Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Secreto Masonico
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Picture Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  List of Participants
 EL SECRETO DE LA INICIACIÓN 
 Procesos Secretos del Alma 
 Estructura Secreta del Ritual Masónico 
 Los extraños Ritos de Sangre 
 Cámara de Reflexiones 
 
 
  Tools
 

Hay sufrimiento por todos lados. Lo vemos en las capas superiores y en las bajas de la sociedad. Esto ha  existido durante millones de años, desde que el hombre es hombre. Se han dicho muchas teorías en torno al sufrimiento, y sobre sufrimiento se ha hablado mucho todas las religiones, la política, la filosofía, la ciencia  es claro que le ha declarado la guerra al sufrimiento, de muchas maneras; pero el dolor se  perpetúa.  ¿Es posible poner fin al sufrimiento, estar libre realmente del dolor interiormente, por completo?

depresion.jpg image by buhardilla_album

No sólo hay el malestar de la vejez y la muerte, sino el del fracaso, miedo incluso  al éxito, miedo ha ser asaltado, miedo a ser secuestrado, ansiedad, culpa, miedo, el dolor de la continuada brutalidad humana, la crueldad del prójimo contra el prójimo. ¿Es acaso posible retirar la causa de este dolor, no en otro, sino en uno mismo? Por cierto, si ha de  consumarse alguna transformación, tiene que empezar por uno mismo. Después de todo, no hay separación entre uno mismo y la humanidad. Somos la humanidad, somos lo colectivo. Como español, argentino, mexicano, masón o no masón, somos el resultado de causas y respuestas, retos e influencias colectivas. Y al transformar este centro, que es el yo, el individuo, al cambiarme a mi mismo, acaso con ello podamos cambiar la conciencia colectiva, la masonería de muchas maneras así lo dice-

Creo que no se trata tanto de un conflicto en el mundo exterior como de una crisis en la conciencia, en el pensamiento, en todo nuestro ser interno. Y creo que es sólo la mente iniciática la que puede disolver este dolor, la que puede disipar por entero, totalmente, el proceso integro del pensamiento y el resultado que este produce en forma de dolor, de miedo, de ansiedad y sentimiento de culpa-

Hemos inventado  muchos medios para librarnos del dolor: ir a la iglesia, deportes, acumulación de riquezas, escapar hacia creencias, dogmas, entregarnos a diversas actividades sociales y políticas, y otros innumerables medios de escapar de este perpetuo corroer del miedo y el dolor.  Creo que es sólo la mente verdaderamente iniciada la que puede resolver el problema. Y por mente iniciática quiero significar algo del todo distinto de la mente profana, del masón que cree en esa Gran Luz que se nos otorga en la iniciación masónica. No hay dogmas donde hay una verdadera creencia en Dios.
 
No hay creencia legitima donde hay un sólo dogma, donde existe la eterna repetición de palabras litúrgicas, palabras, palabras, ya sea en portugués, español o cualquier otra lengua.  Ir a ‘la tenida repetitiva’ es simplemente otra forma de un mal entretenimiento; no es masonería. La masonería no es de palabras es de acción concreta de cada día. Tanto si vuestro cerebro es depurado por la gente de iglesia como por los izquierdistas, es lo mismo. La  masonería es algo enteramente diferente de la creencia o la no creencia, de forma mecánica. Y deseo entrar en toda la cuestión de lo que es la mente iniciática. Veamos pues muy claramente que la masonería no es la fe en que creéis: eso es demasiado falto de madurez. Y donde falta madurez tiene que haber dolor. Se requiere gran madurez para descubrir lo que es una verdadera masonería. El masón no es el que cree, por cierto; no es él que sigue a la autoridad, de cualquier clase que sea, tanto si es la del venerable maestro como la del Gran maestro del Oriente. Así, es obvio que una masón está libre de todo seguimiento y, por lo tanto, de toda autoridad, Y es así que el masón aprende a ser su propio maestro
 
©2019 - Gabitos - All rights reserved