Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Secreto Masonico
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 EL SECRETO DE LA INICIACIÓN 
 Procesos Secretos del Alma 
 Estructura Secreta del Ritual Masónico 
 Los extraños Ritos de Sangre 
 Cámara de Reflexiones 
 
 
  Tools
 
General: ¿Estamos los Masones Resistiéndonos a los cambios?
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 6 on the subject 
From: Alcoseri  (Original message) Sent: 30/11/2012 22:30
¿Estamos los Masones Resistiéndonos a los cambios?
Los masones por décadas hemos estado considerando el problema del cambio, el temor y resistencia que existen a los cambios. Vemos que muchos están atemorizados a que las francmasonas ganen espacios y que el temor impide la iniciativa a que todas las Logias sean Mixtas. Nos aferramos a nuestros miedos, a nuestras formas anacrónicas, a nuestras tradiciones, a nuestros fanatismos masónicos y a nuestros atrincheramientos dentro de las Logias, muchas Logias incluso no tienen una democracia, en muchas Logias incluso solamente unos cuantos tienen derecho al voto, y los que votan son los infiltrados en su mayoría. Ésa es la forma evidente del temor al cambio. Estando atemorizados los masones por los cambios, tenemos miedo de estar frente al cambio radical. Podremos poseer muchos mandiles de relumbrón, costosas joyas masónicas y otras lujosas parafernalias, pero muy dentro de nosotros, psicológicamente, somos muy débiles al cambio. Cuanto más débiles somos en lo interno, tanto más tratamos de enriquecemos exteriormente apegándonos a lo que no funciona ya, a las posiciones, a los cotos de poder. Cuando estamos atemorizados estamos al cambio nos aferramos no sólo a las cosas viejas sino también a lo que ya no funciona, tales como las tradiciones dogmaticas. Para la mayoría de los masones los cambios no son tan necesarios, y ajustarnos a cosas como la internet no es lo recomendable, pero lo contrario es ya insuficiente y vacío. La tradición masónica autentica importa muchísimo y es por ello que la queremos trasladar al mundo de la internet, porque sabemos ahí justo perdurará para muchas décadas más. ¿Han ustedes lectores, notado esto del fenómeno de la internet entre sus amigos, sus familiares y compañeros de trabajo? ¿Lo ha Vd. notado esto del Fenómeno de la Internet en sí mismo? En el momento en que hay incertidumbre por el cambio, temor, tratan de ocultarlo bajo la supuesta farsa de que los masones perderemos dignidad si las cosas propias de la masonería se tratan por internet, siguiendo la tradición de que antes todo era secreto, y así pierden la iniciativa al cambio. A causa de que falta iniciativa y sólo seguimos la pauta de que antes no se conocían las formas masónicas, y es que la verdad es que siguen sin conocerse, la costumbre se vuelve muy importante, la costumbre de que dirá la gente, la costumbre de lo que ha sido transmitido así desde el pasado, la costumbre que carece de vitalidad y nos hace robóticos, del sabor de la vida se pierde, porque es una mera repetición litúrgica y ritualística sin tomar significado alguno, pero cuando nos enfrentamos a meditar en el contenido ritualístico y litúrgico masónico nos topamos, con qué más allá de la Literalidad de los catecismos masónicos y sus formas subyace una verdad trascendente, y eso lo hemos aprendido ahora por internet, y es porque compartimos vivencias masónicas los unos de los otros. Cuando uno tiene desconfianza ante algún cambio, hay siempre una tendencia a imitar, sin comprender. ¿Han notado eso como masón? Los masones que tienen miedo a los cambios tratan de imitar a otros masones desconfiados, y todo se convierte en un círculo vicioso; se aferran a la tradición de manera equivocada, a sus hermanos del pasado, a sus condicionamientos, a sus hermanos masones asidos a una costumbre. Y la imitación mecánica destruye la iniciativa. Viviendo la Masonería por Internet, los masónico no se perderá se incrementará. ¡Miren nada más a sus propios entornos sociales y las vidas religiosas de quienes los rodean, vean lo tradicionales, lo fanáticas que son, lo imitativas que son! En ciertas cuestiones estamos muy obligados a ser imitativos, tal como en los mandiles que se visten, en los rituales que se practican, en las formas masónicas fraternas que se llevan. Éstas son todas formas de imitación positiva y muy loable. Pero es necesario ir más allá de este nivel normal y sentimos libres como masones por primera vez para pensar las cosas por nosotros mismos, de modo que no aceptemos irreflexivamente lo que algún otro dice en contra de la Masonería por Internet, sin ¡importar quién sea!. Es esencial como masones es que se piensen las cosas por sí mismos y no sigan una tradición mal entendida, porque el seguimiento ciego indica miedo al cambio. En tanto estemos deseando que algo no cambie estamos atados al temor; y el temor mutila la mente de tal modo, que no pueden ser libres. ¿Saben lo que es una mente libre? ¿Alguna vez han observado su propia mente? No es libre, ¿verdad? Inmediatamente comienza una charla interna, preocupaciones, la mente opta por penar otra cosa, y ustedes no pueden detenerla. Siempre están a la averiguación de lo que sus amigos dicen de ustedes, incluso peor están a la expectativa de lo que ustedes imaginan piensan de ustedes. Esa la mente es como una casa cercada por una alta muralla o por un sistema de alarma. En este estado nada nuevo puede entrar en la mente; lo nuevo sólo es posible cuando no hay temor al cambio. Y es extremadamente complicado para la mente estar libre de temor al cambio y ataduras al pasado, porque ello implica realmente estar libres del deseo de seguir un dogma, de seguir, libres del deseo de mantenerse sin cambios, todo lo cual no quiere decir que hayan de hacer algo malo o que vaya en contra de la Masonería. La libertad de la mente aparece en el hombre cuando no hay temor al cambio, cuando la mente no desea someternos y no urde tramas en busca de ganarnos terreno, y hacernos a un lado. Entonces no hay sentido para la imitación de dogmas. Y es necesario tener una mente así de libre, una mente de verdad sin cadenas dogmaticas tradicionales, la cual constituye el mecanismo formador de los vicios propios de una mente cerrada. ¿Es esto demasiado difícil? No, no creo que sea tan difícil o difícil como la ciencia o las matemáticas de los profanos. Es mucho más fácil, sólo que jamás han pensado al respecto de liberarnos de las ataduras mentales condicionadas. Pasamos varios años de nuestras vidas en la escuela adquiriendo información de afuera; sin embargo, pocos se toman tiempo -ni una semana, ni siquiera un día- para pensar plenamente e ir a tomar información de la luz interior, completamente en algunas de estas cosas de conocerse a sí mismo, de estar atentos a sí mismo. Por eso parece tan difícil, pero en realidad no lo es en absoluto, sólo necesitamos disposición, y claro no es necesario aislarnos del mundo para conocernos, sólo es necesario hacer contacto con nosotros mismos, al mismo tiempo que hacemos nuestras actividades contidianas. Al contrario, si le dedican tiempo podrán ver por sí mismos cómo trabaja la mente de ustedes, cómo opera, cómo responde. Y es muy importante que empiecen desde ahora a comprender su propia mente, ahora mismo, de otro modo seguirán siguiendo alguna tradición dogmatica, lo cual tiene muy poco sentido práctico; imitarán, o sea, que seguirán cultivando el temor y así nunca serán realmente libres.
Fraternalmente Vicente Alcoseri https://groups.google.com/group/secreto-masonico


First  Previous  2 to 6 of 6  Next   Last  
Reply  Message 2 of 6 on the subject 
From: Alcoseri Sent: 19/08/2019 16:48
Imagen

Reply  Message 3 of 6 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 25/08/2019 04:31

Reply  Message 4 of 6 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 27/08/2019 20:40

Reply  Message 5 of 6 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 27/05/2020 12:19


Reply  Message 6 of 6 on the subject 
From: Francmasón Ovidio Sent: 14/10/2021 13:48
Las Ideas Iniciáticas Masónicas de Transformación Deseamos al ingresar a la Orden Masónica cambiar y ser transformados, deseamos hacer nuestras vidas tan completas y tan útiles como sea posible, encontrar y realizar nuestro propio destino divino. Todos estos deseos tienen lugar dentro de nosotros los masones; están ahí porque existe un Ideal Masónico. Todas las filosofías y todas las enseñanzas coinciden en que existe un Ideal de Ser Perfecto. Esa perfección no es solo idea nuestra; es un deseo que compartimos con muchas enseñanzas místicas, y es un impulso de nuestra propia naturaleza humana. Los niños lo buscan en sus padres y maestros. Aún si ustedes rechazan la idea masónica y rehúsan asociar al masón con el Gran Arquitecto del Universo, el ideal permanecerá; los masones no podemos prescindir de Él, pues es el modelo perfecto de Actuante Ordenador del Universo, y para la Masonería será siempre el Gran Arquitecto del Universo ese ideal de Perfección, que no es un ideal distanciado de nosotros, sino tan cercano como el latir de nuestros corazones o más cercano aún que nuestro corazón. La gente se encierra en unas pocas ideas convencionales. La mente es comparada a un calabozo, y las ideas a los prisioneros. Algunos prisioneros suelen ser aprendidos, liberados y reaprendidos. Si se los valora tal vez se queden. Pero si en una visión una persona viera su mente representada como un calabozo, ¿qué clase de prisioneros percibiría en ella? Tal vez unos inocentes, y algunos culpables, moribundos o muertos. El fondo del calabozo estaría lleno de suciedad. ¿Qué representa esa suciedad? ¿Cuál es su significado? Ideas equivocadas, ideas que refrenan el desarrollo de la mente, ideas tradicionales que han llegado a ser inertes, o ideas convencionales e imitadas son en la mente la suciedad. En suma, la mente hiede tanto como la mente repleta de feas intenciones, parecidas a ratas. Ahora bien, recibir nuevas ideas y pensar según ellas purifica la mente, y asimismo el semblante. El sistema de transformación está repleto de ideas nuevas y poderosas, y si podemos afanarnos y humillarnos lo suficiente como para recibirlas y pensar según ellas, nuestra mente olerá menos mal para las narices de Dios, y nuestros rostros llegarán a ser más claros, puesto que la mente y el rostro están en relación reciproca. Por cierto se espera que el rostro se modifique al cabo de un tiempo como signo exterior de la modificación de la mente, pero si no ocurre así, se comprende que las nuevas y poderosas ideas no fueron recibidas. Algunos sensitivos pueden incluso observar nuestros rostros y ver como nuestros rostros sufren cambios repentinamente. Ahora bien, para que la mente sea capaz de recibir debe asemejarse a un vaso o una taza. Quiero decir sencillamente que el vaso o la taza podría representar la mente receptiva. Se puede derramar en ella algo y será retenido. El vaso o la taza boca abajo —esto es, señalando lo bajo—, representaría entonces la mente no receptiva. Además, se puede llenar el baso o la taza con basura de modo que, mientras no se la limpie, nada se puede poner en ella, o al menos sin que se contamine. Las nuevas y poderosas ideas espirituales, por lo tanto, no podrían ser recibidas si el vaso o la taza estuviesen boca abajo o llenos de suciedad, y ya hemos visto lo que representa psicológicamente la suciedad. Sólo se pueden representar estas cuestiones por medio de imágenes visuales comunes, porque así no cabe la posibilidad de emitir un juicio o una idea equivocada. Pero al usar los objetos visualizados por los sentidos como si representasen cosas no vistas, es posible expresar lo invisible en función de lo visible. Esto es posible a condición de comprender que las cosas visibles, de las cuales se hace uso, representan cosas invisibles y no han de tomarse literalmente, sino psicológicamente. Así un vaso puede significar la mente. Vacío y boca arriba representa la mente receptiva a las ideas; lleno de suciedad representa la mente llena de ideas falsas o equivocadas o ideas muertas; y lleno de agua clara, lleno de ideas verdaderas y vivientes. Es muy cierto, empero, decir que esta transformación del sentido literal en un sentido repugna a muchas personas y es resentido vivamente por otras, para su desdicha. "Un vaso es un vaso señor, y sólo puede significar un vaso. Un hombre debe decir lo que quiere expresar. ¿Cómo se le ocurre que un vaso pueda significar o tomar el lugar de la mente?" Bien, éste es exactamente su significado en el cielo. Y si se dice que sólo representa la mente no cabe duda que la réplica será: "Entonces, ¿por qué no dice de una vez por tod as 'mente' en lugar de complicar las cosas con el vaso , y suciedad y calabozos y prisioneros?" O se suele encontrar a una persona cortés y ligeramente burlona que nos contenta que todo ello es muy interesante, pero traído por los cabellos, etcétera. Por eso me apresuro a pasar a otro tema y evitar este valioso pero despreciado puentecillo que nos conduce al nivel llamado libre pensar, y nos hace conocer un nuevo mundo de significados. Mantengámonos en lo que es sensible y lógico y permanezcamos con nuestros pies sólidamente plantados en la tierra de los hechos sensorios. Desdichadamente, si lo hacemos arriesgamos permanecer en un nivel demasiado bajo de comprensión para el sistema de transformación. Seguiremos siendo, por cierto, mecánicos o automatas y nada tendremos de lo consciente o espiritual. Asimismo, el vaso estará boca abajo. Si no podemos transformar lo literal en lo Real, si no podemos transformar el sentido de la letra en el sentido del espíritu autentico —y nos han dicho en algún lugar que la letra mata —, entonces no podremos darnos el Primer punto de oportunidad. Y a no ser que el Primer punto de oportunidad de pensar libremente sea dado al ser humano sigue siendo automata o mecánico para quien el mundo es tal cual se le presenta. Todo para él es como aparenta ser. Ese hombre pragmático no tarda en cristalizar. Su mundo lo fija muy pronto. No puede desarrollarse. Si, se convierte pronto en una cosa fija porque toma el mundo de ese modo, como hechos fijos. ¿No lo comprenden? ¿No se dan cuenta que lo que son depende de lo que el mundo es para ustedes? Ahora bien, si siempre han tenido cierto sentimiento de irrealidad acerca del mundo o si lo han sentido como un misterio, o se han sentido a sí mismos como un misterio, no cristalizarán como la gente práctica que al parecer progresa más que ustedes y no tiene dificultad alguna. Sin embargo, prefiero ser como aquel que empieza de cero, porque son capaces de recibir ideas de cierta calidad que para la gente pragmática son .sandeces. Pero ciertas ideas de transformación son insensatas y tontas para una mente y no lo son para. otras. Para cambiar de metáfora, se puede tener un campo de aterrizaje para ciertas ideas que en otro campo se estrellarían. Ahora bien, la recepción de nuevas ideas es necesaria para el cambio de ser. Sólo puedo pensar de una manera nueva mediante nuevas ideas, y debo pensar verdaderamente por mí mismo desde esas nuevas, ideas para poder cambiar mi mente. En el Trabajo de Transformación no se puede dejar el propio pensar a los otros; es preciso anhelar nuevas ideas que transmitan una nueva verdad, anhelarlas como se desea el agua en el desierto. Nadie va a ayudarnos si no nos ayudamos a nosotros mismos. Esta manera de pensar sorprende a algunos y ofende a otros. Nunca pude comprender el porqué. Ahora bien, si pienso de una manera nueva puedo ver las cosas de una manera nueva. Si cambio, mi manera de ver el mundo cambiará. Si mi manera de ver el mundo cambia, yo cambiaré. Es por eso por lo cual el Trabajo de Transformación tiene dos lados en su enseñanza —uno psicológico y el otro cosmológico. A no ser que yo cambie, mi mundo no cambiará. No puedo experimentar un cambio en mí mismo y permanecer en el mismo mundo. Si empiezo a tener un nuevo sentimiento de mí mismo comenzaré asimismo a tener un nuevo sentimiento del mundo, y yo y el mundo cambiarán al mismo tiempo. Mi nuevo sentimiento del mundo me dará a su vez un nuevo sentimiento de mí mismo. Los dos sentimientos se ayudarán mutuamente para crecer, puesto que el mundo es como yo lo siento y mi sentimiento del mundo soy yo mismo. Si siento que en mí hay algo más elevado que yo mismo, sentiré que tras el mundo hay algo más elevado que él. Pero todo ello, y muchas otras cosas que escapan a la expresión, sólo empiezan a manifestarse con la recepción de nuevas ideas de Transformación y con el pensar según ellas por uno mismo


First  Previous  2 a 6 de 6  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 
©2021 - Gabitos - All rights reserved