Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

AMIGOS CANARIOS (MOJO PICÓN)
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ SALA DE CHAT ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ VIAJAR SIN SALIR DE CASA ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ MENSAJES ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ PRENSA, RADIO ♥ ♥TELEVISION ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ POEMAS ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ GIF ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ LINDAS IMAGENES ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ CAPILLA ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ CARTELITOS PARA CONTESTAR MENSAJES ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ MARCOS, LAYOUT ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ RECETAS DE COCINA♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ JUEGOS ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ GRUPOS AMIGOS ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ PROVINCIA DE LAS PALMAS ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ PROVINCIA DE TENERIFE ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ AQUI CARTELITOS CON FRASES ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ IMAGENES ♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ BUZONES ♥- 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ CHISTES ♥- 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥ CUMPLEAÑOS ♥- 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 ♥TRUCOS DE COCINA♥ 
 :::::::::::::::::::::::::::::::::: 
 
 
  Tools
 
? PROVINCIA DE LAS PALMAS ?: EL PROGRAMA ICONOGRÄFICO DEL RETABLO MAYOR DE TEROR (GRAN CANARIA)
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Mary Carmen  (Original message) Sent: 27/08/2009 16:41

 

 

EL PROGRAMA ICONOGRäFICO DEL RETABLO

 MAYOR DE TEROR (GRAN CANARIA)

Juan Sebastian La Nuez García

INTRODUCCIÓN

La basílica de Ntra. Sra. del Pino, en la villa

de Teror, es uno de los centros espirituales de mayor

 importancia de Canarias. Esta advocación mariana ha

 sido, y es, la más venerada en Gran Canaria (1), lo que,

 lógicamente, ha tenido sus consecuencias artísticas, tanto

 en el arquitectónico como en los diversos bienes

muebles que forman su tesoro.

Teror situado en la zona de medianías del centro-norte

 de Gran Canaria, en la cota de los 500 metros de altitud,

 corresponde, dentro de la conformación del sistema

 urbano canario, a los asentamientos que se desarrollan en

 la segunda mitad del siglo XVI, momento en que se

 roturan y ponen en cultivo sus tierras (2).

EL RELATO

En Canarias, en el mismo proceso de la conquista

 del archipiélago (1402-1496) e incorporación a

 la corona de Castilla se da como fenómeno paralelo

 de cristianización la presencia de imágenes marianas.

Según la tradición popular, la imagen de la Virgen

 María apareció, de forma sobrenatural, en lo alto de

 un pino. Fernando Hernández Zumbado, en su novena

 a Ntra. Sra. del Pino (1782), explica el relato:

 "Nuestros padres nos han dicho que dirigidos

 por un resplandor maravilloso, la encontraron en

 la eminencia de un pino, rodeada de tres hermosos

 dragos, de cuyas ramas se formaba una especie de

 nicho; que una lápida muy tersa le servía de peana

 y que del tronco de aquel árbol nacía una fuente

perenne de aguas medicinales" (3). La extraña lápida

 que sirvió de pedestal, con huellas podomorfas grabadas

 en la piedra, sólo fue vista por los pocos que subieron

 al alto pino, desapareció al caer el árbol (4).

El acontecimiento, según la tradición, tuvo lugar el 8

 de septiembre de 1481, siendo venerada la imagen,

 además de por unos pastores, por el obispo fray

 Juan de Frías, prelado de la entonces diócesis

rubicense. El episodio, de acuerdo con el relato

 tradicional, ocurría en pleno fragor de la conquista

 de Gran Canaria (1478-1483).

El escenario de la aparición fue un frondoso bosque,

 que en el siglo XV se extendía en el centro?norte

de la isla. El singular pino crecía en la zona que

 se denominaba "Aterura" documentado también

 con las variantes "Terore" o "Terori", consolidado

 posteriormente con la forma " Teror" (5). Este bosque,

 prolongación de la conocida "Selva de Doramas", y en

 concreto el pino, pudo tener carácter sagrado para

 los canarios antiguos, que realizarían allí algún tipo de

 rito (6). Este extremo no se ha logrado documentar.

No deja de ser sintomático que un acontecimiento,

 considerado en la época tan extraordinario,

 escapara a los cronistas contemporáneos, que no tratan

 la aparición de la Virgen del Pino. Caso contrario,

 la Virgen de Candelaria, en Tenerife, fue protagonista

 de obras monográficas. Habrá que esperar al siglo

 XVII para que se ofrezcan las primeras versiones

 literarias sobre el hecho, que queda perfilado en

relatos más o menos similares al de Francisco

López de Ulloa (1646) (7). Entre otros autores del

Seiscientos que también tratan el tema, aunque

más escuetamente, destacan el obispo Cámara y

 Murga, Núñez de la Peña, fray José de Sosa,

 Marín y Cubas, etc. (8). Todos coinciden en

señalar el carácter milagroso de la imagen y

 su peculiar aparición en un pino.

Si el siglo XVII constituye la consolidación del

culto de la imagen, el siglo XVIII será el momento

 de gran apogeo, que se hará extensivo al propio

progreso que disfrutará la villa de Teror. Se

editan por primera vez obras dedicadas enteramente

 a la devoción de la Virgen, como las de fray Diego

Henríquez, Fernando Zumbado (9) y Diego Álvarez de

Silva. Este último autor está considerado como el gran

 cantor barroco de la Virgen del Pino con su obra

" Salutífera sombra del místico Pino María, nuestra

 reina purísima y soberana señora" (1763) (10).

LA ESCULTURA

Una información de Hidalguía, instruida en 1693,

 y en la que testifican varias personas sobre el

capitán Juan Pérez de Villanueva y su esposa

María Sánchez de Ortega, dice de éstos:

" (...) fueron patronos de la iglesia parroquial

de Nuestra Señora del Pino de Teror, y que la

fabricaron y trajeron de España la santa imagen

de Nuestra Señora a su costa y caudal (...)" (11).

 Este capitán testó en 1551, por lo que pudo

ser su padre, Diego Pérez de Villanueva y Aranda,

 el que trajo la imagen a Teror (12).

El estudio iconográfico que realizó Hernández Díaz

 adscribió la imagen al círculo de artistas sevillanos,

 proponiendo a Jorge Fernández como autor de la

 talla, que se realizaría en los primeros decenios del

 siglo XVI (13). Se está, pues, ante una escultura

 de madera, policromada, perteneciente al último

 gótico. Posteriormente se le aplicaron las vestimentas

 barrocas, indumentaria con la que se expone

 en la actualidad.

EL TEMPLO

La construcción del nuevo templo de la Virgen

del Pino constituyó una de las empresas arquitectónicas

 más importantes del siglo XVIII grancanario.

El edificio, continuando con la tradición constructiva

 del mudéjar, incorpora elementos propios del barroco

 dominante (14), perteneciendo al conjunto de

" iglesias con cúpulas" que en ese momento se levantan

 en Canarias (15). El nuevo edificio aprovechó la

torre tardogótica (1708) de la fábrica anterior (16).

 Los planos fueron trazados por el coronel Antonio

 Lorenzo de la Rocha (+l783), iniciándose las obras

 el 5 de agosto de 1760. La inauguración se

 celebró en agosto de 1767, constituyendo un

acontecimiento de gran importancia en la sociedad

 canaria del momento (17).

Desde el inicio del siglo XVIII es evidente el

 deseo que tiene Teror de diferenciarse dentro del

 panorama arquitectónico de Gran Canaria. No es de

 extrañar, pues, que en 1708 se construya

una torre para su iglesia. Lo sorprendente fue el

modelo escogido: las torres góticas de la catedral

 de Santa Ana de Las Palmas, levantadas casi dos

siglos antes. En este gesto hay un sentimiento mimético

 hacia el primer templo de la diócesis, por medio de la

 imitación de una forma, que como imagen ya tiene un

valor reconocido en Canarias -la catedral-, se trata

de resaltar el "prestigio" del edificio, aunque para

 eso se acudiera a un lenguaje artístico anacrónico.

 También se ha señalado otro aspecto, el carácter

simbólico del número 7, presente en los siete pisos

 de la torre (18). Este número se ha considerado

como "símbolo de la perfección y complemento a

todas las cosas" (19), del "orden completo, período

o ciclo" (20) y de la eternidad (21).

 

 



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved