Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

DESENMASCARANDO LAS FALSAS DOCTRINAS
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 YHWH (DIOS PADRE) EL UNICO DIOS 
 JESUCRISTO NUESTRO MESIAS JUDIO 
 LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA BIBLIA 
 MEJORE SU CARACTER Y SU VIDA 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS II 
 BIBLIAS/CONCORDANCIA/LIBROS 
 MAYOR ENEMIGO DEL HOMBRE ES UNO MISMO 
 ¿LA TORA ES MACHISTA? -MENSAJE ESOTERICO Y EXOTERICO 
 ¿ES INMORTAL EL ALMA?- FALACIA DE LA ENCARNACION Y REENCARNACION 
 EL ISLAM TIENE ORIGEN UNITARIO ADOPCIONISTA 
 ANTIGUO TESTAMENTO-ESTUDIO POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO II-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO III-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 CRISTO NO TUVO PREEXISTENCIA 
 ¿QUE ES EL ESPIRITU SANTO? 
 
 
  Tools
 
General: PRIMER MANDAMIENTO-DIOSES AJENOS
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999  (Original message) Sent: 02/06/2011 02:42

La Ley y el Primer Mandamiento [253>

 

 


 

El Primer Mandamiento en Legislación

 

Nosotros vemos que el Primer Gran Mandamiento es predicado en el Primer Mandamiento. La fe entera es predicada en el temor y culto del Único y Verdadero Dios. Él se reveló a sí mismo en Su ley en el Sinaí a través del Ángel de Yahovah quien fue el elohim a la cabeza de Israel (Zac. 12:8).

 

Éxodo 20:18-21 18 Todo el pueblo observaba el estruendo y los relámpagos, y el sonido de la bocina, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos. 19 Y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos. 20 Y Moisés respondió al pueblo: No temáis; porque para probaros vino Dios, y para que su temor esté delante de vosotros, para que no pequéis. 21 Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios. (RV)

 

Así el poder de Dios fue puesto delante de ellos como un ejemplo, porque no tenían el Espíritu Santo y no pudieron, como una gente, caminar por fe solamente.

 

La Palabra Indivisible

 

La palabra de Dios es indivisible, desde medidas justas hasta la verdad determinada debidamente (Lev. 19:36-37). Nosotros debemos guardar todos Sus estatutos, porque Él es el Señor que nos santifica, porque Él nos ha escogido para ser Su pueblo (Lev. 20:8; 22:31-33; Deut. 7:6-8; 8:1-18; 10:14-17; 11:1-8; 13:18; 26:16-19).

 

El Señor nuestro Dios es un fuego consumidor y Él va delante de nosotros para salvarnos y protegernos. Israel entró en Egipto como 70 personas y ahora nosotros somos una multitud en la tierra (Deut. 9:1-6; 10:21-22).

 

La Afiliación de Pacto.

 

La Afiliación de Pactoesta incluida, o localizada en las siguientes Escrituras.

 

[Éxodo 20:1-3; Génesis 17:1, 9, 14; 18:17-19; Romanos 4:9-12; Col. 2:11-13; Lev. 12:3; Éxodo 12:48-49; Lucas 1:59; 2:21, 24; Fil. 3:5; Gálatas 2:3; Deut. 10:16; Jeremías 4:4; 6:10; Rom. 2:28-29; Col. 2:11; Lev. 12; Éxodo 40:12; Lev. 15; 16:26, 28; 17:15; 22:4, 6; Núm. 19:8; Ezeq. 36:25-26; Jer. 31:31-34; Éxodo 12; 13:1-10, 11-16; Núm. 9:1-14; Deut. 16:3-4; Éxodo 23:18; 1Cor. 5:7-8; Gén. 15:1-21; Juan 15:13; Rom. 6:23; Salmo 49:7-8; Lev. 17:11; Marcos 10:45; Hechos 20:28; Juan 10:17-18; Lucas 22:37; Isaías 53:12; 1Cor. 11:27-30; Gén. 9:5-6; Éxodo 13:1-2; Deut. 15:19-20; Rom. 11:16; Éxodo 4:22-23; Deut. 14:23; 15:19-22; 23:8; Lev. 23:10, 17; Deut. 26:1-11; Rom. 8:13; 11:16; Rom. 8:23; Apo. 14:4; Éxodo 9:29; Deut. 10:14; Salmo 24:1; 1Cor. 10:26; Éxodo 36:3-7; Lev. 22:21>; (vea el artículo El Pacto de Dios [152>).

 

Perfección

 

Dios dijo a Abraham que Él era el Dios Omnipotente y le ordenó que caminara delante de Él y fuera perfecto (Génesis 17:1).

 

Él será conocido por Su nombre como Yahovah (Éxodo 6:3). Todos los seres están sujetos a las autoridades superiores y nosotros somos determinados como Su pueblo (vea Rom. 13:1-6).

 

El Primer Mandamiento y el Shema Israel

 

Oye Israel Yahovah Elohenu (es) Yahovah Echad (Deut. 6:4). Yahovah Elohenu es Yahovah Unido; como el primero o el ordinal, el Primero Yahovah (ver Hebrew Dictionary (Diccionario hebreo) DHS 259 de Strong).

 

Para compartir el pacto, nos requieren que nos separemos en culto como a Abraham le fue requerido hacer (Génesis 12:1). Nos requieren rendirle culto y servirlo (Deut. 10:12-13; Mateo 22:37; Marcos 12:30; Lucas 10:27). Dios es nuestro rey, pero estamos obligados con Su ley y nosotros no debemos hacer lo correcto en nuestros ojos (Jueces 17:6; 21:25; Deut. 12:8).

 

El Servicio de Dios a través del Hijo es determinado desde la Escritura (Salmo 2:11-12).

 

El Señor es constante y no cambia (Malaquías 3:6).

 

Nosotros llevamos cintas azules como un recordatorio de la Ley y como una señal de nuestra fidelidad a Dios (Núm. 15:37-41) (vea el artículo Las Cintas Azules [273>).

 

La Ley de Dios debe ser atada en nuestro corazón, como frontales entre nuestros ojos y sobre nuestras manos (Deut. 11:18-20). Esto toma constante estudio. Ellos no son símbolos físicos.

 

El Señor es lento para la ira pero no tendrá por inocente al culpable y Él es un Dios celoso (Nahúm 1:1-3; Romanos 13:4).

 

No tentaras al Señor tu Dios (Deut. 6:16; Mateo 4:7, 10). A tu Dios temerás, y a Él solo servirás y a Él seguirás (Deut. 10:20). Él nos alimenta con maná (Deut. 8:3) y la palabra de Su boca, en todas nuestras jornadas (Mateo 4:4; Éxodo 17:1-7).

 

La ley nos dice que ninguna persona que adora otras deidades y las adora en la práctica de brujería, debe ser permitidovivir.

 

Éxodo 22:18 A la hechicera no dejarás que viva. (RV)

 

La brujería era comunión con los espíritus de los muertos y también se manifestó como el sistema pagano de culto.

 

Éxodo 22:20El que ofreciere sacrificio a dioses excepto solamente a Jehová, será muerto. (RV)

 

El objeto de culto era Yahovah de los Ejércitos como Eloah. Todos los seres espirituales que actúan para Él llevaron ese nombre de Yahovah. Él, y no ellos, fue el único objeto central de culto. Los seres espirituales y físicos, quienes actuaron para Él, eran todos elohim, como una extensión del Único y Verdadero Dios, Eloah, EL ELOHIM. Nadie debió rebelarse en contra de ellos o insultarlos.

 

Éxodo 22:28-31 28 No injuriarás a los jueces, ni maldecirás al príncipe de tu pueblo. 29 No demorarás la primicia de tu cosecha ni de tu lagar. Me darás el primogénito de tus hijos. 30 Lo mismo harás con el de tu buey y de tu oveja; siete días estará con su madre, y al octavo día me lo darás. 31 Y me seréis varones santos. No comeréis carne destrozada por las fieras en el campo; a los perros la echaréis. (RV)

 

Asimismo, las frutas tempranas fueran pronto dadas, como le pertenecieron a Dios.En esta manera, la extensión en los otros mandamientos se ve como venir del primer mandamiento. De la misma forma, las fiestas y el sistema entero se extendieron del culto de lo único el verdadero Dios.

 

Éxodo 23:17 Tres veces en el año se presentará todo varón delante de Jehová. (RV)

 

Éxodo 23:20-33 20 He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. 21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él. 22 Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere, seré enemigo de tus enemigos, y afligiré a los que te afligieren. 23 Porque mi Ángel irá delante de ti, y te llevará a la tierra del amorreo, del heteo, del ferezeo, del cananeo, del heveo y del jebuseo, a los cuales yo haré destruir. 24 No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos hacen; antes los destruirás del todo, y quebrarás totalmente sus estatuas. 25 Mas a Jehová vuestro Dios serviréis y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti. 26 No habrá mujer que aborte, ni estéril en tu tierra; y yo completaré el número de tus días. 27 Yo enviaré mi terror delante de ti, y consternaré a todo pueblo donde entres, y te daré la cerviz de todos tus enemigos. 28 Enviaré delante de ti la avispa, que eche fuera al heveo, al cananeo y al heteo, de delante de ti. 29 No los echaré de delante de ti en un año, para que no quede la tierra desierta, y se aumenten contra ti las fieras del campo. 30 Poco a poco los echaré de delante de ti, hasta que te multipliques y tomes posesión de la tierra. 31 Y fijaré tus límites desde el Mar Rojo hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el Éufrates; porque pondré en tus manos a los moradores de la tierra, y tú los echarás de delante de ti. 32 No harás alianza con ellos, ni con sus dioses. 33 En tu tierra no habitarán, no sea que te hagan pecar contra mí sirviendo a sus dioses, porque te será tropiezo. Mira, yo envío un Ángel ante usted, guardarlo de la manera, y para traerlo en el lugar que yo he preparado. (RV)

 


Anuncios:

First  Previous  2 to 10 of 10  Next   Last  
Reply  Message 2 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:43

Dios puso el Ángel Yahovah delante de ellos y él debió ser obedecido. Si le obedecieron y adorasen al Único y Verdadero Dios, y solamente a Él, Él los protegería y los bendeciría y Él prometió aquí, que Él les daría la tierra del Mar Rojo al Éufrates y del mediterráneo al Desierto. Ellos también se volverían como elohim, como este ángel a su cabeza (Zacarías 12:8).

 

El Ángel del Señor

 

El Ángel del Señor es tratado en las siguientes Escrituras (Génesis 16:10, 13; 18:2-4, 13-14, 33; 22:11-12, 15-16; 31:11, 13; 32:30; Josué 5:13-15; 6:2; Isaías 63:9; Zacarías 1:10-13; 3:1-2).

 

(Referencias del Nuevo Testamento: Hechos 5:19; 12:7-11; 1Corintios 10:9; Apocalipsis 22:18-19)

 

La básica y fundamental batalla involucra a dos sistemas de adoración. El culto de Dios contra el sistema de Moloch que se refleja en el sistema de la Navidad y de las Pascua Floridas.

 

Dios v Moloch

 

Las Escrituras acerca de esta batalla son las siguientes:

 

[Deut. 18:9-22; 13:1-4; Lev. 18:21; 19:26, 31; Deut. 12:29-32; 1Reyes 11:7, 33; Sofonías 1:4-5; Jeremías 32:35; 49:1, 3; 1Reyes 6:5, 33; 11:7-8; 1Samuel 8:7-9, 11-18; 28:1-25; 15:10-35; Isaías 47:10-14; Deut. 12:23; Hechos 15:20; Génesis 9:6; Lev. 17:10-14; Deut. 12:15-16; 1Corintios 10:16; Efesios 2:13; Hebreos 9:14, 22; 10:19-20; 1Pedro 1:2, 29; 1Juan 1:7; Apo. 7:14; 12:11; Lev. 19:2; 11:44; 20:26; 1Tes. 4:7; 1Pedro 1:15-16; Éxodo 20:8; Zacarías 14:21; 2Corintios 7:1; Deut. 13:1-18; 18:13-22; Isaías 8:18-19>.

 

Diezmando

 

Dios estableció Su sistema del diezmo íntegramente como señal de nuestro regreso y nuestra fidelidad a Él (vea Mal. 3:7-12). (Ver el artículo Diezmando [161>).

 

Los hijos de Judá no entraron debido a incredulidad (Heb. 4:6). Aun así Dios (elohim) fue probado y aceptado por los patriarcas (Gén. 28:20-22).

 

El sistema del diezmo se extendió al tributo y los despojos de guerra (Núm. 31:25-54). El sistema del diezmo fue establecido para permitir observar el sistema de culto (Deut. 14:22-29) y para proteger al pobre (Deut. 26:12-15). Las tribus están obligadas a destinar un lugar para la observancia de las fiestas y las fiestas no pueden estar comidas dentro de nuestras puertas (Deut. 12:6-7, 17-18; vea Deut. 16:2, 7). Hay tres fiestas de Dios (Deut. 15:3, 10-16). Su sistema está ligado o basado en el sistema de Jubileo (Lev. 25:1-7; Éxodo 23:11)

 

Todo lo que se hace para Dios es de acuerdo a una presteza de voluntad y mente y según la habilidad. Debe haber actuación de parte de cualquier dentro de Su sistema, para justificar el llamado(2Cor. 8:12; vea Mal. 3:7-12). 

 

 

Parte II

 

El Pacto como Llegar a Ser Dios en el Templo de Dios

 

Éxodo 24:1-181 Dijo Jehová a Moisés: Sube ante Jehová, tú, y Aarón, Nadab, y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; y os inclinaréis desde lejos. 2 Pero Moisés solo se acercará a Jehová; y ellos no se acerquen, ni suba el pueblo con él. 3 Y Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras de Jehová, y todas las leyes; y todo el pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho...

 

Aquí un intermediario fue establecido entre Dios y Su pueblo y Moisés representó en términos físicos el intermediario espiritual. Y los doce pilares de las doce tribus fueron representativos de los doce pilares del Templo de Dios. Los doce jueces fueron precursores de esos doce pilares que eran los apóstoles del Mesías.

 

4Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová, y levantándose de mañana edificó un altar al pie del monte, y doce columnas, según las doce tribus de Israel. 5 Y envió jóvenes de los hijos de Israel, los cuales ofrecieron holocaustos y becerros como sacrificios de paz a Jehová. 6 Y Moisés tomó la mitad de la sangre, y la puso en tazones, y esparció la otra mitad de la sangre sobre el altar. 7 Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo, el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos. 8 Entonces Moisés tomó la sangre y roció sobre el pueblo, y dijo: He aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas...

 

Este pacto apuntó hacia el pacto de sangre que era la sangre del Mesías y así un nuevo pacto fue colocado desde el establecimiento del primero (vea el artículo El Pacto de Dios [152>).

 

9 Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; 10 y vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno. 11 Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron. 12 Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles. 13 Y se levantó Moisés con Josué su servidor, y Moisés subió al monte de Dios. 14 Y dijo a los ancianos: Esperadnos aquí hasta que volvamos a vosotros; y he aquí Aarón y Hur están con vosotros; el que tuviere asuntos, acuda a ellos. 15 Entonces Moisés subió al monte, y una nube cubrió el monte. 16 Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días; y al séptimo día llamó a Moisés de en medio de la nube. 17 Y la apariencia de la gloria de Jehová era como un fuego abrasador en la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel. 18 Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte; y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches. (RV)

 

El Tabernáculo o Templo de Dios sería construido de ofrendas voluntarias dadas por aquellos que desearon participar en la construcción. Esto apuntaba hacia el mismo sacrificio voluntario del individuo que se volvería parte del Templo de Dios; el cual Templo somos nosotros (1Cor. 3:17).

 

Éxodo 25:1-40 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Éxodo 25:1-40 trata de la construcción del Tabernáculo. Las ofrendas hechas eran específicas para las necesidades del edificio, pero tuvieron que ser dadas voluntariamente. Las instrucciones por construir el tabernáculo estaban claras y incluyeron los muebles. Estas instrucciones tuvieron que ser seguidas exactamente.

 

La estructura de las diez cortinas se reflejó en los diez candeleros del Templo de Salomón. Uno tiene que pasar a través de las diez cortinas para llegar al reino final de Dios. Esta secuencia apuntó hacia el Mesías, las Siete Iglesias y los dos Testigos, cada uno de los cuales tiene un candelero. El undécimo es de los diez y apunta hacia el retorno del Mesías y el establecimiento del reino Milenario de Dios.

 

Éxodo 26:1-37 [PARA SER LEIDO POR COMPLETO>

 

De nuevo, aquí se dan instrucciones específicas respecto a las cortinas y montajes del Tabernáculo. Se detallan números y colores y se dan las medidas exactas y las decoraciones específicas, así como las instrucciones en cómo ellos serían atados, y los materiales que serían usados. Incluso el sobrante de cortina sería usado. Cada sola cosa que fue dada libremente para la construcción del tabernáculo se usó en esta construcción, tal que el material fue totalmente usado. Este hecho apuntó hacia la construcción del edificio espiritual. Nada fue desechado, perdido o abandonado sin usar.

 

Las dimensiones relacionadas con los Querubines también conciernen sus responsabilidades en las cuatro divisiones del universo. Las cuatro criaturas vivientes de Apocalipsis, capítulos 4 y 5, son los Querubines en sus divisiones (vea Ezequiel 1:1).

 

Éxodo 27:1-21 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Las divisiones del tabernáculo y los pilares representan pilares del Templo de Dios en sus números. Los números totales representan al gobierno de Dios.

 

El atavío sacerdotal también tiene significado para la entrada del Espíritu Santo que está en el pecho del sacerdocio, como el Urim y Tumim están en el saco del Sumo Sacerdote.

 

Éxodo 28:1-43 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Éxodo 28 describe el atavío de Aarón y sus hijos. Cada artículo se describe, con explicaciones acerca de cómo debe ser traído puesto. Los vestidos son santos y deben ser hechos por aquellos que son sabios de corazón y llenos del Espíritu Santo.

 

Las doce piedras representan las doce tribus y la unidad de la nación. El sacerdocio de los elegidos en el Espíritu Santo es el resultado final del templo. El sacerdocio del Templo apunta hacia el sacerdocio de los elegidos, como el Templo espiritual del reino de Dios. Se construye en la dispersión de las piedras vivientes y rige el mundo en el Espíritu Santo durante el dominio de Dios, bajo Jesucristo en el Milenio.

 


Reply  Message 3 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:43

Éxodo 29:1-46 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Éxodo 29 trata de la consagración de Aarón y sus hijos. Se describen los sacrificios involucrados y la ceremonia es detallada.

 

El Mesías santificó todos los elegidos por la sangre de su sacrificio, en su oreja de la corona de espinas y el dedo del pie de las uñas. Él quien santifica y ellos quienes están santificados son de un solo origen. Todos son pagados en el sacrificio del Mesías y esto es lo que el impuesto del medio siclo apuntó hacia. Sólo podría ser pagado por el Mesías.

 

Éxodo 30:1-38 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

En Éxodo 30 Aarón es instruido en la fabricación del altar. Será usado para quemar incienso dulce perpetuamente. No debe usarlo para cualquier incienso extraño o sacrificio quemado o ofrenda de carne o de bebida. Como Sumo Sacerdote, Aarón debió hacer la expiación allí una vez al año.

 

Como el real sacerdocio, los elegidos serían ungidos como Santos con el aceite del Espíritu Santo.

 

Dios llama por el nombre todos los elegidos y los aparta para el trabajo del Señor en la construcción de Su Templo.

 

Éxodo 31:1-111 Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; 3 y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, 4 para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, 5 y en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera; para trabajar en toda clase de labor. 6 Y he aquí que yo he puesto con él a Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan; y he puesto sabiduría en el ánimo de todo sabio de corazón, para que hagan todo lo que te he mandado; 7 el tabernáculo de reunión, el arca del testimonio, el propiciatorio que está sobre ella, y todos los utensilios del tabernáculo, 8 la mesa y sus utensilios, el candelero limpio y todos sus utensilios, el altar del incienso, 9 el altar del holocausto y todos sus utensilios, la fuente y su base, 10 los vestidos del servicio, las vestiduras santas para Aarón el sacerdote, las vestiduras de sus hijos para que ejerzan el sacerdocio, 11 el aceite de la unción, y el incienso aromático para el santuario; harán conforme a todo lo que te he mandado. (RV)

 

La fidelidad de Israel es inconstante y el pueblo vacilaron porque Dios demoró a Su ungido Moisés, como Él demoró a Su ungido Mesías, y el pueblo transcurrió entonces en la idolatría como ellos hacen ahora.

 

Éxodo 32:1-35 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Los dioses del sistema pre-éxodo fueron representados por los aretes que formaban representaciones simbólicas de las deidades por figura. Fueron usados para formar el oro para el Becerro de Oro para que ellos fueran removidos de Israel.

 

El Becerro Dorado era el enfoque del sistema religioso antiguo relacionado con el culto al Dios Luna Sin en sus variantes manifestaciones. Este sistema relacionó tambiéncon el culto del roble y el sistema de la Navidad y de las Pascuas Floridas de los Paganos (vea los artículos El Becerro de Oro [222>yLos Orígenes de la Navidad y del Dia de Pascua [235>).

 

Éxodo 33:1-23 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

El Señor le ordena a Moisés partir e ir a la tierra prometida. Un ángel irá delante de ellos y sus enemigos serán desterrados. Moisés levantó el Tabernáculo fuera del campamento. Aquí Moisés habló con el Señor. Él pidió que la Presencia de Dios los acompaña. A Moisés le fue revelado que nadie puede ver Su cara y vivir. Sin embargo, a Moisés se le permite ver Su gloria, y sus partes posteriores.

 

El Mesías es la gloria del Señor. Ningún hombre ha visto a Dios alguna vez, ni ellos han mirado Su forma ni han oído Su voz alguna vez (Juan 1:18; 5:37; 1Timoteo 6:16; 1Juan 5:20).

 

Éxodo 34:1-35 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Se reemplazan las dos piedras de la ley. Moisés ora por perdón para el pueblo. Dios conducirá fuera a sus enemigos pero ellos no deben hacer ningún convenio con los habitantes de la tierra a donde van. Ellos deberán destruir sus altares, romper sus imágenes, y cortar sus bosquecillos (ref. Deut. 16:21-22). Ellos no deberán rendir culto a ningún otro dios. Ellos no deberán casarse dentro de otras razas porque los atraerán a sus dioses. Ellos no deberán hacer ningún ídolo.

 

La fiesta de los Panes sin Levadura debe ser guardada. Todos los primogénitos masculinos deben ser a Dios, excepto el primogénito de un asno que se redime con un cordero, o su cuello debe ser roto. Todos los hijos primogénitos deben ser redimidos. Nadie aparecerá vacío ante Dios. Los Sábados, la Fiesta de las Semanas y la Fiesta de los Tabernáculos deben ser observados. Tres veces por año, todos los varones deben aparecer ante el Señor Dios de Israel. Entonces, Dios expulsará las naciones y agrandará nuestras fronteras, y protegerá nuestra tierra. El pacto entre Dios y el pueblo es hecho desde este punto. Moisés ayunó 40 días y noches, cuando él escribió los diez mandamientos y el pacto (ref. Deut. 10:1-5, 10-11).

 

El texto aquí es para mostrar que la auto-revelación deliberada de Dios está por extensión progresiva a aquellos a quienes Él llama y establece en autoridad. La estructura apuntó hacia el Mesías y sus actividades en la Encarnación.

 

Éxodo 35:1-35 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Moisés instruyó al pueblo en la ley. El Señor ordena una ofrenda de aquellos que son de un corazón voluntario. Esos que deseaban trajeron todo lo que fue requerido para el trabajo de Dios. Aquellos con los dones del Espíritu Santo hacen el trabajo de experto a partir de todo lo que es provisto por los participantes voluntarios en la construcción del Templo.

 

El Tabernáculo es establecido desde el Primer día del Primer mes. Este tiempo apuntaba hacia la santificación de los elegidos según el Calendario Santo, empezando con la santificación del Templo en el primer mes. Judá que pone el año nuevo en el séptimo y a veces el octavo mes, ataca este establecimiento y procedimiento. La práctica de Rosh Hashanah es una costumbre rabínica post-templo, que fue introducida desde Babilonia y establecida en el tercer siglo de la era actual. No fue nunca observada en el período del Templo hasta su destrucción en el 70 EC (era actual) (vea el artículo Santificación del Templo de Dios [241>) y también The Sabbatarians in Transylvania (Los Sabatarios en Transilvania) de R. Samuel Kohn, ed. Cox, tr. McElwain y Rook, CCG Publicado, 1998, vea Foreword, p. v).

 

Éxodo 40:1-38 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Cuando el templo será construido, la Gloria del Señor llenará el tabernáculo. Los hijos de Israel serán guiados en toda acción por el Espíritu Santo bajo el Mesías en la Columna de Fuego y Nube.

 

Sacrificios y Ofrendas

 

Estos textos siguientes tratan con el concepto de las ofrendas a Dios como culto, dentro de la estructura del primer mandamiento (ref. Éx. 20:24-26).

 

Levítico 1:1-17 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

En este texto, las ofrendas deben ser de la manada o rebaño. Éste debe ser un macho sin defecto, ofrecido de buena voluntad delante del Señor. Las ofrendas quemadas también pueden ser de aves, por ejemplo tórtolas o de pichones.

 

Levítico 2:1-16 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Esta sección trata de las instrucciones para las ofrendas de carne.

 

Las limitaciones de la ley con respecto a los primeros frutos o primicias han sido continuamente rotas por la hueste caída y los enemigos de las Leyes de Dios.

 

Levítico 3:1-17 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Éstas son las instrucciones para las ofrendas por la paz. Estos pueden ser machos o hembras de la manada o rebaño y deben estar sin defecto. Es un estatuto perpetuo que ninguna sangre o grasa sea comida.

 


Reply  Message 4 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:44

Levítico 4:1-35 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Aquí el pecado contra los mandamientos por ignorancia es de lo que se encargó. La Expiación apuntó hacia Jesús Cristo, pero fue continuamente visto como una responsabilidad de los gobernantes y el individuo.

 

Levítico 5:14-19 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

El texto trata de los sacrificios por los pecados cometidos por ignorancia contra las cosas santas de Dios. Aquí la ofrenda es un carnero sin defecto. También las compensaciones deben hacerse sumando una quinta parte. La infracción de la ley por ignorancia sigue siendo todavía una infracción y requiere redención. La ignorancia no es ninguna excusa y las naciones se hallan condenadas.

 

Levítico 6:8-30 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Más instrucciones son dadas con respecto a las ofrendas quemadas. El fuego estará siempre ardiendo sobre el altar; éste nunca debe estar fuera.

 

Levítico 7:1-38 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Continúa aquí la instrucción respecto a los sacrificios y ofrendas. La santificación del sacerdocio es dirigida por ofrendas y unciones, según el ritual, lo que apuntaba hacia el elegido. Todas las leyes de sacrificios apuntaron hacia el Mesías y la nueva y mayor estructura de Israel, bajo un sacerdocio extendido.

 

Levítico 8:1-36 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Este texto trata de la consagración de Aarón y sus hijos.

 

La determinación de la ofrenda es hecha por Dios. Él llama a quien Él quiere y no sanciona el uso desautorizado de Su sistema y ley.

 

Levítico 10:1-20 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Nadab y Abihu, los hijos de Aarón, ofrecieron fuego extraño delante del Señor, y murieron. El consumo de vino o bebida fuerte antes del servicio del Señor en el Tabernáculo es también prohibido.

 

Los sacrificios serán comidos en el lugar santo, por Aarón y sus hijos e hijas. Las partes específicas que ellos pueden tener son explicadas. El sistema entero de sacrificio y matanza es dedicado a Dios. Así que la matanza de animales sin reconocimiento de Dios es en sí mismo un pecado.

 

Levítico 17:7-9 7 Y nunca más sacrificarán sus sacrificios a los demonios, tras de los cuales han fornicado; tendrán esto por estatuto perpetuo por sus edades. 8 Les dirás también: Cualquier varón de la casa de Israel, o de los extranjeros que moran entre vosotros, que ofreciere holocausto o sacrificio, 9 y no lo trajere a la puerta del tabernáculo de reunión para hacerlo a Jehová, el tal varón será igualmente cortado de su pueblo. (RV)

 

El consumo de carne no dedicada a Dios no es un pecado cuando la matanza de la carne no está bajo el control del individuo (vea el artículoEl Vegetarianismo en la Biblia [183>).

 

Levítico 19:5-8 5 Y cuando ofreciereis sacrificio de ofrenda de paz a Jehová, ofrecedlo de tal manera que seáis aceptos. 6 Será comido el día que lo ofreciereis, y el día siguiente; y lo que quedare para el tercer día, será quemado en el fuego. 7 Y si se comiere el día tercero, será abominación; no será acepto, 8 y el que lo comiere llevará su delito, por cuanto profanó lo santo de Jehová; y la tal persona será cortada de su pueblo. (RV)

 

La restricción es subsumida en las reglas generales de los sacrificios sustraigas por el sacrificio de Mesías.

 

Todos los aspectos de la creación deben ser puros y Santos para el Señor. Es la responsabilidad de los elegidos de asegurar que es efectuado.

 

Levítico 19:19 Mis estatutos guardarás. No harás ayuntar tu ganado con animales de otra especie; tu campo no sembrarás con mezcla de semillas, y no te pondrás vestidos con mezcla de hilos. (RV)

 

Levítico 19:21-22 21 Y él traerá a Jehová, a la puerta del tabernáculo de reunión, un carnero en expiación por su culpa. 22 Y con el carnero de la expiación lo reconciliará el sacerdote delante de Jehová, por su pecado que cometió; y se le perdonará su pecado que ha cometido. (RV)

 

Dios controla el consumo de Su creación y establece leyes que protegen el ambiente y el bienestar de largo plazo del individuo.

 

Levítico 19:23-25 23 Y cuando entréis en la tierra, y plantéis toda clase de árboles frutales, consideraréis como incircunciso lo primero de su fruto; tres años os será incircunciso; su fruto no se comerá. 24 Y el cuarto año todo su fruto será consagrado en alabanzas a Jehová. 25 Mas al quinto año comeréis el fruto de él, para que os haga crecer su fruto. Yo Jehová vuestro Dios. (RV)

 http://www.ccg.org/spanish/s/p253.html

 

Reply  Message 5 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:44

Santidad entre el pueblo de Dios

 

El control de la vida y el culto son dirigidos al único y Verdadero Dios dentro de Su calendario según Su ley.

 

Levítico 19:26 No comeréis cosa alguna con sangre. No seréis agoreros, ni adivinos. (RV)

 

Nosotros no debemos tratar con los espíritus familiares o encantadores y ser manchados por ellos.

 

Levítico 19:31 No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándos con ellos. Yo Jehová vuestro Dios. (RV)

 

Levítico 20:27 Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos. (RV)

 

Deuteronomio 18:9-14 9 Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. 10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. 13 Perfecto serás delante de Jehová tu Dios. 14 Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios. (RV)

 

La dirección está muy clara. Adivinación por astrología, y necromancia o espíritus familiares, es prohibida y el castigo es la cautividad o el destierro. Ninguna señal de su sistema de culto debe estar en nosotros o entre nosotros.

 

Levítico 19:27 No haréis tonsura en vuestras cabezas, ni dañaréis la punta de vuestra barba. (RV)

 

Levítico 19:28 No haréis incisiones en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo, Jehová. (RV)

 

Nosotros no debemos sacrificar a ellos y sus ritos bárbaros que ofrecían sacrificios humanos de niños y también su consumo en canibalismo (vea los artículos El Becerro de Oro [222>; Los Orígenes de la Navidad y del Dia de Pascua [235> yLos Mensajes de Apocalipsis 14 [270>).

 

Levítico 20:1-7 1 Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Dirás asimismo a los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, o de los extranjeros que moran en Israel, que ofreciere alguno de sus hijos a Moloc, de seguro morirá; el pueblo de la tierra lo apedreará. 3 Y yo pondré mi rostro contra el tal varón, y lo cortaré de entre su pueblo, por cuanto dio de sus hijos a Moloc, contaminando mi santuario y profanando mi santo nombre. 4 Si el pueblo de la tierra cerrare sus ojos respecto de aquel varón que hubiere dado de sus hijos a Moloc, para no matarle, 5 entonces yo pondré mi rostro contra aquel varón y contra su familia, y le cortaré de entre su pueblo, con todos los que fornicaron en pos de él prostituyéndose con Moloc. 6 Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo. 7 Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios. (RV)

 

Nuestra gente y el sacerdocio deben ser santos.

 

Levítico 21:1-24 1 Jehová dijo a Moisés: Habla a los sacerdotes hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por un muerto en sus pueblos. 2 Mas por su pariente cercano, por su madre o por su padre, o por su hijo o por su hermano, 3 o por su hermana virgen, a él cercana, la cual no haya tenido marido, por ella se contaminará. 4 No se contaminará como cualquier hombre de su pueblo, haciéndose inmundo. 5 No harán tonsura en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su carne harán rasguños. 6 Santos serán a su Dios, y no profanarán el nombre de su Dios, porque las ofrendas encendidas para Jehová y el pan de su Dios ofrecen; por tanto, serán santos. 7 Con mujer ramera o infame no se casarán, ni con mujer repudiada de su marido; porque el sacerdote es santo a su Dios. 8 Le santificarás, por tanto, pues el pan de tu Dios ofrece; santo será para ti, porque santo soy yo Jehová que os santifico. 9 Y la hija del sacerdote, si comenzare a fornicar, a su padre deshonra; quemada será al fuego. 10 Y el sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el aceite de la unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras, no descubrirá su cabeza, ni rasgará sus vestidos, 11 ni entrará donde haya alguna persona muerta; ni por su padre ni por su madre se contaminará. 12 Ni saldrá del santuario, ni profanará el santuario de su Dios; porque la consagración por el aceite de la unción de su Dios está sobre él. Yo Jehová. 13 Tomará por esposa a una mujer virgen. 14 No tomará viuda, ni repudiada, ni infame ni ramera, sino tomará de su pueblo una virgen por mujer, 15 para que no profane su descendencia en sus pueblos; porque yo Jehová soy el que los santifico. 16 Y Jehová habló a Moisés, diciendo: 17 Habla a Aarón y dile: Ninguno de tus descendientes por sus generaciones, que tenga algún defecto, se acercará para ofrecer el pan de su Dios. 18 Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego, o cojo, o mutilado, o sobrado, 19 o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano, 20 o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado. 21 Ningún varón de la descendencia del sacerdote Aarón, en el cual haya defecto, se acercará para ofrecer las ofrendas encendidas para Jehová. Hay defecto en él; no se acercará a ofrecer el pan de su Dios. 22 Del pan de su Dios, de lo muy santo y de las cosas santificadas, podrá comer. 23 Pero no se acercará tras el velo, ni se acercará al altar, por cuanto hay defecto en él; para que no profane mi santuario, porque yo Jehová soy el que los santifico. 24 Y Moisés habló esto a Aarón, y a sus hijos, y a todos los hijos de Israel. (RV)

 

Levítico 21:1-6 1 Jehová dijo a Moisés: Habla a los sacerdotes hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por un muerto en sus pueblos. 2 Mas por su pariente cercano, por su madre o por su padre, o por su hijo o por su hermano, 3 o por su hermana virgen, a él cercana, la cual no haya tenido marido, por ella se contaminará. 4 No se contaminará como cualquier hombre de su pueblo, haciéndose inmundo. 5 No harán tonsura en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su carne harán rasguños. 6 Santos serán a su Dios, y no profanarán el nombre de su Dios, porque las ofrendas encendidas para Jehová y el pan de su Dios ofrecen; por tanto, serán santos. (RV)

 

Levítico 21:10-12 10 Y el sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el aceite de la unción, y que fue consagrado para llevar las vestiduras, no descubrirá su cabeza, ni rasgará sus vestidos, 11 ni entrará donde haya alguna persona muerta; ni por su padre ni por su madre se contaminará. 12 Ni saldrá del santuario, ni profanará el santuario de su Dios; porque la consagración por el aceite de la unción de su Dios está sobre él. Yo Jehová. (RV)

 

El hecho que el Sumo Sacerdote rasgara su vestido tratando con Jesús Cristo demostraba que el Sumo Sacerdocio se había rasgado de Leví y se había dado al Mesías y a los elegidos en el orden de Melquisedec (vea Mateo 26:65; Marcos 14:63).

 

El Tabernáculo y los Panes de la Proposición

 

El Simbolismo entero del tabernáculo apuntó hacia la relación espiritual de la Iglesia con Dios en el Espíritu Santo en los últimos días (vea el artículo El Día del Señor y los Últimos Días [192>). Judá fue ciego al simbolismo de este hecho y no entró en el proceso de la conversión durante casi dos milenios excepto en forma individual.

 

Levítico 24:1-9 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Las lámparas en el Templo deben arder continuamente. Esto es la responsabilidad de los sacerdotes. Los panes de la proposición son colocados en la mesa en dos filas con incienso puro. Cada Sábado deben ser puestos en orden delante del Señor. Los Panes de la Proposición eran colocados delante del Señor cada Sábado y estaban como un memorial para la nación, que ella fue establecida en tribus bajo líderes para el reino de Dios. Esta ceremonia miraba hacia adelante a la evidencia del Espíritu Santo en los elegidos, entre las tribus de Israel, como el Templo de Dios.

 

Dios ordenó lealtad y prohibió sacrificios a los ídolos (vea La Ley y el Segundo Mandamiento [254>). La palabra del Dios viviente detalla el castigo para la infracción del pacto. El fracaso para observar la Ley de Dios y adorarle será castigado por pestilencia y enfermedades y plagas y guerra y cautividad.

 

Levítico 26:1-46 1 No haréis para vosotros ídolos, ni esculturas, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios. 2 Guardad mis días de reposo, y tened en reverencia mi santuario. Yo Jehová. 3 Si anduviereis en mis decretos y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, 4 yo daré vuestra lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su fruto. 5 Vuestra trilla alcanzará a la vendimia, y la vendimia alcanzará a la sementera, y comeréis vuestro pan hasta saciaros, y habitaréis seguros en vuestra tierra. 6 Y yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien os espante; y haré quitar de vuestra tierra las malas bestias, y la espada no pasará por vuestro país. 7 Y perseguiréis a vuestros enemigos, y caerán a espada delante de vosotros. 8 Cinco de vosotros perseguirán a ciento, y ciento de vosotros perseguirán a diez mil, y vuestros enemigos caerán a filo de espada delante de vosotros. 9 Porque yo me volveré a vosotros, y os haré crecer, y os multiplicaré, y afirmaré mi pacto con vosotros. 10 Comeréis lo añejo de mucho tiempo, y pondréis fuera lo añejo para guardar lo nuevo. 11 Y pondré mi morada en medio de vosotros, y mi alma no os abominará; 12 y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. 13 Yo Jehová vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto, para que no fueseis sus siervos, y rompí las coyundas de vuestro yugo, y os he hecho andar con el rostro erguido. 14 Pero si no me oyereis, ni hiciereis todos estos mis mandamientos, 15 y si desdeñareis mis decretos, y vuestra alma menospreciare mis estatutos, no ejecutando todos mis mandamientos, e invalidando mi pacto, 16 yo también haré con vosotros esto: enviaré sobre vosotros terror, extenuación y calentura, que consuman los ojos y atormenten el alma; y sembraréis en vano vuestra semilla, porque vuestros enemigos la comerán. 17 Pondré mi rostro contra vosotros, y seréis heridos delante de vuestros enemigos; y los que os aborrecen se enseñorearán de vosotros, y huiréis sin que haya quien os persiga. 18 Y si aun con estas cosas no me oyereis, yo volveré a castigaros siete veces más por vuestros pecados. 19 Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce. 20 Vuestra fuerza se consumirá en vano, porque vuestra tierra no dará su producto, y los árboles de la tierra no darán su fruto. 21 Si anduviereis conmigo en oposición, y no me quisiereis oir, yo añadiré sobre vosotros siete veces más plagas según vuestros pecados. 22 Enviaré también contra vosotros bestias fieras que os arrebaten vuestros hijos, y destruyan vuestro ganado, y os reduzcan en número, y vuestros caminos sean desiertos. 23 Y si con estas cosas no fuereis corregidos, sino que anduviereis conmigo en oposición, 24 yo también procederé en contra de vosotros, y os heriré aún siete veces por vuestros pecados. 25 Traeré sobre vosotros espada vengadora, en vindicación del pacto; y si buscareis refugio en vuestras ciudades, yo enviaré pestilencia entre vosotros, y seréis entregados en mano del enemigo. 26 Cuando yo os quebrante el sustento del pan, cocerán diez mujeres vuestro pan en un horno, y os devolverán vuestro pan por peso; y comeréis, y no os saciaréis. 27 Si aun con esto no me oyereis, sino que procediereis conmigo en oposición, 28 yo procederé en contra de vosotros con ira, y os castigaré aún siete veces por vuestros pecados. 29 Y comeréis la carne de vuestros hijos, y comeréis la carne de vuestras hijas. 30 Destruiré vuestros lugares altos, y derribaré vuestras imágenes, y pondré vuestros cuerpos muertos sobre los cuerpos muertos de vuestros ídolos, y mi alma os abominará. 31 Haré desiertas vuestras ciudades, y asolaré vuestros santuarios, y no oleré la fragancia de vuestro suave perfume. 32 Asolaré también la tierra, y se pasmarán por ello vuestros enemigos que en ella moren; 33 y a vosotros os esparciré entre las naciones, y desenvainaré espada en pos de vosotros; y vuestra tierra estará asolada, y desiertas vuestras ciudades. 34 Entonces la tierra gozará sus días de reposo, todos los días que esté asolada, mientras vosotros estéis en la tierra de vuestros enemigos; la tierra descansará entonces y gozará sus días de reposo. 35 Todo el tiempo que esté asolada, descansará por lo que no reposó en los días de reposo cuando habitabais en ella. 36 Y a los que queden de vosotros infundiré en sus corazones tal cobardía, en la tierra de sus enemigos, que el sonido de una hoja que se mueva los perseguirá, y huirán como ante la espada, y caerán sin que nadie los persiga. 37 Tropezarán los unos con los otros como si huyeran ante la espada, aunque nadie los persiga; y no podréis resistir delante de vuestros enemigos. 38 Y pereceréis entre las naciones, y la tierra de vuestros enemigos os consumirá. 39 Y los que queden de vosotros decaerán en las tierras de vuestros enemigos por su iniquidad; y por la iniquidad de sus padres decaerán con ellos. 40 Y confesarán su iniquidad, y la iniquidad de sus padres, por su prevaricación con que prevaricaron contra mí; y también porque anduvieron conmigo en oposición, 41 yo también habré andado en contra de ellos, y los habré hecho entrar en la tierra de sus enemigos; y entonces se humillará su corazón incircunciso, y reconocerán su pecado. 42 Entonces yo me acordaré de mi pacto con Jacob, y asimismo de mi pacto con Isaac, y también de mi pacto con Abraham me acordaré, y haré memoria de la tierra. 43 Pero la tierra será abandonada por ellos, y gozará sus días de reposo, estando desierta a causa de ellos; y entonces se someterán al castigo de sus iniquidades; por cuanto menospreciaron mis ordenanzas, y su alma tuvo fastidio de mis estatutos. 44 Y aun con todo esto, estando ellos en tierra de sus enemigos, yo no los desecharé, ni los abominaré para consumirlos, invalidando mi pacto con ellos; porque yo Jehová soy su Dios. 45 Antes me acordaré de ellos por el pacto antiguo, cuando los saqué de la tierra de Egipto a los ojos de las naciones, para ser su Dios. Yo Jehová. 46 Estos son los estatutos, ordenanzas y leyes que estableció Jehová entre sí y los hijos de Israel en el monte de Sinaí por mano de Moisés. (RV)


Reply  Message 6 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:45

Dios prometió protección a Israel y lluvia en la estación debida si ellos eran obedientes a Su ley.

 

La redención es según la edad y la habilidad en determinar el precio. Dios permite a todos entrar en el reino en relación con la habilidad para trabajar y servir. Aquel quien mucho tiene, mucho le será exigido.

 

Levítico 27:1-34 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Levítico 27:1-34 trata de los votos y la dedicación de una persona, animal o tierra en el servicio de Dios y la redención de cualquier tal ofrenda; el valor siendo estimado por el sacerdote. Las leyes del jubileo respecto a la tierra consagrada son explicadas. Los primogénitos de la manada o rebaño ya pertenecen a Dios, así que no pueden santificarlos. Un quinto del valor se agrega al precio para la redención.

 

Leví en el Templo

 

El sacerdocio es responsable de la instalación y movimiento del Tabernáculo. Esta responsabilidad es trasladada sobre el sacerdocio de los elegidos quienes son responsables, por sus trabajos, para la erección del Templo de piedras vivientes.

 

Números 1:47-54 47 Pero los levitas, según la tribu de sus padres, no fueron contados entre ellos; 48 porque habló Jehová a Moisés, diciendo: 49 Solamente no contarás la tribu de Leví, ni tomarás la cuenta de ellos entre los hijos de Israel, 50 sino que pondrás a los levitas en el tabernáculo del testimonio, y sobre todos sus utensilios, y sobre todas las cosas que le pertenecen; ellos llevarán el tabernáculo y todos sus enseres, y ellos servirán en él, y acamparán alrededor del tabernáculo. 51 Y cuando el tabernáculo haya de trasladarse, los levitas lo desarmarán, y cuando el tabernáculo haya de detenerse, los levitas lo armarán; y el extraño que se acercare morirá. 52 Los hijos de Israel acamparán cada uno en su campamento, y cada uno junto a su bandera, por sus ejércitos; 53 pero los levitas acamparán alrededor del tabernáculo del testimonio, para que no haya ira sobre la congregación de los hijos de Israel; y los levitas tendrán la guarda del tabernáculo del testimonio. 54 E hicieron los hijos de Israel conforme a todas las cosas que mandó Jehová a Moisés; así lo hicieron. (RV)

 

Los elegidos son separados de las naciones desde el nacimiento y ahora la salvación es de los Gentiles, siendo metido en Israel como una parte de la nación, pero como el Templo de Dios.

 

Números 2:33  Mas los levitas no fueron contados entre los hijos de Israel, como Jehová lo mandó a Moisés. (RV)

 

Las divisiones del sacerdocio fueron colocadas alrededor del santuario de acuerdo con el simbolismo del propio tabernáculo. Cada una de las funciones se relacionan a la importancia de la colocación y estructura del tabernáculo.

 

Números 3:1-51 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Números 3 trata de las generaciones de Aarón y Moisés. La cuenta de los Levitas, las familias, las responsabilidades y los deberes son dispuestos. Los Levitas eran del Señor (ref. Deut. 10:8-9). Los primogénitos de Israel fueron contados y el impuesto de la redención agarrado. La redención de los primogénitos representó a los elegidos que fueron redimidos y dados como sacerdocio bajo el Mesías. Leví apuntó hacia y formó el armazón central para el sacerdocio de las tribus. Los elegidos fueron llamados y designados de su purificación desde el nacimiento.

 

El sistema fue establecido para permitirle a una persona ser separada como un Nazareo y esto también apuntó a los elegidos. Este sistema por sí mismo no pudo y no llevó a la salvación. El bautismo de Juan no era aceptable para conferir el Espíritu Santo aunque él había sido un Nazareo desde el nacimiento, como hijo de un Sumo Sacerdote.

 

Números 6:1-27 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Se explican las leyes del Nazareo en este texto.

 

Números 4:1-49 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Los hijos de Coat, Gersón y Merari son contados de treinta a cincuenta años de edad, y dados sus deberes en el Tabernáculo.

 

El sacerdocio de Melquisedec es sin genealogía y sin principio de días o fin de años. El sacerdocio de los elegidos bajo el Mesías es sin madre o padre por linaje y sin principio o fin de días (Hebreos 7:1-10). El sacerdocio continúa adelante después de la muerte hasta la resurrección, mientras que Leví cese en términos de los años físicos (50 años dentro del sistema del templo) y va a la segunda resurrección, a menos que específicamente aisló por el Espíritu Santo en los profetas, hasta la primera resurrección.

 

Números 7:1-89 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Números capítulo 7 trata de las ofrendas de las tribus de Israel en la dedicación del Tabernáculo en el culto del único y verdadero Dios. El total de los sacrificios son sacados de las tribus de acuerdo con la cuenta de la Hueste Celestial y el significado de los utensilios también se relaciona con la Hueste. Cada sacrificio apunta a la estructura, como los sacrificios anuales, mensuales y semanales apuntan a los elegidos como los 144,000, con la Gran Multitud siendo representada por el sacrificio de la tarde.

 

Así también las lámparas tienen un significado para la estructura.

 

Números 8:1-4 1 Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Habla a Airón y dile: Cuando enciendas las lámparas, las siete lámparas alumbrarán hacia adelante del candelero. 3 Y Airón lo hizo así; encendió hacia la parte anterior del candelero sus lámparas, como Jehová lo mandó a Moisés. 4 Y esta era la hechura del candelero, de oro labrado a martillo; desde su pie hasta sus flores era labrado a martillo; conforme al modelo que Jehová mostró a Moisés, así hizo el candelero. (RV)

 

Números 8:5-26 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Este texto trata de la purificación y la santificación de los Levitas. El servicio de Dios en el Templo era un trabajo duro. Principió a las 25 y acabó a las 50, después de eso, sólo impartieron la enseñanza. Comenzaron a enseñar a las 30 en el templo. El periodo de veinticinco a treinta años de edad era en el servicio y aprendiendo a hacerse un maestro.

 

Dios asegura el bienestar de Su pueblo. La queja es ofensiva

 

Números 11:1-35 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Las personas se quejaron de falta de carne en el Éxodo. A ellos se les proporcionó maná. Esto miraba hacia el periodo de los cuarenta jubileos en el desierto y el pan y agua de los elegidos estarían seguros. Moisés oró a Dios que la carga de gobernar a Israel era demasiado grande para él. Se pidieron entonces que setenta ancianos fueran escogidos para ayudar a Moisés. Los Setenta Ancianos de Israel se volvieron el Sanedrín. El establecimiento de los setenta con el espíritu que estribó en Moisés apuntaba hacia el Mesías y los setenta de los elegidos que se volvieron los nuevos ancianos de Israel, enviados de dos en dos fuera como los doce agrupados anteriormente (vea Lucas 10:1, 17).

 

Se dieron a los hijos de Israel codornices cuando se quejaron que no tenían carne, pero la carne era demasiado fuerte para ellos cuando se la dieron, estaban ávidos, y muchos murieron. Esto tiene una connotación espiritual. El punto es este: Dios alimentó a Israel como ellos pudieron ser alimentados y aquellos que eran incapaces murieron. El concepto aquí también apunta al poder del Espíritu Santo y la comprensión de los misterios de Dios (vea el artículo Los Mysterios de Dios [131>).

 

Dios también les dio la oportunidad de entrar en la tierra prometida al principio a Israel y ellos rechazaron la oportunidad. Ellos también hicieron esto en el tiempo del Mesías cuando se les dio la oportunidad, pero Judá y Leví lo rechazaron aun después de su resurrección.

 

Números 13:1-33 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>


Reply  Message 7 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:45

Doce hombres se mandaron para ver la tierra prometida y volver con un informe. Su informe muestra una falta completa de fe en Dios.

 

Números 14:1-45 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

La falta de fe de Israel estaba contra ellos. La congregación tuvo miedo y se quejó contra Moisés y Aarón. Josué y Caleb fueron los únicos con fe, pero fueron incapaces de convencer al pueblo que ellos debían y podrían tomar su herencia a través de la fe. Dios estaba enfadado con ellos y fue solo a través de la oración de Moisés que ellos no fueron destruidos. El pueblo fue condenado a vagar en el desierto durante cuarenta años por su falta de fe. Sólo a Caleb y Josué les sería permitido entrar en la tierra prometida.

 

Moisés fue probado y no falló. Dios había establecido Su sistema y Su sacerdocio y Su pueblo y Él estaban tratando con ellos para que nosotros pudiéramos entender en los últimos días lo que vendría a pasar. A Judá se le dio cuarenta años para arrepentirse, después de la muerte del Mesías y ellos no se arrepintieron, así que fueron destruidos y enviados al cautiverio (vea La Señal de Jonás y la Historia de la Reconstrucción del Templo [013>).

 

La estructura entera de culto y ofrendas debe ser uniforme, para Gentiles y para los Israelitas de nacimiento.

 

Números 15:1-41 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Números 15 reitera las ofrendas y sacrificios que deben ser realizados al entrar en la tierra prometida. El castigo por romper el Sábado es la muerte. Las cintas azules serán llevadas en los bordes de la ropa como recordatorios de los mandamientos.

 

El mandamiento del Señor es que Israel lleve un símbolo de los diez mandamientos que serán escritos en sus corazones.

 

Deuteronomio 22:12 Te harás flecos en las cuatro puntas de tu manto con que te cubras. (RV)

 

Judá ha pervertido esta legislación haciéndole franjas blancas en una prenda de ropa interior.

 

Números 16:1-50 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

La rebelión de Coré es tratada en Números 16. Todos los involucrados en la rebelión murieron. La plaga fue detenida cuando Aarón se puso de pié entre los muertos y los vivos. Este acto simbolizó la intercesión del sacerdocio por la nación y apuntó hacia la iglesia, sus artículos y sus funciones. La rebelión de los hijos de Israel realmente comenzó con el sacerdocio y los gobernantes de Israel. Esta apostasía sucedió entre las tribus en una forma repetitiva, en Israel y entre la iglesia después de la dispersión hasta ahora.

 

Números 17:1-13 1 Luego habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Habla a los hijos de Israel, y toma de ellos una vara por cada casa de los padres, de todos los príncipes de ellos, doce varas conforme a las casas de sus padres; y escribirás el nombre de cada uno sobre su vara. 3 Y escribirás el nombre de Aarón sobre la vara de Leví; porque cada jefe de familia de sus padres tendrá una vara. 4 Y las pondrás en el tabernáculo de reunión delante del testimonio, donde yo me manifestaré a vosotros. 5 Y florecerá la vara del varón que yo escoja, y haré cesar de delante de mí las quejas de los hijos de Israel con que murmuran contra vosotros. 6 Y Moisés habló a los hijos de Israel, y todos los príncipes de ellos le dieron varas; cada príncipe por las casas de sus padres una vara, en total doce varas; y la vara de Aarón estaba entre las varas de ellos. 7 Y Moisés puso las varas delante de Jehová en el tabernáculo del testimonio…

 

Las doce varas bajo la vara de Aarón, relacionaron en las doce divisiones de las tribus bajo los jueces, y luego los apóstoles. La fundación de la Ciudad de Dios asienta en estos doce apóstoles y sus obras (vea Apo. 21:10-14).

 

8Y aconteció que el día siguiente vino Moisés al tabernáculo del testimonio; y he aquí que la vara de Aarón de la casa de Leví había reverdecido, y echado flores, y arrojado renuevos, y producido almendras. 9 Entonces sacó Moisés todas las varas de delante de Jehová a todos los hijos de Israel; y ellos lo vieron, y tomaron cada uno su vara. 10 Y Jehová dijo a Moisés: Vuelve la vara de Aarón delante del testimonio, para que se guarde por señal a los hijos rebeldes; y harás cesar sus quejas de delante de mí, para que no mueran. 11 E hizo Moisés como le mandó Jehová, así lo hizo. 12 Entonces los hijos de Israel hablaron a Moisés, diciendo: He aquí nosotros somos muertos, perdidos somos, todos nosotros somos perdidos. 13 Cualquiera que se acercare, el que viniere al tabernáculo de Jehová, morirá. ¿Acabaremos por perecer todos? (RV)

 

La iniquidad del santuario es producida por sus líderes y esto es verdad del templo viviente.

 

Números 18:1-32 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Los elegidos son mandados al mundo como ovejas entre lobos y este proceso de herencia entre Leví se aplica igualmente a los elegidos. Los elegidos son una generación escogida, un Sacerdocio Real y una nación santa (1Pedro 2:9).

 

A Moisés se le impidió entrar en la tierra porque él golpeó con violencia la piedra. Él y Aarón murieron fuera de Israel (ref. Deut. 10:6-7; 34:5-6) para recordarnos que nosotros seriamos de la primera resurrección y entraríamos en Israel con Moisés como seres espirituales. Si Moisés hubiera muerto en Israel, ellos habrían hecho ídolos y fetiches de sus restos. Por esta razón, el arcángel Miguel luchó con Satanás por el cuerpo de Moisés (Judas 9).

 

Números 20:1-14 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Nosotros vemos desde este texto que la obstrucción del pueblo de Dios trae consigo un castigo.

 

Números 20:14-29 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Como los cananitas juzgaron, así fueron ellos juzgados.

 

Números 21:1-35 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Israel derrotó a los cananitas, pero después se descorazonaron y se quejaron de nuevo contra Dios. Las serpientes ardientes fueron enviadas entonces por Dios como un castigo. Moisés oró a Dios e hizo la así llamada serpiente de bronce para su curación. Este objeto realmente era un Serafín. El Serafín era un ser sobrenatural con seis alas y el aspecto sobrenatural de esta actividad está perdido en las traducciones.

 

Dios protegió a Israel y los trajo dentro de su herencia. El remover de las tribus que amenazaron a Israel fue hecho sistemáticamente. La herencia de Israel fue expandida más allá del Jordán en este proceso y no todos los de Israel estaban en Israel dentro del Jordán. Esto también apuntó hacia los últimos días y las actividades de los elegidos. Sin embargo Israel fue conducido extraviadamente en idolatría por sacerdotes falsos que buscaron su destrucción.

 

La Profecía de Balaam

 

Números 22:1-41 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

En Números 22, nosotros vemos que Israel acampó en las llanuras de Moab en este lado del Jordán por Jericó. Moab tiene miedo del pueblo, porque ellos son muchos. Los moabitas trajeron a Balaam, el hijo de Beor, y le pidieron a Balaam que maldiga a los israelitas. Las ofrendas de Balaam fueron ideadas para minar a Israel que sería protegido por los siete espíritus de Dios, los cuales vemos de nuevo en los Ángeles de las Siete Iglesias.

 

Números 23:1-30 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>


Reply  Message 8 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:46

Esta profecía es de suma importancia porque relaciona la dirección de Dios con los profetas, en la protección y bendiciones de Israel. Guarda también relación con las doctrinas de enseñar por dinero, y despilfarrar ley bíblica para ganancia monetaria, lo cual debió convertirse en virtualmente una enfermedad genética en el sacerdocio de Israel, como fue de las naciones.

 

Números 24:1-25 1 Cuando vio Balaam que parecía bien a Jehová que él bendijese a Israel, no fue, como la primera y segunda vez, en busca de agüero, sino que puso su rostro hacia el desierto; 2 y alzando sus ojos, vio a Israel alojado por sus tribus; y el Espíritu de Dios vino sobre él. 3 Entonces tomó su parábola, y dijo: Dijo Balaam hijo de Beor, Y dijo el varón de ojos abiertos; 4 Dijo el que oyó los dichos de Dios, El que vio la visión del Omnipotente; Caído, pero abiertos los ojos: 5 ¡Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob, Tus habitaciones, oh Israel! 6 Como arroyos están extendidas, Como huertos junto al río, Como áloes plantados por Jehová, Como cedros junto a las aguas. 7 De sus manos destilarán aguas, Y su descendencia será en muchas aguas; Enaltecerá su rey más que Agag, Y su reino será engrandecido. 8 Dios lo sacó de Egipto; Tiene fuerzas como de búfalo. Devorará a las naciones enemigas, Desmenuzará sus huesos, Y las traspasará con sus saetas. 9 Se encorvará para echarse como león, Y como leona; ¿quién lo despertará? Benditos los que te bendijeren, Y malditos los que te maldijeren. 10 Entonces se encendió la ira de Balac contra Balaam, y batiendo sus manos le dijo: Para maldecir a mis enemigos te he llamado, y he aquí los has bendecido ya tres veces. 11 Ahora huye a tu lugar; yo dije que te honraría, mas he aquí que Jehová te ha privado de honra. 12 Y Balaam le respondió: ¿No lo declaré yo también a tus mensajeros que me enviaste, diciendo: 13 Si Balac me diese su casa llena de plata y oro, yo no podré traspasar el dicho de Jehová para hacer cosa buena ni mala de mi arbitrio, mas lo que hable Jehová, eso diré yo? 14 He aquí, yo me voy ahora a mi pueblo; por tanto, ven, te indicaré lo que este pueblo ha de hacer a tu pueblo en los postreros días. 15 Y tomó su parábola, y dijo: Dijo Balaam hijo de Beor, Dijo el varón de ojos abiertos; 16 Dijo el que oyó los dichos de Jehová, Y el que sabe la ciencia del Altísimo, El que vio la visión del Omnipotente; Caído, pero abiertos los ojos: 17 Lo veré, mas no ahora; Lo miraré, mas no de cerca; Saldrá ESTRELLA de Jacob, Y se levantará cetro de Israel, Y herirá las sienes de Moab, Y destruirá a todos los hijos de Set. 18 Será tomada Edom, Será también tomada Seir por sus enemigos, E Israel se portará varonilmente. 19 De Jacob saldrá el dominador, Y destruirá lo que quedare de la ciudad. 20 Y viendo a Amalec, tomó su parábola y dijo: Amalec, cabeza de naciones; Mas al fin perecerá para siempre. 21 Y viendo al ceneo, tomó su parábola y dijo: Fuerte es tu habitación; Pon en la peña tu nido; 22 Porque el ceneo será echado, Cuando Asiría te llevará cautivo. 23 Tomó su parábola otra vez, y dijo: ¡Ay! ¿quién vivirá cuando hiciere Dios estas cosas? 24 Vendrán naves de la costa de Quitim, Y afligirán a Asiría, afligirán también a Heber; Mas él también perecerá para siempre. 25 Entonces se levantó Balaam y se fue, y volvió a su lugar; y también Balac se fue por su camino. (RV)

 

La profecía relacionó a la cautividad de Israel por Asiría y también a la aniquilación de Eber. También se perfila la destrucción de los últimos días y las guerras del fin en esta simple secuencia (vea La Doctrina de Balaam y la Profecía de Balaam [204>). Los resultados están claros.

 

Números 25:1-18 1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab, 2 las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. 3 Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel. 4 Y Jehová dijo a Moisés: Toma a todos los príncipes del pueblo, y ahórcalos ante Jehová delante del sol, y el ardor de la ira de Jehová se apartará de Israel. 5 Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel: Matad cada uno a aquellos de los vuestros que se han juntado con Baal-peor. 6 Y he aquí un varón de los hijos de Israel vino y trajo una madianita a sus hermanos, a ojos de Moisés y de toda la congregación de los hijos de Israel, mientras lloraban ellos a la puerta del tabernáculo de reunión. 7 Y lo vio Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, y se levantó de en medio de la congregación, y tomó una lanza en su mano; 8 y fue tras el varón de Israel a la tienda, y los alanceó a ambos, al varón de Israel, y a la mujer por su vientre. Y cesó la mortandad de los hijos de Israel. 9 Y murieron de aquella mortandad veinticuatro mil. 10 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo: 11 Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, ha hecho apartar mi furor de los hijos de Israel, llevado de celo entre ellos; por lo cual yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel. 12 Por tanto diles: He aquí yo establezco mi pacto de paz con él; 13 y tendrá él, y su descendencia después de él, el pacto del sacerdocio perpetuo, por cuanto tuvo celo por su Dios e hizo expiación por los hijos de Israel. 14 Y el nombre del varón que fue muerto con la madianita era Zimri hijo de Salu, jefe de una familia de la tribu de Simeón. 15 Y el nombre de la mujer madianita muerta era Cozbi hija de Zur, príncipe de pueblos, padre de familia en Madián. 16 Y Jehová habló a Moisés, diciendo: 17 Hostigad a los madianitas, y heridlos, 18 por cuanto ellos os afligieron a vosotros con sus ardides con que os han engañado en lo tocante a Baal-peor, y en lo tocante a Cozbi hija del príncipe de Madián, su hermana, la cual fue muerta el día de la mortandad por causa de Baal-peor. (RV)

 

Madián también pereció en este engaño idólatra.

 

Reply  Message 9 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:46

En las ofrendas diarias, los corderos fueron enviados y ofrecidos de dos en dos, al igual que con todo los elegidos. Así la Gran Multitud de Apocalipsis 7:9 se relaciona con el sacrificio diario.

 

Números 28:1-311 Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Manda a los hijos de Israel, y diles: Mi ofrenda, mi pan con mis ofrendas encendidas en olor grato a mí, guardaréis, ofreciéndomelo a su tiempo. 3 Y les dirás: Esta es la ofrenda encendida que ofreceréis a Jehová: dos corderos sin tacha de un año, cada día, será el holocausto continuo. 4 Un cordero ofrecerás por la mañana, y el otro cordero ofrecerás a la caída de la tarde; 5 y la décima parte de un efa de flor de harina, amasada con un cuarto de un hin de aceite de olivas machacadas, en ofrenda. 6 Es holocausto continuo, que fue ordenado en el monte Sinaí para olor grato, ofrenda encendida a Jehová. 7 Y su libación, la cuarta parte de un hin con cada cordero; derramarás libación de vino superior ante Jehová en el santuario. 8 Y ofrecerás el segundo cordero a la caída de la tarde; conforme a la ofrenda de la mañana y conforme a su libación ofrecerás, ofrenda encendida en olor grato a Jehová. 9 Mas el día de reposo, dos corderos de un año sin defecto, y dos décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda, con su libación. 10 Es el holocausto de cada día de reposo, además del holocausto continuo y su libación. 11 Al comienzo de vuestros meses ofreceréis en holocausto a Jehová dos becerros de la vacada, un carnero, y siete corderos de un año sin defecto; 12 y tres décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda con cada becerro; y dos décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda con cada carnero; 13 y una décima de flor de harina amasada con aceite, en ofrenda que se ofrecerá con cada cordero; holocausto de olor grato, ofrenda encendida a Jehová. 14 Y sus libaciones de vino, medio hin con cada becerro, y la tercera parte de un hin con cada carnero, y la cuarta parte de un hin con cada cordero. Este es el holocausto de cada mes por todos los meses del año. 15 Y un macho cabrío en expiación se ofrecerá a Jehová, además del holocausto continuo con su libación. 16 Pero en el mes primero, a los catorce días del mes, será la pascua de Jehová. 17 Y a los quince días de este mes, la fiesta solemne; por siete días se comerán panes sin levadura. 18 El primer día será santa convocación; ninguna obra de siervos haréis. 19 Y ofreceréis como ofrenda encendida en holocausto a Jehová, dos becerros de la vacada, y un carnero, y siete corderos de un año; serán sin defecto. 20 Y su ofrenda de harina amasada con aceite: tres décimas con cada becerro, y dos décimas con cada carnero; 21 y con cada uno de los siete corderos ofreceréis una décima. 22 Y un macho cabrío por expiación, para reconciliaros. 23 Esto ofreceréis además del holocausto de la mañana, que es el holocausto continuo. 24 Conforme a esto ofreceréis cada uno de los siete días, vianda y ofrenda encendida en olor grato a Jehová; se ofrecerá además del holocausto continuo, con su libación. 25 Y el séptimo día tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis. 26 Además, el día de las primicias, cuando presentéis ofrenda nueva a Jehová en vuestras semanas, tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis. 27 Y ofreceréis en holocausto, en olor grato a Jehová, dos becerros de la vacada, un carnero, siete corderos de un año; 28 y la ofrenda de ellos, flor de harina amasada con aceite, tres décimas con cada becerro, dos décimas con cada carnero, 29 y con cada uno de los siete corderos una décima; 30 y un macho cabrío para hacer expiación por vosotros. 31 Los ofreceréis, además del holocausto continuo con sus ofrendas, y sus libaciones; serán sin defecto. (RV)

 

La secuencia corre hacia los días y por lo tanto desde los 144,000 hasta la Gran Multitud sobre cuarenta Jubileos.

 

Ley de la Ocupación

 

Dios le dio la Ley a Moisés a través de Jesús Cristo y él empezó a escribirla en Moab al otro lado del Jordán; así que la legislación para la ocupación se preparó antes de la entrada de Israel. Así también lo será en los últimos días.

 

Deuteronomio 1:1-46 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Al final de los cuarenta años, Moisés reiteró los eventos que ocurrieron durante los años en el desierto. Él recordó a las personas de sus murmuraciones y les dijo que Josué y Caleb entrarían en la tierra prometida, pero que sus padres no lo harían, por su falta de fe y desobediencia al Dios viviente.

 

Así Moisés fue sucedido por Josué como líder de guerra y Josué tomó a Israel en la tierra prometida. Este hecho apuntó de nuevo hacia la sucesión de Moisés al Mesías como Yehoshua o Joshua, que era su nombre en Judá. Jesús Cristo es un derivado de la forma griega del arameo que es efectivamente Yoshua el Mesías. La Septuaginta traduce a Yoshua: Ièsous.

 

Deuteronomio 2:1-37 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

En Deuteronomio 2:1-37, Moisés continuó recordando a Israel la historia de su vagar en el desierto, sus batallas y sus victorias. Así todas las naciones fueron destinadas para ser entregadas en las manos de Israel, subyugadas en orden y según la dirección de Dios. Ésta era una promesa llevada a cabo para establecer los mandamientos y la ley de Dios en su conciencia nacional y apuntó hacia el sistema milenario bajo el Mesías.

 

Deuteronomio 3:1-29 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

El texto concernió la batalla contra Og, rey de Basán. La victoria vio la distribución de tierra fuera de la tierra prometida, asignándose allí a las tribus y Joshua o Yoshua fue formalmente encargado del liderazgo.

 

Dios estaba con Israel cuando era obediente bajo su dirección determinada. Esta sucesión apuntó hacia los últimos días y el establecimiento de Israel en su herencia y la colocación de Israel bajo la capitanía de los ejércitos del Señor. No se excusaron las tribus en su herencia de los deberes en servicio hasta que el periodo entero de subyugación fue completado y todas las tribus estuvieron en su herencia.

 

Israel debió mantener los mandamientos libres de adición o supresión. Judá ha agregado a los mandamientos del Dios viviente por la tradición oral y ha sido censurado por el Mesías debido a este hecho y por lo tanto ha sido enviado a la cautividad.

 

Deuteronomio 4:1-40 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

En este texto, Israel es advertido de guardar el convenio y los mandamientos y los estatutos de Dios. Moisés les dice aquí que ellos no harán así y que ellos serán dispersados en medio de las naciones. El propio Moisés también no cruzaría el Jordán.

 

Deuteronomio 4:40-49 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

En Deuteronomio 4:40-49, nosotros vemos que Moisés estableció un sistema judicial fuera de la tierra prometida en el este del Jordán. Esto también tiene relevancia a los últimos días. Las promesas que Dios extiende a Israel tienen aspectos de su herencia ligados a sus deberes (vea Génesis 49:1-33).

 

El establecimiento del sistema legal de la ocupación, fue completado antes de que Israel atravesase Jordán y eso estará así en los últimos días. El sistema entero fue comenzado desde los diez mandamientos que se repitieron en Deuteronomio.

 

Deuteronomio 5:1-33 1 Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra. 2 Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb. 3 No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros todos los que estamos aquí hoy vivos. 4 Cara a cara habló Jehová con vosotros en el monte de en medio del fuego. 5 Yo estaba entonces entre Jehová y vosotros, para declararos la palabra de Jehová; porque vosotros tuvisteis temor del fuego, y no subisteis al monte. Dijo: 6 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 7 No tendrás dioses ajenos delante de mí. 8 No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 9 No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 10 y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. 11 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque Jehová no dará por inocente al que tome su nombre en vano. 12 Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado. 13 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 14 mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú. 15 Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo. 16 Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da. 17 No matarás. 18 No cometerás adulterio. 19 No hurtarás. 20 No dirás falso testimonio contra tu prójimo. 21 No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo. 22 Estas palabras habló Jehová a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la nube y de la oscuridad, a gran voz; y no añadió más. Y las escribió en dos tablas de piedra, las cuales me dio a mí. 23 Y aconteció que cuando vosotros oísteis la voz de en medio de las tinieblas, y visteis al monte que ardía en fuego, vinisteis a mí, todos los príncipes de vuestras tribus, y vuestros ancianos, 24 y dijisteis: He aquí Jehová nuestro Dios nos ha mostrado su gloria y su grandeza, y hemos oído su voz de en medio del fuego; hoy hemos visto que Jehová habla al hombre, y éste aún vive. 25 Ahora, pues, ¿por qué vamos a morir? Porque este gran fuego nos consumirá; si oyéremos otra vez la voz de Jehová nuestro Dios, moriremos. 26 Porque ¿qué es el hombre, para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún viva? 27 Acércate tú, y oye todas las cosas que dijere Jehová nuestro Dios; y tú nos dirás todo lo que Jehová nuestro Dios te dijere, y nosotros oiremos y haremos. 28 Y oyó Jehová la voz de vuestras palabras cuando me hablabais, y me dijo Jehová: He oído la voz de las palabras de este pueblo, que ellos te han hablado; bien está todo lo que han dicho. 29 ¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre! 30 Vé y diles: Volveos a vuestras tiendas. 31 Y tú quédate aquí conmigo, y te diré todos los mandamientos y estatutos y decretos que les enseñarás, a fin de que los pongan ahora por obra en la tierra que yo les doy por posesión. 32 Mirad, pues, que hagáis como Jehová vuestro Dios os ha mandado; no os apartéis a diestra ni a siniestra. 33 Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer.(RV)

 


Reply  Message 10 of 10 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 02:47

Estos mandamientos fueron establecidos para, no sólo darle vida al pueblo de Israel, sino al mundo entero en, y a través de Israel bajo el Mesías en el culto de Dios.

 

Deuteronomio 6:1-25 1 Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová, vuestro Dios, mandó que os enseñara, para que los pongáis por obra en la tierra a la que vais a pasar para tomarla en posesión, 2 a fin de que temas a Jehová, tu Dios, guardando todos los estatutos y mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que se prolonguen tus días. 3 Oye, pues, Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová, el Dios de tus padres. 4 Oye, Israel: Jehová, nuestro Dios, Jehová uno es. 5 Amarás a Jehová, tu Dios, de todo tu corazón, de toda tu alma y con todas tus fuerzas. 6 Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. 7 Se las repetirás a tus hijos, y les hablarás de ellas estando en tu casa y andando por el camino, al acostarte y cuando te levantes. 8 Las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas. 10 Cuando Jehová, tu Dios, te haya introducido en la tierra que juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob que te daría, en ciudades grandes y buenas que tú no edificaste, 11 con casas llenas de toda clase de bienes, las cuales tú no llenaste, con cisternas cavadas, que tú no cavaste, y viñas y olivares que no plantaste, luego que comas y te sacies, 12 cuídate de no olvidarte de Jehová, que te sacó de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 13 A Jehová, tu Dios, temerás, a él solo servirás y por su nombre jurarás. 14 No vayáis detrás de dioses ajenos, de los dioses de los pueblos que están en vuestros contornos, 15 porque Jehová, tu Dios, que está en medio de ti, es un Dios celoso; su furor se inflamaría contra ti y te haría desaparecer de sobre la tierra. 16 No tentaréis a Jehová, vuestro Dios, como lo tentasteis en Masah. 17 Guardad cuidadosamente los mandamientos de Jehová, vuestro Dios, sus testimonios y los estatutos que te ha mandado. 18 Haz lo recto y bueno ante los ojos de Jehová, para que te vaya bien y llegues a poseer la buena tierra que Jehová juró dar a tus padres, 19 y para que él arroje a tus enemigos de delante de ti, como Jehová ha dicho. 20 Mañana, cuando te pregunte tu hijo: "¿Qué significan los testimonios, estatutos y decretos que Jehová nuestro Dios os mandó?", 21 dirás a tu hijo: "Nosotros éramos siervos del faraón en Egipto, y Jehová nos sacó de Egipto con mano poderosa. 22 Jehová hizo delante de nuestros ojos señales y milagros grandes y terribles en Egipto, contra el faraón y contra toda su casa. 23 Y nos sacó de allá para traernos y darnos la tierra que prometió a nuestros padres. 24 Jehová nos mandó que cumplamos todos estos estatutos, y que temamos a Jehová, nuestro Dios, para que nos vaya bien todos los días y para que nos conserve la vida, como hasta hoy. 25 Y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová, nuestro Dios, como él nos ha mandado". (RV)

 

Israel fue continuamente perseguido para ser minado por las naciones en su idolatría. La estructura de la idolatría y el culto de la hueste se prohíben en todas sus formas.

 

Deuteronomio 4:19 No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos. (RV)

 

La Ley y el Calendario están intactos en el Culto de Dios

 

Los mandamientos están acompañados por los estatutos y la estructura de la ley está intacta.

 

Deuteronomio 4:40 Y guarda sus estatutos y sus mandamientos, los cuales yo te mando hoy, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y prolongues tus días sobre la tierra que Jehová tu Dios te da para siempre. (RV)

 

La estructura del pacto de Israel está extendida en la iglesia bajo el Mesías y en los Gentiles.

 

Deuteronomio 5:1-7 1 Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos; aprendedlos, y guardadlos, para ponerlos por obra. 2 Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb. 3 No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros todos los que estamos aquí hoy vivos. 4 Cara a cara habló Jehová con vosotros en el monte de en medio del fuego. 5 Yo estaba entonces entre Jehová y vosotros, para declararos la palabra de Jehová; porque vosotros tuvisteis temor del fuego, y no subisteis al monte. Dijo: 6 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 7 No tendrás dioses ajenos delante de mí. (RV)

 

La estructura de la ley de Dios y Su sistema es representada por el Sábado y el Sagrado Calendario.

 

Deuteronomio 5:14  mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú. (RV)

 

Israel es requerido de establecer las palabras de la ley en dos grandes piedras, como en cada casa también se exige el ver los diez mandamientos. Esta estructura de piedra sirve como la copia maestra de la ley en la nación.

 

Deuteronomio 27:1-26 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Este texto tiene advertencia más extensa para guardar los mandamientos. Ellos deben construir un altar y escribir las palabras de la ley en las piedras. Se dan maldiciones específicas por no guardar la ley dada en los textos.

 

Bendiciones y Maldiciones

 

Deuteronomio 28:1-68 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Las maldiciones son seguidas por las bendiciones que sucederán de la obediencia. Más allá se dan otras advertencias contra la desobediencia. Esto se examina en el artículo Las Bendiciones y las Maldiciones [075>.

 

Milagros en Protección

 

Deuteronomio 29:1-29 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

El texto en Deuteronomio 29:1-29 muestra que se les recuerda al pueblo de Israel los milagros que ellos habían visto desde el Mar Rojo. Su ropa y zapatos no se gastaron. Les dicen que el pacto entre Dios y ellos está en obligación, y se les advierten de nuevo de los efectos de romper el pacto. Este ejemplo perduraría como parte de las Leyes para siempre.

 

Deuteronomio 30:1-201 Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te hubiere arrojado Jehová tu Dios, 2 y te convirtieres a Jehová tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, 3 entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios. 4 Aun cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará; 5 y te hará volver Jehová tu Dios a la tierra que heredaron tus padres, y será tuya; y te hará bien, y te multiplicará más que a tus padres. 6 Y circuncidará Jehová tu Dios tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas. 7 Y pondrá Jehová tu Dios todas estas maldiciones sobre tus enemigos, y sobre tus aborrecedores que te persiguieron. 8 Y tú volverás, y oirás la voz de Jehová, y pondrás por obra todos sus mandamientos que yo te ordeno hoy. 9 Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres, 10 cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; cuando te convirtieres a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma. 11 Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos. 12 No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos? 13 Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos? 14 Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. 15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; 16 porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. 17 Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, 18 yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella. 19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; 20 amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar. (RV)

 

Leyendo la Ley de Dios

 

Deuteronomio 31:1-30 [PARA SER LEÍDO POR COMPLETO>

 

Moisés llegó a ser ciento veinte años de edad y su tiempo se terminaba. Él animó al pueblo, y a Josué. Moisés luego procedió a escribir la ley y esa fue colocada en el arca del pacto del SEÑOR. Moisés luego dio órdenes de parte de Dios que esta ley sería leída.

 

Deuteronomio 31:10-1310 Y les mandó Moisés, diciendo: Al fin de cada siete años, en el año de la remisión, en la fiesta de los tabernáculos, 11 cuando viniere todo Israel a presentarse delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere, leerás esta ley delante de todo Israel a oídos de ellos. 12 Harás congregar al pueblo, varones y mujeres y niños, y tus extranjeros que estuvieren en tus ciudades, para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios, y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley; 13 y los hijos de ellos que no supieron, oigan, y aprendan a temer a Jehová vuestro Dios todos los días que viviereis sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para tomar posesión de ella. (RV)

 

El Segundo Cántico de Moisés

 

Dios estableció Su ley y Su sistema bajo un sirviente fiel. Cuando él había hecho todo lo que Dios había exigido de él, Dios le dijo entonces a Moisés que era tiempo para que él muriera. Moisés y Josué se presentaron en el tabernáculo de la congregación y el Señor le apareció a ellos. Él les dijo que él supo que las personas romperían el pacto, que él estaría enfadado y muchos males caerían en ellos. Ellos debían aprender y cantar éste cántico: Éste es el segundo cántico de gloria conocido como el Cántico de Moisés.

 

Deuteronomio 32:1-52 1 Escuchad, cielos, y hablaré; Y oiga la tierra los dichos de mi boca. 2 Goteará como la lluvia mi enseñanza; Destilará como el rocío mi razonamiento; Como la llovizna sobre la grama, Y como las gotas sobre la hierba; 3 Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro Dios. 4 Él es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto. 5 La corrupción no es suya; de sus hijos es la mancha, Generación torcida y perversa. 6 ¿Así pagáis a Jehová, Pueblo loco e ignorante? ¿No es él tu padre que te creó? El te hizo y te estableció. 7 Acuérdate de los tiempos antiguos, Considera los años de muchas generaciones; Pregunta a tu padre, y él te declarará; A tus ancianos, y ellos te dirán. 8 Cuando el Altísimo hizo heredar a las naciones, Cuando hizo dividir a los hijos de los hombres, Estableció los límites de los pueblos Según el número de los hijos de Israel. 9 Porque la porción de Jehová es su pueblo; Jacob la heredad que le tocó. 10 Le halló en tierra de desierto, Y en yermo de horrible soledad; Lo trajo alrededor, lo instruyó, Lo guardó como a la niña de su ojo. 11 Como el águila que excita su nidada, Revolotea sobre sus pollos, Extiende sus alas, los toma, Los lleva sobre sus plumas, 12 Jehová solo le guió, Y con él no hubo dios extraño. 13 Lo hizo subir sobre las alturas de la tierra, Y comió los frutos del campo, E hizo que chupase miel de la peña, Y aceite del duro pedernal; 14 Mantequilla de vacas y leche de ovejas, Con grosura de corderos, Y carneros de Basán; también machos cabríos, Con lo mejor del trigo; Y de la sangre de la uva bebiste vino. 15 Pero engordó Jesurún, y tiró coces (Engordaste, te cubriste de grasa); Entonces abandonó al Dios que lo hizo, Y menospreció la Roca de su salvación. 16 Le despertaron a celos con los dioses ajenos; Lo provocaron a ira con abominaciones. 17 Sacrificaron a los demonios, y no a Dios; A dioses que no habían conocido, A nuevos dioses venidos de cerca, Que no habían temido vuestros padres. 18 De la Roca que te creó te olvidaste; Te has olvidado de Dios tu creador. 19 Y lo vio Jehová, y se encendió en ira Por el menosprecio de sus hijos y de sus hijas. 20 Y dijo: Esconderé de ellos mi rostro, Veré cuál será su fin; Porque son una generación perversa, Hijos infieles. 21 Ellos me movieron a celos con lo que no es Dios; Me provocaron a ira con sus ídolos; Yo también los moveré a celos con un pueblo que no es pueblo, Los provocaré a ira con una nación insensata. 22 Porque fuego se ha encendido en mi ira, Y arderá hasta las profundidades del Seol; Devorará la tierra y sus frutos, Y abrasará los fundamentos de los montes. 23 Yo amontonaré males sobre ellos; Emplearé en ellos mis saetas. 24 Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente Y de peste amarga; Diente de fieras enviaré también sobre ellos, Con veneno de serpientes de la tierra. 25 Por fuera desolará la espada, Y dentro de las cámaras el espanto; Así al joven como a la doncella, Al niño de pecho como al hombre cano. 26 Yo había dicho que los esparciría lejos, Que haría cesar de entre los hombres la memoria de ellos, 27 De no haber temido la provocación del enemigo, No sea que se envanezcan sus adversarios, No sea que digan: Nuestra mano poderosa Ha hecho todo esto, y no Jehová. 28 Porque son nación privada de consejos, Y no hay en ellos entendimiento. 29 ¡Ojalá fueran sabios, que comprendieran esto, Y se dieran cuenta del fin que les espera! 30 ¿Cómo podría perseguir uno a mil, Y dos hacer huir a diez mil, Si su Roca no los hubiese vendido, Y Jehová no los hubiera entregado? 31 Porque la roca de ellos no es como nuestra Roca, Y aun nuestros enemigos son de ello jueces. 32 Porque de la vid de Sodoma es la vid de ellos, Y de los campos de Gomorra; Las uvas de ellos son uvas ponzoñosas, Racimos muy amargos tienen. 33 Veneno de serpientes es su vino, Y ponzoña cruel de áspides. 34 ¿No tengo yo esto guardado conmigo, Sellado en mis tesoros? 35 Mía es la venganza y la retribución; A su tiempo su pie resbalará, Porque el día de su aflicción está cercano, Y lo que les está preparado se apresura. 36 Porque Jehová juzgará a su pueblo, Y por amor de sus siervos se arrepentirá, Cuando viere que la fuerza pereció, Y que no queda ni siervo ni libre. 37 Y dirá: ¿Dónde están sus dioses, La roca en que se refugiaban; 38 Que comían la grosura de sus sacrificios, Y bebían el vino de sus libaciones? Levántense, que os ayuden Y os defiendan. 39 Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano. 40 Porque yo alzaré a los cielos mi mano, Y diré: Vivo yo para siempre, 41 Si afilare mi reluciente espada, Y echare mano del juicio, Yo tomaré venganza de mis enemigos, Y daré la retribución a los que me aborrecen. 42 Embriagaré de sangre mis saetas, Y mi espada devorará carne; En la sangre de los muertos y de los cautivos, En las cabezas de larga cabellera del enemigo. 43 Alabad, naciones, a su pueblo, Porque él vengará la sangre de sus siervos, Y tomará venganza de sus enemigos, Y hará expiación por la tierra de su pueblo. 44 Vino Moisés y recitó todas las palabras de este cántico a oídos del pueblo, él y Josué hijo de Nun. 45 Y acabó Moisés de recitar todas estas palabras a todo Israel; 46 y les dijo: Aplicad vuestro corazón a todas las palabras que yo os testifico hoy, para que las mandéis a vuestros hijos, a fin de que cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley. 47 Porque no os es cosa vana; es vuestra vida, y por medio de esta ley haréis prolongar vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para tomar posesión de ella. 48 Y habló Jehová a Moisés aquel mismo día, diciendo: 49 Sube a este monte de Abarim, al monte Nebo, situado en la tierra de Moab que está frente a Jericó, y mira la tierra de Canaán, que yo doy por heredad a los hijos de Israel; 50 y muere en el monte al cual subes, y sé unido a tu pueblo, así como murió Aarón tu hermano en el monte Hor, y fue unido a su pueblo; 51 por cuanto pecasteis contra mí en medio de los hijos de Israel en las aguas de Meriba de Cades, en el desierto de Zin; porque no me santificasteis en medio de los hijos de Israel. 52 Verás, por tanto, delante de ti la tierra; mas no entrarás allá, a la tierra que doy a los hijos de Israel. (RV)

 

Bendiciendo las Tribus

 

Moisés luego bendijo las tribus de Israel.

 

Deuteronomio 33:1-29 1 Esta es la bendición con la cual bendijo Moisés varón de Dios a los hijos de Israel, antes que muriese. 2 Dijo: Jehová vino de Sinaí, Y de Seir les esclareció; Resplandeció desde el monte de Parán, Y vino de entre diez millares de santos, Con la ley de fuego a su mano derecha. 3 Aun amó a su pueblo; Todos los consagrados a él estaban en su mano; Por tanto, ellos siguieron en tus pasos, Recibiendo dirección de ti, 4 Cuando Moisés nos ordenó una ley, Como heredad a la congregación de Jacob. 5 Y fue rey en Jesurún, Cuando se congregaron los jefes del pueblo Con las tribus de Israel. 6 Viva Ruén, y no muera; Y no sean pocos sus varones. 7 Y esta bendición profirió para Judá. Dijo así: Oye, oh Jehová, la voz de Judá, Y llévalo a su pueblo; Sus manos le basten, Y tú seas su ayuda contra sus enemigos. 8 A Leví dijo: Tu Tumim y tu Urim sean para tu varón piadoso, A quien probaste en Masah, Con quien contendiste en las aguas de Meriba, 9 Quien dijo de su padre y de su madre: Nunca los he visto; Y no reconoció a sus hermanos, Ni a sus hijos conoció; Pues ellos guardaron tus palabras, Y cumplieron tu pacto. 10 Ellos enseñarán tus juicios a Jacob, Y tu ley a Israel; Pondrán el incienso delante de ti, Y el holocausto sobre tu altar. 11 Bendice oh Jehová lo que hicieren, Y recibe con agrado la obra de sus manos; Hiere los lomos de sus enemigos, Y de los que lo aborrecieren, para que nunca se levanten. 12 A Benjamín dijo: El amado de Jehová habitará confiado cerca de él; Lo cubrirá siempre, Y entre sus hombros morará. 13 A José dijo: Bendita de Jehová sea tu tierra, Con lo mejor de los cielos, con el rocío, Y con el abismo que está abajo. 14 Con los más escogidos frutos del sol, Con el rico producto de la luna, 15 Con el fruto más fino de los montes antiguos, Con la abundancia de los collados eternos, 16 Y con las mejores dádivas de la tierra y su plenitud; Y la gracia del que habitó en la zarza Venga sobre la cabeza de José, Y sobre la frente de aquel que es príncipe entre sus hermanos. 17 Como el primogénito de su toro es su gloria, Y sus astas como astas de búfalo; Con ellas acorneará a los pueblos juntos hasta los fines de la tierra; Ellos son los diez millares de Efraín, Y ellos son los millares de Manasés. 18 A Zabulón dijo: Alégrate, Zabulón, cuando salieres; Y tú, Isacar, en tus tiendas. 19 Llamarán a los pueblos a su monte; Allí sacrificarán sacrificios de justicia, Por lo cual chuparán la abundancia de los mares, Y los tesoros escondidos de la arena. 20 A Gad dijo: Bendito el que hizo ensanchar a Gad; Como león reposa, Y arrebata brazo y testa. 21 Escoge lo mejor de la tierra para sí, Porque allí le fue reservada la porción del legislador. Y vino en la delantera del pueblo; Con Israel ejecutó los mandatos y los justos decretos de Jehová. 22 A Dan dijo: Dan es cachorro de león Que salta desde Basán. 23 A Neftalí dijo: Neftalí, saciado de favores, Y lleno de la bendición de Jehová, Posee el occidente y el sur. 24 A Aser dijo: Bendito sobre los hijos sea Aser; Sea el amado de sus hermanos, Y moje en aceite su pie. 25 Hierro y bronce serán tus cerrojos, Y como tus días serán tus fuerzas. 26 No hay como el Dios de Jesurún, Quien cabalga sobre los cielos para tu ayuda, Y sobre las nubes con su grandeza. 27 El eterno Dios es tu refugio, Y acá abajo los brazos eternos; El echó de delante de ti al enemigo, Y dijo: Destruye. 28 E Israel habitará confiado, la fuente de Jacob habitará sola En tierra de grano y de vino; También sus cielos destilarán rocío. 29 Bienaventurado tú, oh Israel. ¿Quién como tú, Pueblo salvo por Jehová, Escudo de tu socorro, Y espada de tu triunfo? Así que tus enemigos serán humillados, Y tú hollarás sobre sus alturas. (RV)

 

Moisés y los Elegidos

 

A Moisés le fue permitido ver la tierra prometida, pero fue tomado antes de la ocupación y ése es el hecho de las vidas de los elegidos, porque ellos verán a Israel bajo el Mesías como seres espirituales.

 

Deuteronomio 34:1-12 1 Subió Moisés de los campos de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está enfrente de Jericó; y le mostró Jehová toda la tierra de Galaad hasta Dan, 2 todo Neftalí, y la tierra de Efraín y de Manasés, toda la tierra de Judá hasta el mar occidental; 3 el Neguev, la llanura, la vega de Jericó, ciudad de las palmeras, hasta Zoar. 4 Y le dijo Jehová: Esta es la tierra de que juré a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré. Te he permitido verla con tus ojos, mas no pasarás allá. 5 Y murió allí Moisés siervo de Jehová, en la tierra de Moab, conforme al dicho de Jehová. 6 Y lo enterró en el valle, en la ierra de Moab, enfrente de Bet-peor; y ninguno conoce el lugar de su sepultura hasta hoy. 7 Era Moisés de edad de ciento veinte años cuando murió; sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor. 8 Y lloraron los hijos de Israel a Moisés en los campos de Moab treinta días; y así se cumplieron los días del lloro y del luto de Moisés. 9 Y Josué hijo de Nun fue lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él; y los hijos de Israel le obedecieron, e hicieron como Jehová mandó a Moisés. 10 Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido Jehová cara a cara; 11 nadie como él en todas las señales y prodigios que Jehová le envió a hacer en tierra de Egipto, a Faraón y a todos sus siervos y a toda su tierra, 12 y en el gran poder y en los hechos grandiosos y terribles que Moisés hizo a la vista de todo Israel. (RV)

 

Dios como Yahovah de los Ejércitos nos coloca aparte para Su servicio a través de, y por los profetas, bajo Yahovah. Nosotros no debemos tener otros Dioses sino Dios. Solo hay un Eloah. Yahovah es nuestro elohim y nosotros no tendremos ningún otro elohim delante de Él. La capacidad de volverse elohim fue extendida por Dios al Mensajero de Yahovah a través del Espíritu Santo. Él se hizo Sumo Sacerdote y abrió el camino para que nosotros nos volviéramos hijos de Dios en poder como elohim, como él, de la resurrección de entre los muertos (vea Romanos 1:4). Como el Ángel de Yahovah a nuestra cabeza, él es hecho un elohim (Zacarías 12:8). Por nuestra obediencia a la ley hasta la muerte, nosotros también nos hacemos hijos de Dios, como dioses e hijos del Altísimo, todos nosotros y la Escritura no puede ser quebrantada (Salmo 82:6; Juan 10:34-35).

 

Anuncios:

First  Previous  2 a 10 de 10  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 
©2019 - Gabitos - All rights reserved