Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL UNIVERSO DE LA HISTORIA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 *************************************************** 
 HISTORIA DEL ARTE . 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE LA CIENCIA . 
 *************************************************** 
 HISTORIA DEL CINE 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE LA ECONOMÍA 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE ESPAÑA . 
 LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA ( 1936 - 1939 ) 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE LA FILOSOFÍA . 
 HISTORIA DE LAS IDEAS . 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE LA LITERATURA . 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE LA MEDICINA . 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE LA MÚSICA . 
 *************************************************** 
 HISTORIA DE LA RELIGIÓN . 
 *************************************************** 
 HISTORIA UNIVERSAL . 
 *************************************************** 
 HISTORIA DEL UNIVERSO - ASTROFÍSICA . 
 ******************************************************* 
 
 
  Tools
 
HISTORIA DE LA FILOSOFÍA .: LA BÚSQUEDA DE DIÓGENES .
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: IGNACIOAL  (Original message) Sent: 19/03/2011 20:20
http://spe.fotolog.com/photo/14/50/98/ebanofighter/1241530373673_f.jpg
 
DIÓGENES Y SU BÚSQUEDA . PRETENDÍA ENCONTRAR AL MENOS UN HOMBRE HONESTO SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA .
 
EL CANDIL SE LE APAGÓ Y NO ENCONTRÓ A NINGUNO
 
 
Diógenes nació en la colonia griega de Sínope, situada en la costa sur del Mar Negro, en el 412 a. C. Nada se sabe acerca de su infancia excepto que era hijo de un banquero llamado Hicesias. Ambos fueron desterrados por haber fabricado moneda falsa. Diógenes se gloriaba de haber sido cómplice de su padre, y este suceso prefiguró, en cierto modo, su vida filosófica.
En su nueva residencia, Atenas, la misión de Diógenes fue la de metafóricamente falsificar/desfigurar la “moneda” de las costumbres. La costumbre, decía, era la falsa moneda de la moralidad. En vez de cuestionarse qué estaba mal realmente, la gente se preocupaba únicamente por lo que convencionalmente estaba mal. Esta distinción entre la naturaleza (“physis”) y lo convecional (“nomos”) es el tema principal de la filosofía griega y uno de los temas que dedica Platón en La República, en concreto, en la leyenda del Anillo de Gyges.
Las anécdotas que se cuentan sobre Diógenes ilustran la consistencia lógica de su carácter. Este “Sócrates delirante”, como le llamaba Platón, caminaba descalzo durante todas las estaciones del año, dormía en los pórticos de los templos envuelto únicamente en un su capa y tenía por vivienda una tinaja. Un día vio como un niño bebía agua con las manos en una fuente: “Este muchacho, dijo, me ha enseñado que todavía tengo cosas superfluas”, y tiró su escudilla. Cierto día se estaba masturbando en el Ágora, quiénes le reprendieron por ello, obtuvieron por única respuesta del filósofo una queja tan amarga como escueta: "¡Ojalá, frotándome el vientre, el hambre se extinguiera de una manera tan dócil!" Profesaba un desprecio tan grande por la humanidad, que en una ocasión apareció en pleno día por las calles de Atenas, con una lámpara en la mano diciendo: “Busco un hombre”. Diógenes iba apartando a los hombres que se cruzaban en su camino diciendo que solo tropezaba con escombros, pretendía encontrar al menos un hombre honesto sobre la faz de la tierra. En una ocasión, cierto hombre adinerado le convidó a un banquete en su lujosa mansión, haciendo especial hincapié en el hecho de que allí estaba prohibido escupir. Diógenes hizo unas cuantas gárgaras para aclararse la garganta y le escupió directamente a la cara, alegando que no había encontrado otro lugar más sucio donde desahogarse.Cuando Platón le dio la definición de Sócrates del hombre como “bípedo implume”, por lo cual había sido bastante elogiado, Diógenes desplumó un pollo y lo soltó en la Academia de Platón diciendo “¡Te he traído un hombre!”.
Pasó el resto de su vida según la leyenda en Corinto. Durante los Juegos Ístmicos, expuso su filosofía ante un público numeroso. Pudo haber sido allí donde conoció a Alejandro Magno. Se dice que una mañana, mientras Diógenes se hallaba absorto en sus pensamientos, Alejandro interesado en conocer al famoso filósofo, se le acercó y le preguntó si podía hacer algo por él. Diógenes le respondió: “No, tan solo que te apartes porque me tapas el sol.” Los cortesanos y acompañantes comenzaron a burlarse del filósofo, diciéndole que estaba ante el rey. Diógenes no dijo nada, y los cortesanos seguían riendo. Luego, Alejandro cortó sus risas diciendo: “De no ser Alejandro, habría deseado ser Diógenes.” En otra ocasión, Alejandro encontró al filosofo mirando atentamente una pila de huesos humanos. Diógenes dijo: “Estoy buscando los huesos de tu padre pero no puedo distinguirlos de los de un esclavo”.
 
http://www.fotolog.com/ebanofighter/46604695


First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: IGNACIOAL Sent: 26/05/2013 10:38

DIÓGENES .

UNA VIDA AL SERVICIO DE LA FILOSOFÍA

    
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/6b/Diogenes-statue-Sinop-enhanced.jpg/170px-Diogenes-statue-Sinop-enhanced.jpgDiógenes de Sínope (en griego Διογένης ὁ Σινωπεύς Diogenes ho Sinopeus), también llamado Diógenes el Cínico o el Perro, fue un filósofo griego perteneciente a la escuela cínica. Nació en Sinope, ca. 412 a. C. y murió en Corinto en 323 a. C. No legó a la posteridad ningún escrito; la fuente más completa de la que se dispone acerca de su vida es la extensa sección que su tocayo Diógenes Laercio le dedicó en su Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres.

Diógenes de Sínope fue exiliado de su ciudad natal y trasladado a Atenas, donde se convirtió en un discípulo de Antístenes, el más antiguo pupilo de Sócrates. Diógenes vivió como un vagabundo en las calles de Atenas, convirtiendo la pobreza extrema en una virtud. Se dice que vivía en una tinaja, en lugar de una casa, y que de día caminaba por las calles con una linterna encendida diciendo que "buscaba hombres" (honestos). Sus únicas pertenencias eran: un manto, un zurrón, un báculo y un cuenco (hasta que un día vio que un niño bebía el agua que recogía con sus manos y se desprendió de él). Ocasionalmente estuvo en Corinto donde continuó con la idea cínica de autosuficiencia: una vida natural e independiente a los lujos de la sociedad. Según él, la virtud es el soberano bien. La ciencia, los honores y las riquezas son falsos bienes que hay que despreciar. El principio de su filosofía consiste en denunciar por todas partes lo convencional y oponer a ello su naturaleza. El sabio debe tender a liberarse de sus deseos y reducir al máximo sus necesidades.
 

 



 
©2021 - Gabitos - All rights reserved