Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

DESENMASCARANDO LAS FALSAS DOCTRINAS
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 YHWH (DIOS PADRE) EL UNICO DIOS 
 JESUCRISTO NUESTRO MESIAS JUDIO 
 LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA BIBLIA 
 MEJORE SU CARACTER Y SU VIDA 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS II 
 BIBLIAS/CONCORDANCIA/LIBROS 
 MAYOR ENEMIGO DEL HOMBRE ES UNO MISMO 
 ¿LA TORA ES MACHISTA? -MENSAJE ESOTERICO Y EXOTERICO 
 ¿ES INMORTAL EL ALMA?- FALACIA DE LA ENCARNACION Y REENCARNACION 
 EL ISLAM TIENE ORIGEN UNITARIO ADOPCIONISTA 
 ANTIGUO TESTAMENTO-ESTUDIO POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO II-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO III-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 CRISTO NO TUVO PREEXISTENCIA 
 ¿QUE ES EL ESPIRITU SANTO? 
 
 
  Tools
 
General: Pasos para Vencer el Pecado [011]
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 3 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999  (Original message) Sent: 02/06/2011 04:40

Pasos para Vencer el Pecado[011>

 

 


 

Cada temporada de Pascua, nosotros reflexionamos sobre el éxodo de Israel de Egipto. Dios sacó a Israel con gran poder. Eran triunfantes – librados por el poder de Dios – Egipto en su mayor parte era en ruinas. Sin embargo, no fue mucho después que Israel dejase Egipto que lo anticipado por Dios, pero inesperado para Israel, tuvo lugar.

 

Éxodo 14:1-4 1 Habló Jehová a Moisés y le dijo: 2 Di a los hijos de Israel que regresen y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar, enfrente de Baal-zefón. Acamparéis frente a ese lugar, junto al mar. 3 Y el faraón dirá de los hijos de Israel: "Encerrados están en la tierra; el desierto los ha encerrado". 4 Yo endureceré el corazón del faraón, para que los siga; entonces seré glorificado en el faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. Ellos lo hicieron así. (RV)

 

Dios supo que Faraón y su ejército vendrían tras Israel.

 

Éxodo 14:5-13 5 Cuando fue dado aviso al rey de Egipto, que el pueblo huía, el corazón del faraón y de sus siervos se volvió contra el pueblo, y dijeron: ¿Cómo hemos hecho esto? Hemos dejado ir a Israel, para que no nos sirva. 6 Unció entonces su carro y tomó consigo a su ejército.  7 Tomó seiscientos carros escogidos y todos los carros de Egipto, junto con sus capitanes. 8 Endureció Jehová el corazón del faraón, rey de Egipto, el cual siguió a los hijos de Israel; pero los hijos de Israel habían salido con mano poderosa. 9 Los egipcios los siguieron con toda la caballería y los carros del faraón, su gente de a caballo y todo su ejército; los alcanzaron donde estaban acampados junto al mar, cerca de Pi-hahirot, frente a Baal-zefón. 10 Cuando el faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos y vieron que los egipcios venían tras ellos, por lo que los hijos de Israel clamaron a Jehová llenos de temor, 11 y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué nos has hecho esto? ¿Por qué nos has sacado de Egipto? 12 Ya te lo decíamos cuando estábamos en Egipto: Déjanos servir a los egipcios, porque mejor nos es servir a los egipcios que morir en el desierto. 13 Moisés respondió al pueblo: No temáis; estad firmes y ved la salvación que Jehová os dará hoy, porque los egipcios que hoy habéis visto, no los volveréis a ver nunca más. (RV)

 

Los israelitas estaban aterrorizados cuando vieron al ejército del Faraón siguiéndoles. Sin embargo, los versículos 15-31 explican cómo derrocó Dios al ejército egipcio en el mar.

 

Pero la cuestión no acabó allí. Pablo sintetiza los siguientes 40 años del peregrinaje de Israel en 1Corintios 10.

 

1Corintios 10:1-10 1 No quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube, y todos pasaron el mar; 2 que todos, en unión con Moisés, fueron bautizados en la nube y en el mar, 3 todos comieron el mismo alimento espiritual 4 y todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de la roca espiritual que los seguía. Esa roca era Cristo. 5 Pero de la mayoría de ellos no se agradó Dios, por lo cual quedaron tendidos en el desierto. 6 Estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. 7 Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. 8 Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. 9 Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos lo tentaron, y perecieron por las serpientes. 10 Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por mano del destructor. (RV)

 

Por lo tanto vemos algo muy interesante. La salida de Israel de Egipto, como entendemos, fue un tipo de nuestra salida del pecado y del sistema del dios de este mundo, Satanás. El Faraón, claro está, fue un tipo de Satanás. De hecho, él fue el peón de Satanás. Pero después que Israel dejo Egipto, Faraón los siguió. Mas Dios destruyó al ejército de Faraón en el Mar Rojo. Dios sacó a Israel de Egipto. Pero él no sacó a Egipto de Israel. Pecaron, le erraron al blanco de la obediencia, porque Egipto estaba todavía en sus mentes y porque el gobernante nunca visto de Egipto, Satanás, se mantuvo urgiéndoles y a aguijoneándolos para pecar. Esto fue así aun después de que habían dejado Egipto y sido "bautizados" en Moisés en el mar.

 

Pablo usa este ejemplo de Israel como una lección para los Cristianos. Asimilemos el contexto.

 

1Corintios 9:24-27 24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.  25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible,  pero nosotros, una incorruptible. 26 Así que yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire; 27 sino que golpeo mi cuerpo y lo pongo en servidumbre, no sea que, habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado. (RV)

 

Verso 27 conduce directamente en versículo 1 del capítulo 10. Pablo usa el ejemplo de Israel como una advertencia de que no corramos nuestra carrera en vano.

 

1Corintios 10:11-12 11 Todas estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, que vivimos en estos tiempos finales. 12 Así que el que piensa estar firme, mire que no caiga. (RV)

 

¡Si usted cree estar erguido, Pablo le dice, ponga cuidado de no caerse!

 

¿Cómo pudimos caer de la gracia de Dios o perdón de nuestro pasado pecaminoso en el sacrificio de Cristo? Cayendo en la misma clase de problemas que Israel tuvo cuando dejaron que los dominara la actitud mental  adquirida en Egipto, y que esta tomase control de sus pensamientos.

 

Lo que necesitamos afrontar es que, aunque Dios nos sacó de "Egipto", él no ha sacado a "Egipto" o al "pecado" de nuestra naturaleza. Del mismo modo que el Faraón siguió a Israel, así el "pecado" nos "seguirá". Del mismo modo que la "mente de Egipto" todavía residía en los corazones y mentes de Israel en el desierto, y condujo al derrocamiento de todos los de más de 20 años, así la "mente" o el "poder" del pecado aún reside en nuestra naturaleza y podría conducir a nuestro derrocamiento si no somos diligentes. Además, Dios conquistó a Faraón, pero dejó que el gobernante de Faraón, Satanás, continuara en el trasfondo y así continuara alimentando esa "mente de Egipto" que aun estaba en Israel.

 

Nosotros necesitamos antes que nada entender que el pecado no es tan sólo la violación de la ley de Dios. El pecado es mas bien un poder vivo y dinámico, una fuerza residente en la naturaleza humana. Pablo lo describió como una ley.

 

Romanos 7:21-23 lo que encuentro es que el pecado es un principio de vida, que, aun cuando quiero hacer lo correcto, lo único que puedo hacer es la cosa equivocada. En mi yo interior me deleito en la ley de Dios, pero me doy cuenta de una ley diferente, funcionando en los miembros de mi cuerpo, y emprende una constante campaña en contra de la ley que mi razón acepta, y reduciéndome a cautividad a ese principio pecaminoso que funciona en mi cuerpo físico. (Traducción de la Barclay)

 

El apóstol Juan fue inspirado para escribir:

 

1Juan 1:8 El que afirma que no tenemos pecado es un acto de autoengaño, y una prueba que no tenemos idea de la verdad. (Traducción de la Barclay)

 

Pablo, claro está, escribió después de muchos años de ser un Cristiano y Juan estaba próximo al final de su vida alrededor del 90 EC (era corriente). Aun después de un tiempo tan largo, cada uno admitió haber tenido una batalla continua contra el pecado. El problema es que el bautismo y el arrepentimiento y aun la recepción del espíritu de Dios no remueven de nuestra naturaleza el principio pecaminoso, como lo llamara Pablo. Éste queda como un poder dinámico o fuerza obrando en nosotros.

 



First  Previous  2 to 3 of 3  Next   Last  
Reply  Message 2 of 3 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 04:40

El pecado es como un cáncer. Hay algunos cánceres que literalmente se comen el cuerpo. Se comerán del mismo modo tanto el tejido blando como el tejido duro, y aun atravesarán hueso en caso de no ser detectados. Es un proceso similar al pecado. Lo que empieza como un problema menor puede terminar siendo un problema principal, y si nos descuidamos, un problema fatal, en el sentido de que nos perderemos estar en la primera resurrección.

 

Pablo describió el proceso usando la analogía de la levadura.

 

Gálatas 5:9 una pequeña levadura fermenta la masa entera. (Traducción de la NIV)

 

Gálatas 5:9 Una vez que la infección más leve se introduzca en una sociedad, se propaga hasta que la sociedad entera se infecta. (Traducción de la Barclay)

 

El fermento o la levadura es un organismo vivo. Puede representar el espíritu positivo de Dios o las cosas negativas del espíritu de Satanás. Porque la levadura es un organismo vivo, pronto crece y se dispersa a través de toda la masa, de hecho cambiando y asimilando a su propia naturaleza la masa nueva con la cual fue mezclada.

 

Cuando venimos a Dios y somos bautizados, nuestras vidas son consideradas por Dios como sin levadura (1Corintios 5:7) y Él nos da la levadura nueva de Su espíritu. Ésta es la levadura a la que deberíamos permitir crecer y multiplicarse dentro de nosotros. Pero las esporas del pecado aun residen en nuestra naturaleza y, si no tenemos cuidado, también pueden crecer, pueden multiplicarse y dispersarse a todo lo largo de nuestras vidas dadas las condiciones adecuadas.

 

Por supuesto que no es enteramente nuestro problema que tenemos de combatir contra el poder destructivo del pecado. Satanás está allí instigando y propagando el pecado. Él es él que le da al pecado su vida y su energía. Satanás es él que "emite" los pensamientos, las actitudes, las lujurias y las tentaciones que despiertan dentro de nosotros los deseos de transgredir las leyes de Dios y entonces pecamos (Efesios 2:2). Esto significa que estamos involucrados en una batalla de dos frentes contra el pecado. Tenemos que batallar contra las lujurias de nuestra carne.

 

1Pedro 2:11 Mis estimados amigos, yo os suplico como exiliados de eternidad y extranjeros en este mundo, que se abstengan de esas pasiones que son parte de la naturaleza humana pecaminosa, pues emprenden una campaña continua en contra de vuestra alma. (Traducción de la Barclay)

 

También tenemos que resistir al autor del pecado, Satanás el diablo.

 

1Pedro 5:8-9 Usted debe ser frugal (moderado en comer y el beber de licor). Usted debe estar vigilante, vuestro enemigo el Diablo ronda próximo, como un león rugiente, buscando alguien para devorar. Usted le debe resistir con una fe granítica, y usted debe darse cuenta que, mientras están en el mundo, todos los miembros de la hermandad Cristiana de la cual ustedes son una parte deben experimentar, directamente hasta el final, la misma clase de sufrimiento. (Traducción de la Barclay)

 

Entonces, tenemos dentro de nosotros dos naturalezas – la naturaleza divina que Dios impartió por el espíritu de Dios que quiere hacer justicia y obedecer la ley de Dios, y la naturaleza pecaminosa que originalmente adquirimos de Satanás que recibe de él su fuerza y vida de manera continua. Éstas coexisten una al lado de la otra dentro de nosotros pero son diametralmente opuestas la una a la otra (Romanos 7:7-25; Gálatas 5:17).

 

Gálatas 5:17 porque los deseos de nuestra naturaleza carnal o pecaminosa están en contra de los deseos del espíritu, y los deseos del espíritu están en contra de los deseos de la naturaleza carnal o pecaminosa. Estas dos están permanentemente opuestas la una a la otra, y el resultado es que las mismas cosas que ustedes quiere hacer son las mismas cosas que ustedes no pueden hacer. (Traducción de la Barclay)

 

La vida para cada uno de nosotros gira en torno a una batalla – la batalla dentro de nuestras mentes – entre estas dos naturalezas. Sin embargo, hay una llave para ganar esta batalla y es que debemos alimentar la naturaleza espiritual y debemos matar de hambre la naturaleza pecaminosa. Ya hemos visto prueba de esta llave en 1Pedro 2:11, pero en Gálatas 5:16, Pablo nos da indicaciones sobre la misma batalla.

 

Gálatas 5:16 Lo que quiero decir es esto – hága del espíritu la regla de su vida, y luego usted nunca saldrá a satisfacer los deseos de su naturaleza inferior o pecaminosa. (Traducción de la Barclay)

 

Nosotros ahora discutiremos varias formas en que podamos "alimentar la naturaleza espiritual" y luego veremos en un número de formas para  "estrangular la naturaleza pecaminosa".

 

Alimentando la naturaleza espiritual

 

1.Estudie la Biblia

 

Cuando Jesús confrontó la fuente de la naturaleza pecaminosa, Satanás el Diablo, en la tentación en el desierto, él sabía en que consistía su fuerza.

 

Mateo 4:4 Él respondió y dijo: Escrito está: "No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios". (RV)

 

Mateo 4:4 Jesús contestó, la Escritura dice: "Se requiere más que pan para mantener vivo a un hombre; La vida del hombre depende de cada palabra que Dios habla.' (Traducción de la Barclay)

 

Mateo 4:4 Jesús contestó, la Escritura dice, "el Hombre no debe vivir de pan solamente, pero de cada palabra que proviene de la boca de Dios.' (Traducción de la REV)

 

Nuestra meta en el estudio de la Biblia debería ser saturar y hacer permeables a nuestras mentes con los pensamientos de Dios, para que cada vez que hemos sido tentados a pecar de pensamiento o de hecho, instantáneamente tengamos una respuesta de la Biblia para combatir la tentación. Por lo tanto, la Biblia está descrita como la espada del espíritu o la naturaleza espiritual que Dios desarrolla en nosotros. Es nuestra primer arma de combate (Efesios 6:17).

 

2.Rece siempre

 

Pablo nos dice en Romanos 12:12 de:

 

Romanos 12:12 ... empeñadamente mantén el hábito de oración ... (Traducción de la Phillips)

 

Los Cristianos son exhortados repetidamente para dirigirse a Dios en oración acerca de todo (Efesios 6:18; Filipenses 4:6; Romanos 12:12; Colosenses 4:2; 1Pedro 4:7, etc.). El espíritu de Dios proviene del Padre (Juan 14:16,26; 15:26). Es sólo pasando tiempo con Dios nuestro Padre en oración que recibimos más de Su espíritu y esto alimenta la naturaleza espiritual que Él ha emplazado dentro de nosotros.

