Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

aquinosreunimospersonaspositivas
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
  
 GENERAL 
 ENTRA AL CHAT 
 REFLEXIONES 
 POESIAS 
 ARTE, CULTURA Y CIENCIA 
 FORMATOS, FONDOS Y GIFS 
  
 LA ROCKOLA 
 HISTORIA MUSICAL 
 ANOTA TU CUMPLEAÑOS 
 ENTRETENIMIENTO 
 RISAS Y HUMOR 
  
 MEXICO 
 ARGENTINA 
 CHILE 
 VENEZUELA 
 ESPAÑA 
  
 CINE ONLINE 
 JUEGOS 
 SALUD 
 CUIDA TU SALUD 
 PRENSA EN EL MUNDO 
 INFORMATICA-Tutoriales 
 
 
  Tools
 
REFLEXIONES: pensando en la historia
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: finamex  (Original message) Sent: 30/03/2011 03:39
     
     
   

 

La Malinche

Historia de mujeres
La Malinche

El 12 de octubre de 1492 se comenzó a escribir una nueva historia ligada indiscutiblemente a la aparición o descubrimiento de un nuevo mundo. De alguna manera la historia de hombres y mujeres se vio afectada por este proceso. Nuestra manera particular de comprender la historia nos hace remontarnos hacia estas fechas e incluso mucho más allá, ya que en base a estos acontecimientos comienzan a transformarse drásticamente las vidas de muchas de mujeres.

Por eso, Foeminas en su número 21 presenta la historia de una mujer muchas veces discutida y otras muchas cuestionada, pero que encarna un rol y un lugar muy difícil de entender.

 La Malinche (1502-1529), una mujer que se convirtió en la madre de la nación mexicana, un personaje controvertido y sumamente enriquecedor para analizar la vida de las mujeres de los pueblos originarios de América.

Malineli Tenepatl, La Malinche o simplemente Doña Marina, bautizada así con nombre cristiano, habría nacido en el marco de una familia noble indígena y se cree que fue secuestrada y vendida como esclava siendo ella muy pequeña. Luego de ser tomada como esclava, en su propia tierra, fue cedida a los mayas tras celebrarse un enfrentamiento entre éstos y los aztecas. Al haber sido ofrecida como tributo de guerra desde niña tuvo la posibilidad de hablar su lengua materna, el náhuatl y la lengua maya.

En 1519 fue regalada junto a quince mujeres y algunas piezas de oro al conquistador Hernán Cortés, quien advierte que Malinche al tener conocimiento de distintas lenguas, incluyendo el castellano, puede cubrir las tareas de intérprete o mediadora discursiva. Además de intérprete, La Malinche se transforma en la persona de confianza de Hernán Cortés, a quien dio un hijo. Cortés escribiría en una carta: "Después de Dios, le debemos la conquista de la Nueva España a Doña Marina".

Esta afirmación de Hernán Cortés y un hijo producto de la relación amorosa entre La Malinche y el conquistador hacen que los actos de esta mujer fueran interpretados por la historia de los pueblos de América como la gran traición. Al punto de utilizarse el término en toda América Latina “malinchista” para denominar a la actitud o acción servil del oprimido/a con su opresor, a cierta complicidad del nativo/a con el conquistador.

La historia de las mujeres, sin embargo, es la historia no dicha, es el relato acallado, censurado y que siempre se debe analizar varias veces. La vida de La Malinche es la de la mujer de ayer y de siempre, que se vuelve apátrida por no tener un lugar social. spudo rescatar , para entender un poco más la historia y para entendernos mucho más a nosotras mismas.  

A continuación  un trabajo que nos llega desde México  sobre La Malinche.

¿Quién es Malinche?

Pensar en la historia de la educación de las mujeres es llevarnos a una serie de imágenes e ideas que han ido tejiendo la herencia cultural, y que es difícil de entender sin estos íconos fundamentales de gran significación social mexicana, como lo es, entre muchas otras, La Malinche.

La Malinche es un personaje mítico-histórico que está sustentado en paradojas tales como la traición, o bien para otros y otras la emancipación. Es parte de la historia más contada de mujeres. Una mujer que por sus marcas de identidad (que son de exclusión) ha sido nombrada y reconocida en muchos libros de historia y literatura so pretexto de ser una mujer compleja., algunos puntos representativos de ella para dar pie a una apreciación de su relevancia como sujeto social, político y sexual:

La Malinche se expresa en la historia de la conquista de México, en el momento en que ella fue una de las veinte mujeres que se dieran a Cortés a cambio de paz y tranquilidad. Malinche fue la amante de Cortés y fiel intérprete y auxiliar de los españoles.

Su nombre era Marina (Malinalli, Doña Marina) mejor conocida como Malinche. Era sólo una esclava, un objeto susceptible de canje o de venta.

Al ser bautizada y convertida a la religión cristiana se le impuso el nombre de Marina.

Ella hablaba la lengua náhuatl, de los aztecas, y la maya. Entre los españoles había un sacerdote que había vivido algunos años con un pueblo de lengua maya. Malinche traducía de la lengua azteca a la maya y luego el sacerdote traducía del maya al español. En este punto la Malinche juega un rol de traductora y su lengua viaja por diversos escenarios, propiamente haciendo mediaciones entre españoles e indígenas.

Como traductora, Malinalli ayudaba a Cortés porque sabía las lenguas maya y náhuatl; al mismo tiempo aprendía el español rápidamente. Se la considera como un sujeto dinámico, ya que trataba de incorporar herramientas discursivas al tratar de aprender el castellano.

Como consejera, ponía al tanto a Cortés de las costumbres de los aztecas.

Como amante, Doña Marina dio a luz a un niño que se llamó Martín, el hijo de Cortés. Al tener un hijo con Cortés fue considerada la progenitora del mestizaje. Esta relación intrínseca con Cortés solo condescendía pues él al ser símbolo de poder y representante de la cultura invasora, ese “doña” significa un aporte de poder a Malinche; que se le asignaba por el “poder” intrínseco de Cortés.

Una mujer diferente, en una época difícil

La historia del sujeto “Malinche” es polémica, y como resultaría muy aparatoso desarrollar un análisis de esta índole, aquí solo se hará mención de la connotación que ella tiene como sujeto que se apropió de su ser político y sexual.

En el momento en que la Malinche comienza a hacer uso de su lengua como vehículo tanto de comunicación como en el plano político, estaba tomando conciencia de su ser y la ubicación de éste, ya que a través de las transacciones lingüísticas y corporales podía discriminar, con su propio juicio, qué decir y cómo decirlo.

Además de desempeñar su rol de mujer indígena (como las demás mujeres esclavas) empezó a cobrar mayor presencia, por su importancia para comunicarse entre dos culturas. Además su cuerpo, antes ignorado, comenzó a tomar presencia no solo por la cercanía con Cortes, sino por su inevitable servicio como traductora. Sólo basta echar un vistazo a los códices para ver la posición corporal respecto a Cortés, que en algunos casos se manifiesta con cierta arrogancia.

Ahora bien, aun cuando se puede hacer la crítica, desde otra óptica, de que solo era un objeto para el poder, este argumento queda superado al observarse que Marina luego de estar distante de Cortés, resulta independiente, puesto que, lucha por propiedades para ella y su hijo Martín.

Sin duda, esto expresa rasgos de una mujer que ha tomado conciencia de su ser autónomo, al exigir sus derechos (dejar de ser esclava), de ser libre y de pensarse como sujeto político. Es decir, ella toma decisiones “ante” el poder; este “ante” significa que hace frente (de afrenta) contra lo que la sometía, ella enfrento su subordinación.

Así también, de alguna forma la relación en torno a lo sexual con respecto a Cortés pasó de ser mera situación físico-genital a matizarse por vínculos más estrechos, es decir, afectivos, tal y como lo expresan algunos críticos de la historia. Ahora bien, esta relación le permitió a Malinalli entender la propiedad de su cuerpo, ideas y proyección de éste en un mundo que la oprimía y la determinaba.

No obstante, al entender las sensaciones y percepciones de su cuerpo, su amor erótico hacia Cortés y su inmenso amor de madre, lo trabajó en su vida personal, de tal forma que dejó de ser esclava y pasó a ser una mujer con nombre, propiedad (de ella misma) y un sujeto social reconocido.

 


First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved