuestro patriarca Itzjac tras de la muerte de su madre.
Debemos saber que, tal como nos enseña el maestro Rashi, en tanto la primer matriarca, Sará, vivía, la divina Presencia se percibía en su hogar.
Tres eran las señales para reconocerlo: una nube de Gloria cubriendo su tienda, la bendición en la masa y una llama encendida continuamente desde un viernes al atardecer hasta el siguiente.
Cuando Sará falleció, las tres señales desaparecieron.
Solamente cuando Rivcá fue desposada por Itzjac, y pasó a morar en la tienda de Sará, las tres señales de la Presencia retornaron, regresando con ellas la paz de espíritu para el patriarca.

Debido a su carácter y personalidad, Rivcá se complementaba con su marido, de modo al de refinar la personalidad de éste.
Con su presencia, equilibraba la pasiva actitud de su marido.
Es más, ella fue la que proveyó a su familia (al judaísmo naciente) de la chispa de dinamismo vital que hasta ese momento no había sido parte de la herencia familiar.
Avraham era un intelectual generoso, abierto al prójimo; Sará una hábil administradora, contemplativa de la interioridad; Itzjac un robusto creyente, capaz de cualquier sacrificio en honor a Dios; y Rivcá fue la que introdujo el ánimo lozano para sobreponerse a las caídas de la vida.
Ese ánimo estaba elaborado con mucho de bondad, compasión y entrega hacia el prójimo, lo que permitía descubrir la luz en donde otros descubrían oscuridad, la esperanza allí donde otros ya habían capitulado.
Sin embargo, no despegaba sus pies de la tierra, y del pozo donde ya no había agua, no iba a buscar en él.

En resumen,
nuestra matriarca Rivcá es importante para nosotros tanto como predecesora, como por ser un ejemplo de ciertas actitudes y posturas positivas que la persona ha de adquirir como parte de su conducta cotidiana.

Quedo a sus órdenes por si le quedan consultas o dudas.

Que el Uno y Único Dios bendiga a quienes le son fieles servidores, y que sepamos construir Shalom, Iebarejejá H'.

 Yehuda Ribco

 

Reply  Message 7 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 21/11/2011 18:40

BETSABÉ

MUJERES DE LA BIBLIA VI

 


La figura de Betsabé es esencial para entender la genealogía de Cristo, puesto que fue la madre de Salomón, el cuarto hijo del rey David; no obstante, el proceder de esta mujer es contradictorio ya que se la conoce gracias al adulterio que comete con el rey David. Ahora bien, los dos son culpables, más el rey que ella, todo hay que decirlo. Sería muy machista achacarle a Betsabé toda la carga. Si bien no se resistió, tal vez tampoco podía haberlo hecho, ya que se trataba del rey.

La historia nos sitúa los hechos de manera clara. David ha liberado el territorio nacional y es rey de Israel. Después inicia la conquista de Jerusalén y, poco a poco, va logrando la unidad nacional que es su máxima aspiración. Domina casi toda Palestina con las victorias sobre los filisteos, los edomitas y los arameos.

En una de sus campañas familiares, concretamente la llevada a cabo contra los ammonitas sucede el episodio que nos ocupa que está descrito en 2 Sam.

David, un día, mientras su general Joab y el resto de soldados, sitiaban la ciudad de Rabbá, se levantó de la siesta, en una tarde de primavera, parece que era la época más hermosa en Jerusalén, y se dispuso a pasear por el terrado de su casa para disfrutar de la bonanza del tiempo. La casualidad hizo que, desde allí, se viese la casa de Urías, soldado hitita, alistado como mercenario en el ejército de David, uno de los hombres importantes en el ejército de David. La mala fortuna hizo que viese a una mujer hermosa bañándose y se quedó tan prendado de ella que David, sin reflexión alguna, y tras saber que era la esposa de Urías, pidió que la llevasen a su presencia. Betsabé acude. David se acuesta con ella y la mujer regresa a su casa tan tranquila, como si nada hubiese pasado:
“Al año siguiente, al tiempo en que los reyes suelen ponerse en campaña, mandó David a Joab con todos sus servidores y todo Israel a talar la tierra de los hijos de Ammón, y pusieron sitio a Raba, pero David se quedó en Jerusalén.

Una tarde levantóse del lecho y se puso a pasear por la terraza de la casa real, y vio desde allí a una mujer que estaba bañándose y era muy bella. Hizo preguntar David quién era aquella mujer y le dijeron: “Es Betsabé, hija de Eliam, mujer de Urías el jeteo”. David envió gentes en busca suya; vino ella a su casa y él durmió con ella. Purificada de su inmundicia, volvióse a su casa” (2 Samuel, 11, 1-4).

Todo es muy rápido y los hechos se suceden de manera realista. Parece como si el destino lo hubiese querido así. Urías estaba en el frente de batalla, precisamente luchando por un rey que lo había deshonrado. Y hay que añadir que David sabía perfectamente que lo que estaba haciendo vulneraba la ley de Dios, de Yahvéh y, pese a todo, siguió acostándose con Betsabé.

Llegados aquí cabe hacerse unas preguntas: ¿qué pasaría por la cabeza de la mujer? ¿No pudo imaginar que si se bañaba cerca de la casa del rey o, al menos, a su vista, podría levantar tentaciones? ¿No imaginó que el rey quería verla para algo deshonesto? O quizá era una mujer inocente que no creyó en la perfidia de David. No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que no se opuso a la voluntad del rey, ni lo intentó siquiera. Y es que Betsabé no parece una mujer de coraje, más bien se la ve débil, no se impone a las circunstancias y se deja llevar sin oposición, aunque sabe que está mal la traición a su esposo, la consuma. Ahora bien, es muy rápida al anunciar al rey que está embarazada de él –“Quedó encinta, y lo hizo saber a David , mandando a decirle: “Estoy encinta” (2 Samuel, 11,5)- y David intenta que no se sepa, que pase por hijo de Urías, al que manda volver del frente con mentiras y lo envía a su casa para que pase la noche con su mujer y ese niño parezca suyo, no del rey.

No obstante, le sale mal la jugada. Urías no va a su casa y prefiere dormir con sus soldados, David le insiste –“Dijéronle a David. “urías no ha bajadno a su casa”. Entonces David le dijo: “¿No acabas de llegar de camino? ¿Por qué no bajaste a tu casa?”(2 Sam, 11,10), pero Urías que es un hombre responsable y duro sabe que en la guerra hay que guardar castidad y no va con su mujer. No se deja convencer:
“El arca, Israel y Judá habitan en tiendas; mi señor, Joab y los servidores de mi señor acampan al raso, ¿e iba yo a entrar en mi casa para comer y beber y dormir con mi mujer? Por tu vida y por la vida de tu alma, que no haré yo cosa semejante” (2 Sam, 11, 11).

David sigue insistiendo y le da más permiso, pretende emborracharle, pero no le sale bien la jugada y opta por una solución violenta: decide dar muerte a Urías y hacer que pase por una casualidad: “Poned a Urías en el punto donde más dura sea la lucha, y cuando arrecie el combate, retiraros y dejadle solo para que caiga muerto” (2 Sam, 11, 15). Y Urías muere, no podría ser de otra forma.

Cuando David se entera su reacción es la de un hombre calculador y cínico: “No te apures demasiado por este asunto, porque la espada devora unas veces a uno, otras a veces a otro. Refuerza el ataque contra la ciudad y destrúyela” (2 Sam, 11, 25).

Betsabé guarda luto a su marido durante siete días, como era la costumbre y, al acabar, David la lleva consigo a palacio. Parecerá que el hijo fuese de Urías y quedará a salvo el honor de David... o eso pensaba.

Dios, no obstante, no estaba muy de acuerdo con el crimen de su protegido: “Lo que había hecho David fue desagradable a los ojos de Yavé” (2 Sam, 11, 27). Para tratar de que David entre en razón y reconozca su culpa, le envía el profeta Natán quien, con la célebre parábola del hombre rico que roba al pobre la única oveja que tenía, hace que David se arrepienta al fin:

“Llegó un viajero a casa del rico; y éste, no queriendo tocar a sus ovejas ni a sus bueyes para dar de comer al viajero que a su casa llegó, tomó la ovejuela del pobre y se la aderezó al huésped”. Encendido de cólera David fuertemente contra aquel hombre dijo a Natán: “¡Vive Yavé que el que tal hizo es digno de la muerte y que ha de pagar la oveja por cuadruplicado, ya que hizo tal cosa sin tener compasión!” Natán dijo entonces a David: “¡Tú eres ese hombre!” (2 Sam, 12, 4-7).

David se arrepiente, sí, no obstante tiene que hacer un castigo importante y es que la espada nunca más se apartará de la casa de David: “Por eso no se apartará ya de tu casa la espada...” (2 Sam, 12, 10). Además, y es el castigo que atañe a Betsabé, el hijo que esperaban muere al poco de nacer.

Cuando este niño enferma, los padres se preocupan mucho y David ofrece todo tipo de penitencias y ayunos, pero no se salva. Así Dios los castiga, a él y a Betsabé. David, contra lo que se pensaba, (2 Sam, 12, 18), reacciona de manera serena:
“Cuando aún vivía el niño, ayunaba y lloraba diciendo. ¡Quién sabe si Yavé se apiadará de mí y hará que el niño viva! Ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo volverle la vida? Yo iré a él, pero él no vendrá ya más a mí” (12, 22-23).

Mientras, la vida en palacio sigue y David se vuelca en Betsabé que vuelve a quedarse embarazada y esta vez da a luz a un niño al que llamarán Salomón. De esta manera, Dios perdona a David, ya que Salomón será el heredero de la corona, pese a que tenía otros hermanos del resto de mujeres de su padre.

Betsabé fue muy activa en la sucesión del trono y aquí ya se la presenta no como a la mujer pusilánime del principio, sino como a una intrigante que hace lo que sea preciso para ayudar a su hijo. Para ello cuenta con el apoyo de Natán. Adonías, el otro hijo del rey, quiere proclamarse rey a espaldas de su padre. La situación es muy delicada hasta que David, aconsejado por Natán, designa a Salomón como su heredero y organiza unas ceremonias muy complicadas para que sea efectivo.

Betsabé, pues, se ha salido con la suya y acaba siendo “madre del rey”, con lo cual sus poderes van a ser importantes, aunque sigue siendo irreflexiva y acaba causando la muerte de Adonías al interceder por él frente a su hijo y pedirle permiso para que se case con Abisag, que habían buscado para David, pero que el rey, ya viejo, no quiso aceptar. Salomón interpreta erróneamente esta petición y piensa que Adonías quiere quitarle el trono y lo ordena matar. Salomón recibe a su madre con todos los honores (1 Re, 1, 16-31) pero le responde muy adustamente cuando sabe el motivo (1 Re, 2, 22). Betsabé, en su inconsciencia, es la causante de la muerte de Adonías.

Bien curioso es este perfil bíblico de Betsabé, mujer pasiva, que se deja hacer, imprudente, pero también astuta, firme y bondadosa, en ciertos momentos. Una figura llena de luces y sombras, de carne y hueso, que figura en la genealogía de Jesús:”Jesñe engendró al rey David, David a Salomón en la mujer de Urías” (Mat, 1, 6).


Reply  Message 8 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 30/01/2012 02:35
 

En esta ocasión examinaremos la vida de una mujer hija que a causa de su imprudencia e “ingenuidad” su vida se vio marcada para siempre. Veremos como el ejemplo de ésta mujer podía haber evitado que otra de sus sucesoras corriera la misma suerte (Tamar hija de David). El propósito de analizar sus vidas es precisamente para evitar que ocurra lo mismo con nosotras, o nuestras hijas, o tal vez alguna mujer a la que le podamos compartir la importancia del recato de una mujer.

 

DINA דִּינָה

Su historia se desarrolla alrededor del año 1743 a.e.c. aproximadamente. Fue la séptima hija de Léah y Yaacov. Su nombre significa Justicia. Dina es el femenino de la palabra Dun  דּוּן  juicio (el pleito, justicia, sentencia);  rencilla:-causa, derecho, juicio, derecho legal, pleito. Todo el significado es el mismo pero en femenino. 

Como sabemos, en la antigüedad era de suma importancia el nacimiento de un hijo varón, por lo que al dar Leah a luz una hija vemos en el relato cómo aparenta una estimación diferente a la e los varones en su anunciación:

Gen 30:20 y 21: Y dijo Lea: Elohim me ha dado una buena dote; ahora morará conmigo mi marido, porque le he dado a luz seis hijos; y llamó su nombre Zabulón.

Después dio a luz una hija, y llamó su nombre Dina.

 

Como vemos, cada vez que nacía un hijo Leah mencionaba el significado de su nombre y siempre enfocado al deseo de ganarse el corazón de Yaacob, pero en el caso de Dina simplemente dice que tuvo una hija después de Zabulón, no da razón de su nombre, aunque con esto no queremos decir que Dina haya sido menospreciada por ser mujer, seguramente fue muy amada por sus padres, y quizás el motivo de su nombre se debió al deseo de Leah de continuar dándole hijos a Yaacob sabiendo que sería la única manera de ganar un lugar en el corazón de Yaacob, ya que el patriarca, dice la Escritura, que amó mas a Rajel.

 

Dina crece en un ambiente de santidad por parte de sus padres, pero en la etapa de su juventud, donde seguramente su belleza era muy atractiva, se confía de sí misma y decide hacer algo que no era costumbre en las hijas de Israel, y es querer socializar e imitar a las mujeres de las naciones…

 

Gen 34:1: Salió Dina la hija de Lea, la cual ésta había dado a luz a Jacob, a ver a las hijas del país.

 

El libro de Yashar explica que Leah y Rajel sabían que algunas de las mujeres de los habitantes de la tierra fueron a Sukot donde habitaba Yaacob para danzar y regocijarse con las hijas de la gente de la ciudad, y dice el libro de Yashar que también Rajel y Leah fueron a contemplar el regocijo de las mujeres de la ciudad:

 

6 Y Dinah la hija de Ya'akov también fue junto con ellas y vio a las hijas de la ciudad, y ellas permanecieron allí delante de esas hijas mientras la gente de la ciudad estaban parados junto a ellas para contemplar su regocijo, y toda la gente grande de la ciudad estaba allí. 7 Y Shejem el hijo de Hamor, el príncipe de la tierra estaba también parado allí para verlas. 8 Y Shejem miró a Dinah la hija de Ya'akov sentada con su madre delante de las hijas de la ciudad, y la doncella lo complació grandemente…

 

La Toráh da un relato distinto, nos dice que Dina Salió, lo que nos quiere decir que se apartó de un lugar para dirigirse a otro. No dice exactamente si salió con Rajel y Leah como explica el libro de Yashar, aunque parece extraño que Dina haya salido sola, ya que eso no era usual entre las hijas de Israel. Tampoco hay explicación de cómo fue que la raptó, si Rajel y Leah se dieron cuenta o no. Lo importante es tomar la enseñanza que se nos presenta. En cualquiera de los dos relatos se nos dice que Dina (con o sin Rajel y Leah) Salió a contemplar a las mujeres de ese país con costumbres ajenas a la Toráh. Sabemos que el lugar de una doncella es en su hogar, tiene sus ocupaciones y conociendo del Eterno tiene sus deberes y obligaciones. Su hogar era dirigido por el Eterno, pues Yaacob siendo la cabeza del Pueblo obedecía en todo lo que el Eterno le decía, por eso estaba con él en todo. Pero Dina decidió alejarse de su espacio de santidad y se apartó a un espacio de mundanidad. El texto dice que fue a ver a las hijas del país, es decir, fue a observar a las mujeres que por supuesto no conocían Toráh, que vivían una vida llena de carnalidad, pero Dina quiso observarlas y seguramente saber qué se sentía ser como ellas, decidió alejarse un poco de su “rutina” para “probar” algo nuevo y diferente para ella. Desde el momento en que ella tomó la decisión de salir de su hogar se expuso al peligro. Esto nos demuestra que no hay cosas que ocurran a medias. O somos del Eterno o somos del mundo. Algunos comentaristas dicen que Dina ya había estado saliendo en previas ocasiones a “socializar”, y que seguramente ya había captado la atención del príncipe de Canaán Siquem hijo de Hamor heveo. Por eso seguramente el texto dice que cuando la vio en la ciudad la tomó y la deshonró, o sea la violó. Tal vez ya había habido un trato previo, pero en una “buena” oportunidad para este joven príncipe aprovechó y la hizo suya a su manera…

 

Gen 34:2 y 3: Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró.

Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella.

 

Después de tomar a Dina por la fuerza dice el relato: Pero su alma se apegó a Dina, ese “pero”  nos hace pensar que cuando la tomó no la amaba, fue después de tomarla, es decir, cuando sus almas se unieron que el joven la amó y la quiso tomar por esposa. Esto nos reafirma la creencia de que en una relación sexual lo que se une no es solo la carne, va mucho más allá, se trata de la unión de las almas que logran una unidad de los dos seres. En el matrimonio hay unión de la carne y del alma, en la carne se logra la unión pero en el alma se logra la unidad (uno solo). Es por eso que la virginidad de una mujer que contraerá matrimonio es muy importante en las escrituras, por eso a las jóvenes que no fuesen vírgenes les era imposible desposarse, ningún hombre hebreo deseaba tomar por esposa a una mujer amancillada. Una mujer que no sea virgen solo puede unirse a un segundo varón mientras haya quedado viuda de un primero, aunque según las recomendaciones de Pablo le es mejor quedarse como está para concentrarse del todo en el Señor. En Deuteronomio capítulo 22 a partir del versículo 13 hay una serie de leyes para evitar casos deshonrosos en el pueblo de Israel. Desde el versículo 13 al 30 son tres las veces que se menciona la frase: “Así quitarás el mal de en medio de ti” dos veces es por testimonio, pero tres ya son una aseveración y reafirmación absoluta e infalible. Todo esto es porque la sexualidad no se debe tomar a la ligera, por cuanto no solo se trata de placer físico o unión carnal, sino que el acto sexual dentro de las leyes del Eterno es algo sagrado, es la manera mas profunda en que un hombre y una mujer expresan su amor mutuo, y además es la manera en que cumplimos el primer mandamiento dado a los primeros hombres Adam y Java que es matrimoniarse para procrear, es la manera en que un hombre y una mujer vuelven al original, en el principio Elohim nos creó varón y hembra, el primer Adam era uno solo, posteriormente es separado y solo puede volver a completarse uniéndose a su mujer, a una sola mujer. Lamentablemente lo que es más sagrado para el Eterno se ha convertido en la mayor degradación en la humanidad. El sexo lascivo que se vive hoy en día en el mundo ha corrompido lo que el Eterno en un principio hizo sagrado y perfecto. Es por eso que debemos ser muy cuidadosas con nosotras mismas y con nuestros hijos, y debemos ver la unión sexual no como algo carnal sino espiritual, un alma que se junta a otra queda unida para siempre y solo quedan libres a través de la muerte. Habrá muchas mujeres que al venir al conocimiento de las Escrituras tuvieron un pasado contrario a la Toráh, como todos lo hemos vivido, y todo lo que hicimos por ignorancia ha sido absuelto por el sacrificio de Yeshúa nuestro redentor, posteriormente debemos conocer las instrucciones que el Eterno nos da en Su Palabra para que podamos dirigir nuestras vidas en santidad, en consagración y siendo buen testimonio ante el Eterno y los hombres, de aquí en adelante ya con el conocimiento de los mandamientos que nos ayudan a vivir mejor debemos cuidar esos aspecto que quizás no habíamos visto tan trascendentales pero que a la Luz de las Escrituras entendemos que la santidad con la cual debemos dirigir nuestras vidas debe ser completa y diligente cada día, siendo esta la manera en que aguardamos el cumplimiento de la promesa que esperamos, la redención de todas las cosas con el regreso de nuestro Rey el Mesías Yeshúa.

 

Regresando a Génesis 34:3 dice que el joven príncipe se enamoró de Dina y habló a su corazón, lo cual quiere decir que al haberla tomado, aunque fue por la fuerza, el verdaderamente la deseó y al conocerla íntimamente se identificó con ella como lo haría con una mujer con la cual desearía pasar sus días, es decir, la amó y verdaderamente la quiso tomar por esposa. Seguramente después de haberla forzado la trató tiernamente para que no se sintiera “tan mal” y le habrá dicho que la pediría por mujer. Esto quizás la tranquilizó un poco, pero sabía lo que le podía esperar pues siendo una hija del pueblo de Israel conocía que lo que pasó estaba completamente reprobado y merecía muerte para Siquem. Éste joven decide ir a pedirla y ofrece una gran dote con tal de que se la dieran por esposa. Esto demuestra las “buenas intenciones” de Siquem, pero las tales no podían restituir tal deshonra para una hija de Israel. Actualmente en el judaísmo un hombre gentil que se pasa por un guiúr (proceso de conversión) no puede casarse con una mujer judía de linaje, en cambio, una mujer que se convierte al judaísmo si puede casarse con un varón judío de linaje, un ejemplo de ello tenemos a Rut la Moabita, que se casó con el judío Boaz y tuvo descendencia por medio de el. El motivo es porque como sabemos la descendencia la da el varón, la mujer es solo una depositaria de la semilla para que pueda continuar la descendencia del pueblo, pero si una mujer que desciende directamente del pueblo hebreo se casa con un hombre gentil la descendencia que traería no sería la del pueblo de Israel. Esto explica la actitud de Simeón y Leví hermanos de Dina:

 

Leer Génesis 34:4-31

 

El Eterno anteriormente le dijo al pueblo que no se mezclara ni comerciara con los cananeos, por eso pusieron sus tiendas delante de Canaán no dentro de la ciudad, pero Dina se salió de los límites y le pasó su peor desgracia. Sus hermanos sabían que los cananeos eran un pueblo que debían evitar, además debieron haber sentido gran dolor por la tragedia de su muy joven y virgen hermana, así que decidieron actuar astutamente y engañarlos para dos cosas, Una: evitar la asimilación, y Dos: pagar con la muerte al violador y su linaje cananeo. Para entender mejor el sentir de los hermanos de Dina y no tomarlo como un acto carnal de venganza o ira, veamos de quién era este pueblo cananeo:

 

Génesis 10:1 Estas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet, a quienes nacieron hijos después del diluvio.

Gen 10:6  Los hijos de Cam: Cus, Mizraim, Fut y Canaán

Gen 10:15-19  Y Canaán engendró a Sidón su primogénito, a Het,

 al jebuseo, al amorreo, al gergeseo,

 al heveo, al araceo, al sineo,

 al arvadeo, al zemareo y al hamateo; y después se dispersaron las familias de los cananeos.

 Y fue el territorio de los cananeos desde Sidón, en dirección a Gerar, hasta Gaza; y en dirección de Sodoma, Gomorra, Adma y Zeboim, hasta Lasa.

 

Noten que las personas que fueron destruidas en el juicio a Sodoma y Gomorra eran descendientes de Canaán, recuerden que eran personas completamente degeneradas, libertinas y depravadas. Después de que Noé y su familia bajaron del arca ustedes recordarán que Noé se embriagó y uno de sus hijos descubrió su desnudez, como dice:

 

Gen 9:18-27: “Y los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet; y Cam es el padre de Canaán.(desde aquí las Escrituras enfatizan la procedencia de Canaán por lo que sigue...) 

Estos tres son los hijos de Noé, y de ellos fue llena toda la tierra. Después comenzó Noé a labrar la tierra, y plantó una viña; y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda.

Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre, y lo dijo a sus dos hermanos que estaban afuera.

Entonces Sem y Jafet tomaron la ropa, y la pusieron sobre sus propios hombros, y andando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre, teniendo vueltos sus rostros, y así no vieron la desnudez de su padre.

Y despertó Noé de su embriaguez, y supo lo que le había hecho su hijo más joven,

y dijo: Maldito sea Canaán; (noten que la maldición es directamente para Canaán su nieto y no para Cam su hijo) Siervo de siervos será a sus hermanos.

Dijo más: Bendito por el Eterno mi Poderoso sea Sem,  Y sea Canaán su siervo. Engrandezca Elohim a Jafet, Y habite en las tiendas de Sem, Y sea Canaán su siervo”.

 

El texto hebreo sugiere, según la tradición hebrea, que en realidad Cam no solo vio a su padre, sino que físicamente lo deseó y posiblemente algo le hizo, porque dice el texto: y supo lo que le había hecho su hijo más joven. Cam tenía tendencias sexuales contrarias a la Toráh, eso se lo trasmitió a sus descendientes y seguramente su hijo Cam hizo cosas aún mayores, pues como dijimos de él descendieron los Sodomitas y su descendencia fundó las 4 ciudades que fueron enjuiciadas por el Eterno.

Este es el trasfondo de los cananeos, por eso el Eterno prohibió que el pueblo se mezclara con ellos, o comerciara, no debían contaminarse con sus abominaciones. Dijo Así al Pueblo:

 

Éxodo 34:11-17  Guarda lo que yo te mando hoy; he aquí que yo echo de delante de tu presencia al amorreo, al cananeo, al heteo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo.

Guárdate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti. Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus imágenes de Asera.

Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues El Eterno, cuyo nombre es Celoso, Elohim celoso es.

Por tanto, no harás alianza con los moradores de aquella tierra; porque fornicarán en pos de sus dioses, y ofrecerán sacrificios a sus dioses, y te invitarán, y comerás de sus sacrificios;

o tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, harán fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas.

No te harás dioses de fundición.

 

Deut. 7:1-6: “Cuando El Eterno tu Elohim te haya introducido en la tierra en la cual entrarás para tomarla, y haya echado de delante de ti a muchas naciones, al heteo, al gergeseo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, siete naciones mayores y más poderosas que tú,

y El Eterno tu Elohim las haya entregado delante de ti, y las hayas derrotado, las destruirás del todo; no harás con ellas alianza, ni tendrás de ellas misericordia.

Y no emparentarás con ellas; no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo.

Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de El Eterno se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto.

Mas así habéis de hacer con ellos: sus altares destruiréis, y quebraréis sus estatuas, y destruiréis sus imágenes de Asera, y quemaréis sus esculturas en el fuego.

Porque tú eres pueblo santo para El Eterno tu Elohim; El Eterno tu Elohim te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra”.

 

Lev 18:3  No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos.

 

Sofonías  2:5 !!Ay de los que moran en la costa del mar, del pueblo de los cereteos! La palabra de El Eterno es contra vosotros, oh Canaán, tierra de los filisteos, y te haré destruir hasta no dejar morador.

 

Como vemos el pecado de esta nación cananea es abominable ante el Eterno, es por eso que los hermanos de Dina los engañaron al decirles que les darían a Dina si se circuncidaban, sabiendo que era una manera de debilitarlos y poder atacar porque eran mucho más fuertes que los Israelitas y mas numeroso.

 

Lo que hicieron estos hombres por su hermana y su pueblo fue por el celo que tenían hacia lo que era del Creador, uno de los hermanos fue Leví, quien siempre se ha caracterizado por ser él y su descendencia los mas celosos por la Toráh.

 

Así terminó la vida de Dina, amancillada por un gentil a causa de su “curiosidad” y seguramente su ingenuidad, ella trajo el juicio sobre su propia vida al quedar seguramente sin esposo, pues lo hijos de Israel no tomaban mujeres que no fuesen vírgenes, podríamos pensar en que tal vez algún varón la aceptó, sin embargo si así hubiese sido la Toráh nos lo hubiera dicho pues hubiese traído descendencia de algún Israelita y su nombre se hubiera mencionado en alguna genealogía, pero esto no es así, Dina no vuelve a aparecer en ninguna otra parte de las Escrituras, solo nos queda pensar que vivió con sus hermanos y murió silenciosamente.

 

El Ejemplo que nos deja a nosotras como madres es la importancia de inyectar en el corazón de nuestros hijos e hijas el celo por la Toráh y la santidad de todo su ser, que solo piensen que le pertenecen a el Eterno, y de tal manera deben apartarse de todo aquello que pueda profanar sus vidas, de cuidar sus amistades y el lugar a donde van. Tal ejemplo debió haberlo tomado Tamar la hija del rey David, quien desgraciadamente corrió con la misma suerte que Dina, aunque fue más una víctima que la causante de su deshonra. Pero de ella también aprenderemos en otra ocasión.


Reply  Message 9 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 26/06/2012 04:34
La cercanía de Shavuot nos invita al pequeño ejercicio de leer el texto de Meguilat Rut ubicando a la mujer en el centro de nuestra lectura. En este caso el desafío será relativamente fácil ya que la voz femenina es oída a través del texto, prácticamente en cada instante.

Comencemos observando que Rut no es la única mujer de esta historia. Ya en el comienzo del libro queda clara la existencia de otra figura dominante, la de Noemí.

Noemí esposa de Elimélej, aparece mencionada por primera vez con relación a su marido, pero su protagonismo comienza justamente después de la muerte de éste. Y en un instante se revierten los roles, Noemí regresa a la tierra de la cual había salido junto a su esposo, y algunas interpretaciones dicen que de hecho fue castigada por no impedir a su marido que abandonara la Tierra de Israel en época de hambre. Conforme a las normas de la Halajá, la mujer puede oponerse a que el marido la obligue a abandonar la Tierra de Israel (Shuljan Aruj, Even Haezer 75, 3—4). Tal es la importancia de la permanencia en la Tierra de Israel que puede considerarse una causa de divorcio cuando una de las dos partes de la pareja desea emigrar a la Tierra de Israel y la otra no. Noemí no se opone a la salida del país ni a la aculturación de los hijos, quienes terminan casándose con mujeres moabitas, Ofra y Rut. Si bien algunos consideran que la desgracia que le acontece al perder al marido y los hijos está relacionada con esta falta, preferiría una línea interpretativa un poco más sensible a las relaciones humanas. Pese a que en el texto del libro de Rut las relaciones en esa familia no están descritas en detalle, como en todas, seguramente eran muy complejas.

Tratemos de imaginarnos la escena de una mujer que pierde a su marido y a sus hijos y se encuentra totalmente desposeída y desprotegida en un país extranjero. Noemí, tiene la fuerza de emprender el camino de regreso. Hay quienes querrán ver en ese acto debilidad y no fuerza, sin embargo, Noemí no quedó paralizada. Frente al duelo por pérdidas menores, muchos quedan inmovilizados, Noemí, saca fuerza de flaquezas y actúa. Ese hecho significa valor. Pero, Noemí demuestra mucho dominio y valentía para regresar al espacio social del que había partido rica y prestigiosa y al que regresa prácticamente “sin nada”.

El libro Rut bien podría ser el de Noemí.

El libro es de Rut, tal vez por que Rut asume aún mayores compromisos y riesgos.

Rut, que bien podría haber permanecido con los suyos, elige partir. Elige cambiar. Aquí se plasman sus características y su capacidad de transformar, de actuar, de renovarse y de elevarse espiritualmente. Una tenue trama casi invisible la une con Ester, con quien comparte los textos canonizados, y que a su tiempo y circunstancias debió enfrentarse con dificultades que también la forjaron y le dieron la fuerza para decidir por sí. Ester y Rut, están unidas en la búsqueda de su identidad. Ambas optan por ser judías cuando bien podrían haber elegido no serlo. Rut cuando proviene de un pueblo extranjero repudiado por los israelitas por una acción anterior. Ester, nacida judía, lleva dos nombres: Hadasa (Mirta), su nombre judío, y Ester nombre común entre los asimilados de entonces. Hoy, Ester y Noemí son nombres judíos típicos, como homenaje a quienes los portaron con orgullo. Rut y Ester arriesgaron en su elección parte de su propia vida. Sus inicios en el judaísmo no son rituales sino existenciales. Ester que había ocultado su identidad, podría haber continuado con la farsa, después de todo, la había ocultado para candidatearse para ocupar el lugar dejado por Vashti, la soberana del imperio. Nada perdería de la complaciente vida en el palacio si hubiera mantenido el silencio. De pronto, activa y valientemente, se presenta con su verdadera identidad al soberano y ayuna durante tres días y tres noches. Tal vez, fueron esas jornadas significativas de recogimiento y reflexión de las que va a salir decidida y fortalecida para poder actuar comprometidamente. Pone en peligro sus privilegios y su vida para iniciar el camino solidario con su pueblo.

La transformación de Rut es todavía más radical. De la ajenidad a la pertenencia. De ser extranjera a ser parte del cuerpo social. De un destino lejano a asumir el nada simple destino histórico del pueblo judío. No es sólo el destino de Noemí el que eligiera. Con él, recibía su fe y su destino nacional. Rut corta con la casa materna, como Abraham con la suya y se incorpora al pueblo por elección y por fe. Rut se convierte en el paradigma de quienes eligieron a lo largo de la historia, incorporarse al pueblo judío guiada por una convicción inquebrantable y no por la conveniencia o la moda, ni siquiera por amar a un hombre. En ese sentido más bien parecería ser lo contrario, el hecho de incorporarse al pueblo hace que recaigan sobre ellas normas familiares y legales que hasta ese momento les eran ajenas. Y, por lo tanto, está dispuesta a ser tomada por Boaz. Si bien no hay duda que éste es un acto económicamente conveniente para ella y su suegra, no fue el móvil de la conversión si no su consecuencia.

Volvamos al relato: “Entonces las dos mujeres siguieron caminando hasta llegar a Belén. Apenas llegaron, hubo gran conmoción en todo el pueblo a causa de ellas”.

El texto no nos dice que hablaron durante el camino desde Moab a Belén. Quizás caminaron en silencio, cada una dentro de sus ideas. Lo que es seguro compartieron largas horas de deambular por el desierto. En un principio Rut no habla, sino que se aferra a Noemí, el término hebreo utilizado es el de dabká, que podríamos traducir como se “pegó” o se “adhirió”, o sea, la primera reacción no lleva palabras... más aún, el término hebreo es utilizado generalmente para manifestar la comunión espiritual, así en el Deut. 4: 4 “vosotros que habéis seguido unidos al Señor, estáis todos vivos”, la palabra hebrea del texto es dbekim, de la misma raíz que dabká, de lo cual queda claro que la “adherencia” de la que se trata no es física. No se aferró físicamente, como podríamos imaginarlo en la escena de la despedida, sino como lo plantea el texto inmediatamente: se unió a su pueblo y a su fe.

Como sabemos, Boaz se casa finalmente con Rut.

Al acercarnos al final de la historia, es hora de reflexionar acerca de algunos puntos.

El libro de Rut tiene contrastes y paralelismos. Podemos notar en él, la relación diferente de las mujeres hacia Noemí al principio y al fin del relato. También el repudio que sienten por Rut, al principio que luego se convierte en elogios. Allí también las protagonistas son mujeres. Podemos detenernos en la relación con las nueras, personajes independientes cada una, que van en busca de sus propios destinos. Una eligiendo lo lógico, Rut, afectivamente. Rut debe enfrentarse al encargo de su suegra de presentarse frente a un Boaz que no la ha mirado siquiera, y a quien debe intentar seducir. Y lo logra.

Noemí lleva silenciosamente el yugo de su sufrimiento y se une al sufrir de su nuera. También Rut se mantiene en el silencio femenino tan conocido en otros textos y que nos obliga a llenarlo con nuestras propias palabras y pensamientos. Sólo es elocuente cuando elige su destino. Allí pareciera libera todo el sentir reprimido. Quien habla sin parar es el personaje masculino Boaz, quien parece necesitar explicar y hacer, hacer y explicar, pretendiendo ocupar el centro de la acción de la que fue desplazado por las mujeres.

Rut y Noemí, que supieron aceptar el dolor con amor, que encontraron maneras de superar el duelo y la desesperación, la angustia y la depresión, son inscritas en la historia como ejemplos de un modelo de mujer, acerca del cual difícilmente nos hubiéramos sabido imaginar, sin leer el texto del libro. Mujeres, que en la lucha por sus derechos, se animaron también a acciones que todavía en nuestros días, a 3000 años de distancia, se ven como temerarias.

Vale la pena releer el texto en esta fiesta.

Reply  Message 10 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 27/11/2012 23:27

ASENAT אָֽסְנַת 

 

Asenat fue una mujer egipcia que vivió aproximadamente en el año 1715 a.d.M.  Era una mujer perteneciente a la alta sociedad egipcia gracias a su padre Potifera, el cual, dice la Escritura, que era sacerdote de On. On era una ciudad en Egipto que significa “ciudad de la columna” ya que en ella abundaban los obeliscos, un símbolo pagano con mucha historia. Se ubicaba 17 km al norte de la ciudad moderna de El Cairo.

 

Gén 41:39  Y dijo Faraón a José: Pues que el Poderoso te ha hecho saber todo esto,  no hay entendido ni sabio como tú. 40  Tú estarás sobre mi casa,  y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo;  solamente en el trono seré yo mayor que tú. 41  Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. 42  Entonces Faraón quitó su anillo de su mano,  y lo puso en la mano de José,  y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo,  y puso un collar de oro en su cuello; 43  y lo hizo subir en su segundo carro,  y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!;  y lo puso sobre toda la tierra de Egipto. 44  Y dijo Faraón a José: Yo soy Faraón;  y sin ti ninguno alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto. 45  Y llamó Faraón el nombre de José,  Zafnat-panea;  y le dio por mujer a Asenat,  hija de Potifera sacerdote de On.  Y salió José por toda la tierra de Egipto.

 

Yosef fue puesto en alto, para ese momento Yosef ya era oficialmente parte de la realeza egipcia, sin embargo es muy importante que él nunca se olvidara de su fe, esto fue lo que el Eterno vio en él y por eso siempre lo bendijo. Asenat, a pesar de ser completamente egipcia parece nunca haber sido un obstáculo para Yosef de manera que lo llevara a la idolatría. Recordemos que dentro de la historia de nuestro pueblo ha habido hombres (por ejemplo Salomón) que han sido desviados de su fe por causa de mujeres. Con Yosef no pasó esto, Asenat no lo desvió a él, más bien ella tuvo que haberse apegado a la fe de Yosef por el poderoso de Israel.

 

En la ciudad de On se adoraba al dios Ra, el dios sol, del cual era sacerdote Potifera padre de Asenat. El nombre de la ciudad de On fue cambiado posteriormente al de Heliópolis y se convirtió en una ciudad en la que también los griegos adoraron a sus deidades. Lamentablemente la adoración a esta deidad del sol contaminó al pueblo hebreo, lo podemos ver cuando el profeta Jeremías advierte a su pueblo que Nabucodonosor “va a quebrar las ciudades del Bet-Shemesh (casa del sol)” Jer. 43:13.Finalmente la adoración al sol es algo que se ha infiltrado en la iglesia cristiana-católica-romana, esto es para que nos demos cuenta de la fuerza que tenía esta deidad en sus seguidores y cómo ha repercutido hasta nuestros días, dicha deidad ha sido siempre lo opuesto al Poderoso de Israel. Todo esto es importante tomarlo en cuenta para entender el tipo de padre que fue Potifera para Asenat y cómo a pesar de haber sido instruida en ésta cultura la dejó y siguió a su esposo Yosef (José).

 

En esa época, un hombre que era sacerdote de Egipto era tenido en muy alta estima por su sabiduría y conocimiento. Sin duda Asenat era una mujer inteligente, instruida por su padre, pero la sabiduría que poseía era completamente la opuesta a la de Yosef  (José). A pesar de esto veremos que en éste matrimonio conformado por un hebreo y una mujer extranjera al final logra prevalecer el temor de Yosef por el Elohim de Israel.

 

Es interesante el significado del nombre de Potifera, el cual significa "que pertenece a Ra"  [dios del Sol] o  "el que el [dios sol] Ra ha dado"

Por su parte, el nombre de Asenat significa adorador de Net" o  el que pertenece a Neit" [una diosa]. REGALO DEL DIOS SOL

El nombre de Asenat escrito en hebreo es así: אָֽסְנַת  y en hebreo el significado tiene que ver con: PELIGRO, INFORTUNIO.

 

El nombre Asenat aunque se escriba en hebreo es completamente egipcio en el que se declara que ella, Asenat pertenece a (la diosa) Neit, así como el nombre de su padre declara que él pertenece a Ra. Neit era la diosa madre de los dioses, por lo tanto madre de Ra. Era llamada «La Madre divina», «la dama de los cielos», «la dueña de los dioses». El cetro de su culto estaba en Sais, en el Delta. Los griegos la identificaron con Artemisa. Se pensaba que la diosa Neit se había creado a sí misma.

 

Como vemos, aunque Asenat venía de un contexto completamente pagano e idólatra y debido a eso su nombre era negativo, cuando es dada a Yosef por esposa es ella quien poco a poco con el paso del tiempo y el trato con Yosef a través de su testimonio se va dando cuenta de que la fe de Yosef en Un Solo Creador de todas las cosas es lo que verdaderamente el corazón del hombre anhela encontrar…

 

Gén 41:49  Recogió José trigo como arena del mar, mucho en extremo, hasta no poderse contar, porque no tenía número. 50  Y nacieron a José dos hijos antes que viniese el primer año del hambre, los cuales le dio a luz Asenat, hija de Potifera sacerdote de On. 51  Y llamó José el nombre del primogénito, Manasés; porque dijo: el Poderoso me hizo olvidar todo mi trabajo, y toda la casa de mi padre. 52  Y llamó el nombre del segundo, Efraín; porque dijo: el Poderoso me hizo fructificar en la tierra de mi aflicción.

 

El alma de Yosef se apegó a la de Asenat, ya hemos hablado de esto anteriormente y vimos que es un asunto muy delicado y especial cuando dos personas se unen físicamente, esto puede ser peligroso para un creyente que no esté bien cimentado en la fe si se una con una o un no creyente, podría ser el declive de su vida espiritual. En el caso de Yosef no fue así por causa de Asenat, primeramente porque el Eterno había permitido todo acontecimiento en su vida para llevarlo a cumplir un propósito específico y profético, y segundo porque Yosef sabía que él debía ser de testimonio para su esposa y no permitir que la cultura egipcia ganara terreno en la vida de su nueva familia, para esto fue necesario un corazón dispuesto de Asenat. En los nombres que Yosef pone a sus hijos podemos ver que el corazón de Yosef seguía confiando en el Eterno, los nombres Manasés y Efraím expresan la fidelidad del carácter de Yosef. Además vemos que Asenat no presentó alguna objeción en poner a sus hijos nombres hebreos, cuando ella al parecer venía de una familia en la que acostumbraban a poner a los hijos nombres en honor a los dioses.

 

Manasés hebreo Menashé מְנַשֶּׁה Podríamos decir que el Eterno recompensó a Yosef por todo lo que había pasado al darle a su primer hijo, y le consoló ayudando a olvidar el dolor que sentía al estar alejado de su familia pero por supuesto no podemos decir que ya no quería saber más de ellos y los olvidó.

 

Efraín hebreo Efrayim  אֶפְרַיִם  aquí vemos que Yosef entendió que el Eterno tenía un propósito al ponerle en Egipto y a pesar de la aflicción que sentía de estar ahí, alejado de los suyos en su hijo proyecta su confianza en el Creador quien le daba la bendición de hacer todo lo que hasta ese momento había logrado.

En todo ello estuvo Asenat, seguramente lo apoyó en todo momento, y es otro ejemplo de una mujer egipcia que se acerca al pueblo de Israel a través de un hombre hebreo. No sabemos lo que pasó con ella pero al ver en la vida de Yosef que todo se cumplió conforme a la voluntad del Eterno podemos decir que fue una mujer que dejó un ejemplo de sumisión a su marido para todas nosotras, sin embargo, puede ser importante que de las doce tribus Efraím hijo de Yosef y Asenat fue el que se alejó de la fe en pos de la idolatría de manera muy dolorosa para el Eterno, aún así Él no lo desechó y lo llamó “mi primogénito” “mi hijo”, precisamente para Efrayím fue enviado el mesías redentor como muestra del gran amor del Eterno por Su pueblo. Menashé también tuvo sus debilidades, eso podríamos atribuirlo a Asenat, madre de ambos, quien seguramente no cimentó la fe en sus hijos como lo hicieron otras mujeres extranjeras, por ejemplo como Rut. Aún así, vemos que de Asenat podemos rescatar una aceptación por la fe en el Eterno u no un obstáculo o rechazo, lo que posiblemente pudo darle entrada al pueblo de Israel si en verdad en algún momento de su vida lo deseó, después de todo es una mujer extranjera más que el Eterno usó para conformar las 12 tribus de Israel el pueblo elegido por el Creador para ser Suyo.

 
~El Lado Femenino De La Biblia~

www.elladofemeninodelabiblia.org
http://www.elladofemeninodelabiblia.org/ladofemenino/html/Ejemplares/Asenat.htm

Reply  Message 11 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 30/11/2012 14:54
 
LEONARDO DAVINCI
LEON (LEON de la tribu de JUDA)
NARDO=UNGIMIENTO DE BETANIA
Busqueda para NARDO
 ¿PORQUE MARIA MAGDALENA UNGE LOS PIES DE JESUS EN

EL NARDO TIENE UN FUERTE NEXO CON MARIA MAGDALENA EN CONTEXTO AL UNGIMIENTO DE BETANIA
 
Entonces María tomó una libra de perfume de NARDO puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.
 
DAVID
VID/VINO/GRIAL
VIDA
1232. Salmos 128:3: Tu mujer será como VID que lleva fruto a los lados de tu casa;
Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.
GENESIS 49
49:8 Judá, te alabarán tus hermanos; Tu mano en la cerviz de tus enemigos; Los hijos de tu padre se inclinarán a ti.
49:9 Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, Así como león viejo: ¿quién lo despertará?
49:10 No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos.
 ¿PORQUE MARIA MAGDALENA UNGE LOS PIES DE JESUS EN
49:11 Atando a la vid su pollino, Y a la cepa el hijo de su asna, Lavó en el vino su vestido, Y en la sangre de uvas su manto.
49:12 Sus ojos, rojos del vino, Y sus dientes blancos de la leche. (LAODICEA=ILUMINACION=APOCALIPSIS 3:14. LA ILUMINACION en la tora tiene un fuerte contexto con MARIA MAGDALENA Y EL SANTO GRIAL. En la pelicula "EL CODIGO DA VINCI" cuando ROBERT LANGDON Y SOPHIE NEVEU van a la mansion del INGLES SIR  LEIGH TEABING es increible que PREVIO A QUE ESTE ULTIMO le revele a SOPHIE el nexo de MARIA MAGDALENA CON LEONARDO DA VINCI le hace cerrar los ojos y le pregunta de cuantas copas habia en la mesa en la SANTA CENA y justamente ella responde que una sola. TEABING, un ingles, cuando SOPHIE abre los ojos (ILUMINACION) le muestra que en dicha pintura no hay ninguna copa y que el GRIAL ES JUSTAMENTE LA MUJER QUE ESTA A LA DERECHA DEL SEÑOR CON PELO ROJIZO. LA ILUMINACION EN LA TORA ESTA 100% INTERRELACIONADA CON LA ESPOSA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)
INTER/NACIONES, PUEBLOS Y LENGUAS
 
NET (INGLES)/RED (ESPAÑOL)/RED (ROJO EN INGLES)
 
CRISTO AL SER HIJO DE JOSE, MARIA ES ANTITIPO DE ASENAT

ASENAT אָֽסְנַת 

 

Asenat fue una mujer egipcia que vivió aproximadamente en el año 1715 a.d.M.  Era una mujer perteneciente a la alta sociedad egipcia gracias a su padre Potifera, el cual, dice la Escritura, que era sacerdote de On. On era una ciudad en Egipto que significa “ciudad de la columna” ya que en ella abundaban los obeliscos, un símbolo pagano con mucha historia. Se ubicaba 17 km al norte de la ciudad moderna de El Cairo.

 

Gén 41:39  Y dijo Faraón a José: Pues que el Poderoso te ha hecho saber todo esto,  no hay entendido ni sabio como tú. 40  Tú estarás sobre mi casa,  y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo;  solamente en el trono seré yo mayor que tú. 41  Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. 42  Entonces Faraón quitó su anillo de su mano,  y lo puso en la mano de José,  y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo,  y puso un collar de oro en su cuello; 43  y lo hizo subir en su segundo carro,  y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!;  y lo puso sobre toda la tierra de Egipto. 44  Y dijo Faraón a José: Yo soy Faraón;  y sin ti ninguno alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto. 45  Y llamó Faraón el nombre de José,  Zafnat-panea;  y le dio por mujer a Asenat,  hija de Potifera sacerdote de On.  Y salió José por toda la tierra de Egipto.

 

Yosef fue puesto en alto, para ese momento Yosef ya era oficialmente parte de la realeza egipcia, sin embargo es muy importante que él nunca se olvidara de su fe, esto fue lo que el Eterno vio en él y por eso siempre lo bendijo. Asenat, a pesar de ser completamente egipcia parece nunca haber sido un obstáculo para Yosef de manera que lo llevara a la idolatría. Recordemos que dentro de la historia de nuestro pueblo ha habido hombres (por ejemplo Salomón) que han sido desviados de su fe por causa de mujeres. Con Yosef no pasó esto, Asenat no lo desvió a él, más bien ella tuvo que haberse apegado a la fe de Yosef por el poderoso de Israel.

 

En la ciudad de On se adoraba al dios Ra, el dios sol, del cual era sacerdote Potifera padre de Asenat. El nombre de la ciudad de On fue cambiado posteriormente al de Heliópolis y se convirtió en una ciudad en la que también los griegos adoraron a sus deidades. Lamentablemente la adoración a esta deidad del sol contaminó al pueblo hebreo, lo podemos ver cuando el profeta Jeremías advierte a su pueblo que Nabucodonosor “va a quebrar las ciudades del Bet-Shemesh (casa del sol)” Jer. 43:13.Finalmente la adoración al sol es algo que se ha infiltrado en la iglesia cristiana-católica-romana, esto es para que nos demos cuenta de la fuerza que tenía esta deidad en sus seguidores y cómo ha repercutido hasta nuestros días, dicha deidad ha sido siempre lo opuesto al Poderoso de Israel. Todo esto es importante tomarlo en cuenta para entender el tipo de padre que fue Potifera para Asenat y cómo a pesar de haber sido instruida en ésta cultura la dejó y siguió a su esposo Yosef (José).

 

En esa época, un hombre que era sacerdote de Egipto era tenido en muy alta estima por su sabiduría y conocimiento. Sin duda Asenat era una mujer inteligente, instruida por su padre, pero la sabiduría que poseía era completamente la opuesta a la de Yosef  (José). A pesar de esto veremos que en éste matrimonio conformado por un hebreo y una mujer extranjera al final logra prevalecer el temor de Yosef por el Elohim de Israel.

 

Es interesante el significado del nombre de Potifera, el cual significa "que pertenece a Ra"  [dios del Sol] o  "el que el [dios sol] Ra ha dado"

Por su parte, el nombre de Asenat significa adorador de Net" o  el que pertenece a Neit" [una diosa]. REGALO DEL DIOS SOL

El nombre de Asenat escrito en hebreo es así: אָֽסְנַת  y en hebreo el significado tiene que ver con: PELIGRO, INFORTUNIO.

 

El nombre Asenat aunque se escriba en hebreo es completamente egipcio en el que se declara que ella, Asenat pertenece a (la diosa) Neit, así como el nombre de su padre declara que él pertenece a Ra. Neit era la diosa madre de los dioses, por lo tanto madre de Ra. Era llamada «La Madre divina», «la dama de los cielos», «la dueña de los dioses». El cetro de su culto estaba en Sais, en el Delta. Los griegos la identificaron con Artemisa. Se pensaba que la diosa Neit se había creado a sí misma.

 
 

Neit

De Wikipedia, la enciclopedia libre
 

Neit, o Neith, antigua diosa de la guerra y la caza, posteriormente creadora de dioses y hombres, divinidad funeraria, diosa de la sabiduría e inventora en la mitología egipcia.

La diosa Neit.
  • Nombre egipcio: Net. Nombre griego: Neit. Deidad griega: Atenea.
 

 

 GUERRA EQUIVALE A MARTE
VOLVEMOS AL PATRON JUNO, JUPITER PADRES DE MARTE
 
ESTA TODO CODIFICADO PARA GLORIA DEL DIOS TODOPODEROSO. EL MUNDO ES EL SANTO GRIAL. USTED NO PUEDE ESCAPAR DE LA VERDAD
 

Reply  Message 12 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/12/2012 06:03
 
Image

Tamar, mother of Zerah and Pharez.

Image

Judah presenting his staff to Tamar.

_________________
From the Borderlands - mjastudio.com
 
http://andrewgough.co.uk/forum/viewtopic.php?f=1&t=3382&start=200
 

Reply  Message 13 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 30/03/2014 17:43
 

RIZPA: UN MODELO DE MADRE PARA LA MUJER DE HOY Y DE TODOS LOS TIEMPOS

 
Rizpa, concubina del rey Saúl fue la mujer que asumiendo su verdadero rol de madre luchó silenciosamente hasta conseguir que sus dos hijos fueran sepultados dignamente. Hace dos años escribí sobre este mismo tema desde la base bíblica, hoy quiero enfocarme desde la perspectiva de la mujer inmigrante en el Día de la madre, éste día que es celebrado en algunos países de América Latina el 10 de Mayo mientras que en Estados Unidos lo es el segundo domingo.

 La historia se remonta al capítulo 9 de Josué cuando los amorreos, cananeos fereseos, hebeos y jebuseos se unieron para pelear en contra de los ejércitos de Israel comandados por Josué, el sucesor de Moisés. Los de Gabaón fueron más astutos, aparentando una pobreza extrema engañaron a Josué diciendo ser de tierras lejanas, así lograron que se les perdonara la vida, éste hace alianzas con ellos cuando la instrucción divina era acabar con todas las tribus adoradores de dioses paganos. Tres días más tarde el caudillo israelita descubre que ha sido engañado pero el pacto está hecho, son tomados por leñateros y aguadores para la congregación y el altar de Jehová como castigo pero seguirán multiplicándose dentro del pueblo de Dios.

 Saúl, el primer rey de Israel ignora dicho pacto dando muerte a los gabaonitas y a causa de ello vino una gran hambre en Israel que duró unos tres años ya bajo el reinado de David. David en su afán de corregir lo hecho por Saúl quiso reivindicar a los gabaonitas ofreciéndoles dar lo que pidiesen y éstos ni lentos ni perezosos pidieron la vida de siete hombres según se lee en el segundo libro de Samuel capítulo 21. Solamente fue perdonado Mefi-boset hijo de Jonatán y nieto de Saúl pero fueron sacrificados los hijos de Rizpa por el simple hecho de ser hijos de Saúl, cinco de Mical mujer de David e hija de Saúl y aquí comienza el drama para esta madre. Sus hijos fueron ahorcados y exhibidos públicamente por unos cinco meses, un hecho totalmente aberrante para los judíos. Lo más correcto hubiera sido sepultarlos pero ¿qué del nombre de sus hijos y de los otros que habían sido muertos vilmente? ¿Qué del respeto a su memoria? El verso 10 dice que Rizpa tomó una tela de cilicio y la tendió para sí sobre un peñasco (que era el tiempo de la cosecha y el invierno), durante ese tiempo no permitió que la lluvia o las aves dañaran los cuerpos, eso quiere decir que aquella valerosa mujer permaneció allí en señal de protesta hasta que fue dicho al rey David.

 De inmediato el rey hizo llevar los huesos de Saúl, los de Jonatán, los de los dos hijos de Riza que habían sido ahorcados y que sus cuerpos permanecían colgados, mandó que los sepultaran dignamente, el verso 14 del mismo segundo libro de Samuel dice: ``Y Dios fue propicio a la tierra después de esto``. Saúl había muerto peleando contra los filisteos en Gilboa, al sentirse derrotado junto a sus hijos Jonatán, Abinadab y Malquisúa pidió a su escudero que lo matara y éste resistirse, el mismo Saúl se echó sobre su espada,lo mismo hizo su escudero. Los filisteos al siguiente día le cortaron la cabeza y colgaron su cuerpo en el muro de Bet-sán que seguidamente fue quitado de ahí por los hombres de Habes de Galaad y lo sepultaron debajo de un árbol (1 Samuel 31: 1-7; 11-13).

 De Rizpa solamente eran dos Armoni y mefiboset, el otro Mefiboset era hijo de Jonatán que había sido perdonado por David, el caso es que todos habían sido expuestos a la vergüenza pública y eso no podía ser permitido por Rizpa. Con su medida de hecho no sólo consiguió reivindicar a sus hijos sino los de Saúl su marido padre de los dos ahorcados, los de Jonatán íntimo amigo del ahora rey David y los de Jabes.

 La lección que se aprende de Rizpa es digna de imitar por madres y padres que se esmeran por cuidar o dignificar a sus hijos hoy cuando los valores morales y éticos son pisoteados vilmente. No es en vano que su nombre significa ``carbón encendido`` porque como tal desafió el frío, la soledad y hasta el menosprecio en pro del honor de sus hijos y consiguió mucho más.

 A Rizpa le queda bien el titulo de la mujer virtuosa y alabada de (Proverbios 31:10, 30) como de muchas otras de la historia bíblica y secular. A cuántas Rizpas vemos a diario jugar el papel de madre y padre para sacar adelante a sus hijos contra viento y marea. En nuestra misma congregación hemos visto a lo largo de los años mujeres que han dejado su país arriesgando sus vidas, a ser vituperadas en su trayecto cruzando hasta tres y más países y ya en tierra norteamericana dejan sus pulmones frente a la máquina de coser, limpieza o cualquier otro trabajo que aunque digno no deja de ser un medio de explotación que se presta para ser abusadas.

 ¿Cuántas de ellas (al igual que ellos) no se atreven ni siquiera a denunciar los abusos por el ``pecado`` de ser indocumentadas? Luchan incansablemente hasta traer a sus maridos a sus hijos y ya los niños aquí tienen que dejarlos en manos de familiares o amigos, pagar por su cuido mientras que ellas cuidan los del patrón o patrona en la casa donde trabajan. He aquí un ejemplo de primera mano: Mientras mi esposa y yo trabajábamos de noche recién llegados, nuestro hijo David Q.P.D. con escasos diez años y su hermanito Ociel de cuatro se quedaban recomendados, ahí eran obligados a limpiar baños que eran ensuciados intencionalmente para desesperarlos. A la hora del descaso a eso de las nueve de la noche yo les llamaba para saber de ellos, David aunque hacía esfuerzos para no preocuparme, mi corazón de padre me decía lo contrario. Por la mañana se iba a la escuela sin despertarnos, habíamos llegado de madrugada; por la tarde cuando llegaba de la escuela ya nos habíamos ido de nuevo al trabajo, era hasta el fin de semana que podíamos estar en familia. Tuvieron que pasar años para enterarnos de ello.

 Mucho podríamos decir de mujeres abnegadas, luchadoras incansables en este día de la madre. De las muchas Rizpas que no descansan hasta conseguir su propósito, la dignidad o la reivindicación de sus hijos a toda costa, como pastor oro para que Dios conceda todas sus peticiones y que les sea devuelta su dignidad que de alguna manera la sociedad les ha quitado. A Dios gracias cada día vemos que el liderazgo de la mujer recobra relevancia, les vemos administrando empresas, ejerciendo puestos públicos como alcaldesas, senadoras, gobernadoras y hasta como presidentas de su país.

 En este día de la madre oro también por las Rizpas que cada fin de semana corren a enviar el money-order que sus hijos esperan ansiosamente en su lugar de origen y que tienen muchísimos años de no verlos por falta de ``papeles``. Oro por las que a diario se exponen a tantos maltratos, por las que son humilladas y violadas en su trayecto hacia el Norte. Por las que son obligadas a subir  esposadas a los carros de la Patrulla Fronteriza quedando así truncado el sueño por un futuro mejor y ahora endeudadas en su país por el dinero prestado para el viaje. Oro por las que quedan abandonadas y perdidas en el intento; por las que en este momento están muriendo de frío, hambre y sed en el desierto. Oro por las que defienden la vida en este tiempo cuando el índice de abortos alcanza proporciones alarmantes, oro por esos padres angustiados que sufren su ausencia,  oro por los  esposos e hijos que nunca volverán a ver físicamente a sus Rizpas.
http://bladimiromonroy.blogspot.com.ar/2012/05/rizpa-un-modelo-de-madre-para-la-mujer.html

Reply  Message 14 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 16/10/2014 23:22

Mujeres de la Biblia: Cetura

Ella también tuvo hijos de Abraham

Cetura no es un nombre conocido, pocos le prestan atención a ella, porque la historia la escondió. Pero esa mujer tuvo seis hijos de Abraham (Génesis 25:1-2). Fue una de sus concubinas, además de Agar. Sin embargo, a diferencia de ella, no fue expulsada de la parentela (Génesis 21:8-21).

A pesar de que su aparición en la historia de Abraham es discreta. Cetura también participó de su genealogía. Sus hijos hicieron historia, pues, según algunos estudios, formaron pueblos en el norte de Arabia (1 Crónicas 1:32-33).

Ejemplo de quietud

Muchas veces las mujeres quieren llamar la atención, tanto de su marido, como de las amigas, en el trabajo y hasta en la iglesia.

Cetura puede ser citada como ejemplo de tranquilidad. Aún sabiendo que no estaba en el centro de las atenciones de Abraham, Dios le dio la recompensa por ser una buena sierva, dándole hijos con el patriarca.

Fue sumisa y no esperó reconocimiento. Obedeció a Sara y así entró también en la historia de los descendientes de Abraham.

Aprendamos de ella. Aunque pasemos desapercibidas para algunas personas, Dios nunca se olvida de cada una de nosotras y nos da la bendición reservada conforme a nuestra fe.


Reply  Message 15 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 16/10/2014 23:24
1 Crónicas 1:32
Versos Paralelos
La Biblia de las Américas
Los hijos que Cetura, concubina de Abraham, dio a luz, fueron Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Y los hijos de Jocsán fueron Seba y Dedán.

La Nueva Biblia de los Hispanos
Los hijos que Cetura, concubina de Abraham, dio a luz, fueron Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Y los hijos de Jocsán fueron Seba y Dedán.

Reina Valera Gómez
Y Cetura, concubina de Abraham, dio a luz a Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac, y a Súa. Los hijos de Jocsán: Seba y Dedán.

Reina Valera 1909
Los hijos de Jobsán: Seba y Dedán.

Biblia Jubileo 2000
Los hijos de Jocsán: Seba y Dedán.

Sagradas Escrituras 1569
Los hijos de Jocsán: Seba y Dedán.

King James Bible
Now the sons of Keturah, Abraham's concubine: she bare Zimran, and Jokshan, and Medan, and Midian, and Ishbak, and Shuah. And the sons of Jokshan; Sheba, and Dedan.

English Revised Version
And the sons of Keturah, Abraham's concubine: she bare Zimran, and Jokshan, and Medan, and Midian, and Ishbak, and Shuah. And the sons of Jokshan; Sheba, and Dedan.
Tesoro de la Escritura

A.

2151. B.C.

1853. the sons.

Génesis 25:1-4
Abraham volvió a tomar mujer, y su nombre era Cetura.…

Midian.

Génesis 37:28
Pasaron entonces unos mercaderes madianitas, y ellos sacaron a José, subiéndolo del pozo, y vendieron a José a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y éstos llevaron a José a Egipto.

Éxodo 2:15,16
Cuando Faraón se enteró del asunto, trató de matar a Moisés; pero Moisés huyó de la presencia de Faraón y se fue a vivir a la tierra de Madián, y allí se sentó junto a un pozo.…

Números 22:4-7
Y Moab dijo a los ancianos de Madián: Esta multitud lamerá todo lo que hay a nuestro derredor, como el buey lame la hierba del campo. Y en aquel tiempo Balac, hijo de Zipor, era rey de Moab.…

Números 25:6
Y he aquí que un hombre, uno de los hijos de Israel, vino y presentó una madianita a sus parientes, a la vista de Moisés y a la vista de toda la congregación de los hijos de Israel, que lloraban a la puerta de la tienda de reunión.

Números 31:2
Toma venganza completa sobre los madianitas por los hijos de Israel; después serás reunido a tu pueblo.

Jueces 6:1-6
Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos del SEÑOR, y el SEÑOR los entregó en manos de Madián por siete años.…

Sheba.

1 Reyes 10:1
Cuando la reina de Sabá oyó de la fama de Salomón, por causa del nombre del SEÑOR, vino a probarle con preguntas difíciles.

Job 6:19
Las caravanas de Temán los buscaron, los viajeros de Sabá contaban con ellos.

Salmos 72:10,15
Los reyes de Tarsis y de las islas traigan presentes; los reyes de Sabá y de Seba ofrezcan tributo;…

Isaías 60:6
Una multitud de camellos te cubrirá, camellos jóvenes de Madián y de Efa; todos los de Sabá vendrán, traerán oro e incienso, y traerán buenas nuevas de las alabanzas del SEÑOR.

Dedan.

Isaías 21:13
Profecía sobre Arabia. En las espesuras de Arabia pasad la noche, caravanas de dedanitas.

Jeremías 25:23
a Dedán, a Tema, a Buz y a todos los que se rapan las sienes;

Jeremías 49:8
Huid, volved, morad en las profundidades, habitantes de Dedán, porque la ruina de Esaú traeré sobre él al momento de castigarlo.

Ezequiel 25:13
por tanto, así dice el Señor DIOS: `Yo extenderé también mi mano contra Edom y cortaré de ella hombres y animales y la dejaré en ruinas; desde Temán hasta Dedán caerán a espada.

Ezequiel 27:20
`Dedán comerciaba contigo en mantas para cabalgaduras.


Reply  Message 16 of 16 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 16/10/2014 23:26

Cetura,

 

De acuerdo con la Biblia hebrea, Cetura o Ketura fue la mujer quien Abraham, el patriarca de los israelitas, se casó tras la muerte de su esposa, Sarah. Cetura dio a Abraham seis hijos, Zimram, Jocsán, Medan, Madián, Isbac y Súa. La ortografía de los nombres de los hijos varía como se puede ver en la primera del siglo CE historiador Flavio Josefo, que menciona a Cetura y sus hijos en las Antigüedades de los Judios 1.238.

Cetura se conoce en momentos diferentes como la esposa de Abraham ya sea en Génesis 25:1 o concubina de Abraham en 1 Crónicas 1:32. Mientras que Abraham dejó todo a Isaac, hizo donaciones a sus hijos por su concubina durante su vida, y los envió lejos de Isaac al este. Murió a la edad de 175. Seis hijos de Cetura representan las tribus de Arabia al sur y al este de Canaán.

Algunos, pero no todos los filósofos, los judíos se identifican Cetura con Agar, afirmando que Abraham la buscó después de la muerte de Sara, y que el cambio de Agar de nombre Cetura era un símbolo de la simpatía de su teshuvá de su pecado durante su exilio. Esta interpretación se establece en el Midrash y el apoyo de Rashi, Gur Aryeh, Keli Yakar, y Abdías de Bertinoro. La opinión contraria es defendida por Rashbam, Abraham ibn Ezra, Radak y Ramban.

En la genealogía de 1 Crónicas, Cetura y Agar se muestran como dos personas diferentes:

Eran 's descendientes: Nebayot el primogénito de Ismael, Cedar, Adbeel, Mibsam, Misma, Duma, Massa, Hadad, Tema, Jetur, Nafis y Cedema. Estos fueron los hijos de Ismael. Los hijos nacidos de Cetura, concubina de Abraham Zimram, Jocsán, Medan, Madián, Isbac y Súa. Los hijos de Jocsán: Seba y Dedán. Los hijos de Madián: Efa, Efer, Hanoc, Abida y Elda. Todos estos fueron hijos de Cetura. "

Los partidarios de la Bah 'fe creen que su fundador, Bah'u'llh, al haber sido un descendiente de ambos Cetura y Sarah.

En el siglo XVIII, algunos autores creen que Cetura fue el antepasado de los pueblos africanos, lo que explica las similitudes entre algunas costumbres africanas y judías. Olaudah Equiano cita la afirmación de John Gill en este sentido en su narrativa interesante.

Reb Leib Yakov HaKohain establece que los hijos de Cetura trasladaron hacia el Este y fueron antepasados a las religiones del hinduismo, el budismo y el sintoísmo, el cual debe ser considerado como religiones abrahámicas.


Anuncios:

First  Previous  2 a 16 de 16  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 
©2019 - Gabitos - All rights reserved