Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Fraternalmente unidos
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 Normas de convivencia en el grupo-- 
 Lee la Biblia aquí! 
 Biblia en Power Point 
 Conoce tu Biblia 
 La Biblia en ocho versiones 
 Recursos Teológicos 
 Estudios biblicos 
 Reflexiones- Hernán 
 Selección de pasajes Bíblicos- por Hernán 
 Biografías de hombres de la Reforma protestante- Por Hernán 
 Arqueología Bíblica (por Ethel) 
 Reflexiones 
 Jaime Batista -Reflexiones 
 Tiempo devocional-Hector Spaccarotella 
 Mensajes de ánimo--Por Migdalia 
 Devocionales 
 Escritos de Patry 
 Escritos de Araceli 
 Mujer y familia- 
 Poemas y poesias 
 Música cristiana para disfrutar 
 Creaciones de Sra Sara 
 Fondos Araceli 
 Firmas hechas-Busca la tuya 
 Pide Firmas 
 Regala Gifs 
 Libros cristianos (por Ethel) 
 Panel de PPT 
 Amigos unidos-Macbelu 
 Entregas de Caroly 
 Regala Fondos 
 Texturas p/ Fondos 
 Separadores y barritas 
 Retira tu firma 
 Tutos 
 Tareas HTML 
 COMUNIDADES AMIGAS 
 
 
  Tools
 
General: ¿Cómo se cuáles son las promesas de Dios para mí?
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: hectorspaccarotella  (Original message) Sent: 19/03/2021 18:05
Hay literalmente cientos de las promesas de Dios en la Biblia. ¿Cómo podemos saber cuáles promesas se aplican a nosotros y cuáles promesas podemos reclamar? Para enmarcar esta pregunta de otra forma, ¿cómo se puede saber la diferencia entre las promesas generales y las promesas específicas? Una promesa general es una que el Espíritu Santo da a cada creyente en cada época. Cuando el autor escribió la promesa, él no estableció limitaciones de tiempo o destinatario.

Un ejemplo de una promesa general es 1 Juan 1:9, "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad". Esta promesa se basa en la naturaleza del perdón de Dios y está disponible a todos los creyentes de todo el mundo. Otro ejemplo de una promesa general es Filipenses 4:7, "Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús". Esta promesa se hace a todos los creyentes que, negándose a preocuparse, traen sus peticiones a Dios (Filipenses 4:6). Otros ejemplos de promesas generales se podrían incluir el Salmo 1:3; 27:10; 31:24; Juan 4:13-14 (observe la palabra "cualquiera"); y Apocalipsis 3:20.

Una promesa específica es una que es hecha a personas específicas en momentos específicos. El contexto de la promesa usualmente deja claro quién es el destinatario. Por ejemplo, la promesa de 1 Reyes 9:5 es muy específica: "yo afirmaré el trono de tu reino sobre Israel para siempre…". Los versículos anteriores y siguientes aclaran que Dios está hablando solamente al rey Salomón.

Lucas 2:35 contiene otra promesa específica: "y una espada traspasará tu misma alma.…". Esta profecía/promesa fue dirigida a María y se cumplió en su vida. Mientras que una promesa específica no es para para todos los creyentes en general, el Espíritu Santo puede aún utilizar una promesa específica para orientar o animar a cualquiera de sus hijos. Por ejemplo, la promesa de Isaías 54:10 se escribió teniendo en cuenta a Israel, sin embargo el Espíritu Santo ha usado estas palabras para consolar a muchos cristianos de hoy: "… pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará…"

Mientras el apóstol Pablo era guiado para llevar el evangelio a los gentiles, el afirmó la promesa de Isaías: "Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra" (Hechos 13:47). La promesa de Isaías fue originalmente para el Mesías, pero en ella Pablo descubrió la guía del Señor para su propia vida. Cuando reclamamos una de las promesas de Dios en las escrituras, debemos tener en cuenta los siguientes principios:

1) Las promesas de Dios a menudo son condicionales. Busca la palabra "si" en el contexto.

2) Dios nos da promesas para ayudarnos a someternos mejor a su voluntad y confiar en él. Una promesa no hace que Dios se doblegue a nuestra voluntad.

3) No asumas saber exactamente cuándo, dónde o cómo es que las promesas de Dios se cumplirán en tu vida.


www.GotQuestions.org/Espanol



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved