Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Secreto Masonico
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 EL SECRETO DE LA INICIACIÓN 
 Procesos Secretos del Alma 
 Estructura Secreta del Ritual Masónico 
 Los extraños Ritos de Sangre 
 Cámara de Reflexiones 
 
 
  Tools
 
General: tSpond1 El Privilegio de una Vida Eterna Masónica
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: Alcoseri  (Original message) Sent: 08/02/2021 03:38
Vick Alcoseri
· 
El privilegio de una Masónica Vida Eterna
Contrario a lo que se piensa , técnicamente no todos podrán alcanzar sobrevivir a la muerte física, al menos , no desde el sentido masónico, el tener una alma cristalizada , fijada , y por tanto tan fuerte a sobrevivir a la muerte , no es algo para todos. La gran mayoría de los seres humanos , mueren luego de esto se disuelven en el Vacío .. solamente un masón que cristalizó su alma vivirá eternamente, “Supuestamente” todos deseamos por instinto conservarnos de una forma u otra luego de morir, ya en el recuerdo , ya en nuestros legados, o bien mantenerse consciente luego de sufrir la Muerte. Algunos piensan en la reencarnación , de que su alma inmortal pase a ocupar otro cuerpo físico . La Masonería sostiene en que el alma humana es inmortal; pero hay un punto en la Masonería en donde se habla de la capacidad del Masón de poder inmortalizar el alma. Bien para muchos sobrevivir a la muerte , no les sería muy atractivo, alguien en Masonería una vez me dijo , que , su vida le tenía harto, y que la idea de sobrevivir eternamente le parecía de lo más inconveniente.
Bien , pero sea uno u otro el caso , inmortalizarnos es posible , ya a través de nuestro legado , vivir en el recuerdo de las nuevas generaciones , habiendo dejado una trayectoria luminosa, o bien, simplemente convirtiéndonos en seres inmorales , con los vivos recuerdos de quienes fuimos en el paso por este planeta.
A lo largo de mi vida, he recibido muestras o señales , de que mis familiares muertos , aún existen en otro plano de la existencia y que están atentos a lo que hacemos en la vida .
El secreto masónico de la Acacia
Hay muchas teorías de por qué la Acacia es el símbolo de la inmortalidad en Masonería , una de ellas es que goma arábiga, que es un exudado vegetal comestible, goma que proveniente de los árboles de acacia, se usaban para asegurar que los vendajes de las momias, y que esto daba a las momias la idea de inmortalidad.
La palabra "ACACIA" debe compararse con el término sánscrito "AKASHA" que significa en occidentales "ÉTER", el quinto elemento de nuestro universo junto con los otros 4: TIERRA, AIRE, AGUA, FUEGO. (El Akasha es la mayor fuente de conocimiento y verdad, que el ser humano puede consultar)
Este ÉTER que de hecho no es el quinto elemento de nuestro universo sino el elemento primordial. El principio de los otros cuatro elementos. En realidad, sería el principio divino el que ocuparía , virtualmente al menos, el centro de todo ser.
Este centro, esta parte etérea sería la sede del llamado alma inmortal el alma que constituye uno de los 3 componentes del hombre, con el cuerpo y el espíritu. En el ritual de la exaltación a la maestría masónica , la rama de acacia es el signo entendido para ubicar el lugar de enterramiento del Maestro HIRAM, portador del conocimiento.
Parece que debe establecerse una relación con LA BIBLIA . La ACACIA es un símbolo masónico de origen bíblico .
En el ÉXODO se dice que Moisés recibió de Yahvé prescripciones relativas a la construcción del Santuario: "Me levantarán un santuario y yo habitaré entre ellos" (Éxodo capítulo 25, versículo 8).
Para esta construcción del arca del pacto, se debe utilizar madera de acacia, desnuda y recubierta de oro puro. Asimismo, la mesa de oblación y los altares para el ritual debían ser del mismo material.
Otra referencia bíblica ubica el área geográfica de este árbol. El profeta Isaías relata estas palabras de Yahvé "Plantaré en el desierto cedros y acacias, mirtos y olivos" (capítulo 41, versículos 19 y 20).
Finalmente, parecería que la cruz de Cristo estaba hecha de madera de acacia y su corona estaba tejida con espinas de acacia.
Los egipcios y los árabes dedicaron esta planta a los dioses. Osiris fue llamado "el maestro de la acacia"
La acacia es una planta con hojas perennes y espinas formidables. Sus hojas se dividen en foliolos delgados. Se enderezan con el sol naciente y cierran al atardecer. Sus flores están cubiertas de plumones, que recuerdan al disco radiante del sol: son pequeñas esferas amarillas muy fragantes y agrupadas en racimos.
En el ritual de exaltación al rango de maestro masón aparece una rama de acacia, precisamente cuando el destinatario ocupa el lugar del cadáver.
El destinatario, que a su vez se ha convertido alegóricamente en Hiram, está cubierto con una sábana funeraria en la que aparece una cruz blanca en cuyo centro se coloca una rama de acacia. La cruz actúa como enlace entre el cielo y la tierra , es un intermediario, un medio de comunicación. La acacia, elemento vivo está ahí, la rama verde representa la supervivencia de energías que la muerte no pudo destruir.
Después de varios viajes alrededor de la Logia , los Maestros Masones van en busca del lugar sagrado donde los asesinos depositaron el cuerpo de Hiram, y son sorprendidos por una señal: la presencia de la acacia recién plantada que ubica el entierro de Hiram . La presencia de la acacia llama la atención de los maestros masones , que iban en busca del maestro desaparecido , por ello se dice:
"El Secreto de la Eternidad descansa a la sombra de la acacia "
La Rama de acacia que da sombra a la tumba de Hiram está acompañada por la escuadra y el compás, que son las herramientas que no dejan dudas sobre la presencia del Maestro Hiram en esa tumba, porque estas herramientas son fundamentales para el acercamiento al gran conocimiento masónico .
En el ritual aparece que la rama de acacia, que se compara con la rama dorada de los antiguos misterios, representa el árbol sagrado de la maestría..
A la pregunta del 1er Vigilante "¿ Es usted una Maestro Mason?" "
La respuesta de la Maestra Mason es " El secreto de la Rama Dorada me es conocida "
Antes de seguir adelante continuemos conociendo más características del árbol de acacia, ya que ello nos servirá para entender esta enseñanza esotérica masónica.
Las acacias, al sentirse amenazadas con ser devoradas en su totalidad y no poder recuperarse , estas poseen un sistema de defensa que algunos biólogos consideran como único en el reino vegetal. Al sentirse , devorada en su totalidad, la planta reacciona químicamente liberando sustancias que son de transferencia aérea y llegan a las otras plantas dando la alarma de inmediato, el resto de los ejemplares del conglomerado comienzan a segregar en sus hojas una sustancia tóxica (estas cambian de color oscureciéndose) que es dañina al contacto e ingestión y hasta mortal para un depredador tan tolerante a esto como la jirafa. Esto nos hace pensar que es una planta inteligente. Quien ha estado el tiempo suficientemente en Masonería , se percatará que la Masonería rechaza a los indignos de muchas maneras , muchos masones somos testigos de este fenómeno masónico , incluso muchos masones son intoxicados de alguna manera , y se vuelven ciegos y son incapaces de darse cuenta de los grandes misterios que la Masonería les ofrece, y ponen su atención en cosas irrelevantes.
Este aspecto de defensa del árbol me hace recordar a otro aspecto del altar y los efectos que tiene sobre aquellos que no tenían el derecho de usarlo, veamos:
2 Crónicas 26:16-21 16 Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando en el templo de Jehová para quemar incienso en el altar del incienso.
17 Y entró tras él el sacerdote Azarías, y con él ochenta sacerdotes de Jehová, varones valientes.
18 Y se pusieron contra el rey Uzías, y le dijeron: No te corresponde a ti, oh Uzías, el quemar incienso a Jehová, sino a los sacerdotes hijos de Aarón, que son consagrados para quemarlo. Sal del santuario, porque has prevaricado, y no te será para gloria delante de Jehová Dios.
19 Entonces Uzías, teniendo en la mano un incensario para ofrecer incienso, se llenó de ira; y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la frente, delante de los sacerdotes en la casa de Jehová, junto al altar del incienso.
20 Y le miró el sumo sacerdote Azarías, y todos los sacerdotes, y he aquí la lepra estaba en su frente; y le hicieron salir apresuradamente de aquel lugar; y él también se dio prisa a salir, porque Jehová lo había herido.
21 Así el rey Uzías fue leproso hasta el día de su muerte, y habitó leproso en una casa apartada, por lo cual fue excluido de la casa de Jehová; y Jotam su hijo tuvo cargo de la casa real, gobernando al pueblo de la tierra.
El árbol de acacia con magia y adivinación: Se utiliza para trabajos mágicos de adivinación y trance, confección de talismanes y sus flores en magia amorosa.
La acacia es en la Masonería una planta sagrada que simboliza la resurrección y la inmortalidad. Su verdor perenne y la dureza incorruptible de su madera expresan, en efecto, la idea de la vida inextinguible que permanentemente renace victoriosa de la muerte.
Todos estos elementos simbólicos se integran perfectamente en la simbólica del grado de maestro, cuyo rito de admisión se centra principalmente en la leyenda que describe la muerte y posterior resurrección del maestro Hiram, modelo ejemplar del iniciado masón.
En dicha leyenda es una rama de acacia la que permite descubrir" la tumba donde yace enterrado el cuerpo de Hiram, expresándose así la identidad simbólica que existe entre éste y la propia planta.
Conocer la acacia es poseer las nociones iniciáticas conducentes al descubrimiento del secreto de la Maestría. Para asimilar este secreto el adepto debe hacer revivir en él la muerta sabiduría.
«Solo unos pocos verdaderos maestros masones conocen los secretos de la acacia», reconociendo la realidad de la vida en la apariencia de la muerte, y por consiguiente solo los maestros poseen la capacidad de vivificar otra vez el cadáver y volverlo a la plena vida.
La acacia entre las naciones ha sido y es considerada como sagrada, respetamos esta postura sin compartirla, solo vemos en la acacia un material que el Eterno designó para la elaboración del Mishkán, un medio donde gozábamos de la Santidad de nuestro Creador.
Como madera de acacia que posee muchas virtudes, debe vestirse de incorruptibilidad, debe ser fiel a sus compromisos de rectitud, rectitud y pureza, ayudada en esto por la escuadra y el compás. El pueblo masónico debe desplegar todo su celo para que reine la justicia y la verdad en las sociedades humanas. Debe actuar con firmeza y rigor para que la estructura de su templo interior sea tan sólida y dura como la madera de acacia. No debe dejarse abatir por los aguijones de las espinas que son tantas pruebas en la vida.
La afirmación "la acacia me es conocida" plantea como certeza el conocimiento de las cosas secretas conferidas por la iniciación . Conocer la acacia es tener las nociones iniciáticas que conducen al descubrimiento del secreto de la Maestra Masona. Para asimilar este secreto, el Masón debe hacer resucitar al maestro.
Árbol funerario la acacia anuncia un entierro pero al mismo tiempo anuncia la vida a través de su follaje verde.
El color verde, en lo sagrado, se atribuye al elemento agua como emblema de la regeneración.
La vegetación solo puede ocurrir mediante la acción combinada de dos elementos agua y tierra, el color verde indica su fecunda unión. El verde está asociado con la renovación.
El simbolismo quiere, incluso hoy, que el verde sea el color de la esperanza.
El descenso a los infiernos, la muerte, precede a cualquier idea de vida y renacimiento. Es necesario que el grano se pudra y muera en el suelo para que, de esta putrefacción, brote la planta. Es una muerte parcial al final de la cual hay vida y renacimiento. La rama de acacia es, por tanto, el símbolo de la vida en forma de pequeñas esferas de color amarillo dorado, emblema de la luz que brilla con vida y esperanza.
La acacia es aquí prenda de inmortalidad, de renacimiento. La vida nunca desaparece, sino que se transforma y reaparece de otra forma. Es el símbolo de la perpetua renovación de la vida extrayendo su elemento de la muerte.
El ritual masónico de tercer grado narra la revivificación del cadáver. El Maestro Hiram es relevado por los tres oficiales sobre los que se basan los cimientos de la logia, y gracias a la palabra, al poder de la palabra sustituida por la frase “La carne se desprende de los huesos” , justo ahí , la carne antes muerta vuelve a la vida, el hombre muerto , despierta de la muerte , y reaparece la Vida en la nuevo Maestro o Maestra Mason.
Conocer la acacia es tener las nociones iniciáticas que conducen al descubrimiento del secreto de la Maestra Masona o Maestro Masón. Para asimilar este secreto, el seguidor debe revivir la sabiduría en él. El neófito pasa a otro plano de conciencia, la tumba de Hiram es el crisol en el que tiene lugar la metamorfosis, la trasmutación . La fórmula ritual "la acacia me es conocida" equivale a proclamar la inmortalidad. Es el símbolo del mundo superior del alma, de su realización. Como la acacia forma el puente entre el hombre y lo divino, la materia y el espíritu, dueño de la acacia, la Maestra Masona o el Maestro Masón están así vinculados al universo.
La filosofía platónica se basa esencialmente en la creencia * en la inmortalidad del alma *. Platón, sin embargo, subraya que “cuando un hombre se ha abandonado a la concupiscencia y los vicios , el alma se marchita , todos sus pensamientos se vuelven necesariamente mortales. Como resultado, se vuelve completamente mortal ”. Luego especifica que "cuando un hombre ha cultivado en sí mismo el amor por la ciencia * y los pensamientos verdaderos *, cuando con todas sus facultades ha ejercido principalmente la capacidad de pensar en realidades inmortales y divinas, tal hombre, si logra tocar la verdad, es sin duda absolutamente necesario que, en la medida en que la naturaleza humana pueda participar de la inmortalidad, pueda disfrutarla plenamente, porque siempre mantiene en buen estado al Dios que habita en él. "
Por lo tanto, la inmortalidad sigue siendo una posibilidad evolutiva según lo previsto en la Enseñanza Desconocida de GI Gurdjieff., y para hacerlo, un hombre debe primero despertar y luego morir alegóricamente antes de renacer. El hombre debe aprender a despertar a lo que constituye su mortalidad: su superficialidad, su mecanicidad intelectual y emocional, etc.
La dificultad extrema radica entonces en la descristalización del hombre condicionado al mundo profano * y en la cristalización del hombre al mundo iniciático.
Es a través de todo este proceso iniciático masónico que el Mason finalmente puede morir a lo que no es, al ego ilusorio *. Y dar nacimiento ser espiritual, o " segundo nacimiento " según el Libro de la Ley, entonces se vuelve posible su trasmutación.
Juan capitulo 3
3 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.
3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu,[a] espíritu es.
7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.
8 El viento[b] sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.
9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?
10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?
11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.
12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?
13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.
14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,
15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Alcoseri
Comentarios
Paolo Osorno
Biktor Andrade Gallagher
 · Responder · Compartir · 4 h
Paolo Osorno
Puede ser una imagen de flor y naturaleza



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved