Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LOS MENSAJEROS CRISTIANOS DE IEUE
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 Cristo es Dios manifestado en Carne 
 Correcta abreviatura y pronunciación del Nombre de Dios 
 
 
  Tools
 
General: La venida del hijo del hombre con gran poder y gloria
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: GOYOBRITO  (Original message) Sent: 29/06/2013 11:52
La venida del hijo del hombre con gran poder y gloria

En Mt. 16:27; Mc. 13:26; y en Lc.21:27, se encuentra la primera noción de una nueva venida de Cristo a la tierra. De estos dos últimos textos bíblicos se deducen las siguientes palabras del Divino Maestro: “Entonces verán al Hijo del hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria”. Gracias a esta revelación a sus primeros discípulos, y por otras inspiraciones a los Santos Apósteles, que algunos en relación a su venida, respectivamente escribieron:

 
2 Ts. 2.1-8: Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición. El cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto? Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste. Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida.

2 Timt. 4.8: “Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, Juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”

Stg. 5.8: Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.”

2 P. 1.16: “Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.”

1 Jn. 2.28: “Y ahora hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.”

Otro tanto escribió el Apóstol Juan, en Ap. 1.7: He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.” (Zac. 12:10).

La venida del Hijo del hombre y su mandamiento a los ángeles de juntar a todos sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo (Mc. 13:27), estará precedida por los cercanos acontecimientos que se enumeran a continuación:

1) Se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aún a los escogidos (Mc. 13:22; 2 Ts. 2.1-9; y Ap. 13.11-14).

2) Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas (el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor y la estrellas caerán del firmamento); y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas (Lc.21:25; Mc.13:24; y 13:25).

3) Desfallecimiento de los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas (Lc. 21: 26).

Finalmente, en la venida del Hijo del hombre, habrá una resurrección y trasfiguración importante, puesto que muchos de los escogidos de nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo, al regresar a la vida, serán transformados en un cuerpo incorruptible, para que siendo arrebatados por los santos ángeles de Dios, reciban al Señor en el aire (1 Co. 15:52-53; y 1 Ts. 4:13-17).



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved