Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL VISLUMBRAR DE LA ERA DE ACUARIO
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 NAVIDAD 2.016 
  
 ¿QUE ES LA VERDAD? 
  
 EL EMBLEMA ROSACRUZ & The Rosicrucian Emblem 
  
  
  
 HERMANOS MAYORES 
 THE BROTHERS OF THE ROSE CROSS 
 The Rosicrucian Fellowsihip (CURSOS) 
 MAX HEINDEL 
 NORMAS DEL VISLUMBRAR 
  
 AUGUSTA F. DE HEINDEL 
 CORINNE HELINE 
 ADMINISTRACION 
  
  
  
 BIBLIOTECA ROSACUZ 
 MANLY P. HALL 
  
 PREG Y RESP. R.C. 
 FOLLETOS ROSACRUZ 
 LINKS ROSACRUCES 
  
 ROBERTO RUGGIERO 
  
 FRANCISCO NÁCHER 
 ALEXANDRA B. PORTER , 
 JOSÉ MEJIA .R 
 MARTA BRIGIDA DANEY 
 LIBRO DE URANTIA 
 SALUD Y CURACION 
 CUENTOS PARA NIÑOS 
 EL SITIO DE ACSIVAMA 
  
 NOTAS AL INTERIOR 
 LA BELLEZA DE LA VIDA 
 TUS REFLEXIONES 
 BIBLIOTECA 
 PPS ESOTERICOS 
 MUSICA 
 GRUPOS Y AMIGOS 
  
  
 Señor, haz de mi un instrumento de tu paz. 
 LA MORADA DE JESÚS 
  
 
 
  Tools
 
PREGUNTAS Y RESPUESTAS ROSACRUCES: 3 PREGUNTAS SOBRE EL RENACIMIENTO
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: moriajoan  (Original message) Sent: 03/03/2010 13:48

 

LA NECESIDAD DE RENACER

Para aquellos que han sido educados en las enseñanzas del Espiritismo y del

Swedenborgianismo, es muy fácil aceptar la realidad de la existencia de la otra vida y la

incidental experiencia purgatorial en ella; pero no les es fácil comprender por qué no es

factible para el individuo obtener todas las experiencias necesarias para progresar en el mundo

espiritual sin tener que renacer una y otra vez en nuevos cuerpos. Si existe una razón

imperativa para estos periódicos retornos a la carne, como explican los Rosacruces, ¿quieren

manifestarla no concisa, sino detalladamente?

 

Respuesta: La necesidad del renacimiento tiene dos fases: una física y otra espiritual. Si los

componentes minerales de nuestros cuerpos no se cristalizasen, y nos fuere posible mantenerlos

jóvenes y flexibles por millones de años, no sería necesario renacer; podríamos

aprender las lecciones de la vida a través de la in interrumpida extensión de las edades. Pero

debido a nuestra ignorancia, y abuso de este cuerpo, generalmente no dura mucho más de unos

70 años, y la mitad de ese tiempo como promedio. Por lo tanto, si viviésemos aquí sólo una

vida corta de treinta o cuarenta años, sería imposible aprender todas las lecciones que debieran

sernos enseñadas en este medio ambiente, y eso sería un derroche de energía. Como seres

humanos, no pensaríamos en construir una escuela provista de todos los adelantos y equipos

necesarios para la enseñanza de los alumnos y graduarlos después de un día de asistencia a

ella; eso sería exactamente análogo a un sistema cósmico que requiriera la asistencia de los

discípulos a la escuela de la vida solamente un día. En vez, cuando ha terminado el primer día

de escuela, enviamos al niño a su casa para que asimile su lección y se prepare para el

siguiente día escolar, y así sucesivamente por muchos días y años.

Similarmente, las Jerarquías Divinas que guían nuestra evolución nos envían a la escuela de la

Tierra cada vida, y al terminarse ésta somos llamados a nuestro hogar celestial para descansar

y prepararnos para el siguiente día o vida en la escuela terrena. Sería una absoluta

imposibilidad para nuestros Instructores atiborrar la cabeza del pupilo, aunque fuera muy

precoz, con toda la sabiduría que deba aprenderse en la escuela, si el tiempo se limitara a un

solo día. Pero dando días sucesivos, que al fin suman años, les es posible impartir,

gradualmente, todo su conocimiento al educando. Es igual en la escuela de la vida: la

sabiduría y el amor cósmico no pueden ser enseñados en corto tiempo; dura edades, pues las

cualidades no son como el crecimiento de los hongos, que puede tener lugar en una noche.

Más bien se parecen al fuerte roble que necesita un siglo para desarrollarse, pero que tiene una

firmeza y una fuerza a las que ni remotamente se aproxima el hongo.

Más aún, la constitución y condiciones de los mundos espirituales los hacen inapropiados para

las fases de progresión que el hombre tiene que aprender en el Mundo físico. En la actualidad

la humanidad está desarrollando la mente por el uso del pensamiento correcto, que ha de

convertirse en recta acción; y esto puede hacerse mejor en un reino en el que las condiciones

son firmes y rígidas. Cuando un inventor visualiza una máquina o artefacto puede parecer que

trabaje maravillosamente en su mente, pero las ruedas que giran tan primorosamente en el

Mundo del Pensamiento en el que la ley es interpenetración, frecuentemente se encuentra que

frotan unas con otras y que se obstaculizan en su curso cuando el modelo es hecho de material

físico. Esto demuestra que su pensamiento era erróneo, y entonces es forzado a trabajar y

corregir el error o abandonar su proyecto. De esta manera, la condición física actúa como un

correctivo, y mostrándole sus errores, se le hace posible aprender gradualmente a desarrollar

el pensamiento correcto e incorporarlo en una máquina que funcione bien.

De modo similar, quien trata de emprender un negocio, piensa con detalle cómo ha de

marchar, pero subsecuentes desenvolvimientos con frecuencia le enseñan que no ha calculado

bien. Así, a él también, por sus equivocaciones le es demostrado dónde es erróneo su

pensamiento y se le da la oportunidad de corregirlo.

Estas cosas no pueden ser aprendidas en el mundo espiritual en donde uno sale a través de una

ventana o por una chimenea, tan fácilmente como a través de una puerta, porque allí todo es

fluidico y plástico. Siendo divinos, tenemos infinitas posibilidades latentes en nosotros, pues

somos Dioses en formación. El pensamiento es una fuerza creadora, y a menos que aprendamos

cómo usarlo de manera correcta resultará ser una maldición en vez de una bendición,

tanto para nosotros como las criaturas que hemos de auxiliar en edades futuras. En ese caso no

podremos ayudarlos en la creación de vehículos apropiados como hemos sido, y somos

ayudados por otros superiores a nosotros en la escala de la evolución, y podríamos crear

monstruosidades. Por consiguiente, la escuela terrena es una absoluta necesidad para

enseñarnos a pensar con rectitud y por ese medio crear adecuadamente tanto en las substancias

sutiles como densas con las que tenemos que trabajar.

 

RENACIMIENTO DE LOS NIÑOS

Se dice en el Concepto Rosacruz del Cosmos que los niños que mueren en la infancia se les

hace renacer en un período comprendido de 1 a 20 años. ¿Retornan a su mismo estado de vida

anterior, o en algunas condiciones vuelven a un medio ambiente diferente, más o menos

agradable, de riqueza o pobreza?

 

Respuesta: Esta pregunta fue hecha hace muchos años cuando el que contesta era un novicio

en la investigación del mundo espiritual, y fue respondida correctamente en ese tiempo. Pero

investigaciones subsecuentes hacen posible dar más detalles basados sobre lo que realmente

ha sucedido en un número considerable de casos. Fueron apuntados los resultados de cada una

de las investigaciones al ser terminadas, pero éstas se han perdido. Sin embargo, según nuestro

recuerdo, se encontró que de veinte niños que vigilamos, y que renacieron dentro de un lapso

de cinco años después de su muerte, quince o dieseis volvieron a su misma familia. Puede

verse en el momento en que muere un niño, si éste ha de permanecer un largo o corto período

de tiempo en el mundo invisible. En consecuencia, seleccionamos otro grupo de veinte que

aún se encuentran en el mundo invisible y que no se espera que renazcan hasta que hayan pasado

diez o más años. Pero las tendencias son ya plenamente claras, pues cuando un Espíritu

busca renacer, generalmente es atraído hacia la madre años antes de entrar a la matriz, y algunas

veces, mujeres todavía no casadas son rodeadas por sus futuros hijos, aun antes de

comprometerse en matrimonio. Juzgando de este hecho lo que serán los resultados

encontramos que de los veinte, sólo tres están con sus madres anteriores; los otros diecisiete

están repartidos entre otras familias, y dos de ellos están acompañando a muchachitas,

esperando que crezcan y sean sus madres.

Esta tendencia de los Espíritus que tratan de encarnar, de seguir y rodear a sus futuras madres,

por años, algunas veces da lugar a situaciones confusas que dan risa en relación con médium

que no comprenden esas condiciones. Recordamos el caso de una joven que asistió a una

sesión y le fue dicho que tenía un niño en la tierra de los Espíritus, y que estaba parado cerca

de ella llamándola madre. Naturalmente, ella negó indignada el aserto, se levantó, y abandonó

la reunión. Así, ese es un caso en que ambas partes tenían razón, aunque haciendo cada una

declaraciones diametralmente opuestas; cada cual pensó de su contrario deshonestamente

porque los dos carecían del conocimiento para reconciliar lo que parecía irreconciliable.

 

RENACIMIENTO Y SEXO

Mientras que la Teosofía que representa la sabiduría del Oriente, y la Filosofía Rosacruz, la

del Occidente, están acordes en muchos respectos, existen algunos puntos en los cuales hay

diferencia entre las enseñanzas de estas dos escuelas de ocultismo. Uno de estos puntos se

relaciona con el renacimiento. La Teosofía enseña que el intervalo entre dos vidas del

promedio de los Egos es como de unos cinco mil años, mientras que los Rosacruces dicen que

es como de unos mil años. Con relación al sexo del Ego, los Rosacruces enseñan que las

manifestaciones masculina y femenina se alternan, y la Teosofía afirma que la alternación del

sexo no es en vidas individuales sino en series; esto es, que una serie de siete encarnaciones

masculinas alterna con otra femenina de igual numero. ¿Tiene la bondad de explicar estas

discrepancias?

 

Respuesta: Es nuestra norma invariable nunca criticar o menospreciar las enseñanzas de

ningún otro movimiento espiritual. Por consiguiente, sólo podemos decirle que está usted en

lo cierto con relación a las enseñanzas Rosacruces de que el Ego generalmente renace dos

veces durante el tiempo que tarda el Sol, por presesión, para pasar a través de un signo del

Zodíaco, a saber, unos 2100 años. También se enseña que estas encarnaciones son alternadas,

hombre y mujer, porque las condiciones en la tierra no cambian notoriamente en dos mil años,

y el propósito es dar al Ego todas las lecciones que pueden ser obtenidas de las experiencias

en la tierra bajo cada signo, siendo éstas variables para el hombre y la mujer. De esa manera,

si el Ego nace una vez como hombre, y la siguiente como mujer, bajo el mismo signo,

prácticamente aprenderá todas las lecciones que pueden ser extraídas de las condiciones

existentes en la tierra bajo tales vibraciones planetarias.

A cada neófito es dada la prueba de esto poco después de la Iniciación; se le dice primero que

siga a cierto Ego que por fallecimiento está saliendo del cuerpo. Después continúa vigilando

su vida en el mundo invisible por uno o dos años, y cuando se encuentra una oportunidad para

que encarne, él entonces conoce la absoluta verdad de la doctrina del renacimiento. Se le da

siempre para esta demostración un Ego que sale de su cuerpo por muerte en edad infantil, y

por lo tanto busca renacimiento prontamente.

Cuando ha sido aprendida esa lección y conoce directamente que es un hecho en la naturaleza

el renacimiento, se le enseña a investigar las vidas de ciertas personas en la Memoria de la

Naturaleza de modo que pueda lograr un entendimiento de los varios detalles conectados con

el asunto. Sin embargo, esto no podrá hacerse hasta que el Iniciado aprenda a funcionar en la

Región del Pensamiento Concreto, pues el registro etérico de la Memoria de la Naturaleza no

llega a alcanzar suficientemente lejos en el pasado como para proporcionar información

detallada. Cada Iniciado que haya progresado lo bastante conoce estos asuntos tan bien como

su nombre.

La ley de Renacimiento no es una ley ciega. Está bajo la dirección de cuatro grandes Seres de

sabiduría y poder maravillosos. Son llamados los Ángeles Archiveros en la terminología

Cristiana. Cuando es necesario variar el intervalo entre la muerte y el renacimiento en el caso

de un determinado Ego, se hacen las necesarias modificaciones de modo que pueda retardarse

o apresurarse la encarnación.

Han sido publicados en los periódicos, reportes de conferencias dadas por la Sra. Besant, y

generalmente afirman sus seguidores que ella proclama haber sido Hypatia en la, antigua

Alejandría, una mujer. También se ha dicho que después nació como Giordano Bruno en

Roma, y en la actualidad ella de nuevo se encuentra en una encarnación femenina. Si esto es

cierto, confirmaría la enseñanza de los Rosacruces, y no la de la escuela que, como usted dice,

afirma que hay series de siete encarnaciones masculinas, seguidas por otra serie de siete

también, del sexo opuesto.

 

 
 


First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: Mitzi Sent: 30/09/2011 10:36
 



 
©2022 - Gabitos - All rights reserved