Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL VISLUMBRAR DE LA ERA DE ACUARIO
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 NAVIDAD 2.016 
  
 ¿QUE ES LA VERDAD? 
  
 EL EMBLEMA ROSACRUZ & The Rosicrucian Emblem 
  
  
  
 HERMANOS MAYORES 
 THE BROTHERS OF THE ROSE CROSS 
 The Rosicrucian Fellowsihip (CURSOS) 
 MAX HEINDEL 
 NORMAS DEL VISLUMBRAR 
  
 AUGUSTA F. DE HEINDEL 
 CORINNE HELINE 
 ADMINISTRACION 
  
  
  
 BIBLIOTECA ROSACUZ 
 MANLY P. HALL 
  
 PREG Y RESP. R.C. 
 FOLLETOS ROSACRUZ 
 LINKS ROSACRUCES 
  
 ROBERTO RUGGIERO 
  
 FRANCISCO NÁCHER 
 ALEXANDRA B. PORTER , 
 JOSÉ MEJIA .R 
 MARTA BRIGIDA DANEY 
 LIBRO DE URANTIA 
 SALUD Y CURACION 
 CUENTOS PARA NIÑOS 
 EL SITIO DE ACSIVAMA 
  
 NOTAS AL INTERIOR 
 LA BELLEZA DE LA VIDA 
 TUS REFLEXIONES 
 BIBLIOTECA 
 PPS ESOTERICOS 
 MUSICA 
 GRUPOS Y AMIGOS 
  
  
 Señor, haz de mi un instrumento de tu paz. 
 LA MORADA DE JESÚS 
  
 
 
  Tools
 
PREGUNTAS Y RESPUESTAS ROSACRUCES: ¿Por qué es perjudicial para un probacionista usar alcohol y tabaco?
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: moriajoan  (Original message) Sent: 08/03/2010 12:23

 

¿Por qué es perjudicial para un probacionista usar alcohol y tabaco?

Respuesta: Esta pregunta se aplica no sólo a los probacionistas, sino a todo aquel que se

esfuerce por vivir la vida superior. Por lo tanto la contestamos en "Echoes", para que todos los

estudiantes puedan saber que no es simplemente el sentimiento lo que dicta nuestras ideas

acerca de que no debemos usar ningún intoxicante ni drogas que obnubilen el cerebro. Ese

órgano es el más grande y más importante instrumento mediante el cual estamos haciendo

nuestro trabajo en el mundo físico, y a menos de que esté en buenas condiciones no podremos

esperar hacer ningún progreso.

La carne y el alcohol tienen una tendencia a hacer feroz al hombre y a retirar su visión

espiritual de los mundos superiores y enfocar la visión sobre el presente plano material. Por lo

tanto la Biblia nos dice que en el principio de la Edad del Arco Iris, la edad en la cual vivimos

en una atmósfera de aire claro y puro, tan diferente de la nebulosa condición atmosférica de la

Atlántida, de la cual se habla en el segundo capítulo del Génesis, Noé fue el primero que

fermentó la uva y fabricó vino. El desarrollo de la materia ha tenido lugar a consecuencia del

presente enfocamiento de nuestras energías sobre el plano material, lo cual resultó de

participar del vino y de la carne. El primer milagro de Cristo fue convertir (cambiar) el agua

en vino. El había recibido al Espíritu Universal en el Bautismo y no tenía necesidad de estimulantes

artificiales. El cambió el agua en vino para darlo a otros menos avanzados.

Pero ningún bebedor de vino puede heredar el Reino de Dios. La razón esotérica es ésta: si

bien los éteres inferiores hacen vibrar los átomos-simientes en el plexo solar y en el corazón,

conservando así el cuerpo vivo, los éteres superiores hacen vibrar el cuerpo pituitario y la

glándula pineal. Al beber este falso y rebelde espíritu que es fermentado fuera del cuerpo, por

medio del azúcar, estos órganos se entorpecen temporalmente y no pueden vibrar con la

vibración de los mundos superiores. Si el sujeto toma demasiado de este espíritu del alcohol,

los órganos mencionados pueden ser ligeramente despertados, de tal modo que ve el reino más

inferior del Mundo del Deseo y todos los seres malignos que hay allí; esto sucede en la

enfermedad llamada delirium tremens. Para resumir, como la evolución del alma depende de

la adquisición de los dos éteres superiores, de los cuales se hace el bello ''vestido de bodas'', y

como estos éteres están entonados con los órganos mencionados de la misma manera que los

éteres inferiores están entonados con el átomo-simiente del corazón y con el átomo-simiente

del plexo solar, usted comprenderá fácilmente los mortales efectos del alcohol y de las drogas

para el hombre espiritual. Para elucidar esto citaré un incidente de la vida real.

Hay un dicho antiguo que reza: "Una vez masón, siempre masón". Eso significa que cuando

un hombre cualquiera ha recibido una iniciación en la orden Masónica, no puede renunciar a la

Masonería, porque no puede renunciar a los conocimientos y a los secretos que ha aprendido,

como tampoco puede una persona que va al colegio devolver el aprendizaje recibido en dicha

institución. Por lo tanto, "una vez masón, siempre masón", y así mismo, una vez que se es

discípulo, hermano lego de una Escuela de Misterios, se es siempre un discípulo y Hermano

lego de esa misma Escuela. Pero aunque eso se mantiene en pie y vida tras vida mantenemos

la conexión con la misma Orden que hemos estado afiliados en vidas pasadas, podemos

conducirnos en una vida cualquiera de tal modo que nos es imposible para nosotros recordar

esto en nuestros cerebros físicos. Como dije, citaré para beneficio de todos los estudiantes un

caso que ilustra mucho este punto:

Cuando fui llevado al Templo de la Orden Rosacruz en Alemania, me sorprendí de ver allí a

un hombre a quien yo había conocido en la costa del Pacífico. Esto es, yo lo había visto unas

cuantas veces; pero nunca cruzamos palabra. En ese tiempo él parecía estar en un grado por

encima del mío en la sociedad con la cual estábamos conectados, y yo nunca le había conocido

personalmente. Sin embargo, él me saludó allí calurosamente, y parecía comprender todo lo

relacionado con su conexión con la mencionada sociedad, acerca de nuestro encuentro allí,

etc., y me propuse a mi retorno a América adquirir mucha información acerca de este

hermano, y fui lo bastante afortunado para poder saludarlo allí en el Oeste.

Cuando llegué a la ciudad donde él estaba, me fue dicho de parte de amigos mutuos que él

había estado esperándome y estaba ansiosamente tratando de encontrarme. Cuando encontré a

este caballero, al momento me dirigí a él y le saludé de mano. El también pareció reconocerme

y me llamó por mi nombre. Parecía haber indicación de que él conocía todo lo que sucedió

mientras ambos estuvimos fuera del cuerpo, porque él me había dicho en el Templo que él

recordaba todo lo que sucedía al estar fuera de su cuerpo. Por supuesto yo le creí esto, porque

él tenía un grado mucho más alto que el primero, en el cual yo acababa de ser admitido.

El día de nuestro encuentro físico, después de unos pocos momentos de conversación, yo dije

algo que le hizo mirarme extrañado completamente. Yo me había referido a algún incidente de

nuestra reunión en el Templo, y él demostró llanamente no saber nada acerca de ello. Sin

embargo yo había dicho tanto que me vi forzado a decir más, o de lo contrario parecería muy

tonto; así es que le dije que él había confesado recordar todo. Esto lo negó, y al final de la

entrevista me suplicó seriamente esforzarme por averiguar por qué era que siendo él un

hermano lego de la Orden Rosacruz no podía, sin embargo, recordar lo que tuvo lugar durante

su ausencia del cuerpo. El estuvo, como me constaba, en varios servicios del Templo. Tomó

parte en ellos, y sin embargo, en su cerebro físico estaba absolutamente ignorante de lo que

tuvo lugar. El misterio se resolvió algún tiempo después al saber, por él mismo, fuera del

cuerpo, que fumaba cigarrillos y usaba drogas que obnubilaban su cerebro a tal extremo que le

había sido imposible recordar ninguna de sus experiencias psíquicas. Cuando yo le dije eso,

mientras nos encontrábamos en el cuerpo físico, él hizo un valiente esfuerzo para librarse de

este hábito que reconoció tener. Sin embargo, después de algún tiempo de abstinencia, halló

que no podía vivir sin los cigarrillos y las drogas, y por lo tanto no ha tenido hasta el día

ninguna conciencia de la vida superior. Éste es un caso muy lastimoso, y sin duda hay otros

más. Ellos ilustran cuán cuidadosos debemos ser en lo que se refiere a la limpieza de nuestros

hábitos, de considerar este cuerpo nuestro como el Templo de Dios, y de refrenarnos de

profanarlo, así como nos refrenaríamos de profanar una casa de Dios hecha de piedra y

mortero, la cual no es ni en una millonésima parte tan santa como el cuerpo con que hemos

sido dotados.

 
 


First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved