Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

DESENMASCARANDO LAS FALSAS DOCTRINAS
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 YHWH (DIOS PADRE) EL UNICO DIOS 
 JESUCRISTO NUESTRO MESIAS JUDIO 
 LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA BIBLIA 
 MEJORE SU CARACTER Y SU VIDA 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS II 
 BIBLIAS/CONCORDANCIA/LIBROS 
 MAYOR ENEMIGO DEL HOMBRE ES UNO MISMO 
 ¿LA TORA ES MACHISTA? -MENSAJE ESOTERICO Y EXOTERICO 
 ¿ES INMORTAL EL ALMA?- FALACIA DE LA ENCARNACION Y REENCARNACION 
 EL ISLAM TIENE ORIGEN UNITARIO ADOPCIONISTA 
 ANTIGUO TESTAMENTO-ESTUDIO POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO II-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO III-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 CRISTO NO TUVO PREEXISTENCIA 
 ¿QUE ES EL ESPIRITU SANTO? 
 
 
  Tools
 
CALENDARIO HEBREO-SHABBAT LUNAR: Cosechas de Dios, Sacrificios de las Lunas Nuevas
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 5 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999  (Original message) Sent: 15/06/2011 00:14
 

De una evaluación de las Fiestas, observamos que las Fiestas están centradas en tres estaciones de cosechas basadas en el Calendario Lunar como funciona en el Hemisferio Norte. Las cosechas comienzan en la estación de la Pascua y siguen por Pentecostés hasta la Fiesta de los Tabernáculos. La Pascua y los Panes sin Levadura ocurren en la Primavera y, por lo tanto, a menudo se les llama la Cosecha de Primavera. El Pentecostés, o la Fiesta de las Semanas, es la Cosecha de Inicios de Verano y los Tabernáculos es la Última Cosecha o Cosecha de Otoño. Estas cosechas son de varios tipos y tamaños.

 

La cosecha inicial es la de la Ofrenda de la Gavilla Mecida. Ésta tiene lugar en la Fiesta de los Panes sin Levadura. Esa gavilla fue mecida ante el Señor. Fue sólo una gavilla y del primer grano cosechado. Realmente, se ve claramente que el simbolismo es el de Cristo como el primero de los primeros frutos. Este evento ocurrió la mañana siguiente de su resurrección. Él fue resucitado el Sábado por la noche. María Magdalena vino a la tumba, temprano el primer día de la semana (domingo) mientras estaba oscuro, y ella encontró que ya se había levantado. Regresó con Pedro y Juan pero ellos no lo vieron. Regresaron a su casa (Juan 20:10). Ella se quedó y vio a Cristo más o menos inmediatamente antes de su ascensión como la Ofrenda de la Gavilla Mecida. Por esto, él no dejó que ella lo tocase, porque él aún no había ascendido a Dios. Él le dio instrucciones de ir donde los apóstoles a decirles que él ascendía hacia el Padre de ellos y al Padre de él y hacia el Dios de ellos y el Dios de él.

 

Juan 20:1-2 1Y el primer día de la semana, María Magdalena vino de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio la piedra quitada del sepulcro. 2 Entonces corrió, y vino a Simón Pedro, y al otro discípulo, al cual amaba Jesús, y les dice: Han llevado al Señor del sepulcro, y no sabemos dónde le han puesto. (RV)

 

No hay duda que en ese momento Cristo ascendía directamente a Dios o sino no hubiese habido ninguna razón para hablar como él hizo. Ciertamente que él vio a los demás otra vez  antes de su ascensión final y, de hecho, que vio a la mayoría de ellos esa noche.

 

Juan 20:15-23 15 Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el jardinero, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo llevaré. 16 Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! que significa: «Maestro». 17 Jesús le dijo: ¡Suéltame!, porque aún no he subido a mi Padre; pero ve a mis hermanos y diles: "Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios". 18 Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos la noticia de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas. 19 Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, llegó Jesús y, puesto en medio, les dijo: ¡Paz a vosotros! 20 Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor. 21 Entonces Jesús les dijo otra vez: ¡Paz a vosotros! Como me envió el Padre, así también yo os envío. 22 Y al decir esto, sopló y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. 23 A quienes perdonéis los pecados, les serán perdonados, y a quienes se los retengáis, les serán retenidos(RV)

 

Nótese de este texto que la ascensión fue inminente y que Cristo vio a los apóstoles esa noche. Él sopló y les dijocomo me envió el Padre, así también yo os envío.

 

Él entonces ya había ido donde el Padre y fue así que estuvo en condiciones de entregar al Espíritu Santo a los apóstoles. Ellos, por consiguiente, debieron haberse reconciliado con Dios por la Ofrenda de la Gavilla Mecida. Esto está fundamentado además por el hecho que, según los siguientes versículos, él estaba en la posición de satisfacer las dudas de Tomás permitiéndole contacto como ocho días más tarde y algunas semanas antes de la ascensión final.

 

Juan 20:24-29 24Empero Tomás, uno de los doce, que se dice el Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. 25 Le dijeron pues los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Y él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. 26 Y ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Vino Jesús, las puertas cerradas, y se puso en medio, y dijo: Paz a vosotros. 27 Luego dice a Tomás: Mete tu dedo aquí, y ve mis manos: y alarga acá tu mano, y métela en mi costado: y no seas incrédulo, sino fiel. 28 Entonces Tomás respondió, y la dijo: ­Señor mío, y Dios mío! 29 Le dice Jesús: Porque me has visto, Tomás, creiste: bienaventurados los que no vieron y creyeron. (RV)

 

Cristo pudo a partir de este momento permitir comenzar con el resto de la cosecha. La siguiente secuencia de la cosecha estaba reflejada en el día santo de Pentecostés. Así la Ofrenda de la Gavilla Mecida fue asignada únicamente al primero de los primeros frutos, que fue el Mesías. La narrativa bíblica ubica cada una de estas secuencias de la cosecha. Cristo es el primero de los primeros frutos. Esto se menciona en Éxodo 23:19.

 

Éxodo 23:14-19 14 Tres veces en el año me celebraréis fiesta. 15 La fiesta de los ázimos guardarás: Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib; porque en él saliste de Egipto: y ninguno comparecerá vacío delante de mí: 16 También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores que hubieres sembrado en el campo; y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando habrás recogido tus labores del campo. 17 Tres veces en el año parecerá todo varón tuyo delante del Señor Jehová. 18 No ofrecerás con pan leudo la sangre de mi sacrificio, ni el sebo de mi víctima quedará de la noche hasta la mañana. 19 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios. No guisarás el cabrito con la leche de su madre. (RV)

 

El primero de los primeros frutos fue reservado específicamente para la Casa de Dios. Éste fue la Ofrenda de la Gavilla Mecida y fue esa la ofrenda que se llevó a la Casa de Dios. Esa ofrenda simbolizó la ascensión del Mesías a la Casa de Dios el domingo por la mañana, luego de su resurrección como el primero de los primeros frutos de Israel. Eso ocurrió durante la Fiesta de los Panes sin Levadura. La cosecha general de los primeros frutos entonces ocurrió en Pentecostés, llamado aquí la fiesta de la cosecha. El calendario de esta cosecha estaba del día después del Sábado en los Panes sin Levadura. Se contaron cincuenta días a partir de este día de tal manera que hubo siete Sábados perfectos, hasta el próximo día después del Sábado. (Lev. 23:15-16, Interlinear Bible). Ese sólo puede ser un domingo. Así que la cosecha de los primeros frutos ocurrió sobre cincuenta días del día después del Sábado hasta el día cincuenta, que fue también un día después del séptimo Sábado perfecto, o semana perfecta, que es siete días del Domingo al Sábado. Esta siguiente cosecha, la de los primeros frutos, era de los elegidos a partir del Pentecostés. Esta cosecha estaba en curso sobre cuarenta Jubileos, o cerca de dos mil años. La tierra no podría ser dañada hasta que esto se completase.

 

Apocalipsis 7:3 Diciendo: No hagáis daño á la tierra, ni al mar, ni á los árboles, hasta que señalemos á los siervos de nuestro Dios en sus frentes. (RV)

 

Las mismas instrucciones ocurren en Éxodo 34:18-26. Éxodo 34:22 muestra que Pentecostés o la Fiesta de las Semanas es los primeros frutos de la cosecha de trigo.

 

Éxodo 34:18-26 18 La fiesta de los ázimos guardarás: siete días comerás por leudar, según te he mandado, en el tiempo del mes de Abib; porque en el mes de Abib saliste de Egipto. 19 Todo lo que abre matriz, mío es; y de tu ganado todo primerizo de vaca ó de oveja que fuere macho. 20 Empero redimirás con cordero el primerizo del asno; y si no lo redimieres, le has de cortar la cabeza. Redimirás todo primogénito de tus hijos, y no serán vistos vacíos delante de mí. 21 Seis días trabajarás, mas en el séptimo día cesarás: cesarás aun en la arada y en la siega. 22 Y te harás la fiesta de las semanas á los principios de la siega del trigo: y la fiesta de la cosecha a la vuelta del año. 23 Tres veces en el año será visto todo varón tuyo delante del Señoreador Jehová, Dios de Israel. 24 Porque yo arrojaré las gentes de tu presencia, y ensancharé tu término: y ninguno codiciará tu tierra, cuando tú subieres para ser visto delante de Jehová tu Dios tres veces en el año. 25 No ofrecerás con leudo la sangre de mi sacrificio; ni quedará de la noche para la mañana el sacrificio de la fiesta de la pascua. 26 La primicia de los primeros frutos de tu tierra meterás en la casa de Jehová tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre. (RV)

 

Las dos cosechas anteriores fueron de tipos específicos, a saber las cosechas de cebada y las de trigo. Esto demuestra que hubo aplicaciones específicas para estas cosechas por cada tipo de grano. Cristo fue el primero de los primeros frutos. Los elegidos fueron los primeros frutos de la cosecha de trigo.  La cosecha general de fin de año fue la de la Recolecta. Esa cosecha es la recolecta del trabajo del Señor. Ocurre justo al comienzo de los Tabernáculos, en la primera noche (ver el estudio La Recolecta [139>), mostrando que la última cosecha precede al período milenario, el cual es representado por los Tabernáculos. La última fiesta de la secuencia es al final de Tabernáculos y es llamada El Último Gran Día. Ella representa la segunda resurrección y es de hecho la cosecha final de toda la tierra. Todos los humanos serán resucitados y se encargará de ellos en este período de aproximadamente cien años. Estarán vivos otra vez como seres humanos de carne y hueso (Ezequiel 37:1-14). Se les enseñará la verdad entonces bajo enseñanza y serán llevados como un solo pueblo. Este período es al que se refirió Isaías 65:20.

 

Anuncios:

First  Previous  2 to 5 of 5  Next   Last  
Reply  Message 2 of 5 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 15/06/2011 00:15
 

Isaías 65:20 No habrá más allí niño de días, ni viejo que sus días no cumpla: porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años, será maldito. (RV)

 

El Milenio y la resurrección se mencionan en Apocalipsis 20:1-15.

 

Apocalipsis 20:1-15 1Y vi un ángel descender del cielo, que tenía la llave del abismo, y una grande cadena en su mano. 2 Y prendió al dragón, aquella serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y le ató por mil años; 3 Y lo arrojó al abismo, y le encerró, y selló sobre él, porque no engañe más a las naciones, hasta que mil años sean cumplidos: y después de esto es necesario que sea desatado un poco de tiempo. 4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. 5 Mas los otros muertos no tornaron a vivir hasta que sean cumplidos mil años. Ésta es la primera resurrección. 6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en estos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. 7 Y cuando los mil años fueren cumplidos, Satanás será suelto de su prisión, 8 Y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. 9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. 10 Y el diablo que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás. 11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo; y no fue hallado el lugar de ellos. 12 Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos: y otro libro fue abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13 Y el mar dio los muertos que estaban en él; y la muerte y el infierno dieron los muertos que estaban en ellos; y fue hecho juicio de cada uno según sus obras. 14 Y el infierno y la muerte fueron lanzados en el lago de fuego. Ésta es la muerte segunda. 15 Y él que no fue hallado escrito en el libro de la vida, fue lanzado en el lago de fuego. (RV)

 

Nótese que aquí hay dos resurrecciones. La primera resurrección reina con Cristo por mil años. La segunda resurrección ocurre después de los mil años. El Juicio del Gran Trono Blanco no ocurre hasta después de que los mil años terminen. Los santos gobiernan con Cristo sobre la tierra mientras Satanás es puesto fuera. Las naciones todavía están en la tierra en este período y Satanás las engañará nuevamente al final de los mil años. Todas las actividades sobre ambas resurrecciones son confinadas a la tierra. El primero de los primeros frutos fue la única cosecha que fue hacia Dios.

 

Los primeros frutos generales de la cosecha de trigo son resucitados al final del período de dos mil años en el regreso del Mesías, como veamos en 1Tesalonicenses 4:15-17.

 

1Tesalonicenses 4:15-17 15Por lo cual, os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no seremos delanteros a los que durmieron. 16 Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero: 17 Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes a recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. (RV)

 

Hay de este modo tres períodos de Festivales, cada uno de ellos tiene una cosecha. Siendo Cristo el primero como la Ofrenda de la Gavilla Mecida. Los elegidos son los que siguen. Se convierten en la Casa de Dios (1Corintios3:16-17) por su elección y recepción del Espíritu Santo a través del bautismo y la Fiesta del Pentecostés de 30 EC.

 

1Corintios 3:16-17 16  ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17 Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal: porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es. (RV)

 

La cosecha de Dios comprende la tierra entera, y incluye a toda la humanidad y al Ejército. Los períodos de días santos reflejan el Plan de Salvación del planeta. Dios va a redimir la tierra a pesar de los demonios y el comportamiento obstinado del hombre. La secuencia estará bajo las condiciones, que sean mejores para los procesos de aprendizaje y las habilidades a desarrollarse en cada individuo.

 

Ruedas dentro de las ruedas

 

Se recuerda de la visión de Ezequiel que habían ruedas dentro de las ruedas de los Querubines. La estructura se explica en detalle en el artículo El Significado de la Visión de Ezequiel[108>.Ahora nos referiremos al texto de Ezequiel 1:14-17. Sabemos de Ezequiel 1:12 que los Querubines iban cada vez que el Espíritu se movía. Fueron con él y no voltearon en su trayecto. Esta declaración se refiere al movimiento del pilar de fuego y la nube que representaba Cristo en el desierto con Israel (Éxodo 13:21-22; 14:19-24; 33:9-10; Números 12:5; 14:14; Deut. 31:15; Nehemías 9:12,19; Salmo 99:7). Sabemos del texto de Pablo en 1Timoteo 3:15 que la Iglesia se convirtió en el pilar y el apoyode la verdad.

 

1Timoteo 3:15 Y si no fuere tan presto, para que sepas cómo te conviene conversar en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios vivo, columna y apoyo de la verdad. (RV)

 

Así el pilar y el apoyode verdad son la ecclesia (ekklesia) o la congregación del Dios viviente. La congregación o ecclesia se convierte en la Casa de Dios, el oikoo queriendo decir una morada y por implicación una familia. Por lo tanto también un hogar o casa (grupo familiar: Ver RSV) o el templo.

 

Los Querubines son entonces ellos mismos una representación de la Casa de Dios que se representó en el sentido físico por la congregación de Israel en el desierto. Vemos las disposiciones de Números 9 y 10. El pilar de nube durante el día cubrió el tabernáculo mientras fue levantado y estaba allí por la noche como un pilar de fuego (Números 9:15-16). La nube fue el medio por el cual supieron cuando moverse al siguiente punto. Así, la congregación en el desierto nunca fue confinada a una ubicación y sus posiciones fueron determinadas por la presencia del Señor en el Espíritu. La congregación acampó en un orden específico cada vez que se movían y no alteraron ese orden como vemos en los Querubines. Así, la congregación representada por su configuración la organización administrativa del sistema celestial. El tabernáculo terrenal fue una réplica del sistema celestial.

 

Hebreos 8:5 Los cuales sirven de bosquejo y sombra de las cosas celestiales, como fue respondido a Moisés cuando había de acabar el tabernáculo: Mira, dice, haz todas las cosas conforme al dechado que te ha sido mostrado en el monte. (RV)

 

Los Querubines reflejaban la secuencia administrativa así como también la estructura. Hubo cuatro en la secuencia y esos agrupamientos tuvieron características específicas. El Espíritu entró en la congregación y esas personas fueron divididas en grupos interiores y exteriores como lo estaba la congregación del Ejército.

 

En un nivel físico, esto se reflejó en el sacerdocio y la congregación. Leví, siendo la tribu en la cual el sacerdocio fue investido, ocupó el área interior alrededor del tabernáculo en el cual descansaba el Espíritu o Shekinah.

 

Los hijos de Aarón fueron responsables de sonar toda advertencia a la nación (Números 10:8). Esta función fue investida en la Iglesia desde el nuevo orden de Melquisedec consecuente en su designación.

 

Hebreos 7:11-12 11Si pues la perfección era por el sacerdocio Levítico (porque debajo de él recibió el pueblo la ley) ¿qué necesidad había aún de que se levantase otro sacerdote según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón? 12 Pues mudado el sacerdocio, necesario es que se haga también mudanza de la ley. (RV)

 

Hubo así una concentración gradual de la congregación alrededor y hacia el tabernáculo, el cual consistió de una tienda interior y de una tienda exterior.  La tienda exterior tuvo que ser eliminada para hacer posible la entrada al tabernáculo interior. Así la secuencia final fue de una estructura diferente y más perfecta.

 

Hebreos 9:1-12 1 Tenia empero también el primer pacto reglamentos del culto, y santuario mundano. 2 Porque el tabernáculo fue hecho: el primero, en que estaban las lámparas, y la mesa, y los panes de la proposición; lo que llaman el Santuario. 3 Tras el segundo velo estaba el tabernáculo, que llaman el Lugar Santísimo; 4 El cual tenía un incensario de oro, y el arca del pacto cubierta de todas partes alrededor de oro; en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, y la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto; 5 Y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en particular. 6 Y estas cosas así ordenadas, en el primer tabernáculo siempre entraban los sacerdotes para hacer los oficios del culto; 7 Mas en el segundo, sólo el pontífice una vez en el año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo, y por los pecados de ignorancia del pueblo: 8 Dando en esto a entender el Espíritu Santo, que aun no estaba descubierto el camino para el santuario, entre tanto que el primer tabernáculo estuviese en pie. 9 Lo cual era figura de aquel tiempo presente, en el cual se ofrecían presentes y sacrificios que no podían hacer perfecto, cuanto a la conciencia, al que servía con ellos; 10 Consistiendo sólo en viandas y en bebidas, y en diversos lavamientos, y ordenanzas acerca de la carne, impuestas hasta el tiempo de la corrección. 11 Mas estando ya presente Cristo, pontífice de los bienes que habían de venir, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es a saber, no de esta creación; 12 Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, mas por su propia sangre, entró una sola vez en el santuario, habiendo obtenido eterna redención. (RV)

 

Este texto, especialmente de Hebreos 9:10, muestra que solamente la ley sacrificatoria se había eliminado. Cristo eliminó los sacrificios de una vez por todas y nos permitió participar de este proceso.

 

La estructura antigua fue así constituida de las tribus de la congregación dentro de la cual estaba la tribu de Leví. Dentro de Leví estaba el sacerdocio Aarónico que entró en el santuario exterior. Sólo el Sumo Sacerdote entró en el Santuario Interior o Santo de los Santos y entonces sólo una vez al año.

 

A partir del Pentecostés 30 EC se cambió la estructura. El próximo Querubín representó el retiro del templo exterior y los elegidos interiores se convirtieron ellos mismos en el naos o el Templo en el cual Dios residía como el Santo de los Santos. El Arca del Pacto ya no es necesaria porque nosotros somos el Arca del Pacto. El Espíritu Santo coloca la ley en nosotros así como la ley fue colocada en el Arca (ver el estudio El Arca del Pacto [196>).

 

1Corintios 3:16-17 16¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17 Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal: porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es. (RV)

 

La rueda dentro de las ruedas de esta estructura de esta forma constituyó la estructura exterior, que fue la nación Israel de la cual la congregación fue escogida y dentro de la cual los Gentiles fueron reclutados. Los elegidos luego formaron el centro interior (o rueda) que forma la estructura administrativa bajo el Mesías en la restauración. Tienen tareas y funciones ahora dentro de los elegidos. Las responsabilidades finales, sin embargo, todavía tienen que ser determinadas. Estas personas que constituyen la ecclesia o Iglesia caen en dos grupos, los 144,000 forman la rueda interior.  La rueda exterior está formada de un grupo discreto y simple que guarda los mandamientos de Dios. Todos estos tienen la fe de los santos y están bautizados en el cuerpo de Cristo siendo de la segunda cosecha de los primeros frutos. Los dos grupos son mencionados en el Apocalipsis. El primer grupo de los 144,000 es mencionado en el Apocalipsis 7. Este grupo está sellado con el paso del tiempo. La tierra está protegida hasta que este acontecimiento, por decir, el sellado completo de los elegidos, haya ocurrido.

Reply  Message 3 of 5 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 15/06/2011 00:15
 

Entonces, se permitirá que la tierra sea destruida por las propias fuerzas puestas en marcha por el Ejército caído en sus propias actitudes y sistemas.

 

Vemos el proceso en Apocalipsis 7:1-17, donde los 144,000 son asignados al sistema Mesiánico.

 

Apocalipsis 7:1-17 1Y después de estas cosas vi cuatro ángeles que estaban sobre los cuatro ángulos de la tierra, deteniendo los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento sobre la tierra, ni sobre la mar, ni sobre ningún árbol. 2 Y vi otro ángel que subía del nacimiento del sol, teniendo el sello del Dios vivo: y clamó con gran voz a los cuatro ángeles, a los cuales era dado hacer daño a la tierra y a la mar, 3 Diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que señalemos a los siervos de nuestro Dios en sus frentes. 4 Y oí el número de los señalados: ciento cuarenta y cuatro mil señalados de todas las tribus de los hijos de Israel. 5 De la tribu de Judá, doce mil señalados. De la tribu de Rubén, doce mil señalados. De la tribu de Gad, doce mil señalados. 6 De la tribu de Aser, doce mil señalados. De la tribu de Neftalí, doce mil señalados. De la tribu de Manasés, doce mil señalados. 7 De la tribu de Simeón, doce mil señalados. De la tribu de Leví, doce mil señalados. De la tribu de Isacar, doce mil señalados. 8 De la tribu de Zabulón, doce mil señalados. De la tribu de José, doce mil señalados. De la tribu de Benjamín, doce mil señalados. 9 Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos; 10 Y clamaban en alta voz, diciendo: Salvación a nuestro Dios que está sentado sobre el trono, y al Cordero. 11 Y todos los ángeles estaban alrededor del trono, y de los ancianos y los cuatro animales; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, 12 Diciendo: Amén: La bendición y la gloria y la sabiduría, y la acción de gracias y la honra y la potencia y la fortaleza, sean a nuestro Dios para siempre jamás. Amén. 13 Y respondió uno de los ancianos, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? 14 Y yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han venido de grande tribulación, y han lavado sus ropas, y las han blanqueado en la sangre del Cordero. 15 Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo: y el que está sentado en el trono tenderá su pabellón sobre ellos. 16 No tendrán más hambre, ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni otro ningún calor. 17 Porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes vivas de aguas: y Dios limpiará toda lágrima de los ojos de ellos. (RV)

 

Este grupo es distribuido a las tribus como un sacerdocio especial bajo los doce jueces de las doce tribus. Todas las tribus son incluidas en esta distribución como Levítoma su lugar en el sacerdocio y Dan se une con Efraínpara hacerle un camino a Leví. Así, Josése convierte en Dan y Efraínen vez de Efraíny Manasés. Manasés toma una porción en su propio derecho.

 

Dios sella a los 144,000. Ellos saben quiénes son cuando se les entregan las cosas por las que ellos son distinguidos. A ellos se les da el sello y también una nueva cántico.

 

Apocalipsis 14:1-5 1Y miré, y he aquí, el Cordero estaba sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de su Padre escrito en sus frentes. 2 Y oí una voz del cielo como ruido de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno: y oí una voz de tañedores de arpas que tañían con sus arpas: 3 Y cantaban como un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro animales, y de los ancianos: y ninguno podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil, los cuales fueron comprados de entre los de la tierra. 4 Estos son los que con mujeres no fueron contaminados; porque son vírgenes. Estos, los que siguen al Cordero por donde quiera que fuere. Estos fueron comprados de entre los hombres por primicias para Dios y para el Cordero. 5 Y en sus bocas no ha sido hallado engaño; porque ellos son sin mácula delante del trono de Dios. (RV)

 

Las mujeres que profanan la tierra son las religiones o iglesias falsas que hablan en nombre de Cristo. El falso sistema es visto inmediatamente seguido al texto en Apocalipsis 14:6 como el sistema babilónico de culto falso. Los elegidos no se corrompen por estos sistemas. Ellos son los primeros frutos. Este sistema de primeros frutos es aquel, como vemos, que se vuelve efectivo a partir de la cosecha del Pentecostés o la Fiesta de las Semanas. La cosecha de la Gavilla Mecida o el primero de los primeros frutos fue Cristo. 


Reply  Message 4 of 5 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 15/06/2011 00:16
 

La selección de los 144,000 está ligada a los números ordenados por Cristo.  Muchos han asumido que los 144,000 son elegidos completamente del período final de la Iglesia. No hay evidencia real que apoye esta conjetura y, efectivamente, para asegurar una distribución pareja entre los Gentiles, se necesita un largo período. Los números implicados son significativos. El número 144,000 asignado a cuarenta Jubileos es 3,600 por Jubileo.  Inversamente, el periodo de los cuarenta Jubileos también es 50 generaciones. Entonces, 2,880 personas fueron seleccionadas de cada generación.

 

Para aquellos que se adhieren al sistema de la era, este proceso debe ser distribuido sobre siete Iglesias. De las siete, dos son inaceptables para Dios y sólo un pequeño número de ellos logra llegar al Reino de Dios. Esas Iglesias son las de Sardis y Laodicea. Aquellas serán dos de las cuatro Iglesias todavía vivas al regreso del Mesías (ver Apo. 2 & 3).

 

Las otras dos son Filadelfia y Tiatira. Filadelfia es un grupo pequeño y Tiatira tiene la mayor parte de su trabajo hecho siglos antes del regreso del Mesías. Así el número de los elegidos en el siglo veinte es ciertamente pequeño. La asignación por Iglesia es 20,571 (20,571 x 7 +3=144,000). Los tres están quizá tomados en la escena de la Transfiguración como Cristo, Moisés y Elías. Asignado a cinco Iglesias, el número se incrementó hasta 28,800.

 

Dados los números totales de Tiatira y Filadelfia vivos en los últimos días del siglo veinte, aún solo hay un número máximo de 57,600 capaces de estar vivos a la vez. Dada la duración de dos generaciones y media sobre los cien años, hay un número máximo vivo de 23,040. Esta cantidad es exagerada. Una cantidad mucho menor es la que está implicada.

 

Los 144,000 divididos por los años de los Jubileos dan setenta y dos por año. Podríamos encontrarle algún significado en este número. El Sanedrín fue setenta en número. Este concejo fue establecido en Sinaí como el concejo de los ancianos. El concejo de Israel fue establecido como una copia del sistema celestial (Hebreos 8:5). El concejo de los setenta estaba comprendido de un concejo interior y un concejo exterior según los Salmos.  Las asignaciones eran de treinta y cuarenta por división, mas dos (ver Apocalipsis 4 y 5 para el Concejo interior).

 

Cristo estableció este sistema de los setenta nuevamente en Lucas 10:1. Los setenta fueron ordenados y enviados de dos en dos a todos los lugares donde Cristo iba a ir. Así, sus discípulos del grupo de los setenta en pares, precedieron a Cristo. Está establecido de manera que ocurriría sobre dos mil años. Hubo también setenta naciones de la distribución del Ejército a las naciones según el número del Concejo. Así, hubo también una asignación de 2,000 por nación para los 144,000 o la administración central.

 

Hay otro aspecto en este texto. El Sanedrín nunca se dejó en setenta para juicio. Hubo siempre setenta más uno en deliberación. Sin embargo, algo ocurre con relación a esta estructura cuando Cristo ordena a los setenta. El texto griego demuestra que la palabra es hebdomekonta (o setenta) y [duo> (o dos) se agrega entre corchetes en el texto. La palabra es traducida como setenta y dos en el texto principal Interlinear de Marshall. Sin embargo, la mayoría de las Biblias traducen la palabra como setenta del significado entendido. Así, tratamos con setenta que están acompañado de dos. Esta estructura fue para tipificar la copia del modelo administrativo cada año por cuarenta Jubileos hasta que el número total de 144,000 sea seleccionado.  Por supuesto, la secuencia es simbólica y pueden haber más o menos elegidos sobre el calendario dependiendo en lo que las circunstancias manden.  Sin embargo, simbolizan un sistema anual de sacrificio.

 

La preocupación de los elegidos con la distinción entre los 144,000 y la multitud es injustificada. Más importante aún, podría guiar hacia la arrogancia moral. El propósito en el análisis de los números y la estructura es desarrollar la toma de conciencia de la estructura administrativa de los elegidos y del gobierno de Dios en la restauración. El evangelio eterno es predicado a la tierra sólo después de la redención de los 144,000 para el Cordero en Sión.

 

Apocalipsis 14:6 Y vi otro ángel volar por en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación y tribu y lengua y pueblo, (RV)

 

Después de esto, el sistema babilónico caerá.

 

Apocalipsis 14:8-108 Y otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, aquella grande ciudad, porque ella ha dado a beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. 9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo en alta voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y toma la señal en su frente, o en su mano, 10 Éste también beberá del vino de la ira de Dios, el cual está echado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles, y delante del Cordero: (RV)

 

(Ver el estudio Los Mensajes del Apocalipsis 14 [270>).

 

La KJV se refiere a Babilonia como una gran ciudad. Sin embargo, el término es implícito de otros textos, en particular de Apocalipsis 18:10,18-19,21-24.

 

Apocalipsis 18:21-24 21  Y un ángel fuerte tomó una piedra como una grande piedra de molino, y la echó en la mar, diciendo: Con tanto ímpetu será derribada Babilonia, aquella grande ciudad, y nunca jamás será hallada. 22 Y voz de tañedores de arpas, y de músicos, y de tañedores de flautas y de trompetas, no será más oída en ti; y todo artífice de cualquier oficio, no será más hallado en ti; y el sonido de muela no será más en ti oído: 23 Y luz de antorcha no alumbrará más en ti; y voz de esposo ni de esposa no será más en ti oída; porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra; porque en tus hechicerías todas las gentes han errado. 24 Y en ella fue hallada la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra. (RV)

 

Este sistema religioso falso engaña al mundo entero con brujería. La palabra es pharmakeia o farmacia, o sea medicina, por lo tanto magia y, por consiguiente, brujería. El sistema babilónico confió en la magia y el misticismo como base de su religión. Se propagará al mundo entero antes de la destrucción final. Es una prostituta, según Apocalipsis 17:1. La prostituta es una mujer o Iglesia en sentido profético. El sistema está sentado en una ciudad de siete colinas (Apo. 17:9). Esta mujer comete fornicación espiritual con los reyes de la tierra por un tiempo largo. La bestia que regirá la tierra proviene de los reyes que esta ramera ha establecido (Apo. 17:14). Este sistema hace la guerra con el Cordero. Así, el sistema está vivo hasta el regreso del Mesías. La prostituta está borracha con la sangre de los santos y los mártires de Jesús. Esta iglesia así ha matado a muchos de los elegidos por motivos religiosos. Este sistema es poderoso y ejerce autoridad sobre un sistema que es blasfemo en sí mismo (Apo.17:3-6).

 

La multitud general está listada como aquellos que blanquean sus ropas en la sangre del Cordero (Apo. 7:14). Así, son bautizados a través de la gracia en Jesucristo. Sirven a Dios ante Su trono y dentro del Templo. Es así un ejercicio académico en el ámbito humano para ponderar quién está o no dentro de cual grupo. Estar en cualquiera de los grupos es un honor. Muchos están en este grupo a través del martirio del sistema religioso falso. Todos han sido perseguidos por él. Ambos grupos guardan los mandamientos de Dios. Uno está dentro del otro. Ambos son la semilla de la mujer. La semilla de la mujer es Jesucristo (Génesis 3:15). Los mandamientos de Dios y el testimonio de Cristo son los dos elementos esenciales para determinar a los elegidos.

 

Apocalipsis 12:17 Entonces el dragón fue airado contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo. (RV)

 

Apocalipsis 14:12 Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús. (RV)

 

Así, estos elementos constituyen la paciencia de los santos. Así que observar todos losmandamientos de Dios y guardar el testimonio de Jesús es esencial para la salvación.

 

Apocalipsis 22:14 Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad. (RV)

 

El árbol de la vida y la entrada a la Ciudad de Dios están determinados por los mandamientos y el testimonio de Jesús.

 

La determinación de los 144,000 se ve en un número de textos. Puede verse en un número de textos bíblicos que el Plan de Salvación está dividido en tres secciones. Cada una de esas secciones son representadas por cuarenta Jubileos. Estos cuarenta Jubileos duran alrededor de dos mil años. El plan está reflejado en la vida de Moisés que fue un prototipo del Mesías (Deut. 18:15; Mateo 17:5; Hechos 3:22-23). Moisés vivió por ciento veinte años; Estuvo cuarenta años en Egipto, cuarenta años en Madián y cuarenta años en el desierto. Murió y no entró en la tierra prometida que puede estar puesta para representar el descanso milenario. Estas divisiones representan a Israel sobre la historia desde Adán hasta Abraham, de Abraham hasta el Mesías y del primer advenimiento hasta el segundo advenimiento. Los períodos de cincuenta años pueden tomarse como ilustrativos de los períodos de cuarenta Jubileos, cada uno representando dos mil años. El período completo de seis mil años es entonces ilustrativo del Plan de Salvación desde Adán hasta la restauración milenaria bajo el Mesías.

 

El período final en el desierto a partir del Pentecostés 30 EC hasta el cuadragésimo Jubileo, que debe ocurrir del 2027-28 (determinado del Ezequiel 1:1), cubre cuarenta Jubileos o aproximadamente dos mil años.  Hay un significado si se divide 144,000 entre 2,000 se obtiene el número 72.  Hay 3,600 para cada uno de los Jubileos. El número 72 es de significado bíblico, especialmente según Lucas.

 

Las tres divisiones de los 40 Jubileos también pueden verse en el Reino de los Reyes (ver el estudio El Reino de los Reyes [282>).

 

Los Sacrificios de la Luna Nueva en la designación de los 144,000

 

Las Lunas Nuevas son cruciales para la comprensión del Concejo y los 144,000. El número de los elegidos que están con el Mesías en su advenimiento, está descrito como 144,000 (Apo. 7:1-8; 14:1). El número es adicional a la Gran Multitud de Apocalipsis 7:9-17 y se deriva de una serie de Concejos. Estas personas son la administración central del Gobierno de Dios. La Señal de Jonás se extiende sobre un período de tiempo en fases. La primera fase fue a partir de la crucifixión en 30 EC hasta la destrucción de Jerusalén y el Templo en 70 EC (ver el estudio La Señal de Jonás y la Historia de la Reconstrucción del Templo [013>). La siguiente fase fue sobre 40 Jubileos (o 2,000 años). En 1996 fue el aniversario 3,000 de la entrada de David a Jerusalén y el aniversario 2,000 del nacimiento de Cristo. También en 1996 fue el fin de los tiempos de los Gentiles (ver el estudioLa Caída de Egipto [036>). El año2028 representa el aniversario 2,000 del ministerio de Jesucristo y el primer año del nuevo Jubileo del milenio (ver el estudio La Lectura de la Ley con Esdras y Nehemías [250>).

 

De tal manera, los Setenta y dos constituyen las ofrendas sacrificatorias del sistema de Días Santos. Es imposible entender lo que ocurre en la estructura del Gobierno de Dios o de Su proceso de culto sin las Lunas Nuevas.  Ciertamente, es imposible estar en los 144,000 a menos que los elegidos guarden las Lunas Nuevas conjuntamente con los Sábados y las Fiestas.  Cristo es el mismo ayer, hoy y siempre (Hebreos 13:8). La restauración es la misma ley dada a Moisés y a nosotros como Iglesia. Hay dos Iglesias que no mantienen el Pacto de Dios completamente y esas dos Iglesias son eliminadas de la primera resurrección, a saber Sardis (Apo. 3:1-6) y Laodicea (Apo. 3:14-22). Sardis está muerta y Laodicea es tibia. Sólo individuos de esos sistemas son aceptados en el Reino de Dios en la primera resurrección. Los remanentes de las eras de Laodicea y Sardis son removidos para combinarse con la era de Filadelfia (ver el estudio Los Pilares de Filadelfia [283>). La historia demuestra que esos dos sistemas no guardaron las Lunas Nuevas. Los demás sí lo hacen y entran en el Resto de Dios.

 

Los 72 son determinados a partir de una secuencia específica de sacrificios, lo que demuestra el plan de Dios. 72 no es un número accidental. El número es la cantidad precisa de sacrificios ofrecidos el Señor en cualquier año del sistema del Jubileo. El año Sacrificatorio puede ser visto en Ezequiel 45. El texto en Ezequiel 45 muestra exactamente los días santos de Dios y qué números deberían ser tomados en consideración.

 

Ezequiel 45:16-17 16 Todo el pueblo de la tierra será obligado a esta ofrenda para el príncipe de Israel. 17 Mas del príncipe será el dar el holocausto, y el sacrificio, y la libación, en las solemnidades, y en las lunas nuevas, y en los sábados, y en todas las fiestas de la casa de Israel: él dispondrá la expiación, y el presente, y el holocausto, y los pacíficos, para expiar la casa de Israel. (RV)

 

La prioridad es del Sábado a la Luna Nueva y de ahí a la Fiesta, expresado aquí en orden inverso. Así, los cálculos deben incluir las Lunas Nuevas.  Cuando las Lunas Nuevas son incluidas entonces algunas cosas interesantes pasan con los números. Los Sábados semanales quedan por supuesto sin cambio. Sin embargo, las Lunas Nuevas son de doce en un año normal y al juntarse con el número de fiestas obtenemos 19. El número es setenta y uno. El número total, sin embargo, es setenta más dos.

 

La composición de los Setenta más dos representa los setenta y dos sacrificios o Korban del sistema Sagrado. Los sacrificios son las cosas que se hablan como despreciadas en Malaquías 1:12. Es uno de esos Korban, a saber el cordero de la Pascua, lo que retira al sacerdocio (Mal. 2:3). Los sacrificios son: los cincuenta y dos Sábados, los siete Días Santos de las Fiestas y las doce Lunas Nuevas, conjuntamente con la Ofrenda de la Gavilla Mecida (Lev. 23:9-14). El Día de las Trompetas es un sacrificio doble siendo ambos Fiesta y Luna Nueva (Núm. 29:1-6).

 

El Príncipe proporciona los sacrificios. El Príncipe es en realidad el Mesías.  El hecho real aquí es que Dios nos entrega a Cristo como el cumplimiento de la dotación del diezmo de las Fiestas, las Lunas Nuevas y los Días Santos.

 

Reply  Message 5 of 5 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 15/06/2011 00:16
 

La Luna Nueva del año del intercalar no se incluye como un aspecto adicional. El año profético es de 360 días y el total de días limita el año a 52 Sábados y doce Lunas Nuevas sólo con las siete Fiestas más la Ofrenda de la Gavilla Mecida, totalizando setenta y dos sacrificios. Repartidos sobre los dos mil años eso totaliza 144,000 sacrificios sobre el período de las siete iglesias que están vertiendo como bebida ofrecida al Señor. Así los 144,000 son mártires o víctimas que siguen a Cristo en su dedicación. La mayoría de estos mártires fue matado por quienes proclaman ser el grupo principal de la Cristiandad en su historia. Así, la prostituta del Apocalipsis es la iglesia borracha de la sangre de los santos y los mártires.

 

Cristo fue la primera de las víctimas o Korban de la fiesta que, en efecto, se deshizo del sacerdocio Levítico.

 

Malaquías 2:3 He aquí, yo os daño la sementera, y esparciré el estiércol sobre vuestros rostros, el estiércol de vuestras solemnidades, y con él seréis removidos. (RV)

 

Aquí vemos que uno de los sacrificios de las fiestas quitaría con él al sacerdocio. Este korban o víctima fue Jesucristo, o Yehoshua o Joshua el Mesías, como el Cordero de la Pascua. Él removió el sacerdocio Levítico e instituyó el sacerdocio de Melquisedec.

 

Así los 144,000 son los sacrificios del Templo que se convertirán en el Santo de los Santos y la administración central del Reino de Dios. La mayor parte de los 144,000 ya ha sido vertido como una bebida ofrecida a Dios.  Sólo algunos permanecen en los últimos días. Entonces, la multitud general constituye el resto que entra al Reino de Dios en la primera resurrección.

 

El número 144,000 se forma del total de los 2,000 concejos de los Setenta más dos. Cuando Cristo ordenó a los setenta, estaba realmente listado como Setenta [dos> en los textos (Lucas 10:1,17).Ésta fue la forma tradicional de referirse al Sanedrín. La Septuaginta fue también escrita por los Setenta (LXX) referidos también como los Setenta y dos. El sentimiento es que Dios y Cristo son siempre parte del Concejo. El Sanedrín era siempre de más de setenta e incluyó al Sumo Sacerdote y al Asistente del Sumo Sacerdote.

 

El Cierre del Templo hasta el Fin de las Plagas de la Ira de Dios

 

La cosecha acaba cuando el último de la multitud general muere en el Señor durante la tribulación.

 

Apocalipsis 14:12-20 12 Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús. 13 Y oí una voz del cielo que me decía: Escribe: Bienaventurados los muertos que de aquí adelante mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, que descansarán de sus trabajos; porque sus obras con ellos siguen. 14 Y miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del hombre, que tenía en su cabeza una corona de oro, y en su mano una hoz aguda. 15 Y otro ángel salió del templo, clamando en alta voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar te es venida, porque la mies de la tierra está madura. 16 Y el que estaba sentado sobre la nube echó su hoz sobre la tierra, y la tierra fue segada. 17 Y salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda. 18 Y otro ángel salió del altar, el cual tenía poder sobre el fuego, y clamó con gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra; porque están maduras sus uvas. 19 Y el ángel echó su hoz aguda en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó la uva en el grande lagar de la ira de Dios. 20 Y el lagar fue hollado fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos por mil y seiscientos estadios. (RV)

 

Estas personas que mueren en el Señor son las que guardan los mandamientos de Dios. Así, la tribulación en contra de los seguidores de Cristo ocurre justo hasta el tiempo en que Cristo viene.

 

Del tiempo en que viene el Mesías, la cosecha de la tierra está cerrada hasta que la ira de Dios doblegue la tierra. Se envía a siete ángeles para efectuar esa retribución en aquellos que aceptan la marca de la bestia. Esos que habían logrado victoria sobre la bestia y su imagen y su marca o sistema son los que luego reciben el Cánticode Moisés y el Cánticodel Cordero.

 

Hay así una conjunción entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Ambos son necesarios para la salvación. La gracia resulta de la reconciliación de Cristo hacia Dios bajo Sus mandamientos.

 

Apocalipsis 15:1-8 1 Y vi otra señal en el cielo, grande y admirable, que era siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas es consumada la ira de Dios. 2 Y vi así como un mar de vidrio mezclado con fuego; y los que habían alcanzado la victoria de la bestia, y de su imagen, y de su señal, y del número de su nombre, estar sobre el mar de vidrio, teniendo las arpas de Dios. 3 Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. 4 ¿Quién no te temerá, oh Señor, y engrandecerá tu nombre? porque tú sólo eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán, y adorarán delante de ti, porque tus juicios son manifestados. 5 Y después de estas cosas miré, y he aquí el templo del tabernáculo del testimonio fue abierto en el cielo; 6 Y salieron del templo siete ángeles, que tenían siete plagas, vestidos de un lino limpio y blanco, y ceñidos alrededor de los pechos con bandas de oro. 7 Y uno de los cuatro animales dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que vive para siempre jamás. 8 Y fue el templo lleno de humo por la majestad de Dios, y por su potencia; y ninguno podía entrar en el templo, hasta que fuesen consumadas las siete plagas de los siete ángeles. (RV)

 

Nótese que nadie podría entrar en el Templo hasta que las siete plagas se terminen. El Templo, como hemos visto, es el elegido que Dios usa para llenarlo de Sí Mismo como el Espíritu Santo. Este proceso está suspendido hasta que la tierra sea traída en el sometimiento bajo las siete plagas. Este proceso es efectuado bajo la autoridad de los arcángeles o los seres vivientes que rodean el trono.

 

Las cosechas así hacen alto al regreso del Mesías y antes del comienzo real del Milenio. Por esto la Recolecta ocurre en la primera noche de la Fiesta de los Tabernáculos y no puede dejarse hasta la mañana según la ley (Éxodo 23:19). Toda la cosecha de los primeros frutos se hace de acuerdo a una secuencia exacta y por esto la ley requiere un pronto pago (Éxodo 22:29).  Cristo empezó esta cosecha como el primero de los primeros frutos como la  Ofrenda de la Gavilla Mecida. Duró dos mil años y continuará en el Milenio y acabará en el Juicio del Gran Trono Blanco.

 

Las Lunas Nuevas en la Restauración

 

Dios hace una promesa a través del profeta Malaquías en el final del Antiguo Testamento. Esta promesa cierra eficazmente la revelación de Dios a través de los profetas en anticipación a la Iglesia.

 

Malaquías4:1-6 1Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno; y todos los soberbios, y todos los que hacen maldad, serán estopa; y aquel día que vendrá, los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, el cual no les dejará ni raíz ni rama. 2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salud: y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. 3 Y hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día que yo hago, ha dicho Jehová de los ejércitos. 4 Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel. 5 He aquí, yo os envío a Elías el profeta, antes que venga el día de Jehová grande y terrible. 6 Él convertirá el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres: no sea que yo venga, y con destrucción hiera la tierra. (RV)

 

La promesa es que el Sol de la Justicia se levantará con sanación en sus alas. La ley debe ser recordada y las relaciones de familia deben ser restauradas.  El castigo por no emprender las responsabilidades incumbentes en Cristo, y por lo tanto la Iglesia, en la restauración es estar castigado junto con los no convertidos.

 

Cristo dijo que Elíasrestauraría todas las cosas.

 

Mateo 17:10-13 10Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué dicen pues los escribas que es menester que Elías venga primero? 11 Y respondiendo Jesús, les dijo: a la verdad, Elías vendrá primero, y restituirá todas las cosas. 12 Mas os digo, que ya vino Elías, y no le conocieron; antes hicieron en él todo lo que quisieron: así también el Hijo del hombre padecerá de ellos. 13 Los discípulos entonces entendieron, que les habló de Juan el Bautista. (RV)

 

La secuencia es que la restauración precede el advenimiento. Se nota así que se espera que la Iglesia emprenda la restauración antes del advenimiento del Mesías. No es aceptable estar inactivo en el proceso de la restauración. Los atributos de Elíasdescansaron en Juan el Bautista pero esa profecía no se había cumplido en Juan. El castigo por no emprender el proceso es ser maldecido junto a los no convertidos.

 

¿En qué la restauración de todas las cosas consiste?

 

Sabemos que Cristo habló de la estructura del gobierno de Dios y también de Su sistema de culto. La restauración es un tema extenso. Aquí nos interesa el asunto de uno de los aspectos de la restauración, a saber: ¿Son las Lunas Nuevas parte de la restauración y se nos requiere instituir su observancia cuando tengamos el poder, o seamos capaces, de hacerlo?

 

Las Lunas Nuevas claramente son parte de la restauración. Isaías predijo su institución y su ejecución.

 

Dios habla a través de Isaías e indica Su propósito y la prosperidad venidera de Israel. Dios mira a aquellos que son humildes y arrepentidos en Espíritu y tiemblan a Su palabra (Isaías 66:2). Aquellos que tiemblan a la palabra de Dios son odiados y son denegados por sus hermanos por causa de Su nombre. Pero serán avergonzados (Isaías 66:5).

 

Isaías 66:22-23 22Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra, que yo hago, permanecen delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra simiente y vuestro nombre. 23 Y será que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mí, dijo Jehová. (RV)

 

Se ve que las Lunas Nuevas están al mismo nivel que los Sábados. Tienen prioridad sobre los Shabbathown o Fiestas y se mencionan con prioridad. Deben mantenerse puras en observancia (p. e. Isaías 1:13-14; Ver también los artículos Las Lunas Nuevas [125>y Las Lunas Nuevas de Israel [132>). El príncipe es responsable de su implementación. Así, ésta es una responsabilidad constante.

 

Ezequiel 45:17 Mas del príncipe será el dar el holocausto, y el sacrificio, y la libación, en las solemnidades, y en las lunas nuevas, y en los sábados, y en todas las fiestas de la casa de Israel: él dispondrá la expiación, y el presente, y el holocausto, y los pacíficos, para expiar la casa de Israel. (RV)

 

La congregación entera, ambos el líder y la nación, es ordenada rendir culto en ambos el Sábado y las Lunas Nuevas (ver también Ezequiel 46:6,9-10).

 

Ezequiel 46:1-3 1Así ha dicho el Señor Jehová: La puerta del atrio de adentro que mira al oriente, estará cerrada los seis días de trabajo, y el día del sábado se abrirá: Se abrirá también el día de la nueva luna. 2 Y el príncipe entrará por el camino del portal de la puerta de afuera, y estará al umbral de la puerta, mientras los sacerdotes harán su holocausto y sus pacíficos, y adorará a la entrada de la puerta: después saldrá; mas no se cerrará la puerta hasta la tarde. 3 Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová, a la entrada de la puerta, en los sábados y en las nuevas lunas. (RV)

 

El sacrificio de la Luna Nueva es de hecho mayor que el del Sábado (Ezequiel 46:4,6). No se hace distinciónentre la Luna Nueva y el Sábado semanal. Ambos días son sagrados y no se permite el comercio en ninguno de esos días.

 

Amos 8:5  Diciendo: ¿Cuándo pasará el mes, y venderemos el trigo; y la semana, y abriremos los alfolíes del pan, y achicaremos la medida, y engrandeceremos el precio, y falsearemos el peso engañoso; (RV)

 

Los Shabbathown son listados en Levítico 23. El Día de la Expiación es un Shabbath Shabbathown que enfatiza su santidad (ver DHS 7677 de Strong). No se puede hacer ninguna recolecta en el Día de la Expiación – está expresamente prohibido. Éxodo 30:15; Ver los estudios Expiación [138>, La Recolecta [139> yEl Calendario de Dios [156>).

 

La legislación que cubre la Ofrenda de la Gavilla Mecida está contenida en Levítico 23 (ver el estudio La Ofrenda de la Gavilla Mecida [106b>). Las Lunas Nuevas no se mencionan. Aparecen en Números 10:10 donde se mencionan con las Fiestas. El uso de Números es importante pues este texto se relaciona a la orden de marcha y las estaciones de batalla del pueblo de Israel. Las Lunas Nuevas y las Fiestas sirven de indicadores para los elegidos en su relación con Dios y son extensiones directas del cuarto mandamiento. La Iglesia de Dios ha guardado las Lunas Nuevas con las Fiestas y los Sábados hasta el siglo diecinueve (Col. 2:16; Ver el estudio El rol histórico del Cuarto Mandamiento en las Iglesias Sabatistas de Dios [170>).

 

Las Lunas Nuevas y el Calendario de Dios

 

El significado de los sacrificios con relación a las Lunas Nuevas guarda relación con la Iglesia y los concejos de Israel. A menos que las Lunas Nuevas sean guardadas, es imposible entender el Calendario de Dios (ver el estudio El Calendario de Dios [156>). El Calendario judío moderno no es un calendario correcto e impide la restauración. Hasta que el Calendario de Dios sea restaurado, las Fiestas y las Lunas Nuevas no se pueden celebrarse correctamente y así la restauración se retrasa. Sólo restaurando las Lunas Nuevas se podrá guardar y entender el Calendario y, por lo tanto, las Fiestas.

 

El Calendario judío ha sido defendido por una racionalización bastante extraordinaria. El razonamiento en la defensa del Calendario de Hillel II del 358 EC está totalmente equivocado. También el razonamiento sobre la crucifixión del Mesías es afectado y malentiende ambos el año implicado y la comprensión de las profecías relacionadas a las setenta semanas de los años y la Señal de Jonás (ver los estudios El Momento de la Crucifixión y de la Resurrección [159> y La Señal de Jonás y la Historia de la Reconstrucción del Templo [013>).

  

Anuncios:

First  Previous  2 a 5 de 5  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 
©2019 - Gabitos - All rights reserved