Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL VISLUMBRAR DE LA ERA DE ACUARIO
Happy Birthday jarodes50 !
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 NAVIDAD 2.016 
  
 ¿QUE ES LA VERDAD? 
  
 EL EMBLEMA ROSACRUZ & The Rosicrucian Emblem 
  
  
  
 HERMANOS MAYORES 
 THE BROTHERS OF THE ROSE CROSS 
 The Rosicrucian Fellowsihip (CURSOS) 
 MAX HEINDEL 
 NORMAS DEL VISLUMBRAR 
  
 AUGUSTA F. DE HEINDEL 
 CORINNE HELINE 
 ADMINISTRACION 
  
  
  
 BIBLIOTECA ROSACUZ 
 MANLY P. HALL 
  
 PREG Y RESP. R.C. 
 FOLLETOS ROSACRUZ 
 LINKS ROSACRUCES 
  
 ROBERTO RUGGIERO 
  
 FRANCISCO NÁCHER 
 ALEXANDRA B. PORTER , 
 JOSÉ MEJIA .R 
 MARTA BRIGIDA DANEY 
 LIBRO DE URANTIA 
 SALUD Y CURACION 
 CUENTOS PARA NIÑOS 
 EL SITIO DE ACSIVAMA 
  
 NOTAS AL INTERIOR 
 LA BELLEZA DE LA VIDA 
 TUS REFLEXIONES 
 BIBLIOTECA 
 PPS ESOTERICOS 
 MUSICA 
 GRUPOS Y AMIGOS 
  
  
 Señor, haz de mi un instrumento de tu paz. 
 LA MORADA DE JESÚS 
  
 
 
  Tools
 
ALEXANDRA B. PORTER , Ph. D.: Un Sendero Hacia Vivir Con Cristo...Alexandra Porter, Ph. D.
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: moriajoan  (Original message) Sent: 24/05/2010 20:35

 

 

  Un Sendero Hacia Vivir Con Cristo

 

por

 

Alexandra Porter, Ph. D.

 

La segunda parte de esta conferencia es titulada: “Pensando, Hablando y Actuando.”

  Estas tres palabras son mi manera de describir las tres fases de las experiencias

de nuestro ser.  Me refiero a tres fases de la evolución humana que cada ser

selecciona para sus experiencias en este planeta tierra mientras

 recorre “Un Sendero Hacia Vivir Con Cristo.”

 

Como todos ustedes ya saben, estamos en un lugar que tiene todo lo necesario

para el aprendizaje y el crecimiento de nuestro ser.  En ésta escuela terrestre se

 encuentra también todo lo que ocupamos para la misión individual de cada uno de

 nosotros.  El proceso de las tres fases de la evolución humana es cruzado por todos

los seres humanos para su adaptación armónica.  El estado de cada fase, o de cada

 etapa de esa fase, depende en el individuo y en la misión de ese individuo en este planeta tierra.

 

Max Heindel nos ha dicho que “ La Filosofía Rosacruz enseña que

 el hombre es un ser complejo que posee:

 

“1º Un cuerpo denso, que es el instrumento visible que emplea en este mundo

para moverse y obrar; el cuerpo que, ordinariamente, se cree que constituye todo el hombre.

 

“2º Un cuerpo vital, que está formado por éter, el que compenetra todo el cuerpo

visible, así como el éter compenetra todas las demás formas, salvo que el hombre

 especializa una cantidad de éter mayor que las otras formas.  Este cuerpo etérico

 es nuestro instrumento para especializar la energía vital del sol.

 

“3º Un cuerpo de deseos, que forma nuestra naturaleza emocional.  Este sutil

vehículo compenetra los cuerpos vital y denso a la vez.  La visión clarividente lo

 ve extenderse unas dieciséis pulgadas en torno del cuerpo visible, el cual está

situado en el centro de ese ovoide como la yema está en el centro del huevo.

 

“4º La mente, que es como un espejo reflejando el mundo externo y permitiendo

al Ego transmitir sus órdenes en forma de pensamientos, palabras y obras.

 

“El Ego, es el triple espíritu que emplea esos vehículos para obtener experiencia

 en la escuela de la vida.” [Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas, pp. 20-21]

 

El umbral de este nuevo mileno esta diseñado para que las experiencias de

 cada uno, de nuestros seres humanos, pueda viajar a lo largo de la Luz Divina.  

 Nuestro ser cambia de plano vibratorio modificando el comportamiento de sus

 corrientes, a través de este sendero de luz.  Los vehículos de nuestro ser se

 desarrollan y cambian, durante esta modificación.  Todo vibra en una frecuencia

 distinta cuando esto sucede.  Es una profunda y larga tarea.  Es difícil, de sí mismo,

para el ser humano lograrlo por el simple deseo de estar en armonía.

 

Cuando hablamos de la Luz Divina , o sea, caminando a lo largo de la Luz Divina ,

el lema de ésta quinta escuela de verano, no debemos olvidar que la Luz Divina

siempre está dentro y alrededor de nosotros.  Tampoco podemos olvidar que, en

muchos casos, esa luz nos lleva por un sendero donde definimos, clarificamos y

 modificamos nuestros pensamientos.  Este proceso nos lleva a un punto donde

nuestro estado de conciencia cambia.  En este cambio, si nos damos la oportunidad,

los vehículos de nuestro ser podrán cruzar el sendero de la Luz Divina. 

