Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

CONGREGACION CRISTIANA BIBLICA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 1- ►►►►ENCUESTAS PARA LOS MIEMBROS DEL FORO 
 2- ►►VIDEOS DE DOCTRINA VERDADERA DEL HERMANO JOVEN BIBLICO 
 3- SUSPENDIDAS LAS CHARLAS BÍBLICAS HASTA EL 1 DE ENERO DE 2015 
 4- ++NORMAS DE ESTE FORO 
 5- SELECCIÓN DE LOS MEJORES TEMAS DEL FORO (1) 
 6- SELECCIÓN DE LOS MEJORES TEMAS DEL FORO (2) 
 7- SELECCIÓN DE LOS MEJORES TEMAS DEL FORO (3) 
 8- CHAT INSTANTANEO ENTRE FORISTAS 
 
 
  Tools
 
General: + La Fe y la Doctrina que salvan (Enseñanza)
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: lolomorales  (Original message) Sent: 16/05/2011 04:31

La Fe y la Doctrina que salvan

Escudriñando el pasaje de Efesios 4:14-15, que dice: “Para que ya no seamos niños sacudidos por las olas y zarandeados por todo viento de enseñanza en las artimañas de los hombres en astucia, con miras a un sistema de error, sino que asidos a la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la Cabeza,Cristo”.

Aparentemente en este pasaje no hay nada que pertenezca a la religión. Pero aunque no se menciona la palabra “religión”, sí se menciona algo acerca de la religión. Pablo dice que no debemos ser “zarandeados”, o “sacudidos” por “todo viento de enseñanza”. Observe que no habla de “herejía” sino de “enseñanza” (La Palabra enseñanza significa Doctrina).

Indudablemente “toda enseñanza” pertenece al campo de la religión. En este pasaje podemos ver el contraste que existe entre “viento de enseñanza” y “asidos a la verdad”. La “verdad” aquí se refiere a Cristo. Debemos asirnos de la verdad en amor para crecer en Cristo. Por tanto, aquí vemos que Cristo está en oposición a la enseñanza que no sea la que EL enseña; en otras palabras, Cristo se opone a toda religión que no enseñe su doctrina o enseñanza.

En el capítulo cuatro de Efesios leemos que los profetas, apóstoles, evangelistas, pastores y maestros, fueron dados al Cuerpo (los creyentes) por la Cabeza (Cristo), para el perfeccionamiento de los santos. Perfeccionar a los santos consiste en hacerlos crecer. Alimentamos a los santos con el fin de que crezcan, maduren, dejen de ser religiosos, santurrones y colaborenen la obra del ministerio de la Gran Comisión al que fuimos llamados. El resultado final es que estos santos puedan edificar el Cuerpo de Cristo que somos todos aquellos que profesamos, creemos y enseñamos las auténticas “enseñanzas” o “doctrinas” que enseñaron Jesucristo y sus apóstoles.

La auténtica edificación de la iglesia no se lleva a cabo directamente por los apóstoles, profetas,evangelistas, pastores o maestros, sino por todos los santos, “hasta que todos lleguemos a launidad de la [fe] y del pleno [conocimiento] del Hijo de Dios, a un hombre de plena madurez, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4: v. 13). Entonces, según esta enseñanza vemos en Efesios 4: 13 que la fórmula de la salvación es = Fe en Cristo + Sana Doctrina deCristo

Por lo tanto si la fórmula salvífica anterior es la correcta de acuerdo a Efesios 4: 13, las que expongo acontinuación son falsas: La Fe en Cristo (unidad en la fe) sin el conocimiento del Cristo (sana doctrina de Cristo) = Es una Fe falsa. Y, la Fe Cristo sin un conocimiento correcto del Cristo = Es Una falsa doctrina que converge en una fe falsa.

Pongo el ejemplo de un navegante que sale a pescar a alta mar en una buena embarcación, asumamos que el mar es la FE, y el navegante sabe que el mar es fuente de alimentación y de ganancias y por lo tanto el mar es bueno, pero el navegante va equipado de brújula y carta de navegación (La sana doctrina). Lo más seguro es que aunque pase mucho tiempo en el mar, con los instrumentos de navegación adecuados el navegante llegará a puerto seguro.

El otro escenario es que el mismo navegante se aventura ir a altamar sin brújula ni carta de navegación o ningúnotro instrumento que la ayude a llegar a puerto seguro, lo más probable es que el navegante naufrague en el mar y muera por inanición o encalle en un lugar rocoso y sea pasto de los tiburones.

Lo mismo sucede cuando se tiene una fe en Cristo y El crucificado, pero de repente el creyente es alejado del puerto que es Cristo mismo para ser llevado “sacudidos por las olas y zarandeados por todo viento de enseñanza en las artimañas de los hombres en astucia, con miras a un sistema de error, que son las falsas doctrinas. Lo más seguro es que el creyente va a naufragar y posiblemente pierda el rumbo que lo lleva al puerto seguro de su salvación que es Cristo.

Por tanto, los santos seremos perfeccionados hasta alcanzar:

1) La unidad de la fe en Cristo y el pleno conocimiento del Hijo de Dios aquí la unidad incluye tanto la fe como el conocimiento del Hijo de Dios;

2) Un hombre de plena madurez, o sea que, a la vez que avanzamos, crecemos hasta convertirnos en un hombre de plena madurez;

3) La medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Según Efesios 1:23, la estatura de la plenitud deCristo es simplemente el Cuerpo ya maduro. La medida de la estatura de la plenitud de Cristo es la medida del Cuerpo completamente maduro.

Si leemos cuidadosamente el versículo 13 de Efesios, notaremos que no dice: hasta que todos lleguemos a la unidad de la doctrina y de las enseñanzas acerca del Hijo de Dios; más bien, dice: “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios”.Esto quiere decir: Si nos preocupamos demasiado por la doctrina sin tener verdadera Fe en Cristo, seremos simplemente unos religiosos. Debemos ver la gran diferencia que existe entre la fe y la doctrina. La doctrina cristiana es absolutamente diferente a la fe cristiana, pero ambas deben de ser simbióticamente una sola cosa.parce una paradoja pero es la verdad: Sin fe sana no puede existir doctrina sana y viceversa. Ambas deben de tener la misma naturaleza y propósito.

Lafe cristiana consta de lo siguiente: Jesucristo es el Hijo de Dios, que se encarnó comohombre, murió en el madero por nuestros pecados, resucitó corporalmente de losmuertos, ascendió a los cielos, mora ahora en nuestro espíritu, y volverá porsegunda y última vez a establecer su Reino.

La doctrina sana consta de los siguiente: Hemos de tener cuidado con ladoctrina, debemos de persistir en la verdadera doctrina, ya que haciendo eso,nos salvaremos nosotros mismos, y los que nos oyeren. Por lo tanto, observe laimportancia fundamental que tiene la doctrina. Aquellos que desdeñan ladoctrina, o la desprecian, sencillamente no son cristianos, sino que han sidoengañados por el padre de la mentira, Satanás. El apóstol Pablo dijo losiguiente a Tito: “retenedor de lapalabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sanaenseñanza y convencer a los que contradicen.” (Tito 1:9).“Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.”(Tito 2:1). “…presentándote tú en todocomo ejemplo de buenas obras; en laenseñanza mostrandointegridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que eladversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros.” (Tito 2:7-8).

Hemos de ser retenedores dela palabra fiel tal como fue enseñada por Jesús y por sus apóstoles, es decir,retenedores de la verdadera doctrina, para que así podamos exhortar con esasana enseñanza a otros, y convencer a aquellos que contradicen y que están encontra de la verdadera doctrina. Hemos de hablar lo que está de acuerdo con lasana doctrina, y hemos de presentarnos como ejemplo de buenas obras y en laenseñanza, es decir, en la doctrina, mostrando integridad, palabra sana eirreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenganada malo que decir de nosotros. ¡Este es un verdadero siervo de Dios y deCristo!

