Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

DESENMASCARANDO LAS FALSAS DOCTRINAS
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 YHWH (DIOS PADRE) EL UNICO DIOS 
 JESUCRISTO NUESTRO MESIAS JUDIO 
 LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA BIBLIA 
 MEJORE SU CARACTER Y SU VIDA 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS 
 YOU TUBE-MAOR BA OLAM-LINKS II 
 BIBLIAS/CONCORDANCIA/LIBROS 
 MAYOR ENEMIGO DEL HOMBRE ES UNO MISMO 
 ¿LA TORA ES MACHISTA? -MENSAJE ESOTERICO Y EXOTERICO 
 ¿ES INMORTAL EL ALMA?- FALACIA DE LA ENCARNACION Y REENCARNACION 
 EL ISLAM TIENE ORIGEN UNITARIO ADOPCIONISTA 
 ANTIGUO TESTAMENTO-ESTUDIO POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO II-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 NUEVO TESTAMENTO III-ESTUDIOS POR VERSICULOS 
 CRISTO NO TUVO PREEXISTENCIA 
 ¿QUE ES EL ESPIRITU SANTO? 
 
 
  Tools
 
GIZE, STONEHENGE, CHICHEN ITZA, ETC,ETC: LOS DOGONES (FUERTE RELACION CON SIRIO)
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999  (Original message) Sent: 18/01/2013 02:52

Dogón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
 
Dogón
Casas dogon.jpg
Antiguas viviendas dogonas, en la falla de Bandiagara, considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
Población total 400 000 a 800 000
Idioma lenguas dogonas

Los dogones son un grupo étnico que vive en la región central de Malí, al sudoeste de la curva del río Níger, cerca de la ciudad de Bandiagara, en la región de Mopti. Su población está estimada entre 400 000 y 800 000 personas.[1] Los dogones son especialmente conocidos por sus tradiciones religiosas, sus bailes con máscaras, su escultura de madera y su arquitectura. El último siglo ha visto sucederse importantes cambios en su organización social, en su cultura material así como en sus creencias, en buena medida como consecuencia del atractivo turístico del país dogón.

Índice

 [ocultar

[editar] Geografía e historia

El territorio donde se localiza la mayoría dogona está bisectado por la falla de Bandiagara, que llega a presentar un desnivel de 150 metros en las zonas bajas y de 300 metros en las altas, promediando los 200 metros en la mayor parte del recorrido a lo largo de 150 km. En el sudeste de la falla se encuentra la llanura árida de Seno-Gondo y al noreste la meseta de Bandiagara. Históricamente, los pueblos dogones se establecieron en el área de Bandiagara como consecuencia del rechazo colectivo de esta etnia a convertirse al islamismo hace alrededor de 1000 años.[2] La inseguridad a la que se vieron enfrentados los dogones como consecuencia de la presión impuesta por otros pueblos musulmanes les llevaron a desplazarse y a instalar sus aldeas en posiciones defendibles sobre paredes escarpadas y colinas. Otro factor que influyó sobre la elección del emplazamiento de sus pueblos fue el agua. El río Níger está cerca y en la piedra de arenisca de su ubicación nace, al pie del risco, un riachuelo durante la temporada húmeda.

Falla de Bandiagara en la frondosa época de lluvias.

Entre los dogones existen multitud de tradiciones orales que relatan la historia de su origen. Una de ellas explica que provienen del Mandé, situado hacia el suroeste de los riscos de Bandiagara, cerca de Bamako. De acuerdo a esta tradición oral, el primer emplazamiento dogón se estableció en el extremo suroeste de la escarpadura de Kani-Na.[3] [4] Hacia el siglo XV, los dogones se mudaron hacia el norte, a lo largo de esta escarpadura, llegando hasta la región de Sanga.[5] Otros relatos orales sitúan el origen de los dogones hacia el oeste, más allá del Río Níger, o afirman que el pueblo dogón viene del este. Es probable que los dogones actuales estén formados por múltiples grupos de diverso origen que migraron para escapar de la islamización.[6]

Con frecuencia es díficil diferenciar entre prácticas pre musulmanas y prácticas posteriores, aunque la Ley Islámica las clasifica, junto con otras etnicidades de la región (Mossi, Gurma, Bobo, Busa y Yoruba) como fuera del canon Dar al-Islam y por lo tanto daba carta blanca a los traficantes de esclavos para realizar razzias.[7] A medida que el crecimiento de las ciudades aumentó, la demanda de esclavos en toda la región de África Occidental también creció. Esto supuso el asesinato de hombres autóctonos por los asaltantes islámicos y la esclavización de mujeres y niños.[8]

[editar] Arte dogón

Algunos motivos del arte dogón.

El arte dogón consiste principalmente en la escultura. Sus motivos giran en torno a valores religiosos, ideales y libertades (Laude, 19). Las esculturas dogonas no se realizan para mostrarse en público, y suelen guardarse en las casas, santuarios o mantenerse con el hogón (Laude, 20). La importancia del secretismo es debida a la significación simbólica que reside detrás de las piezas y el proceso a través del que son realizadas.

Las temáticas que se pueden encontrar en la escultura dogona son personas con armas levantadas, personas barbudas superimpuestas, caballeros, taburetes con cariátides, mujeres con niños, personas cubriendo sus rostros, mujeres moliendo mujo perla, mujeres portando cuencos en sus manos, burros llevando cargas, músicos, perros, pancos o abrevaderos de cuatro patas, personas inclinándose a partir de la cintura, imágenes espejo, personas con mandil, y personas de pie (Laude, 46-52). Los contactos con otros orígenes o culturas son evidentes en el arte dogón. La influencia del arte Tellem es clara, lo que se muestra claramente en sus diseños rectilíneos (Laude, 24).

[editar] Cultura y religión

La mayoría de los dogones practican la religión animista, incluyendo al ancestral espíritu Nommo, con sus festivales y una secta en la cual Sirio juega un importante papel. Una minoría significativa de los dogones practica el islamismo, y otra minoría practica el cristianismo.

Los dogones registran su mundo ancestral a través de un sistema patrilineal. Cada comunidad dogona, o familia extendida, está encabezada por un solo hombre adulto. Esta cabeza directiva es el hijo que más ha vivido del ancestro de la rama local de la familia. Dentro de este sistema patrilineal los matrimonios poliginios pueden realizarse hasta con cuatro mujeres.[1]

La mayor parte de los hombres, no obstante, suelen tener solo una mujer, y es raro que un hombre tenga más de dos esposas. Formalmente, las mujeres solo se unen al hogar del marido tras el nacimiento de su primer hijo. Las mujeres pueden dejar a su marido al principio de su matrimonio, antes del nacimiento del primer hijo. Tras tenerlo, el divorcio es raro y algo muy serio, requiriendo la participación de toda la aldea. Una familia extendida puede sumar hasta cien personas, y se denomina guinna.

Un hogón.

Los dogones se orientan fuertemente hacia la armonía, lo que se refleja en muchos de sus rituales. Por ejemplo, en uno de sus más importantes ritos, la mujer elogia al hombre, el hombre agradece a la mujer, el joven expresa su apreciación hacia el anciano, y el anciano reconoce la contribución del joven. Otro ejemplo es la costumbre de elaborados saludos cada vez que un dogón se encuentra con otro. Esta costumbre se repite una y otra vez, a través de una aldea dogona, todo el día. Durante un ritual de saludo, la persona que ha entrado en contacto responde una serie de preguntas sobre toda su familia, de la persona que ya estaba en el lugar. Invariablemnte, la respuesta es sewa, que significa que todo está bien. Entonces el dogón (o la dogona) que ha entrado en contacto repite el ritual, preguntando al residente cómo está su familia. Como la palabra sewa se repite de modo tan común en una aldea dogona, las poblaciones vecinas llaman con frecuencia a los dogones el pueblo sewa.

El hogón es el líder espiritual de la aldea o ciudad. Es elegido entre los hombres más ancianos de las familias extendidas de la aldea. Tras su elección tiene que seguir un período de iniciación de seis meses, durante el cual no se le permite que se afeite o se lave. Viste ropas blancas y no está permitido que nadie le toque. Una virgen joven que todavía no ha tenido su ciclo menstrual lo cuida, limpia su casa y prepara su comida. Regresa a su casa cada noche.

Una mezquita de barro y su minarete.

Tras su iniciación, portará un fez rojo. Además, lleva un brazalete con una perla sagrada que simboliza su función. La virgen es remplazada por una de sus mujeres, pero ella también vuelve al hogar cada noche. El hogón debe vivir solo en su casa. Los dogones creen que la serpiente sagrada Lebé llega durante la noche para limpiarlo y transferirle sabiduría.

Los dogones viven de una agricultura de subsistencia, cultivando mijo perla, sorgo y arroz, así como cebollas, tabaco, cacahuetes y otras verduras. Marcel Griaule promovió la construcción de una presa cerca de Sangha e incitó a los dogones a cultivar cebollas. La economía de la región de Sangha se dobló desde entonces y sus cebollas son vendidas en lugares tan remotos como los mercados de Bamako y Costa de Marfil. También crían ovejas, cabras y gallinas. El grano se almacena en graneros.

[editar] Los dogones y Sirio

Entre 1931 y 1956, el antropólogo francés Marcel Griaule (1898-1956) estudió a los dogones. Sus investigaciones incluyeron misiones de campo durante períodos de días hasta dos meses en 1931, 1935, 1937 y 1938.[16] A finales de 1946, Griaule pasó treinta y tres días consecutivos manteniendo conversaciones con el sabio dogón Ogotemeli, fuente de la mayor parte de las futuras publicaciones de Griaule.[17] Griaule escribió casi tres mil páginas acerca de las creencias de un hogón (chamán dogón) llamado Ogotemeli, con respecto a la clasificación de las plantas y la cosmogonía, entre otros temas. No nombró a Sirio en esos textos. Entre 1946 y 1956 Griaule viajó anualmente a la región de los dogones.[18] Griaule escribió casi tres mil páginas acerca de las creencias de un hogón (chamán dogón) llamado Ogotemeli, con respecto a la clasificación de las plantas y la cosmogonía, entre otros temas. No nombró a Sirio en esos textos.

En 1965, la antropóloga francesa Germaine Dieterlen (1903-1999) ―que viajó varias veces con Griaule a Malí― publicó Le renard ple, donde sostenía que el chamán Ogotemeli, en sus charlas con Griaule (ahora fallecido desde hacía nueve años):

  • habría descrito a la Luna como «seca y estéril»;
  • habría dicho que el planeta Júpiter tiene cuatro satélites (los únicos conocidos desde Galileo Galilei);[19]
    • en 1965 ya se conocian 9 satélites de Júpiter: Io, Europa, Ganímedes, Calisto (descubiertos por Galileo Galilei en 1610), Himalia (Perrine, 1904), Elara (Perrine, 1905), Pasífae (Melotte, 1908), Sinope (Nicholson, 1914), Lisitea, Carme (Nicholson, 1938) y Ananke (Nicholson, 1951);
    • hasta 2008 se conoce que Júpiter en realidad tiene por lo menos 63 satélites;
  • Ogotemeli habría dicho conocer los anillos de Saturno (que en Occidente ya eran conocidos desde el siglo XVIII);[19]
    • sin embargo no conocía los anillos de Júpiter (porque fueron descubiertos en 1977), ni los de Urano (también descubiertos en 1977);[20]
  • habría dicho que Sirio es un sistema triple (Sigui Tolo, o ‘estrella del Sigui’) formado por una estrella gemela (Po Tolo, «tan pesada que todos los hombres del planeta no podrían levantarla») y por una tercera estrella (Emme Ya) 4 veces más liviana que Po Tolo;
    • esa estrella compañera (Sirio B), y sus datos se conocían en Occidente desde 1862; su diámetro es similar al de la Tierra y su peso similar al de nuestro Sol;[21]
    • la idea de una tercera estrella fue una teoría de Ch. Volet (1932). En el año 1995 la NASA detectó anomalías en las órbitas de Sirio A y Sirio B de las que se dedujo la existencia de Sirio C.[22]
  • habría hablado acerca de que los dioses nommo eran anfibios y llegaron desde el cielo en una nave voladora; predicaron ante la gente, que se reunía en grandes números alrededor del lago que se creó alrededor de la nave.[23] [24]

En ellas, estos informaron que los dogones creen que la estrella más brillante del firmamento, Sirio (Sigi Tolo o ‘estrella del Sigui’)[25] tiene dos estrellas compañeras, Pō Tolo (la estrella Digitaria) y Ęmmę Ya Tolo (la estrella femenina del Sorgo), respectivamente la primera y segunda compañera de Sirio A.[26] Sirio, en el sistema dogón, formó uno de los focos a partir de la órbita de una pequeña estrella, la estrella compañera Digitaria. Cuando Digitaria está más próxima a Sirio, esa estrella se ilumina. Cuando está más alejada de Sirio, produce el efecto de un pestañeo que hace que el observador vea varias estrellas. El ciclo orbital toma 50 años.[27] [24]

En 1976, el escritor Robert K. G. Temple publicó The Sirius mystery, donde popularizó la idea de que los dogón habían tenido contacto con extraterrestres; que el sistema dogón revelaba un conocimiento preciso de hechos cosmológicos solo conocidos a través del desarrollo de la astronomía moderna, ya que parecían conocer, según el relato de Griaule y Dieterlen, que Sirio forma parte de un sistema estelar binario, cuya segunda estrella, Sirio B, una enana blanca, había sido completamente invisible al ojo humano (del mismo modo que Digitaria es el grano más pequeño conocido para los dogones), y que toma 50 años para completar su órbita. La existencia de Sirio B solo había podido inferirse a través de cálculos matemáticos llevados a cabo por Friedrich Bessel en 1844. Temple argumentaba, a partir de lo anterior, que la información de los dogones, si se rastreaba hacia atrás en el tiempo hacia fuentes y mitos egipcios, podría indicar una transmisión extraterrestre de conocimiento de las estrellas.[28] [24] Ni Griaule ni Dieterlen habían llevado a cabo tales afirmaciones sobre una posible fuente esotérica del conocimiento dogón.

De modo más reciente, se han alzado dudas sobre la validez del trabajo de Griaule y Dieterlein.[29] [30] En un artículo publicado en 1991 en Current Anthropology, el antropólogo Walter van Beek publicó sus conclusiones tras su investigación sobre los dogones:

Aunque hablan acerca de Sigu Tolo [que es lo como Griaule afirmó que los dogones llamaban a Sirio] no están en absoluto de acuerdo entre ellos en el significado de la estrella. Para algunos es una estrella invisible que debería alzarse para anunciar el festival sigu, para otros es Venus, en otra posición, apareciendo como Sigu Tolo. Todos están de acuerdo, no obstante, que aprendieron acerca de esa estrella gracias a Griaule.[31]

En 1991, el antropólogo danés W. E. A. van Beek ―que vivió once años entre los dogón, entre 1979 y 1990― publicó Dogon restudied donde criticó los métodos de investigación de Griaule y Dieterlen, y sugirió que ellos habían confiado en un solo informante (Ogotemeli), quien podría haber sido influenciado por un misionero jesuita que había vivido en la región antes de las repetidas visitas de Griaule y Dieterlen.[31]

El astrónomo estadounidense Carl Sagan escribió un libro llamado Los dogones, La conclusión inmediata es que el pueblo dogón ha mantenido contactos con una civilización cuyo avance tecnológico solo llegó hasta 1932.

  • Todos los supuestos conocimientos de los dogón coinciden con los conocimientos astronómicos alcanzados en Occidente a principios del siglo XX, y coinciden con los errores de la misma época.
  • Esos conocimientos no incluían ni uno solo de los descubrimientos posteriores a 1932.
  • Ninguno de los «extraordinarios» conocimientos astronómicos que le habrían legado esos visitantes alienígenas al pueblo dogón era desconocido para la astronomía moderna antes de que sus mitos fueran registrados en los años treinta y cuarenta.
  • En esa información se incluyen varios errores obvios, muy poco probables viniendo de una civilización tecnológicamente avanzada.
  • No existe ningún registro previo a los años cuarenta del saber astronómico de los dogón.
  • La evidencia material respecto a ese extraordinario saber es ambigua y sujeta a interpretaciones arbitrarias, como el famoso «huevo del mundo» (dibujo de un sólido), transformado en un diagrama orbital (una elipse).
  • Existen explicaciones alternativas verosímiles, como la de Carl Sagan, basada en procesos de asimilación cultural que ya se han observado en otras culturas.
  • Toda la leyenda del saber secreto que tienen los dogón acerca de Sirio se basa en una única fuente (Griaule), y las aseveraciones de esa única fuente no han podido ser confirmadas por muchos otros investigadores que han trabajado sobre el terreno. Dicho de otra manera, no ha existido una verificación independiente de los datos.
  • Los datos y los métodos empleados por la fuente original han sido cuestionados y criticados.
  • La investigación de Walter van Beek aporta evidencias en contra de que alguna vez haya existido en el pueblo dogón un inusual, detallado y preciso conocimiento astronómico, fuera de las posibilidades reales de una sociedad pretecnológica.

La hija de Griaule, Genevieve Calame-Griaule, respondió en una publicación posterior, argumentando que Van Beek «no siguió los pasos adecuados para adquirir conocimiento», y sugirió que los informadores dogones de Van Beek podrían haber pensado que este había sido enviado por las «autoridades políticas y administrativas para probar la ortodoxia musulmana de los dogones».[32]

 
http://es.wikipedia.org/wiki/Dog%C3%B3n


First  Previous  12 to 26 of 41  Next   Last 
Reply  Message 12 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 18/01/2013 04:35

MONUMENTOS ANTIGUOS

Desde la Isla de Pascua hasta Giza, y acabando de nuevo en la Isla de Pascua, hay 40 mil Km…

Y esta sorprendente LÍNEA pasa, nada más y nada menos que por…

PERU

ÁFRICA

En Egipto, OBVIAMENTE, también pasa por Giza…ERA EL CENTRO!

También por la supuesta cuna de nuestra civilizacion…los sumerios…

Y todos estoslugares están en la MISMA LÍNEA…Linea que seguramente en otra época fue el ECUADOR!!

IMPRESIONANTE!!!

Aunque todavía hay mucho más..Si tomamos esa línea como el ecuador y calculamos su polo norte, tenemos que:

Y si todavía hay alguien que no está soprendido con todo esto, que se prepare!

Utilizando la base de la gran pirámide y restando del circulo exterior al cuadrado, el círculo interior del cudrado…

La cifra se la llevaron a un físico y casi se cae de espaldas…no os perdais la cara que pone!!

Físico escéptico tratando de poner cara de poker después del mazazo de descubrir que hemos INVOLUCIONADO!!

CONOCÍAN TAMBIÉN LA VELOCIDAD DE LA LUZ!!!!!!!

Un metro es la distancia que recorre la luz en el vacío durante un intervalo de 1/299 792 458 de segundo

El primer número es el de la velocidad de la luz…y el segundo el obtenido de la pirámide…

Que os jugais a que todavía algún taliban dice que es casualidad????


Reply  Message 13 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 18/01/2013 04:36
De: BARILOCHENSE6999 Enviado: 31/07/2012 15:26
 
 
 
 
 
 
 



Image ref The so-called ground zero beginnings of civilisation itself, the site of Gobekli Tepe in Turkey in the image below also chose to revere the knowledge with an ‘H’ symbol interpretation showing the way to stars in Taurus.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Respuesta Ocultar Mensaje Eliminar Mensaje  Mensaje 3 de 4 en el tema 
De: BARILOCHENSE6999 Enviado: 31/07/2012 15:28

Reply  Message 14 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 22/01/2013 20:30

Los Dogon y El Misterio de Sirio

Una etnia relativamente primitiva del África occidental parece poseer dentro de su sabiduría tradicional conocimientos astronómicos muy precisos sobre el sistema estelar de Sirio, que sólo son factibles de obtener utilizando refinados recursos tecnológicos. Nos referimos, por supuesto, a los Dogon.
Los mitos de este pueblo contendrían referencias claras a la invisible acompañante de Sirio, una enana blanca que fue predicha por la ciencia en 1844 y descubierta en 1862. Aún más, la describirían con detalles tan exactos como sorprendentes, considerándola como muy pequeña y formada por el metal más pesado del mundo, y con un período orbital de 50 años, virtualmente idéntico al calculado por la astronomía occidental.
A primera vista, esto parece imposible. Un conocimiento de esa clase sólo lo pueden haber recibido los Dogon de una civilización científicamente avanzada. ¿Extraterrestre? ¿Atlante? ¿O quizás simplemente de la civilización tecnológica geográficamente más cercana a ellos, la Occidental?

Sobre el supuesto mito Dogon se ha creado segundo mito, adventicio y moderno, que se inició cuando Robert Temple publicó en 1975 su famoso libro “The Sirius Mystery”. Este “mito sobre el mito” involucra la visita de seres extraterrestres a la Tierra en un pasado remoto.

El mito

Un pequeño y remoto pueblo del Sahel, en el África Occidental, puede ser la prueba más consistente de que la Tierra fue visitada en una época remota por seres del espacio exterior.

Se trata de los Dogon, tribu que habita en la actual República de Malí. Los Dogon son poseedores de una mitología tan rica como compleja; sus leyendas contienen conocimientos astronómicos que de ninguna forma pudieron haber obtenido por sí mismos, ni de un eventual contacto con visitantes terrestres. Esto le plantea a la ciencia un enigma que es incapaz de explicar, y que escapa por completo a las soluciones convencionales.

La sabiduría secreta de este pueblo contiene datos precisos y detallados sobre el sistema solar, que en muchos casos sólo han entrado a formar parte del acervo de la astronomía moderna muy recientemente: describen a la Luna como “seca y estéril”, saben que el planeta Júpiter (al que llaman “Dana tolo” tiene cuatro grandes satélites, conocen los anillos de Saturno, y que los planetas describen órbitas elípticas alrededor del Sol. Esta noción de que los cuerpos celestes siguen órbitas elípticas alrededor de un astro principal que se ubica en uno de los focos sólo fue aceptada por la astronomía occidental a partir de Kepler, en el siglo XVII. Además, describen a la Vía Láctea como una galaxia espiral formada por millones de estrellas.

Sin embargo, los conceptos fundamentales de los mitos Dogon no se refieren al sistema solar, sino que giran en torno a Sirio, estrella de primera magnitud situada en la constelación del Can Mayor, a la que conocen como “Sigu tolo”, la “estrella del Sigui” (“tolo” significa “estrella”. Aún más, la brillantísima Sirio es menos importante en la cosmogonía Dogon que su invisible acompañante, Sirio B, una enana blanca que no fue descubierta por la astronomía occidental sino hasta 1862. Los Dogon conocen a Sirio B como “Po tolo”, que se traduciría como “estrella Digitaria”; “po” es el grano de la Digitaria exilis, gramínea conocida popularmente como fonio o acha. El grano de la Digitaria exilis es el más pequeño que conocen los Dogon, y, por extensión, la más pequeña de las cosas.

La magnitud de Sirio B (“Po tolo” es de 8,7, por lo que resulta absolutamente invisible a ojo desnudo; aún más, la separación máxima de Sirio A y B es de apenas 11 minutos de arco (y un observador con visión perfecta apenas puede separar dos puntos luminosos separados por 42 segundos de arco). Para la primera visualización moderna de Sirio B, realizada en 1862 por Alvan Clark, se requirió emplear el mayor telescopio existente para la época. De acuerdo al mito Dogon, esta “estrella Digitaria” o Po tolo tarda 50 años en recorrer su órbita alrededor de Sigu tolo. El cálculo de los astrónomos es, sorprendentemente, de 50,04 años; el error de la estimación de los Dogon respecto a los datos logrados con los más refinados recursos tecnológicos es inferior al 0,08 %. El mito también proporciona otros detalles inquietantes acerca de Po tolo: la describe como blanca y compuesta de “sagala”, un metal muy denso y extremadamente pesado, el más pesado del universo. Ésta es una descripción singularmente adecuada para una enana blanca. Además, afirman que Po tolo rota sobre su eje en un periodo de un año, lo que probablemente es una apreciación correcta. Según los Dogon, Sirio B o Po tolo es la primera estrella creada por Amma y el eje del Universo. Consideran que el Sol y Sirio son dos estrellas gemelas, con un origen común.

Aún hay más: los Dogon conocen también otros componentes del sistema. Describen otra estrella a la que denominan “Emme Ya” (“el sol de las Mujeres” o “Sorgo hembra”, mucho mayor que Digitaria, pero cuatro veces más liviana, que recorrería su órbita alrededor de Sigu tolo (Sirio A) también en cincuenta años, pero a una distancia mayor. Alrededor de Emme Ya ubican un satélite que le sirve de guía, al que denominan “Nyn tolo”, “la estrella de las Mujeres”. La astronomía moderna no descubrió que Sirio es un sistema triple sino hasta 1995. Otro miembro adicional del sistema es la llamada “estrella del zapatero”, muy alejada de las otras tres y que se desplaza en dirección contraria alrededor de Sigui.

Los Dogon representan el sistema de Sirio en una figura que denominan “el huevo del mundo”, un preciso diagrama orbital en el que Sirio A ocupa uno de los focos de la elipse.

Cada sesenta años los Dogon celebran una ceremonia de renovación del mundo, llamada “Sigui”, asociada a la invisible Sirio B o Po tolo. En esta ceremonia se emplean unas elaboradas máscaras con forma de cabeza de pájaro, llamadas “kanaga”, confeccionadas especialmente para esa ocasión, que posteriormente son cuidadosamente guardadas en refugios protegidos. Las máscaras conservadas son una prueba física de que las ceremonias “Sigui” y los asombrosos conocimientos de los Dogon acerca del sistema estelar de Sirio se remontan al menos a 700 años, hasta el año 1300 d.C.


La leyenda Dogon afirma que la fuente primigenia de este insólito saber astronómico fueron los “Nummos”, seres que llgaron a la Tierra procedentes del satélite de Emme Ya, aproximadamente hacia el año 3000 a.C. Significativamente, el término “nummo” en la lengua Dogon se relaciona con el agua; también suelen referirse a ellos como “Maestros del Agua” e “Instructores”. Los describen como seres anfibios, con más forma de pez que de hombres; localizan su recalada en algún punto ubicado al nordeste del territorio en el que actualmente se asientan.

Esto establece inquietantes paralelismos con la leyenda sumeria de los Oannes, recogida por el historiador babilónico Beroso. Según el mito sumerio, los Oannes “tenían forma de pez mezclada con la de hombre”, y surgieron del Mar Rojo. 

 Si bien el “saber oculto” de los Dogon sobre Sirio y el sistema solar era conocido por los antropólogos desde finales de los años cuarenta, no fue sino hasta 1975 cuando fue objeto de una amplia divulgación y de un virtual secuestro por parte de los incondicionales de la hipótesis de los “antiguos astronautas”.

Ese año vieron la luz, de forma independiente, dos hipótesis que conectaban los conocimientos astronómicos de los Dogon con presuntos viajeros espaciales que habrían visitado la Tierra en un pasado remoto.

 

Los padres de las mismas fueron el arquitecto francés Eric Guerrier y el orientalista norteamericano (asentado en Inglaterra) Robert K. G. Temple (quien es definido en una entrevista reciente como “a highly respected classical scholar and Fellow of the Royal Astronomical Society”. Guerrier dejó registradas sus elucubraciones en un libro titulado Essai sur la cosmogonie des Dogon: L’arche du Nommo (París, 1975), en tanto que el mucho más afortunado Robert Temple proclamó las suyas en The Sirius Mystery (Londres, 1975). Pero mientras Eric Guerrier está hoy virtualmente olvidado (las mil y una páginas de Internet sobre el misterio de Sirio lo ignoran de forma casi unánime), no ha ocurrido otro tanto con Temple, quien en 1998 publicó una nueva versión de su obra, revisada y ampliada, actualizada con nada menos que “140 páginas de nueva evidencia científica que le da solidez a una hipótesis que la KGB, la CIA y la NASA intentaron suprimir” (!!!).

 

En líneas generales, Guerrier y Temple coinciden en postular que el saber secreto de los Dogon procede de una tradición oculta milenaria, rastreable en última instancia hasta las antiguas civilizaciones de Egipto y Sumer. Los sumerios, en particular, habrían sido los beneficiarios originales de ese conocimiento misterioso, recibido directamente de seres extraterrestres procedentes de un planeta del sistema estelar de Sirio. Esto quedaría demostrado por el mito sumerio de Oannes, que se refiere a unos seres anfibios, con rasgos mezclados de pez y hombre (¿o quizás humanoides dentro de una traje espacial?), que surgieron del mar para actuar como héroes civilizadores. Sin embargo, es de hacer notar que la idea de que pudiera haber alguna relación entre el mito de Oannes y seres provenientes del espacio exterior no es en modo alguno original de nuestros dos autores, pues ya había sido enunciada en 1966 nada menos que por Carl Sagan y Iosif S. Shklovskiy, en su libro Intelligent Life in the Universe. Por otra parte, también debe tomarse en cuenta un hecho que suele olvidarse con excesiva frecuencia: conocemos la leyenda de Oannes no a partir de fuentes sumerias, sino a través del historiador y sacerdote caldeo Beroso, quien vivió en una época tan tardía como el siglo III a.C. (su historia de Babilonia está dedicada al rey helenístico Antioco I Soter). Además, la mayor parte de su obra se ha perdido, y sólo nos han llegado fragmentos preservados por historiadores y escritores griegos como Alejandro Polyhistor, Abideno y Apolodoro.

No existe igual unanimidad entre Guerrier y Temple respecto a la vía por la cual las informaciones impartidas por los Oannes a los sumerios habrían llegado hasta los Dogon. Eric Guerrier, el menos original de los dos, las hace pasar de los sumerios a los babilonios. En Babilonia, la información sería conocida por una de las Diez Tribus Perdidas de Israel, que al final del exilio en lugar de regresar a Palestina optó por realizar un incómodo viaje de varios miles de kilómetros hasta el África Occidental. Idea que en perspectiva resulta muy poco innovadora, pues a las famosas Tribus Perdidas se les ha hecho colonizar desde la América Precolombina hasta la Francia merovingia, por no hablar de Inglaterra, de modo que no tiene nada de extraordinario que alguna haya ido a parar a las riberas del Níger.

Robert Temple, por su parte, resulta bastante más creativo. De Sumer el conocimiento secreto habría pasado a Egipto, en donde fue asimilado por los griegos de Lemnos, descendientes de los Argonautas. Posteriormente, estos griegos emigrarían a Libia, y al penetrar hacia el oeste se transformaron en los famosos Garamantes. Siglos más tarde se dirigirían hacia el sur, hacia las riberas del Níger, donde acabarían mezclándose con la población local de raza negra. Para Temple, los Dogon vendrían a ser, “cultural y quizás físicamente, descendientes de los griegos de Lemnos”. Estos Dogon helénicos habrían preservado por siglos las sagradas tradiciones llevadas desde el Egipto predinástico a Grecia por los “Danaos”. Quizás no sea ocioso recordar aquí que dentro de la bibliografía de este ilustre polígrafo, (que es “fellow of the Royal Astronomical Society, the Society for the Promotion of Hellenic Studies, the Egyptian Exploration Society, the Royal Historical Society, the Institute of Classical Studies, and the Institute of Historical Research” también se incluye una edición, realizada junto con su esposa, de las fábulas completas de Esopo.

En cualquier caso, la leyenda moderna acerca del “misterio de Sirio” le debe mucho a Temple, y muy poco, o nada, a Guerrier, al punto que el primero puede ser considerado virtualmente como la fuente principal o única de la gran mayoría de las historias que circulan al respecto. A esto sin duda ha contribuido decisivamente su aura de erudición, de investigador serio, que lo distancia, por ejemplo, de un von Daeniken, y también la polémica alrededor de su libro, en la que jugaron un papel importante Carl Sagan, y Ian Ridpath, entre otros.

Si Robert Temple es el manantial en que abrevan los seguidores del “misterio de Sirio”, quizás no sea inútil echarle un vistazo a sus fuentes originales, que, no sorprendentemente, son las mismas de Guerrier. Afortunadamente, esas fuentes no son especialmente numerosas, ya que sus datos básicos están tomados del trabajo de un equipo de antropólogos franceses que estudiaron a los Dogon entre los años treinta y cincuenta. Su líder era Marcel Griaule, y su principal colaboradora Germaine Dieterlen. Es de hacer notar que del considerable número de páginas que estos estudiosos dedicaron a la cultura Dogon, sólo consagraron un único artículo al supuesto “misterio de Sirio”, complementado con un libro acerca de los conocimientos astronómicos de los Dogon que Dieterlen publicaría varios años después del fallecimiento de Griaule.

Ver imagen en tamaño completo

Sitio web para esta imagen

espacioalien.com


Reply  Message 15 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 22/01/2013 20:34

La meseta Bandiagara en el sur de Mali es la cuna de los dogon. Sus rocas ascienden a una
altura de 500 metros sobre la llanura arenosa del sur. Masivas rocas de arena, de roja piedra
arenosa consiguen en el noroeste con el Hombori Tondo (que al mismo tiempo es la montania
más alta de Mali) una altitud absoluta de 1115 metros. Como sitio de escapada y de vivienda de
las casi 300.000 personas de la población de los dogon, toma esta meseta un gran papel,
ya que en todas partes se encuentran rastros culturales de los altamente dotados dogones.

Los dogones son una tribu en el Mali africano, que posee un sorprendente saber sobre astronomía.
Hasta ahora no ha podido nadie conseguir una explicación "terrestre" para este fenómeno.
Los dogones saben, por ejemplo, que viven en un eterno pero mensurable universo. Además su
religión posee como centro del mundo la estrella de Sirios -pero no la clara y fuértemente
iluminada Sirio A en la constelación del perro, sino su companiera Sirio B.



Sirio B es un pequenio luciente enano blanco que los astrónomos descubrieron en 1862.
Los dogones se cuentan que Siriuo B, que ellos la llaman Po Tolo, dentro de 50 anios habrá
dado la vuelta a su companiera - la astronomía moderna ha calculado la duración de la órbita
sobre 49,9 anios. Dibujos de los dogones describen la órbita del sistema de Sirio, que encaja
óptimamente con los datos reales. Aparte cuentan los dogones que Po Tolo es mucho más
pequenia pero para ello mucho más pesada que la clara Sirio. Fisicalmente esto no es correcto,
pues Sirio A pesa casi el doble que Sirio B, pero en relación con la densidad, sí que tienen los
dogones razón, la pequenia Sirio B tiene más de 100`000 de densidad que su companiera.
Desde 1915 saben los astrónomos que estos enanos blancos son estrellas "muertas"
muy compactas: aproximadamente tan grandes como la tierra y con un peso como el sol. También
nuestro sol, en unos cincomil millones de anios, se mutará en un enanito blanco cuando haya
pasado su gigantesco rojo estadio y se apague. Para los dogones existe incluso una tercer estrella
Sirio que se llama Emme Tolo, pesa un cuarto de lo que Po Tolo pesa y es sólo un poquito mayor que ella.
Para los astrónomos es esa estrella , o quizás planeta aún desconocida. Si un día llegaran a descubrirla,
el enigma de los dogones será aún mayor. ?De dónde ha adquirido esta tribu sus conocimientos astronómicos?

Así existe la hipótesis de que hace unos miles de anios, se dió un intercambio de materia
entre el Enano blanco y la estrella principal azul. Los dogones o los antiguos egipcios pudieron
verlo como una hilera luminosa. Para este intercambio de materia no existe ningún motivo
astronómico y, aunque existiera, ?podría verse sencillamente? La idea de que los antiguos
egipcios supieran más sobre ese sistema doble de estrellas y se lo contaran a los dogones
podría ser también una explicación. Tristemente se destruyeron en el gran fuego de la biblioteca
de Alejandría en el anio 48 antes de Jesucristo, unos 500.000 rollos de escrituras, con esto no
queda ninguna posibilidad más de reunir los conocimientos de los egipcios y por otra parte
se plantearía la pregunta de cómo podian saber los egipcios del Enano blanco en Sirio

Es posible que en la biblioteca de Alejandría se hubiera encontrado la llave para esa pregunta.
Dónde se encontrarían las pruebas, en contra o a favor, de una inteligencia extraterreste
no lo sabe nadie - quizás porque no estamos preparados a aceptar lo increible que existe
alrededor de nosotros.

Más información sobre el enigma de los dogones (aleman)

Ver imagen en tamaño completo

Sitio web para esta imagen

pacal.de


Reply  Message 16 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 03/02/2013 05:57
SIRIO (CAN MAYOR)

Reply  Message 17 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 03/02/2013 06:15
 
 
GOD/DOG
G (SEPTIMA LETRA)
O (QUINCEAVA LETRA)
D (CUARTA LETRA)
G-D=4/7 O 7/4 (INDEP. DE EEUU)
CUARTO MANDAMIENTO
SEPTIMO DIA (7 D)
Éxodo 20:8-11 8  Acuérdate del sabado para santificarlo. 9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. 11Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó. (RV)
GOD/DOG
DOG (PERRO)=SIRIO
O=15 LETRA
15=6+9 (69 CANCER)=1111
 (BINARIO)
11 (BINARIO)=3 (DECIMAL)
1111 EQUIVALE A 33
69=23X3
WOMAN MAN 69 1111.JPG
buttons between 1111 rolling stones.JPG
Sol-o-mon

Sun -15 - mon-key
Image
 
 
 
Everything is Connected and there are no
coincidences
 
SIRIO (CAN MAYOR)

Reply  Message 18 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 03/02/2013 07:12
 
GOD/DOG
G (SEPTIMA LETRA)
O (QUINCEAVA LETRA)
D (CUARTA LETRA)
G-D=4/7 O 7/4 (INDEP. DE EEUU)
CUARTO MANDAMIENTO
SEPTIMO DIA (7 D)
Éxodo 20:8-11 8  Acuérdate del sabado para santificarlo. 9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. 11Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó. (RV)
GOD/DOG
DOG (PERRO)=SIRIO
O=15 LETRA
15=6+9 (69 CANCER)=1111
 (BINARIO)
11 (BINARIO)=3 (DECIMAL)
1111 EQUIVALE A 33
69=23X3
WOMAN MAN 69 1111.JPG
buttons between 1111 rolling stones.JPG
Sol-o-mon

Sun -15 - mon-key
Image
 
 
 
Everything is Connected and there are no
coincidences
 
SIRIO (CAN MAYOR)
 

Reply  Message 19 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 05/02/2013 03:06
 
Polemico
 
Fecha de Ingreso: 22-febrero-2012
Mensajes: 852
Gracias: 460
1.718 Agradecimientos de 663 mensajes
 
Ignorar usuario para siempre
Iniciado por Perturbado Ver Mensaje
¿Para el común de los mortales se apreciará algún suceso el 6 de junio fuera de lo normal e inexplicable para la ciencia?


Sobre las estrellas de 5,6,7,8 y 9 puntas...


Usted indicó que entre los pilares masonicos-alquímicos, entre el sol y la luna se representaba a Sirio como una estrella de 5 puntas en ocasiones, en otras en cambio se mostraba una de 8 puntas y en otras vistas una de 7 puntas o el ojete dentro de un triangulo...

En otras vistas se observan 7 estrellas representando a las siete Pleyades hijas de Atlas y precursoras de la actual Osa menor...


Y a este punto quería llegar... El Zodiaco por lo visto se ha ido conservando por el paso de los siglos, pero otras constelaciones han ido variando su significado.

Véase sino el Zodiaco de Denderah:


Click para ampliar



Quería mostrarle que en este relieve egipcio se muestra a la constelación de Sirio como una vaca ¿ISis? con cuernos descansando en una barca, entre sus astas se encuentra la estrella principal de Sirio representado como una estrella de 5 puntas...

Tal vez se este equivocando en interpretar el encuentro del Sol, la luna creciente y venus entre los cuernos de Tauro... Posiblemente estos símbolos tan solo indiquen la constelación del Can (Isis en forma de vaca descansando en una barca), resaltando su estrella principal Sirio-A.

Por otro lado la constelación de la Osa Menor es representado en este Zodiaco por un chacal o perro pequeño. ¿Horus, Zeus, Jupiter, Anubis, Cristobal, Jano, Santiago?

La constelación del Dragón actual por contra es representado por un hipopótamo. ¿Tal vez sea Seth, Cronos, Saturno? O tal vez ISis que engendra a Horus? Como cualquier figura de la virgen y el niño...

Luego Orión es representado por Osiris...

Curiosamente entre el Padre, Sol, Osiris y la madre, luna, Isis surge en medio un pedestal coronado con un Halcon; El hijo de ambos...

Dicha columna justo en medio separa el cielo en dos partes apuntando directamente a el mismo pero con la representación de chacal (osa menor). Parece simbolizar-señalar un camino que surge entre siro y orión terminando en la estrella polar...



De Horus a Horus pasando por las columnas gemelas de Géminis; Castor y Polux, ¿Jesus y Tomas?. Uno inmortal y el otro no. Uno hijo de un dios (Zeus y el otro de un humano, Tindaro. Opuestos pero iguales... Diferentes padres pero misma madre (Leda)



Estamos entreverando un poco las cosas, se que es mucha informacion para retener por ello debemos entender la llave de la singularidad, es la clave que nos abre la puerta de los misterios.
5 Puntas - Venus - la Diosa, comente que en Sumeria y en los inicios Mesopotamicos la Diosa, Inanna, Ishtar era representada por la de 8 puntas que refiere al hipercubo, la forma del comienzo en la cual los espirales mantienen la maxima distancia.
Se la conoce como la era dorada de Saturno ya que comienza del 6 planeta hasta mercurio regresivamente, por lo tanto son 5 eras como sabian los Griegos, finalizando en Mercurio con su simbolismo Alquimico regenerador.

1 y 7 los numeros claves de la singularidad, los 52 grados de la piramide de Egipto, 360 / 7 =52 aproximado.
Hijas de Atlas, si las Hesperides en el centro de la galaxia, las Hiades, las Pleyades, todas 7, es una seleccion convencional que encripta la conexion singular con el centro de la galaxia o sea Atlas el 1.
Las Hiades estan conectadas a su vez con Praesepe en Cancer la constelacion del Pesebre del Cristo tambien en singularidad con el centro de la galaxia.
No es casual sino causal que Venus cierre su ciclo en los cuerno del Toro o sea las Hiades, esta es la relacion fractal pentagonal de la naturaleza de nuestra mano y la semilla de la manzana de la serpiente.
Sirio tambien esta en conexion singular por ello el año sideral y la salida Heliacal de Sirio que al igual que nuestro astro rey sol numero 1 del sistema solar es un reflejo de la singularidad al igual que Urano el numero 7 que esta inclinado a 60 grados acompañando la componente magnetica singular de la galaxia, al igual que la Luna de la cual ya comentamos su posicion "singular" que anuncia los sucesos venideros.

La mejor forma de comprender esto es mediante los fractales, las secuencias geometrica del centro de la galaxia se repiten, de mayor a menor, en el centro de la galaxia hay mas volumen y concentracion de materia la cual se diluye hacia afuera.


Fractal - Wikipedia, la enciclopedia libre


Voy a ir ampliando la respuesta ya que son muchas preguntas con cierta complejidad.

Sirio representaba a Isis por su singularidad, el año Coptico estaba basado en la salida heliacal de Sirio, el año comenzaba el 9-11 y la mitad del año era el 3-11.

La Fiesta de Neyrouz marca el primer día del calendario copto. Su fiesta se celebra el día primero del mes de Thot, el primer mes del año copto, que suele coincidir con el día 11 de septiembre. Coptos años se cuentan a partir del 284 aC, el año se convirtió en emperador romano Diocleciano, cuyo reinado estuvo marcado por las torturas y las ejecuciones en masa de los cristianos, especialmente en Egipto. Por lo tanto, el año copto se identifica por las siglas AM (por Anno Martyrum o Año de los Mártires), que es, por desgracia también se utilizan para el año judío sin relación (Anno Mundi). Para obtener el número del año copto, restar el número de años Julián ya sea 283 (antes de que el año juliano nuevo) o 284 (después de).


Nombre
(Bohairic)
Nombre
(Sahidic)
Nombre moderna
(basada en griego)
Fechas del calendario Gregoriano
Temporada
Nombre de origen
: Wout
: Øy
Thout
11 septiembre-10 octubre
Akhet
(Indundation)
Thoth, dios de la Sabiduría


Coptic Calendar


Toth el Dios de la sabiduria era representado por el mandril - o sea tenemos la llave del mono y 9-11 las coordenadas del centro de la galaxia al sistema solar al momento singular de la galaxia.

Hay muchos indicios de que el sistema solar de Sirio es de donde llegaron los Angeles caidos por la relacion del perro con el inframundo, Canis Major, la palabra God es Dog perro invertido que era Anubis el chacal.
Los misterios de la tribu Dogon y su extraño conocimiento del sistema binario de Sirio, los cuales detallan la existencia de sirio B, su orbita y composicion de antimateria.
El Dios de los Filisteos Dagon que se representaba con forma de pez, el origen de la palabra daga usada para el sacrificio, etc.
El libro de Voltaire Macromegas sobre los gigantes de Sirio, palabras como Can-arias tierra de los guanches de origen indoeuropeo raza aria, al igual que los bereberes, por ello encontramos piramidesm, momias y practicas similares a las Egipcias como guardar las visceras de los reyes.
Una curiosidad que nos puede dar un indicio de las cualidades mentales de los gigantes es el pajaro canario originario de las islas canarias de alli su nombre, los canarios rojos tienen mayor volumen encefalico que los otros colores, esto esta relacionado con la melanina la cual compone la base fundamental de la sustancia nigra, la sustancia viva de nuestro cerebro relacionada a la dopamina y los fenomenos singulares vinculados a la glandula pineal.


En los humanos la melanina se encuentra en la piel, el pelo, en el epitelio pigmentado que rodea la retina, la médula espinal y la zona reticular de la glándula suprarrenal; en la estría vascularis del oído interno y en ciertas zonas profundas del núcleo del cerebro, como el locus ceruleus y la substantia nigra.

La sustancia nigra esta directamente relacionada a la dopamina, la droga natural que nos motiva, habiamos hablado del control social en base a bloqueadores dopaminicos como el fluor.
De alli los codigos del albino en el codigo Da Vinci, codigo que vemos tambien en la tapa de un mundo feliz.
Hay dos tipos de malanina la eumelanina digamos que la comun y la eumelanina con mayor presencia en los pelirrojos.







Las Momias de pelo rojo de las Islas Canarias


En la costa de África occidental se encuentran las Islas Canarias - esta región se convirtió en el hogar de un misterioso grupo de países nórdicos que en la antigüedad se conocía como el
Guanches.

La mejor evidencia de lo que estos originales nórdicos guanches parecía, es en la existencia fortuita de originales momias guanches, que están en
la exhibición pública en ese museo nacional de la isla del grupo.

El vínculo más impresionante entre los guanches y los egipcios se presenta en forma de pirámides - los guanches construido varias pirámides escalonadas de pequeño
las islas, utilizando exactamente el mismo modelo que las que se encuentran en el antiguo Egipto y en Mesopotamia. Las pirámides tienen una alineación este-oeste.

En general, dolicocéfalo, justo aparece con rubio o de pelo rojo, con los varones mayores de f oot de alto y seis pies de mujeres que se acercan los pies de alto y mujeres que se acercan dos metros de altura, que eran un pueblo de aspecto alto, fuerte y hermoso, se asemeja a muchos europeos del norte hoy, sino para una estatura generalmente mayor y más robusto. Su aspecto general y las características raciales fueron valorados por los españoles:

"Todos los historiadores están de acuerdo en informar que los canarios eran hermosos. Eran altos, bien construido y de la proporción singular. También fueron robusto y valiente, con alta mentales capacit y. Las mujeres eran muy hermosas y caballeros españoles utiliza a menudo para llevar a sus esposas entre los población. El
creencia de que los antiguos canarios eran un pueblo favorecido por gran duración de la vida se hizo popular en la época de la conquista española. "(Webmaster
tener en cuenta una "fuente de la juventud" y uno de los motivos en los informes condujeron a Colón a mirar más allá de las Islas Canarias para ello.) [Los primeros habitantes de la
Islas Canarias, por Alf Bajocco de 1965 Parte IV cont. http://geocities.com/MotorCity/Factory/2583/Canary4.htm , D. Clarke webmaster]





Autism and Redheads: The Canaries in the Epidemic Part 1 - AGE OF AUTISM

Estudio que vincula al autismo con la feomelanina, la clave esta en las vacunas con mercurio el timerosal como mercaptor de Thioles, dada la composicion de la misma.
Ademas vinculaciones entre la masa encefalica de los canarios y la feomelanina, los de color rojo con mayor feomelanina tienen mayor masa encefalica, los cual nos recuerda a estos craneos.






Supuesta momia de Nefertiti




En China momias pelirrojas , con la svastika, hay cientas de piramides.

Reply  Message 20 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 26/01/2015 01:48
 
 
SIRIO (CAN MAYOR)

Reply  Message 21 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 15/02/2015 21:56

Los DOGON, Poseen INCREIBLES Conocimientos Astronómicos. La CIENCIA Incapaz de Explicarlo!‏

may 29

Los DOGON, Mali-África Occidental,
poseen INCREIBLES conocimientos Astronómicos
que adquirieron de seres provenientes de un satélite de Sirio C
hace 5.000 años!!! La CIENCIA incapaz de explicarlo!

Resumiendo toda la última parte de la historia oculta que hemos visto,
tenemos que se ha encontrado a nivel global:

Pirámides


 
Grandes y pesadas Esferas perfectamente lisas y redondeadas

Una Escritura Pre-sanscrito: Ecuador, Colombia, Illinois, Gazel (Francia), Malta, Turquía, Australia e Italia

Todo esto nos proporciona fuertes EVIDENCIAS de que al menos en una ocasión ha habido en este planeta una CIVILIZACIÓN GLOBAL…aunque mi opinión es que no sólo ha sido una, sino varias…

Creo que esto, habiendo accedido a la información de los últimos días, es muy dificil de OBVIAR…y nuestra mentalidad debería de cambiar…si estamos descubriendo que en todos los sectores nos mienten y ocultan información, con la historía no iba a ser diferente…

Ahora vamos a ir un poco más lejos, y conoceremos algo más sobre ciertas tribus de diferentes continentes cuyas tradiciones ancestrales incluyen el contacto con Seres DE FUERA DE ESTE PLANETA!!!!

LEYENDA = Sabiduría del pueblo transmitida oralmente

 

Antiguas viviendas de los dogones, en la falla de Bandiagara (patrimonio de la humanidad)

Dogon-SIRIO
(Mali-África)

Los Dogon se encuentran en África Occidental, en Mali, y representan grandes enigmas que la Ciencia no ha sido capaz de explicar…Al igual que los mayas, los Dogon poseen CONOCIMIENTOS ASTRONOMICOS que no deberían de tener, básicamente porque ni siquiera se habían descubierto a nivel oficial…Todo esto lo saben desde hace nada más y nada menos que 5.000 años!!!!

Poseían datos precisos y detallados del SISTEMA SOLAR:

LUNA: la describen como “seca y esteril” (esto todavía puede ser fruto de la observación…)

JUPITER: Le llaman “Dana Tolo” y sabían que tenía 4 grandes satélites…

SATURNO: conocían la existencia de los anillos…

VÍA LACTEA: La describen como una galaxia en espiral formada por millones de estrellas…

Sorprendentemente conocían que los planetas describen órbitas ELIPTICAS alrededor del Sol…Sorprendente porque esto fue aceptado por la Astronomía Occidental a partir de Kepler en el siglo XVII…

SOL Y SIRIO hermanos que se separaron
Sirio, la estrella más brillante del hemisferio Sur y a 8,7 años luz, y nuestro Sol, según el pueblo Dogon, son en realidad hermanos que se separaron y formaron sendos SISTEMAS SOLARES…

CONOCIAN LA EXISTENCIA DE SIRIO B!!!

Estrella que no se ve a simple vista…Su tradición dice que es la más importante del firmamento y que gira alrededor de Sirio A en la constelación de CAN MAYOR…

Sus dibujos sobre la órbita de Sirio B sobre Sirio A son muy parecidos a los actuales diagramas astronómicos..

Para ellos Sirio B, “Po Tolo”, es muy pequeña pero muy pesada.. y constituida de un material más brillante que el hierro y que denominan “Sagala”…

La Astronomia oficial denomina a Sirio B como ENANA BLANCA, muy pequeña pero muy pesada…

TAMBIÉN LA DE SIRIO C!!!
Hablan de la existencia de otra compañera de Sirio que es 4 veces mayor que Po Tolo pero mucho más ligera y con una órbita más exterior y la denominan “EMME YA“

En 1862, el astrónomo Alvan Clark vió por primera vez la estrella de Sirio…y no era una, sino dos estrellas…En fechas más recientes se detectó una tercera estrella Sirio C o Emma Ya para los Dogones….

Nyan Tolo, satélite de Sirio C
Según los Dogones “Emme Ya“ tiene a su vez un pequeño satélite que gira a su alrededor y que ellos la denominan “Nyan Tolo”, la estrella de las mujeres.

Incluso dibujan las trayectorias de sus órbitas (se ha descubierto que la trayectoria que los dogones dibujan es exactamente la misma que han descubierto los astrónomos).

Dibujo Dogon del sistema de Sirio

A = Sirio

B = Po Tolo o Sirio B en dos posiciones distintas

C= Emme Ya o el Sol de la Mujer, Sirio C

D = los Nommo

E = el Yourougou, una figura mítica masculina destinada a perseguir a su mujer doble

F = la estrella de las mujeres, un satélite de emma ya;

G = el signo de la mujer;

H = el sexo de la mujer, representada por una forma de matriz.

Todo el sistema está dentro de un óvalo, que representa el huevo del mundo.

¿¿¿¿¿Pero cómo obtuvieron todos estos conocimientos?????
Para que nos hagamos una idea, es cómo si ahora encontrasemos de nuevo una tribu que siempre ha vivido AISLADA en la Amazonía, y nos sorprendan con todos estos conocimientos…

La tribu fue fotografiada cuando sus miembros apuntaban sus arcos y flechas hacia un avión que sobrevolaba el lugar.

30-05-2008 BBC: La tribu perdida del Amazonas (http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_7426000/7426810.stm)

Pensaríamos que sencillamente es IMPOSIBLE que toda esta información la hayan podido obtener por sí sólos…Hoy pensaríamos simplemente que NO habrían estado tan Aisladas y que alguien les ha soplado esta información…ya que actualmente todo el mundo la tiene…

Sin embargo, en aquella época, NADIE en este Planeta la tenía…al menos oficialmente…Quién les facilitó esa información??? Esa Civilización global de la que ya tenemos TANTAS EVIDENCIAS?? Pero si hubiese sido esa Civilización global, otras tribus la tendrían?? Por que ellos, por que el pueblo Dogon si y el resto no??

CONOCIMIENTOS provenientes de Seres de Nyan Tolo, satélite de Sirio C
Los dogones aseguran que todos sus conocimientos proceden de unos seres que llegaron a la Tierra procedentes de “Nyan Tolo“, satélite de “Emme Ya“, del sistema de Sirio, aproximadamente hacia el año 3000 A.C., y a los que denominan “Nommos”

Los “Nommos“ descendieron a la Tierra en un “arca” roja como el fuego inicialmente y volviéndose blanca cuando aterrizó. Al aterrizar parecía como si cuatro enormes rocas chocaran entre sí, levantando una gigantesca nube de polvo…

El que quiera profundizar más sobre ésta enigmática étnia puede hacerlo en esta serie de videos o en un libro de J.J.Benitez de más abajo…

Documental en el que se obtienen testimonios de primera mano por parte de los sabios de la tribu africana dogon que hablan sobre sus “dioses” y los conocimientos que éstos les legaron.

J.J.Benitez escribió un libro: PLANETA ENCANTADO 2. Los señores del agua. El mensaje enterrado

Este segundo volumen de Planeta encantado nos acerca al corazón de Mali y a los dogon, una extraña sociedad que maravilla a los etnólogos.

Seguro que podremos encontrar alguna excusa para obviar, de nuevo y por enesima vez, esta evidencia…pero y sí los Dogon no son los únicos que nos hablan de Sirio??? o de los hombres pez como los Dogon también les llamaban???

Eso lo iremos viendo en siguientes post…pero os anticipo que en Súmer, en Egipto, toltecas y mayas, etc…muchos hablaron de seres anfibios…seres de Sirio???

Oannes el Dios Anfibio de los Sumerios y la epopeya de Gilgamesh…

Y el libro que más claramente habla de seres extraplanetarios es el famoso Libro de Enoc (http://es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_Enoc)…De la Iglesia Copta de Egipto, y que obviamente (no ha podido ser manipulado ni tergiversado) NO ha sido aceptado como canónico por la Iglesia Católica…Se le considera un texto apócrifo…

Fuente: Biblioteca pleyades: Los DOGON y SIRIO

PlanetaGea Blog

 

El reciente descubrimiento de que Sirio es, en verdad, un sistema estelar triple, está levantando todo tipo de controversias. Y es que, lo que nuestra astronomía acaba de reconocer, era ya sabido por pueblos antiguos como los egipcios o la tribu de los dogones en Malí. Y lo sabían, al parecer, porque un día descendieron unos “dioses instructores” de ese sistema y se lo contaron.
La noticia nos sobrecogió. Dos investigadores franceses, D. Benest y J.L.Duvent, hacían público hace escasas semanas el resultado de sus últimas investigaciones en torno a la estrella, la más brillante del firmamento y ubicada a unos 8,7 años luz de la Tierra.
Según sus conclusiones Sirio es, en verdad, un sistema estelar formado por tres estrellas y no por dos, como desde mediados del siglo pasado asegura nuestra astronomía; y lo pudieron averiguar al estudiar con detenimiento las variaciones en la órbita del sistema de Sirio desde 1862 hasta nuestros días, lo que les llevó a pensar que un tercer cuerpo estelar estaba influyendo en su recorrido.
Benest y Duvent dedujeron, además, que la nueva Sirio C es una enana roja, una clase de estrella quinientas veces menos masiva que el Sol y muy poco brillante, para cuyo descubrimiento óptico – que todavía no se ha confirmado – será necesario utilizar los más potentes telescopios en un futuro inmediato.
Pero lo que realmente nos sobrecogió de la noticia fue que la conclusión a la que han llegado estos dos investigadores galos recientemente, era ya de sobra conocida por algunos de los pueblos más antiguos de África, como los egipcios y los dogones. Estos últimos, que actualmente viven en la planicie de Bandiagara, en las montañas Hambori de Mali veneran desde tiempos inmemoriales a la estrella Sirio a la que parecen conocer hasta en sus detalles más íntimos.

En 1931 el antropólogo francés Marcel Griaule visitó por primera vez a esta tribu, descubriendo que en sus tradiciones más sagradas y secretas se hablaba de una estrella compañera de Sirio, a la que llamaban Po Tolo, y de la que sabían que tarda cincuenta años en completar una órbita en torno a ésta y que, además, es extraordinariamente densa, lo que es rigurosamente cierto. Por si esto fuera poco, los dogones sabían de la existencia una tercera estrella a la que llaman Emme Ya (y que corresponde a la recién descubierta Sirio C), de la que dicen es “cuatro veces más ligera que Po Tolo aunque que tarda el mismo tiempo que ésta en completar su órbita alrededor de Sirio A.
Aquellos conocimientos, que Griaule completó quince años más tarde con otras investigaciones de campo que realizó junto a la etnóloga Cermaine Dieterlen, fueron considerados en principio pura mitología; pero aún con todo, en medios académicos, escépticos como E.C. Krupp, director del Observatorio Criffith de Los Ángeles y uno de los mas reconocidos especialistas mundiales en arqueoastronomía, reconocieron que – además de su conocimiento sobre Sirio – era difícil explicar cómo conocían también los anillos de Saturno o las cuatro lunas galileas de Júpiter, descubiertas por Galileo Galilei siglos después de que los dogones hablasen de ellas, gracias a su primer telescopio.
Los orígenes del saber
Además de los dogones, otros pueblos vecinos como los Bambara, los Bozo de Segu y los Miniaka de Kutiala, comparten desde tiempos inmemoriales idénticos conocimientos sobre Sirio, en torno a cuyo sistema gira buena parte de la vida ritual de estas gentes. Cada cincuenta años, por ejemplo, y cumpliendo estrictamente con el “ciclo u órbita de Sirio B alrededor de Sirio A, estas tribus celebran sus ritos de renovación a los que llaman Fiestas Sigui, en honor a Sigui Tolo que es como conocen a Sirio A. Es entonces cuando elaboran complejas máscaras de madera para celebrar la entrada del nuevo ciclo, que después almacenan en un lugar sagrado y donde los arqueólogos han podido encontrar piezas que datan, al menos, del siglo XV. Ahora bien, ¿de dónde obtuvieron los dogones en ‚ época tan remota sus precisos conocimientos astronómicos?
Griaule y Dieterlen prefirieron limitarse a describir aquello que les fue transmitido por los dogon, o jefes de cada pueblo iniciados en el secreto de Sirio, sin hacer una valoración de sus hallazgos. Pero en 1970 Cenevieve Calame-Griaule publicó en un libro que tituló Génesis Negro, algunas de las notas que su padre Marcel no se atrevió a dar a la luz. En ellas se describía como los dogones creían en un dios hacedor del Universo al que llaman Amma, que mandó a nuestro planeta a un dios menor, al que conocen como Nommo, para que sembrara la vida aquí. Nommo descendió a la Tierra y trajo semillas de plantas – describe una de las tradiciones recogidas por Griaule de boca de un dogon llamado Ogotemmeli -, que habían ya crecido en campos celestes… Después de crear la Tierra, las plantas y los animales, Nommo creó a la primera pareja de humanos, de los que más tarde surgirían ocho ancestros humanos, que vivieron hasta edades increíbles.
La conexión egipcia
De Nommo, los dogones dicen también que era una criatura anfibia – probablemente muy parecida al dios babilónico Oannes -, y que regresó al cielo en un arca roja como el fuego después de cumplir con su tarea. Pues bien, con todos estos datos, en 1976 Robert K.C. Temple, un lingüista norteamericano miembro de la Royal Astronomical Society británica y afincado en Londres, publicó un osado libro que tituló El Misterio de Sirio, en el que aventuró que Nommo fue un extraterrestre que dejó en la Tierra, hace entre siete y diez mil años, toda clase de pistas sobre su origen estelar. “Cualquier otra interpretación de las citadas pruebas no tendría sentido, concluyó Temple. Y quizás no le faltase razón, pues sus argumentos, lejos de haber sido refutados con el tiempo, se ven reforzados por descubrimientos como el de Sirio C que ya anunció en su obra hace casi veinte años.
Pero el conocimiento del sistema triple de Sirio no fue patrimonio exclusivo de los dogones y de los pueblos vecinos, lo cual nos obliga a abrir aún más el radio de esa supuesta influencia extraterrestre en el pasado. Los antiguos egipcios, por ejemplo, mostraban una gran veneración hacia la “estrella del Perro” o Sirio, que se encuentra en la constelación del Can Mayor. Fue sir Norman Lockyer, astrónomo británico fundador de la revista Nature, el primero en darse cuenta de que muchos templos egipcios estaban alineados hacia Sirio, cuya aparición y desaparición en los cielos sirvió como base a uno de los dos calendarios usados en Egipto. El primero de ellos era de uso popular y de escasa complejidad matemática estableciendo la duración del año en 365 días exactos, pero el basado en Sirio además de servir para fechar cuestiones sagradas y dinásticas, se fundamentaba en observaciones astronómicas extraordinariamente precisas y establecía la duración del año en 365,25 días.
Se comprobó, por ejemplo, cómo muchos de los templos egipcios, orientados hacia el sol naciente (lo que dio pie a que los arqueólogos especulasen con la existencia de una religión solar), estaban flanqueados por dos obeliscos que, ubicados en un lugar previamente determinado, servían a los sacerdotes para ver sobre la línea del horizonte por donde salía el sol a lo largo del año, pudiendo marcar así el inicio de los solsticios de verano e invierno.

Aquel control del Sol sirvió a los egipcios para comprobar que había un día en el que Sirio y el Sol salían por el mismo punto.
Comprobaron igualmente que cada cuatro años Sirio se retrasaba un día en acudir a su cita, lo que originó el ciclo de Sirio o sóthico en honor de la diosa Isis o Sothis que se cumplía cada 1460 años; es decir, pasado ese periodo de tiempo el calendario sóthico y el vulgar volvían a coincidir al inicio del año nuevo (1460 años X 0,25 días de error = 365 días).
Este calendario sóthico ha permitido fechar con precisión acontecimientos que sucedieron 43 siglos antes de Cristo, lo cual demuestra que hace ya más de cuatro mil años los egipcios conocían estos ciclos.
¿Cuándo, pues, hicieron ‚ éstos sus observaciones de Sirio para establecer su calendario? ¿Acaso fue este un conocimiento llegado por los mismos dioses de los dogones y una nueva pista sobre su origen? La identificación de Sirio con la diosa Isis (la Señora de los Dos Fuegos), refiriéndose a sus dos estrellas más grandes, A y B, fue confirmada hace ya varias décadas por los estudiosos Otto Neugebauer y Richard Parker. Lo que nunca supieron interpretar fue el por qué‚ en la iconografía egipcia Isis iba a menudo acompañada de las diosas Anukis y Satis, que ahora, desde luego, pueden entenderse como Sirio B y Sirio C.
Otra clave simbólica puede tener que ver con Osiris, mitológicamente hermano y compañero de Isis y encarnación de la Tierra, cuyo nombre en jeroglífico es representado frecuentemente como un ojo sobre o bajo un trono, lo que podría dar lugar a pensar en la rotación de nuestro planeta (y, por ende, de todo el sistema solar) en torno a Sirio. No en vano Kant definió a Sirio como “el Sol de nuestro Sol“, hipótesis que llevó a muchos astrónomos decimonónicos a establecer la distancia entre Sirio y nosotros como “unidad astronómica. Y lo chocante es que los dogones conocían a Sirio A también como la “estrella sentada“. ¿Simple casualidad?.
Las pirámides apuntan al cielo
A ella no puede, desde luego, recurrirse cuando se averigua – como hizo el astroarqueólogo ruso Vladimir Rubtsov – que el antiguo vocablo iranio que se usaba para referirse a Sirio era Tistrya, palabra que se origina en el vocablo sánscrito Tri-Stri, y que significa tres estrellas! Es decir, que el conocimiento de que Sirio es un sistema estelar triple fue casi universal en nuestro más remoto pasado. ¿Pero por qué? ¿Quién difundió semejante “secreto”? Los egipcios posiblemente hicieron evidente ese secreto en la meseta de Giza, junto a El Cairo, precisamente gracias a las tres monumentales pirámides que allí pueden contemplarse. No en vano cada día somos más quienes creemos que la Gran Pirámide fue en verdad un templo – y no una tumba – dedicado a Isis, la diosa que encarna a Sirio A, y en cuyas medidas y proporciones fundamentales se encuentran encerrados saberes relacionados con el monumento original de la pirámide de Micerinos, antaño cubierta por losas de granito de este color.
Por la misma regla de tres, la ciencia algún día podría llegar a comprobar que las tres pequeñas pirámides satélite que hay junto a la de Keops representan tres planetas junto a Sirio A, al igual que las otras tres pirámides menores que flanquean a Micerinos (Sirio C). Curiosamente esta disposición no sitúa ninguna pirámide menor junto a Kefrén, quizá por lo que los astrónomos ya saben: el enorme peso gravitacional de Sirio B hace imposible que ningún planeta orbite en torno suyo sin ser fatalmente atraído hacia la estrella.

La Estrella Sirio y los que vinieron de allí , la Tribu Dogón nos cuenta

Frente a esta hipótesis, en el último año se ha acuñado otra no menos interesante. En 1994 los investigadores Robert Bauval y Adrian Gilbert hacían público que tres de los cuatro canales de ventilación de la Gran Pirámide estuvieron orientados hacia estrellas concretas. Así el canal norte de la cámara del Rey miró hacia Alpha Draconis, el canal norte de la cámara de la Reina hacia la estrella más baja del cinturón de Orión (las tres estrellas centrales de la constelación) , y el canal sur de esta misma cámara hacia Sirio.
Su particular “descubrimiento” les llevó a formular su aventurada “teoría de la correlación con Orión” de la que se desprende que las pirámides de Giza son una réplica exacta del cinturón de Orión y que el Nilo así como el resto de pirámides egipcias ocupan los lugares correlativos a la Vía Láctea y otras estrellas importantes.
Pero hay más. La orientación de los canales de la Gran Pirámide corresponde – según Bauval y Gilbert – a la posición de las tres estrellas citadas en el 2450 a.C” aunque la ubicación de las pirámides marca el lugar del cénit donde estuvo Orión en el 10450 a.C.
Una estrella fascinante
Lo que proponen ambos investigadores para explicar esta diferencia cronológica es que, si bien la Gran Pirámide fue erigida en el 2450 a.C. (perpetuando así la falsa tesis arqueológica oficial de que fue construida por Keops), en cambio conmemoran un acontecimiento remoto que tuvo lugar en el 10450 a.C. Pero, ¿cual? Independientemente de cual de las dos hipótesis para la disposición de las pirámides de Giza est‚ más próxima a la verdad, lo cierto es que la vinculación de Sirio y Orión, al menos desde un punto de vista astronómico, es innegable, pues los egipcios sabían que Orión se perdía tras el horizonte una hora antes que Sirio, lo que sirvió de referencia también para el establecimiento del calendario sóthico.
En definitiva, pese a toda la evidencia expuesta, los historiadores prefieren seguir ignorando el porqué de la fascinación que ejerció sobre los egipcios (y sobre otros pueblos tan alejados de ellos como chinos o dogones) la estrella Sirio, aunque todos ellos se esforzaron en aclararnos estas dudas en sus templos y mitos: sus “dioses instructores” descendieron un día lejano de aquel sistema triple y habitaron quizá entre nuestros antepasados.

Fuente: El Nuevo Despertar Blog


Reply  Message 22 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 24/02/2016 15:31
Quote:
Originally Posted by mane View Post
i'm curious--is the lack of recent posts in light of individual research efforts, which are too premature to present, or a slow in developments?
In my case, it's both!!!

Although I have made a few discoveries by looking at the Antithesis Nexus Key, I'm busy with college assignments again - arghh...

Quote:
Originally Posted by djbroussard View Post
Also, that PDF of Rodin's background stuff is worth studying - I'll get around to it eventually.

More on the Dogon tip, I have ordered a copy of Budge's Hieroglyphic Dictionary after correctly placing all 42 major Khemetic deities within my current framework.

I also noticed a couple of glaring errors in one of my tabulations, so I have to correct those throughout.

And, since I'm getting on quite well with this Visual Basic malarkey at college I'll be designing an application soon.

I've been reviewing material like...:

I-Ching numerology (Alfred Huang);
Partzuf system of Kabbalah (Bnei Baruch);
Telektonon Revelation (Jose Arguelles)... etc

...with a view to extrapolation of what we have covered so far.

I don't have many new diagrams yet, one I am working on is a possible link between Rodin's VBM and Hebrew Gematria. Rodin mentions Arabic Abjad numerals in his "Glossary", but not Hebrew. As far as I'm concerned, both are valid.

I also noticed a new connection with the Dogon number of 266:

266 = 153 + 113 = [(8 x 19) + 1] + [(6 x 19) - 1]

There is mention of the number 153 in the Gospels regarding the miracles of one "Jesus the Christ".
The Koran has 114 suras, but only 113 of them begin with the "Bismillah" invocation. This phrase contains 19 letters. Btw, the Koran states that Jesus is Christ, Messiah. These are not conflicting "systems" as far as I can see.

I use the word "systems" because I want to avoid getting into a religious debate. I'm looking at this from a completely metaphysical standpoint - a logical, coherent, verifiable hermeneutical system.

Other than that I don't have much else to share yet.

I'd like to get into the "code19" stuff more deeply in the near future, and I found some interesting PDF's with some bits on balancing number totals in the Koranic suras. Again, I don't want to get people started on the whole "Bible Codes" thing, which to me is complete nonsense. I think they have been purposefully devisive - intended to cause confusion and a smokescreen to the real numerical codes, such as Rodin's VBM might make clear.

I made an important discovery with the Tree of Life and its two main variations: the Cordovero "Tree of Emanation" and the Lurianic "Tree of Return". It has to do with the Nexus Key.

The problem with my current "state of play" is that it's a bit too involved to get into on here, in which case I might just concentrate on finishing the article and then upload the whole thing. 2012 is looming on the horizon afterall!!!

sadukan.

PS The "code19" stuff seems like a natural progression of the MOD9 system into MOD19. In the last I watched of Rodin's he mentions that his system also works in "higher dimensions" - like MOD25 and MOD49!!!

PPS I think it's time we 'Pulse some Atoms with a Flux Thruster' (as it were). I just reviewed some material - here - that gets into "code19" and the periodic table of elements - amazing stuff!!!

PPPS We'll get there eventually - I'll try to remain optimistic in the face of adversity...

"over it is 19"[74:30]
(DiYu - 18 Levels of Hell)
Philip LeMarchand

Wei-Qi

Last edited by sadukan; 18-05-2010 at 02:55 AM. Reason: minor additional comment and corrections
 
 

Reply  Message 23 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 24/02/2016 16:21
Quote:
Originally Posted by sadukan View Post
266 = 153 + 113 = [(8 x 19) + 1] + [(6 x 19) - 1]
153 + 113 = 266 = 14
(wink wink nudge nudge)

JeSuS the fisher of men, caught 153 fish off the right side of the boat.
Why 153?
And 153 = 9 (nein oder JA?)
(does the boat = the ark = spaceship earth?)

A.
This insane little illusion we all are witness too, uses 'right hand rules'...
re: physics...

113 = 5 (Roger Penrose AMONG other great thinkers, equates the number '5' with the human collective consciousness/unconsciousness, shall we say the concept of the number 5 = 5th element = quinteSSence?

And here is another lovely coincidence*...my union used to be Local 113
however the local changed #113 to local #3888 in 1998 ... the year the 'celestial alignment' took place.
Was the fire department I belonged to ... embedded with 'freemasons'?
*shhh there are no coincidences dude.

Quote:
Originally Posted by sadukan View Post
The Koran has 114 suras, but only 113 of them begin with the "Bismillah" invocation. This phrase contains 19 letters. Btw, the Koran states that Jesus is Christ, Messiah. These are not conflicting "systems" as far as I can see.
19?
hmmm
what is CARD 19 of the Tarot?
all FIGURATIVE clues taken LITERALLY by the sheeple people...
114 Suras = 114 Gospels of Thomas or quotations/sayings of jesus himself?
stop ignoring my work college brat...

http://breakfornews.com/forum/viewto...228&highlight=

Quote:
Originally Posted by sadukan View Post
I use the word "systems" because I want to avoid getting into a religious debate. I'm looking at this from a completely metaphysical standpoint - a logical, coherent, verifiable hermeneutical system.
me too...
we appear to share similar insights...however...

Quote:
Originally Posted by sadukan View Post
Again, I don't want to get people started on the whole "Bible Codes" thing, which to me is complete nonsense.
too bad, I do....there are many folks like ewe, and not enough of folks like mi.
mi / me = FOLKS who challenge the NUMB and DUMB status quo.

where the frequency mi = 528 hertz
(and that is a fact)
And I was born at 5:28 am?

to you these coincidences appear as nonsense.
to me ewe are a college brat with life lessons to learn...
a college degree that produces more IGNORANT sheeple is nonsense...IMHO

Quote:
Originally Posted by sadukan View Post
I think they have been purposefully devisive - intended to cause confusion and a smokescreen to the real numerical codes, such as Rodin's VBM might make clear.
of course.
The EVIL dEVIL VEILs the TRUTH.

folks like ewe really should spend more time on my wordblog or reading the links I provide sadukan.
http://breakfornews.com/forum/viewto...452&highlight=

Quote:
Originally Posted by sadukan View Post
PS like MOD25 and MOD49!!!

49 = 7 x 7 (for starters) = swastika
ask any mason worth his alchemical salt...
25 = 52 (depends on your perspective...re: x, y, and z axis)

sadukan's homework for tonight:
read all these pages...especially my entries...
http://2012forum.com/forum/viewtopic...1f3348&start=0

Quote:
Originally Posted by sadukan View Post
PPPS We'll get there eventually - I'll try to remain optimistic in the face of adversity...
yes we will ALL get there eventually.
some before others....

been looking in the mirror I see?
good.
spend more time there...learning about x, y, z, and w?

Personally I am very optimistic in all the adversity I encounter daily, courtesy of the shleeping sheeple.
i.e.
If you support the TRUTH, the TRUTH will support you.

namaste

Last edited by raphael; 18-05-2010 at 01:25 PM.
 
raphael is offline  
 

Reply  Message 24 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 24/02/2016 16:25
 

Reply  Message 25 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 24/02/2016 16:31
 

Sacred Mysteries of the Dogon

Review by Eric K. Lerner

The Science of the Dogon: Decoding the African Mystery Tradition (Inner Traditions, 2006, 224pp, $16.95 Buy From Amazon) and Sacred Symbols of the Dogon: The Key to Advanced Science in the Ancient Egyptian Hieroglyphs (Inner Traditions, 2007, 272pp, $18.95 Buy From Amazon)

Dogon cosmology presents a rich and intricate genesis myth containing basic archetypes that recur in religious thought throughout history. God Almighty, Amma becomes self-aware and from Amma’s egg issue forth particles that become matter. A trickster, Ogo, a fox, usurps Amma’s creation, which is redeemed by the bloody sacrifice of a primordial human ancestor, the Nommo, who is resurrected so the evolution of man can continue. Two French anthropologists, Marcel Griaule and Germaine Dieterlen, in The Pale Fox and Conversations with Ogotemmeli explored this sacred myth of Dogon culture in depth. Their work serves as inspiration for a pair of books by Laird Scranton: The Science of the Dogon: Decoding the African Mystery Tradition (Inner Traditions, 2006, 224pp, $16.95 Buy From Amazon) and Sacred Symbols of the Dogon: The Key to Advanced Science in the Ancient Egyptian Hieroglyphs (Inner Traditions, 2007, 272pp, $18.95 Buy From Amazon). Scranton argues that not only does Dogon cosmology echo better known mythologies, but that it precisely details specifics of modern scientific wisdom in oral descriptions and drawings documented by the French team.

Scranton may raise a few eyebrows because he openly admits that he has never experienced Dogon culture first hand. He is a computer programmer. In The Science of the Dogon, he writes “the most common task when writing a computer program involves the deliberate selection of symbols to represent concepts. For one programmer to successfully maintain the work of another, he or she must first learn to identify the intended meanings of the other programmer’s symbols. A good software designer also learns over time to incorporate clues to the meaning of a symbol into the form of the symbol itself.” That may seem an incredible way to justify one’s expertise to analyze a cosmology, but I find that aspect of his approach refreshing. Contemporary authors too often present books proclaiming authentic experience of esoteric realms that are little more than rehashes of obscure tomes. It’s nice to read someone who is honest and gets his footnotes straight.

His base assumption is that similar symbols reflect similar truths. This should be applied to cross currents between science and religion, just as it has been between cultural belief systems. The Science of the Dogon elegantly applies this to Dogon cosmology. For instance, Scranton provides an example between Dogon symbolism and quantum physics. After elaborating how the Dogon describe the formation of the universe from the opening of Amma’s egg and the elaboration of tiny seeds called “po,” Scranton writes:

Clearly what is being spoken of…is the formation of the building blocks of matter-atoms and their components. So, when we suggest possible meanings for the Dogon symbols that are related to atomic structure, the idea is wholly and completely in keeping with how the Dogon understand their own symbols. (In Dictinnnaire Dogon, Genevieve Calme-Griaule describes the po as “the image of the atom.”) However, if we look carefully, we can see that the surface story of the Dogon myth might also pointedly direct us to the concepts of quantum physics. Imagine for a moment that you must read an article written in a foreign language, that, for the most part, you do not understand. Then imagine the two words you do understand, supply and demand are repeated again and again within the passage. It would not take the insight of a genius to surmise that the subject of the article might be economics. The Dogon creation story provides us with a similar clue to its meaning with its recurring emphasis on pellets of clay and spiraling coils. It requires only a little imagination to see these symbols as likely references to particles and waves-the essential building blocks of quantum theory…[Here, he inserts a quote describing the dual nature of quantum particles.] Within the creation story we can see an implied knowledge of the wave properties of physics when the Dogon say that the fibers of the first garment mimic the sound of the voice of the Nommo, which tapers off in spiraling coils-a statement that betrays an understanding by the teller of the creation story that sound travels in waves.”

Not only does he draw correspondences between oral stories and scientific rhetoric, but also he examines visual similarities between contemporary scientific diagrams and Dogon religious symbols. One of the best examples of this is his comparison of a drawing of the vibratory pattern of strings from Brian Greene’s bestseller The Elegant Universe and a Dogon field drawing of the emanation of 266 primordial signs used planting rituals. They are virtually identical. Scranton writes. “Together the Dogon field Drawing along with Griaule’s statement about the vibrational nature of matter firmly link the Dogon symbols to their counterparts in string theory.”

Scranton identifies numerous points of consistency between contemporary science and Dogon cosmology. Throughout, he presents Dogon myth and symbols and juxtaposes with them with contemporary scientific theories or diagrams. He summarizes his approach:

The coherence of Dogon cosmology is upheld by a sensible, well defined system of symbolic storylines whose themes directly mirror the best modern scientific theories of how the universe and matter might have actually come to exist. The myths express themselves clearly and succinctly, so much so that the statements of the Dogon priests are often most easily understood in direct comparison with comparable statements from popular modern interpreters of science—authors of the caliber of Stephen Hawking, Brian Green and Richard Feynman. Our understanding of these statements by Dogon priest is guided and supported by important cosmological drawings that often appear in similar manner and take the form as related scientific diagrams.

An added value of The Science of the Dogon is that it makes an excellent Monarch Notes Guide to the latest scientific advances in Big Bang Theory, Quantum Physics, String Theory and DNA structure, particularly for those who may not be too inclined to pick up a scientific text. Indeed, while I was reading Science of the Dogon, I commented on the similarity between Dogon myth and String theory to an elderly santera, who was not formally educated. She asked me to explain string theory since she had heard it mentioned on television. I read Scranton’s summary of String theory to her. She looked at me with some disappointment and said, “I knew that fifty years ago. I was hoping that it was something new.” Her reaction illustrates one of the issues I have when the latest scientific theories are talked about in relationship to ancient non-white belief systems. Much of so called “high caliber science” simply seems to rehash sacred concepts to practitioners. I feel that Scranton’s work is valuable in proving that.

However, Scranton is of the opinion that Dogon cosmology indicates that ancient culture had somehow acquired specific highly technical scientific knowledge, possibly even from an extraterrestrial source. However, there is an alternate way to interpret the overlays. I believe that this consistency between myths and scientific theories, ancient symbols and scientific diagrams represents a perception hardwired into the human imagination, the collective unconscious. Consistencies between Dogon cosmology (and other ancient belief systems) and scientific development express consistent problem-solving approaches. They represent a thought process by which contemporary man experiences a basic urge to understand and systematize his place in the greater universe. This emerges from an integral level of consciousness to a symbolic level and eventually recollective level and thus contemporary man makes analytical symbols and statements consistent with his forefathers’ truths. I do not believe that the Dogon or other ancient peoples received science lessons from an outside source. The Dogon used similar motifs to modern scientists, because they felt a similar need to come to terms with “the big picture.” The imagery was embedded in their subconscious, just as it is in ours today. Like us, they thought and analyzed phenomena in a sophisticated, uniquely human manner.

Scranton does not limit his exploration of Dogon beliefs to their relationship to science. He explores how there are recurrent themes in Dogon myth and those in to Judaic, Sumerian, ancient Egyptian and other ancient cosmologies. Sympathies between Dogon and ancient Egyptian beliefs receive special attention. In addition to mythic similarities, he compares the construction of Dogon granaries and Egyptian pyramid building in The Science of the Dogon.

The relationship between Dogon and ancient Egypt is expanded on in the subject of his next book, Sacred Symbols of the Dogon. Here Scranton emphasizes Egyptian hieroglyphs rather than Dogon cosmology in much of the book. In Symbols he concentrates on showing that Egyptian hieroglyphs codify String theory and Quantum physics, and that this forms a chain between Egyptian and Dogon culture. In most of the volume he illustrates parallels between symbols used by contemporary scientists and hieroglyphs. The Egypt material takes up more of the volume than Dogon.

Scranton cites Sir A.E. Wallis Budge as his primary source on Egyptian language in both books. Budge has fallen out of favor with contemporary Egyptologists primarily because of the phonetic values he assigned to hieroglyphs. Scranton bases his preference for Budge on the theory that Budge’s phonetic values for ancient Egyptian language are similar to those in the still spoken language of the Dogon. Interestingly J. Olumide Lucas stated a similar case for parallels between Budge’s Egyptian phonetics and those of the Yoruba people, who like the Dogon, are of West Sub Sahara Africa, in The Religion of the Yorubas some 80 years ago. Lucas delineated how the Yoruba linguistically assimilated Egyptian god names into the names of their own orisha. Perhaps such similarity between Budge’s phonetics and those of another West African people further validate Scranton’s decision. (Budge in his study of Osiris, Volume I, argued that Ancient Egyptian beliefs permeated those of sub-Saharan Africa. He did not cite the Dogon and differed from Lucas in his choices of correspondences between Egyptian deities and orisha in many instances.)

Scranton outlines his approach:

We began with a well defined set of Dogon words and symbols, whose symbolic meaning were simply overlaid on matching Egyptian words and glyphs. The legitimacy of this process is borne out by the many persistent resemblances that color most other aspects of Dogon and Egyptian culture. Support for the soundness of this approach is also found in Sir E. A. Wallis Budge’s An Egyptian Hieroglyphic Dictionary, which provides us with consistent validation of correspondences between Dogon and Egyptian words and symbols. The Dictionnaire Dogon by Genevieve Calame-Griaule also specifically validates Budge’s definitions and pronunciations of Egyptian words that are similar to those in the Dogon language. So from the very start, we can be confident that our interpretations are based on cross-confirming set of independent sources.

The more we work with Egyptian glyphs and defining words, the more aware we become of a recurring pattern involving these glyphs and words. Although only a subset of Egyptian glyphs can be said to have a directly assigned phonetic value, examples how that this subset seems to include many of the same glyphs that we believe define key components in the structure of matter. First among these is the flying goose glyph which we associate with atom-the counterpart of the mythological po of the Dogon. In Budge’s view of the Egyptian language, this glyph carries the pronunciation of “pa,” the same pronunciation as the Egyptian word pa, which means “to be, to exist.” There is a likely corresponding Egyptian god named Pau, who is defined by Budge as a “god of existence.” A similar relationship between the glyph’s phonetic value and a deity name appears with the oval glyph …, which, based on its appearance in various Egyptian words can be seen as a symbol for proton, neutrons and electrons. Budge assigns a phonetic value of “seb” to this glyph, a value that is a likely correlate to the Dogon word sene. He defines a similar Egyptian word, Senu which refers to ”a company of gods,”

Scranton excels in pattern recognition and makes cogent claims for similarities between Egyptian hieroglyphics and scientific symbols. He draws parallels between actual hieroglyphics and diagrammatic illustrations of quantum physics and string theory principles. He offers alternate definitions of hieroglyphs and compound hieroglyphs in which he finds such similarities.

Here I have a problem. He develops these meanings from the way the hieroglyphs appear and are vocalized in Budge’s hieroglyphic dictionary and their similarities to Dogon words, rather than the way they appear in use in papyrus and pyramid texts. He uses the Dogon cognate and its use to justify the new meaning he assigns, rather than show how the new meaning for the hieroglyph or compound hieroglyphs work in their native context. At one point Scranton suggests that his interpretations might be substantiated by an examination of The Egyptian Book of the Dead. To test the validity of Scranton’s thesis, I secured a facsimile copy of The Book of the Dead and a couple of primers on Egyptian language. (I really hope Scranton has a piece of Amazon.com stock.) I feel that if he is going to argue that single and compound hieroglyphs held specific scientific meaning for the ancient Egyptians, he should be able to show these used in context where they make full statements of scientific principles he says they mean.

Trying to decipher hieroglyphic texts is involved and time consuming. The Book of the Dead (a.k.a., The Book Of Coming Forth By Day, the extant facsimile version being also called the Papyrus of Ani, a specific extant version housed in the British Museum) has its hieroglyphs arranged in columns arranged from top to bottom. In some cases they are read from left to right and in others from right to left, and they may be read in special cases bottom to top! (The scanning orders in which these are read vary according to the subject matter of the passage. They may also vary according to the competency of the scribe who was trying to make sure he squeezed enough symbols onto a given sheet of papyrus.) Also in some places the phrases and sentences are read horizontally left to right and right to left. Most extant ancient Egyptian documents seem to contain multiple examples of each type of scanning. Individual sections also contain puns should the reader wish to also read the text in one of the alternate scanning patterns. Plus the hieroglyphs resemble and embellish illustrations to which they appear in proximity. (Is it not pathetic the mind numbing activities the old and infirm find when trying to idle away their summer vacations?)

Hieroglyphs that Scranton redefines should logically appear in close proximity to one another in order to form meaningful statements together. In the Papyrus of Ani version of the Book of the Dead, there was only one small section concerning the transformation of the soul into various animal forms where enough of them appeared consistently in close proximity in such a manner to possibly do so. That is certainly not the majority of the text or examples of the cited hieroglyphs’ uses throughout it. (Albeit, I was getting a little bleary eyed, and there are numerous criticisms of the Papyrus of Ani being as inferior textual rendition of an esoteric text.)

If Scranton wants to make this type of argument, he really needs to show examples of how these selected symbols work together in a coherent manner in extant texts. Rather than show how the new scientific meanings he advocates are validated by contextual examples in their original use, Scranton focuses on showing how the potential Dogon cognates overlay scientific explanations in the correct logical manner. To prove that the ancient Egyptians codified complex scientific concepts in their language and that there exists an unbroken transmission between theirs and Dogon, he needs to show both! A likely consistency in phonetic values is not enough, particularly when that is also subject to disagreement. I respect the effort that he has made with hieroglyphs, but there are ample examples of complete texts that he could use to fully test his assertions.

It is tempting to be seduced by the glamour of ancient Egyptian artifacts and to use them to support your own rationales and values. Philosophers, writers and artists have done so since Plato’s time. But the temptation to do so here leaves Scranton’s case half-made. That undermines the integrity of his other thought provoking analysis. It is worthwhile to read Scranton’s take on Dogon cosmology, especially The Science of the Dogon, which recognizes and analyses how complex concepts are given voice in a systematic manner by an African people. Scranton amplifies the important work done by Giraule and Dieterlen years earlier. I enjoyed reading The Symbols of the Dogon, and especially liked his analysis of the Dogon Nommo drawing and diagrammatic analysis of similarities between a Buddhist stupa and the Dogon granary. Here Scranton accomplishes what he does best, performing straight up interpretation from the perspective of an intelligent observer. However, he needed to do more work on hieroglyphics to justify the main thrust of his argument. He could have done that by providing contextual examples from primary Egyptian sources. Scranton is a lucid writer who articulates both scientific and cosmological concepts exceedingly well, and is transparent in his methodology. He amply demonstrates the skill set to perform such a demanding analysis, and I hope he continues further with his work.

 


Reply  Message 26 of 41 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 25/02/2016 17:23
Cool It is done.

Quote:
Originally Posted by raphael View Post

Because we are going to need to figure out how to 'transit' from one magic square to the next?
Done.

Though, I'm waiting for Lee to come back and explain more about the I-Ching. He seems busy though, I don't want to rush it. Plus I already have the hexagrams down in my scheme, so his insights should match up.

In fact, that is what amazed me about the Kabbalah course I took last year. I realised that most of the structure they were describing was what I already had in prototype, and it helped me to fill in some of the gaps.

Here's a graphic I made to help anyone who doesn't get what Lee's stuff is doing:



It's not exhaustive by any means, and just shows what is going on at a basic level in terms of "phase space".

A "phase space" is like a stack of time slices such that the time dimension is shown as a complete unit, so that it is possible to move forwards as well as backwards through the sequence.

I hope this is straightforward enough for everyone, I've only shown 4 of the 8-spoke dharma wheels, the other set is the complement of its polar pair with a central point reflection to its opposite location.

The set I have shown is the "+1" set, formed by adding "1" to each successive tile of the previous 3x3 tile - represented as the spokes as they grow, forming a new 3x3 tile. At the same time, as this is "phase space", the previous 3x3 tile is "remembered" in the spoke sequence. I colour coded it according to one of Lee's many graphics of the HeTu/HoTu.

I've also been reading Alfred Huang's "Numerology of the I-Ching", as background info. According to the blurb, Alfred lives on Hawaii, so he may even know Marko and Nassim.

@Ralph, glad to see some more of your interpretations and questions. I'm not really that bothered about my artwork, the only part I was annoyed about was that you could have linked to my gallery (which I wouldn't have minded). Anyhow, my 4 "Royal" Stars are my own designation because of the "King's/Queen's" chambers in the Great Pyramid - not because I read them in a book (as such). Evenso, I made clear I was not replacing your own suggestion of the 4 Persian Royal Stars. I related that info almost as a joke in imitation of you - and your reaction was the same as that which you accuse the rest of us as being (yes, the "I" word). Plus, I noticed you are now hailing Robert Bauval's theory on other threads. Sorry, but I find that amusing. Learning to spot hypocrisy is a way to refine the character, by applying it to yourself. And, no - I have not ignored your stuff, I just wanted you to explain more about it. You have begun to do so - thanks. Ironically, my "4 Stars" thing might have some merit.

@Riseball, D-RA-CO... meaning "dragon".
"Ra"/Re was a Dragon/Serpent deity.
More on "Dragons" - here.

In fact the sanskrit "Surya" (Sun) is su-rya, and in Japan "Ryu" means "dragon". In China the Suryavanshi Clan is known as "Yu" (the "fish" that turns into a dragon).

RA/RE/RYA/RYU/YU, is the same "serpent"/"dragon" SOLAR entity/conception. Remember, the Surya Yantra is also cognate with the LoShu.

@Ralph, As far as my "re-hash" accusation goes, A E Waite's Tarot deck was composed in the early 20th century, Freemason or not. I'm part of a Yahoo Group which is into these kinds of things, and they recently posted something about a deck of 88 cards which predates the "modern" Tarot.
I'm not saying Waite's Tarot is "wrong", I'm just saying it is predated by older systems. I have a challenge for you Ralph, see what you can find out about a deck of 144 cards (it matches your "4 Ages" model btw).

We've been playing "Cluedo" ever since you arrived, now it's your turn!

As for the Dogon connection, I mentioned in an earlier post that it was identical to John Opsopaus's Pythagorean Tarot system. Keep up buddy!

Also, Ed will confirm that there are many more than 16 particles up for grabs. There are currently 226 confirmed particles. Garrett Lisi (surfer dude and fizzycyst) predicts 22 new particles, for a total of 248 - matching E8. The Dogon "Magic Number" is 266.

This is where Lee's stuff gets interesting (for me anyway), because as Barbitone and Lee were discussing there is a pattern of 19 and 6.

19x6=114 (suras of the koran)
19x8=152 (????)
19x14=266

Interesting, no...?

The koran is also coded throughout with "19" and also prime numbers.

How about this: 113+153=266...?

(113 pre-fixed suras, and 153 fish in the Gospel of John)

Also, no need to worry - I don't babble about bibles, though I do have an Interlinear for reference purposes.

I have also already worked out the 10x10 square - Malkuth.

sadukan.

PS - 11x11 is usually attributed to Daath.

[74:30] "over it is 19" AAalayha(by) tisAAata(9) AAashara(10)
[94:5-6] Al-sharh ("Osiris")
Al-Nitak, Sirius, Kochab, Thuban 
DiYu - 18 Levels of Hell
Philip LeMarchand


First  Previous  12 a 26 de 41  Next   Last 
Previous subject  Next subject
 
©2022 - Gabitos - All rights reserved