Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Fraternalmente unidos
Happy Birthday Rosio !
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 Normas de convivencia en el grupo-- 
 Lee la Biblia aquí! 
 Biblia en Power Point 
 Conoce tu Biblia 
 La Biblia en ocho versiones 
 Recursos Teológicos 
 Estudios biblicos 
 Reflexiones- Hernán 
 Selección de pasajes Bíblicos- por Hernán 
 Biografías de hombres de la Reforma protestante- Por Hernán 
 Arqueología Bíblica (por Ethel) 
 Reflexiones 
 Jaime Batista -Reflexiones 
 Tiempo devocional-Hector Spaccarotella 
 Mensajes de ánimo--Por Migdalia 
 Devocionales 
 Escritos de Patry 
 Escritos de Araceli 
 Mujer y familia- 
 Poemas y poesias 
 Música cristiana para disfrutar 
 Creaciones de Sra Sara 
 Fondos Araceli 
 Firmas hechas-Busca la tuya 
 Pide Firmas 
 Regala Gifs 
 Libros cristianos (por Ethel) 
 Panel de PPT 
 Amigos unidos-Macbelu 
 Entregas de Caroly 
 Regala Fondos 
 Texturas p/ Fondos 
 Separadores y barritas 
 Retira tu firma 
 Tutos 
 Tareas HTML 
 COMUNIDADES AMIGAS 
 
 
  Tools
 
Estudios Biblicos: ESPERAR EN DIOS
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 3 on the subject 
From: hectorspaccarotella  (Original message) Sent: 04/09/2013 12:41

 El diablo tiene una estrategia para engañar a los creyentes y hacerlos dudar de la fidelidad de Dios en responder a la oración. Satanás quiere hacernos creer que Dios ha cerrado Sus oídos a nuestro clamor y ha dejado que resolvamos las cosas por nosotros mismos.


Creo que la mayor tragedia en la iglesia de Jesucristo hoy en día es que muy pocos creen en el poder y la eficacia de la oración. Sin intención de blasfemar, multitudes en el pueblo de Dios se pueden oír reclamando: “Oro, pero no obtengo respuesta. He orado por tanto tiempo, arduamente, sin ningún resultado. Solo quiero ver una pequeña evidencia de que las cosas están cambiando. Pero las cosas siguen como siempre, no sucede nada. ¿Cuánto tiempo debo esperar?” Ya no visitan el aposento secreto, porque están convencidos de que sus peticiones, nacidas en la oración, no llegan al trono. Otros están convencidos de que sólo personas del tipo Daniel, David y Elías consiguen que sus oraciones lleguen a Dios.


Con toda honestidad, muchos santos de Dios batallan con estos pensamientos: “Si el oído de Dios está abierto a mi oración y oro diligentemente, ¿Por qué hay tan poca evidencia de que Él está respondiendo?” ¿Hay alguna oración que has estado orando durante mucho tiempo, y que aún no ha sido contestada? ¿Han pasado incluso años y todavía aguardas con esperanza, sin embargo, con interrogantes?

Tengamos cuidado de no acusar a Dios, como lo hizo Job, de ser perezoso y despreocupado de nuestras necesidades y peticiones. Job se quejó:


“Clamo a ti, y no me oyes; me presento, y no me atiendes.” (Job 30:20).


La visión de la fidelidad de Dios estaba nublada por sus dificultades. Él terminó acusando a Dios de olvidarlo y Dios le reprendió duramente por ello.

Es hora de que los cristianos le demos una mirada honesta a las razones por las que nuestras oraciones son abortadas. Podemos ser culpables de acusar a Dios de negligencia, cuando todo el tiempo nuestra propia conducta es responsable.


“Espera en Jehová, y guarda su camino, y él te exaltará para heredar la tierra” (Salmo 37:34)


David Wilkerson




First  Previous  2 to 3 of 3  Next   Last  
Reply  Message 2 of 3 on the subject 
From: Lolis Navarrete Sent: 08/10/2013 17:17

Reply  Message 3 of 3 on the subject 
From: Lolis Navarrete Sent: 06/12/2013 05:13


 
©2021 - Gabitos - All rights reserved