Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

__ FORO CRISTIANO LA VERDADERA LEY DE DIOS Y SU IGLESIA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 ________________ NUESTRA FE ES SÓLO EL EVANGELIO ________________ 
 EL EVANGELIO COMENTADO ________________ 
 LA VERDADERA LEY DE DIOS ________________ 
 CONCILIOS QUE IMPUSIERON LAS LEYES DE LAS BIBLIAS ________________ 
 CRISTIANOS EN EL ORIENTE ________________ 
 LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN ______________ 
 LA BESTIA con el número 666 ________________ 
 JESUCRISTO SE NOS HA MANIFESTADO ________________ 
 CONTRADICCIONES EN CARTAS "PAULINAS" ________________ 
 
 
  Tools
 
LA LEY DE DIOS COMO LA ENSEÑA JESUCRISTO: LA VERDADERA LEY DE DIOS...
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 7 on the subject 
From: Sierva-fiel  (Original message) Sent: 22/09/2012 01:45

JESUCRISTO NOS ENSEÑÓ LA VERDADERA LEY DE DIOS QUE LOS JUDÍOS NO CONOCÍAN

En tiempos de Moisés Dios había entregado la Ley a su pueblo, pero luego los sacerdotes y escribas cambiaron la Ley aumentándola con muchos preceptos de hombres.  El profeta Jeremías, cuando vio estas cosas que hacían los hombres, así dijo:

"Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Yavé. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas." (Jeremías 8:7-9).

Jeremías avisó al pueblo de estas cosas que hacían los escribas con la Ley de Dios, pero los escribas, dominados por los poderosos, siguieron cambiando la Ley de DiosDios vio estas cosas desde el cielo, y entonces Dios se hizo Hombre y volvió a enseñar a su pueblo la verdadera Ley de Dios.  Está escrito que el Señor así les dijo a los judíos de su tiempo:

"No penséis que he venido a derogar la Ley y los Profetas; no he venido a derogarla, sino a perfeccionarla".   (Mateo 5:17)

 

Las diferentes religiones traducen este versículo anterior cada una según sus sacerdotes quieren interpretar el Evangelio, pues este versículo anterior que nos dice que Jesucristo vino a perfeccionar la Ley, en otras biblias se escribe que Jesucristo vino a completarla, en otras biblias escriben que vino a cumplirla,  otras a cumplimentarla, etc...  Cada religión escribe aquí en este versículo lo que mejor le interesa.  Por otro lado, esta palabra, según su significado en griego también se puede traducir por dar a conocer plenamente (“dar a conocer plenamente”, en griego “plhrwsai”...  “The Greek New Testament”, pg. 143, Sociedades Bíblicas Unidas.  Y también está traducida con ese sentido en el “Greek-English New Testament”, de Nestle-Aland, pg. 525.).  

 

Cambiar esta palabra en el Evangelio y en este versículo tan importante sería confundir a los cristianos para que no sepan a qué vino el Señor (¿a perfeccionar la ley?, ¿a completarla?, ¿a cumplirla?, ¿a darla a conocer plenamente?...).  En este caso, Jesucristo nos entregó su enseñanza para saber a qué vino el Señor, y esta enseñanza no se encuentra en un versículo mal traducido por las religiones que traducen a su gusto sino en todo el contexto del Evangelio, pues el contexto del Evangelio nos explica perfectamente que Jesucristo vino a dar a conocer perfectamente cuál era la verdadera Ley de Dios.  Veamos parte del contexto:

 

"Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará
de la ley, hasta que todo se haya cumplido
". 
(Mateo 5:18)

 

Aquí en este anterior versículo, nos dice Jesucristo que la verdadera Ley de Dios no pasará hasta que todo se haya cumplido.  Ahora bien, el problema consiste en saber cuál es la verdadera Ley de Dios.  Y, como hemos dicho anteriormente, es todo el contexto del Evangelio el que lo dice claramente.  Palabras aisladas, mal traducidas o mal interpretadas, no son el camino perfecto para conocer la verdadera Ley de Dios.  Por eso, dejando de momento estos puntos difíciles, debemos examinar el contexto del Evangelio.

"Cualquiera, por tanto, que quebrante uno sólo de los mandamientos estos, de los más pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que haga y enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos".   (Mateo 5:19)

Aquí, en este último versículo, el Seños nos dice que los hombres no deben quebrantar uno sólo de sus mandamientos, avisándonos con ello que puede haber hombres que intenten cambiarlos y por ello tendrán que ser corregidos.  Según este aviso del Señor, debemos investigar las escrituras a la luz de todo el contexto del Evangelio y no dejarnos llevar por las diferentes religiones que pueden cambiar un versículo y con ello pueden confundirnos.

"Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, de ningún modo entraréis en el reino de los cielos". (Mateo 5:20) 

La justicia en la que se basaban los escribas y fariseos era las leyes del viejo testamento, y nosotros los cristianos debemos alcanzar una justicia mayor si queremos entrar en el reino de los cielos.  Y esta justicia mayor que la de los escribas y fariseos es la justicia que nos enseña Jesucristo en todo el contexto del Evangelio...  Un versículo mal traducido por los escribas de cualquier religión puede hacernos entender mal la verdadera enseñanza de Jesucristo.  Por eso, dejando de momento este versículo tan discutido, debemos seguir adelante para conocer la justicia de Jesucristo en todo el contexto del Evangelio, pues según el contexto del Evangelio bien claro está que Jesucristo no vino a cumplir con todos los mandamientos del viejo testamento, sino todo lo contrario:  Jesucristo vino a abolir muchos de aquellos mandamientos del viejo testamento, y en algunos casos a explicar algunos de ellos para una mejor comprensión de los mismos, pues así nos  sigue diciendo el Evangelio:

Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. 
Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,
deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.
Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel.
De cierto te digo que no saldrás de allí, hasta que pagues el último cuadrante.

 

Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio.
Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.
Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.
Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

 

Jesucristo, en el transcurso del Evangelio, deja abolidos muchos mandamientos del viejo testamento que faltaban a la misericordia y, entre ellos, los siguientes:

 

También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio.
Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de prostitución, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio.

 

Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos.
Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios;
ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.
Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello.
Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.

 

Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.
Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;
y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;
y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.
Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.


Oísteis que fue dicho:
Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.
Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;
para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.
Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos?
Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?
Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.  
(Mateo  5:21-48).


LA VERDADERA LEY DE DIOS ENSEÑADA POR JESUCRISTO

" todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)

LO QUE DIOS QUIERE ES LA MISERICORDIA

 

"... si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes"   (Mateo 12:7)  

 

 JESUCRISTO HABLA CON LOS FARISEOS SOBRE LA LEY

 

"Entonces los fariseos, oyendo que había hecho callar a los saduceos, se juntaron a una. Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo:  Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
Jesús le dijo:
  Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.
Y el segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas".
  (Mateo 22:34-40)

 

JESÚS ENSEÑA LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY A UN JOVEN QUE TENÍA MUCHAS POSESIONES

 

"Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones" (Mateo 19:16-22)

 

Los hombres poderosos que codician los bienes que pertenecen a todos, como son el sol, el agua, la tierra y sus frutos, no quieren ni oir hablar del reparto de los bienes.   Sólo quieren hacerse dueños de todo para sentirse adorados por todos y así esclavizar a sus semejantes, obligándoles a hacer duros trabajos para su propio beneficio.  Por eso, aquel joven que habló con Jesús, cuando escuchó su enseñanza, dio la espalda a Jesucristo y se fue triste cuando Jesucristo le mandó que diera a los pobres todo lo que tenía.   Los hombres que codician los bienes que por derecho natural pertenecen a todos, siempre están dispuestos a abandonar los mandamientos de Jesucristo, siempre están dispuestos a pagar de alguna forma a hombres que hagan religiones a su gusto para imponer leyes de hombres llamándolas "ley de Dios", y así poder dominar sobre los demás.   Ya desde antiguo, el profeta Jeremías dijo que la Ley fue cambiada en mentira:

 

"Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Yavé. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas." (Jeremías 8:7-9).

 

Y el profeta Isaías, antes de Jeremías, también había dicho lo siguiente:


"Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado" (Isaías 29,13).

 

Y Jesucristo, recordando al profeta Isaías, así les dijo a los escribas y fariseos:

 

"Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:
Este pueblo de labios me honra;
Mas su corazón está lejos de mí.
Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres
". (Mateo 15,7-9)


¿QUÉ LEY DEBEMOS SEGUIR LOS CRISTIANOS?

La verdadera Ley y los verdaderos mandamientos de Dios son los que nos enseñó Jesucristo, y esta es la Ley y estos son los mandamientos que debemos seguir los cristianos..., y esta Ley y estos mandamientos dejan abolidos todos los mandamientos escritos en el viejo testamento que faltaban a la misericordia y que mandaban esclavitud, desigualdad, castigos terribles y penas de muerte..., porque la verdadera Ley de Dios es la misericordia..., pues Dios se hizo Hombre y su enseñanza (el Evangelio) es la enseñanza que nos devuelve la verdadera Ley de Dios que los judíos ya no conocían porque, como nos dicen los profetas, los escribas habían cambiado la Ley de Dios en mentira (Jeremías 8:7-8) haciendo ver que Dios había mandado a los hombres esclavizar y matar a sus semejantes..., y todo para justificar los actos despiadados de los dictadores poderosos llenos de codicia que querían vivir mejor que los demás y dominar sobre los demás.

Sigue en la siguiente respuesta...




First  Previous  2 to 7 of 7  Next   Last  
Reply  Message 2 of 7 on the subject 
From: Sierva-fiel Sent: 22/09/2012 01:45

DESPUÉS HABER CONOCIDO LA LEY QUE NOS ENSEÑA JESUCRISTO, LOS HOMBRES CODICIOSOS DE PODER Y RIQUEZAS EN ESTE MUNDO CAMBIARON LA LEY DE DIOS.

Los escribas habían cambiado la Ley de Dios en mentira (Jeremías 8:7-8) haciendo ver que Dios había mandado a los hombres esclavizar y matar a sus semejantes..., y después de Jesucristo, los hombres codiciosos volvieron a hacer lo mismo..., volvieron a justificar los actos despiadados de los dictadores poderosos llenos de codicia que querían vivir mejor que los demás y dominar sobre los demás.   Esto que ocurrió lo sabía el Señor, por eso nos previno cuando dijo:

"Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?
Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;
pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.
Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?
No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal".   
(Mateo 6:24-34)


LA CODICIA NOS SEPARA DE LA LEY DE DIOS

La codicia nos separa de la Ley de Dios, por eso Jesucristo nos dijo:

"BUSCAD PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA"  (Mateo 6:33)

Buscar el reino de Dios y su Justicia es la aventura más maravillosa que jamás ha conocido el hombre, y es el tesoro más grande que el hombre puede encontrar y debería buscar porque así lo manda Jesucristo.

LA CODICIA ES LA RAIZ DE TODOS LOS MALES

Muchos hombres codiciosos se hicieron poderosos dictadores para dominar sobre los demás y vivir una vida de placeres mientras sometían a los pueblos a la miseria y a la esclavitud.  Jesucristo, con sus enseñanzas, nos previno de estas cosas y así nos dijo:

"Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio.  Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón".   (Mateo 5:27-28)

La codicia de las riquezas o de las personas, en este caso la codicia de las mujeres hermosas, ha vuelto locos a muchos hombres y les ha hecho caminar en contra de la Ley de Dios.

 "Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa".   (Marcos 4:18-19)

La codicia de las cosas de este mundo o de las personas para tenerlas coimo esclavas, hace que para ellos la Palabra del Evangelio sea infructuosa.  No se puede servir a dos señores, como nos dice la enseñanza de Jesucristo, pues se amará al uno y se despreciará al otro:  "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas" (Mateo 6:24).

LA GRAN BABILONIA DEL FIN HA SEGUIDO EL CAMINO DE LA CODICIA Y ESTO HA HECHO QUE SE APARTE DE LA LEY DE DIOS, QUE NOS MANDA MISERICORDIA CON TODOS:

 "¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!  Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías;  mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol;  y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres.  Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás.  Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, y diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas!  Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas.   (Apocalipsis 18:10-17)

Aquellas almas sencillas que se llenan de pena por los necesitados y reparten con ellos todos sus bienes siempre estarán más dispuestos que los demás con la Ley que nos enseñó Jesucristo.  Pero aquellos hombres y mujeres que dan la espalda a los necesitados para seguir el camino de la codicia y hacerse más ricos que los demás, antes o después despreciarán la Ley de Dios, la combatirán, e intentarán hacer religiones nuevas que, con filosofías de hombres, intenten justificar como bueno el que unos hombres dominen sobre otros imponiendo leyes de esclavitud y de muerte a todos aquellos que no se sometan a sus caprichos.  Ejemplos de esta clase ya ha conocido el mundo en muchas ocasiones, y en muchas naciones los hombres y mujeres se han acostumbrado a los imperios de terror que imponene los codiciosos.

La Gran Babilonia profetizada por Juan, el apóstol, seduciría a muchas naciones en el tiempo del fin, pero, por no amar la LEY DE DIOS como la enseña Jesucristo, pronto vendrá su ruina:

"Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás".  (Apocalipsis 18:10-17)

"Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas"   (Mateo 6:24)

(Página de un cristiano)
 
 
 


Reply  Message 3 of 7 on the subject 
From: Josediego Sent: 01/12/2012 18:35

Desde el primer siglo, los hombres y sus religiones trataron de cambiar el Evangelio de Jesucristo: 

"Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema". (Gálatas 1,6-9).



Reply  Message 4 of 7 on the subject 
From: Porque77 Sent: 03/09/2014 22:38
...

LA VERDADERA LEY DE DIOS ENSEÑADA POR JESUCRISTO

" todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)

LO QUE DIOS QUIERE ES LA MISERICORDIA

 

"... si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes"   (Mateo 12:7)  

 

 JESUCRISTO HABLA CON LOS FARISEOS SOBRE LA LEY

 

"Entonces los fariseos, oyendo que había hecho callar a los saduceos, se juntaron a una. Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo:  Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?
Jesús le dijo:
  Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.
Y el segundo es semejante:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas".
  (Mateo 22:34-40)

 

JESÚS ENSEÑA LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY A UN JOVEN QUE TENÍA MUCHAS POSESIONES

 

"Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones" (Mateo 19:16-22)

..


Reply  Message 5 of 7 on the subject 
From: Porque77 Sent: 23/07/2017 05:07
De: Porque77 Enviado: 16/06/2016 06:33
   
  
Dios mandó desde el principio y luego en tiempos de Moisés:  "NO MATARÁS".  Pero la Ley de Dios fue después cambiada por los escribas, y por eso en el viejo testamento hay escritos muchos mandamientos de penas de muerte, guerras, genocidios, esclavitud y sacrificios.  Todos esos mandamientos que son contrarios a la misericordia que Jesucristo nos enseña en el Evangelio, sólo son preceptos de hombres.
 
=========================

Así es.  Dios no había ordenado a los hombres hacer daño ni matar a las personas.  Dios mandó desde siempre y para siempre que los hombres tuvieran misericordia con todos:
 
Mateo 12:7
si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes

Proverbios 3:1-4
3:1 Hijo mío, no te olvides de mi ley,
Y tu corazón guarde mis mandamientos
;

3:2 Porque largura de días y años de vida
Y paz te aumentarán.
3:3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;
Atalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón;
3:4 Y hallarás gracia y buena opinión
Ante los ojos de Dios y de los hombres.

Oseas 6:6
Porque misericordia quiero, y no sacrificio

A continuación, recuerdo tu precioso cántico de amor a Jesucristo:
 
 
De: Porque77 Enviado: 11/05/2017 04:29

CÁNTICO DE AMOR A JESUCRISTO...

La misericordia predicada por Jesucristo aún va sujetando los pilares del mundo... El día que desaparezca totalmente la noción de la misericordia predicada por Jesucristo, el mundo arderá sin necesidad de que nadie le prenda fuego.

