Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

AMIGOS VERDADEROS EN LINEA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
  
  
  
  MENSAJE GENERAL 
 PARA CONOCERNOS 
  PREGUNTAS,DUDAS 
  REGLAS DEL GRUPO 
  GRUPOS AMIGOS 
  
  COFRES PERSONALES 
  BAÚLES 
  
  
  MÚSICA 
 PLANTAS Y ANIMALES 
  APRENDIENDO COSAS 
  PORTADAS 
  POEMAS DIVERSOS 
  
  VIAJES VIRTUALES 
 BIBLIOTECA VIRTUAL 
  GALERÍA VIRTUAL 
  
  NUESTRA COCINA 
 BELLEZA Y SALUD 
  MODA Y ESTILO 
 PELÍCULAS 
 MANUALIDADES 
  SEXUALIDAD 
  
  
  
  CHAT AMIGOS VERDADEROS 
  
  
 
 
  Tools
 
****SEXUALIDAD****: Actitudes riesgosas en la construcción de pareja
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Yaxi  (Original message) Sent: 13/09/2011 17:43

Actitudes riesgosas en la construcción de pareja.

Existe un momento singular de nuestra vida, que el anhelo de participar nuestras alegrías y sueños emerge de tal forma, que estimulamos el encuentro comprometido con esa persona especial, que sentimos y entendemos merecer hasta el final de los tiempos.

 

Si la fortuna nos acompaña y disfrutamos de la posibilidad de compartir caminos sentimentales con alguien, nos decidimos a consumar estas aspiraciones profundizando afectos, construyendo realidades, y perfilando un espacio pleno de satisfacciones en común, que a ambos nos contenga equilibradamente.

 

Resulta maravilloso el tiempo inicial de toda nueva relación, cuando irrumpimos entusiasmados a descubrir los detalles de la otra parte, inclinados a suavizar cualquier defecto que podamos encontrar.

 

Es el período perfecto para dejarnos llevar por el disfrute que lo nuevo nos causa, embriagados por la atrevida ofrenda realizada en intimidad, que nos renueva y plenifica profundamente.

 

Es en esta etapa que la entrega personal se intensifica, dejando a un lado algunos gustos, actitudes y particularidades, supuestamente en beneficio del crecimiento y consolidación de la pareja, y que nos dirige a cometer sutiles equivocaciones que a la larga, nos termina perjudicando.

 

El ocultamiento temprano de aquellos defectos que hacen al déficit personal compartido, nos ubica frente al dilema de mostrarnos como somos, o persistir en el engaño, el mismo engaño que nos impulsa a proceder erradamente y  a nutrir una imagen que se perfila falaz, para sostener el mayor tiempo posible el dulce e inicial romance, boicoteando la honestidad plena que toda relación requiere para su evolución exitosa, mostrando sin trampas como somos, para ser aceptados genuinamente.

 

Desde la teoría, resulta simple entender que toda pareja que planificamos concretar, se entusiasma con la idea de alcanzar el equilibrio, la aceptación sin censuras de la otra parte y la obtención de una riqueza integral colectiva, generada desde el aporte individual, y unida indisolublemente por el amor espontáneo que emparenta y fusiona toda relación amorosa.

 

Sabemos entonces al respecto de la necesidad que sentimos de ser contenidos y acompañados afectivamente. Este objetivo potenciado por diversos factores como la ansiedad, baja autoestima o sensación de soledad, nos empuja a comportarnos de manera distinta a como somos en realidad y en referencia al ideal que soñamos obtener, y confundimos pareja con unión societaria, creyendo que ciertas posturas son convenientes para lograr un rendimiento aceptable, a la hora de exigir ilusorios dividendos, a la otra parte contractual.

 

Y estas exigencias que comienzan a surgir, ya sea por sostener una imagen personal disfrazada, o al negar o tolerar los defectos que nos apena del otro, alimentan a un sentimiento egoísta que se acrecienta y consolida, distorsionando la verdad e incrementando el deseo de manipulación de los eventos cotidianos, para mantenernos en la burbuja que inventamos, haciendo cada vez más compleja nuestra manera de expresarnos en libertad.

 

“Ya va a cambiar”, es el axioma más común de los ilusos que creen a ciegas sobre el futuro cambio de actitud, que alguien pudiera realizar en nuestro propio beneficio, sesgando la visión que tenemos del otro, en su capacidad y derecho de transformarse cuando lo crea conveniente.

 

“Sé que puedo y voy a lograrlo”, enfoque correcto si utilizamos modos que correspondan a nuestro verdadero sentir, y erróneo si lo forzamos aparentando una identidad diferente, pretendiendo incluso estimular un cambio de terceros para satisfacernos en lo personal.

 

Ciertamente es el ego quien nos confunde y aprisiona construyendo una falsa imagen propia y extraña, y obligándonos a sostenerla hasta el fracaso irremediable.

 

La verdad y el ser auténticos con el otro y con nosotros mismos, nos libera, y aunque no arribemos al resultado que al principio imaginamos, siempre nos llevará a un éxito genuino y perdurable.

 

Ricardo Raúl Benedetti



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved