Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LOS MENSAJEROS CRISTIANOS DE IEUE
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 Cristo es Dios manifestado en Carne 
 Correcta abreviatura y pronunciación del Nombre de Dios 
 
 
  Tools
 
General: REY, SALVADOR Y REDENTOR VUESTRO
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: GOYOBRITO  (Original message) Sent: 03/09/2013 13:56

REY, SALVADOR Y REDENTOR VUESTRO:

Isaías 44.6: Así dice IEUE Rey de Israel, y su Redentor, IEUE de los Ejecitos: Yo soy el primero, y yo también soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.

Isaías 59.20: Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieron de la iniquidad, en Jacob, dice IEUE.

Oseas 13.4: Más yo soy IEUE tu Dios desde la tierra de Egipto; no conocerás, pues, otro Dios fuera de mí, ni otro Salvador sino a mí.

Zacarías 9.9: Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu Rey vendrá a ti, justo y Salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna (Is. 62.11).

Partiendo de esas premisas, que fueron fundamentales para el cumplimiento de lo que está escrito en varios textos del Nuevo Testamento, tenemos a un Rey, Salvador y Redentor, al mismo IEUE Dios de los Ejércitos, quien en la personalidad de Cristo vino a salvarnos y a redimirnos con su sangre; y conforme a la ley de su Espíritu de vida, nos ha librado de la ley del pecado y de la muerte (Ro. 8.2).

A ese maravilloso Rey, muchos en Jerusalén lo vieron sentado en un pollino hijo de asna, al venir humilde, Justo y Salvador (Is. 62.11, Mt. 21.5; y Jn. 12.15); y también, bien lo reconocieron los samaritanos, cuando al conversar con IEUE Dios encarnado (el Cristo), se dieron cuenta sin equívocos, que ya no sólo por las palabras de la samaritana, ellos creían que verdaderamente es el Salvador del mundo (Jn. 4.39-42). Acerca del cual, el Apóstol Pablo, escribió diciendo, que nos dio redención por su sangre, el perdón de los pecados según las riquezas de su gracia; y como Dios viviente y Salvador de la iglesia y de todos los hombres, mayormente de los que creen, vendrá de los cielos, donde tenemos nuestra ciudadanía (Ef. 1.7; 5.23; Flp. 3.20; y 1 Timt. 4.10).

Finalmente en cuanto a ese grandioso Salvador, concluye el Apóstol Judas con las siguientes palabras:“al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén (Jud. 1.25)”.



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved