Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Mas alla del Sol
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 ____________________ 
 Capilla Virtual 
 ____________________ 
 Paolita un regalo del cielo. 
 ____________________ 
 Regìstrate en el foro 
 ____________________ 
 Preséntate 
 ___________________ 
 Cuéntanos tu historia 
 ____________________ 
 Fechas de cumpleaños y cumplecielo 
 ---------------------------------- 
 Nuestros Hijos 
 ____________________ 
 Flores para el cielo 
 ___________________ 
 Enciende una vela 
 ___________________ 
 Después de la partida de un hijo o hija 
 --------------------------------- 
 Cuando nos deja un bebè 
 ___________________ 
 Muerte por suicidio 
 -------------------------------------- 
 Compartiendo sentimientos 
 ___________________ 
 Lecturas de ayuda en el proceso del duelo. 
 __________________ 
 Reflexiones en audio de ayuda para el duelo. 
 __________________ 
 Escribe Silvia 
 ____________________ 
 Videos, cuando muere un hijo 
 __________________ 
 No! a la cultura de la muerte 
 ________________ 
 Pastoral del duelo 
 _______________________ 
 Poemas 
 ___________________ 
 Meditaciones 
 ------------------------------------- 
 St. Judes Hospital 
 ...................................... 
 Reflexiones espirituales 
 ---------------------------------------- 
 Rincón musical 
 
 
  Tools
 
Suicidio: Tragedia desvastadora
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: ishen  (Original message) Sent: 01/07/2009 03:57
 
El suicidio de un ser querido es una tragedia devastadora que deja despedazada la vida de los sobrevivientes y produce un duelo muy traumatizante. Algunos elementos propios del suicidio, incluyen:
 
Sentimiento de traición y abandono: “¿Qué le hice para que me hiciera tanto daño?”, “¿Cómo pudo hacerme esto?”, “¿Acaso no pensó en mi, en los niños, en su mamá?”, “¿Porqué no pudimos llenar su vida?”, “¿Porqué lo hizo?”, “¿Estaba enojado conmigo?”.
 
El suicidio despierta un angustiante y molesto sentido de traición por tantos años de paciencia y cariño que se brindó.

Sentimiento de culpa: La muerte por suicidio no implica solo su ausencia sino que, además, la muerte se vivencia como una acusación por lo que se hizo o no se hizo, se dijo o no se dijo. Es común a toda pérdida pero más acusada en suicidio.

Fracaso de rol: Muy unido al sentimiento de culpa, el suicidio produce un angustiante sentimiento de fracaso de rol, muy notable entre las madres.

Preguntas sin respuesta: Hay mucha confusión y no hay respuestas. Existe una urgente necesidad de encontrar una justificación racional al mismo, una causa medianamente aceptable.

Muerte sin adiós: Queda la sensación angustiante de haber sido abandonados de forma unilateral e injusta.

Rabia: El suicidio produce un intenso sentimiento de rechazo hacia aquel ser querido que terminó con su vida (amor-odio contra el objeto amado), resentimiento por haberse dado por vencido, contra nosotros por no habernos dado cuenta, hacia Dios por no haber evitado la tragedia. La rabia, como sentimiento, es un intento de sacar el dolor de sí mismos.

El estigma: Aun cuando las condenas históricas han desaparecido en gran parte, el suicidio estigmatiza gravemente a la familia: “Ahí va la madre el suicida”, “Qué sería lo que le hicieron”, etc. La condena es tanto hacia la familia como hacia el mismo suicida.
 
Los supervivientes suelen experimentar menos apoyo social que sus contrapartes y sienten más necesidad de comprensión que en otras muertes. La vergüenza asociada al estigma es uno de los sentimientos más difíciles de sobrellevar.

Miedo: Es muy frecuente, tanto por lo anterior como por el reconocimiento de los propios sentimientos autodestructivos, incluso pueden arrastrar con ellos una sensación de destino o predestinación. Además, existe el constante miedo sobre el futuro “más allá de la muerte” de su ser querido (condenación, infierno, etc.).

Pensamiento distorsionado: Se presenta por la necesidad de ver la conducta de la víctima, no como un suicidio sino como una muerte accidental, creándose un patrón de comunicación distorsionada en las familias. La familia crea así un mito respecto a lo que realmente le ocurrió a la víctima, y si alguien cuestiona la muerte llamándola por su nombre real, produce un gran enojo y rechazo de los demás, aquellos que necesitan verla como una muerte accidental o natural. Así, es frecuente que los miembros de familia oculten la causa de la muerte y sepan quién sabe y quién no la verdad.


First  Previous  Without answer  Next   Last  
Anuncios:

 
©2019 - Gabitos - All rights reserved