Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LOS MENSAJEROS CRISTIANOS DE IEUE
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 Cristo es Dios manifestado en Carne 
 Correcta abreviatura y pronunciación del Nombre de Dios 
 
 
  Tools
 
General: Saulo de Tarso, antes y después de su conversión a Cristo
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: GOYOBRITO  (Original message) Sent: 09/12/2013 17:04

Saulo de Tarso, antes y después de su conversión a Cristo:

Saulo, nacido en Tarso de Cilicia, instruido bajo los pies de Gamaliel, ciudadano romano, y quien además de haber consentido en la muerte de Esteban, tenía autorización de los principales sacerdotes, de perseguir y aprehender a los miembros de la iglesia de Cristo que estaba en Jerusalén, con el fin de azotarlos en las sinagogas, obligarlos a blasfemar mediante castigo y encerarlos en la cárcel, donde algunos fenecieron; y quien aun de no estar conforme con esto, también persiguió a los discípulos de Cristo en las ciudades extranjeras (Hc. 7:54-60; 8:2; 22:3; 22:25-29; y 26:9-11). Además de ser fariseo,  extremamente celoso de la tradición de sus padres, era enemigo acérrimo de Jesucristo, y por lo tanto de la llamada secta de los nazarenos.

Contra Saulo luego de su conversión y bautismo, hubieron complots para asesinarlo, pero gracias primeramente a los discípulos de Cristo, y posteriormente a la acción realizada por el tribuno, se pudo escapar y salvar; y el cual en lo adelante y con el nombre también de Pablo, ya había modificado sus puntos de vista con respecto a Jesucristo (Hc. 9:1-25; y 23:1-35…….). Ahora era un miembro más de la citada secta y un excelente predicador del Dios no conocido (Hc. 24.5;  28.22; y 17:22-31).

En el cumplimiento de su ministerio, de él se tiene memoria en el Libro de los Hechos, que antes de ser apresado en Jerusalén, su conversión a Jesucristo ocurrió cerca de  Damasco, en la cual predicó con denuedo, estando acechado por quienes habían hecho votos para causarle la muerte; y después viajó a otras ciudades, entre las que fue apedreado en Listra, y luego tuvo problemas con los efesios, porque algunos por la ganancia que hacían respecto a las esfinges de la Diosa Diana, tenían temor de perderla, puesto sabían lo pregonado por Pablo, de no ser dioses los ídolos hechos por la mano del Hombre (Hc. 9:1-25; 14:19-20; y 19:23-40). Además escribió varias cartas o epístolas, donde a cada quien le dejó la manera como debían conducirse en la iglesia de Cristo, aconsejando de no ser engañados por medio de filosofías y huecas sutilezas, exhortando a no desmayar por las tribulaciones, oponiéndose a las divisiones, y advirtiendo de no enseñar diferente doctrina, ni poner atención a fabulas y genealogías interminables (2 Col. 8-9; Ro. 5:3;1ª de Corintios 1:10-13; 2 Timt. 4.6; y 1 Timt. 1:3-4).

Pablo aunque sentía gran dolor y tristeza en su corazón, porque quería ser anatema por amor a sus parientes de la descendencia de los patriarcas, lo vemos en su persistencia de ser un instrumento de Cristo, como soldado que había peleado la buena batalla; y quien por este motivo, finalmente fue sacrificado (Ro. 9.1-5; y 2 Timt.4:6-7).



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved