Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Cuarto Camino
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 
 
  Tools
 
General: ¿cómo encontrar tu significado en la vida?
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Alcoseri  (Original message) Sent: 06/03/2012 01:14

¿CÓMO PUEDE ENCONTRAR UNA PERSONA SU PROPIO SIGNIFICADO EN LA VIDA?

Cada cual nació en el mundo para que aprendiera una lección desde el punto de vista del Trabajo, para que realizara una tarea respecto de sí mismo, y a menos que empiece a entenderlo, la vida carece de significado. Es preciso que recordemos algo que todos hemos olvidado. La vida es muy breve; nos perdemos demasiado temprano en la vida. No hay que dejarse ir a la deriva.



Domínese y pregunte: "¿Qué hago? ¿A dónde voy?"



Piense en lo que debe hacer antes que sea demasiado tarde; piense en la importancia de lo que debe hacer. Cada cual debe distinguir en sí mismo cuál es la tarea que debe hacer, la razón por la cual debe vivir su vida. El hombre ha nacido en este planeta con una tarea interior, y la vida está de tal modo arreglada que no puede hallarse a si mismo y el significado de su vida por medio de la vida, sino comprendiendo lo que es esta tarea interior.



El Trabajo dice que todos han nacido para esta tarea, y están en las mejores condiciones respecto de ella, y que si un hombre emprende este Trabajo sus condiciones son las mejores posibles para los fines del mismo. Todos creen que si se hallaran en diferentes circunstancias todo sería más fácil, pero no es así. El nacimiento se debe al destino, no al accidente, y todo destino tiene que ver con uno mismo y su posible evolución. Es preciso luchar contra las circunstancias en que se halla uno. Ser pobre ocasiona dificultades y ser rico ocasiona dificultades. Tal como es la vida, su curso es siempre diferente del que esperábamos, y todo está, por así decir, entrecruzado. Si la vida misma fuera un fin, esto no sería así. Pero cuando pensamos en nuestra vida desde el punto de vista de que nosotros y la demás gente tiene que comprender y transformar algo de la mayor importancia, cambia todo el significado de la vida.



La vida es muy breve —un instante o dos de confusión— pero aun así mediante la acción del Trabajo es posible tener una vislumbre de la tarea que nos fue asignada y de lo que significa realmente nuestra existencia aquí. Este Trabajo, si se lo aplica correctamente, hace ver gradualmente lo que una persona tiene que hacer, qué lección debe aprender, qué cosa principal en ella tiene que comprender y transformar. Esto es llamado el Rasgo Principal. Pero un hombre no puede llegar a la percepción interior de su Rasgo Principal mientras no esté pronto para él. Todas sus observaciones y propósitos disgregados en relación con su propio trabajo se combinarán gradualmente y le mostrarán qué es lo que tiene que combatir y le darán la razón de su estancia aquí en la tierra. Esto es encontrar el significado de uno mismo, o más bien el significado de la propia existencia. Pero es una lucha inútil empeñarse en encontrar directamente el Rasgo Principal. Siempre se ha de trabajar honradamente sobre una u otra cosa que se ha observado y tratar con sinceridad de cambiarla.



Muchas veces la gente siente el Trabajo sinceramente, pero nunca piensa en empezar sinceramente algo que ha observado en sí y en trabajar sobre ello. Quiere todo al mismo tiempo, y sin pagar el precio. Pero si pone emoción para llegar a conocer su Rasgo Principal, y si realmente quiere conocerlo, logrará vislumbres de él. Si sólo pudiesen ver cuán equivocados han estado en su vida, cómo han reaccionado siempre de la misma manera ante ciertas circunstancias, si de súbito pudieran tener una vislumbre de todo esto, entonces obtendrán un propósito que los llevará inevitablemente al Rasgo Principal. Descubrirán que es algo que siempre habían conocido y sospechado, pero qué nunca se dieron cuenta que era esa misma cosa.



Quizá usted lo vea en un instante tan breve como un relámpago, y piense: "Así era esto en realidad". Siempre lo había conocido, pero no se imaginaba que era la cosa que debía ser cambiada. Y entonces se dará cuenta que si puede cambiar exactamente esta cosa, será capaz de cambiar otras cosas. Después de la primera vislumbre, tal vez no pueda verla otra vez por algún tiempo. Luego la verá otra vez. Es el eje a cuyo alrededor gira su personalidad, y es el eje equivocado, por eso, a menos que construya algo detrás de su personalidad, no se podrá encontrar a sí mismo. Pero si puede lograr un rastro del verdadero "Yo" para que sostenga el Rasgo Principal, verá lo que hacía que su vida fuera equivocada. Y si comprende que en este descubrimiento finca el verdadero significado de la vida para usted, entonces la vida nunca más carecerá de significado.

Hasta ahora, cuando hablamos sobre el hombre, lo hicimos sobre los rasgos humanos generales, comunes a todas las personas. Pero en cierto momento del trabajo, además de entender los principios generales, uno debe tratar de descubrir sus propias peculiaridades, pues uno no puede conocerse a los fines prácticos si sólo conoce las características generales. Cada hombre tiene sus propios rasgos individuales, sus propias debilidades cuando es incapaz de resistir las cosas que ocurren.



Estos rasgos o debilidades pueden ser muy simples o muy complicados. Un hombre puede ser capaz de resistirlo todo, excepto la buena comida; otro, todo, excepto la charla, o puede ser perezoso, o demasiado activo. En cierta etapa del estudio de sí es importantísimo descubrir el propio rasgo principal, lo cual significa la debilidad principal. Las principales debilidades de las personas son muy diferentes, y si podemos resistir algo que otro hombre no puede resistir porque sucede que ése es su rasgo principal, esta diferencia en las debilidades nos da la ilusión de que podemos "hacer".



El rasgo principal o la debilidad principal está en la falsa personalidad. En algunos casos es posible ver claramente uno, dos o tres rasgos o tendencias, a menudo entrelazados, que entran en todo como un eje en torno del cual gira todo. Este es el rasgo principal. Nuestro Idioma con frecuencia no tiene palabras ni formas para describirlo y sólo se lo puede indicar de un modo indirecto.



Es interesante que uno descubre difícilmente su propio rasgo principal, porque uno está en él, y si a uno se lo dicen, habitualmente no lo cree. Pero podemos descubrir qué hay muy junto a él, aunque no se trate de él. A veces es útil reunir opiniones de amigos sobre uno mismo, pues esto ayuda a menudo a descubrir los propios rasgos.



Es importantísimo averiguar qué crea obstáculos a nuestro trabajo. Hasta que uno lo descubrió, un rasgo principal significa pérdida constante de energía, de modo que debemos descubrir esta pérdida y detenerla.



P. ¿Uno puede hallar siempre el rasgo principal por sí mismo?

R. En cierto momento del trabajo organizado, ese rasgo saldrá, o se lo dirán a usted. Pero si se lo dicen, no lo creerá. O a veces es tan evidente que es imposible negarlo, pero con la ayuda de los amortiguadores uno puede olvidarlo nuevamente. He conocido personas que dieron un nombre a su rasgo principal y por algún tiempo lo recordaron, y luego lo olvidaron. Usted debe acercarlo a usted. Cuando lo sienta usted mismo, lo conocerá. Si sólo se lo dijeron, puede olvidarlo fácilmente. Cuando usted halla muchas manifestaciones de su falsa personalidad, puede hallar su propio rasgo.



P. ¿Eso es lo que usted llama amortiguadores psicológicos?

R. No, pero los amortiguadores ocultan al rasgo principal; éste es ayudado por los amortiguadores.



P. Si averiguamos nuestros rasgos principales, ¿podemos corregirlos? Usted dijo que no podemos cambiar nada de nosotros.



R. En el sentido corriente, no podemos. Pero aquí esto significa usar el resultado de la experiencia y del conocimiento que no pertenece a la vida corriente.





P. Pero un hombre corriente también cambia.



R. Por supuesto que cambia para mal, se torna más mecánico, más estricto, más rígido. Puede haber excepciones, pero, como regla general, las cosas no progresan en la vida corriente. Las personalidades cambian, particularmente si cambian las circunstancias, pero es un cambio mecánico, accidental. A menudo basamos nuestra opinión en excepciones, ya sea que las observemos correcta o equivocadamente. Las excepciones son más fáciles de notar que las reglas.



P. Habiendo observado cierta tendencia en uno mismo, uno decide que eso no sucederá.



R. Habitualmente, después que uno lo decidió, eso sigue sucediendo. O si no sucede, por lo general aparece en su lugar otra tendencia. Como regla general, sólo una cosa detiene las cosas: el temor.



P. ¿Los rasgos principales varían durante la vida?



R. Si están claramente delineados, siguen a lo largo de toda la vida. P. Empero, puedo ver cosas que tuve, que ahora no existen.



R. Posiblemente. Nuestro conocimiento de nosotros mismos es muy defectuoso. Uno puede observar muchas cosas en la vida y cometer grandes errores, si uno no sabe cómo verificarlos. Y generalmente, como dije, es difícil ver el rasgo principal.



P. ¿Podría decirme cuál es mi NEGATIVO rasgo principal?

R. No pienso así. Vea, esto no es necesario para empezar a trabajar. Al comienzo, lo que es importante no es el rasgo principal mismo sino qué es lo que éste produce, y que usted pueda estudiar en la forma de las actitudes. No conocemos nuestras actitudes porque jamás pensamos sobre nosotros del modo correcto. Tenemos demasiadas ideas imaginarias. Lo que debemos estudiar ahora es todos nuestros puntos de vista, las emociones habituales, el modo en que pensamos, lo que inventamos. Estos son todos resultados del rasgo principal o de los rasgos principales, pues puede haber dos o tres rasgos que son los más importantes, no necesariamente uno solo. Piense acerca de la falsa personalidad; esto es absolutamente suficiente, a los fines prácticos. Como teoría, la falsa personalidad en la mayoría de los casos gira en torno de un eje, y ese eje es el rasgo principal. Si un hombre tiene una gran debilidad, desde un punto de vista es una ventaja, porque si puede vencer este rasgo o debilidad, de una zancada puede lograr muchas cosas. Es una ventaja cuando las cosas se concentran, juntándose muchas cosas en un solo punto. Entonces, los esfuerzos en este punto producen resultados mejores que si uno trabaja en diferentes puntos. Pero el rasgo principal no es siempre definible. A veces, usted puede poner su dedo en él, a veces no; en una persona puede verlo, en otra no. Pero a la falsa personalidad usted puede verla.



P. ¿El rasgo principal es comida para la falsa personalidad?



R. El rasgo principal no es comida, Es falsa personalidad; es algo sobre lo cual se basa la falsa personalidad y que entra en todo.



P. ¿El rasgo principal siempre toma decisiones en los momentos importantes?

R. Esta es la mejor definición de eso: que siempre toma decisiones. En conexión con el rasgo principal, es mejor pensar primero en líneas generales: porqué usted llegó al sistema, qué quiere del sistema. A menudo sucede que las personas acuden a las pláticas durante años y olvidan porqué vinieron. Si usted recuerda por qué vino, el sistema puede responder sus preguntas, pero no sin eso. Ahora puede recordar acerca de la mecanicidad; puede olvidar acerca de la agudísima convicción en toda persona de que puede "hacer" y que si no puede hacerlo es porque no pensó en ello o no lo deseó. Es necesario luchar con esta idea y entender que somos mecánicos, que no podemos hacer nada, que estamos dormidos, que tenemos muchos "yoes": todas estas cosas. Esto le ayudará a ver la falsa personalidad, pues todas estas cosas nos las atribuimos como ejemplos normales de la imaginación. Y la personalidad imaginaria, o falsa personalidad, es el rasgo principal para todos.



COMENTARIOS PSICOLÓGICOS SOBRE LAS ENSENANZAS: DE GURDJIEFF Y OUSPENSKY



P. D. OUSPENSKY - EL CUARTO CAMINO






Fraternalmente Vicente Alcoseri Moderador del Foro Secreto Masónico
http://groups.google.com/group/secreto-masonico



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved