Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

MENSAJERO DE LAS ESTRELLAS.
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 PARAPSICOLOGÍA 
 PSICOLOGÍA 
 ESOTERISMO. 
 INTERPRETACION DE SUEÑOS 
 LOS SIETE PLANOS. 
 LOS GRANDES MAESTROS. 
 CITAS CÉLEBRES DE LOS TIEMPOS. 
 TAROT 
 EXPERIENCIAS PARANORMALES. 
 POESÍA. 
 CUMPLEAÑOS 
 BUZÓN DE SUGERENCIAS. 
 GIFS Y DETALLES. 
 FONDOS 
 LIBROS ESOTÉRICOS. 
 MÚSICA RELAJANTE Y GENERAL. 
 FLORES DE BACH. 
 RELIGIONES DEL MUNDO. 
 CIVILIZACIONES. 
 FENÓMENO UFO 
 SANTUARIO DE ORACIÓN. 
 VIDEOS. 
 POESÍAS AUDIO. 
 POESÍAS INOLVIDABLES DE VIAJERO. 
 PORTADAS Y FONDOS 
 FONDOS ACABADOS 
 RECETAS DE COCINA. 
 HISTORIA UNIVERSAL. 
 DIA DEL AMOR Y DE LA AMISTAD. 
 TUTORIALES. 
 SEMANA SANTA 2010 
 PARTICIPACIONES DESTACADAS 
 POESÍA CON ALAS AL VIENTO. 
 
 
  Tools
 
RELIGIONES DEL MUNDO Y SUS PROPÓSITOS.: RELIGIÓN ACADIA
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Aguamarina  (Original message) Sent: 19/01/2010 02:24

I.2. LA RELIGIÓN ACADIA

altar cuernos

 

LA RELIGIÓN y LOS MITOS ACADIOS

 

  La íntima fusión de las culturas sumeria y acadia motiva que sea muy difícil a los investigadores de la Historia de las Religiones determinar qué elementos de la religión acadia eran originalmente semitas y cuáles sumerios.

   En general, podemos decir que en la vida religiosa del Imperio Acadio se mantuvo un contraste entre las zonas norte y sur de Mesopotamia.

  • El norte se caracterizó por la deificación del monarca y su relación directa con la divinidad, estando unido sobre todo el monarca con la diosa Ishtar, principal divinidad femenina y protectora de Akkad, la cual, por medio de la hierogamia o matrimonio sagrado, le concedía el poder real y la fuerza vivificadora y mágica inherente a la realeza.
  • El sur mantuvo la veneración y culto a sus dioses locales, siendo la divinidad principal el dios Enlil, y su ciudad santa, Nippur, el mayor centro religioso.

    Sin embargo se advierte una manifiesta intención política de los reyes acadios, ya iniciada por el propio Sargón I, de lograr la unificación religiosa de ambas regiones.

La religión

  1. En la concepción acadia, el panteón divino parte de un principio acuoso primitivo del que se aíslan dos entes primarios, es decir, una primera pareja formada por Tiannat, forma femenina del agua salada y Apsu, océano que rodea el mundo. Ambos principios dieron origen a todos los seres, naciendo de ellos las deidades Lahmu y Lahamu, dos serpientes monstruosas que pronto vieron borrado su papel religioso. Tras ellos venía la segunda pareja formada por Anshar y Kishar, representantes de la totalidad del Cielo y la Tierra. Esta segunda pareja dio origen a la tríada suprema: Anu, el cielo, Enlil, la atmósfera y Ea, el agua (en sumerio Enki) quienes se repartieron el gobierno de la totalidad de lo creado.
       Los acadios aceptaron también una segunda tríada formada por Sin, el dios luna y sus hijos, Shamash, el dios sol e Ishtar, el planeta Venus, versión semítica de la diosa sumeria Inanna, que fue el prototipo de la diosa del amor y de la guerra (Afrodita, Ártemis y Atenea en Grecia).
  2. Los acadios, en un afán sincrético, tomaron las divinidades sumerias y las amoldaron a sus propias necesidades religiosas, limitándose prácticamente a un cambio onomástico.
  3. Pero en esta época acadia, el politeísmo sumerio y el semítico evolucionaron hacia una sistematización más cuidada y hacia una simplificación, unificando en algunas divinidades las esferas de soberanía de otros dioses singulares, como reflejo del acontecer político de esta fase acadia y después en Babilonia, puesto que acadios y babilonios tendieron hacia un nacionalismo, y por tanto, fue natural que buscasen exaltar a uno de sus dioses al papel de dios supremo.
       Los demás dioses quedaron sólo como un pálido reflejo de esa divinidad suprema, del mismo modo que las ciudades lo fueron de Babilonia, cuando ésta llegó a ser la capital del imperio babilónico.
       Este dios supremo fue Marduk, que obtuvo su primacía cuando se logró la unidad de Sumer y Akkad, ya en la gloriosa época de la dinastía amorrea o amorita y de su máximo representante, Hammurabi, elaborándose al mismo tiempo nuevas versiones de las antiguas leyendas sumerias, para elevar a Marduk a la supremacía del panteón divino, como dios de la sabiduría y protector de los hombres y el mismo Anu, dios del cielo, cedió su papel a Marduk.


     

    • Ea, padre de Marduk, traspasó a éste incluso su propio nombre.
    • Enlil, con la elaboración de un nuevo episodio, incluido en el Enuma elish o "Poema de la creación" babilónico, entregó a Marduk las "Tablillas de los Destinos" por haber vencido éste a la diosa-serpiente Tiamat, elemento femenino primordial, océano de aguas saladas con matrices de fuerza caótica primigenia, rebelada contra An, padre de los dioses, y en consecuencia a partir de entonces fue Marduk campeón y jefe supremo de los dioses. El cambio debió ser progresivo, dado el gran poder de los sacerdotes de Enlil, suprema divinidad del panteón sumerio, dios de la atmósfera y señor de los Destinos, que no consentiría fácilmente ser relegado.
    • La esposa de Marduk era Zarpanit o Sarpanitu,
  4. Existían también otras muchas divinidades de importancia secundaria.
    • Dioses de la naturaleza.
    • Dioses de la guerra.
    • Dioses de la fertilidad, del ganado, de las actividades intelectuales, que se convierten en dioses cósmicos, que regulan ordenadamente el Universo y en seres morales que mantienen el orden social y el respeto al derecho.

  5. Existían también, tanto en la religión sumeria como en la acadia, un gran número de espíritus y demonios, buenos y malos, que acompañaban al hombre durante su vida, para premiarle o castigarle.
  6. Los acadios aportaron nuevos dioses: Ninurta, dios de las crecidas y "huracán de Enlil". Fue considerado también dios de la guerra y de la caza. Era el esposo de la diosa Gula, "la gran curandera". Adad, dios del tiempo meteorológico, que fue el encargado de desencadenar el Diluvio; Ea, cuyo nombre equivale a "Casa del agua", lo que define su carácter y atribuciones. Fue dios del agua dulce y del Océano, en cuyas profundidades tuvo su morada (Apsu). Los sumerios le habían llamado Enki; Dagan, divinidad del Éufrates medio, originariamente fue dios del tiempo (equiparado a Adad y Enlil) con rasgos a veces de dios infernal; Abu, dios protector de la vegetación que fue, en época neosumeria, dios personal del rey Gudea de Lagash. Su nombre significa "Señor del Árbol de la Vida". Hubo además otros muchos dioses, cuya relación se haría interminable.
  7. Y finalmente, como último eslabón, está el Más Allá o Mundo Subterráneo, que se sitúa bajo el abismo del Apsu. Era la casa de la que no se podía volver a salir, el lugar eterno reservado a la totalidad de los hombres y reino gobernado también por importantes dioses.

   En íntima conexión con este panteón sumerio-acadio existía un numeroso y organizado clero, masculino y femenino.

   

Toro taraceado de caliza y plata.

Junto a las figuras humanas y divinas, los animales forman parte de la religión de Mesopotamia

Los mitos acadios

   Los mitos de este pueblo tienen algunas diferencias con respecto a los sumerios.

   A) En cuanto a su carácter y alcance

  • Se copiaron y se mantuvo el interés por los antiguos mitos sumerios. Esto dio lugar a la existencia de varias versiones de un mismo mito.
  • Se crearon algunos mitos nuevos como el Mito de la Ascensión.
  • Se dio mayor abstracción a los dioses.
  • Se unificó a todos los dioses en un único panteón, con evidentes tendencias hacia un monoteísmo religioso (primacía de Marduk) como dijimos arriba.
  • Hay que tener en cuenta la incidencia del nuevo panorama político (nacionalismo, orden social diferente, etc.) en el contenido temático de los mitos. Se encuentran ahora una serie de rasgos diferenciadores:

       - Menor interés por cuestiones de fertilidad.
       - Menor interés porproblemas cósmicos.
       - Interés creciente por las cuestiones:
           a) De la realeza (mito de Erra).
           b) De la relación entre el rey y la divinidad y divinización personal        (Gilgamesh, Sargón).
           c) De la organización del mundo mesopotámico en torno a una ciudad y        a un dios supremo nacional (Enuma elish o Poema de la Creación). 


    Representación de Samash, dios del sol

  • Por un carácter nacionalista, hubo una clara tendencia a ajustar las creencias religiosas a las pautas dictadas desde las escuelas teológicas oficiales.

   En general, podemos decir que estos mitos acadios:

   - Son más prosaicos y extensos que sus prototipos sumerios.

   - Tienen mayor longitud, lo que se refleja en los dos grandes poemas de este momento: El Enuma elish y el de Gilgamesh.

   - Pierden variedad conceptual y tienden hacia la abstracción y jerarquización, prueba de un nuevo orden de cosas.

   - Son reelaboración de mitos preexistentes a su ámbito cultural.

   - Sus narraciones contienen grandes recursos literarios.

   B)  Por el contenido temático

Los principales mitos acadios según R. Borger y F. Lara Peinado, forman siete grandes bloques, atendiendo a su contenido temático:

  1. Mitos sobre la Creación y los orígenes son los que narran la creación del mundo y de los dioses, creación del hombre, el de los dioses Lamga, la Teogonía babilónica de la ciudad de Dunnu, la Cosmogonía de los sacerdotes kalu, la Cosmogonía caldea (composición bilingüe sumero-acadia, de la época neobabilónica, que canta la gloria del dios Marduk) y el del árbol de Eridú.
  2. Mitos de lucha y victoria son los del pájaro Zu, la victoria de Marduk sobre Tiamat y el de Gilgamesh, Ishtar y el Toro Celeste.
  3. Mitos de destrucción y salvación son los del Diluvio Universal, el de Atrahasis ( "cuando los dioses eran como los hombres" ) y el del poema de Erra.
  4. Mitos sobre el Más Allá, conocemos los de Nergal y Ereshkigal, el descenso de Ishtar a los infiernos, una visión del mundo inferior o el de la planta de la Inmortalidad.
  5. Mitos de ascensión, conocemos solamente el de Etana y Adapa.
  6. Mitos de exaltación divina y humana, conocemos los de la exaltación de Ishtar, el poema de Saltu y Agushaya, el nacimiento de Marduk, el Himno a Marduk, los cincuenta nombres de Marduk, plegaria al divinizado Gilgamesh y el del nacimiento de Sargón de Agadé.
  7. No son muy numerosos los mitos con seres fantásticos. Conocemos los de Enlil y el dragón Labbu o el de los siete utukku o demonios malignos.

   A veces, la religión se confundía con la magia y ambas con la medicina. El mencionado mito del árbol de Eridú es un largo sortilegio acadio de tipo médico, en el que se alude a un árbol de extraordinarias virtudes terapéuticas, utilizado en las ceremonias y operaciones de carácter mágico. Este árbol crecía en la ciudad de Eridú y ha sido considerado por algunos especialistas como el prototipo de Arbol de la Vida. La ciudad de Eridú, al suroeste de Ur, juega un gran papel en las fórmulas mágicas mesopotámicas, pues en ella residía el dios Ea, el dios mago, titular de la sabiduría. También nos han llegado amuletos, conjuros y un encantamiento acadio contra el dolor de muelas, copiado en época neobabilónica.

 

 Genio Alado efectuando la polinización:

 frota flores femeninas con panículos masculinos, bajorelieve procedente de Nimrud (s.IX)



First  Previous  Without answer  Next   Last  
Anuncios:

 

©2014 - Gabitos - All rights reserved