Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LOS MENSAJEROS CRISTIANOS DE IEUE
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 Cristo es Dios manifestado en Carne 
 Correcta abreviatura y pronunciación del Nombre de Dios 
 
 
  Tools
 
General: LAS DOS MODALIDADES DE BAUTISMO
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: GOYOBRITO  (Original message) Sent: 25/04/2020 18:54

LAS DOS MODALIDADES DE BAUTISMO:

 

1)      Modalidad de Bautismo en agua:

 

En el Nuevo Pacto que también se puede expresar como la nueva alianza, y que a la vez vale decir: “el Nuevo Testamento”, hallamos en analogía a lo que hizo ell levita Moisés, cuando todos los israelitas en él fueron bautizados en la nube y en el mar, que la primera Modalidad de Bautismo con agua en los tiempos de IESUE de Nazaret, la practicó Juan bautista a los hebreos en el río del Jordán. En esta Modalidad de Bautismo, es que además de los discípulos de Juan bautista, Jesucristo fue bautizado en las aguas del Río Jordán, momento cuando el bautista se le opuso diciendo: “¿Yo necesito ser bautizado por ti, y tú vienes a mí?” (Mt. 3:13-15)Sin embargo en respuesta a esta actitud del bautista, el mismo Cristo le dijo, que Dejad ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia (Jn. 3:15). Y aún cabe mencionar, que luego de iniciar Cristo su ministerio, él no bautizaba de manera general como lo hacía Juan bautista, sino solamente a sus discípulos (Jn. 4.2).

 

Juan bautista en su manera de bautizar, bautizó a la verdad en agua para arrepentimiento, diciendo que creyeran en aquel que venía después de él, esto es El Cristo (Hch. 19:4). Sin embargo, no solo Juan bautista instó a los hebreos hacia la creencia del Enviado o Mesías que vendría después de él, sino también les había revelado, que Jesucristo es el Cordero de Elohim que quita el pecado del mundo (Jn. 1:29,36); y a causa del cual que al venir en un momento de sombras de muerte y de ceguera espiritual, para que el único Elohim nuestro Padre hecho carne creciera, al ponerse de manifiesto a los suyos, Juan menguó para que EL creciera (Is. 9:1-2; Mt. 4:12-17; Jn. 1:11; 1 Tm. 3.16; y 3:30). Y así súbitamente, subió cual renuevo de tierra seca, a fin de ir allanando el camino para la predicación de las nuevas buenas de salvación, y tras sí se efectuara su crucifixión, muerte y resurrección de entre los muertos conforme a la Escritura (Is. 53:1-2; y Lc. 24:44-47).

 

Resucitado pues el Cristo, el Hijo del Elohim Viviente en cuanto a su carne, y quien es el mismo Elohim respecto a su Divinidad, él dio a sus discípulos los siguientes mandamientos:

 

“Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura, el que creyere y fuera bautizado será salvo, más el que no creyere será condenado (Jn. 16:15-16).”

 

“Y que se predicase en su Nombre, el arrepentimiento y perdón de pecados en todas las naciones del mundo, comenzando desde Jerusalén (Lc. 24:47).”

 

“…quedaos en Jesusalén, hasta que hayan sido investido con poder desde lo alto” (Lc. 24:49).

 

Así que por ello en la ciudad de Jerusalén, y día de celebrase el pentecostés (Fiesta de las semanas o fiestas de las primicias), aconteció que Pedro puesto en pies con los otros once apóstoles, aclaró el motivo por el cual había sobre ellos descendido poder desde lo alto, y acabado de aducir su poderoso discurso, les dijo a los compungidos de corazón: “Arrepentíos y bautizase cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para el perdón de los pecados, y recibiréis el Don del Espíritu Santo (Hch. 2:38).”

   

Después del día de pentecostés, el bautismo en Nombre de Jesucristo tuvo gran incidencia, porque los gentiles, los discípulos de Juan bautista y Pablo, así se bautizaron, tal como se puede ver en la narrativa de los hechos que a continuación, están relacionados a esos eventos:

 

“…. ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros? Y mandó bautizarles en el Nombre del Señor IESUE… (Hch. 10:47-48).”

 

“Aconteció que entre tanto Apolos estaba en Corintio, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Éfeso, y hallando a ciertos discípulos, les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creasteis? Y ellos dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: en el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyeran en aquel que vendría después de él, esto es, en IESUE el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados  en el Nombre del Señor IESUE. Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos  el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas y profetizaban. Eran por todo unos doce hombres (Hch. 19:1-7).”

 

“Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía buen testimonio  de todos los judíos que allí moraban, vino a mí, y acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella misma hora recobré la vista y lo miré. Y él dijo: El Dios de nuestros Padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca. Porque serás testigo suyo a los hombres, de lo que has visto y oído. Ahora pues, ¿porque te detienes? Levántate y bautízate invocando su Nombre (Hch. 22:12-16).

 

2) Modalidad de bautismo en Espíritu Santo y Fuego:

 

Esta modalidad, es la infusión que Jesucristo da a quien se bautice en su Nombre. Con esto se cumple, lo anunciado por Juan bautista, cuando dijo: “Él os bautizara en Espíritu Santo y fuego (Mt. 3:11; y Lc. 3:16)”; y es pues, la promesa que del Padre Eterno, Cristo le anunció a sus discípulos: “Oísteis de mi (Hch. 1:4-5).” La cual fue profetizada en Joel 2:28 y en otros textos bíblicos, y tuvo acertado cumplimiento dentro de la ciudad de Jerusalén, cuando se celebraba el día de pentecostés (fiesta de las semanas o de las primicias); y cuyo cumplimiento fue con gran demostración de poder, viento fuerte y lenguas repartidas, como de fuego, asentadas en cada uno de los que unánimes estaban reunidos en aposento alto, y fueron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen (Hch. 1:12-26; y 2:1-4).

 

Al ser bautizados los creyentes por Jesucristo, en Espíritu Santo y Fuego, obtienen el Don del Espíritu Santo o Dones Espirituales, que no solo puede consistir el hablar en lenguas como le ocurrió a los discípulos del Mesías en Aposento Alto, sino intérpretes de lenguas, palabra de sabiduría, palabra de ciencia, fe, dones de sanidades, hacer milagros, profecía y discernimiento de espíritus, para un total de 9 Dones Espirituales, según lo descrito por Pablo en 1 Co. 12:1-10. Además de estos dones, están los indicados en Romanos 12:3-8; en Efesios 4:7-12 y en lo vaticinado por el profeta Joel, que para los jóvenes es ver visiones y para los ancianos es soñar sueños (Joel 2:28).



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved