Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

__ FORO CRISTIANO LA VERDADERA LEY DE DIOS Y SU IGLESIA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 ________________ NUESTRA FE ES SÓLO EL EVANGELIO ________________ 
 EL EVANGELIO COMENTADO ________________ 
 LA VERDADERA LEY DE DIOS ________________ 
 CONCILIOS QUE IMPUSIERON LAS LEYES DE LAS BIBLIAS ________________ 
 CRISTIANOS EN EL ORIENTE ________________ 
 LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN ______________ 
 LA BESTIA con el número 666 ________________ 
 JESUCRISTO SE NOS HA MANIFESTADO ________________ 
 CONTRADICCIONES EN CARTAS "PAULINAS" ________________ 
 
 
  Tools
 
¿EL EVANGELIO... O LAS BIBLIAS?...: ¿EL EVANGELIO... O LAS BIBLIAS? ¿QUÉ NOS MANDÓ PREDICAR JESUCRISTO?
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 6 on the subject 
From: Sierva-fiel  (Original message) Sent: 20/09/2012 21:39
¿EL EVANGELIO... O LAS BIBLIAS? ¿QUÉ NOS MANDÓ PREDICAR JESUCRISTO?
 
¿CUAL ES EL CAMINO VERDADERO?... ¿Qué mandó predicar Jesucristo? ¿las leyes del viejo testamento? ¿las cartas atribuidas a Pablo? ¿las biblias impuestas por las religiones? ¿o el Evangelio?... Jesucristo nos mandó predicar el Evangelio. ¿Es infalible la Biblia? La infalibilidad de las escrituras no es cierta porque hay muchas contradicciones en las escrituras y leyes contrarias a la enseñanza de Jesucristo. Los jefes religiosos de los imperios impusieron sus leyes de terror sacadas del viejo testamento y, con ello, dejaron ahogado, desplazado y mal entendido el Evangelio de Jesucristo, que mandaba que no se hicieran guerras, que no se matara a nadie, que no se hiciera a nadie esclavo y que se repartieran todos los bienes entre los pobres...
 

¿EL EVANGELIO O LAS BIBLIAS?... ¿QUÉ NOS MANDÓ PREDICAR JESUCRISTO...   Y CUÁL ES LA VERDADERA LEY DE DIOS?...

Muchos religiosos nos dicen que Jesús validó todas las leyes escritas en el viejo testamento, leyes que ellos llaman Ley de Moisés y los profetas..., y dan por seguro que esas leyes no sufrieron cambios desde el principio... Pero ¿es eso cierto?...   Los profetas no están de acuerdo con estos religiosos, pues así nos dicen:

"Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Yavé. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas" (Jeremías 8:7-8).

Y Jesucristo también les dijo a los escribas y fariseos:

"Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:

Este pueblo de labios me honra;

Mas su corazón está lejos de mí.

Pues en vano me honran,

Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres". (Mateo 15,7-9)

Jesucristo nos vino a enseñar de nuevo la verdadera Ley de Dios cuando los judíos ya no la conocían porque los escribas judíos habían cambiado la Ley en falsedad, y por eso enseñaban muchos mandamientos de hombres, como nos dice el Señor.

Los profetas nos dicen que los escribas habían cambiado la Ley y también que los fariseos enseñaban mandamientos de hombres..., por eso Jesús no validó todas las leyes del viejo testamento sino que abolió muchas de ellas, como podemos comprobar en los profetas, en el Evangelio, en las cartas de los apóstoles y en las siguientes citas: Isaías 29,13; Jeremías 8,7-8; Mateo 5,21-48; 7,12; 12,7; 15,7-9; Juan 5:16-18; Juan 8, 1-11; Hechos 15; Gálatas 5; Hebreos 7 y 8.   

El hecho de que Jesús mencione a Moisés y a los profetas no valida todas las leyes del viejo testamento, sino que Jesús menciona a Moisés y a los profetas unas veces para recordar que los profetas habían anunciado su venida y otras veces recuerda las leyes del viejo testamento para abolir muchas de esas leyes..., y es importante recordar que cuando el Señor deja abolidos los preceptos del viejo testamento, en ningún momento nos dice que esos preceptos hubieran sido dados por Dios, pues nos dice: "Oísteis que fue dicho........ Pero yo os digo: ........ ". Como ejemplo, tomaremos un mandamiento abolido para que veamos como Jesús se expresa:

"Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, vecon él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses".  

"Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo osdigo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen" (Mateo5,38-44). 

Jesucristo es Dios, y estas leyes judías fueron abolidas porque no eran Ley de Dios, pues el Señor no abolió la verdadera Ley de Dios, sino los preceptos de los hombres escritos en el viejo testamento...

Las doctrinas de los que quieren poner todas las leyes escritas en los libros de las biblias a la altura del Evangelio, desfiguran la realidad de lo que ocurrió cuando Jesucristo comenzó a predicar, pues el Señor abolió muchos preceptos del viejo testamento porque no guardaban la Ley de la misericordia.

EL EVANGELIO DE JESÚS LO TENEMOS ¿GRACIAS A LAS BIBLIAS ESCOGIDAS E IMPUESTAS POR LOS HOMBRES?...  ¿O GRACIAS A JESÚS, A LOS APÓSTOLES Y A TANTOS MISIONEROS QUE DIERON LA VIDA POR PREDICAR EL EVANGELIO?...

Muchos religiosos también nos dicen que el Evangelio y el testimonio de Jesús lo conocemos gracias a las biblias, porque el Evangelio viene escrito en las biblias..., pero los que hablan así ¿qué es lo que quieren decir?... Los que hablan así quieren darnos a entender que todas las leyes escritas en todos los libros de las biblias son palabra de Dios igual que la Ley de Jesucristo. Eso sólo es querer poner todas las leyes escritas en las biblias a la altura de la Ley de Jesucristo escrita en el Evangelio, y eso no es así y necesita una respuesta:

El testimonio de Jesús fue escrito en los Evangelios. Y en un principio los Evangelios no estaban incluidos en las biblias, porque las biblias aún no habían sido confeccionadas, ya que sus libros fueron escogidos por el imperio de Roma en los concilios del siglo IV.   Por tanto, el testimonio de Jesús lo encontramos en los Evangelios, a través de los Evangelios y gracias a los Evangelios.  Aún hoy en día podemos encontrar el testimonio de Jesús fuera de las biblias, pues también se pueden obtener sólo los Evangelios, de modo que no son necesarias las biblias para conocer el testimonio de Jesús.

Los libros de las biblias se pueden leer para conocer la historia de Israel, los profetas y las profecías, pero sabiendo siempre que Jesús nos predicó el Evangelio para que conociéramos la verdadera Ley de Dios y que fue la única Ley que nos mandó Jesucristo para la salvación.   Jesucristo no mandó predicar los libros de las biblias que tenemos ahora los cristianos. Jesucristo mandó a sus discípulos predicar por todos los pueblos solamente su Evangelio. Así nos dice el Señor:

"Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado". (Marcos 16,15-16)

LOS EMPERADORES DE ROMA (siglo IV) Y LAS BIBLIAS QUE IMPUSO LA RELIGIÓN DEL IMPERIO

Fueron aquellos poderosos de Roma del siglo IV los que, después de formar la religión del imperio, en los concilios de Roma del siglo IV escogieron todos los libros judíos y judaizantes que ellos querían para componer las biblias, luego allí pusieron los cuatro Evangelios para dejarlos ahogados entre un montón de libros y leyes judías y judaizantes que en muchos casos no guardan la misericordia que nos enseñó Jesucristo. Jesucristo abolió las leyes del viejo testamento que mandaban esclavizar, torturar y matar a las personas, y los poderosos de Roma volvieron a imponer esas leyes judías en las biblias para luego llamarlo a todo palabra de Dios.

Los emperadores y poderosos de Roma hicieron esto porque no amaban el Evangelio, y es que el Evangelio manda "NO MATARÁS", dejar libres a los oprimidos y repartir los bienes entre los pobres..., y los poderosos de Roma tenían muchos bienes, muchos esclavos y muchas leyes de muerte para castigar y matar a los humildes del pueblo. Ellos no querían el Evangelio de Jesucristo y por eso impusieron otro "evangelio" diferente: las biblias cuyos libros ellos escogieron para luego imponerlos a todos los pueblos del mundo y así imponer el terror.

Los cristianos son libres para leer cualquier libro y también las biblias, pero siempre sabiendo que muchas leyes del viejo testamento no son palabra de Dios, que Jesús abolió del viejo testamento todo lo que eran preceptos de hombres que no guardaban lo que Dios quiere, la misericordia y el perdón con todos, y que la única Ley verdadera es la que Jesucristo nos vino a revelar..., y por ello dio su vida por sus hijos e hijas. Todas estas cosas se discutieron en el concilio de Jerusalén, y los apóstoles en ese concilio dijeron a los judaizantes que no impusieran de nuevo la insoportable carga de las leyes del viejo testamento (Hechos 15:10) porque los cristianos sólo tenían una Ley, la Ley del Evangelio.

Los apóstoles, después de la discusión que tuvieron con los judíos y judaizantes por causa de la ley, escribieron una carta a los hermanos, diciéndoles que a los Apóstoles, movidos por el Espíritu Santo, les había parecido bien no imponer ninguna carga a los cristianos más que estas cosas necesarias: "..... a saber, que os abstengáis de las carnes inmoladasa los ídolos, de la sangre, de la impureza y no hacer a los otros lo que no queráis que se os haga a vosotros. Haréis bien en observar todo esto. Caminad en el espíritu Santo Amen". (Hechos15:28-30 Forma Occidental de las escrituras).

Esto es lo que declararon los apóstoles en el Concilio de Jerusalén: que los cristianos estaban libres de las leyes judías y que desde entonces sólo tenían que observar la Ley de Jesucristo.  La Ley de Jesucristo nos dice así:

"... todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12).

Pablo, fiel al decreto de este concilio de los apóstoles, más tarde así les diría a los Corintios:

"Con los judíos me he hecho judío para ganar a los judíos; con los que están bajo la Ley, como quien está bajo la Ley - aun sin estarlo - para ganar a los que están bajo ella. Con los que están sin ley, como quien está sin ley para ganar a los que están sin ley, no estando yo sin ley de Dios sino bajo la ley de Cristo.  Me he hecho débil con los débiles para ganar a los débiles. Me he hecho todo a todos para salvar a toda costa a algunos. Y todo esto lo hago por el Evangelio para ser partícipe del mismo"... (1ªCorintios 9, 20-23)

EL VIEJO PACTO FUE ABROGADO:

El viejo pacto judío, con sus leyes, muchas de ellas tradiciones y preceptos de hombres, era un pacto defectuoso, y por eso Jesús lo dejó abolido. Desde entonces, los primeros cristianos sólo tenían como Ley de Dios los mandamientos de Jesucristo escritos en el Evangelio. El libro de los Hebreos nos dice así:

"Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios”. (Hebreos 7:18-19)

"Juró el Señor, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melquisedec. Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto". (Hebreos 7:21-22)

Y EL VIEJO PACTO FUE ABROGADO PORQUE ERA DEFECTUOSO.

"Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. (Hebreos 8,6-7).

"Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer". (Hebreos 8,13).

¿Y por qué era defectuoso el viejo pacto?... Porque estaba cargado de muchos preceptos de hombres que los escribas habían añadido a la ley. Por eso se hizo pacto viejo y defectuoso. Entonces, a un pacto viejo y defectuoso no se le debe seguir llamando a todo su contenido ni a todas sus leyes Palabra de Dios.

Los Evangelios se pueden leer solos o dentro de las biblias impuestas por los hombres..., pero el Evangelio es la única Ley de Dios; es lo que nos mandó predicar Jesucristo para la salvación, y los cristianos no deben salirse de la Ley del Evangelio para irse tras las leyes judías que Jesucristo abolió.

Jesucristo nos predicó el Evangelio. Las biblias las impusieron los hombres y sus religiones.    (Página de un cristiano)

¿EL EVANGELIO... O LAS BIBLIAS? ¿QUÉ NOS MANDÓ PREDICAR JESUCRISTO?



First  Previous  2 to 6 of 6  Next   Last  
Reply  Message 2 of 6 on the subject 
From: Sierva-fiel Sent: 20/09/2012 21:41

JESUCRISTO PREDICÓ EL EVANGELIO Y MANDÓ A SUS DISCÍPULOS PREDICAR EL EVANGELIO...   LAS BIBLIAS FUERON IMPUESTAS POR LOS HOMBRES Y SUS RELIGIONES...

En el primer siglo los cristianos sólo tenían una Ley, y ésta era la Ley del Evangelio que les había predicado Jesucristo.  Las biblias y todas sus leyes fueron impuestas, como si fueran Ley de Dios, por los poderosos dictadores de Roma y sus religiones a partir del siglo IV. 

Los primeros cristianos conocían el viejo testamento y sus leyes, pero ellos sabían que Jesucristo había abolido la ley del viejo testamento porque en esa ley se encontraban muchos preceptos de hombres.   Los primeros cristianos sabían que la verdadera Ley de Dios era la Ley de Jesucristo escrita en el Evangelio, y también sabían que Jesucristo les había mandado predicar el Evangelio por todos los pueblos.  El Evangelio así nos dice:

"Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado". (Marcos 16,15-16).

"Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo". (Mateo 4,23).

"Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí". (Mateo 11, 5-6)

El Señor nos dice:  "y a los pobres es anunciado el evangelio"...  El Señor no mandó a sus discípulos predicar viejos testamentos ni cartas atribuidas a Pablo ni biblias religiosas...  Lo que el Señor mandó predicar fue el Evangelio.  Jesucristo era Dios y sabía que muchos abandonarían el Evangelio e impondrían otros libros religiosos con otras leyes que Él no había mandado, por eso nos avisó diciendo:

"Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin". (Mateo 24,11-14).

Cuando leemos el Evangelio y sus piadosos mandamientos, nuestra fe se fortalece y la esperanza llena nuestro corazón...  Pero cuando leemos las leyes de muerte del viejo testamento y otras leyes escritas en las biblias religiosas (ciertas partes escritas en las cartas atribuidas a Pablo), nuestro corazón se entristece y sentimos que esas leyes de matar a las personas, de esclavizarlas y torturarlas, no son igual que los piadosos mandamientos de Jesucristo.  Cuando leemos estas leyes tan terribles, nos entristecemos, pensamos y luego recordamos las Palabras de Jesucristo que nos hacen entender lo que estamos leyendo:  "Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará"...  Después de haber conocido los piadosos mandamientos de Jesucristo, volverse de nuevo a las leyes crueles del viejo testamento que Jesucristo abolió, es haber endurecido los corazones y haber olvidado la misericordia que nos enseñó Jesucristo.

"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén". (Mateo 28,19-20).

El Señor no nos mandó que enseñáramos leyes crueles y de esclavitud del viejo testamento ni de las cartas atribuidas a Pablo.  El Señor lo que mandó que enseñáramos es que se guarden las cosas que Él nos había mandado:  "enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado"

"Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado". (Marcos 16,15-16)

Salirse de las Palabras de Jesucristo y seguir doctrinas diferentes es caer de nuevo en los preceptos de los hombres...

(Página de un cristiano)
 

Reply  Message 3 of 6 on the subject 
From: Sierva-fiel Sent: 20/09/2012 21:43

PENAS DE MUERTE EN MUCHAS NACIONES...

DIOS MANDÓ A LOS HOMBRES DESDE EL PRINCIPIO "NO MATARÁS", PERO LOS HOMBRES DE MUCHAS NACIONES NO HAN HECHO CASO DEL MANDAMIENTO DE DIOS NI TAMPOCO DE OTROS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS...

JESUCRISTO ENSEÑA LA LEY EN PRECEPTOS A UN JOVEN QUE TENÍA MUCHAS POSESIONES...

"Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? El le dijo:¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones" (Mateo 19:16-22)

Estos son los verdaderos mandamientos de Dios enseñados por Jesucristo.  Pero muchos hombres poderosos del mundo y muchos emperadores dictadores impusieron religiones para anular la Ley de Dios como la enseñó Jesucristo y, en su lugar, poner las leyes de los hombres escritas en las leyes del viejo testamento y en los tratados de las leyes del imperio romano.

Varios siglos han pasado desde entonces y muchas religiones llamadas cristianas aún siguen ignorando la verdadera Ley de Dios como la enseñó Jesucristo y siguen justificando las guerras y las penas de muerte.   Estas religiones y los dictadores de las naciones que siempre las han apoyado abandonaron la Ley del Evangelio y se volvieron a las leyes antiguas del viejo testamento que Jesucristo abolió con su sangre y sus padecimientos.

Jesucristo es Dios hecho Hombre, y Él no se defendió ni mató a nadie cuando le persiguieron, cuando le juzgaron, cuando le azotaron y cuando le mataron clavándole en una cruz.   Y todo esto lo hizo Jesucristo para enseñarnos con su ejemplo la verdadera Ley de Dios, que nos dice "No Matarás"...   Las religiones que siempre están justificando a los caudillos dictadores, las penas de muerte y los castigos que ellos imponen y la desigualdad entre los hombres, no han seguido fielmente la Ley del Evangelio.  Prefirieron seguir las leyes del viejo testamento que Jesucristo había abolido.

Muchas leyes escritas en el viejo testamento, como la ley del Talión, que mandaba "ojo por ojo, diente por diente", aún se siguen imponiendo en muchos pueblos que se llaman cristianos, haciendo ver que los hombres poderosos y dictadores pueden matar a sus semejantes cuando ellos lo crean conveniente.

El Evangelio de Jesucristo abolió todas las leyes de los hombres y de sus supuestas religiones que mandaban matar o hacer daño a las personas...,  pero ¿quién conoce los verdaderos mandamientos de Jesucristo?, ¿quién conoce la verdadera Ley de Dios así como la enseñó Jesucristo?...   El desconocimiento de la verdadera Ley de Dios así como la enseñó Jesucristo ha traído a los pueblos del mundo mucho sufrimiento, muchas guerras, muchas imposiciones de castigos terribles, mucho terror y mucha desigualdad.

Las religiones del mundo que no amaban la Ley del Evangelio escribieron en sus biblias y libros religiosos las leyes de muerte, de castigos y de esclavitud que tenían los judíos antes de Jesucristo y las volvieron a poner como si todas fueran Ley de Dios...  Ignoraron que Jesucristo dio su vida para predicar la misericordia y para abolir todas las leyes que faltaban a lo que Dios quiere...  Lo que Dios quiere es la misericordia y el perdón:

"si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes"   (Mateo 12,7).

Dios quiere que tengamos misericordia y perdonemos las faltas de nuestros hermanos, y ésta es la verdadera Ley de Dios.

(Página de un cristiano)

Todos aquellos que queráis escribir sobre este tema quedáis invitados.


Reply  Message 4 of 6 on the subject 
From: Sierva-fiel Sent: 20/09/2012 21:43

LOS EMPERADORES DE ROMA (siglo IV) Y LAS BIBLIAS QUE IMPUSO LA RELIGIÓN DEL IMPERIO

Fueron aquellos poderosos de Roma del siglo IV los que, después de formar la religión del imperio, en los concilios de Roma del siglo IV escogieron todos los libros judíos y judaizantes que ellos querían para componer las biblias, luego allí pusieron los cuatro Evangelios para dejarlos ahogados entre un montón de libros y leyes judías y judaizantes que en muchos casos no guardan la misericordia que nos enseñó Jesucristo. Jesucristo abolió las leyes del viejo testamento que mandaban esclavizar, torturar y matar a las personas, y los poderosos de Roma volvieron a imponer esas leyes judías en las biblias para luego llamarlo a todo palabra de Dios.

Los emperadores y poderosos de Roma hicieron esto porque no amaban el Evangelio, y es que el Evangelio manda "NO MATARÁS", dejar libres a los oprimidos y repartir los bienes entre los pobres..., y los poderosos de Roma tenían muchos bienes, muchos esclavos y muchas leyes de muerte para castigar y matar a los humildes del pueblo. Ellos no querían el Evangelio de Jesucristo y por eso impusieron otro "evangelio" diferente: las biblias cuyos libros ellos escogieron para luego imponerlos a todos los pueblos del mundo y así imponer el terror.

En las siguientes respuestas escribiremos sobre los concilios religiosos que impusieron sus biblias para volver a imponer al mundo las leyes de muerte y de esclavitud del viejo testamento y así, de esta forma, dejar ahogada y desplazada la verdadera Ley de Dios enseñada por Jesucristo en su Evangelio.     Así, quedó la Ley de Jesucristo desconocida entre un montón de libros judíos y judaizantes (algunas partes de las cartas atribuidas a Pablo) que ya no guardaban la Ley del Evangelio que nos manda misericordia y perdón.

Sigue en la siguiente respuesta...    (Los concilios religiosos)

(Páginas de un cristiano) 



Reply  Message 5 of 6 on the subject 
From: Josediego Sent: 16/05/2013 07:40

....

La misericordia y el perdón es lo que Dios quiere.

" todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)

"Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete." (Mateo 18:21)

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. (Mateo 5)

Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes. (Mateo 12)

"Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, de ningún modo entraréis en el reino de los cielos". (Mateo 5:20)

La justicia en la que se basaban los escribas y fariseos era las leyes del viejo testamento, y nosotros los cristianos debemos alcanzar una justicia mayor si queremos entrar en el reino de los cielos.

Los judíos tenían la costumbre de aplicar la ley del Talión en sus juicios (ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura..., etc.), y así lo dejan escrito en las leyes del viejo testamento (Éxodo 21,24-25), pero esta ley faltaba a la misericordia y no contemplaba tampoco el perdón que debemos a los hermanos... El Señor deja abolida la ley del Talión.  Jesucristo asi nos dice:

Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.
Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;
y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;
y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.
Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.

Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.
Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;
para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.  (Mateo 5:21-48).

 La misericordia y el perdón es lo que Dios quiere.

 " todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)

...............


Reply  Message 6 of 6 on the subject 
From: Porque77 Sent: 23/07/2017 04:54
De: Porque77 Enviado: 16/06/2016 06:33
   
  
Dios mandó desde el principio y luego en tiempos de Moisés:  "NO MATARÁS".  Pero la Ley de Dios fue después cambiada por los escribas, y por eso en el viejo testamento hay escritos muchos mandamientos de penas de muerte, guerras, genocidios, esclavitud y sacrificios.  Todos esos mandamientos que son contrarios a la misericordia que Jesucristo nos enseña en el Evangelio, sólo son preceptos de hombres.
 
=========================

Así es.  Dios no había ordenado a los hombres hacer daño ni matar a las personas.  Dios mandó desde siempre y para siempre que los hombres tuvieran misericordia con todos:
 
Mateo 12:7
si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes

Proverbios 3:1-4
3:1 Hijo mío, no te olvides de mi ley,
Y tu corazón guarde mis mandamientos
;

3:2 Porque largura de días y años de vida
Y paz te aumentarán.
3:3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;
Atalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón;
3:4 Y hallarás gracia y buena opinión
Ante los ojos de Dios y de los hombres.

Oseas 6:6
Porque misericordia quiero, y no sacrificio

A continuación, recuerdo tu precioso cántico de amor a Jesucristo:
 
 
De: Porque77 Enviado: 11/05/2017 04:29

CÁNTICO DE AMOR A JESUCRISTO...

La misericordia predicada por Jesucristo aún va sujetando los pilares del mundo... El día que desaparezca totalmente la noción de la misericordia predicada por Jesucristo, el mundo arderá sin necesidad de que nadie le prenda fuego.

Por supuesto que en el mundo hay muchas religiones falsas que no siguen los mandamientos misericordiosos de Jesucristo. Religiones hay muchas, pero son muy pocas personas las que siguen el camino de la misericordia. 

Cada religión predica el Evangelio según sus intereses, pero las personas de buena voluntad sólo siguen el camino de la misericordia. Religiones puede haber muchas, pero Evangelio sólo hay uno. Y el Evangelio siempre está mandando a los hombres que sigan el camino de la misericordia.

Jesucristo es lo más hermoso que ha conocido la humanidad. No desaprovechemos la oportunidad que tenemos de ser amigos de Jesucristo, pues Jesucristo es nuestra única esperanza. Sus palabras son palabras de vida y te alegran el corazón. Y Él dio su vida y se dejó crucificar para que sus Palabras llegaran hasta nosotros. Es hermoso pensar que Jesucristo está ahí viendo lo que haces, oyendo lo que dices y leyendo lo que escribes. Él es nuestra única esperanza.

Fueron muchos los que vieron a Jesucristo morir y fueron muchos los que le vieron resucitado, y entonces comprendieron que Jesucristo era Dios. Y aquellos que vivieron aquellas cosas las dejaron escritas para que ahora nosotros tengamos esperanza. 

Fe, nadie tiene fe, pero la esperanza es lo único que una persona inteligente debe guardar mientras no le falte el aliento..., porque si Jesucristo no existiera, ¿dónde está el sentido de las cosas?..., ¿dónde está el principio y el fin de la Creación?... Aunque no tengamos fe, si tenemos esperanza, todo vive. Pero si perdemos también la esperanza, todo se convierte en muerte y sin sentido.

Las Palabras de Jesucristo son Palabras de Justicia y de misericordia, y promesas de vida eterna. Y yo las tomé como mi esposa amada, y esperaré que Jesucristo vuelva, mi Esposo amado, y yo me sentiré como su virgen querida esperándole..., esperando a mi locura de amor en el desierto, esperándole..., sentado a la puerta de mi casa, mirando al horizonte por encima de las montañas... ¡¡Qué hermoso es que cuando el Esposo vuelva, desesperado Él mire a la puerta de su casa y ¡¡qué alegría¡¡..., pues allí estaba esperándole su esposa amada!!...


===============================

De: María Laura3:

Precioso lo que has escrito:  Que la esposa esté esperando al Esposo (Jesucristo) con fidelidad y con todo su amor. 
 
Sólo tenemos un Esposo, que es Dios, el Dios Creador de todas las cosas. Y Jesucristo es el Dios Creador de todas las cosas que se hizo carne. Leamos:

Juan 1:1
Al principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios.
1:2 El estaba al principio en Dios.
1:3 Todas las cosas fueron hechas por EL, y sin El no se hizo nada de cuanto ha sido hecho.
1:4 En El estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

Juan 1:14
Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.




Gracias Laura por tus palabras de amor a Jesucristo... Que Dios te bendiga.
 
.......................................................... .......

======================
 
Gracias a ti por tus palabras que nos llenan de esperanza, y por el cántico de amor que has escrito en el que expresas tu amor y fidelidad a nuestro Esposo amado, Jesucristo, Dios Creador de todas las cosas que se hizo Hombre y predicó el Evangelio en el que nos enseñó los mandamientos que en verdad había dado Él mismo desde siempre y para siempre. 
 
Que Dios te llene de bendiciones y te libre de todo lo que quiera entristecer tu alma. Está escrito que algún día, cuando venga Jesucristo y nos lleve con Él a su reino, seremos hartos de todo lo que desee nuestra alma.  
 
Ven, Señor Jesús.


First  Previous  2 a 6 de 6  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 
©2022 - Gabitos - All rights reserved