 

En nosotros los humanos el haz de la Luz Divina tiene varias maneras de subsistir y

nuestra percepción de ella la demostramos en diferentes maneras.  Durante nuestro

viaje terrenal pasamos por tres fases las cuales yo llamo: Pensando, Hablando y

 Actuando, pero, lógicamente, todo depende en dónde nos encontramos en el haz de la Luz Divina.

 

Primera fase: Pensando

 

Yo llamo la primera fase de la experiencia de nuestro ser  “Pensando”.

 

Cuando pensamos todos los pensamientos que emitimos van a parar a unos depósitos

 comunes para todo el mundo.  Por ejemplo, cada vez que un ser humano emite un

 pensamiento de Amor, Bondad, Humildad, Odio, Rencor, Codicia, Envidia, etcétera, 

primeramente, esta persona está usando la Luz Divina para darle forma y vida a ese

 pensamiento, y segundo, con los mismos, la persona también está llenando los

depósitos comunes; los cuales están afuera de la Luz Divina.  

 

 

Me Explico:

Si tenemos la habilidad de ver ondulaciones de ondas de luz, en diferentes longitudes

o frecuencias, lo cual nos permite observar una dispersión de luces, casi siempre,

nos enfocamos en sus múltiples colores, su brillo, y todo aquello que para nosotros

 defina la semejanza de esa Luz Divina.  Esto sucede porque cuando observamos

una cosa, tenemos esa cosa enfrente de nosotros y es por eso que podemos

 examinar las características de la misma.

 

Conocemos a la persona que está en esta fase porque este individuo le da mucho

valor a las apariencias, al que dirá la gente y a una imagen de cómo deben ser las

 cosas, ya sea su propia imagen o las imágenes de otros. 

 

Estas son las personas que escucharemos decir: “Fulanito, siempre

viste igual; siempre tiene el mismo traje”.                                     

 

Quizás, también, escucharemos a estas personas decir: “El vestido de

 Fulanita no encaja con sus zapatos.”

 

En esta fase otras personas suelen decir: “X no se debe hacer

 porque nuestra sociedad nunca lo aceptaría.” 

 

Estas personas también tienden comparar una cosa con otra y llegar a la conclusión

 de que la que cuesta más dinero es obviamente de una mejor calidad, y así por el estilo.

 

En esta fase las personas también discriminan a los otros.  Seleccionan sus amistades

por medio de la raza, color de la piel, el puesto en la sociedad, así como también

seleccionando o discriminando a base del idioma de las personas.  Estas personas

no aceptan que las cosas no son  siempre como aparentan ser.  Ni tampoco pueden

comprender que la riqueza que cada uno nos trae no se puede ver en la raza, color

 de la piel, posición en la sociedad, o el idioma que habla una persona. 

 

Entonces, según va pasando el tiempo, la persona que se encuentra en esta fase

 tendrá que vivir experiencias donde aprende que el o ella tiene un pedacito de esa

Fulanita cuyo vestido no encaja con sus zapatos.

 

Bueno, ahora bien, “¿Qué estoy diciendo?”

 

Les estoy diciendo que nuestros pensamientos y sus formas son muestras de la

 primera fase.  Además, les estoy diciendo que todo, todo comienza,... con nuestros

pensamientos.  Así que ésta fase nos muestra que obviamente estamos afuera de la Luz Divina.    

 

Como nos ha dicho Max Heindel, “Por consiguiente, nuestros pensamientos son

muchísimo más importantes que nuestros actos, puesto que si siempre pensamos

bien siempre obraremos bien.  Nadie puede pensar en amar a sus semejantes, en

ayudarles y auxiliarlos espiritual, mental o físicamente sin poner en práctica esos

 pensamientos alguna vez en su vida, y si nosotros cultivamos solamente esos

 pensamientos, pronto veremos que la luz del Sol brilla en torno nuestro; veremos

que la gente nos recibe en la misma forma en que nosotros irradiamos, y si pudiéramos

 comprender que el cuerpo de deseos (que rodea a cada uno de nosotros extendiéndose

 unas dieciséis pulgadas en torno de la periferia del cuerpo) contiene todos esos

sentimientos y emociones, entonces veríamos a los demás diferentemente,

 pues entonces entenderíamos también que todo lo que vemos lo vemos a

 través de la atmósfera que nos hemos creado en torno nuestro,

cuyos colores todos los vemos en los demás.

 

“Si, entonces, vemos insignificancia y pequeñez en los demás, sería conveniente

que nos miráramos a nosotros mismos para comprobar si no es la atmósfera

 que nos rodea la que da esa coloración. Veamos si no tenemos dentro de

 nosotros mismos esas cualidades no deseables, y entonces comencemos

 por quitarnos esos defectos.” [Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas, pp.

 40-41]

 

 


First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2024 - Gabitos - All rights reserved