Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LA HUIDA DEL MUNDANAL RUIDO .
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 ********************************************** 
 A F R I C A 
 A L M A C É N . 
 AL - ÁNDALUS . 
 A N D A L U C Í A . 
 F O N D Ó N . 
 ********************************************* 
 A R Q U I T E C T U R A . 
 A R T E . 
 ARTE Y MEDICINA 
 ARTE SACRO 
 B I B L I O T E C A 
 CAPITAL DE LA CULTURA - 2016 . 
 C A S T I L L O S 
 C I E N C I A . 
 C I N E . 
 CITAS CITABLES 
 C R U C I G R A M A S . 
 D A N Z A 
 D I C C I O N A R I O S 
 EL QUIJOTE . 
 E S C U L T U R A 
 F O T O G R A F Í A / OJODIGITAL . 
 L I T E R A T U R A 
 MONUMENTOS 
 M U S E O S . 
 P I N T U R A . 
 PINTURA Y POESÍA 
 P O E S Í A . 
 R E F R A N E S . 
 T E A T R O . 
 TÍTULO Y AUTOR . 
 T O R O S . 
 UNA OBRA DIARIA 
 V I D R I E R A S 
 ********************************************* 
 B I O G R A F I A S . 
 EL MUNDO DE ... 
 ¿ QUIÉN ES QUIÉN ? ... 
 ********************************************* 
 C R Í T I C A . 
 F I L O S O F Í A . 
 LA CUBA DE FIDEL . 
 R E F L E X I O N E S . 
 ********************************************* 
 C U R I O S I D A D E S 
 D O C U M E N T A L E S 
 F A N T A S Í A . 
 M I S T E R I O S 
 M I T O L O G Í A 
 ********************************************* 
 EL DÍA DEL SEÑOR . 
 LA BIBLIA . 
 LA SÁBANA SANTA , TODO SOBRE LA RELIQUIA 
 N A V I D A D . 
 SEMANA SANTA EN SEVILLA 
 ********************************************* 
 G A S T R O N O M Í A . 
 ********************************************* 
 C E L E B R A M O S 
 E F E M É R I D E S. 
 HISTORIA / TRIBUNA DE LA HISTORIA . 
 HISTORIA DE ESPAÑA . 
 LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA . 
 P R E F I L A T E L I A . 
 ********************************************* 
 H U M O R . 
 MIS GRUPOS . 
 ********************************************* 
 TODO SOBRE LA M Ú S I C A . 
 INSTRUMENTOS . 
 JOHANN SEBASTIAN BACH . 
 M Ú S I C A . 
 MÚSICA CLÁSICA . 
 MÚSICA DE PELÍCULAS 
 MÚSICAS DEL MUNDO . 
 MÚSICA EN CONCIERTO 
 MÚSICA MILITAR . 
 MÚSICA PARA EL RELAX 
 MÚSICA SELECCIÓN . 
 MÚSICA Y CANTO GREGORIANO . 
 MÚSICA Y GÉNEROS . 
 MÚSICA Y MÚSICOS 
 MÚSICA Y SU HISTORIA . 
 Ó P E R A . 
 Z A R Z U E L A . 
 ********************************************* 
 N O T I C I A S 
 P O R T A D A S . 
 PUEBLOS DE ESPAÑA / A VISTA DE PÁJARO . 
 ¿ QUÉ ES ? . 
 ********************************************* 
 RINCON DE IGNACIO . 
 ********************************************* 
 UNIVERSO - ASTRONOMÍA - ASTROFÍSICA . 
 UNIVERSO EN IMÁGENES 
 ********************************************* 
 V I A J A R . 
 VÍNCULOS - ENLACES . 
 ZAFARRANCHO . 
 
 
  Tools
 
TODO SOBRE LA M Ú S I C A .: LA EDUCACIÓN MUSICAL EN ESPAÑA .
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: IGNACIOAL  (Original message) Sent: 27/05/2010 16:11
LA EDUCACIÓN MUSICAL EN ESPAÑA

La música es un concepto muy amplio. Estudiar música en términos generales hoy en día no es viable en ningún rincón del mundo. No existe (o al menos el que escribe, y se dedica a la docencia, no lo conoce) una escuela que enseñe música. Lo que hay son escuelas que enseñan un enfoque u otro del arte de los sonidos. Algunas de un modo muy complejo y amplio como los conservatorios, en los que (siempre que no repitas un curso) la carrera fácilmente puede durar entre 14 y 15 años. Pero ¿necesita ir al conservatorio, por ejemplo, alguien que sólo quiere acompañar sus canciones con la guitarra? ¿Y alguien que quiere componer bandas sonoras? Hans Zimmer no fue y es uno de los mas aclamados compositores de este género. Richard Wagner tampoco. Pero pongamos un ejemplo desde otra perspectiva. Imaginemos que somos compositores (o pretendemos serlo) y nos encantan lo sintetizadores, todo tipo de software musical, etc ¿Que ocurriría si tuviéramos la misma formación que tuvo Mozart o Beethoven? ¿Que seriamos capaces de hacer?.

Quizás, como hemos expuesto al principio, no exista una escuela de música en general que forme “todo terrenos” capaces de hacer cualquier trabajo que se propongan, pero teniendo claro qué queremos hacer y hasta donde nos gustaría llegar sí que podemos encontrar suficientes recursos hoy en día en nuestro país para formarnos adecuadamente. Otro cantar es el tema de las titulaciones... Veamos que tipos de escuelas y de formación tenemos a nuestro alcance y si ofrecen algún tipo de titulación

Por un lado tenemos los conservatorios. Aquí encontraremos la formación más completa en líneas generales. La enseñanza en los conservatorios esta contemplada en tres ciclos: Grado elemental (4 años) , grado medio (6 años) y grado superior (4 o 5 años dependiendo de la especialidad que escojamos). Hay que tener en cuenta que la enseñanza en los conservatorios esta enfocada hacia la música “clásica”, eso no quiere decir que los conocimientos que adquiramos luego los empleemos para trabajar géneros completamente diferentes.

Otro dato importante es que durante los ciclos elemental y medio la enseñanza del instrumento es obligatoria, con lo que calcula un buen puñado de horas a la semana de ensayo con el instrumento que elijas.

Si crees que ésta puede ser tu opción he de decirte que para empezar en grado elemental has de tener entre 8 y 12 años, si calculas que has superado esa edad tendrás que realizar una prueba de acceso (ahí da igual la edad que tengas) a grado medio o superior.

Para estudiar el grado superior es necesario disponer de la titulación de bachillerato. En caso contrario el conservatorio te realizará una prueba humanística de nivel de bachiller.

Si quieres componer música para orquesta, aprender y componer mediante el modo y el lenguaje que usaban Mozart, Beethoven, Stravinsky, etc, el conservatorio es una de las mejores opciones. Si quieres hacer otro tipo de música la formación del conservatorio siempre va a ser positiva y te va a dar más recursos teóricos y prácticos que cualquier otra opción. Aunque, y esto es curioso, probablemente algunas de las cosas que quieras aprender ni siquiera las pasen por encima. Recuerdo que un amigo que cursaba 5º de guitarra en Grado Medio desconocía como se formaba algo tan elemental como un acorde de Do mayor en la guitarra. Parece increíble pero así es, el hecho de formar acordes que no estén explícitamente escritos en una partitura es algo por lo que pasan de largo la mayoría de profesores de instrumento en los conservatorios. Justo al revés ocurre con aquellos que estudian otros géneros como por ejemplo el Jazz donde uno de los primeros elementos que aprenden es el cifrado y ejecución de acordes. Esto ocurre con muchos otros aspectos que para un músico amateur serian obvios pero que para otro que lleva recibiendo clases durante varios años resulta toda una novedad. Esto no es necesario entenderlo como un fallo educativo del conservatorio, simplemente sus pretensiones formativas son otras.

El grado superior en los conservatorios equivale a una licenciatura universitaria. Al llegar al nivel superior es cuando el alumno escoge su especialidad. La variedad de estas dependerá de las que ofrezca el conservatorio. La mayoría de conservatorios, aparte de las especialidades correspondientes de instrumentos, ofrecen especialidades como pedagogía musical, dirección de orquesta, dirección de coro, composición, etc. Y poco a poco (muy poco a poco) algunos están empezando a ofrecer opciones “alternativas” como el conservatorio del Liceo en Cataluña que a través de L’Aula ofrece formación de música moderna: Rock, Jazz, etc. O el conservatorio de Murcia que ofrece como especialidad el Flamenco. Actualmente se esta valorando la incorporación en el nivel de Grado Medio a nivel Nacional de la guitarra y bajo eléctricos con su titulación oficial respectiva. Ya va siendo hora, ¿no?

Otra opción para conseguir una titulación universitaria relacionada con el mundo artístico de los sonidos es hacer una carrera relacionada con la música como por ejemplo musicología, magisterio musical o un doctorado como musicoterapia (si disponemos de alguna carrera que le haga juego). Aunque todo esto no son opciones muy recomendadas si lo que queremos es crear música, bien como intérpretes o como autores.


Es posible que no queramos dedicar tantos años académicos o prefiramos ir directamente a lo que nos interesa aprender. Para ello tenemos un sinfín de academias o escuelas repartidas por todo el territorio y de prácticamente todos los colores (y no hablo de política, aunque a veces también...). La diferencia esencial entre unas y otras es el profesorado. Teniendo en cuenta que no nos van a dar ningún titulo oficial y que lo único que nos vamos a llevar de ahí son los conocimientos que acumulemos es muy recomendable hablar con el profesor que nos dará las clases y explicarle cual es nuestro objetivo y que pretendemos aprender. Como comentábamos al principio es importante tener claro lo que queremos, ya que “música en general” no nos la enseñaran en ningún sitio. Por poner un ejemplo, imaginemos que queremos aprender a tocar la guitarra, no es lo mismo la escuela de una unión musical que por lo general está construida alrededor de una banda de corte clásico que una escuela de música Rock o Jazz. En teoría la concepción de la música que tenga el profesor de cada una de ellas va a ser bastante diferente.

Si lo que queremos es aprender armonía cada vez más academias la ofertan aunque, eso sí, desde un punto de vista “moderno”, cosa que para la mayoría de músicos de tendencias fuera de la música clásica es más que suficiente aunque otros, todo hay que decirlo, lo consideran un mal “resumen” de la armonía tradicional. Estudiar armonía clásica o contrapunto es difícil fuera de los conservatorios.

Pero existe otra opción, la del profesor particular. Probablemente la más cara (en teoría) y la más arriesgada ya que una academia nos ofrece una serie de garantías (también en teoría..) de que el profesorado esta cualificado y además unas instalaciones que favorecen tanto el estudio como el desarrollo de las clases. Yo no cogería esta opción si partiera completamente de cero puesto que si el profesor no es bueno puedo adquirir “vicios” tanto prácticos como teóricos que luego me serán difíciles de erradicar y que no harán más que limitar mis conocimientos para el día de mañana. Pero si ya tengo una base y se exactamente que quiero aprender la opción de un buen profesor particular puede ser muy interesante.

Por último nos queda la vía autodidacta. Que duda cabe, la más insegura y complicada de todas. Aunque hoy en día probablemente no lo sea tanto como antes. Con Internet y en pleno apogeo de la era de la información existen posibilidades que como mínimo ponen a nuestra disposición una extensa documentación de lo más variada. Además de foros en los que se pueden consultar dudas y programas informáticos diseñados para el aprendizaje. Por no hablar del repertorio y la vasta cantidad de partituras de dominio público y pago a la que tenemos acceso para analizarlas.

Aunque en honor a la verdad he de expresar que personalmente no considero la opción autodidacta como alternativa a una formación acompañada de un buen profesor.

Quizás, lo ideal sea una formación regular académica por profesores especializados y con temario cercano a lo que nosotros queremos aprender, junto esto la inquietud autodidacta para rellenar esos huecos que siempre encontraremos en unos sitios y en otros.

Por cierto, a mi y a muchos compañeros míos nos ocurre un fenómeno muy curioso, cuanto más conocemos los entresijos de la música más queremos saber de ella. Y es que el conocimiento, cuando algo te gusta, engancha.

Ilustraciones: Santiago Ramos




First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: IGNACIOAL Sent: 08/06/2010 18:53

Educación musical en España

Por Daniel Mateos Moreno. Lee su Curriculum.


De la película "School of Rock"

No es la primera vez que se critica en Filomúsica el precario estado de la música en el currículo educativo español. Aunque hasta ahora no haya servido de mucho, no sigue siendo menos importante continuar reclamando el lugar que merece la música en la educación. Muchos profesionales de la música prevemos que esta situación va a cambiar en el futuro; algunos le echan 5 ó 10 años, otros 20 ó 30, según consideren mayor o menor el retraso cultural de nuestro país. Este retraso, presente en toda la geografía española, se acentúa más en comunidades autónomas como Andalucía y Extremadura, y se percibe menor en otras comunidades más cercanas a Europa, como Cataluña y País Vasco.

Podrían nuestros argumentos parecer corporativistas: Cada uno reclama mayor atención, carga lectiva y prestigio para su profesión. Los músicos, cómo no, tenemos el deber y la obligación de reivindicar los posibles defectos del sistema educativo en nuestra área, al igual que todos los demás profesionales. Pero en casos tan flagrantes como éste, tan evidentes y discriminatorios, los jerifaltes de la educación en España deberían al menos escuchar las razones que nos asisten, pedir informes a comisiones de expertos sobre el asunto, y actuar en consecuencia.

Lo primero es eliminar de la conciencia colectiva la falacia de que el arte en general y la música en concreto no son necesarios. Un arquitecto se necesita para construir la casa donde vives. El ingeniero se necesita para diseñar y controlar la red eléctrica y telefónica. El médico te cura (o te mata). Pero un músico... ¿Qué produce? ¿Quién necesita a un artista?

¿No es cierto que se venden millones de discos? ¿Cuántas miles de películas hemos visto con sus correspondientes bandas sonoras? ¿Existe una sola estación de radio que no programe música? ¿Son muchos los anuncios comerciales que prescinden del ámbito sonoro? ¿Hay una sola persona a quien no le guste al menos algún tipo de música? ¿Podemos en algún momento cerrar nuestros oídos y dejar de escuchar, como cerramos nuestros ojos o prescindimos de otros sentidos externos?

La pregunta clave es: ¿Hasta qué punto cumple la música -el arte- exclusivamente un papel limitado al ocio, al entretenimiento, a la dispersión de otras tareas más productivas, necesarias y vitales? ¿Es necesario el arte?

Curiosamente, las sociedades prehistóricas primitivas y con más necesidades de bienes primarios (el alimento, la ropa, etc.), sabemos hoy día que producían lo que llamamos arte, con o sin conciencia de ello.

Sin embargo, a veces da la impresión de que en España el arte es menos que necesario; o mejor dicho, no es necesario incluir el arte en nuestra educación. Existen ayuntamientos con extensiones comunes de "cultura, educación y festejos". El Ministerio español de Educación, igualmente, es de "Educación, Ciencia y Deporte": por si la educación no merece dedicación exclusiva y fondos estatales propios, se dividen estos esfuerzos con el Deporte y la Investigación Científica, objetivos muy loables y dignos también de tener sus propios ministerios individuales.

La educación musical se relega a momentos muy posteriores de la vida intelectual del individuo: médicos, ingenieros, arquitectos, abogados, personas con destacadas carreras universitarias, muchos con escasa o nula preparación musical, sienten repentinamente la necesidad de acudir a conciertos de música clásica.

Algunos maestros especializados en educación musical comienzan (e incluso terminan) sus carreras de magisterio musical sin saber apenas música. ¿Qué tipo de profesores de música van a tener nuestros hijos en la escuela? La culpa no es de ellos ni de los programas educativos de Magisterio musical en las distintas universidades españolas. El problema es sencillo: Si no estudiaron en conservatorio, la música nunca estuvo presente de la manera que merecía en su educación, y sin embargo se les anima y se les permite ser maestros de música. La cruda realidad es que en tres o cuatro años no se puede formar a un profesor de música que no haya estudiado música anteriormente.

Algunos piensan que es más que suficiente con proveer al infante de un "acercamiento" al hecho musical. Se trata simplemente de "mostrarle" la música, que se familiarice con ella y aprenda a disfrutarla. ¿Realmente existe alguien hoy en día que no esté familiarizado y disfrute con algún tipo de música? ¿Cuánto hay en esa filosofía educativa de música realmente? ¿Alguien aún discute que el conocimiento del propio lenguaje de la música ayuda como lo que más a disfrutarla?

Muy de moda en nuestro país están las técnicas Dalcroze, Orff, Willems, etc. que predican una filosofía educativa realmente respetable y fructífera, pero que en España se pretende aplicar a niveles educativos mucho más altos de las edades para las que están diseñados. Puestos a hablar de pedagogía de la música, cabría preguntarse por qué apenas se cuenta en España con el método más famoso mundialmente y que mejores resultados ha dado hasta ahora: Suzuki.

Lejos está la situación de la música en la escuela comparada con la de otros países, donde se le da la oportunidad al niño/a de tener instrucción en el instrumento que desee y forme parte de la banda de la escuela y/o de la orquesta del colegio.

Los profesores de magisterio musical, como les corresponde, protestan ante la reciente reducción horaria del área de música en las escuelas, ya pequeña de por sí. Aducen razones de peso, estudios científicos demostrados, como la ineludible relación de la música con las matemáticas y la transversalidad con el resto de asignaturas, y los beneficios que conlleva. Además, la música comparte un defecto con los lenguajes hablados: si no se aprende de pequeño, difícilmente llegará a "hablarse" como un nativo.

Los conservatorios en España podrían definirse como centros donde se marginan los estudios de música, alejados totalmente del ámbito intelectual y universitario y con recursos precarios. ¿Cuántos conservatorios en España cuentan con una biblioteca y fonoteca decentes, con horarios decentes, y con un número aceptable de adquisiciones mensualmente?

Mejor no hablar de los sistemas de contratación de profesorado en el área de música, herederos de la marginación. ¿Es posible que algunos tribunales de oposiciones estén constituidos por personas que no poseen la titulación requerida a los aspirantes de la convocatoria? Lo que no haría más que demostrar la poca importancia académica que tienen los títulos de música en nuestro país.

La ansiada homologación a todos los efectos de los títulos de música con los de licenciados universitarios tampoco resolvió gran cosa, porque la homologación se realizó sobre el papel pero no sobre la práctica. Para la universidad española, siguen primando los méritos en investigación científica o musicología, sobre los méritos puramente artísticos (conciertos, composiciones, discos, etc), y en muchos casos incluso llegan a omitirse de las evaluaciones universitarias estos méritos artísticos para su propio profesorado. En esta línea, las becas en investigación son infinitamente más apreciadas y valoradas que las becas y los premios musicales. Para la Universidad Española, cuenta mucho más haber hecho una tesis doctoral sobre Beethoven que ser Beethoven. Los músicos siguen siendo aquellos artesanos griegos dedicados al arte de tañer las notas. ¿Llegará el día en el que se considere por igual la doble vertiente artística y científica de la música?

Si comparamos nuestro país con otros países, no ya con Estados Unidos, Francia o Alemania, sino con Portugal, Polonia, Grecia, países de sudáfrica, etc. aún más podemos comprobar cómo se acentúa nuestro atraso educativo en el área de la música.

¿Existen soluciones? Por supuesto, y como todos sabemos requieren inversión económica y cambios de mentalidad. Por ahora, sólo son utopías.


http://www.filomusica.com/filo67/educacion.html

FILOMÚSICA
Revista mensual de publicación en Internet
Número 67º - Agosto 2.005



 
©2022 - Gabitos - All rights reserved