Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LOS MENSAJEROS CRISTIANOS DE IEUE
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 Cristo es Dios manifestado en Carne 
 Correcta abreviatura y pronunciación del Nombre de Dios 
 
 
  Tools
 
General: ¿A DIOS NADIE LO VIO JAMÁS?
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: GOYOBRITO  (Original message) Sent: 03/03/2018 02:25

¿A DIOS NADIE LO VIO JAMÁS? 

  Desde los tiempos de la manifestación de Jesucristo, a él se oyó decir en una oportunidad: “a Dios nadie lo vio jamás, el Unigénito Hijo que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”. Este dicho se hizo saber entre el pueblo hebreo; y otro que desde la antigüedad se oía decir, era con respecto a lo escrito en Ex. 33.20, pues: “No hay hombre que viendo el rostro de Dios, viva.”

   En el texto bíblico inmediatamente anterior, el Ser Divino se refiere a su rostro, que es como el sol cuando resplandece en su fuerza (Ap. 1.16); y se puede entender que Moisés al estar delante de IEUÉ, habló con Él cara a cara, pero por ello sin poderle ver el aspecto de su rostro. Y es así que la fisonomía de Moisés, pudo obtener parte de la luminosidad que emanaba del rostro de IEUÉ (Ex. 34:29-30). Lo que se observa en Éxodo 33:20, es respecto al rostro de IEUÉ nada más, porque de otra manera Moisés cuando antes subió al monte de Elohei con Aarón, Nadad, Abiú y setenta de los ancianos de Israel, no le hubieran visto ni comido y bebido con Él (Ex. 24:9-11); y a posterior tampoco el mismo Moisés, no le hubiera podido ver sus lomos, ni algunos otros profetas como Isaías y Ezequiel por ejemplo, no hubieran visto a IEUÉ sentado en un trono (Ex. 33:18-23; Is. 61-5; y Ez. 1.1-26). Otro detalle importante, es el Varón que peleó con IEKOB (Jacob), al que pudo ver cara a cara en una forma de teofanía, pero no como es Elohei realmente (Gn. 32:22-30).

 

Jesucristo cual buen conocedor de las Sagradas Escrituras, sabía lo que significaba con exactitud, decir: “a Dios nadie lo vio jamás”, y de manera sagaz lo adujo en una oportunidad, para revelar a sus discípulos que él lo estaba dando a conocer (Jn. 1.18). Es decir, estaba dando a conocer su rostro; y esto que además de su dicho en cuanto si lo conocían a él, al Padre conocerían y desde ahora lo habían visto, hace recordar a su discípulo Felipe, cuando queriendo que a él y a sus compañeros, el Divino Maestro le mostrase al Padre, Cristo le dijo: “¿Tanto tiempo hace que estoy con Vosotros, y no me has conocido Felipe?, el que me ha visto a mí, ha visto al Padre (Jn. 14.7-9).”¿Cuál sería entonces el asombro de su discípulo Felipe?

 Tomás llamado el Dídimo, quien siendo también discípulo del Divino Maestro, y estando al tanto de ello, a Jesucristo después de resucitado y viéndole cuando se le apareció para mostrarle las heridas, le dijo: ¡Señor y Dios mío! (Jn. 20. 24-29), pues estaba viendo resucitado a Cristo y el rostro del Señor Dios, que no pudo ver Moisés, a nuestro Mesías que es el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su substancia, quien todo lo sustenta con la palabra de su poder (Ex. 33:18-23; y Heb. 1:3).



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved