Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

DESENMASCARANDO LAS FALSAS DOCTRINAS
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 YHWH (DIOS PADRE) EL UNICO DIOS 
 JESUCRISTO NUESTRO MESIAS JUDIO 
 LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA BIBLIA 
 MEJORE SU CARACTER Y SU VIDA 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS II 
 BIBLIAS/CONCORDANCIA/LIBROS 
 MAYOR ENEMIGO DEL HOMBRE ES UNO MISMO 
 ¿LA TORA ES MACHISTA? -MENSAJE ESOTERICO Y EXOTERICO 
 ¿ES INMORTAL EL ALMA?- FALACIA DE LA ENCARNACION Y REENCARNACION 
 EL ISLAM TIENE ORIGEN UNITARIO ADOPCIONISTA 
 ANTIGUO TESTAMENTO-ESTUDIO POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO II-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO III-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 CRISTO NO TUVO PREEXISTENCIA 
 ¿QUE ES EL ESPIRITU SANTO? 
 
 
  Tools
 
ASTROTEOLOGIA-EVANGELIO EN LAS ESTRELLAS: SIRIO/LA ESTRELLA DE BELEN
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999  (Original message) Sent: 06/07/2011 18:52

The Wise Men and the Star of Bethlehem

An incredible amount of time has been wasted trying to determine the historicity of Jesus, all because scholars and theologians are too conceited to consider astrology-or maybe there is too much money, egos and careers at stake? The book of Matthew practically tells you where to look.

Actually, the connection between astronomy and mythology has not gone unnoticed by apologists. I have a few Christian sources that go to great lengths to "disprove" the connection between astrology and Christianity by steering their readers away from the traditional sun cycle. To admit such a link would be fatal to the conceit of their faith.

Now, thanks to computer technology, we can simulate these biblical events for ourselves and see with positive proof that the Gospel narratives were derived from the stars. We can confirm that the Bible contains nothing more than a series of pagan myths with a different spin.

The favorite rationale for why Jesus' birthday is celebrated on December 25th is that the early Christian fathers chose that date as a way of attracting pagan followers. That's bull. The entire nativity legend can be seen played out in the sky.

Christian mythology is written as if the events took place on earth. Unless one looks for the double meaning in the Bible's language, the astronomical connection can't be seen. The Gospels are laid out according to the zodiacal motifs with Jesus, the sun hero, passing through the four seasons. He is born every year on December 25, the first day when daylight hours start to increase.

In the winter months, the darkness of evil is still in force. As the daylight hours start to increase, he is said to be increasing in strength. His mission starts on the first day of spring when daylight hours equal nighttime hours. Spring is the time of righteousness.

He is at full strength at the summer solstice when the sun is at its highest position in the sky. As the sun descends through the summer months, the dark forces of evil are said to be sapping his strength.

When the sun passes through the autumnal equinox, the evil forces of darkness are said to be ruling. On the three darkest days of the year, the sun is dead from December 21 to 24. His resurrection restarts on December 25, when the sun starts to ascend again.

32This Jesus hath God raised [ascended] up, whereof we all are witnesses. (Acts 2:32)

Summary-Matt. 1:18-2:12

When Mary was engaged to marry Joseph and before they lived together, she was impregnated with a child from the Holy Spirit. Joseph, being a righteous man, planned to dismiss her quietly, but an angel came to Joseph and told him not to be afraid because the child was conceived by the Holy Spirit. His name is to be Jesus for he will save his people from their sins. When Joseph awoke from his sleep, he did what the angel commanded and took her for his wife.

In the time of Herod the king, wise men came from the east to Jerusalem, looking for the king of Jews so they could pay homage. King Herod was frightened when he heard this. So he asked his chief priests and scribes where the Messiah was to be born. They told him it was to be in Bethlehem because it was prophesized.

Herod secretly called for the wise men to learn when the star appears. He sent them to Bethlehem to find the child so he can pay homage too.

When the wise men left, they watched it move ahead of them until it stopped over the place where the child was born. They entered the house and paid homage with gifts of gold, frankincense and myrrh. Afterward they went by a different route and did not return to Herod.

Setup

To prove that the Nativity story conforms to the definition of mythology, the astral events have to take place on the day of December 25 from Jerusalem, which is close enough to Bethlehem. The year should be sometime around the first century.

To simulate the events, I am using freeware from Your Sky. Ambitious readers, who want to test these dates for themselves, can download the software or use the program available at the website. The origin of this nativity legend goes back a long way, probably to the ancient Egyptians. The schedules work at least as far back as 4,000 BCE to 1500 CE. The Bible text covers Matthew 1:18-2:23.

Divine Conception

Nine months before Jesus was born, the Holy Spirit came upon the virgin mother. To see how that works astronomically go to When was Jesus born

18Now the birth of Jesus Christ took place in this way. When his mother Mary had been betrothed to Joseph, before they came together she was found to be with child of the Holy Spirit; (Matt. 1:18)

Joseph

1. Joseph resolved to divorce her quietly until an angel came to him in a dream and told him his wife was conceived by the Holy Spirit. The stars of Bootes the herdsman represent Joseph, who is always by Virgo's side, as Figures 1 and 4 show.

19and her husband Joseph, being a just man and unwilling to put her to shame, resolved to divorce her quietly.
20But as he considered this, behold, an angel of the Lord appeared to him in a dream, saying, "Joseph, son of David, do not fear to take Mary your wife, for that which is conceived in her is of the Holy Spirit; (Matt. 1:19-20)

2. The angel told Joseph she will bear a son who shall be called Jesus; he will save his people from their sins.

21she will bear a son, and you shall call his name Jesus, for he will save his people from their sins."; (Matt. 1:21)

3. This is to fulfill a prophecy spoken by the prophet (Isaiah:7:14). One reason for the falsity of the prophecy lies in the fact that Jews didn't believe in him, so they weren't saved.

22All this took place to fulfill what the Lord had spoken by the prophet:
23"Behold, a virgin shall conceive and bear a son, and his name shall be called Emmanuel" (which means, God with us). (Matt. 1:22-23)

4. When Joseph woke from his sleep, he did as the angel commanded.

24When Joseph woke from sleep, he did as the angel of the Lord commanded him; he took his wife,
25but knew her not until she had borne a son; and he called his name Jesus. (Matt. 1:24-25)

Figure 1. Bootes represents Joseph. Virgo as Mary is next to him.

Mary

1. Virgo represents Virgin Mary. Her name is Mary because the word connotes water-in biblespeak, water is the mother element of birth. For example in Genesis 1, God divided the waters to make heaven and earth; Moses' Red Sea crossing symbolized the birth of the new nation of Israel.

2. On December 25 at the first hour, Virgo ascends above the horizon (Figure 2). It is significant that Virgo be ascending. Ascension is looked upon as a fortuitous direction.

3. At dawn, the sun personifies the Christ child born on the first day of the year when daylight hours start to increase. Thus we have the phrase, "a virgin shall conceive and bear a son". She is even lying on her side (Figure 3) as if to be giving birth. When seen through the eyes of an astrologer, there is nothing miraculous about this divine conception.

4. The passage in Luke about "the low estate of his handmaiden" takes on an astronomical meaning when we see Virgo arriving from below with her hand first to emerge above the horizon, i.e. the hand of the maiden.

46And Mary said, "My soul magnifies the Lord,
47and my spirit rejoices in God my Savior,
48for he has regarded the low estate of his handmaiden. For behold, henceforth all generations will call me blessed; (Luke 1:48)

 

 

Figure 2. The virgin ascends at the first hour on December 25 ready to give birth. The sun is born at the crack of dawn when daylight hours start to increase.

 

Figure 3. Virgo as she looks in human form.

 

Bethlehem

Jesus was made to be born in Bethlehem because, in Hebrew it means "house of bread". The house of bread is in Virgo who is pictured above (Figure 3) with grain stalks in her arms.

1Now when Jesus was born in Bethlehem of Judea in the days of Herod the king, behold, wise men from the East came to Jerusalem, saying,
2"Where is he who has been born king of the Jews? For we have seen his star in the East, and have come to worship him." (Matt. 2:1-2)

Herod

Herod can be observed in Figure 4 as the constellation Serpens Caput the serpent. In the bottom of the picture there is Libra the balance scale. It could be that the scale was meant to weigh good and evil.

The implication that all Jerusalem was as much afraid of Jesus as Herod is rather silly.

3When Herod the king heard this, he was troubled, and all Jerusalem with him
4and assembling all the chief priests and scribes of the people, he inquired of them where the Christ was to be born.
5They told him, "In Bethlehem of Judea; for so it is written by the prophet:
6'And you, O Bethlehem, in the land of Judah, are by no means least among the rulers of Judah; for from you shall come a ruler who will govern my people Israel.'" (Matt. 2:3-6)

 

Figure 4. The stars of Bootes, Virgo, Serpens Caput represent Joseph, Mary and Herod. (They also represent Adam, Eve and the Serpent)

 

The wise men

The wise men are represented by the three stars (Figure 5) at the waistline of the constellation Orion.

1. The wise men came from the east because they saw his star in the east (Figure 5).

If the wise men were coming from the east, how can they see his star in the east? On land, the star should be west of them? The answer is that all stars come from the east, but the star of Bethlehem is to the east of Orion. As they drift westerly, the star of Bethlehem remains to the east.

To this day, Jews never accepted Jesus as king. He had no political power. He did not save them. Even worse, his name became a symbol of Jewish persecution.

1Now when Jesus was born in Bethlehem of Judea in the days of Herod the king, behold, wise men from the East came to Jerusalem, saying,
2"Where is he who has been born king of the Jews? For we have seen his star in the East, and have come to worship him." (Matt. 2:1-2)

2. Herod sent the wise men to Bethlehem to find out when the star appears. Astronomically, Orion disappears below the horizon for about twelve hours. This could be seen as the time they spent with Herod.

7Then Herod summoned the wise men secretly and ascertained from them what time the star appeared;
8and he sent them to Bethlehem, saying, "Go and search diligently for the child, and when you have found him bring me word, that I too may come and worship him." (Matt. 2:3-8)

3. The wise men see the star of Bethlehem when Orion, with its three belt stars, hangs over Sirius (Figure 7). This is how the star "rests over the place where the child was".

9When they had heard the king they went their way; and lo, the star which they had seen in the East went before them, till it came to rest over the place where the child was.
10When they saw the star, they rejoiced exceedingly with great joy; (Matt. 2:9-10)

4. Their gifts of gold, frankincense and myrrh symbolize the whitish to gold colors of the three stars.

11and going into the house they saw the child with Mary his mother, and they fell down and worshiped him. Then, opening their treasures, they offered him gifts, gold and frankincense and myrrh. (Matt. 2:11)

5. The wise men did not return to Herod because it is impossible for stars to reverse direction.

12And being warned in a dream not to return to Herod, they departed to their own country by another way. (Matt. 2:12)

6. "Wise" is falsely translated from the Greek magos, which denotes they were magicians. Or in this case, they were astrologers. In those days, astrologers were believed to be wise and learned men.

Figure 5. On December 25 at midnight, the three wise men came from the east on its way to setting in the west.

 

 

Figure 6. On December 25 at 3:00 P.M., the three wise men reappear in the east.

 

The Star of Bethlehem

1. At 4:00 PM, Sirius emerges above the horizon-astronomy handbooks list Sirius as the brightest star next to the sun (Figure 7). The three stars in Orion align towards Sirius.

star

Figure 7. An hour later at 4:00 P.M., Sirius, the Star of Bethlehem rises. A straight line from the belt of Orion to Sirius points to the birthplace.

Manger

Matthew says Jesus was born in a house; Luke says he was born in a manger. They do not contradict as much as it appears. A house defines one of the twelve sectors of the Zodiac. The manger is more specific in pointing to the house of Capricorn. There are reasons for the choice of manger.

The zodiac constellation preceding Capricorn is Sagittarius, half man half horse. As the sun descends, the horse is seen to be riding down towards its stable, or manger, into Capricorn. Also, it is a dark time of the year and mangers are dark places.

In the legend of the Twelve Labors of Hercules, when Hercules was in Capricorn, he was to clean out the stables of King Augeas

11and going into the house they saw the child with Mary his mother, and they fell down and worshiped him. Then, opening their treasures, they offered him gifts, gold and frankincense and myrrh. (Matt. 2:11)

7And she gave birth to her first-born son and wrapped him in swaddling cloths, and laid him in a manger, because there was no place for them in the inn.(Luke 2:7)

Figure 8. Sagittarius.

End

 


First  Previous  2 to 12 of 207  Next   Last 
Reply  Message 2 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 09/08/2011 18:44
 
Revista Año Cero, Octubre 2002, por Luis G. LA CRUZ
-----------------------------------------------------
Sirio, la estrella mesiánica

Numerosos autores sostienen que el mito de Osiris constituyó el modelo del dogma cristiano. La muerte y resurrección de este dios egipcio, correspondería a la de Cristo; la tríada que él formó con su esposa Isis y su hijo Horus, pre-figuraría la Sagrada Familia; y la procreación milagrosa de Horus sin interven-ción del sexo -según una de las versiones del mito que recoge Plutarco, sería el primer antecedente de la virginidad de María. Esta íntima vinculación entre la religión del antiguo Egipto y el cristianismo también surge en los Evangelios canónicos, con el famoso episodio de la "Huida a Egipto" y el exilio en estas tierras de la Sagrada Familia, así como en la primitiva tradición cristiana, que la representa descansando en el país del Nilo bajo un tamarindo, árbol consagra-do a Osiris. La teoría no es nueva, pero en los últimos años ha sumado argumen-tos de peso gracias a los estudios de mitología comparada y de arqueoastronomia, que han permitido demostrar el papel fundamental que ha tenido el Cosmos en todos los sistemas de creencias religiosas de la antiguedad.


El reloj estelar

En La cámara secreta (Ed. Oberon, 2000), Robert Bauval sostiene que la estrella Sirio, astro de Isis, era la Estrella de la Natividad que describe Mateo en su Evangelio y que los tres Magos de Oriente representaban simbólica-mente a las tres estrellas del Cinturón de Orión identificado con Osiris por los egipcios-, que preceden a Sirio en su ascensión por el cielo nocturno. Mediante un programa informático (Slvglobe 3.6), Bauval estableció que el cielo observado desde Gizeh cuando se construyó la Gran Pirámide (hacia el ano 2500 a. C.), era el mismo que podía verse en el cielo de Alejandría cuando Mateo compuso su Evangelio (siglo 1 d.c.). Trazando una línea recta desde Belén en la dirección que entonces señalaba Sirio, se desembocaría directamente en la meseta de Gizeh, situada bajo la estrella, cuyas tres pirámides fueron dispuestas como una réplica del Cinturón de Orión. Junto a la Gran Pirámide de dicho complejo hubo un templo dedicado a Isis. Además, en un área de pocos kilómetros se situaba la ciudad sagrada de Heliópolis, con el templo del Fénix el pájaro que simboliza el retorno ciclico y la piedra Ben-ben. También es significativo que Sirio ascendiese por el Este junto con la constelación de Virgo, dado que en el antiguo Egipto este hecho asoció a dicha estrella con las antiguas diosas madres vírgenes. Éstas proliferaron más tarde en muchos cultos solares de Oriente Medio, durante la helenística, hacia la misma época en la cual nació el cristianismo.
Tanto Bauval como otros autores, entre quienes destacan Robert Temple I (El misterio de Sirio. Ed. Ceac-Timun Mas, 1998) y Adrián Gilbert (La profecía de Orión. Ed Oberon, 1999), han señalado numerosos detalles que avalan el carácter no casual de las coincidencias entre ambas historias y, sobre todo, entre el detallado simbolismo estelar que éstas recogen y la configuración celeste que correspondía a la época en que fueron creadas.
Para Bauval, por sus alineaciones astronómicas, el complejo de Gizeh, y sobre todo la Gran Pirámide, seria "una enorme marca temporal mesiánica". A su juicio, el rápido avance del cristianismo en Egipto se debió a que éste suponía una reformulación de las mismas ideas religiosas que expresaba el mito de Osiris; un hecho que no se debió al azar, sino a un proceso de transmisión de conocimientos ocaltos por parte de una entidad no identificada. En su opinión, el dios hijo Horus prefigura al Apolo de Grecia, al Harpócrates de la helenís-tica, al culto del Sol Invictus y al propio Jesús, así como Adonis, Atis y
Mitra -identificados con Orión y asociados a la constelación del Can Mayor, cuya estrella principal es Sirio-, son los nombres que asume Osiris en los distintos contextos culturales del Mediterráneo durante la helenística, ese periodo situado entre finales del I milenio a C. y comienzos del 1 milenio d.C., cuyo eje temporal corresponde a la época de Jesús. El hecho de que la "Estrella" de Mateo se describa como una luz que se desplazaba en el cielo indicando el camino a los Magos -y por eso muchos autores han pensado que pudo tratarse de un cometa-, indicaría con dicho desplazamiento el lugar en el cual debía nacer el nuevo "Enviado de las estrellas". Si este evangelista no nombró directamente a Sirio fue para preservar en secreto este hecho trascendente, ya que ésta era, desde los tiempos más primitivos, la más importante de las referencias celestes después del Sol y la Luna en la antiguedad.
En este caso, habría que suponer que la prédica de Jesús se inscribió en una tradición desconocida originada en Egipto. Dicha tradición tuvo que ser el legado de una comunidad que esperase la llegada inminente de una nueva manifes-tación mesiánica y que comunicara este secreto de forma tal que sólo los inicia-dos en ese saber captaran todo su significado. Esta sería la única explicación de que Mateo ocultara que se refería a Sirio, puesto que mencionarla era revelar dicho secreto. Esta estrella constituye una clave de la tradición esotérica desde la más remota antiguedad hasta nuestros días. En algunas corrientes aparece como el centro en torno al cual gira nuestro Sol, o incluso como un auténtico "Sol espiritual", cuya energía es "reflejada" por nuestro Astro Rey. En todos los casos pertenece a un plano superior y es la fuente de energía vivificante.
¿Resulta plausible semejante escenario histórico? Examinemos sin prejuicios esta teoría a la luz de lo que sabemos. Las coincidencias entre la historia sagrada cristiana y el mito de Osiris no sólo son asombrosas, sino numerosas. Osiris es descuartizado en catorce trozos y Jesús realiza catorce estaciones en su Vía Crucis; Magdalena vaga en busca del cuerpo de Jesús, como Isis en pos del de Osiris; uno y otro se convierten por su resurrección en el dios de los vivos y los muertos y en su Juez Supremo; los dos mueren como consecuencia de la traición de alguien muy próximo; el primer modelo de una Inmaculada Concepción, de un dios supremo Trino y Uno y de la iconografia clásica de la madre y el niño, se remontan al antiguo Egipto. Lo mismo ocurre con la Eucaristía como celebración del sacrificio expiatorio del dios que redime con su sangre a la humanidad, con el culto a la Madre de Dios y con la Trinidad.
También se observan otras coincidencias no menos asombrosas, pero que no pudieron ser fruto de ninguna voluntad consciente. Así, por ejemplo, sólo el Evangelio de Marcos alude a Jesús como hijo de madre soltera y en el mito de Osiris hallamos la acusación pública que hace Seth a Horus de no ser hijo legítimo. De hecho, Marcos apenas menciona los "rumores" respecto al nacimiento irregular de Jesús, un hecho que también recogió el Talmud judío. Resulta evidente que, en este tipo de detalles, el mito no pudo servir de modelo a la Natividad que recogen los Evangelios canónicos; es decir, la historia sagrada cristiana también reproduce fielmente ciertos detalles del mito, sin que medie una voluntad consciente por parte de sus autores. Sólo Mateo recoge el episodio de los tres Magos que siguen la estrella y el de la "Huida a Egipto", como unicamente Marcos menciona al pasar los "comentarios" sobre el nacimiento irregular de Jesús. De modo que ninguno de los textos presenta una coincidencia sistemática como sería lógico que ocurriera en el caso de que el mito de Osiris hubiese servido de fuente a los evangelistas-, sino que dicho paralelismo surge de modo independiente al examinar en conjunto todas las fuentes dispersas que han llegado hasta nosotros.
Por otra parte, el propio Talmud, como la versión eslava de La Guerra de los judíos de Flavio Josefo, entre otros textos, avalan la historicidad de los hechos fundamentales que narran los evangelios. Podemos afirmar que existió realmente un maestro judío que era hijo de padre desconocido, con notable fama de sanador, mago y taumaturgo, y que éste afirmó que resucitaría de entre los muertos antes del tercer día.
Sin embargo, el cotejo de los relatos evangélicos con el mito de Osiris no permite dudar de que estamos ante el mismo drama. Más aún: al margen de que no existan pruebas documentales, tampoco es posible descartar la posibilidad de que Osiris hubiera sido originariamente un personaje histórico. Del mismo modo, no puede rechazarse el hecho objetivo que señala Bauval sobre la asombrosa relación que existe entre Gizeh y Belén respecto de Sirio, ni el resto de las coinciden-cias antes descritas.
Desde una perspectiva espiritual, el azar sólo es el nombre que damos a un tipo de sucesos cuya causalidad escapa a nuestra comprensión debido a nuestra ignorancia de las leyes que rigen el mundo. Pero nada impide que haya una relación causal entre un mito y la historia, o una determinación astronómica de los momentos clave en la vida de los hombres. En este sentido, el mito nos presenta el modelo atemporal de un drama que encarna una y otra vez en el tiempo. Desde este punto de vista, el hecho de que Sirio cumpliera la función que postula Bauval en el antiguo Egipto y en la Palestina del siglo I d.C. no tiene por qué suponer que el cristianismo haya sido "copiado" del mito de Osiris.
Tomar nota de las coincidencias no soluciona el enigma. Este es sólo el primer paso. Si no es probable que los evangelistas reinventaran el mito de Osiris, ¿por qué éste se expresa con tanta asombrosa exactitud como un hecho histórico en la vida de Jesús? ¿Por qué la misma estrella egipcia de la resurrección, consagrada a la diosa madre Isis y a una procreación sin partici-pación del sexo, acabó convirtiéndose realmente en el astro anunciador de la Natividad y de la Virgen? ¿Por qué la configuración del cielo que vio nacer al Cristo permitía trazar una línea recta que conducía desde Belén directamente a Gizeh? Adrián Gilbert apunta al corazón de este misterio al buscar respuesta en la tradición oculta, acudiendo al libro En busca de lo milagroso, fragmentos de una enseñanza desconocida, en el cual P.D. Ouspensky recogió el magisterio de Gurdjieff al respecto. Éste afirma que el cristianismo se originó en Egipto como una escuela iniciática, pero también asegura que la Última Cena fue un hecho histórico en el cual tuvo lugar un extraño rito de comunión literal de los dis
cípulos con el Maestro, mediante el acto de beber su sangre. Gurdjieff va aún más lejos al sostener que todo el simbolismo ritual del cristianismo proviene de Egipto. No es casual que este maestro contemporáneo empleara la expresión "hay que enterrar más profundamente al perro" (en referencia a Sirio, la estrella-perro) para expresar cuando era necesario ocultar mejor un secreto iniciático para preservarlo. ¿Pudo Jesús ser un Enviado especial, acaso un gran avatar, profetizado y secretamente esperado por esa misteriosa escuela de la cual nos habla Gurdjieff y cuya actividad en el antiguo Egipto también han atisbado, como una enigmática presencia civilizadora en la sombra, autores como Graham Hancock y Robert Bauval?
La relación entre la cultura egipcia y la judía encaja perfectamente con esta idea de una transmisión, puesto que la huella de la influencia profunda de la primera sobre la segunda es notoria en la Biblia, sobre todo en los libros sapienciales.
Dicha transmisión -protagonizada por la tradición iniciática primordial- sería un escenario obligatorio en el caso de que Jesús hubiera sido un gran iniciado o un "hijo de Dios", se atribuya a este término el sentido que se desee, incluyendo el concepto egipcio del faraón como un hijo de Ra o de Amón. En este caso, parece razonable que un ser excepcional, a quien se asignó una misión tan trascendente como universal, hubiera sido anunciado desde siempre a todas las culturas por parte de los iniciados en dicha tradición secreta, aparte de nacer bajo una configuración astral determinada y de un linaje de sangre escogido.
No debemos olvidar que los Evangelios dan una enorme importancia a la genealogía davídica de Jesús, ni el hecho misterioso de que en ésta haya sangre real egipcia, no sólo a través de la familia de Moisés, sino proveniente de la unión del rey Salomón con una princesa del país del Nilo de cuya relevancia no cabe dudar, puesto que el "Rey Sabio" hizo erigir un templo consagrado a sus deidades en Jerusalén.
Este hecho siempre ha intrigado a los historiadores, puesto que es el único caso conocido de una princesa real egipcia dada en matrimonio a un monarca extranjero. Hay documentos en los cuales los reyes de la XVIII dinastía expresan su desprecio hacia los soberanos que les facilitan a sus hijas a cambio de oro. Por tanto, no fue por oro que se hizo una excepción con Salomón. ¿Cuál fue entonces el motivo?
También resulta muy llamativo que en una cultura tan misógina como la judía la condición de miembro de dicho pueblo sea transmitida por línea materna. Esto no se hace por el valor asignado a la mujer, que era más bien nulo sino porque aporta un mecanismo de seguridad en la transmision del linaje, dado que la maternidad es una filiacion evidente, mientras que la paternidad del hijo es algo que se presume, pero que no admite certeza absoluta. En Egipto también hallamos claros indicios de una voluntad obsesiva por mantener la transmisión de la línea de sangre real bajo un estricto control de su pureza, a través del matrimonio consanguíneo, que no obstante era tabú para el resto de la población. Finalmente, no puede olvidarse el intimo vinculo que existe entre la cultura egipcia y la judía. Para fundar su propia teocracia, el pueblo de Israel parte en busca de la tierra prometida desde Egipto. De hecho, su consolidación como
un estado unificado, que se produce hacia el 1100 a.C., se hace realidad con el rey David, fuente del linaje de Jesús, cuyo heredero Salomón se unió con una princesa egipcia y escogió como modelo político la teocracia de ese imperio, hasta el punto de ser definido por algunos historiadores como "un faraón de Israel".


La religión eterna

La existencia de la tradición iniciática desconocida no es, en todo caso, una simple deducción de Bauval y Gilbert, entre otros autores modernos. Durante la patrística, san Agustín afirmó que el cristianismo era el nombre que "la religión verdadera" había adoptado "después que Cristo vino en un cuerpo", pero que dicha religión verdadera "ya existía desde el comienzo de la raza humana". Agustín tuvo luego que retractarse por presión de la de Roma, pero es evidente que conocía bien el tema desde sus años jóvenes, cuando fue gnóstico, como ocurrió con otros padres de la Iglesia de los primeros siglos que valoraban los mitos paganos como auténticas profecías anunciadoras del Cristo.
En relación al misterio del nacimiento de Jesús, la probable transmisión de un legado secreto sugiere que la presentación de María como madre virgen fecundada por Dios -a imagen de la reina egipcia que se unía al dios para engendrar al Faraón también constituye un símbolo que atañe al hecho de que el Enviado anunciado seguramente pertenecía a una antiquísima estirpe sagrada y que su procreación se hizo siguiendo unos requisitos que garantizaban su dotación genética.
En este escenario, el magisterio de Jesús se inscribe en una misión de mucha mayor trascendencia, dado que ésta presentaría una continuidad en relación a un plan desarrollado a lo largo de muchos milenios. Para vislumbrar el signi-ficado profundo de dicha misión habría que estudiar sus sucesivas manifestacio-nes a lo largo del tiempo. No sólo hacia el pasado, que nos remite a la fuente egipcia, sino también hacia el futuro, puesto que él mismo es quien anuncia su regreso y afirma que estará junto a "los suyos" en todas las generaciones, hasta "el final de los tiempos".
 

Reply  Message 3 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 18/08/2011 00:20
 
26 de julio alineamiento de SIRIO y PROCYON
 
Final del calendario de 13 meses lunares: el Sol hace línea con Procyón y Sirio.

Reply  Message 4 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 18/08/2011 00:24

Reply  Message 5 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 21/08/2011 02:22

RITUALES PARA LA NOCHE DE SAN JUAN

La noche de San Juan tradicionalmente se ha considerado una  noche mágica, pero su historia se remonta a hace miles de año, hace miles de años antes de la era cristiana el hombre dejó de ser nómada para convertirse en agricultor y floreció una cultura que precisaba de un calendario para conocer en la medida de lo posible los fenómenos meteorológicos al igual que los tiempos de siembras y cosechas. Hace más de 5000 años los egipcios experimentaban una gran crecida de las aguas del Nilo alrededor del solsticio de verano, para los agricultores esa agua significaba la vida, la inundación traía consigo gran cantidad de sedimentos y una vez se retiraban y secaban las aguas quedaba al descubierto un limo excepcionalmente fértil, esto coincidía a su vez con la salida de la estrella Sirio después de no ser visible durante meses en el cielo de Egipto, evidentemente las crecidas del Nilo no siempre coincidían con el retorno de la visibilidad de la estrella Sirio ni con el inicio del Solsticio de verano, pero tomaron como inicio del año el orto heliaco de Sirio y a su vez celebraron la entrada en el solsticio como momento de gran importancia porque por esas fechas el Nilo tenía su anual crecida y sobretodo porque ese día era el que más horas de luz tenía de todo el año, representaba la vida por el agua y la inteligencia divina por la luz, se puede decir que los rituales representaban el renacimiento de la naturaleza y de los humanos, el protagonismo lo tenía el elemento agua como dador de la vida, la ceremonias que se realizaban era diversas, algunas más esotéricas y otras de naturaleza pública en la que participaba la mayoría de la población, en los diferentes rituales se solicitaba que la cosecha fuese buena, que los animales tuviesen salud y pudiesen ser alimentados, y en verdad todo eso dependía de la cantidad y calidad del limo depositado por la riada, si la crecida era pequeña o los sedimentos escasos, ese año era difícil para la supervivencia de la población, por ello se hacían rituales con agua en los que se pedía a ésta en primer lugar que no faltase el próximo año y que su abundancia aumentase la riqueza y desarrollo del país, al mismo tiempo que se reconocían las propiedades favorables del  agua se consideraba también que tenía propiedades mágicas y que ahuyentaba a los malos espíritus, algo tan bueno lógicamente tenía que alejar a  los  malos espíritus. Los sacerdotes se encargaban de dirigir las grandes ceremonias, pero el pueblo por su parte hacía también sus rituales y ofrendas personales, aunque en la mayoría de las  épocas todo pasaba por la autorización de la clase sacerdotal. 

Hubo una época en que el orto heliaco de la estrella Sirio, o sea, su vuelta a la visibilidad coincidía con el solsticio de verano en el hemisferio norte. 

Esta fecha de inicio del solsticio fue conocida por la mayoría de pueblos antiguos y casi todos celebraron rituales relacionados con el agua, en Egipto era más evidente, el agua renovaba la vida, pero en la medida que comenzaron a utilizar calendarios los solsticios y equinoccios se dieron cuenta de la importancia de las estaciones tanto en la naturaleza como en sus vidas, pues indicaban las horas de luz y determinaban los diferentes cambios de tiempo. 

Miles de años después llegó el cristianismo y encontró que sus potenciales fieles participaban de unas fiestas paganas que eran rechazadas de plano por la autoridad eclesiástica, pero dado que su eliminación era prácticamente imposible decidieron absorberlas, y en cuando a la fiesta correspondiente a la entrada del verano le correspondió la noche de San Juan, ya que el simbolismo del agua del bautismo coincide, incluso en los antiguos rituales la gente entra en el agua de los ríos, lagos y mar, como signo de respeto, Juan aplicaba el bautismo en los ríos y para ello la gente también tenía que entrar, y de está manera fue muy fácil cambiar el sentido pagano de la fiesta al sentir cristiano al cual encima se le asignaba un Santo cuyo nombre anulaba el de la fiesta pagana, la estrategia de la iglesia fue muy inteligente. Evidentemente una vez la fiesta ha sido totalmente asimilada por el cristianismo comienza a introducir nuevos matices, por ejemplo; el fuego, durante gran parte de la edad media se encendían en esa noche hogueras porque se pensaba que el fuego tenía un efecto purificador y expulsaba los malos espíritus, este protagonismo del  fuego es mayor en el cristianismo porque según algunos textos sagrados el padre de Juan Bautista, Zacarías ordeno encender una hoguera para avisar a sus parientes el nacimiento de su hijo.

En los antiguos rituales paganos el fuego participaba como un elemento más, además el hecho de que los rituales se hiciesen principalmente de noche obligaba a encender hogueras para tener luz. 

Tenemos dos fechas para realizar el ritual, la última noche de la primavera, o sea la noche del 21 al 22, noche que utilizan algunas personas iniciadas, o la noche de San Juan, dos días más tarde, la fuerza telúrica se activará mejor cuanto más cerca este el ritual del solsticio, pero si se prefiere hacer los rituales en la noche de San Juan por ser festivo, conviene saber que la entrada del solsticios será a las 7 horas 45 minutos de la mañana hora española, y que en ese momento el agua renueva sus fuerzas telúricas, de modo que se puede mojar la frente y la nuca, y durante unos minutos dejar caer el agua por las palmas de las manos y las muñeras con el fin de que se dé la transferencia telúrica adecuada, pudiendo entonces realizar también el ritual en la noche de San Juan con más efectividad. 


Reply  Message 6 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 21/08/2011 03:03

a) Aclaraciones respecto a fechas y carácter no arbitrario de denominaciones de constelaciones

Hace varios miles de años el *levantamiento heliaco (orto matutino / orto del astro que no difiere en más de una hora del orto del sol) de la estrella Sirio de la constelación Can Mayor / Canícula [llamada así por Horacio, Blánquez, Tomo 1 (1985, 280)] / Perra / Erigoneus Canis [Blánquez, Tomo I (1985, 589)] (conocida actualmente como Perro Mayor, considerada que fue introducida por Tolomeo, pero de la que existe evidencias artísticas muy anteriores), tenía lugar en el solsticio de verano, el día de fiesta del 21 de junio y era coincidente con el fenómeno de la canícula, que pone de manifiesto que el nombre de Can Mayor / Canícula con que fue bautizada en cierto momento, no era arbitrario entonces.

*(El levantamiento de un astro o constelación se refiere al hecho de que surge / se levanta / aparece / sale. Y eso ocurre siempre por el este. También se dice se produce el "orto". Mientras que el ocaso de un astro, se refiere a su puesta / desaparición y eso ocurre siempre por el oeste.

Cuando se dice orto u ocaso heliaco de un astro, se refiere a que su aparición u ocaso, no difieren en más de una hora del correspondiente al sol. Es decir que bien sale / se levanta al amanecer, antes del sol. O bien que se va al ocaso / se pone al atardecer, después del sol).

La idea de la no arbitrariedad del nombre de la constelación Can Mayor / Canícula (ya que se asocia determinada posición de la constelación, con el fenómeno de la canícula / los calores caniculares que hacían acto de presencia cuando hacía su aparición en el solsticio de verano), la vemos corroborada en diferentes fuentes.

Así vinculan su salida heliaca en el solsticio de verano, los enciclopedistas de la Enciclopedia U., Tomo 43 (1988, 1066): "Era estrella de gran importancia en la antigüedad, por coincidir su salida heliaca con el solsticio de verano y anunciar la crecida próxima del Nilo". Y dicen los enciclopedistas de la voz calendario en (1988, 727): "Sotis ó (sic) Sirio, por su salida heliaca que hace algunas decenas de siglos coincidía con el solsticio de verano, indicaba la crecida del Nilo."

También podemos comprobar que el astrónomo Joachim Herrmann (1986, 148) afirma que tenía la estrella Sirio de la constelación Can Mayor / Canícula: "su primera salida, es decir su reaparición como estrella visible en el cielo de la mañana después de su período de invisibilidad, coincidía hace 1000 o 2000 años con los días más calurosos. De ahí proviene el calificativo de «días perros». Sin embargo, debido a la *precesión del eje terrestre, actualmente reaparece Sirio en el cielo matutino a principios de septiembre."

*[Precesión de los equinoccios. Leemos en la voz precesión de la Enciclopedia U., Tomo 46 (1988, 1341): "Denomínase de tal manera un movimiento del polo terrestre, en virtud del cual gira alrededor de la eclíptica dando una vuelta completa en unos 26000 años." (...)

"En virtud de este movimiento, los signos zodiacales y las constelaciones se corren relativamente entre sí. Así el equinoccio vernal ó (sic) de primavera que tomó el nombre de la constelación Aries, no se halla ahora en ella, sino en Piscis, constelación que abandonará para entrar en Acuario, etc. Y la estrella polar hoy cercana al polo de la Tierra dejará de serlo cediendo el puesto á (sic) la Wega ó (sic) a Lyrae el año 13600, como á (sic) su vez ocupa ahora el lugar que a Draconis tenía el año 2700 a. de J. C., en la cual los chinos la observaban como estrella polar."]

[O sea que tanto el astrónomo Herrmann como los enciclopedistas de Enciclopedia U., hablan de que en un momento determinado se produjo el orto matutino de Sirio coincidente con el solsticio de verano. Pero el primero le da una antigüedad de "1000 o 2000 años" y los otros consideran que tal evento estelar tenía lugar "hace algunas decenas de siglos". Hoy en noviembre del 2002, que hemos descubierto por fin que tal hecho sólo pudo ocurrir en el año 3300 adne, no comprendemos que en un caso cometían un error y en otro fueran imprecisos.

Para quienes entienden que Herrmann pretende decir que hace 1.000 o 2.000 años el orto matutino de Sirio coincidía con los días más calurosos (y no que era coincidente con el solsticio de verano), tampoco es verdad tal como está expresado. Sólo coincidieron los días más calurosos con el orto de Sirio desde hace 5.300 años y hasta hace 1.765 años, o sea hasta el año 237 dne. Desde que el orto de Sirio se produjo en el solsticio de verano hace 5.300 años en el 21 de junio, hasta que se produjo 50 días después (por lo de 50 días perros que forman la canícula, que es lo que se entiende por los días más calurosos, los días perros, los días caniculares, los 50 perros de la Diosa Artemisa que se comen a Acteón). Y eso se produjo el 12 de agosto del año 237 dne.

Así que tampoco es verdad el que se interprete de forma parcial lo dicho por Herrmann, como que el orto matutino de Sirio "coincidía hace 1000 o 2000 años con los días más calurosos", ya que sólo había coincidido con los días más calurosos desde hace 5.300 años hasta el año 237 dne.

Por lo que lo deducimos que Herrmann quería decir lo que nosotros interpretamos: el orto matutino de Sirio se producía en el solsticio de verano y entonces "coincidía hace 1000 o 2000 años con los días más calurosos". De todas formas está implícito en la cita de Ward Rutherford en (1994, 126) cuando dice, en relación a la Diosa cazadora Artemis que provocó la muerte a Acteón con sus 50 perros: "El «cumpleaños» de artemis y el de su alter ego romana, Diana, era el solsticio de verano y ambas son diosas de la caza." Si era Diosa de la caza y su 50 perros se comían a Acteón y su cumpleaños era en el solsticio de verano, y ella personifica la estrella abrasadora Sirio de la constelación Can Mayor / Canícula, pues está concretizando que su "nacimiento" (celebrado en su cumpleaños) tenía lugar el 21 de junio, cuando se dio el solsticio de verano (y esa coincidencia sólo se dio en el año 5.300 adne).

¿Qué razón existía para que Herrmann no se molestase en comprobar que lo decía era falso, tanto interpretado como que se diese el orto matutino de Sirio en el solsticio de verano hace 1.000 o 2.000 años. Como que coincidiese hace 1.000 o 2.000 años los días más calurosos con el orto matutino de Sirio?. No lo sabemos. ¿Y por qué razón los enciclopedistas decidieron ser imprecisos al decir "algunas decenas de años".

Pero hay algo incuestionable: si algunos les hubieran encontrado la trascendencia que tiene el dato: "hace 5.300 años el orto de Sirio de la constelación Canícula, se producía en el solsticio de verano, coincidiendo con la canícula", no hubieran mostrado imprecisión, ni hubieran cometido errores. Pero es obvio que ni los enciclopedistas ni Herrmann entendieron qué se podía sacar en conclusión de ello. Nosotros hemos visto que este hecho no es intranscendente, sino que pone de manifiesto la no arbitrariedad de muchos nombres de constelaciones. De forma que se da un vuelco a la concepción tradicional: no fueron bautizadas al azar, sino porque, cuando fueron bautizadas, se inspiraron en los fenómenos meteorológicos coincidentes con cierta posición de la constelación.]

Es decir que hace más de 5 mil años era simultánea el orto de la estrella Sirio de la constelación Canícula en el solsticio de verano, con el fenómeno de la canícula / el tiempo de perros / el tiempo en que hacía acto de presencia ciertas enfermedades debidas al calor y sincrónico con la destrucción de la vegetación y los frutos (concretizado en el mito de la muerte de Acteón, personificación de la vegetación), que se abrasaba con la llegada del calor.

Asimismo lo aseguran los enciclopedistas del Tomo 2 (1988, 511) cuando manifiestan: "Es probable que Acteón representara en la mitología el emblema de la naturaleza marchita en la época canicular, y los 50 perros los cincuenta días de la canícula."

También lo ratifica Ward Rutherford en (1994, 126) cuando dice, en relación a la Diosa cazadora Artemis que provocó la muerte a Acteón con sus 50 perros: "El «cumpleaños» de artemis y el de su alter ego romana, Diana, era el solsticio de verano y ambas son diosas de la caza." Y más adelante los enciclopedistas explicitan: "El nombre canis de la constelación fué (sic) el origen de la voz canícula para designar los ardores del verano."

Todas estas explicaciones fortalecen nuestra hipótesis que considera que existe una vinculación entre el nombre de algunas constelaciones, con los fenómenos coincidentes con cierta posición cuando fueron bautizadas. O sea que al menos no existió arbitrariedad en el nombre de esta constelación Can Mayor / Canícula cuando se decidió llamarla así, porque su orto matutino estaba asociada al fenómeno que indica metafóricamente y semánticamente aún hoy día, la expresión tiempo de "perros" / "canícula".

Podemos comprobar en el Planisferio de AYALA [Por cierto el planisferio fue inventado por la griega Hipatia, nacida en Alejandría el siglo IV dne. De ella leemos en GREENMAN_92553 (2003): Victimas de la Fe Cristiana. http://www.angelfire.com/ar3/cristianismo/victimas/paganos.html: "... diseñó el astrolabio plano e inventó aparatos como el idómetro, el destilador de agua y el planisferio."] que tal hecho arcaico MATUTINO quedaría marcado a las 8 de la mañana del 21 de junio del Planisferio y que corresponde a la situación estelar del orto de Sirio que estaría señalado en el Planisferio para un 5 de septiembre actual a las 3 de la mañana (75 días = 5 horas). Si hacemos unas marcas en tales horas del disco giratorio del Planisferio, podremos ver otros hechos matutinos de forma centralizada para diferentes días del calendario.

[Hemos elegido 75 días de desfase entre la fecha en que se produjo el evento estelar del orto heliaco de la estrella Sirio de la constelación Can Mayor, dado que Sirio aparecía hace miles de años el 21 de junio: "..., por coincidir su salida heliaca con el solsticio de verano..." (Enciclopedia U., Tomo 43: 1988, 1067) y el del orto heliaco de hoy día el 5 de septiembre, basándonos en las afirmaciones de dos fuentes, que dicen que se produce (y entendemos que ocurre para latitudes comprendidas entre 30º y 50º), uno en septiembre y otro en agosto. Afirma Herrmann en (1990, 148): "Sin embargo, debido a la precesión del eje terrestre, actualmente Sirio reaparece en el cielo matutino a principios de septiembre." Y los enciclopedistas del Tomo 43 (1988, 1067) consideran que: "hoy Sirio tiene su salida heliaca (antes del Sol) después del solsticio de verano hacia fin de Agosto."

Si contamos desde el 21 de junio a final de agosto, hay 71 días de desfase entre las fechas en que se produce el mismo evento estelar separado varios milenios. Y si contamos hasta primeros de septiembre, podíamos sumarles otros días más, y resultaría 75 días de desfase. Dado que al hacer la correspondencia entre las situaciones estelares de días festivos de hace varios milenios y las actuales, y al hacer varias comprobaciones, las fechas que nos resultaban más conocidas, -ya que son las conservadas por el calendario cristiano festivo-, eran las que estaban desfasadas 75 días en vez de 71, elegimos 75 días de desfase entre las fechas en que ocurrían los acontecimientos estelares de hace varios milenios y los actuales, en vez de 71.

Esta correspondencia: levantamiento heliaco de Sirio en el solsticio de verano, el 21 de junio de hace varios miles de años que hacemos corresponder con lo que vendría indicado hoy a las 3 de la mañana de 5 de septiembre en nuestro Planisferio de Ayala, es el pivote sobre el que gira nuestro trabajo. Se nos dirá que en realidad, el sol surge el 5 de septiembre actual (del año 2002), alrededor de las 6 de la mañana para una latitud de 40 grados. Pero le hemos dado el valor horario de las 3 porque es el que corresponde a ese día en el Planisferio de Ayala. Imaginamos que debe de haber incongruencias respecto a lo que se observa en el Planisferio de Ayala y otros sistemas más sofisticados, por diversas razones. En el Planisferio de Ayala las horas están marcadas, resultado de dividir el borde externo en 24 sectores iguales y pretende señalar la hora solar. Mientras que en otros sistemas de observación celeste más sofisticados, usan el horario oficial, que está desfasado 2 o 3 horas respecto al solar, diferente en invierno o en verano. Lo importante es que la marca en las 3 horas en nuestro Planisferio de Ayala, nos indica de forma centralizada los ortos heliacos de diferentes astros o constelaciones para hoy día (orto del astro que se produce casi una hora antes que la salida del sol), independientemente de que la hora oficial de salida del sol sea las 5 o las 6 de la mañana, dependiente de la latitud y de la estación del año: diferente en invierno del verano).

De forma que si existen disonancias horarias entre diferentes sistemas de observación. Y si en nuestro Planisferio el orto heliaco de Sirio, anunciando el solsticio de verano hace varios miles de años, viene marcado a las 8 de la mañana, en vez de a la hora que le debería corresponder antes de la salida del sol de hace varios miles de años, pone de relieve que las incongruencias que aparecen, no son tales, sólo que está construido para el horario solar el siglo XX.

También queremos explicar el porqué, si algunos pretenden mirar con un sistema de observación astronómico sofisticado, la situación estelar del 21 de junio para hace 2 o 3 miles de años, cuando nuestras fuentes afirman que se producía el orto helíaco de Sirio en el solsticio de verano, coincidente con la canícula, encontrarán que no se cumple lo esperado. El problema es que no sabíamos exactamente cuántos miles de años hace que ocurrió tal hecho (y que nosotros habíamos "cuantificado" como un desfase de 75 días entre ambos eventos astronómicos), ya que las fuentes son imprecisas y no se habían molestado en aplicar una sencilla regla de tres basados en la precesión. En noviembre de 2002 ya sabemos que ese acontecimiento estelar tuvo lugar en el año 3300 adne (ampliamos más adelante).

Otro error estaría en considerar que entre la fecha del 21 de junio de hace 2 o 3 miles de años, y la fecha del 21 de junio actual, han pasado nº de milenios x 1000 x 365 días. Y eso no es cierto por ejemplo, si ese 21 de junio corresponde al del calendario de Mesopotamia, cuando estaba vigente el calendario zodiacal y se partía de un año de 360 días. Entonces el calendario no estaba ajustado con las estaciones, según de De Hita en (1999): "El primitivo calendario babilónico fue del tipo lunar. Al principio, el año babilónico estaba constituido por 12 meses de 30 días, es decir, que tenía casi 5 días y 1/4 menos. Al cabo de algunos años, el «mes de arar», por ejemplo, no se ajustaba a tal faena agrícola. Posteriormente se acortaron algunos meses para acomodar más exactamente el calendario a la aparición regular de la Luna nueva. Esta medida desajustó aún más el calendario con las estaciones. Los babilonios resolvieron posteriormente esta dificultad intercalando un nuevo mes de acuerdo con un ciclo determinado."

Si ese 21 de junio correspondía al calendario de hace unos 3 milenios, cuando estaba vigente el calendario romano primitivo, también induciría a error. De él afirma De Hita en (1999): "El original calendario romano, introducido hacia el siglo VII a.C., tenía 10 meses con 304 días en un año que comenzaba en Marzo."...

"El calendario que los romanos utilizaban en los primeros tiempos era un calendario lunisolar parecido al empleado por los griegos. A partir de la modificación efectuada durante el reinado de Numa Pompilio, el año romano estaba compuesto de 12 meses lunares, algunos de cuyos nombres se emplean todavía: Martius, Aprilis, Maius, Iunius, Quintilis, Sextilis, September, October, November, December, Ianuarius y Februarius."

Y si ese 21 de junio correspondía al calendario juliano, hace 2 milenios, tampoco verían que el evento estelar del orto heliaco de Sirio se producía en esa fecha concreta. Este calendario, en palabras De Hita en (1999): "Julio César estableció este nuevo calendario, que entró en vigor el 1 de enero del año 45 a. de J.C., un año antes de morir asesinado."

Así que difícilmente, los que pretendan mirar un sofisticado planisferio para la fecha del 21 de junio de hace varios miles de años, encontrarán que se cumple el orto heliaco de Sirio, ya que entonces no tendrían en cuenta los añadidos de meses por los autores de calendarios posteriores, para corregir los retrasos acumulados del calendario romano primitivo y ajustarlos al año trópico. Si quieren saber qué día correspondía en realidad, tendrán que hacerlo al revés: primero buscar el hecho astronómico y ver qué día ocurría en realidad.

Pero en nuestro trabajo no nos interesaba tanto saber exactamente qué día ocurría el orto heliaco de Sirio de Can Mayor / Canícula hace 2 o 3 mil años, sino que la trascendencia estaba en la constatación de que cuando fue denominada así, no fue con carácter arbitrario, ya que entonces era coincidente con el fenómeno meteorológico al que alude semánticamente la expresión la canícula / el tiempo de perros. De lo que se deduce que el nombre de la constelación estaba relacionado con el fenómeno coincidente con una de sus posiciones.

(El 31 de octubre del 2002, gracias a las reflexiones de R. (2002e) nos hemos dado cuenta de que el milenio en que tendrían que haber ocurrido los diferentes eventos astronómicos, con un desfase de 75 días respecto a los actuales, debió ser en el IV milenio adne (año 3300 adne). Por lo que hace 5.300 años tuvo que haber sido "bautizada" la constelación Canícula, según la información que recogen los enciclopedistas del Tomo 2 (1988, 511). Porque sólo entonces, en el solsticio de verano, el 21 de junio, era coincidente el orto heliaco de Sirio de la constelación Canícula, con el fenómeno al que hace alusión el nombre: la canícula / el tiempo de perros / los ardores del verano. Ampliamos en nuestra aclaración d)].

El orto de Can Mayor / situación estelar VESPERTINA estaría señalado a las 20,30 horas del actual 5 de diciembre y quedaría marcado a la 1,30 del 21 de septiembre arcaico (75 días = 5 horas). Si hacemos también otras marcas en tales horas en el disco giratorio del Planisferio, podremos ver otros hechos vespertinos de forma centralizada para otros días del calendario.

Teniendo fijadas en el disco giratorio del Planisferio de Ayala, las horas para cualquier situación estelar vespertina: la actual y la de hace más de 2.000 años, podemos saber la fecha en que ocurría la situación estelar vespertina del orto de la estrella Espiga de la constelación Virgo: hoy tiene lugar a las 20,30 del 10 de marzo actual y ocurría tal hecho a la 1,30 del 25 de diciembre arcaico.

Curiosamente el 25 de diciembre era la fecha en la que en diferentes regiones con religiones Mistéricas agrícolas, de principios de época histórica, se conmemoraba una fiesta que encerraba una metáfora agrícola: el nacimiento de un bebé de Madre Virgen, coincidente con la fiesta de la Recolección en la segunda época agrícola, cuando tenía lugar la recolección de espigas de cereales y la vendimia. Dado que ese atardecer se producía el orto vespertino de las estrellas Espiga y Vendimiadora de la constelación Virgo, mostraría que los nombres con que fueron bautizados las estrellas Espiga y Vendimiadora en su momento, tampoco fue con carácter arbitrario, ya que los mismos aluden semánticamente a la tarea que anunciaba en época arcaica su orto vespertino: la recolección de espigas y la vendimia. Y que eran conmemorados en las fiestas del 25 de diciembre, cuando la Diosa Virgen daba a luz a sus hijos, metáfora de la nueva cosecha de mieses y frutos = las estrellas Espiga o Vendimiadora.

En este día de fiesta arcaico: 25 de diciembre, se evidencia también lo que hemos visto para el 21 de junio: ciertas posiciones de estrellas y de constelaciones, anunciaban fenómenos con los que el estaban vinculados semánticamente y relacionados con la historia de la agricultura: muestras de que los nombres con que fueron bautizados, fueron elegidos por su asociación con los fenómenos coincidentes en determinada fecha de hace 5.300 años, no fue de forma arbitraria, como se afirma en algunos libros de divulgación astronómica.

 

Reply  Message 7 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 22/08/2011 16:00
by Jim A. Cornwell, Copyright © 1995, all rights reserved
" The Star Of Bethlehem and Coma Berenices "
Map of Bethlehem and its location relative to Jerusalem

    It is written that a strange star over Bethlehem literally introduced the new-born Christ to the people of the earth, but also novae did appear from time to time, the star could well have been one.    Nova is a star that suddenly becomes much brighter and then gradually returns to its original brightness over a period of weeks to years.

Star Chart of Coma Berenice and the prophet Daniel and his association with Zoroaster
   To go to Insert for Chapter Seven Leo Star Chart regarding the tail of Leo (Coma Berenices) and the relation to the constellation of Virgo (Virgin).

 

In the Old Testament version, Micah between 757-699 B.C. tells of the coming King :
  • Micah 5:2 "But thou, Bethlehem Ephratah (Heb. beth-lehem, house of bread, Heb. ‘ephrath, fruitful land, or the district around it in Jacob’s time as seen in Gen. 48:7, and known as "the city of David" in Luke 2:4, 11), though thou be little among (God chose the little things of the world to eclipse in glory its greatest things) the thousands (clans) of Judah, yet out of thee shall he come forth unto me (unto God the Father, who confirms the ultimate end of redemption) that is to be ruler (the "Shiloh," "Prince of peace," "on whose shoulders the government is laid.") in Israel; whose goings forth have been from of old, from everlasting (As Son of God, His goings forth are from everlasting.    The promise of the Redeemer was vaguely general in Genesis 3:15)."
        In Matthew 2:6 this is repeated by the chief priests and scribes of Herod the king, who inquired of the birth place of the King of the Jews.
  • Micah 5:3 "Therefore will he give them up, until the time that she which travaileth hath brought forth ("the virgin" mother as to the appearance of the Messiah as her Redeemer (Rom. 11:26) in the last days.    When the "time of the Gentiles" are fulfilled, Israel as a nation, shall be born in a day.    (Isa. 66:7-11; Luke 21:24; Rom. 8:22, Rev. 12:1-4.); then the remnant of his brethren shall return unto the children of Israel (remainder of the Israelites dispersed in foreign lands shall return to Canaan, to those already gathered)."
  • Micah 5:3 "And he shall stand (as a Shepherd guards his flock) and feed (rule) in the strength of the LORD, in the majesty of the name of the LORD his God (all Jehovah’s revealed attributes, in oneness); and they shall abide (the returning remnant and children of Israel shall dwell in permanent security and prosperity): for now shall he be great unto the ends of the earth (Micah 4:1; Psa. 72:8, Zech. 9:10)."
    Of course the above was written well before Daniel of 583 B.C. came to influence Persia.

    Magus or magi were a member of the Zoroastrian priestly caste of the Medes and Persians, after the rise of Zoroaster (Greek name), whose real name was Zarathustra (Persian) and he founded Zoroastrianism in 500 B.C.    The ancient Greeks and Hebrews knew them as astrologers, interpreters of dreams, and givers of omens.    These Magi or wise men (sages) from the East traveled to Bethlehem to pay homage to the infant Jesus.    Whatever it may have been, as you know it resulted in the story of the Wise Men (Magi), who selected one particular star and followed it to the place where the baby Jesus lay.

  • Matthew 2:1 "When Jesus was born in Bethlehem of Judea in the days of Herod the King,
        behold there came wise men from the east to Jerusalem
    ."
  • Matthew 2:2 "Saying where is he that is born King of the Jews?"
        "For we have seen his star in the east,
        and are come to worship him
    ."
        (This luminous entity appeared under special laws and for a special purpose).
  • Matthew 2:3-6 Herod gathered his chief priests and scribes to find out where this Messiah was to be born.    Of course, as written by the prophet Micah 5:2, they found it to be Bethlehem.    These strangers expected all of Jerusalem to be aware of its new-born King, and the time, place and circumstances of His birth to be familiar to everyone.    But they (Gentiles) became the first to announce it, and here God used them as a noble testimony to the predicted birth-place of Messiah from the highest ecclesiastical authority in the nation.

   Astronomers and scientists generally agree that the image or star that led the wise men (Magi) to Jesus' birthplace was probably not a supernova, or exploding star.    Such stellar catastrophes are far too spectacular to escape general notice, and with the exception of Matthew, none of the Apostles or King Herod mentions such a brilliant star near the time that Jesus was born.
   To return to Insert for Chapter Seven Leo Star Chart regarding Epiphany and the Magi.

  • In Matthew 2:7-8, "Then Herod sent a private message to the (magi) astrologers, asking them to come to see him; at this meeting he found out from them the exact time when they first saw the star."    "Then he told them, 'Go to Bethlehem and search for the child.'    And when you find him, come back and tell me so that I can go and worship him too!"
  • In Matthew 2:9, "After this interview the astrologers started out again, And look!    The star appeared to them again, standing over Bethlehem."    It literally went before them until it came and stood over where the baby was.    Now in the world of science if a star came and stood over a city the heat would scorch and burn everything in sight.    It is obvious that this object was symbolically identified as being like a star.    It does speak of only one symbolic star, not three planets combined.
  • In Numbers 24:17 Balaam prophecy from God ,"I shall see him, but not now: I shall behold him), but not nigh: there shall come a Star out of Jacob, and a Sceptre shall rise out of Israel,..."    This imagery, in the hieroglyphic language of the East, denotes some eminent ruler, primarily David, but secondarily the Messiah of Gen. 49:10.

    If the Magi had studied the Old Testament to base their decision on the stars' arrival, then they had a long journey from the land presently in Iran or Iraq, just to view a star in Bethlehem a town in the West Bank south of Jerusalem, and give homage to the infant Jesus.

    Nor does a comet seem likely to have been the Christmas star.    True, Halley's comet, which was first seen in 240 B.C., and discovered to return every 76 years, reappeared in 12 B.C.    This was several years before the earliest date on which Jesus could have been born.    In any case, neither Halleys nor any lesser comets that appeared in succeeding years would have been regarded as the bearer of tidings of great joy; to the sky watchers of that trouble time, comets were generally omens of evil.

    As mentioned the biblical text does not reference the star as being a group of planets, although there is an alternative kind of celestial display that could account for Matthew's reference to the star of Bethlehem.    Studies of early calendars and historical records of events immediately preceding and following the nativity suggest to many scholars that Jesus was probably born some time during the fall of the year 7 B.C.    That year the heavens offered a display that few who studied the stars would have failed to notice.    Three times in 7 B.C. there was a conjunction of the same two planets.

    Conjunctions, or what seem to be close approaches of planets in the sky, are common occurrences; they take place at periodic intervals as the planets orbit the sun at differing angular velocities.    In May of 7 B.C., Jupiter, which astrologers of the period considered a royal star and a lucky one, first moved close in the sky to Saturn, which was believed to influence the destiny of the Jews.    Even more significant, this conjunction occurred in the constellation Pisces, where celestial events traditionally foretold incidents of great importance to Israel.    In September of that year, Jupiter again closed in on Saturn.    Some astronomers and biblical scholars speculate that the first conjunction may have been the signal that started the Magi on their long trek to Israel; the second beacon that led them further on their journey.    Their reasoning seems to accommodate the timetable of the Christmas story, for in December the two planets came together for a third time, as if on cue, to show the final way to Bethlehem.

    The supposed three Wise Men (

    South Bend, Indiana - A professor of theoretical astrophysics, Grant Mathews from the University of Notre Dame thinks he has figured out what "the star in the East" was that led wise men to travel to Bethlehem 2,000 years ago, according to the Bible.
    After two years of research have only led him to a more ordinary conclusion: The heavenly sign around the time of the birth of Jesus Christ was likely an unusual alignment of planets, the sun and the moon.
    German astronomer Johannes Kepler proposed in 1604 that the star was a conjunction of Mars, Jupiter and Saturn in 7 B.C.
    The advantage Mathews has over Kepler and others who have pondered the question is that he had access to NASA's databases.    "In principle, we can see any star that was ever made from the beginning of time if we knew where to look.    So the question is, could we find a star that could be a good candidate for what showed up then?" he said.
    When did it occur?    What were its characteristics?    Did anyone else see it?
    The Gospel of Matthew indicates Jesus was born in Bethlehem when Herod was king.    Roman historian Flavius Josephus wrote that Herod died after an eclipse of the moon before the Passover.    Mathews said among the possibilites are 6 B.C., 5 B.C., 1 B.C. or 1 A.D.    The star could have appeared up to two years before the wise men arrived in Jerusalem, he said.
    Mathews believes that means the Christmas star could have appeared anywhere from 8 to 4 B.C.
    Among the characteristics written about the star was that it appeared before sunrise and that it appeared to "rest in the sky."    Mathews also found writings from Korean and Chinese astronomers of an event about 4 B.C. that described a comet with no tail that didn't move.
    Using that set of facts, Mathews found several possibilites, including supernovas, novas and planetary alignments.
Grant Mathew's Star of Bethlehem

    Also see the view by one source that on May 20th of 6 B.C., a Jupiter-Saturn conjunction which occurred in the constellation Pisces, is on a 2400 year cycle, which will occur again on May 10-11 2437 A.D. in the constellation Aquarius.

    Another source believes that in the third week of June in the year 2 B.C. there was the first conjunction of Jupiter, and Venus in the constellation of Leo, near the bright star of Regulus at the front foot of the Lion, in the early evening, just after sundown.    The conclusion is a brilliant star on the western horizon from the low to the horizon magnification of the conjunction of the three stars, lasting only a few hours.    Although it should be obvious to the magi that this was a conjunction, whether they gauged it as a sign to trek hundreds of miles is up for option.

   Then exactly one year and one month later a second conjunction of Jupiter, and Venus occurred again, except this time in the constellation of Virgo, in the southwestern sky.

   In Matthew 2:12, "But when they returned to their own land, they didn't go through Jerusalem to report to Herod, for God had warned them in a dream to go home another way."    In the mean time God sent Jesus and his parents to Egypt.    Herod known as "the Great," 73?-4 B.C. was King of Judea (40-4) who, according to the New Testament, attempted to kill the infant Jesus by ordering the death of all children under the age of two in Bethlehem.


Article: Date 12/24/2007.
Searching for the star of Bethlehem - Notre Dame professor has idea
Highlights of article by Tom Coyne, Associated Press.

 

 

 

 


Reply  Message 8 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/09/2011 23:27

Pleyades, Orión y Sirio, la Santísima Trinidad.

 
De tres lugares vinieron los dioses, esos seres que lucharon entre ellos y que nos manipularon. De Las Pleyades, de Orión y de Sirio, y parece ser que tenemos algo de los tres. En la fábula de la historia que nos han hecho estudiar, siempre nos hablablan del misterio de la Santísima Trinidad, eso que a muchos nos resultaba tan difícil de entender. 
Nos llama la atención de tres lugares que recorren las páginas de misterio:

.- Los Moais de la isla de Páscua miraban a Las Pleyades y a Orión.

A los enigmas ya conocidos de la isla de Pascua hay que añadir las novedosas propuestas arqueoastronómicas planteadas por el astrónomo español Juan Antonio Belmonte y el antropólogo chileno Edmundo Edwards. Su tesis es que los gigantes de Te-Pito-O-Te-Henua (El ombligo del mundo) miraban a las Pléyades, al cinturón de Orión y a la Luna.

¿Cuál es la verdadera orientación de los moais?

 

La orientación de la mayoría de moais parece que está dictada por la topografía de la isla. Sin embargo, el astrónomo William Liller descubrió que, aunque algunas de estas estatuas de piedra estaban situadas en paralelo a la costa, sus ahus o plataformas ceremoniales no lo estaban y que otras ubicadas más al interior tampoco seguían esta norma. Y dedujo que su posición podía corresponderse con una orientación astronómica, que en un primer momento relacionó con los equinoccios y solsticios y con disposiciones solares.

¿Su trabajo y el de Edwards pretendían verificar la propuesta de Liller?

Llegamos a otro tipo de conclusiones. Edmundo contaba con la valiosa información etnográfica y etnoastronómica que había estado recopilando durante más de...

 cuatro décadas tanto en Pascua como en otras islas de la Polinesia. Por eso sabíamos que para los habitantes de Rapa Nui eran mucho más importante la Luna (mahina) y las estrellas que el Sol.

¿A qué conclusión llegaron?

Nos dimos cuenta de que muchas de las orientaciones interpretadas por Liller como equinocciales en realidad se correspondían con el cinturón de Orión (Tautoru), y que la gran mayoría de las solsticiales se relacionaban con la ubicación de las Pléyades (Matariki), el asterismo más importante de la cultura Rapa Nui.

¿Encajan estos hallazgos con la cosmovisión local y con los mitos y los ritos de los pascuences?

Sí, porque estas orientaciones están ligadas a los objetos astronómicos más importantes en la cosmovisión rapanui, que están representados en su calendario lunar. Para respetar el ciclo de las estaciones, las lunas estaban gobernadas por las salidas y las puestas de determinadas estrellas, como Vega, Sirio y Antares. Pero sobre todo por el cinturón de Orión y las Pléyades.

El grupo de estrellas de las Pléyades parece haber sido crucial...

La primera y última visión de las Pléyades o Matariki al atardecer marcaba el mejor período, la época de esplendor, la estación más próspera del año, conocida como

Hora Nui, en la que se podía pescar libremente. Era el tiempo de la cosecha y los rituales en los ahus, un período durante el cual la guerra estaba prohibida. Por el contrario, la época en la que estas estrellas no eran visibles en el cielo pascuence se correspondía con el período hitu, la estación negra. Esto demostraría la singular relación que guardaba este grupo de estrellas con el calendario pascuence. Y explicaría por qué los siete moais de Ahu Akivi son los únicos de la isla que miran hacia el mar y están orientados a la puesta de la constelación de Tautoru, marcando el principio del año rapanui.

¿Por qué los siete moais de Ahu Akivi son los únicos que miran hacia el mar? La respuesta está en las Pléyades.

.-Los dogones nos hablan de Sirio.
En los pueblos de los Dogon, incluso a los niños se les transmitió la 'ciencia' de la Estrella Sirio y ellos conocen las historias de sus antepasados procedentes del sistema estelar sirio. Estos sistemas impulsan el arte de la percepción muy aguda, ¡así que vamos a investigar los registro de los Dogon y hacer aflorar estas habilidades en vosotros!

La Alianza Siria/Pleyadiana fue muy amplificada por el periastrón de Sirio en abril del 1994, cuando Sirio B estaba mas cerca de Sirio A en su orbita elíptica de cincuenta años. Quirón estará lo mas cerca posible a nuestro Sol el 14 de febrero de 1996 y esto será el momento ideal para anclar los códigos de Sirio profundamente dentro de la Tierra. Tanto Sirio B como Quirón tienen orbitas muy elípticas y ambos están lo mas cerca posible a las estrellas que rodean desde 1992 hasta 1998. Sirio A y Sirio B forman un sistema binario y sus patrones de orbita son la base de las practicas rituales de la cultura Dogon de Mali, en el oeste de África Central. 
Los Dogon confiaron el secreto de sus misterios mas elevados a los eminentes antropólogos franceses Marcel Griaule y Germaine Dieterlen en los años 1946/1950, y sus investigaciones son la base de El Misterio Sirio. Los mencionados antropólogos comprobaron que estos complejos rituales se basan en un análisis extremadamente detallado de los patrones de 6rbitas y características físicas tanto de Sirio A como de Sirio B, además de Sirio C, una tercera estrella cuya órbita alrededor de Sirio A también dura cincuenta años. Sirio C viaja formando ángulos rectos con Sirio B. La existencia de estos rituales que se celebran desde hace, por lo menos, mil años hasta la fecha actual es asombrosa porque Sirio B fue vista por primera vez a través de un telescopio en el siglo XIX y la primera foto se obtuvo en 1970 dado que es una estrella enana blanca, extremadamente densa y prácticamente invisible.
En otras palabras, Sirio B era invisible para los Dogón; sin embargo, insistían en que era la estrella más importante, confeccionaron diagramas de su órbita elíptica y sus rituales demuestran que sabían que la duración de la órbita en torno a Sirio A era de cincuenta años. Temple denomina a Sirio B 'Digitaria' porque los Dogon la Ilamaron 'Po'. Po es la semilla comestible más pequeña que conocían los Dogón y Digitaria es el nombre de la especie de esta semilla. Es decir, se le dio el nombre Po ¡porque los Dogón sabían que Sirio B era una estrella minúscula y densa! Digitaria tiene la connotación de 'dedo' y 'quiro' significa 'mano' en griego, una coincidencia aparentemente curiosa.

Existen datos astronómicos fascinantes que sostienen la mitología Dogón y llamaron la atención de Robert Temple.

Por ejemplo, Los Dogón denominaron Po al 'huevo del mundo' y decían que alumbraba a toda la creación en el Universo. Los Dogón dicen que Po esta hecha de tierra, aire, fuego y agua pero, curiosamente, el elemento tierra fue reemplazado por metal.[6.] La enana blanca mas cercana a la Tierra - alejada 8.6 años de luz - es Sirio B. Cuando las enanas blancas se convierten en supernovas, esparcen grandes cantidades de hierro por la Galaxia y el Sol y la Tierra nacieron, según el libro The Alchemy of Heaven de Ken Croswell, de una nube de polvo rica en hierro hace 4.6 billones de años - un proceso idéntico al que esta ocurriendo ahora en Orión.

De acuerdo con los últimos análisis científicos de ondas sísmicas procedentes de terremotos el centro de la Tierra es un enorme cristal de hierro.[8.] Los rituales Dogón, basados en el sistema estelar de Sirio, son una señal segura de una autentica cosmogonía, registros fieles de la creación. Esto me hace pensar que la primera dimensión de la Tierra - el núcleo de cristal de hierro - nació cuando Sirio B se convirtió en una supernova. Es decir, ¡la Tierra nació del sistema estelar de Sirio! Temple aporta pruebas de que la investigación antropológica ha demostrado mas allá de toda duda que los rituales Dogón no habían sufrido ninguna influencia moderna y de como los Dogón aseguran, Digitaria es la fuente de todo lo que existe en la Tierra. Digitaria explotó, se convirtió en una supernova y tiene que haber proporcionado el cristal de hierro del cual nació la Tierra. ¡Como, si no, los rituales Dogón podían describir con tanta exactitud a Sirio B?

Los Dogón dicen que Digitaria es el eje del mundo y que sin su movimiento ninguna otra estrella podría mantener su rumbo. Como dice Temple.

.- ¿Y a dónde apuntaban las pirámides?

A ella no puede, desde luego, recurrirse cuando se averigua - como hizo el astroarqueólogo ruso Vladimir Rubtsov - que el antiguo vocablo iranio que se usaba para referirse a Sirio era Tistrya, palabra que se origina en el vocablo sánscrito Tri-Stri, y que significa tres estrellas! Es decir, que el conocimiento de que Sirio es un sistema estelar triple fue casi universal en nuestro más remoto pasado. ¿Pero por qué? ¿Quién difundió semejante "secreto"? Los egipcios posiblemente hicieron evidente ese secreto en la meseta de Giza, junto a El Cairo, precisamente gracias a las tres monumentales pirámides que allí pueden contemplarse. No en vano cada día somos más quienes creemos que la Gran Pirámide fue en verdad un templo - y no una tumba - dedicado a Isis, la diosa que encarna a Sirio A, y en cuyas medidas y proporciones fundamentales se encuentran encerrados saberes relacionados con el monumento original de la pirámide de Micerinos, antaño cubierta por losas de granito de este color.
Por la misma regla de tres, la ciencia algún día podría llegar a comprobar que las tres pequeñas pirámides satélite que hay junto a la de Keops representan tres planetas junto a Sirio A, al igual que las otras tres pirámides menores que flanquean a Micerinos (Sirio C). Curiosamente esta disposición no sitúa ninguna pirámide menor junto a Kefrén, quizá por lo que los astrónomos ya saben: el enorme peso gravitacional de Sirio B hace imposible que ningún planeta orbite en torno suyo sin ser fatalmente atraído hacia la estrella.

Frente a esta hipótesis, en el último año se ha acuñado otra no menos interesante. En 1994 los investigadores Robert Bauval y Adrian Gilbert hacían público que tres de los cuatro canales de ventilación de la Gran Pirámide estuvieron orientados hacia estrellas concretas. Así el canal norte de la cámara del Rey miró hacia Alpha Draconis, el canal norte de la cámara de la Reina hacia la estrella más baja del cinturón de Orión (las tres estrellas centrales de la constelación) , y el canal sur de esta misma cámara hacia Sirio.

Su particular "descubrimiento" les llevó a formular su aventurada "teoría de la correlación con Orión" de la que se desprende que las pirámides de Giza son una réplica exacta del cinturón de Orión y que el Nilo así como el resto de pirámides egipcias ocupan los lugares correlativos a la Vía Láctea y otras estrellas importantes.

 

Pero hay más. La orientación de los canales de la Gran Pirámide corresponde - según Bauval y Gilbert - a la posición de las tres estrellas citadas en el 2450 a.C" aunque la ubicación de las pirámides marca el lugar del cénit donde estuvo Orión en el 10450 a.C.

Lo que proponen ambos investigadores para explicar esta diferencia cronológica es que, si bien la Gran Pirámide fue erigida en el 2450 a.C. (perpetuando así la falsa tesis arqueológica oficial de que fue construida por Keops), en cambio conmemoran un acontecimiento remoto que tuvo lugar en el 10450 a.C. Pero, ¿cual? Independientemente de cual de las dos hipótesis para la disposición de las pirámides de Giza est‚ más próxima a la verdad, lo cierto es que la vinculación de Sirio y Orión, al menos desde un punto de vista astronómico, es innegable, pues los egipcios sabían que Orión se perdía tras el horizonte una hora antes que Sirio, lo que sirvió de referencia también para el establecimiento del calendario sóthico.

En definitiva, pese a toda la evidencia expuesta, los historiadores prefieren seguir ignorando el porqué de la fascinación que ejerció sobre los egipcios (y sobre otros pueblos tan alejados de ellos como chinos o dogones) la estrella Sirio, aunque todos ellos se esforzaron en aclararnos estas dudas en sus templos y mitos: sus "dioses instructores" descendieron un día lejano de aquel sistema triple y habitaron quizá entre nuestros antepasados.

"Esto significa que es la maestra de ceremonias de las posiciones celestiales; gobierna particularmente la posición de Sirio, una estrella indomable; la separa de las otras estrellas al cercarla con su trayectoria".

De Sirios también decir:

Sobre la puerta de entrada a la pirámide de Keops, un científico inglés, examinó los orificios donde supuestamente se insertarían esos seis cilindros, y encontró las marcas de un broca algo extrañas. En primer lugar, la broca tendría que tener una dureza 500, para poder haber trepanado de la forma en que lo hizo este bloque de granito. Tengamos en cuenta que el material más duro que se conoce es la vidia, que es el diamante sintético y tiene dureza 11 y se utiliza en los talleres para cortar precisamente el granito. En seccionar un bloque de granito de un metro, se invierten horas con nuestra técnica actual. Según los cálculos de este científico inglés, en base a la medida de separación de las marcas dejadas por la broca, el proceso de perforación con el que se trataron los orificios del bloque de cierre, fue tres veces más rápido que como hoy en día lo hubiéramos conseguido con nuestro sistema. Sólo con observar el obelisco inacabado de las canteras de granito rosa que se encuentran en Aswan, nos damos cuenta que la forma acucharada con la que esta esculpido, encierra un misterio superior al que simplemente nos explican los arqueólogos

A cierta distancia del nacimiento del Nilo, se encuentra una tribu, los Dogones, anclada en la prehistoria, que afirma que hace diez mil años, una extraña arca de luz vino del cielo. De ella salieron unos seres mitad pez, mitad hombre llamados instructores y decían venir de una estrella llamada Potoolo (Sirio B). Contaban que en ese sistema estelar, había una estrella de gran magnitud llamada Digitaria (Sirio A) y que Potoolo rotaba al rededor de Digitaria en un tiempo de 50 años. También decían que una simple cucharada de la estrella Potoolo, pesaba más que todo nuestro planeta. Según las comprobaciones científicas que se hicieron al respecto, Los Dogones, conocían exactamente el sistema estelar binario de Sirio, cuando este se descubrió por primera vez en el año 1824 y se pudo observar en el 1864 con un telescopio.

Por otro lado, en el 1972, se comprobó que en efecto, la estrella Sirio B, tiene un periodo de 50 años alrededor de Sirio A. Y para mayor asombro, hace tan solo cinco años, se pudo analizar mediante un sistema espectral, la densidad que tendría la estrella Sirio B, dando casualmente una dureza 500.
http://habasis.blogspot.com/2011/04/valdeandemagico-pleyades-orion-y-sirio.html

Reply  Message 9 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/09/2011 23:30

jueves 1 de octubre de 2009

EL MISTERIO SIRIO

 
por Barbara Hand Clow
extraído de "Manual de Ejercicios Pleyadianos"

¿Fue La Tierra visitada por Seres Inteligentes de un planeta del sistema estelar de Sirio?

de Robert Temple y todas las obras de Zecharia Sitchin mencionadas en el texto prueban, mas allá de toda duda razonable que extraterrestres han influido físicamente en las civilizaciones de la Tierra.[1.] El Misterio Sirio afirma que los Dogon y los antiguos egipcios fueron realmente visitados por sirios hace 5.000 años; el libro de Sitchin aporta pruebas de que la cultura sumeria fue establecida por el planeta mas externo, Nibiru, también llamado 'el planeta del cruce' en el idioma sumerio. He prestado mucha atención al trabajo de Sitchin en este libro y también en mis anteriores trabajos y ahora es el momento de examinar El Misterio de Sirio mas cuidadosamente a la luz de la 'Alianza Sirio/Pleyadiana'.  

Esto es así gracias a los trabajos de Temple, Sitchin y mas recientemente Musaios, autor de El camino del León, (Editorial Sirio, S.A. -Malaga)que tiene una profunda sensibilidad siria. [2.]

Yo soy autora de Chiron: Rainbow Bridges between the Inner and Outer Planets, que describe la influencia de Quirón, un nuevo astro en nuestro sistema solar avistado en 1977.[3.] Dado que Quirón y Sirio B tienen patrones astronómicos similares y gobiernan asuntos similares en la Tierra, mi investigación anterior me pone en la singular posición de comprender a Sirio B - la enana blanca que viaja alrededor de Sirio A.

· La orbita de
Sirio B alrededor de Sirio A es elíptica y tiene una periodicidad similar a la orbita de Quirón en tomo a nuestro Sol - cincuenta años - y ambos son pequeños astros dentro de sus sistemas y tienen enormes efectos iniciáticos y sanadores sobre los humanos.


Puesto que el sistema sirio es estelar, yo solo pude acceder a Sirio B mediante la canalización en trance; mi investigación de Quirón, no obstante, se basa en el análisis astrológico tradicional cuya metodología se describe en el Apéndice A.


(Si queréis saber mas sobre el trabajo de Temple os sugiero que leáis El Misterio de Sirio)

.

"Hace más o menos un millón de años, Nibiru estaba habitado por una raza de seres procedentes de Orión - los Anunnaki - que estaban buscando un nuevo hogar.

Estos seres disfrutaban de vidas muy largas y, después de 500.000 años, se dieron cuenta de que necesitaban nuevo material genético para que su raza pudiese continuar.

 

Sin embargo, de Orión no saldría ninguna nueva matriz genética antes de medio millón de años. Estos Anunnaki, como se les conoce en la Tierra, supieron que su planeta, junto con la Tierra, había nacido de mi supernova así que decidieron visitar la Tierra en busca de una nueva matriz genética.

De modo que hace 450.000 años los Anunnaki de Nibiru empezaron a aterrizar en la Tierra.

 

Aunque entran en vuestro sistema solar y viajan entre Marte y Júpiter cada 3.600 años, no aterrizan en la Tierra en cada vuelta.

Las épocas más propicias para aterrizar son la Era de Tauro y la de Escorpio que es cuando vuestro Sol está muy lejos en la Noche Galáctica y muy apartado de la Banda de Fotones.
 
 
 
 

Por ejemplo, ellos pasaron mucho tiempo en la Tierra durante el periodo de 3800 a 3400 a.C. y fue entonces cuando fundaron la civilización sumeria" [11.]
http://habasis.blogspot.com/2009/10/el-misterio-sirio.html

Reply  Message 10 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/09/2011 23:36
SIRIO: EL CAN ARDIENTE.


Por: Antonio Jesús Alcaraz Vázquez.
Delegado del C.I.F.E..

  Precede al Sol, su brillo es abrumador, sigue en la actualidad siendo una gran incógnita, e incluso se debate, a veces, de forma subida de tono sobre ella; en la constelación del Can Mayor: SIRIO "El Can Ardiente"

    En la antigüedad era venerada, es la estrella más brillante mientras el Sol duerme nuestros sueños, en la época aquella, presagiaba inundaciones fertilizadoras y días calurosos. Hoy y gracias a la astronomía sabemos que tiene compañía, pero la ciencia no a terminado de desentrañar los misterios estelares y terrestres de este conjunto binario.
 


Representación "dogon" de Sirio
  Sirio, es la estrella más brillante, ahora que se acerca Agosto, la podemos observar antecediendo al Sol, visible sobre una hora antes del nacimiento de este.

   Vista desde la Tierra, Sirio es  también, después de nuestro astro rey, la estrella más brillante de toda la bóveda celeste, esto ocurre por la "poca" distancia que la separa de nosotros, que no porque sea la más brillante.

     Las civilizaciones antiguas dieron gran importancia a este astro. Varias inscripciones en tablillas de arcillas, de excavaciones babilonias, ya quieren confirmar el gran brillo de esta estrella, si bien la describen como de color rojo cobre, y que se podía ver incluso con luz solar, cuestión esta como poco sorprendente, porque la conocemos hoy en día de color claramente blanco, Séneca y Horacio le asignan un color rojo vivo, algunos autores hablan de licencia poética para su descripción de los tórridos veranos, pero Tolomeo es muy difícil que utilizara términos poéticos ya que fue uno de los mejores astrónomos de su época y también la describe como roja, solo cabe pensar en el caso de estos últimos que la observación la realizarán nada mas salir con lo que en la línea del horizonte aparecería como rojo, cuestión también discutible pero fundada. Hay otra hipótesis, si bien en términos estelares poco probable, y es que fuera el "cachorro", Sirio B, la acompañante en fase de gigante roja la que predominaba en brillo en aquella época, ¿ pero en tan pocos años ha pasado de gigante roja a enana blanca?, pues este es uno de los grandes misterios que quedan por resolver, y que seguro en un futuro nuestros científicos explicarán. Los egipcios la denominaban Sothis (luminaria), y relacionaban su aparición a mitad de Julio con las crecidas del Nilo, asociando su aparición en el Este, precediendo al Sol, con las ansiadas avalanchas de agua y limos, creyendo así de que Sirio era el causante de tal fenómeno, llegados a este punto podemos recordar que hay autores que se empeñan en la gran sabiduría egipcia y en los adelantos tecnológicos que disponían, pero eran incapaces de distinguir esta simple coincidencia, llegando a definir como "el creador de todas las cosas verdes que crecen".
 
 


Representación de las constelaciones Tauro, Orión y Can Mayor,
donde se encuentra Sirio

     A lo largo de los siglos, la astronomía ha encontrado en Sirio una fuente inagotable de investigación. El astro más brillante de la constelación del Can Mayor, no es sino una  enana del tipo espectral A1, con una temperatura superficial estimada entre los 8.000 y los 10.000 grados centígrados. Pero fue a partir del siglo XVIII, cuando lo astrónomos comienzan a comprender las características peculiares  de su movimiento, ya que Sirio podríamos denominarlo un astro veloz, ya que se desplaza en el firmamento relativamente rápido, recorre aproximadamente en dos mil años, al equivalente de multiplicar por una vez y media el diámetro de nuestro satélite la Luna, y para más "inri" en una línea rectilínea hipotética oscila en ella, lo que en 1844, llevo al matemático alemán Friedrich Wilhelm, a suponer la existencia de una compañera que giraría junta a esta en un centro común. Pero no fue hasta 1862, un 31 de Enero, que por casualidad, como tantas cosas, haciendo pruebas de un objetivo, y el que todavía era una joven, Alvan G. Clark, localizo un resplandor cercano a Sirio, y fruto de esta casualidad, se revoluciono los conocimientos de Sirio, y en cierta forma los de la astrofísica.

     Aquel objeto fue bautizado con el nombre de Sirio B "el cachorro", después de largas investigaciones, se descubrió que los astros giran entre si, en un periodo relativamente corto de medio siglo. Pero lo que más levanto expectación fue que el calculo de temperatura de Sirio B y Sirio eran muy parecidas, pero no brillaban igual ¿por que?, Sirio B debía de ser muy pequeño, tal vez unos miles de kilómetros, pero su masa debía de ser considerable, puesto que se había descubierto a raíz de las oscilaciones que provocaba a Sirio, en la época nadie dio explicación a tal misterio.
 
 

   Este misterio si esta desvelado, la materia de Sirio B es enormemente densa, en más de un millón de veces superior a la del agua, una sola cucharada en nuestro planeta, equivaldría a unas tres toneladas. La física nos explica y nos hace imaginar una materia tan comprimida que los átomos han perdido su nube electrónica, y sus núcleos están "al aire", hoy a estos astros se les denomina enanas blancas.

 Desde los años 70, se especula con una tercera estrella, Sirio C, si bien esta por demostrar, los astrónomos J.L. Duvent y D. Benest realizaron una serie de estudios, llegando a la conclusión de que la probabilidad de la existencia de un tercer astro llegaría al 90%, basandose siempre en la perturbación del actual sistema binario. 


Constelación de Can Mayor, con Sirio en la "cabeza del perro"

    He encontrado autores que fechan el año 1995, como descubrimiento del sistema triple, pero no datos que corroboren esto, por lo que no me atrevo a desmentir o avalar.

    Según sus estudios, este astro sería de una masa muy pequeña, probablemente sería una enana roja o una enana marrón. Estas últimas son cuerpos entre planeta y estrellas, es decir, son más masivas que los planetas, pero no alcanza la masa suficiente para arrancar la reacción termonuclear en su  núcleo y "encender" una nueva estrella. Las enanas marrones no entran en ignición, pero si emiten radiación, proveniente de la sobrante de su formación. El astrónomo español Rafael Rebolo, descubrió en las Pléyades una enana marrón, la Teide 1.

     Por si fuera poco, en la República de Malí, en el sub-desierto del Sahel, y su altiplanicie de Bandiagara, habita el pueblo Dogon. Esta tribu, narra de forma verbal, entre otras tradiciones, siempre complejas, lo que se cree es un conocimiento de esta estrella y de sus acompañante o acompañantes, según autores. Si bien es cierto que esta tradición parece a simple vista nos puede perplejos, estas historias no dejan de ser muy especulativas, aunque coincidan misteriosamente con algunos datos y características astronómicas.

     Para este pueblo no es Sirio la estrella más brillante, si no la acompañante (Po Tolo) y la propiedad más interesante es que estaba formada de un material muy denso, tal como es en la realidad. También están en la creencia de la tercera estrella en discordia, cuestión esta por demostrar, así como varios planetas. Ahora bien, si hace unos 2.000 años Sirio B se hubiese convertido en gigante roja, los planetas habrían sido destruidos, por lo que se nos vuelven a plantear dudas razonables sobre Sirio.

     Los conocimientos Dogon no solo se quedan en Sirio, de alguna forma parecen conocer el sistema solar, así relatan y dicen que la Luna es "seca y estéril", o que Júpiter (Dana Tolo), tiene grandes satélites, y que Saturno tiene anillos, y otra curiosidad relatan que la Vía Láctea tiene forma de espiral, con millones de estrellas.

     Realmente todo lo referente a los Dogon, comienza con las exploraciones francesas de sus territorios africanos en los años treinta en adelante, con ligeros parones por la II Guerra Mundial. Curiosamente en estas expediciones, apenas se da importancia, apenas si se menciona a Sirio. Es a partir del año 1975 y con la publicación del "El Misterio de Sirio" de Robert K.G. Temple por una parte, y por otra "Ensayo sobre la cosmogónica de los Dogon: El Arca de Nommo" del arquitecto francés Eric Gerrier. Mientras el último ha pasado sin penas ni gloria, Temple reviso y amplio su obra.

     Es importante hacer resaltar que quien "in situ" estuvo con los Dogon más tiempo fue el antropólogo francés Marcel Griaule y su principal colaboradora Germaine Dieterlen, y que como apuntaba líneas más arriba de todo lo escrito y conservado sobre los Dogon, apenas le dedican un articulo al "misterio de Sirio", complementado con un estudio acerca de los conocimientos de los astros por los Dogon, ya solo de Germaine Dieterlen varios años después de fallecer Griaule (1898-1956).


Reply  Message 11 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/09/2011 23:42
LA ESTRELLA SIRIO

La más brillante desde nuestro punto de vista y señal de comienzo del calendario de 13 meses lunares

 

Situación de Sirio en referencia a Orión

Sirio es la estrella más brillante de nuestro firmamento tal como lo vemos desde el Planeta Aire y Agua. Es la estrella principal de una modesta constelación que apenas es distinguible: el Can Menor o el Perro Menor. Entre el Sol y Sirio hay una distancia de unos 9 años-luz, que es la distancia que recorre un rayo de luz durante 9 órbitas de la Tierra (9 años nuestros). Sirio está un poco más lejos que la estrella más cercana, Alpha Centauri, pero brilla más.

Cada 2 de julio, la Tierra pasa por el meridiano contrario al de Sirio, de forma que si la Luna eclipsara al Sol el 2 de julio, veríamos a Sirio en pleno día (y a la constelación de Orión también) bastante por debajo del Sol. Al otro lado del Sol estaría el punto de la órbita en el que estaría la Tierra el 2 de enero, cuando desde el Sol veríamos a Sirio debajo de la Tierra, y desde la Tierra vemos a Sirio en su punto más alto del cielo en todo el año, lo que significa que la Tierra está en el punto de su órbita más cercano a Sirio, aunque la diferencia entre el tamaño de la órbita de la Tierra y la distancia a Sirio sea insignificante (1 año-luz equivale a 800 Sistemas Solares).

Con todo, podemos considerar a Sirio como una señal de inicio del año gregoriano.

Sirio es inconfundible en nuestro cielo. Es fácilmente indentificable si observamos Orión y las tres estrellas que forman su Cinturón y trazamos una línea hacia "abajo". Así nos topamos con Sirio. Dado que el Cinturón de Orión marca el Ecuador Celeste, esto quiere decir que Sirio está en el hemisferio sur celeste.


Reply  Message 12 of 207 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 03/09/2011 02:59

Sothic cycle

From Wikipedia, the free encyclopedia
 
Jump to: navigation, search

The Sothic cycle or Canicular period is a period of 1,461 ancient Egyptian years (of 365 days each) or 1,460 Julian years (averaging 365.25 days each). During a Sothic cycle, the 365-day year loses enough time that the start of the year once again coincides with the heliacal rising of the star Sirius (the Latinized name for Greek Σείριος, a star called Sopdet by the Egyptians, in Greek transcribed as Sothis; a single year between heliacal risings of Sothis is a Sothic year). This rising occurred within a month or so of the beginning of the Nile flood, and was a matter of primary importance to this agricultural society. It is believed that Ancient Egyptians followed both a 365-day civil calendar and a lunar religious calendar.



First  Previous  2 a 12 de 207  Next   Last 
Previous subject  Next subject
 
©2022 - Gabitos - All rights reserved