Esta es nuestra fe y todos somos uno en esto. Pero aparte de esta fe existen muchas doctrinas que son falsas. Hay muchas enseñanzas sobre un solo asunto; por ejemplo, la segunda venida del Señor Jesús. Nosotros los Cristianos Bíblicos creemos, afirmamos y confirmamos que Jesús regresará despuésde la gran tribulación pues esto es lo que profetizó Cristo y porque lo dice la Biblia; los religiosos iglesieros protestantes, evangélicos y pentecostales insisten en que El vendrá antes o en medio de la tribulación.

Aunque todos ciertamente creemos que Jesús volverá: ésa es nuestra fe común.

Todo cristiano cree esto, y no existe ningún problema en cuanto a este hecho. Sin embargo, los cristianos estamos divididos en cuanto a la época o el tiempo en el que Jesús regresará. Debemos ver que las distintas doctrinas o enseñanzas acerca del tiempo en el que Jesús volverá, no tienen nada que ver con nuestra fe. Nuestra fe es lo que nos salva; si no tenemos fe, no podemos ser salvos. Sin fe no hay salvación. Sí creemosque el regreso del Señor será antes, en medio o después de la tribulación, eso no tiene absolutamente nada que ver con nuestra salvación. Sin embargo la afirmación anterior no es suficiente porque la fe que salva tiene que ir indefectiblemente de la mano con la doctrina que confirma esa salvación. El peligro radica en que si yo creo que Jesús viene antes de la tribulación y ésta no viene, me frustro y dejo de seguir confiando en Dios y la duda puede invadir mi mente y fracasar en mi lucha por mantenerme firme hasta el final. ¿Porque ésto? Pues por que fui engañado con una falsa doctrina, la palabra dice que al final de los tiempos "serán engañados aún hasta los escogidos" (marcos 13:22. Les recomiendo que bajen y lean el libro "El Rapto de la Iglesia será Postribulacional" escrito por este servidor y por Tito Martínez.

Yo no puedo andar diciendo que soy salvo por la fe en Cristo y al mismo tiempo decir que Cristo no vino en carne, ni tampoco puedo andar diciendo que yo creo y adoro a tres divinas personas cuando Cristo dijo que la Vida Eterna solamente se puede alcanzar creyendo solo en dos personas divinas; el Dios Padre, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien El Padre ha enviado.Y que en eso es que consiste la Vida eterna (Jn.17:3). ¿Se dan cuenta? No se puede tener fe en Cristo y creer o enseñar algo que El jamás dijo o enseñó, y que tampoco enseñaron sus apóstoles. Hacer lo anterior convierte al que cree en falsas enseñanzas en alguien que confiesa una fe falsa.

La verdad que quiero recalcar es esta: La fe falsa está basada en una doctrina falsa. Por lo que concluyo remarcando que las doctrinas que Cristo y sus apóstoles no enseñaron producen una fe falsa, y por lo tanto son doctrinas falsas son doctrinas de demonios.

Y por tanto los que enseñan doctrinas falsas pues son falsos maestros que hacen que sus prosélitos profesen una fe falsa. He allí donde radica el peligro, en que una falsa doctrina puede conducir al creyente a profesar una fe falsa mediante el engaño.

Supongamos que tres hermanos de sangre asisten a una reunión del evangelio y son salvos. Esto significa que los tres reciben la misma fe. Ahora supongamos que después de ser salvos, uno va al seminario presbiteriano, otro al instituto metodista, y el tercero a una universidad bautista. Después de un año, cada uno habrá adquirido y asimilado muchas doctrinas distintas, de modo que, cuando vuelvan a reunirse, discutirán y argumentarán entre sí. En el momento en que fueron salvos, los tres tenían la misma fe en Cristo, así que podían ser uno en la fe. Sin embargo, aparte de esa fe, después se empeñaron en acumular toda clase de enseñanzas falsas. Empezaron con algo bueno, pero luego recibieron algo más, es decir, las doctrinas falsas; permítanme usar este término: recibieron “basura”. Finalmente empezaron a amar dicha “basura. Actualmente, las muchas doctrinas que dividen a los hijos del Señor hoy en día, no son más que “basura”.

Ahora supongamos que estos tres hermanos, que han obtenido sus “basuras”, se encuentran con un hermano que realmente conoce la doctrina de Vida, que conoce la manera en que los creyentes pueden crecer. Supongamos que este hermano se relaciona con ellos hablándoles de la doctrina sana, abriéndoles los ojos y ayudándolos a crecer. Les enseña a que la doctrina sana es una mejor y verdadera forma de unirse en Cristo o mejor dicho amarse entre ellos con una mejor verdad (o mejor doctrina).

Espontáneamente al final de los tiempos como ya está sucediendo, todas las doctrinas y enseñanzas diferentes serán desechadas y desaparecerán. Mientras seamos alimentados con Cristo con la sana doctrina, creceremos espontáneamente y no nos dividirá jamás ninguna doctrina falsa. La doctrina sana en sí no es la que divide a la cristiandad en millares de sectas, son las doctrinas falsas las que la dividen.

Cuanto más niños e inmaduros somos en el verdadero conocimiento de Cristo, más nos aferramos a las "basuras". Yo soy abuelo, y por lo tanto, ya no como comidas rápidas (comidas basura), pero lamentablemente muchos de mis hijos y mis nietos espirituales aún siguen comiendo ese mismo tipo de "comida chatarra". Cuando crecemos, espontáneamente abandonamos “la comida basura” para encauzarnos a una mejor forma de alimentarnos, de conocer a Cristo, que es mediante la sana doctrina .

Pablo mostró preocupación por el hecho de que “ya no seamos niños sacudidos por las olas y zarandeados por todo viento de enseñanza”. Los niños son aquellos que son zarandeados por las doctrinas, y así son desviados de Cristo (la Cabeza), y de la iglesia (el Cuerpo). Cuando desechamos todas las doctrinas falsas, es decir, cuando nos deshacemos de todos las “comidas basura”, nos volvemos a Cristo y a Su verdadera iglesia.

Al acumular doctrinas falsasy vivir conforme a ellas, adquirimos toda clase de conceptos religiosos. Las doctrinas falsas no son otra cosa que conceptos religiosos. Hemos mencionado como ejemplo una sola categoría de doctrinas: las doctrinas relacionadas con la venida del Señor. Piense en la enorme cantidad de doctrinas que existen, tan solo acerca del bautismo. Algunos creen en un sola inmersión, otros, en tres inmersiones; unos creen que deben bautizarse hacia adelante, otros, hacia atrás; hay quienes creen que el bautismo debe efectuarse en un bautisterio, otros insisten que debe ser en agua fluyente. Existe una enorme cantidad de enseñanzas acerca del bautismo. Y todavía falta enumerar muchas otrascategorías de enseñanzas.

¿Acaso fuimos salvos para acumular todas estas doctrinas falsas? ¡Que el Señor nos conceda misericordia! Hemos sido salvos para experimentar a Cristo y a Su Congregación (iglesia). Esto nos hará uno ,y de esta forma, “todo el Cuerpo, bien unido y entrelazado por todas las coyunturas del rico suministro y por la función de cada miembro en su medida, causa el crecimiento del Cuerpo para la edificación de sí mismo en amor” (Ef. 4:16).

Debemos abandonar todas las doctrinas falsas, dejar a un lado las tradiciones religiosas y asirnos únicamente de la verdad, que es Cristo, y de Su iglesia, y de Su única, verdadera y sana doctrina que es Su expresión. Entonces seremos uno en la fe única, en la fe y en la doctrina única que salvan “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios”.



First  Previous  Without answer  Next   Last  
Anuncios:

 

©2014 - Gabitos - All rights reserved