 

3.Medite

 

David fue inspirado a señalar:

 

Salmo 119:97-99 97 ¡Cuánto amo yo tu Ley! ¡Todo el día es ella mi meditación! 98 Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, porque siempre están conmigo. 99 Más que todos mis enseñadores he entendido, porque tus testimonios son mi meditación. (RV)

 

Estamos en una batalla. A través de la meditación que es la asimilación activa y discernimiento de la Biblia, podemos volvernos más sabios que la naturaleza pecaminosa dentro de nosotros y su instigador, Satanás. Llegaremos a comprender su estrategia de guerra. Llegaremos a ver cómo anticipárnosle en diversos puntos. Tendremos el conocimiento de cómo tratar con él cuando él lanza un ataque exhaustivo.

 

No sólo esto, mientras más nuestras mentes continúen pensando en, y reflexionando sobre, las cosas de la palabra de Dios y permanezcan fijas en ellas, tanta menor oportunidad habrá para que Satanás entre, y menos lugar para que los deseos pecaminosos ocupen nuestras mentes.

 

4.Absorba los sermones y los estudios de la Biblia

 

Claro está, nada nuevo hay en estos puntos que hemos estado cubriendo. Son básicos, pero son fundamentales. Aún está por idearse una mejor estrategia de batalla. La asistencia regular a los servicios del Sábado, donde es posible, y el escuchar y el absorber los mensajes dados son vitales para ganar la batalla espiritual. Los ancianos tienen la gran responsabilidad de nutrir al rebaño a su cargo.

 

Hechos 20:28 Por consiguiente prestad atención  a vosotros mismos, y a todo el rebaño, sobre el que el Espíritu Santo os hizo supervisores, para alimentar la iglesia de Dios, la cuál ha sido comprada con la sangre del propio Hijo. (Traducción de la KJV)

 

1Pedro 5:2 Alimentad el rebaño de Dios que está entre vosotros, teniendo cuidado en ello, no por obligación, sino que voluntariamente; No por lucro sucio, sino de ánimo dispuesto; (Traducción de la KJV)

 

Los ancianos son sus sirvientes y los ayudantes de su alegría (2Corintios 1:24).

 

5.La comunión con las personas de Dios

 

El compañerismo con otros de la misma mentalidad es esencial si debemos ganar las batallas que afrontamos en contra del pecado. Pablo escribió:

 

Hebreos 3:13  Pero alentaos el uno al otro a diario, mientras sea llamado Hoy, a fin de que ninguno de ustedes sea endurecido por lo engañoso del pecado. (Traducción de la NIV)

 

Hebreos 10:25 No dejemos de reunirnos, como algunos tienen el habito de hacer, sino que alentémonos el uno al otro – tanto más como vean al Día aproximándose. (Traducción de la NIV)

 

Según entendemos estos pasajes en contexto, parecería que Pablo o el escritor de Hebreos se refería a algunos que se estaban volviendo negligentes en la asistencia a las reuniones del Sábado. Por supuesto, el Sábado es un día de reunión comandada, dónde esto sea posible.

 


Reply  Message 3 of 3 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 02/06/2011 04:41

Levítico 23:3 Hay seis días donde usted puede trabajar, pero el séptimo día es un Sábado de descanso, un día de asamblea sagrada. Usted no debe hacer ningún trabajo; Dondequiera que usted vive, es un Sábado para el Señor. (Traducción de la NIV)

 

La realidad es que nos necesitamos eluno al otro. Dios no convoca a los Cristianos al aislamiento. Somos llamados a ser miembros del cuerpo de Cristo, cada miembro cumpliendo con su parte y trabajando con los otros miembros para edificar al cuerpo entero en el amor. La estrategia de Satanás es aislarnos y luego pegarnos cuando somos más vulnerables.

 

6.Creciendo en el espíritu de Dios

 

En contra de las opiniones de algunos que piensan que usted tiene o no tiene el espíritu de Dios, y que no es significativo preguntar cuánto del espíritu de Dios tiene usted, la Biblia claramente demuestra que el espíritu de Dios es algo en lo que crecemos. El meollo del asunto es que, como la extensión del poder y esencia de Dios en nuestras mentes y vidas, es lo que nos dará la victoria sobre el pecado y Satanás.

 

El espíritu de Dios es una esencia de poder, amor y autodisciplina (2Timoteo 1:7). Debe ser estimulado (o atizado, tal como una flama es atizada) dentro de nosotros (v 6). En cada oración deberíamos pedirle a Dios que nos dé un suministro renovado de Su espíritu, para ser llenos de él.

 

Efesios 5:18 No se embriaguen en vino, lo cual conduce a la depravación. En lugar de eso, sean llenos del espíritu. (Traducción de la NIV)

 

Sin embargo, no es suficiente alimentar nuestra naturaleza espiritual que nos es dada por Dios. También debemos matar de hambre la naturaleza pecaminosa dentro nuestro y, así, privar a Satanás de cualquier poder sobre nuestras vidas.

 

Matando de Hambre la Naturaleza Pecaminosa

 

1.Controle sus deseos naturales

 

Dios quiere que disfrutemos de la vida. Por esa razón, Él nos dio nuestros sentidos físicos y nuestra habilidad para planificar, razonar, y experimentar la emoción de logros, y así sucesivamente. Sin embargo, si no controlamos nuestros deseos, sino que permitimos a nuestras emociones o sentidos físicos correr desenfrenadas, entonces cuando nuestra guardia esté baja, correremos el peligro de ceder a la naturaleza pecaminosa. Debemos disfrutar de la vida pero también vivir de una forma moderada y equilibrada.

 

2Pedro 1:6 (Súmese) al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; (RV)

 

2.Escape de la tentación

 

Una segunda área vital para matar de hambre a la naturaleza pecaminosa es huyendo de la tentación cuando esta surja. Pablo le proporcionó la instrucción específica con respecto a la fornicación en 1Corintios 6:18 pero, claro está, el principio se extiende a cada área de la vida. En Colosenses 3:5, Pablo claramente dice que debemos matar lo que proviene de nuestra naturaleza pecaminosa.

 

Colosenses 3:5 Hagan morir, por consiguiente, lo que fuere que forme parte de su naturaleza terrenal: La inmoralidad sexual, la impureza, la lujuria, los malos deseos, y la avaricia, la cuál es idolatría. (Traducción de la NIV)

 

Jesús dio una similar advertencia poderosa y urgente en su instrucción de arrancar nuestro ojo o cortarnos la mano – metafóricamente hablando – si estos nos inducen a pecar (Mateo 5:29-30).

 

¿Necesitamos preguntarnos, miramos con ganas una segunda o tercera vez a cualquier situación que sabemos está mal? Si es así, estamos alimentando nuestra naturaleza pecaminosa y dándole una buena mano al enemigo. Más bien, deberíamos tomarnos de nuestro propio cuello y sacarnos a nosotros mismos a la rastra de semejante situación.

 

3.Lleve cada pensamiento a cautividad

 

Pablo nos urge a:

 

2Corintios 10:5 ... y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, (RV)

 

Esto requerirá un alto grado de disciplina de nuestra parte. Pero necesitamos custodiar la puerta de nuestras mentes y sólo franquear la entrada a lo bueno y justo a los ojos de Dios (Filipenses 4:8). Satanás buscará toda oportunidad para introducir raciocinios y desvíos para sacar nuestras mentes de la tarea de exterminar la naturaleza pecaminosa.

 

4. Controle su temperamento

 

Aunque todos somos propensos a la cólera, hay ciertos tipos de personalidad a los que les cuesta mucho trabajo controlar su cólera. Tales personas se enojan fácilmente y a menudo les es difícil aplacar su cólera una vez que ha estallado. Entendiendo la dinámica de la cólera y cómo tratar con ella de forma divina es un gran tema (vea el estudio La Cólera [061>). Sin embargo, por ahora deberíamos hacer notar que la Biblia nos dice:

 

Santiago 1:19-20  Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse: Porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. (RV)

 

Colosenses 3:8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. (RV)

 

Efesios 4:31  Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería, maledicencia y toda malicia. (RV)

 

Gálatas 5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, (RV)

 

La Biblia es clara en cuanto a que la cólera es, en la mayoría de los casos, obra de la naturaleza pecaminosa. (La cólera justa existe, tal como la exhibida por Cristo cuando echó a los cambistas de dinero del Templo, pero la cólera que la mayoría de las personas experimentan no es de esa clase). La cólera ocurre porque hemos sido molestados, ignorados, u ofendidos, etc. – no porque el nombre de Dios haya sido calumniado. Además, es claro que si se lo deja sin freno, tal cólera le abrirá a Satanás una puerta a nuestras mentes.

 

Efesios 4:26-27 Si usted está enojado, asegúrese de que no sea una cólera pecaminosa. Nunca se acueste enojado - no dé al diablo ese tipo de asidero. (Traducción de la Phillips)

 

Además de cualquier daño y dolor que la ira introduce en nuestras relaciones con otros, la cólera también deja la puerta abierta de par en par a Satanás para que entre y nos ataque. Debemos desarrollar una cabeza fría y constancia, además de una actitud de compasión y perdón.

 

5.No ame el mundo

 

Este mundo es el campo de juego de Satanás. Es un mundo específicamente diseñado para alejarnos de Dios – un mundo de distracciones y engaños ingeniosos. Pero la Biblia nos dice que no amemos a este mundo.

 

1Juan 2:15-16  Usted no debe estar enamorado del mundo, y de las cosas del mundo. Nadie puede estar enamorado del mundo y enamorado de Dios al mismo y único tiempo. Todo lo que es característico de mundo, los deseos de las pasiones, la forma en la cual nuestros deseos se encienden al ver lo que no hemos obtenido, el encanto cursi de la vida de este mundo, tiene su fuente, no en el Padre, pero en el mundo. (Traducción de la Barclay)

 

Más bien, necesitamos ser transformados.

 

Romanos 12:1-2 Por lo tanto hermanos, les insto por las misericordias de Dios a ofrecer sus cuerpos a Dios como un sacrificio vivo, sacrificio consagrado, que deleitará el corazón de Dios, pues ese culto es el único que un ser racional le puede ofrecer a Dios. Deje de intentar ajustar su vida continuamente a las formas del mundo. Usted debe obtener una actitud nueva hacia la vida; toda su actitud mental debe ser alterada radicalmente, para que sea capaz de decidir cuál es la voluntad de Dios, y para saber lo que es bueno y placentero para él, y perfecto. (Traducción de la Barclay)

 

Si amamos el mundo, no estamos matando de hambre la naturaleza pecaminosa y finalmente perderemos la batalla entre las dos naturalezas que luchan dentro de nosotros.

 

Conclusión

 

Las líneas de batalla están claramente delineadas. El pecado es más siniestro e penetrante que solo algún acto ocasional de desobediencia en contra de la ley de Dios. El pecado es una potencia o fuerza activa obrando en nuestras mentes y cuerpos, recibiendo su vida y energía del autor del pecado y archí-engañador, Satanás el Diablo.

 

La superación es un proceso de alimentar la naturaleza de Dios dentro nuestro y estrangular la naturaleza carnal pecaminosa. Requiere autodisciplina y esfuerzo constante.

 

Sin embargo, nunca deberíamos desalentarnos. Jesús nos ha precedido. Él venció el mundo y él nos dará a todos nosotros la ayuda, el poder y el ánimo que necesitamos para hacer lo mismo. Su sacrificio es por siempre seguro y cubrirá todos los pecados que cometeremos alguna vez. Estamos en las manos de su Padre y en sus manos y conjuntamente nunca nos dejarán ir o permitir que nos perdamos. Si miramos hacia Dios, y vemos el ejemplo que Jesús nos dio, si acudimos a Dios por Su espíritu, y nos apoyamos y alentamos los unos a los otros, ganaremos la batalla.

 

¡La victoria está asegurada!

http://www.ccg.org/spanish/s/p011.html

 

Anuncios:

 
©2019 - Gabitos - All rights reserved