Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Practicas Acsivama
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 a ver después 
 LAYOUTS 
 TUTORIALES DIVERSOS 
 PABLO NERUDA 
 PRACTICAS 
 
 
  Tools
 
Mis cuentos.....: Llamada de Auxilio
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Acsivama  (Original message) Sent: 14/06/2016 20:29

 

 

LLAMADA DE AUXILIO

                                                                                                                                                                          La inquietud

Cierta ocasión, un día como hoy Enrique observaba como van pasando cosas que cambian los estados

emocionales del planeta, ha visto todos los trastornos que ocasionan fenómenos tales

como "El Niño y La Niña", que en ciertos años anda haciendo estragos el niño y otros la niña.

Pero viendo como hemos actuado todos contra la naturaleza, consideró que esos estragos son un

reflejo  de nuestros propios actos.

La madre tierra esta enfermita, dolida pues sin motivo el hombre se ha encargado de ir acabando

 con todo lo bello y hermoso que ella nos brinda.

Entonces, Enrique salio al patio de su casa, se sento en el pasto y con una mano toco el suelo y

le hablo, el le decia con su voz tierna  "madre, sabiendo por todo lo que estas pasando,

viendo como saquean tu interior  robando tu preciado tesoro, como arrancan tus hermosos brazos,

escuchando aquí muy dentro de mi como te quejas de dolor por todos los velos que te han quitado,

 por tanto huecos que hacen una y otra vez a tu cuerpo; y escurrian sus lagrima mientras hablaba,

con la manita llena de tierra se enjugaba el rostro y seguia…; dime madrecita mía

¿Cómo puedo ayudarte?,  ¿De que forma puedo hacer que todo se calme un poco?,

el a pesar de ser un niño aún, era muy maduro en sus pensamientos y muy observador.

 El era especial.

                                                                                                                                                                                         La Respuesta:

 

Como si le hubiesen enviado una respuesta a sus inquietudes, de momento todo quedo en

completo silencio,  todo quieto, y solo se escuchaba una hermosa melodía y empezó

a soplar un viento fresco con aroma a flores;  fue un momento hermoso y Enrique se sintio inundado de

esa fragancia, de ese viento fresco y esa bella melodía.

Con su carita iluminada alzo sus brazos al cielo y penso: Es Dios que me envia una respuesta para

 poder ayudarte madre mía, no haré gran cosa pues aún soy pequeño, decia al momento que volvia

 a colocar sus manos en la tierra, y como si quisiera consolarla le cantaba y le hablaba.

Entonando una letra simulando un arrullo de cuna

 

>> Duerme duerme madre mía,

descansa un momento tranquila,

reposa tus aguas cristalinas,

las que viertes en tu agonía,

descansa un poco  tus airados brazos,

duerme un rato,

cierra tus ojos y descansa en mi regazo. <<

                                                                                                                                                                          La voz de la tierra: 

 

De pronto escucho una voz, que le decia. ¿Cómo es posible que en tan joven corazón repose

mi ilusión perdidad?; ¿De que manera manos tan pequeñas podrán sanar mis heridas?;

La bestia voraz de la avaricia, del poder y el desamor se están encargando de matar mis entrañas,

de acabar con mis ilusiones de prodigar a los ojos del hombre mi belleza y aún así se preguntan,

Por que están cambiando tanto las estaciones? Por qué algunos ríos están secos,

por qué las tierras ya no dan frutos? estaba furiosa!! esa voz estaba furiosa y dolida.

 

Enrique a pesar que sintio temor, con valor respondio y le dijo:

no te preocupes madre mía que aunque mi corazón sea joven,

es lo suficientemente grande para que sientas mi gran amor,

pues en el habita Dios, si mis brazos y mis manos son pequeñas,

 para lo que pienso hacer son tan grandes como los tuyos.

Yo tuve un sueño y por ello supe que necesitabas ayuda.

Intrigada la voz de la tierra, le dijo: Y tal fué ese sueño que te has sentido mi salvador??

Tú crees que fue mi voz la que le habló a tu corazón? Tan valiente es mi pequeño amigo que me pide

 que confie en él?  Enrique le dijo: Si me permites mi sueño te platicare, y tú, cuenta te darás que por

 ti  puedo luchar. Pues pequeño no soy si en todo momento me encuentro con Dios. Habla pues,

dijo la voz, cuentame tu sueño.

El Sueño:

Enrique se acosto sobre el pasto y muy cariñosamente recargo su mejilla al suelo al momento que le decía,

 mira mi querida madre tierra, he soñado lo siguiente: Estaba yo dormido y de pronto una voz me hablaba,

tan dulcemente que no parecia real, y al abrir los ojos vi un hermoso ángel junto a mi cama y me decía

"Enrique despierta, acompañame pues tengo una misión para ti, no temas, solo dame tu mano"

Me incorpore y me tomo de la mano iniciando así un vuelo fantástico, me dijo el ángel, "abre tu corazón

y escucha, pon mucha atención a lo que oigas, cierra tus ojos solo necesitas ver con tu alma",

y empezamos a subir cada vez más alto, cuando me di cuenta estabamos mas alla de la tierra,

se veía un universo esplendoroso, y escuche, ¡Si madre! te escuche !quejarte, dolida, sufrías y gotas

enormes rodaban de tu superficie, cayendo algunas sobre mi rostro y el ángel me dijo al ver

mi rostro triste "Si, la tierra esta llorando y necesita de tu ayuda" en eso se escucho una voz profunda

pero cargada del más sublime amor que me decía:

"Enrique, mi pequeño hijo, la tierra necesita de ti, y se que con tu amor lograrás hacer que las personas

se concienticen pues solo los humanos deben cambiar para el bien de todos.

Yo en todo momento estaré a tu lado, pues solo no te dejaré"

¡Sorprendido y emocionado me di cuenta que me había hablado mi Dios!, mi amado padre,

y me decía "Cuando termine tu misión regresarás a mi lado y juntos veremos la felicidad de la tierra.

Después senti como regresaba a mi habitación de la mano del ángel y me senti dichoso

de ese hermoso sueño. Cuando abri los ojos todo estaba igual, pero en mi corazón y en mi alma

estaba grabada esa vivencia; por eso madrecita mía, yo seré tu salvador hasta donde me sea

posible pues yo he sido elegido para poder escuchar esa llamada de auxilio.

La voz que provenía de la tierra, complacida por ese relato le dijo " Sea pues mi pequeño amigo,

 calmare mis penas, guardare mis corajes para que se calmen maremotos y tempestades,

 enfriare mis suelos para que soplen aires buenos y esperare que se cumpla ese cambio

que tu me has prometido" Y como un pacto entre los dos,

Enrique sintio la suave caricia de una brisa fresca y fragante con olor a Dios.

Cuentos a mis hijos, 31/03/07

Autor: Miriam Pereyra A.

:

 

 



First  Previous  Without answer  Next   Last  
Anuncios:

 
©2020 - Gabitos - All rights reserved