Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

El Libro de Urantia, un Camino de Evolución
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 Objetivos de este sitio 
 Breve reseña del Libro de Urantia 
 El Libro de Urantia y el Universo 
 La Ciencia y el LU 
 El LU y la familia 
 El Libro de Urantia y el organismo humano 
 El LU y Jesús 
 Artículos del LU 
 Citas del LU 
 Conferencias del LU 
 Reflexiones 
 Imágenes 
 Videos 
 Powers 
 
 
  Tools
 
Citas del Libro de Urantia: Amor y hermandad
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: yosis  (Original message) Sent: 25/06/2013 12:57
  
 
La prueba para el mundo entero de que habéis nacido del espíritu, es que os amáis sinceramente los unos a los otros.»
  
Libro de Urantia
 
 
  
 
 
Jesús fue reiterativo en su mensaje de amor y de hermandad y yo en forma consciente estoy haciendo lo mismo, porque en verdad creo que es lo más esencial de toda enseñanza, sin importar el nombre que ella lleve o de cuales sean sus orígenes, pues tanto para un cristiano, como para un musulmán, un budista, un esoterista o un judío por nombrar algunos, si no practican el Amor con sus semejantes, sus enseñanzas se las llevará el viento y serán barridas como las hojas del otoño, porque han perdido la actualidad que sólo puede dar la vivencia y la propia experiencia.
 
Todas las religiones hablan de amor, todas tienen por lo mismo algo de bueno "No existe religión en Urantia que no pudiera aprovechar el estudio y asimilar lo mejor de las verdades contenidas en cada una de las otras fes, porque todas contienen verdades. Los religiosos harían mejor en pedir prestado lo mejor de la fe espiritual viva de sus vecinos en vez de denunciar lo peor en las supersticiones y los ritos desgastados.1012" por tanto el problema de la falta de fraternidad en el mundo, no es culpa de las religiones instituídas, sino de la falta de la religión del espíritu de cada uno de nosotros, que nos creemos creyentes pero que sólo somos repetidores de enseñanzas aprendidas o heredadas.
 
"La conciencia, sin la enseñanza de la experiencia y sin la asistencia de la razón, no ha sido nunca, ni nunca será, una guía segura e infalible para la conducta humana. La conciencia no es una voz divina que habla al alma humana. Es solamente la suma total del contenido moral y ético de las costumbres de una determinada etapa de la existencia; simplemente representa el ideal de reacción concebido por la humanidad ante un conjunto determinado de circunstancias.1005" por eso el hacer o no hacer algo porque así nos lo mandan, no tiene valor de sobrevivencia, porque nuestra única herencia espiritual y que nos podremos llevar más allá de nuestra muerte física, es lo que nosotros hayamos hecho en forma voluntaria y consciente.
 
La religión del espíritu significa esfuerzo, lucha, conflicto, fe, determinación, amor, lealtad, y progreso. La religión de la mente, la teología de la autoridad,  requiere poco o nada de estos esfuerzos de sus creyentes formales. La tradición es un refugio seguro y un camino fácil para esas almas temerosas e indiferentes que instintivamente evitan las luchas espirituales y las incertidumbres mentales asociadas con esos viajes de osada aventura de la fe, a los altos mares de la verdad no explorada, en búsqueda de las orillas más lejanas de las realidades espirituales, como pueden ser descubiertas por la progresiva mente humana y experimentadas por el alma humana en evolución.1729" que se propone descubrir a Dios por sus propios medios y en su corazón.
 
Se supone que nosotros  estamos empeñados en alcanzar esta libertad espiritual, porque hemos escuchado a Jesús cuando nos dijo:  "os he llamado para que renazcáis, para que nazcáis del espíritu. Os he llamado de las tinieblas de la autoridad y de la letargia de la tradición, a la luz trascendental de la comprensión y de la posibilidad de hacer por vosotros mismos el más grande descubrimiento posible para el alma humana que es la excelsa experiencia de encontrar a Dios por vosotros mismos, en vosotros mismos y de vosotros mismos, y de hacer todo esto como un hecho de vuestra experiencia personal. Así pues podréis pasar desde la muerte a la vida, desde la autoridad de la tradición a la experiencia de conocer a Dios; así pasaréis de las tinieblas a la luz, de la fe racial heredada, a una fe personal alcanzada por experiencia real; y así progresaréis de una teología de la mente traspasada por vuestros antepasados a una verdadera religión del espíritu que será construida en vuestras almas como dote eterna. Si lo hacéis vuestra religión cambiará de la sola creencia intelectual en la autoridad tradicional, a la experiencia real de esa fe viviente, que es capaz de alcanzar la realidad de Dios y todo lo que se relaciona con el espíritu divino del Padre. La religión de la mente os vincula sin esperanzas al pasado; la religión del espíritu consiste en la revelación progresiva y os llama constantemente a alcances más altos y santos en ideales espirituales y en realidades eternas.1731"
 
El tiempo de nuestra estadía en esta tierra se acorta en la medida que los días transcurren, ninguno de nosotros sabemos cuando nos llegará la hora de rendir cuentas de los talentos recibidos... no desperdiciemos pues nuestro tiempo, quedándonos con el simple conocimiento, que puede hacernos más interesantes a los ojos de los hombres, pero no a los de Dios y trabajemos en lo esencial que es el "sentir" la filiación divina  y la fraternidad entre los hombres, porque en estos puntales radica la religión del espíritu, la única "que nos deja libres de buscar la Verdad donde quiera que ella se encuentre.1731"
 
yolanda silva solano   


First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved