Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

MEDICINA NATURISTA ORIGINARIA - CANCER -SIDA -DIABETES
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 QUIENES SOMOS 
 ASI NOS PERSIGUEN 
 LEE POR FAVOR 
 VACUNA UTERIL 
 VIVIR - BIEN 
 AYUNO Y SALUD 
 AYUNO y SALUD 2 
 AYUNO y SALUD (3) 
 AGUA DE VIDA 
 AGUA DE VIDA1 
 PODER DE SANAR 
 ¡¿ESTAN APRENDIENDO!!!!!! 
 OTOÑO - INVIERNO 
 SECRETO DEL AGUA 
 DIABETES 
 DIABETES (inducida) 
 ESTATINAS (DIABETES) 
 ESTATINAS. DIABETES1 
 NO LLEGUES A ESTO 
 SOMNIFEROS 
 SIDA - HIV. 
 TODO CANCER1 
 DIETA PARA CANCER 
 CANCER (motivos) 
 CANCER - NEGOCIO 
 CANCER DE MAMA 
 CANCER - LA VERDAD1 
 CANCER - LA VERDAD2 
 CANCER Y TRABAJO 
 CANCER - SIDA .CAUSA Y PREVENCIÓN 
 CANCER Y MAMOGRAFÍAS 
 CANCER - CEREBRO 
 CANCER de OVARIOS 
 CANCER de MANA 
 CANCER - PROSTATA 
 CANCER - PANCREAS 
 C. DE CUELLO DE UTERO 
 CANCER DE COLON 
 Dr. RIFE Y EL CANCER 
 LINFOMA 
 MELA. METASTÁSICO 
 METASTASIS 
 C. TESTICULAR 
 LEUCEMIA 
 HIV SIDA 
 FIBROSIS PULMONAR 
 DIABETES 1 -2 
 PRODUCTOS 
 PRODUCTOS2 
 AZUCAR PROBLEMAS. 
 AZUCAR PROBLEMAS. 
 AZUCAR PROBLEMAS/ 
 AZUCAR = DIABETES 
 AZUCAR = DIABETES2 
 AZUCAR PORBLEMAS, 
 DIABETES Y RADIO 
 HIGADO Y VESICULA 
 HIGADO Y VESICULA 2 
 ACTIVIA - YOGURES 
 RONQUIDO 
 OSTEOPOROSIS 
 ESTRESS 
 VITAMINA B12 
 PAPILONA. HPV 
 GRASAS Y GRASAS 
 GRASAS & GRASAS 
 ESPIRULINA 
 ESPIRULINA1 
 SOYA O SOJA VENENOS 
 SOYA & SOJA - GM 
 ALPISTE & SALUD 
 "DADONE" CRIMINAL. 
 ALCALINIZACIÓN 
 ASI ASESINAN 
 TRANGÉNICOS 
 TRANGÉNICOS1 
 ANTIBIÓTICOS 
 LA FRUCTUOSA 
 ENFERMEDADES = $$$ 
 VACUNAS Y GENOCIDIO 
 EL "DORMIR" 
 PARACETAMOL 
 CINCO PUNTOS PH 
 
 
  Tools
 

SILOÉ ARÁM - DESARROLLANDO LA HISTORIA DE LAS "GRASAS"

Este es un escrito tomado a los cientificos, se entiende que dice la verdad,puesto que de otra manera no sería expuesto en esta página. Es apra que usted comprenda una realidad que la sociedad ignora y actúe de acuerdo. Sea desconfiado de aquellos productos que tienen mucha propaganda y pertenecen a multinacionales "nonstruos" de alto poder de propaganda.

Hace un poco más de 100 años, un científico alemán escribió una carta a una compañía que fabricaba jabón y al hacerlo cambió la manera en la que el mundo cocinaba su comida. La compañía productora de jabón, Procter & Gamble, compró la idea del científico-y así fue como nació Crisco.

En ese momento de la historia, las personas utilizaban grasas de origen animal en forma de manteca o mantequilla para cocinar. Y aunque Crisco fue formulado para parecerse a la manteca y ser cocinado como manteca, en realidad no tenía nada que ver con esta. El resto de la historia, como se relata en The Atlantic, es un cuento de exitosa publicidad.i

Cuando la Publicidad Altera las Recomendaciones Alimenticias…

Receta en mano, Procter & Gamble lanzó una estrategia de venta masiva para Crisco que iguala a algunas de las estrategias de venta más grandes en la actualidad y se ganó un lugar en las cocinas del mundo. De acuerdo con The Atlantic:

“Nunca antes se había visto que Protector & Gamble- o cualquier otra compañía- había puesto tanto apoyo para respaldar o comercializar un producto. Contrataron a J. Walter Thompson Agency, la primera agencia de publicidad de servicios completos en los Estados Unidos en la que trabajan verdaderos artistas y escritores profesionales.

Las muestras de Crisco fueron enviadas a las tiendas, restaurantes, nutricionistas y economistas del hogar. Se probaron ocho estrategias de publicidad alternativas en diferentes ciudades y sus efectos calculados y comparados. Se freían donas con Crisco y se regalaban en las calles.

A las mujeres que compraban esta nueva grasa industrial les regalaban un libro de cocina de recetas con Crisco. En donde tenía la siguiente frase, “El mundo culinario está cambiando todo su libro para cocina gracias a la llegada de Crisco, una nueva y revolucionaria  grasa para cocinar.” Recetas de sopa de espárragos, salmón ahumado con salsa Colbert, betabeles rellenos, coliflor al curry, y sándwiches de salsa de tomate, todos con 3 o 4 cucharadas de Crisco.”

Debido a que las afirmaciones que se hacían en la publicidad en aquel entonces no estaban tan reguladas, Procter & Gamble, afirmaban que su producto a base vegetal (conocido actualmente como aceite vegetal hidrogenado) era más saludable que las grasas de origen animal y los consumidores lo creyeron.

Tomo más de 90 años antes para que los investigadores finalmente descubrieran que este nuevo compuesto que supuestamente es “mejor para usted”, el cual actualmente es mejor conocido como grasas trans, en realidad aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Como se indica en el artículo del Atlantic:

“Se estima que por cada aumento de dos por ciento en el consumo de grasas trans (que aún se encuentran en muchos alimentos procesados y comida rápida) el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca aumenta en un 23 por ciento. Por sorprendente que parezca, el hecho de que las grasas de origen animal representen el mismo riesgo no está respaldado por la ciencia.”

No sólo eso, las investigaciones también han descubierto que las grasas trans contribuyen con el cáncer, problemas en los huesos, desequilibrio hormonal, enfermedades de piel, infertilidad, problemas para embarazarse, problemas con la lactancia, bajo peso al nacer, problemas de crecimiento y problemas de aprendizaje en niños.

Es tan malo para su salud que un panel gubernamental de científico determinara que las grasas llamadas trans hechas por el hombre son inseguras desde cualquier punto de vista

Qué Nos Puede Enseñar la Historia

El artículo en The Atlantic, que es un extracto del libro llamado “The Happiness Diet” escrito por Drew Ramsey, MD y Tyler Graham, es una pieza fascinante de la historia y bien vale la pena leerlo completo. Se describe con gran habilidad el trasfondo cultural que hizo que esta “manteca falsa” fuera aceptada y adoptada, sin mencionar el enorme poder de la publicidad agresiva. Aquí le muestro un pequeño extracto de esta gran pieza. Para más información, por favor lea el artículo original o el libro llamado, “The Happiness Diet”:

“…Gracias a Procter & Gamble, Estados Unidos impulsó la producción de un producto de desecho de cultivo de algodón, aceite de semilla de algodón…

Antes de ser procesado, el aceite de semilla de algodón es color rojo oscuro y tiene un sabor amargo debido a su fitoquímico natural llamado gosipol…y es tóxico para la mayoría de los animales, causando aumentos peligrosos en los niveles de potasio del cuerpo, daño de órganos y parálisis.

Una edición del Popular Science resume muy bien la evolución de la semilla de algodón: “Lo que era basura en 1960, era fertilizante en 1970, era alimento de ganando en 1880 y alimento y muchas cosas más en 1890.”

Pero entro a nuestro suministro de alimentos poco a poco. No fue hasta que se inventó un nuevo proceso de hidrogenación, que el aceite de semilla de algodón llegó hasta las cocinas de los restaurantes y hogares estadounidenses.

Edwin Kayser, un científico alemán, le escribió a Procter & Gamble el 18 de octubre de 1907 sobre un nuevo proceso químico que podría crear un grasa sólida a partir de un líquido. Los investigadores de la compañía habían estado interesados en producir una forma sólida de aceite de semilla de algodón durante muchos años y Kayser describió su nuevo proceso como “de mayor importancia para los fabricantes de jabón”.

La compañía compró los derechos a los patentes y creó un laboratorio en las instalaciones de Procter & Gamble, conocido como Ivorysale, para experimentar con nueva tecnología. Rápidamente, los científicos de la compañía produjeron una nueva sustancia blanca y cremosa a partir del aceite de semilla de algodón. Se parecía mucho a la grasa de cocina más popular de la actualidad: la manteca.

En poco tiempo, Procter & Gamble vendió esta nueva sustancia (actualmente conocida como aceite vegetal hidrogenado) a los cocineros caseros, remplazando así las grasas de origen animal.”

El Mito Sobre Las Grasas Saturadas

El mito que dice que las grasas saturadas causan enfermedades cardíacas sin duda ha dañado un gran número de vidas en las últimas décadas. Aunque probablemente empezó como una estrategia de marketing para apoyar el uso de Crisco, esta creencia equivocada comenzó a solidificarse a mediados de la década de 1950 cuando el Dr. Ancel Keys publicó un artículo comparando el consumo de grasas saturadas con la mortalidad por enfermedades cardíacas.

Keys basó su teoría en un estudio realizado en seis países, en los cuales el consumo de grasas saturadas era tan alto que igualaba las tasas de enfermedades cardíacas. Sin embargo, él convenientemente ignoró la información de otros 16 países que no encajaba con su teoría.

Si hubiera elegido otro conjunto de países, la información habría demostrado que aumentar el porcentaje de calorías provenientes de la grasa reduce el número de muertes por enfermedad coronaria. Y, si se hubiera incluido la información de los 22 países que había disponible en aquel tiempo, el resultado hubiera sido que aquellas personas que consumen el porcentaje más alto de grasas saturadas tienen menor riesgo de enfermedades cardíacas.

Desafortunadamente, la idea de que las grasas saturadas son malas para el corazón se ha vuelto tan arraigada en la comunidad de salud que es muy difícil romper esta barrera de desinformación. Aun así, el hecho en cuestión es que la relación entre las grasas saturadas y las enfermedades cardíacas es sólo una hipótesis que no está respaldada.

Menos Grasas Saturadas en su Alimentación = Mayor Riesgo de Enfermedades Cardíacas

Desde la introducción de los alimentos bajos en grasa, las tasas de enfermedades cardíacas se han elevado progresivamente, aún cuando los estudio siguen desacreditando la investigación de Keys- descubriendo que las grasas saturadas en realidad refuerzan la salud del corazón. Por ejemplo:

  • Un meta análisis publicado hace dos años, en el que se recompiló información de 21 estudios e incluyó cerca de 348,000 adultos, se descubrió que no hay diferencia en el riesgo de enfermedades cardíacas y derrame cerebral entre las personas que consumen más y menos grasas saturadas.
  • Continúa: http://www.gabitogrupos.com/cancersidadiabetes/grasas__grasas.php 
 
©2019 - Gabitos - All rights reserved