Por supuesto que en el mundo hay muchas religiones falsas que no siguen los mandamientos misericordiosos de Jesucristo. Religiones hay muchas, pero son muy pocas personas las que siguen el camino de la misericordia. 

Cada religión predica el Evangelio según sus intereses, pero las personas de buena voluntad sólo siguen el camino de la misericordia. Religiones puede haber muchas, pero Evangelio sólo hay uno. Y el Evangelio siempre está mandando a los hombres que sigan el camino de la misericordia.

Jesucristo es lo más hermoso que ha conocido la humanidad. No desaprovechemos la oportunidad que tenemos de ser amigos de Jesucristo, pues Jesucristo es nuestra única esperanza. Sus palabras son palabras de vida y te alegran el corazón. Y Él dio su vida y se dejó crucificar para que sus Palabras llegaran hasta nosotros. Es hermoso pensar que Jesucristo está ahí viendo lo que haces, oyendo lo que dices y leyendo lo que escribes. Él es nuestra única esperanza.

Fueron muchos los que vieron a Jesucristo morir y fueron muchos los que le vieron resucitado, y entonces comprendieron que Jesucristo era Dios. Y aquellos que vivieron aquellas cosas las dejaron escritas para que ahora nosotros tengamos esperanza. 

Fe, nadie tiene fe, pero la esperanza es lo único que una persona inteligente debe guardar mientras no le falte el aliento..., porque si Jesucristo no existiera, ¿dónde está el sentido de las cosas?..., ¿dónde está el principio y el fin de la Creación?... Aunque no tengamos fe, si tenemos esperanza, todo vive. Pero si perdemos también la esperanza, todo se convierte en muerte y sin sentido.

Las Palabras de Jesucristo son Palabras de Justicia y de misericordia, y promesas de vida eterna. Y yo las tomé como mi esposa amada, y esperaré que Jesucristo vuelva, mi Esposo amado, y yo me sentiré como su virgen querida esperándole..., esperando a mi locura de amor en el desierto, esperándole..., sentado a la puerta de mi casa, mirando al horizonte por encima de las montañas... ¡¡Qué hermoso es que cuando el Esposo vuelva, desesperado Él mire a la puerta de su casa y ¡¡qué alegría¡¡..., pues allí estaba esperándole su esposa amada!!...


===============================

De: María Laura3:

Precioso lo que has escrito:  Que la esposa esté esperando al Esposo (Jesucristo) con fidelidad y con todo su amor. 
 
Sólo tenemos un Esposo, que es Dios, el Dios Creador de todas las cosas. Y Jesucristo es el Dios Creador de todas las cosas que se hizo carne. Leamos:

Juan 1:1
Al principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios.
1:2 El estaba al principio en Dios.
1:3 Todas las cosas fueron hechas por EL, y sin El no se hizo nada de cuanto ha sido hecho.
1:4 En El estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

Juan 1:14
Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.




Gracias Laura por tus palabras de amor a Jesucristo... Que Dios te bendiga.
 
.......................................................... .......

======================
 
Gracias a ti por tus palabras que nos llenan de esperanza, y por el cántico de amor que has escrito en el que expresas tu amor y fidelidad a nuestro Esposo amado, Jesucristo, Dios Creador de todas las cosas que se hizo Hombre y predicó el Evangelio en el que nos enseñó los mandamientos que en verdad había dado Él mismo desde siempre y para siempre. 
 
Que Dios te llene de bendiciones y te libre de todo lo que quiera entristecer tu alma. Está escrito que algún día, cuando venga Jesucristo y nos lleve con Él a su reino, seremos hartos de todo lo que desee nuestra alma.  
 
Ven, Señor Jesús.

Reply  Message 6 of 7 on the subject 
From: Unica-esperanza Sent: 23/11/2021 08:48
Precioso cántico de Amor a la misericordia, porque 77...
La misericordia es lo que Dios manda. Sin Misericordia nada somos. Saludos.

Reply  Message 7 of 7 on the subject 
From: Unica-esperanza Sent: 24/11/2021 13:49
Así es amiga Sierva-Fiel
precioso e importante tema


First  Previous  2 a 7 de 7  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 
©2021 - Gabitos - All rights reserved