Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL VISLUMBRAR DE LA ERA DE ACUARIO
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 NAVIDAD 2.016 
  
 ¿QUE ES LA VERDAD? 
  
 EL EMBLEMA ROSACRUZ & The Rosicrucian Emblem 
  
  
  
 HERMANOS MAYORES 
 THE BROTHERS OF THE ROSE CROSS 
 The Rosicrucian Fellowsihip (CURSOS) 
 MAX HEINDEL 
 NORMAS DEL VISLUMBRAR 
  
 AUGUSTA F. DE HEINDEL 
 CORINNE HELINE 
 ADMINISTRACION 
  
  
  
 BIBLIOTECA ROSACUZ 
 MANLY P. HALL 
  
 PREG Y RESP. R.C. 
 FOLLETOS ROSACRUZ 
 LINKS ROSACRUCES 
  
 ROBERTO RUGGIERO 
  
 FRANCISCO NÁCHER 
 ALEXANDRA B. PORTER , 
 JOSÉ MEJIA .R 
 MARTA BRIGIDA DANEY 
 LIBRO DE URANTIA 
 SALUD Y CURACION 
 CUENTOS PARA NIÑOS 
 EL SITIO DE ACSIVAMA 
  
 NOTAS AL INTERIOR 
 LA BELLEZA DE LA VIDA 
 TUS REFLEXIONES 
 BIBLIOTECA 
 PPS ESOTERICOS 
 MUSICA 
 GRUPOS Y AMIGOS 
  
  
 Señor, haz de mi un instrumento de tu paz. 
 LA MORADA DE JESÚS 
  
 
 
  Tools
 
PREGUNTAS Y RESPUESTAS ROSACRUCES: LA CORONA DE ESPINAS
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: moriajoan  (Original message) Sent: 24/10/2011 09:24

LA CORONA DE ESPINAS

VER EN FORMATO POWER POINT 

LA CORONA DE ESPINAS.pps

 

¿Tiene alguna utilidad real el recordar cada año el sufrimiento de Cristo? ¿Si no la tiene, por

qué la iglesia Cristiana no omite la Pasión y la Corona de Espinas, y concentra sus esfuerzos

en celebrar la Pascua como tiempo de alegría?

Respuesta: La narración evangélica, en la forma que es leída usualmente por la gente de las

iglesias, es únicamente la historia de Jesús, un carácter único, el hijo de Dios en un sentido

especial, quien una vez nació en Belén, vivió sobre la tierra el corto espacio de treinta y tres

años, murió por la humanidad después de muchos sufrimientos, y está ahora permanentemente

exaltado a la diestra del Padre. Desde allí esperan que ha de volver a juzgar a los vivos y a los

muertos, y celebran su nacimiento y su muerte en cierto tiempo del año, porque estos

acontecimientos se supone que tuvieron lugar en fechas definidas lo mismo que el nacimiento

de Lincoln, Washington, o la batalla de Gettysburg.

Al lado de estas explicaciones, que satisfacen a las multitudes que no son muy profundas en

sus investigaciones relativas a la verdad, hay otra fase que está muy patente para el místico.

Esta es la historia del amor divino y del perpetuo sacrificio que le llena de devoción hacia el

Cristo Cósmico, quien nace periódicamente con el objeto de que nosotros podamos vivir y

tener una oportunidad de evolucionar en este ambiente, porque él entiende desde ese punto de

vista que sin tal sacrificio anual recurrente, esta tierra y sus presentes condiciones de progreso,

serían una imposibilidad.

En el tiempo en que el Sol está en el signo celestial de Virgo (La Virgen) tiene lugar la

Inmaculada Concepción. Una ola de luz y de vida solar Crística es enfocada sobre la Tierra.

Gradualmente esta luz penetra más profundamente en la tierra, hasta que el Sol llega al trópico

o punto turnante en la noche más larga y más oscura del año; la cual llamamos Navidad. Este

es el nacimiento místico de un cósmico Impulso Vital que fecunda y fertiliza la tierra. Es la

base de toda vida terrestre. Sin él ninguna semilla germinaría, ninguna flor aparecería sobre la

Faz de la tierra, ni podrían existir el hombre ni la bestia, y la vida pronto se extinguiría. Por lo

tanto hay una razón muy válida para el gozo que se siente en tiempo de Navidad. Así como el

divino Autor de nuestro ser, nuestro Padre Celestial, ha dado el más grande de todos los dones

al hombre, el Hijo, así también los hombres son impelidos a darse dones unos a otros. Entonces

reinan sobre la tierra la alegría, la buena voluntad y la paz, aunque el hombre no

comprenda las razones místicas, anualmente recurrentes, que existen para ello.

Así como un poco de levadura fermenta a toda la masa, así este impulso espiritual que

impregna la tierra en el solsticio de invierno encuentra su camino a través de los meses de

invierno, hacia la circunferencia, dando vida a todo lo que con él se pone en contacto. Aún los

minerales no crecerían si este impulso de luz fuese retirado, y por el tiempo de Pascua

(Hemisferio Norte) o cuando la tierra está en flor, cuando los pájaros comienzan a cantar, y

los animales se aparean en la floresta, todos son imbuidos con esta gran vida Divina. Se ha

dado totalmente, muere, y es de nuevo levantada para ascender a la diestra de nuestro Padre.

Así es que la Navidad y la Pascua son puntos turnantes que marcan el flujo y el reflujo de la

Vida Divina anualmente prodigada, sin la cual sería imposible para nosotros vivir sobre la

tierra. La Pascua también pone fin a la recurrencia anual del sentimiento festivo que

experimentamos desde la Navidad hasta la Pascua, gozo que conmueve nuestro ser. Si somos

completamente sensitivos, no podemos sino sentir la Navidad y la Pascua en el aire, porque

una y otra están cargadas de amor, vida y gozo divinos.

¿Pero de dónde viene la nota de aflicción y sufrimiento que precede a la Pascua de

Resurrección? ¿Por qué no podemos regocijarnos con un gozo sin mezcla de aflicción al

tiempo en que el Sol es liberado y retorna a Su Padre? ¿Por qué esta Pasión, esta Corona de

Espinas? ¿Por qué no puede esto dejar de ser considerado?

Para comprender este misterio es necesario enfocar el asunto desde el punto de vista del

Cristo, y es necesario comprender total y completamente que esta oleada anual de vida que es

proyectada en nuestro planeta no es simplemente una fuerza vacía de conciencia. Lleva

consigo la conciencia toda del Cristo Cósmico. Es un hecho absolutamente cierto que sin El

nada de lo que existe fue hecho, como nos lo dice San Juan en el capítulo inicial de su

Evangelio. Al tiempo de la Inmaculada Concepción en Septiembre, este gran impulso de vida

comienza su descenso sobre la tierra, y por el tiempo del solsticio de invierno, cuando tiene

lugar el nacimiento místico, el Cristo Cósmico se ha concentrado completamente sobre y

dentro de este planeta. Comprenderá usted que debe causar mucho sufrimiento a tan gran

Espíritu el ser oprimido dentro de esta pequeña tierra nuestra y ser consciente de todo el odio

y la discordia que exhalamos de día en día a través de todo el año. Es un hecho que no puede

ser controvertido que toda expresión de vida viene a través del amor, y que, similarmente, la

muerte viene a través del odio. Si el odio, y la discordia que generamos en nuestras vidas

diarias, y el egoísmo, fuesen dejados sin antídoto, esta tierra sería devorada por la muerte.

Usted recuerda la descripción de la Iniciación dada en el Concepto Rosacruz del Cosmos. En

ella se afirma que en la ceremonia que tiene lugar todos los días a medianoche, en el Templo

etérico, de Alemania es el focalizar todos los pensamientos de odio y de violencia generados

en el mundo occidental para que estos pensamientos sean allí desintegrados y transmutados, y

que esta es la base del progreso social en el mundo. También es sabido que los santos se

afligen y sufren grandemente con las violencias del mundo, con la discordia y el odio; que

ellos emiten de sí, individualmente, pensamientos de amor y de bondad. Los esfuerzos

asociados de órdenes tales como la de los Rosacruces son dirigidos por los mismos canales de

esfuerzos cuando el mundo está tranquilo, en lo que se refiere a las actividades físicas y es,

por lo tanto, más receptivo a la influencia espiritual a saber, a medianoche. A esa hora ellos se

esfuerzan por atraer y transmutar estas flechas mentales de odio y discordia, sufriendo así su

pequeña parte mientras tratan de despegar algunas de las espinas de la corona del Redentor.

Considerando lo anterior, usted comprenderá que el Espíritu de Cristo en la Tierra está, como

dice San Pablo, verdaderamente gimiendo y como si estuviese de parto, aguardando el día de

la liberación. Así es como El atrae todos los dardos del odio y de la ira. Estos dardos son la

corona de espinas.

En todo lo que vive, el cuerpo vital irradia rayos de luz a manera de cintas o banderas que

flotan en el viento; estos rayos de luz provienen de la fuerza que se emplea en construir el

cuerpo denso. Durante la salud estos rayos expulsan las toxinas del cuerpo y lo mantienen

limpio. Similares condiciones prevalecen en el cuerpo vital de la Tierra, la cual es el vehículo

de Cristo. Las fuerzas destructoras y venenosas generadas por nuestras pasiones son

eliminadas por medio de las fuerzas vitales del Cristo, pero cada pensamiento o acto malo le

ocasiona su propia proporción de dolor, y por consiguiente se convierte en una parte de la

Corona de Espinas -es corona porque la cabeza siempre se ha creído que es el asiento de la

conciencia. Deberíamos comprender que todo acto malo nuestro reacciona sobre el Cristo de

la manera apuntada, y agrega otra espina de sufrimiento.

En vista de lo anterior podemos comprender con qué alivio El pronuncia las últimas palabras

en el momento de liberarse de la cruz terrestre: Consummatum est. Por qué la recurrencia

anual del sufrimiento, pregunta usted? Así como nosotros inhalamos continuamente en

nuestros cuerpos el vitalizador oxígeno para que pase a través de su ciclo y vitalice y energetice

el cuerpo entero; así como ese oxígeno muere para el mundo externo por el momento,

mientras vive en el cuerpo, así como se carga en él con las toxinas y productos de desecho, y

es finalmente exhalado en forma de bióxido de carbono, así también es necesario para el

Salvador entrar anualmente en el gran cuerpo que llamamos la Tierra y tomar sobre sí todos

los venenos que nosotros mismos generamos, para limpiarlo y purificarlo y darle una nueva

garantía de vida antes de que finalmente El resucite y ascienda a su Padre.

 

 
 
 
 
 

 



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2022 - Gabitos - All rights reserved