Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

EL MUNDO DE ATLANTIDA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 LA ORACION DEL PUEBLO DE DIOS 
  
 ♥.·:*¨NUESTROS RETOS SEMANALES ¨*:·.♥ 
 ○○MIS OBSEQUIOS○○ 
 ~•~**OFRECIMIENTOS**~•~ 
 ○○~REFLEXIONES~○○ 
 ~☺MIS BASES☺~ 
 ♫♪♫MUSICA♫♪♫ 
 ~~CATECISMO~~ 
 
 
  Tools
 
~~CATECISMO~~: EL CATEQUISTA, BUSCADOR, SERVIDOR Y TESTIGO DE LA PALABRA.
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 3 on the subject 
From: Atlantida  (Original message) Sent: 08/01/2018 00:30

Transcripción de "El catequista, buscador, servidor y testigo de la Palabra"

El catequista está llamado a transmitir el Evangelio con su testimonio de vida: con sus actos, su palabra y su vida toda. La vocación catequística nos impulsa a la misión. Y la misión de los cristianos es principalmente testimonio de vida, entrega generosa al proyecto de Dios para vivirlo y anunciarlo.
Ser catequista, una vocación de ser testigo de la Palabra.
La vocación catequística es una tarea principalmente evangelizadora. Nace de la comunidad que busca crecer en su proceso de fe e integrar a sus nuevos miembros y está orientada a la comunidad, para dinamizarla, fortalecerla, animarla a la esperanza y enseñarle a vivir el amor concreto de Jesús. El catequista se pone al servicio de la Palabra de Dios siguiendo el ejemplo de María, maestra y modelo de los catequistas,
Ser catequista, una vocación al servicio de la Palabra.
Cimiento de la vida Lc 6,47-49
Para encontrar donde beber el agua de la vida Jn 4, 1-14
Dejarnos modelar por su mensaje Jer 18, 1-6
Espejo, en donde vemos reflejada nuestras vidas, Lc 2, 51
Por que debemos de buscar su Palabra?
Todo llamado de Dios es un encuentro cara a cara con su presencia. Un verdadero descubrimiento del sentido de la vida. Una apertura al proyecto de Dios para nuestra existencia. El encuentro con Dios es decisivo para el seguimiento y marca a fuego nuestra vida
Ser catequista, una vocación en búsqueda de la Palabra.
La catequesis es uno de los servicios más antiguos de la comunidad eclesial, sus orígenes se remontan a las primeras comunidades cristianas que nacieron de la predicación apostólica del primer siglo de nuestra era cristiana.
Nació con el compromiso y el objetivo de dar a conocer a Jesús, su mensaje, el Reino. La catequesis nace de la Palabra viva de Dios, que es Jesús, y camina en la historia, anunciando esa Palabra, guiada por el Espíritu Santo.
La Catequesis
"El catequista, buscador, servidor y testigo de la Palabra"
Jn. 1, 38-39
Madre, ayúdanos a vivir en búsqueda de la Palabra, para cambiar nuestras vidas y vivir, animados por el Espíritu, anunciando y realizando el Reino de Dios
Lc 1, 38Ser catequista, una vocación al servicio de la Palabra.
Cimiento de la vida Lc 6,47-49
Para encontrar donde beber el agua de la vida Jn 4, 1-14
Dejarnos modelar por su mensaje Jer 18, 1-6
Espejo, en donde vemos reflejada nuestras vidas, Lc 2, 51
Por que debemos de buscar su Palabra?
Todo llamado de Dios es un encuentro cara a cara con su presencia. Un verdadero descubrimiento del sentido de la vida. Una apertura al proyecto de Dios para nuestra existencia. El encuentro con Dios es decisivo para el seguimiento y marca a fuego nuestra vida
Ser catequista, una vocación en búsqueda de la Palabra.
La catequesis es uno de los servicios más antiguos de la comunidad eclesial, sus orígenes se remontan a las primeras comunidades cristianas que nacieron de la predicación apostólica del primer siglo de nuestra era cristiana.
Nació con el compromiso y el objetivo de dar a conocer a Jesús, su mensaje, el Reino. La catequesis nace de la Palabra viva de Dios, que es Jesús, y camina en la historia, anunciando esa Palabra, guiada por el Espíritu Santo.
La Catequesis
"El catequista, buscador, servidor y testigo de la Palabra"
Jn. 1, 38-39
Madre, ayúdanos a vivir en búsqueda de la Palabra, para cambiar nuestras vidas y vivir, animados por el Espíritu, anunciando y realizando el Reino de Dios
Lc 1, 38
.
El catequista se compromete con un servicio que inicia, capacita, instruye y consolida la fe en la Palabra de Dios
Inicia un proceso de conocimiento de la Palabra
Capacita para aprender a discernir desde la Palabra
Instruye para fundamentar la fe personal y comunitaria
Consolida la fe que continúa en camino
Ser catequista al servicio de la Palabra
Para comprender.
Para traducirla en actitudes.
Para expresarla en lenguajes, signos y momentos.
Implica hacer el camino de María.
Madre, enséñanos a compartir tu camino, enséñanos a guardar la Palabra en el corazón, danos sabiduría para comprender, dános fuerzas para vivir con coherencia, dános alegría para celebrar la presencia de Dios en la vida, en su Palabra, en la comunidad.
El Catequista debe ser
Artesano de la coherencia.
Testigo de la Palabra, para anunciar con palabras de vida nueva.
Testigo de la Palabra, para anunciar con actos de vida nueva.
Testigo de la Palabra, para anunciar con actitudes de vida nueva.
Ser catequista es ser testigo de la Palabra como María, para anunciar a Jesús y transmitir la alegría del Reino.
Madre, enséñanos a ser fieles testigos, ayúdanos a vivir lo que enseñamos, ayúdanos a ser coherentes, a vivir con transparencia y a transmitir la fuerza viva de la Palabra de Dios.
El catequista se compromete con un servicio que inicia, capacita, instruye y consolida la fe en la Palabra de Dios
Inicia un proceso de conocimiento de la Palabra
Capacita para aprender a discernir desde la Palabra
Instruye para fundamentar la fe personal y comunitaria
Consolida la fe que continúa en camino
Ser catequista al servicio de la Palabra
Para comprender.
Para traducirla en actitudes.
Para expresarla en lenguajes, signos y momentos.
Implica hacer el camino de María.
Madre, enséñanos a compartir tu camino, enséñanos a guardar la Palabra en el corazón, danos sabiduría para comprender, dános fuerzas para vivir con coherencia, dános alegría para celebrar la presencia de Dios en la vida, en su Palabra, en la comunidad.
El Catequista debe ser
Artesano de la coherencia.
Testigo de la Palabra, para anunciar con palabras de vida nueva.
Testigo de la Palabra, para anunciar con actos de vida nueva.
Testigo de la Palabra, para anunciar con actitudes de vida nueva.
Ser catequista es ser testigo de la Palabra como María, para anunciar a Jesús y transmitir la alegría del Reino.
Madre, enséñanos a ser fieles testigos, ayúdanos a vivir lo que enseñamos, ayúdanos a ser coherentes, a vivir con transparencia y a transmitir la fuerza viva de la Palabra de Dios.

De CarlosMartinez



First  Previous  2 to 3 of 3  Next   Last  
Reply  Message 2 of 3 on the subject 
From: Atlantida Sent: 08/01/2018 00:40
Ser catequista, una vocación al servicio de la Palabra.
Cimiento de la vida Lc 6,47-49

Le voy a decir a quién se parece el que viene a mí y escucha mis palabras y las practica. Se a un hombre que construyó una casa; cavó profundamente y puso los cimientos sobre la roca; vino una inundación y la corriente  se precipitó sobre la casa, pero no pudo removerla porque estaba bien construida.
Por el contrario, el que escucha, pero no pone en práctica, se parece a un hombre que construyó su casa sobre la tierra, sin cimientos. La corriente se precipitó sobre ella y en seguida se desmoronó, siendo grande el desastre de aquella casa.

Reply  Message 3 of 3 on the subject 
From: Atlantida Sent: 08/01/2018 01:03
Para encontrar donde beber el agua de la vida Jn 4, 1-14.

Jesús y la Samaritana

El Señor se enteró de que los fariseos tenían noticias de él; se decía que Jesús bautizaba y atraía más discípulos que Juan, aunque de hecho no bautizaba Jesús, sino sus discípulos.
Jesús decidió, entonces abandonar Judeay volvió a Galilea. Para eso tenía que pasar por el país de Samaria, y fue así como llego a un pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca de la tierra que Jacob dió a su hijo José. Allí se encuentra el pozo de Jacob.
Jesús, cansado por a caminata se sentó al borde del pozo. Era cerca del mediodía. Fue entonces cuando una mujer samaritana llegU para sacar agua, y Jesús le dijo: "dame de beber." Los discípulos se habían ido al pueblo para comprar algo de comer.
La samaritana le dijo:"¿cómo tú, que siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?" (Se sabe que los judíos no tratan con los samaritanos).
Jesús le dijo: "Si conocieras el don de Dios, si supieras, quién es el que te pide de beber, tú misma le pidirías  agua viva y él te la daría."
Ella le dijo: "Señor, no tienes con que sacar agua y el pozo es profundo. ¿Dónde vas a conseguir esa agua viva? Nuestro antepasado Jacob nos dio este pozo, del cuál bebió él, sus hijos y animales; ¿eres acaso más grande que él?"
Jesús le dijo. "El que beba de esta agua volverá a tener sed, pero el que beba del agua que yo le daré nunca volverá a tener sed. El agua que yo le daré se convertirá en él en un chorro hasta la vida eterna."


 
©2022 - Gabitos - All rights reserved