Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Cuarto Camino
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 
 
  Tools
 
General: Al hablar de los “niveles superiores”
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Alcoseri  (Original message) Sent: 06/05/2017 04:30

Gurdjieff arribó con un cúmulo de ideas radicales a occidente. Es la naturaleza de ese reto o desafío el que es importante comprender. Primero reflexionemos acerca de nosotros mismos y de nuestra propia situación...

Todos los aquí reunidos en este grupo son damas y caballeros respetables. Ustedes se tomaron la molestia de venir a esta reunión. Y aquí estamos ahora...!!!

Ustedes me escucharán tratando de comprender mis palabras. Todos ustedes son gente razonable y no se espera que al regresar a la calle vayan a asesinar o a asaltar a alguna persona. Ustedes hacen, mas o menos sus propias vidas. Algunos días están felices y en paz consigo mismos. Por lo tanto ¿cuál es el problema? Ustedes leen los periódicos y ven las maldades de otra gente, de los políticos, de los abogados, de las masacres que suceden en otros países, se enteran de los suicidios que acontecen en esta ciudad, etc. Pero todos esos sucesos no son realmente suyos, nada tienen que ver propiamente con ustedes. Por lo tanto ¿cuál es el problema? ¿qué nos puede sacudir dentro de esta vida razonable y honorable que vivimos?

Aun aquí, en esta ciudad, aquí en Monterrey, ustedes pueden vivir una vida razonable. Ustedes saben que tienen estados fluctuantes. Algunas veces se sienten flotado, llenos de vitalidad, de optimismo, con ansias a raudales; y otras veces, se sienten por los suelos, deprimidos, apáticos, indolentes. Algunas veces están encerrados en ustedes mismos, evocando sus sueños y salpicándolos con interminables charlas internas; y en otros momentos, permanecen completamente abiertos, receptivos a los sucesos del medio en que viven. Algunas veces se conectan íntimamente con la gente, abren su corazón, se ponen en el lugar de ellos; y en otras ocasiones, no son capaces de sentir lo que está más allá de la barrera que los separa, que los aísla. Su mundo interno y el mundo a su alrededor se colorean de acuerdo a esos estados fluctuantes suyos...

Con sus estados negativos se dañan a ustedes mismos, ojalá ahí se detuviera dicha negatividad, pero su alcance llega a los demás, a sus familiares, a su prójimo; que sin debela ni tenerla, salen dañados. Pero, más o menos, ustedes continúan viviendo...

Si yo les preguntará: ¿cuál demonios es el problema? ¿Por qué estamos aquí reunidos escuchando ideas extremosas de un Hombre Caucáseo llamado Gurdjieff? Un Hombre que, de acuerdo a sus propias teorías, nos dijo: “Existe un tiempo determinado cuando ciertas nuevas direcciones pueden ser implantadas dentro de la cultura general. Esto ya a sido realizado con anterioridad”. ¿Por qué a cierta gente se le despierta la idea de que es sensible renunciar a todas las ataduras físicas y emocionales y ponerse a meditar acerca de la Unidad del Universo? Este es un comportamiento extraordinario para cualquier ser humano ordinario. Esperemos ahondar en ese modo de existencia durante la presente charla...

Casi toda las personas que han hecho contacto, ya sea de manera directa o indirecta, con las enseñanzas transmitidas por Gurdjieff, llegan a la conclusión de que dichas enseñanzas conciernen: “al perfeccionamiento de uno mismo”. Pero en cierto sentido, estas enseñanzas son lo opuesto, tratan de hacernos las cosas más difíciles. Añaden una demanda extra, una perspectiva o punto de vista diferente al que estamos habituados. 
Porque los métodos de esta enseñanza cuestionan todo aquello que asumimos acerca de nosotros mismos, y que es lo que se supone debe ser perfeccionado. Mucha de la gente que trató con Gurdjieff, eran personas con intelectos desarrollados y estaban motivados por una fuerte voluntad y determinación. La mayoría de ellos no tenían problemas con la vida en el sentido ordinario. Y al llegar con Gurdjieff, éste les decía: ‘Ustedes no son nada”. “Ustedes no existen”. “Ustedes pretender existir”. “Lo que ustedes deciden hacer por la mañana, siempre lo olvidan”. “Ustedes están dormidos”. “Ustedes son simplemente relojes de cuerda”. Y así continuaba con una sarta de ideas no-convencionales. Y Gurdjieff les vendió la película. Al poco tiempo se escuchaba a la gente diciendo: “Sí, Sr. Gurdjieff, yo soy un mecanismo de relojería”. “Por favor, sálveme de ser una simple pieza de relojería”. Gurdjieff estaba creando un desafío para que la gente hiciera algo al respecto, lo cual, en cierto sentido, no necesitaban hacer: algo original y creativo. Para aceptar el desafío, es necesario entender desde un principio, que por intermedio de dicha enseñanza no obtendremos las cosas que usualmente esperamos lograr. No se harán ricos, felices o saludables, de eso deben estar bien seguros...

La mayoría de los aquí presentes, tienen alguna idea de lo que se logra por el propio perfeccionamiento: fama, dinero, poder y paz de mente. El camino seguido por Gurdjieff es opuesto a todo esto, incita a la gente a considerar un camino en el ser, lo cual es realmente nuevo. Ese fue el sentimiento que se despertó en mí cuando hice contacto con esta enseñanza. 
Hay personas que al leer algún libro acerca de esta enseñanza, sienten por primera vez algo, que les permite penetrar en su comprensión. Eso es debido a una energía especifica que está presente cuando leemos con frescura algo interesante. Pero al paso del tiempo, la frescura de la primera vez, desaparece. Ahora se vuelve extremadamente difícil sentir o comprender algo con respecto a lo leído, todo se obscurece de nuevo. Habrán perdido su inocencia original, ese choque de sorpresa que les proporciona la energía creativa para hacerlo real. Aquí están todos ustedes, cómodamente sentados escuchándome a mí, ustedes están sintiendo que están dándose cuenta de mí, y de ustedes mismos oyendo estas palabras. ¿Qué más pueden hacer? Pero también existen esas teorías extrañas, que nos dicen que todos nosotros no sabemos escuchar realmente. ¿Qué van a hacer al respecto? ¿ Cómo van a actuar frente a ese hecho?

Gurdjieff distingue las fuerzas que actúan sobre un individuo, como siendo de tres tipos diferentes, y las denomina: Influencias A, B y C. Las influencias A, son justamente aquellas que están circulando alrededor de la cultura como tal. Las influencias B, son ideas transmitidas dentro de la cultura, pero que se derivan desde afuera de dicha cultura, algo de un orden diferente. Las influencias C, vienen directamente desde fuera de la cultura. Para ver la significación de lo anterior, tendremos que hablar un poco acerca de la evolución. 
 Existe en la noción ordinaria de evolución, como algo en donde se conseguirá un nivel superior de organización o donde lograremos un profundo nivel de percepción o de inteligencia. Algún paso, o algunos pasos progresivos, es lo que llamamos evolución. Ahora, ¿cuál es la “sustancia” que es utilizada para hacer posible dicho paso evolucionario? La idea es que ustedes no podrían dar el paso evolucionario, sin importar una fuente de orden, material para lograr la organización, desde fuera del mismo sistema...

Para dar una analogía de la evolución en la Tierra: su evolución trabaja porque recurre a la energía organizadora del Sol. Eso es física simple. De hecho, ustedes pueden tratar al Sol, no tanto como una fuente de energía radiante, sino como una fuente de información, una forma de material crudo de información, para que la biosfera llegue a estar más y más adaptada para absorberla y transformarla en ella misma. Similarmente para nosotros, como personas, si tenemos una posibilidad de evolucionar, entonces, se requiere de una cierta sustancia material, y sólo esa asistencia substancial nos ayudará a dar el paso siguiente en nuestro desarrollo. Sin ayuda ustedes no podrán ser capaces de da el“salto cuántico”,por así decirlo.
Por mucho, todos nosotros estamos bajo las influencias A, en otras palabras, caminando siempre en círculos, moviéndonos siempre dentro del plano de cultura, en la cual siempre permaneceremos imitándonos unos a los otros. En términos de Gurdjieff: “Nada desarrolla. Todo es lo mismo, todo se hace de la misma manera”. Una vez que nosotros hayamos visto por medio de una observación imparcial: ¡Que esto es así!, comenzaremos a pensar acerca de qué puede llegar desde otra fuente que no sea nuestra propia cultura...

Existe toda una rama de intereses concernientes a los extraterrestres, incluyendo los secuestros achacados a seres extraños, dicha rama se inicio desde los primeros días de los Ovnis. Otra rama se enfocó sobre los ángeles, sobre las canalizaciones, y todo lo que respecta a esas entidades sutiles. Y hay una tercera forma que tiene que ver con secretos ocultos en monasterios, o en los manuscritos antiguos. Todos esas formas están realizando, en su propio camino particular, la misma forma básica de que: para posibilitarnos a dar el paso siguiente en nosotros mismos, para liberarnos del condicionante cíclico de nuestra propia cultura, necesitamos de algo que venga desde fuera de la cultura, que sea de un orden diferente. Sin este elemento externo es improbable, aunque no imposible, que el paso se pueda efectuar. La enseñanza de Gurdjieff, en sí misma, representa un ejemplo de lo anterior, ésta se referencia a sí misma, porque viene desde algún lugar extraordinario. Gurdjieff fue muy buen maestro para ocultar su propia historia personal y la fuente desde donde había obtenido sus ideas. El punto principal a atrapar, es ver si podemos apreciar: que es necesario tener algún elemento que no nos es dado por nuestro vivir ordinario: educación, circunstancias, cultura. Que hay un ingrediente que tiene que ser importado. Este ingrediente, es algunas veces descrito como una energía, y en otras, como una cierta forma de información. Gurdjieff, cuando arribó a Rusia, se encontró rodeado por gente que estaba inmersa en una u otra de las ramas que mencionamos con anterioridad. Por un lado estaban los Teósofos, con un increíble complejo de mitológicos arcanos, acerca de Maestros en los Himalayas, de Rayos, de Cuerpos internos etéreos, de los Ciclos y de las Tablas redondas, y así por el estilo. Eso era tan edificante, como el llegar a fabricar monstruos de fantasías. Gurdjieff, redujo radicalmente todo ese lenguaje, apoyándolo todo en el materialismo. Él dijo que nada es etéreo, que no es una posibilidad sublime en otras realidades, o en otros planetas, o en otros ciclos, o otras edades, o en otras esferas. Aun los ángeles, si es que existen los ángeles, están compuestos de cierta materia. Decía Gurdjieff: ¡No existe nada aparte de la energía y la materia! Y agregaba: ¡Vamos a tirar todos los dados! “Vamos a calcular qué tanto más inteligente es Jesucristo que esta mesa”. Estaba invitándolos a penetrar dentro de un mundo increíble, el cual tiene por rasgo principal el tratar de establecer la inteligencia como una parte y parcela del universo físico. La existencia física de los planetas, las estrellas, las galaxias, las formas vivas, los minerales, todo ello es una totalidad en la cual la presencia de la inteligencia es integral ...

Gurdjieff, en las reuniones de los grupos de discusión, no hacia de su enseñanza sólo una seudo ciencia, también estableció el sentido de lo sagrado. Hablaba de la aparición del Absoluto o Dios entrando en el Sistema Solar, con el que uno podía ponerse en sintonía, y si varias gentes están sintonizados en una reunión, pueden cooperar y ser energizados a su vez. Pero siempre fue muy cuidadoso al respecto. Escondió eso en sus escritos, porque vio la tendencia de todos nosotros a fanatizar acerca de ello, convertirlo en algo sobrenatural y maravilloso. Estaremos sentados en este lugar por un momento, si quieren hacer algo para ocuparse de ustedes mismos, pueden tratar de recordar exactamente: ¿cómo entraron ustedes a este cuarto cuando arribaron hoy en noche? Vean si pueden reconstruirlo físicamente por ustedes mismos. ¿Cómo pasaron a través de la puerta? ¿Hacia donde se dirigieron después? ¿Cómo se sentaron? Solamente les doy algo para hacer mientras continúan escuchando mí voz...

Al hablar de los “niveles superiores” o de las “fuentes superiores”, Gurdjieff establecía que uno no debería tomarlo de manera emocional, sino con una claridad plena. Es comenzar a aceptar que de alguna manera existe un orden de inteligencia, con sus partes superiores e inferiores a la de los humanos, y las cuales pueden penetrar dentro de la vida humana...

La mayoría de los seguidores de Gurdjieff olvidaron este lado de su enseñanza, y se concentraron solamente en el lado psicológico de ella. Todo el lado de la enseñanza de Gurdjieff, que tiene que ver con la Cosmología, con el sentido y propósito de la vida humana en la Tierra, y de cuál era actualmente la naturaleza del planeta y la naturaleza del Sistema Solar, fue relegado a segundo término. Esta fue una actitud no-balanceada. ..
Las personas llegaron a centrarse en la enseñanza que concernía a la propia gente y a su propio desarrollo. Gurdjieff siempre insistió: “Que este era un “paquete total”. Algunas ramas de su escuela se concentraban solamente sobre una determinada área de su enseñanza, otras sobre otra distinta, cada escuela de cada país se apoyaba en una solo área, olvidando el “paquete completo”. La Totalidad de su enseñanza, la integridad de ella, es en sí misma de un orden superior, y no puede ser reducida a una parte o a una simple técnica o a una idea parcial. En realidad es la Totalidad la que llega desde esa realidad...

La mayoría de la gente que se acerca a esta enseñanza, tienen el sentido instintivo de que lo que importa, es encontrar un determinado vislumbre o una cierta llave. Todos nosotros podemos hacer esfuerzos de alguna forma. Todos podemos estudiarnos a nosotros mismos y hacer algunos experimentos con nosotros mismos. Pero, ¿qué hacer exactamente, y cómo hacerlo Eso no lo sabemos. Así que todos nuestros esfuerzos sólo sirven para cosas generales...

Hay que recordar siempre que: el secreto mayor es saber cuándo hacer algo, y para qué propósito. Esto generalmente no es comprendido. Decía J. G. Bennett, uno de los principales diseminadores de las ideas y técnicas de lo que recibió de Gurdjieff: “Nosotros tenemos ese tipo de mente, que dice: Estar consciente es bueno, por lo tanto, tratemos de estar más conscientes. Por lo que, lo mejor sería estar consciente todo el tiempo.”

Pero este tipo de razonamiento no tiene sentido, porque necesitas estar consciente cuando necesitas estar consciente. Esa profunda consciencia, que es posible para nosotros, es una sustancia preciosa y maravillosa. Es más valiosa que: el oro, el plutonio o los diamantes. ¿Por qué debería estar disponible para nosotros? Es sólo cuando somos insanos, cuando permanecemos divorciados del resto de la naturaleza y del universo, que de inmediato pensamos en adquirir más y más de dicho material. Esa sustancia nos puede ser dada, si puede ser utilizada para un propósito, digamos, “objetivo”. Esa sustancia no es justamente para nosotros. El incremento de la consciencia sólo trabaja en el contexto del patrón total de la transformación. Si ustedes pueden comenzar a verlo, sería algo maravilloso. Estarían en contra de la estúpida tentación, que se les presentará cuando lleguen a ser más conscientes, y capture sus sentimientos e impaciencias. A eso llamaba Gurdjieff: “Identificación con un estado de consciencia”...

Esa actitud de ser consciente, para después querer ser más consciente, no tiene fin en sí mismo. El despertar parcial es entonces una barrera, porque nosotros entraremos en la más sutil de las tentaciones. Así que, lo que es necesario, es que un orden superior de cosas deba regular. Esto llevó a algunos discípulos a pensar de acuerdo a la religión ortodoxa: “Bueno, hagamos la voluntad de Dios, una voluntad superior, un propósito más allá de la humanidad, y de cómo se relaciona con nosotros”
.
Hay un lado práctico en la enseñanza de Gurdjieff, cuando dice: “Ok, hay un diablo. Pobre diablo. La mayor parte del tiempo está aburrido, porque no hay gente interesante. La gente no pueden ser tentada, porque no están siempre ahí. Si esa gente hace un poco de trabajo sobre ellos mismos, llegarán a ser interesantes para el diablo. El diablo exclamará: ¡Ah! Aquí hay alguien interesante que puede ser tentado, y así, serán tentados con: la arrogancia, con el orgullo y con la codicia, en todas las cosas que reciben. Eso es inevitable.” El diablo sólo llega a las personas que han hecho un poco de trabajado sobre sí mismas...

Ahora mencionaré el lado cosmológico y el lado psicológico trabajando juntos. Uno de los propósitos del lado cosmológico es proveer al menos algo racional para hacer con dicho material, el cual no es solamente para su beneficio privado. Gurdjieff, deriva parte de la enseñanza a partir de la vida de Buda. Buda veía el significado de lo que la gente hace a otra gente y a otras formas de vida cuando no se han transformado a sí mismos. Nosotros somos potencialmente dichos seres extraordinarios, dichas estructuras extraordinarias, que todo lo que podemos ver en el mundo externo a nosotros, en el mundo de afuera, nosotros lo podemos desarrollar en nosotros mismos. Nosotros verdaderamente somos unos microcosmos...

Existe esta creación, y diferentes mundos obedecen leyes diferentes, formando diferentes regiones a través del universo. Éste necesita ser restaurado en una Totalidad, así que se pueda establecer una comunicación entre todas estas regiones diversas. Por lo tanto, es necesario para las influencias de los mundos superiores entrar dentro de las regiones inferiores. Nos parecería raro, digamos: que el ser del Sol tenga que entrar dentro del ser de la Tierra. Esto suena como a una mitología antigua. Si nosotros aceptamos de una vez que existen otras posibilidades, otras posibilidades en otras regiones, entonces, para el beneficio de la Totalidad que está dentro de dicha región, debe eventualmente entrar en comunicación con nosotros. Gurdjieff presentó la existencia de la vida en este planeta como un medio para conectar el Sol con la Tierra. En la actualidad hay una Omnipotente Acción Universal. Lo más que nos conectemos con dicha acción, en su sentido objetivo, el mayor poder que afluirá a nosotros para hacer nuestro propio trabajo ...

En tanto tomes esto como algo simple y personal, lo más que serás dejado fuera de estas fuentes de energía. En todas las religiones se habla acerca de esto. En el Sufismo tenemos la Baraka. En el Hinduismo tenemos Shaktipat. En el cristianismo al Espíritu Santo. Estos son usualmente asociados con santos que transmiten esta energía a partir de sus propios cuerpos para directamente energizar, para posibilitar que algo suceda. Existen Sitios Sagrados que son compuertas para que las energías finas pueden energizarlos y capacitarlos a ustedes a hacer cosas. Existen formas más interiores de conexión, lo que Gurdjieff llamo “robo consciente”, donde ustedes pueden entrar en contacto con las energías de los sitios sagrados y traerse la energía dentro de ustedes mismos. Todas estas “ideas exóticas” apelan a esa necesidad de hacer una conexión con los otros mundos...

Al hablar de la realización, cualquier acto que ustedes hagan requerirá una energía especial extra, y para conseguir dicha energía, ustedes tienen que agarrarla desde donde ésta se origina. Si ustedes lo hacen conscientemente, no existe crimen alguno al hacerlo. Ustedes simplemente la están tomando. Estarían verdaderamente ejecutando su rol humano. Si quieren tener un vislumbre de la realidad, necesitaran entonces esas substancias, en ellas reside su única oportunidad. Bennett, al explicar este tipo de cosas, hablaba de crear una imagen del Universo, la cual pueda proveer un acceso a las fuentes de energía y ayuda que son necesarias para nuestra transformación. Estas imágenes son similares a puertas por las cuales podemos pasar...

Bennett se propuso abrir dichas puertas. Gurdjieff describió la consciencia, como aquel poder residual dejado en nosotros, como una de las puertas a lo divino, similar a tener el sentimiento de todo lo que uno siente, la totalidad en un instante. De manera similar, la conciencia, es igual a conocer todo lo uno puede conocer, la totalidad en un instante. En una sola palabra, consciencia en sí misma significa: unión y conocimiento...

Esto nos regresa al enigma que mencionamos acerca de la enseñanza de Gurdjieff: La gente toma lo que quiere, y sigue solamente dicha parte, olvidando lo que verdaderamente necesita. Es diferente a tratar de hacer un Todo con las partes, de ser capaz de hacer todas las acciones, porque esto nos presenta un reto, el cual somos incapaces de hacer de la forma ordinaria que hacemos todas las cosas, en la cual siempre estamos justificando lo que no hacemos. Si no pueden atrapar Todo a la vez, no verán el significado de nada. Si ustedes se conservan enfrentado el reto, entonces algo diferente puede pasar...

Bennett decía, tanto como la gente a llegado a estar más unida en los problemas externos, lo más que han llegado a estar mentalmente fragmentados. La cultura ha producido valores de conocimiento, los cuales están en guerra unos con otros, porque son incomprensibles unos para los otros. Cada región o facción está tomando una parte de la totalidad ignorando el resto...

Difícilmente encontremos a alguien que esté mirando hacia la Totalidad de la situación. Todo es canalizado, todo es subjetivo y paranoico. Observemos en nosotros y en la sociedad si alguien esta poniendo juntas diferentes ideas dentro de una Totalidad coherente. La única fuente que puede venir para poder hacerlo, es desde individuos que sean capaces de hacerlo por sí mismos. Tenemos que voltear todo, y decir: este trabajo nos llega desde el futuro, y desde el ahora...

Todo nuevo Guía de este Camino tiene la necesidad de renovar constantemente este Trabajo, porque entienden que después de un período de tiempo, y entre más tiempo transcurra, existirá siempre el riesgo de desviarse y hasta llegar a convertirse en lo opuesto. Es solamente por enfrentar nosotros mismos retos repetidos, que cambien la totalidad de nuestras propias estructuras, lo que nos posibilitará la evolución...

El trabajo desarrollado por Gurdjieff, sólo fue un pequeño sarmiento injertado en el gran tronco de la civilización de su época. Si dicho patrón ha decaído en su vigor por el paso del tiempo, ustedes y yo, todos nosotros de los aquí reunidos, tenemos que enfrentar el reto que nos corresponde, renovar el Trabajo, adaptarlo a las nuevas condiciones existentes, si podemos lograrlo, nosotros mismos podremos ser renovados...

Existen más de 3,000 libros acerca de esta enseñanza, existen mas de 200 movimientos legados por Gurdjieff, hay mas de 300 melodías y danzas, hay infinidad de ejercicios internos y espirituales, pero todo eso no funciona. ¿Por qué? Porque todo el tiempo estarán iniciando desde donde estos comenzaron. El trabajo no funciona simplemente por alguna gente haciendo esfuerzos, o por ser más habilidosos para recordar un ramillete de cosas. No existe sustitución para la escucha, como se menciona en los cuentos mitológicos, cuando ciertos hombres escucharon a través del muro las voces de los dioses, y fueron capaces de saber que hacer. Todos tenemos que renovar este Trabajo, atraparlo y sacarle sentido, ponerlo en práctica, y finalmente, hacer nuestra contribución al propio Trabajo. Imitar a los Guías o Maestros no funciona. Este debe ser un trabajo individual, sin ninguna dependencia externa o interna...

De esta manera podremos encontrar nuestro propio lugar en el esquema de Todas las cosas. Hay mucho que tenemos que crear por nosotros mismos, encontrar por nosotros mismos. ¿Por qué habla Gurdjieff de hombres notables? ¿En qué eran notables esos hombres? No porque tuvieran poderes especiales, o fueran genios o unos santos, y nada parecido a eso. Lo eran porque fueron capaces de trabajar juntos en la búsqueda de la realidad. Eso, y sólo eso, fue lo que los hizo notables. Si aun por un pequeño periodo de tiempo, la gente pudiera juntarse y hacer alguna genuina búsqueda hacia la realidad, eso sería la mayor contribución...

Ustedes no tienen que aceptar esto desde el pasado. Nosotros podemos actualmente encontrarlo y hacerlo por nosotros mismos. Pero el camino es dramático e incierto. Todo guía comienza su búsqueda por medio de una lucha consigo mismo, piensa que los esfuerzos lo llevarán a algo. Tiempo después, si nace a sí mismo más y más, él necesitará confrontar algo de un orden diferente. Porque todos sus esfuerzos para controlarse a sí mismo, para luchar, todo ello lo conduce a la nadidad. Nada recibió. Tiene ahora que encontrar por sí mismo lo que llega desde fuera de la vida, y llegar a establecer una comunicación con ello...

Todo lo que hagan estará siempre coloreado por ustedes mismos. Es bastante difícil tener el sentido de estar engranado en una acción que está llegando a uno mismo. Es algo que quiere comunicarse contigo, quiere darnos sabiduría, quiere darnos un vislumbre. Pero para que eso pueda suceder, tenemos que establecer una relación correcta entre nosotros mismos y esa sabiduría. Y esto es difícil de hacer. Decía Bennett: “La gente se dice: Oh, debemos amar a la naturaleza. Lo que esta gente debe realizar, es que la naturaleza es la que nos ama”. Ésta fue una de las contribuciones radicales que hizo...

A veces, ciertos discípulos le dicen al Guía: “No puedo hacer lo que indica el trabajo” “Caigo y caigo a cada rato, me olvido”. El Guía le responde: “Eso no importa”, solamente has un poco de trabajo sobre ti mismo, como conservar el tono muscular”...

Existen energías supranaturales que trabajan. Nuestro trabajo está conectado con ellas. Hay algo realmente trabajando. Eso a producido la Totalidad del Universo. La vida sobre la tierra. Es extremadamente efectivo y muy positivo. Tú puedes ser ideológicamente positivo o conscientemente positivo. Existe algo, lo cual reclama toda nuestra energía, nuestra inteligencia, nuestro corazón, y todo lo demanda. Eso demanda la Totalidad de lo nuestro. El libro de Gurdjieff: “El todo y todas las cosas”, esta creado para hacernos pensar más allá de donde acostumbramos. Eso te limpiará. Nosotros somos seres pensantes. 
Todo lo que encontremos afuera, hechos perceptibles o científicos, debemos considerarlos en nosotros mismos, debemos encontrarlos en nosotros mismos. Debemos hacerlo, constantemente hacerlo, si no, sólo seremos llevados por la corriente de nuestra cultura. Debemos tratar de retornar al origen de las cosas, hacer preguntas, encontrar la ayuda que necesitamos. No podemos confiar en nada ni en nadie, sólo confiar en nosotros mismos. No existe garantía alguna, la caravana está en marcha, si tú te embarcas, es bajo tu propia responsabilidad Este es un camino de descubrimientos constantes. Si no aplicamos deliberadamente a nuestras mentes las interrogantes más profundas, estaremos emponzoñados al paso del tiempo. ¿Por qué un pobre Griego-Armenio llegó a conocer este Trabajo? ¿Por qué él está tan seguro acerca de esto? Tan pronto pones esto sobre ti mismo, las cosas comienzan a cambiar. De hecho, la única manera de despertar es realizar que nosotros estamos dormidos. Eso es todo. 
Si ustedes realmente saben que están dormidos, ustedes despertarán...

Hay gente que usurpa las enseñanzas de Gurdjieff para su propio beneficio, para someter a la gente, para deprimirla, para robarle su tiempo de vida, para oprimirla, para ilusionarla, para drenarle todo lo valioso...

Pero hay otros, mí Maestro Bennett entre ellos, que el Trabajo para ellos es una alegría. Similar a oír los ángeles. Es realmente una alegría, porque es similar a abrir una puerta a las posibilidades cósmicas de la gente, y esas puertas pueden ser abiertas sólo por algo extraordinario, algo de más allá de la razón, algo que solamente ustedes pueden esperar y nunca tener la garantía de lograr recibir, porque viene desde un orden diferente de las cosas...

Ojalá toda esta aportación contribuya a ver la vida humana con una mayor amplitud y profundidad . . .!!!

Aportado por Carlos De La Garza



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved