Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EVOLUCIÓN DEL CONOCIMIENTO
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 REGLAMENTO DE 2° "A" 
 MENSAJES URGENTES 
 PLANEACIONES DE 3° "B" 
 LA VIDA ES SUEÑO 
 30 DE ENERO DÍA DE LA PAZ 
 TAREAS DE FIN DE SEMANA 
 REFLEXIONES 
 JUEGOS 
 PANEL GENERAL 
 FIRMAS 
 PORTADAS 
 DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE 
 CALAVERITAS LITERARIAS 
 TAREAS DEL BLOQUE 1 
 !!!VIVA MÉXICO!!! 
 CANCIONES Y VIDEOS 
 CURSO DE COMPETENCIAS SOCIALES 
 ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE 
 EL TRIUNFO DE LOS MEDIOCRES 
 8 De Marzo Feliz Día De La Mujer 
 RECETARIO 
 PARABOLAS 
 PARABOLAS Y TEXTOS 
 MATEMÁTICAS 
 RAZONAMIENTO MATEMÁTICO 
 MATE LOGICA 
 problemas matemáticos 
 FRACCIONES 
 LECTURAS PARA SEGUNDO 
 INGLES EN LINEA 
 HOJAS DE MI ÁRBOL 
 LECTURAS INTERACTIVAS 
 RECURSOS VIRTUALES 
 GENERADOR DE PERIÓDICO 
 MINI PORTAL 
 INGLES INTERACTIVO 
 
 
  Tools
 
LECTURAS Y ANALISIS: CADA DÍA TE BENDICE
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: MISS YENI  (Original message) Sent: 18/07/2014 15:53

El día empezó muy mal.

Me quedé dormida y llegué tarde al trabajo.

Todo lo que sucedió en la oficina contribuyó a mi ataque de nervios. Para cuando llegué a la parada del autobús en mi viaje de regreso a casa, tenía un gran nudo en el estómago.

Como de costumbre, el autobús llegó tarde… y atestado. Tuve que ir de pie en el pasillo. Mientras el bamboleante vehículo me lanzaba en todas direcciones, mi depresión se hacía más profunda.

Entonces escuché una voz grave que salía del frente: -Hermoso día, ¿verdad?
Debido a la aglomeración de público, no podía ver al hombre, pero podía escucharlo mientras seguía comentando el panorama primaveral, llamando la atención hacia cada punto importante que se avistaba: esta iglesia, ese parque, aquel cementerio, la estación de bomberos.

Pronto todos los pasajeros estaban mirando por las ventanillas. El entusiasmo del hombre era tan contagioso que me sorprendí sonriendo por primera vez ese día. Llegamos a mi parada. Maniobrando hacia la puerta, eché un vistazo a nuestro “guía”: una figura regordeta con una barba oscura, que usaba espejuelos oscuros y llevaba un delgado bastón blanco.

Salmo 118:24
Este es el día que hizo Señor; nos gozaremos y alegraremos en él.

Salmo 145:2
Cada día te bendeciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre.



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved