Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LA CUBA DEL GRAN PAPIYO
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 Conociendo Cuba 
 CANCION L..A 
 FIDEL CASTRO.. 
 Fotos de FIDEL 
 Los participantes más activos 
 PROCLAMA AL PUEBLO DE CUBA 
 
 
  Tools
 
PANEL DE BARILOCHENSE: INGLATERRA, LA MASONERIA Y LA "INDEPENDENCIA DE AMERICA"
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 12 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999  (Original message) Sent: 15/02/2012 21:15


First  Previous  2 to 12 of 12  Next   Last  
Reply  Message 2 of 12 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 15/02/2012 21:19
 
INGLATERRA, LA MASONERÍA Y LA INDEPENDENCIA DE AMÉRICA


Por EMILIO OCAMPO


(De la revista “TODO ES HISTORIA” Nº 463 Febrero del 2006)


(Nota: Copiado del enlace http://historia.mforos.com/710917/4344088-inglaterra-la-masoneria-y-la-independencia-de-america/, sin correcciones)





El tema de la influencia de la masonería en la emancipación americana ha estado sujeto a fuertes polémicas; en parte por el misterio que rodeaba a sus rituales y el silencio impuesto a sus miembros; en parte también por las arduas luchas ideológicas entre liberales y católicos. Para intervenir en la materia con rigor historiográfico, es preferible recurrir a las más recientes investigaciones realizadas en Europa y en América y compararlas con la documentación existente; de este modo se arroja luz sobre el comportamiento de la masonería en todo este proceso.

Pág. 6 • TODO ES HISTORIA N° 463

A casi dos siglos del inicio del proceso de a independencia de Hispanoamérica deberían quedar pocas dudas respecto a su origen y evolución. Sin embargo todavía perdura cierta contusión respecto al papel que jugaron en ese proceso las sociedades secretas y la masonería. En la amplía literatura que existe sobre el tema se mezclan tanto opiniones autorizadas, como otras, más numerosas, que se basan en conjeturas o en datos de segunda o tercera mano nunca verificados. Los estudiosos de la masonería se quejan con algo de razón de que muchos de los “autores que se han ocupado de las sociedades secretas apenas utilizan fuentes documentales” y recurren “casi constantemente al uso de las hipótesis en lugar de aportar datos positivos”1. Por otra parte, el tema de la masonería siempre ha estado rodeado de misterio y las fuentes documentales masónicas no son tan abundantes, ni tan accesibles, como las de cualquier otro archivo.

La mayoría de los historiadores coinciden en que a fines del siglo XVIII el venezolano Francisco de Miranda (1750-1816) fundó en Londres una logia masónica llamada La Gran Reunión Americana para conspirar a favor de la independencia de las colonias españolas. Esta logia, que supuestamente obedecía a la Gran Logia de Londres, luego se expandió en España tomando el nombre de la Sociedad de los Caballeros Racionales.

Casi todos los próceres de la independencia americana habrían pertenecido en algún momento a ella o a sus sucesoras2.

En cuanto a la Logia Lautaro de Buenos Aires, según Pacho O’Donnell fue creada por José de San Martín y Carlos María de Alvear en 1812, “a semejanza de la de Londres, con el propósito de ejercer una influencia decisiva en los medios militares y políticos”. Asegura este autor que San Martín y Alvear compartían el rol de Venerable o Presidente, y que existían cinco grados de iniciación en la logia, “en los primeros, los neófitos eran iniciados en los principios de fraternidad y mutua cooperación; en los superiores se les advertía de las finalidades políticas -independencia y Constitución- que debían cumplirse; en el último, de obedecer a sus matrices extranjeras”. De esta manera, “el verdadero gobierno del país” quedaba en manos de los Venerables, que a su vez obedecían a la logia matriz en Londres. Según esta teoría, a fines de 1813 Alvear obligó a San Martín “a dejar de ser Venerable y a alejarse de la participación activa en la logia”. Según O’Donnell, el primero lideraba “con el apoyo de los viejos masones, la posición antiindependentista”, mientras que el segundo propugnaba la independencia total.

“Muchas de las oscuras e inexplicables decisiones que perturbaron nuestra guerra de la Independencia en el Perú, sobre todo cuando Posadas y su sobrino Alvear dominaron políticamente en Buenos res (por ejemplo la designación de jefes y oficiales ineptos), debieron a leyes masónicas” caída de Alvear en 1815 aparentemente no habría eliminado todo la perniciosa influencia la masonería, ya que sea O’Donnell fue la obediencia 1 sónica la que obligó a San Martín a “retirarse de los campos batalla americanos” y de “todo el espacio y la gloria sucesiva a Simón Bolívar”. Este a no aporta ninguna prueba documental para sostener semejar afirmaciones3.
A las teorías conspirativa idea de que la masonería inglesa promovió y controló el proceso de la independencia americana les resulta muy atractiva. Otra parte para quienes piensan que San Martín encarnó las virtudes más exaltadas de la nacionalidad argentina, su presunta vinculación con la masonería inglesa, cuyo líder era, y s siendo, un príncipe de la familia real, es inaceptable.
Igualmente lo es para quienes sostienen que el Libertador fue un devoto defensor de la religión católica.

Para estos dos grupos, puesta filiación masónica de Martín es “una de las tantas felonías y burdas calumnias” inventadas por los masones para “apropiarse” de la figura del padre de la patria4.

En realidad, más ínter que confirmar la filiación masónica de la Sociedad de los caballeros Racionales, la Logia Lautaro, o de algunos de sus miembros, es determinar cuál agenda política, un tema el que también perdura bastante confusión.
A principios del siglo XIX Europa se dividía facciones opuestas: el “LEGITIMISMO”

Pág. 8 • TODO ES HISTORIA N° 463

que defendía el derecho a gobernar de las monarquías hereditarias, y el republicanismo de la Revolución Francesa. Entre ambas formas de gobierno existía la solución intermedia de la monarquía constitucional, que sólo existía en Inglaterra. La lucha entre estas dos ideologías definió la política europea durante décadas y también tuvo un impacto fundamental en la independencia de la América española. Aun hoy se debate el papel que jugó la masonería en esa contienda ideológica.

LAS LOGIAS EUROPEAS Y SU INFLUENCIA EN AMÉRICA



Recordemos que la masonería no era una organización monolítica que respondía a un único líder, como lo era la iglesia Católica, sino una organización internacional descentralizada con múltiples sectas, ritos y hermandades que no siempre coincidían entre ellas y muchas veces se oponían abiertamente. No vamos a extendernos aquí sobre su origen, un tema muy debatido y sobre el que se han escrito varios volúmenes. Lo que está fuera de discusión es que la masonería hizo su aparición pública y oficial en 1717, con la fundación de la Gran Logia de Londres. A partir de entonces se expandió rápidamente por el resto de Europa y también en América del Norte, ganando adeptos en la aristocracia, la alta burguesía y los intelectuales5.
Aunque se trataba de una organización fraternal sin objetivos políticos pronto se la responsabilizaría por el evento político más trascendente de la edad moderna: la Revolución Francesa. Quien articuló de manera más efectiva la teoría del gran complot masónico fue el Abate Agustín de Barruel (1741-1820) en sus Memorias para servir a la Historia del Jacobismo. Según Barruel, el jacobinismo era una conspiración entre los masones franceses, los iluministas de Baviera (6), y los sofistas y enciclopedistas (de Voltaire a Diderot). Lo interesante es que este autor, un devoto defensor del “legitimismo”, hacía una clara distinción entre la masonería inglesa y la masonería continental. En su opinión los masones ingleses eran “hombres honrados, excelentes ciudadanos de todo estado y condición, que tienen por honor ser masones y que no se distinguen de los demás sino por unos vínculos que parecen estrechar más los de la beneficencia y de la caridad fraternal”. La masonería inglesa era “simbólica” y contemplaba sólo tres grados -aprendiz, compañero y maestro- mientras que en el continente, especialmente en Francia, se había popularizado un sistema masónico diferente conocido como el Rito Escocés, con treinta grados adicionales y una mitología templaria7. Barruel culpaba a esta variante de la masonería, a la que llamaba tras- masonería, de haber provocado y liderado la Revolución Francesa. Según el Abate, los masones ingleses no estaban “iniciados en los últimos misterios de la secta” que consistían en los principios de igualdad, fraternidad y libertad (lema de la Revolución Francesa) y en un plan de guerra “a Cristo y a su culto; guerra a los reyes y a todos los tronos”. Estos secretos supuestamente sólo se adquirían en los grados superiores del Rito Escocés8.

Algunas de las opiniones de Barruel quedaron desvirtuadas, ya que en la misma Francia revolucionaria había masones con agendas diametralmente opuestas. Lo que si está claro, es que durante este período, los masones franceses, especialmente los de alto grado, conspiraron activamente en contra de la monarquía, mientras que los masones ingleses se mantuvieron leales a la corona. Con el tiempo la Revolución Francesa terminó en el Imperio Bonapartista y fue aquí donde la masonería adquirió su máximo poder político. En 1804, Napoleón se coronó Emperador de Francia y su hermano José se convirtió en el Gran Maestre del Gran Oriente, máxima autoridad de la masonería francesa9. A pesar de que durante su exilio en Santa Elena, Napoleón se refirió a los masones como un grupo de imbéciles, reconoció el importante papel que jugaron durante la revolución y bajo su propia administración 10. Por otra parte, todos sus hermanos eran masones y la mayoría de los ministros de su gabinete y gran número de oficiales del ejército imperial ocupaban importantes cargos en el Gran Oriente de Francia. Y aunque nadie ha podido confirmar que Napoleón fuera masón “ningún otro régimen de Europa contribuyó tanto como el suyo al desarrollo e implantación de la masonería”1. En esa época, el otro país donde la masonería poseía una influencia política similar eran los Estados Unidos (2).
NOTA: Napoleón Bonaparte, tuvo varios masones en su gobierno.
NOTA2: Calle Real, Bogota. Esta ciudad albergo a destacados masones.

TODO ES HISTORIA N° 463 • Pág. 9

A fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX, cuando están los primeros movimientos emancipadores en América, la masonería verdaderamente política no era la inglesa sino la francesa, primero revolucionaria y luego bonapartista. Su influencia y sus vínculos eran poderosos y se extendían fuera de Francia. De hecho, los primeros movimientos revolucionarios en las colonias españolas y portuguesas -la de Nariño en Bogotá en 1794, la de Gual y España en Caracas en 1797 y la de Pernambuco en 1801-, fueron liderados por masones con fuertes vínculos con sus hermanos franceses. Los masones pernambucanos incluso llegaron a solicitar la protección de Napoleón, quien ya era Primer Cónsul de Francia (3).

Volviendo al tema de Miranda y su Gran Reunión Americana, el primer problema con la “versión oficial” es que no existe prueba documental alguna que confirme que haya verdaderamente existido como una logia, ni tampoco existen pruebas de su vinculación con la Sociedad de los Caballeros Racionales de Cádiz o la Logia Lautaro de Buenos Aires. Además, investigaciones recientes en los archivos de la masonería inglesa han demostrado que ninguna de estas organizaciones fue creada bajo a protección de la Gran Logia de Londres’ 4.




LOS “CABALLEROS RACIONALES”




En cuanto a la Sociedad de los Caballeros Racionales de Cádiz, no hay duda de que existió y que fue organizada como una logia masónica aunque aún se debate si verdaderamente lo fue. Lo poco que sabemos de ella surge principalmente de tres documentos, muchas veces citados pero pocas veces leídos. El primero es una carta dirigida desde Londres a fines de 1811 por Carlos de Alvear (1789- 1852), que era su Venerable, a su “hermano” venezolano Rafael Diego de Mérida (1762-1828)’. Este controvertido personaje de la historia venezolana se haba desempeñado como escribano de la Real Audiencia de Caracas y aparentemente había participado en la llamada Conspiración de los Mantuanos de 1808. Quizás fue con motivo de ello que al año siguiente viajó a Cádiz, donde seguramente conoció Alvear. A principios de 181(Mérida partió a Filadelfia y a fines de ese año se encontraba de vuelta en Caracas, dondE fue elegido secretario de la Sociedad Patriótica de esa ciudad.

El segundo documento e una confesión extraída a fine de 1817 por la Santa Inquisición al religioso mexicano fray Servando Teresa de Mier y Guerra (1765-1823), quien había sido iniciado como miembro la logia en Cádiz en 18111b. Tercera prueba documental, y menos fidedigna, es la r puesta del ya anciano José Zapiola (1780-1874), o Caballero Racional, a un cuestionario sobre la Logia Lautaro preparado por Bartolomé Mitre (7).

¿Qué dicen estos documentos respecto a la Sociedad los Caballeros Racionales?
Zapiola, con su memoria algo frágil, primero declaro que quién era su fundador y luego dijo que Simón Bolívar había tenido algo que ver con su fundación. Por su parte, Mier declaró que “Don Carlos Alvear”, americano de Buenos Aires casado con

Pág. 10 • TODO ES HISTORIA nº 463

Una señorita andaluza, Teniente de Carabineros Reales que se había portado muy bien en la guerra, fundó en su casa [en Cádiz] una sociedad de americanos, diciendo que para ello había recibido papeles de Santa Fe”.

De ser así, la logia de Cádiz no pudo existir antes de fines de 1809, cuando Alvear llegó a esa ciudad. Mier también afirmó que entre sus cofundadores se encontraba un futuro presidente de Colombia, Domingo Caicedo (1783-1843), otro neogranadino llamado Gracida, cuatro españoles “de que sólo se acuerda del nombre de un vizcaíno llamado Murguiondo y tres americanos llamados Prada, de Santa Fe, Urriola, de La Habana y el otro Garza, de Caracas...

Después fueron entrando varios, los más Guardias de Corps y Guardias Españoles, o de La Habana, o de otra América”.

Por la carta de Alvear surge que la sociedad estaba organizada como una logia masónica con cinco grados de iniciación y los hermanos del quinto grado, entre los que obviamente se incluía el Venerable, controlaban la logia. Los miembros de los grados inferiores ignoraban la existencia de los grados superiores. Alvear confirma que la logia de Cádiz era la N0 3, es decir que existía una logia matriz o N2 1. Mier declaró que la logia de Cádiz no sólo se fundó por orden de la de Bogotá sino que también estaba “subalternada” a ella. Otro miembro de la Sociedad de los Caballeros Racionales también afirmó años más tarde que su “fundación había sido hecha en Santa Fe de Bogotá”18.

A pesar de estos testimonios, muchos historiadores aseguran que la Sociedad había sido fundada en Madrid en 1806 bajo el liderazgo del salteño José Moldes (1785-1824), que al igual que Alvear, era oficial de la Guardia Real, trasladada a Sevilla en 1809 y reorganizada en Cádiz recién a principios de 181119. No hay duda de que tanto en Madrid y en Sevilla existieron reuniones o sociedades patrióticas de sudamericanos, pero no está claro que hayan sido las predecesoras directas de la logia N9 3 de Cádiz. Si lo fueron, y si Moldes fue su Venerable, éste demostró bastante poca iniciativa, ya que aunque llegó a Buenos Aires en 1809, la “sucursal” porteña de los Caballeros Racionales fue fundada por Alvear tres años más tarde. Además, los porteños Tomás Guido y Manuel Moreno recién fueron iniciados en la Sociedad en Londres a fines de 1811.
.
Hasta ahora los historiadores no se han planteado la posibilidad de que la logia matriz de los Caballeros Racionales se encontrara en la capital del Virreinato de Nueva Granada. Sin embargo, es una hipótesis muy plausible. Recordemos que desde 1793 existía en Bogotá un círculo de intelectuales inspirados por los ideales de la Revolución Francesa liderado por Antonio Nariño y Álvarez (1765-1823), quien comparte con Miranda el título de “Precursor” de la independencia americana. Nariño era un librepensador afrancesado y probablemente, también masón (20). En 1793, tradujo al español la Declaración de los Derechos del Hombre.

Poco tiempo después, las autoridades españolas lo acusaron de liderar una conspiración revolucionaria y lo condenaron a diez años de prisión y exilio perpetuo. Enviado preso a Cádiz con su amigo y correligionario, el botánico Francisco Antonio Zea (1770-1822), al poco tiempo consiguió escapar a Francia, donde probablemente conoció a Miranda, y en 1797 regresó a América donde fue apresado nuevamente. Liberado en 1803, seis años más tarde Lideró una nueva revolución y luego de una turbulenta carrera revolucionaria, en 1815, Nariño regresó engrillado a Cádiz, donde Miranda pasaba sus últimos días. En cuanto a Zea, fue liberado en 1798 y luego de una estadía de varios años en Francia, a partir de 1803 se estableció en Madrid. Al producirse la invasión napoleónica se convirtió en entusiasta partidario de José Bonaparte, y fue nombrado prefecto de Málaga (21).-.

TODO ES HISTORIA N° 463 • Pág. 11

Es muy probable que Nariño y Zea hayan tenido algo que ver con la fundación de la Sociedad de Caballeros Racionales. Es una hipótesis que merece ser investigada con más detenimiento. La carta de Alvear también refuta la hipótesis de que la logia matriz se encontraba en Londres, ya que en ella afirma que “aquí he establecido una logia para servir de comunicación con Cádiz, Filadelfia y ésa [Caracas]”.

Esta nueva logia fue fundada “por orden” de la N 3 de Cádiz en septiembre de 1811 y tomó el nombre de N 7, de lo que se deduce que para entonces se habían fundado otras tres logias, siendo a N2 4 la establecida bajo el liderazgo de Mérida en Caracas. Lo interesante es que, para ese entonces, Miranda, supuesto padre de la logia, se encontraba en esa ciudad y detestaba a Mérida22.

Otro dato interesante es que los caraqueños Andrés Bello (1781-1865) y Luís López Méndez (1770-1840) fueron admitidos en la logia N 7 por Alvear en septiembre de 1811. Bello y López Méndez hablar gado a Londres en julio de junto a Simón Bolívar y no habían conocido a Miranda que se habían quedado a en su casa luego de que éste, Bolívar partieran hacia Caracas.

No hubiera tenido sentido Alvear fundara la logia londinense, admitiera a Bello y L Méndez en ella y nombró este último como su líder a fines de 1811, cuando miranda o Bolívar pudieron hace año antes. (23).

Pág. 12 • TODO ES HISTORIA N° 463

Todo esto es contradictorio a la tesis de que la Sociedad de los Caballeros Racionales fue fundada por Miranda en Londres y que su matriz se encontraba en esta ciudad.
La carta de Alvear revela otros detalles de enorme interés sobre la Sociedad de los Caballeros Racionales, entre ellos una lista parcial de algunos de sus miembros. No figuran en ella ni Bolívar ni Miranda (lo cual no necesariamente los excluye) pero sí el ya citado Caicedo, los curas revolucionarios mexicanos José Herrera y Miguel de Santa María, el militar colombiano José María Vergara (1792-1857), que sirvió bajo las órdenes de Nariño y Bolívar, y el cubano José Álvarez de Toledo (1779-1858), líder de la insurrección mexicana. En cuanto a San Martín, la hija de Zapiola declaró años más tarde que el Libertador, inicialmente “escéptico y hasta incrédulo” respecto a la propuesta revolucionaria de la Sociedad, luego “concluyo por aceptarla y entusiasmarse él también a su vez”24. Mas allá de este testimonio, lo cierto es que San Martín regresó a Cádiz luego de tres años de ausencia a principios de 1811, y que, según el propio Zapiola, recién fue iniciado en el quinto grado en Londres, lo que sugiere que no tuvo nada que ver con la fundación de la logia gaditana y que tampoco era su Venerable.

Otro hermano de la Sociedad que rara vez ocupa la atención de los historiadores es Román de la Luz, quien según la carta de Alvear “ha salido del Castillo, tiene la ciudad por cárcel, y lo estoy esperando de un momento a otro”. ¿Quién era Román de la Luz? Se trataba de un acaudalado e ilustrado abogado de La Habana que a fines de 1809 dirigió una fallida conspiración para establecer una república independiente en Cuba. Según un historiador cubano, de la Luz “urdió aquel proyecto de revolución con algunos francmasones de La Habana que entonces tenían gran prestigio y contaban con la influencia de las logias”. La rebelión fracasó y a principios de 1811 de la Luz fue deportado a Cádiz, donde lo conoció Alvear y “donde murió de abandono, miseria y nostalgia”25. ¿Existía una Sociedad de Caballeros Racionales en La Habana? ¿Sería quizás la N° 2? La conexión cubana parece haber sido bastante fuerte, ya que en 1823 resurgió en Cuba una sociedad secreta con el mismo nombre que participó en la conspiración independentista de los Soles y Rayos de Bolívar Esta conexión, nos lleva nuevamente a Filadelfia, ya que os masones cubanos mantenían una estrecha relación con sus hermanos en esa ciudad. Es más, la Logia de las Virtudes Teologales N2 103 a la que pertenecía Román de la Luz, había sido fundada en 1804 bajo la protección de la Gran Logia de Pensilvana, cuya sede se encontraba en Filadelfia26. La carta de Alvear también sugiere que en esta ciudad existía una Sociedad de Caballeros Racionales ya que dice que la logia de Londres fue fundada para “servir de comunicación” con las logias de Cádiz, Filadelfia y Caracas. Aunque no sabemos si la logia de Filadelfia precedió a la de Cádiz, debió forzosamente preceder a la de Londres.

FILADELFIA, LA SOCIEDAD DE TAMMANY


La conexión con Filadelfia, cuna de la independencia de los Estados Unidos y núcleo masónico de poderosa influencia, ha sido raramente explorada por los historiadores a pesar de que esta ciudad era un centro de apoyo a la causa de la independencia tan o más fuerte del que existía entonces en Londres.

Como veremos esta conexión abre interesantes avenidas para la investigación, ya que en Filadelfia y otras ciudades del Este de los Estados Unidos existía desde fines del siglo XVIII una sociedad patriótica denominada Sociedad de Tammany, que en ciertos aspectos era similar a la Sociedad de los Caballeros Racionales. Tammany era el nombre de un cacique de la tribu de iroqueses de Delaware que había negociado un tratado de paz con el cuáquero William Penn (1644—1718), uno de los primeros colonos ingleses y fundador de Pensilvania.

Tammany era una especie de Lautaro norteamericano. A partir de 1813 la Sociedad de Tammany paso a llamarse la Orden de los Hombres Rojos y aunque ninguno de sus miembros era piel roja, adoptaron una simbología y ritos nativistas. No se trataba de una logia masónica pero muchos de sus miembros eran masones, entre ellos el Coronel Aarón Burr (1756-1836), quien presidió la sociedad durante varios años. Su credo político no sólo era revolucionario y republicano -inspirado en las ideas de Thomas Paine27- sino también ecuménico, lo que los llevó a apoyar con entusiasmo la Revolución Francesa28.

Este mismo ecumenismo también hizo que los Hombres Rojos apoyaran decididamente la independencia de las colonias españolas. Fue éste uno de los proyectos más ambiciosos del Coronel Burr, quien en 1810 viajó a París para solicitar el apoyo de Napoleón. Meses después, Burr se trasladó a Londres donde residió hasta principios de 1812. Aunque no podemos confirmar que se haya reunido con Alvear y San Martín durante el tiempo que estos residieron en la capital inglesa, si se reunió con

TODO ES HISTORIA N° 463 • Pág. 13

Mariano Castilla, quien años antes había sido enviado a Inglaterra por el gobierno de Buenos Aires 29. Curiosamente fue el mismo Castilla quien meses más tarde informó al Foreign Office que la partida de Alvear y San Martín a Buenos Aires había sido financiada secretamente por Napoleón30.

Reply  Message 3 of 12 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 15/02/2012 21:19
Más allá de estas curiosas coincidencias, en Filadelfia también vivía Manuel de Trujillo y Torres (1762-1822), otro personaje muy poco conocido por nuestros historiadores. Torres había llegado a Filadelfia procedente de Bogotá en 1794, poco después del arresto de su amigo y correligionario Antonio Nariño, y había establecido fuertes vínculos con la masonería de esa ciudad. Primer traductor de la obra de Thomas Paine al español, sus credenciales republicanas eran impecables y todos los patriotas sudamericanos que pasaban por los Estados Unidos, Miranda incluido, lo visitaban31.

Entre los amigos íntimos de Torres se encontraba John Stuart Skinner (1788-1851), Jefe de Correos de Baltimore, que era masón y líder de la Orden de los Hombres Rojos.

Coincidentemente, años más tarde Skinner se convertiría en uno de los principales aliados del chileno José Miguel Carrera en los Estados Unidos. Siempre en el terreno de las conjeturas, es posible que Torres junto con Nariño y Zea hayan sido los fundadores de la Sociedad de los Caballeros Racionales y que para ello se hayan basado en la Sociedad de Tammany, ya que ambas sociedades coincidían en cuanto a su credo político republicano y revolucionario y su mitología nativista.

En cuanto a si a Sociedad de los Caballeros Racionales era una logia masónica, las opiniones son encontradas. Según Mitre a pesar de que utilizaba “todas las fórmulas de las logias masónicas” sólo tenía de ellas “los signos, las fórmulas, los grados y los juramentos”32. El historiador de la masonería José Ferrer Benimeli coincide con esta opinión, mientras que otros autores como Enrique de Gandía no dudan que era una logia masónica (33).

En realidad era strictus sensu no lo era, ya que pertenecía a la masonería no era condición necesaria suficiente para ser admitido otra parte, tanto Alvear otros de sus miembros de mayor jerarquía eran masón.

La confesión de Mier agrega unos detalles interesante este tema.

Según Mier, La sociedad de los Caballeros Racionales “no era, ni contra la religión ni contra el Rey... Tampoco de Masones”.

Recordamos que para entonces no sólo el vaticano había condenado a la masonería sino que Fernando VII la había criminalizado, describiéndola la como “uno de los males que afligen a la Iglesia y a los Estados”.

Aunque Mier negó la filiación masónica de los caballeros Racionales, aclaró “como Alvear era masón” y tal vez, “imítase algunas fórmulas, “pensase en amalganse con ellos”. Para reforzar su inocencia, fray Servando afirmó que una reunión de la Sociedad de Cádiz, Alvear propuso que si algún socio quisiese entrar como MASON, para saber lo que trataban ellas [logias masónicas] contra América, se le podía permitir”, pero que él advirtió a los hermanos presentes que la Sociedad no era “de Masones”. Aparentemente Alvear se molestó ante la insistencia de Mier “en que no eran Masones” y éste respondió que “en realidad [la Sociedad] no lo era, y porque él no quería serlo, pues además de tenerlo prohibido Su Santidad”. Mier aclaró que “si Alvear tuvo esa intención, mudó después enteramente de plan”.

Pág. 14 • Todo ES HISTORIA N° 463

Lo interesante de esta declaración es que Mier sabía que la carta de Alvear a Mérida había sido interceptada y estaba en posesión de sus interrogadores. También sabía que su “hermano” José Álvarez de Toledo había desertado de la causa patriótica a fines de 1816 y seguramente había aportado más detalles sobre la operatoria de la Sociedad a las autoridades españolas. Mier se justificó diciendo que “tal vez Alvear, que era Masón, escribió a sus emisarios como Masón, pero la Sociedad no lo era, y él sabe que Alvear lo era, es porque él mismo se lo dijo”. Luego agregó que “esto es lo único que sabe en cuanto a francmasones, pues no sabe que ni en Cádiz ni en otra alguna parte de los Estados Unidos haya determinadamente tal o cual logia que el confesante haya visto”. También es interesante notar que Mier no hizo ninguna referencia a Londres, donde había vivido por más de un año, ni tampoco a Miranda, que había muerto en Cádiz a mediados de 1816 y por lo tanto era un candidato ideal para ser el “chivo expiatorio”.

En cuanto a la filiación masónica de Alvear, aunque nadie ha encontrado un documento que certifique su ingreso a la masonería, además de la declaración de Mier, otras múltiples circunstancias a lo largo de su carrera la confirman. Si Alvear era masón, la pregunta obvia es a qué tipo de masonería pertenecía. Una posibilidad es que perteneciera a la masonería inglesa, pero la evidencia sugiere que pertenecía a la masonería afrancesada. No olvidemos que en España la masonería comenzó a formar un cuerpo organizado “durante la Guerra de la lndependencia mediante el proselitismo efectuado por las tropas francesas, que fue lo que se llamó masonería bonapartista”34.

Joaquín Murat, alto funcionario del Gran Oriente, fue quien dio mayor impulso a la masonería bonapartista cuando llegó a Madrid a fines de 1807 y fue coincidentemente a fines de ese año que en Cádiz se fundó la primera logia bonapartista 35. Al año siguiente Napoleón instaló a su hermano José Bonaparte, Gran Maestre del Gran Oriente de Francia, en el trono de España, y al poco tiempo se inauguró en Madrid la primera logia masónica del Rito Escocés, al que obedecían la mayoría de las logias del ejército 36. La Sociedad de Caballeros Racionales contaba con muchos militares entre sus filas y Alvear era oficial de la Guardia Real, un cuerpo especialmente susceptible a la influencia francesa. Recordemos también que mientras vivía en Cádiz, Alvear ayudó a un oficial francés prisionero a escaparse de esa ciudad con una carta suya para Napoleón en la que le pedía ayuda en la guerra contra España37. Además, como hemos visto, los servicios de inteligencia ingleses en Londres y Buenos Aires consideraban a Alvear y sus “hermanos” como agentes de Napoleón.

TODO ES HISTORIA N° 463 • Pág. 15

A esta altura vale la pena establecer algunas conclusiones preliminares sobre la Sociedad de los Caballeros Racionales de Cádiz. La más importante es que la masonería inglesa no tuvo nada que ver con su creación. En segundo lugar, esta sociedad o logia estaba subordinada a otra que se encontraba en América, probablemente en Bogotá, Filadelfia o La Habana. De cualquier manera, como bien observó el historiador Enrique de Gandía, estas logias o sociedades secretas “lo mismo podían depender de una logia mayor existente en el país o en el extranjero, que ser independientes”38. En tercer lugar, aunque no se puede descartar completamente una conexión con la Gran Reunión Americana de Miranda, no sólo no hay pruebas que la confirmen sino que la evidencia disponible la contradice. En cuarto lugar, aunque la Sociedad de Caballeros Racionales no era una logia masónica, Alvear y muchos de sus miembros eran masones. En este último aspecto, la sociedad se parecía a la Carbonería de Francia e Italia, a la Sociedad de Caballeros Comuneros de España y a la Sociedad de Tammary de Estados Unidos.

Reply  Message 4 of 12 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 17/02/2012 18:09
MASON (INGLES)=CONSTRUCTOR

Reply  Message 5 of 12 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 17/02/2012 18:15

Logia Lautaro San Martin Alvear Masones masonería inglesa ...  

 
www.lagazeta.com.ar/logia_lautaro.htmEn caché - Similares
En ella fueron iniciados Simón Bolivar, José de San Martín, Alvear, Zapiola, O´ Higgins y Carrera (Chile) Montufar y Rocaforte (Ecuador) Nariño (Colombia) y ...

Reply  Message 6 of 12 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 17/02/2012 18:33
 

DON JOSE DE SAN MARTIN Y SIMON BOLIVAR FUERON MASONES. ¿FELIZ 28 DE JULIO ?

 

ADVERTENCIA: LEER LA SIGUIENTE INFORMACION, PUEDE TRAERLE GRAVES SINTOMAS DE DUDAS RESPECTO A LOS HEROES DE LA INDEPENDENCIA. NO RECOMENDABLE PARA PERSONAS SUCEPTIBLES, SOLO PARA MAYORES DE EDAD.

 
NO ENTIENDO COMO LA GENTE PUEDE DECIR FELIZ 28 DE JULIO DIA DE LA INDEPENDECIA DEL PERU
¿REALMENTE SOMOS LIBRES?
O
¿¿SEGUIMOS EN LA MISMA FARSA DE ESCLAVISMO DISFRAZADO DE NEOCOLONIALISMO SIENDO SEMIFEUDALES Y SEMICAPITALISTAS NEOLIBERALES??
 

Don José de San Martín en la Masonería

Monumento a San Martín en su cruce de los Andes, en la plaza San Martín de Lima (Perú)
Monumento a San Martín en Santiago de Chile (primera estatua en el mundo dedicada a él)
Existen dos teorías en torno a la supuesta filiación masónica del general San Martín, que generaron polémicas durante varios años.
Si bien diversos historiadores, entre los cuales algunos son partidarios de la Iglesia y en cierto modo de tendencia antimasónica, afirman que en ningún momento ingresó en una logia masónica regularmente constituida, hay otros que sugieren pruebas que demostrarían lo contrario. Entre los primeros, se argumenta que la totalidad de las logias con las que mantuvo contacto a lo largo de su vida, principalmente la Lautaro, no eran estrictamente masónicas, sino que habrían sido únicamente grupos revolucionarios que tomaron como base de su organización elementos y símbolos masónicos que serían funcionales a su carácter de sociedad secreta.[19] Los documentos, no obstante, demuestran que se trataría de una logia operativa, no en el sentido literalmente constructivo como es el caso de las cofradías medievales, sino que ostentaría objetivos revolucionarios.
Por su parte, el historiador Emilio J. Corbiere, señala que José de San Martín dio sus primeros pasos en la masonería iniciándose en la Logia Integridad de Cádiz, luego pasaría a formar parte de la Logia Caballeros Racionales n.º 3, donde el 6 de mayo de 1808, le será otorgado el 3.º grado de la masonería simbólica, accediendo de este modo al título de «maestro masón». Tras renunciar a su carrera militar en España, viajó a Inglaterra donde se reunió con Carlos María de Alvear, un reconocido miembro de la Logia Lautaro que trabajaba con la Logia Flor de los Americanos. En una de las Tenidas (o reuniones) se decidió abatir columnas y regresar a suelo americano para llevar a cabo la campaña que allí se habría gestado. Mientras tanto, Simón Bolivar era iniciado por Francisco de Miranda. Al poco tiempo, San Martín, Alvear y Zapiola obtenían el grado 5.º de la logia.
Poco después de su llegada, en 1812, junto a sus Hermanos Masones Carlos María de Alvear y José Matías Zapiola funda un Triángulo Masónico que constituiría la base de la futura Logia Lautaro. En ese entonces la Orden ya estaba implantada, con la Logia Independencia que funcionaba desde 1795, pues su llegada al Río de la Plata data de finales del Siglo XVIII, con una importante influencia de la masonería española y no así de la inglesa, como se creyó en un momento. Con el mismo nombre, Independencia, se funda en 1810 una nueva Logia, también conocida como Logia de San Juan, bajo las órdenes del doctor Julián Álvarez que colaboraría enormemente en los comienzos de la Lautaro.
Siguiendo la antigua tradición de adoptar nombres simbólicos o iniciáticos, José de San Martín era conocido entre los lautarinos como Hermano Inaco.
En una carta dirigida al general Guillermo Miller, respondiendo a preguntas concernientes a la Logia de Buenos Aires, San Martín escribe:
"No creo conveniente hable Ud. lo más mínimo de la logia de Buenos Aires. Estos son asuntos enteramente privados, y que aunque han tenido y tienen una gran influencia en los acontecimientos de la revolución de aquella parte de América no podrían manifestarse sin faltar por mi parte a los más sagrados compromisos. A propósito de logias, sé a no dudar, que estas sociedades se han multiplicado en el Perú de un modo extraordinario. Esta es una guerra de zapa que difícilmente se podrá contener, y que hará cambiar los planes más bien combinados".
La Logia de Buenos Aires, de acuerdo a las palabras del investigador y escritor masónico Albert Gallatin Mackey, sería destinada a los Grados Superiores y determinaría las decisiones políticas que deberían ser implementadas.
El general Tomás de Iriarte en sus memorias declara que tanto la Logia Lautaro como la Logia de Julián Álvarez eran masónicas. Sin embargo, Bartolomé Mitre, masón grado 33, escribió en su "Historia de San Martín y la Emancipación Sudamericana" que la Logia Lautaro era una sociedad secreta de carácter netamente político, que no pertenecía a la masonería.
En 1825, en Bruselas, San Martín recibe una medalla masónica con su efigie por parte de la Logia belga La Parfaite Amitié (La Perfecta Amistad), en reconocimiento a su labor desempeñada en la revolución americana. Esta medalla suele ser utilizada para demostrar la pertenencia de San Martín a la masonería, cosa que no está probada documentalmente.
En todo caso, todo parece indicar que si bien es muy probable que San Martín haya sido iniciado en Europa, su relación con la masonería se diluyó con el paso de los años. La polémica seguirá abierta entre quienes defienden un punto de vista y otro, ambas posturas son desde luego respetables y exhiben sus respectivos argumentos.
Por último, cabe destacar que una gran mayoría de las afirmaciones, tanto en pro como en contra de su filiación masónica han carecido de objetividad, tratándose temas de fondo que trascienden la cuestión e incluso proyectándose ideas en contra o a favor de acuerdo a la ideología personal de los investigadores.
 
FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_de_San_Mart%C3%ADn
 
 
AHORA VEAN EN EL VIDEO EN EL MINUTO 2:28
http://www.youtube.com/watch?v=MdyTmoV4HKE
 
AQUI EN EL MINUTO 4:29
http://www.youtube.com/watch?v=pCJxTsRfBlY&feature=related
 
Seguramente que mas de esos simbolos lo han visto en la misma ciudad de Lima Perù, pero ni se percataban.
 
TAMBIEN COLOCO LA CONTRAPARTE DE LA ASEVERACION QUE DON JOSE DE SAN MARTIN NO FUE MASON EN EL SIGUIENTE ARTICULO (QUE EVIDENTEMENTE NO LA COMPARTO).
http://www.rodolfowalsh.org/spip.php?article595
 
RECORDEMOS QUE SAN MARTIN QUERIA QUE EL PERU CONTINUE SIENDO UN PAIS DE TIPO MONARQUICO, NO DE TIPO REPUBLICA, QUERIA TRAER UN REY.
Y SIMON BOLIVAR QUERIA UNIFICAR TODOS LOS PAISES EN UN SOLO NUEVO ORDEN.
http://es.shvoong.com/humanities/history/89919-independencia-del-per%C3%BA/
 
YA NI QUE DECIR DE SIMON BOLIVAR, ESTA MAS QUE PROBADO SU MASONERIA. LO PUEDEN ENCONTRAR EN TODA CLASE DE LIBROS Y EN INTERNET SEAN O NO SEAN A FAVOR O EN CONTRA DE LOS ILLUMINATIS Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NWO).
 
AQUI LES PASO UN VIDEO MASON (NO ES ANTINWO). PERO QUE CURIOSO QUE HABLEN DE LA IGUALDAD Y ME MUESTREN LA PIRAMIDE DE LAS DESIGUALDADES DE LAS CLASES SOCIALES EN EL MINUTO 0:30. OPS!!!Sorpresa SE LES HABRA PASADOSonrisa. Y EN EL MINUTO 2:00 ALLI LE MENCIONAN A SIMON BOLIVAR TAMBIEN.
http://www.youtube.com/watch?v=R2ZFOety65c&feature=related
 
Solo saquen sus propias conclusiones...
Yo $ oY He_R.M.E.S. - MEDIC 8888

Reply  Message 7 of 12 on the subject 
From: BARILOCHENSE6999 Sent: 17/02/2012 22:04
  • Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá.
     

  • Reply  Message 8 of 12 on the subject 
    From: BARILOCHENSE6999 Sent: 18/02/2012 17:12

    cc30 San Martín en Londres (II)

    José de San Martín, uno de los grandes libertadores de América, vivió cuatro meses en Londres, entre septiembre de 1811 y marzo del año siguiente.

    Su estadía fue corta pero muy fundamental por su encuentro con personajes y corrientes de pensamiento claves para consolidar su plan independentista. Los historiadores señalan que ”fue muy importante el paso de San Martín por Londres”, ya que fue allí donde tomó contacto con intelectuales y políticos hispanoamericanos que se reunían en círculos de opinión y sociedades secretas para discutir sobre posibilidades de autonomía o independencia de los distintos virreinatos hispanoamericanos.

    El gran escenario de encuentros era la casa que tenía en Londres Francisco de Miranda, un patriota venezolano que proponía liberar América con ayuda de los ingleses.

    San Martín se va a encontrar con (el patriota venezolano) Andrés Bello en la casa de Miranda. También se va a encontrar (el argentino) Carlos de Alvear, con quien van a crear, luego, la Logia (Lautaro), en el Río de la Plata. Por la casa de Miranda también pasó (Bernardo) O’Higgins y otros patriotas latinoamericanos.

    Pero hay otro significado especial sobre la estadía de San Martín en Londres. Fue allí, en esos meses, en los que él prepara su viaje, su regreso al Río de la Plata. Su retorno al sur del continente americano marcaría el inicio de su sueño independentista, que llegaría a Argentina, Chile y Perú.


    Reply  Message 9 of 12 on the subject 
    From: BARILOCHENSE6999 Sent: 18/02/2012 17:35
    Maitland 
    Entre los puntos más destacados del Plan de Maitland fueron los siguientes: Dos fuerzas expedicionarias Inglesas, constaría de dos desembarco por tierra uno en Venezuela y que fue a marchar al sur hacia Lima, y el otro en Buenos Aires. Después de la captura de Buenos Aires, la segunda fuerza local, junto con los soldados reclutados, cruzarían los Andes con 7.000 hombres, liberar a Chile y, a continuación realizar un asalto anfibio en Lima.
    El plan de Maitland se llevó a efecto durante la guerra napoleónica en 1806.  Inglaterra usó el hecho de que España era ya técnicamente un aliado de Francia como  excusa para iniciar la guerra.  Inglaterra envió una fuerza expedicionaria de 1.600 hombres para invadir Buenos Aires, al mando del general William Carr Beresford, este intento fracasó.  Un año más tarde, un ejército de invasión de 11.000 hombres llegó a Buenos Aires bajo las órdenes del general John Whitelocke.  Al mismo tiempo, una segunda flota con 4.000 hombres capturados Montivedeo y utilizó la ciudad como un punto de parada y centro de comunicaciones. . Los combates en Buenos Aires iban a ser una de las páginas más heroicas en la historia de América Latina. . El pueblo de Buenos Aires por sí solo venció esta enorme fuerza de invasión en la mano-a-mano y la calle por la lucha de la calle.
    invasión inglesa, rió de la plata


    Inglaterra fue sorprendida por la determinación de estos colonos molestos.  Se vieron obligados a cambiar sus tácticas, pero no su plan general.. La nueva táctica consistía en reclutar oficiales jóvenes del ejército, nacido en América del Sur, para liderar una insurrección contra España y su vez los nuevos países a convertirse en leales a la Corona británica.

    Gran Reunión Americana
     El gobierno  Inglés contacto a  Francisco Miranda, un venezolano y masón  que había fundado la Gran Reunión Americana, una logia masónica con sede en Londres. Miranda tenía conexiones en todo el mundo. Actuó durante la Revolución Americana y fue muy bien informado de los masones compañeros: George Washington, Thomas Jefferson, James Madison, y muchos de los padres fundadores de América. . Él también tenía conexiones en Inglaterra y Francia.
    Los miembros de la Gran Reunión Americana gente como Bernardo O'Higgins, Simón Bolívar, José de San Martín, Carlos María Alvear, Tomás Guido, y muchos otros de América del Sur otras figuras históricas.  Mariano Moreno, tal vez la luz que guía el día 25 de la revolución de mayo, se dirigía a Londres para unirse a ellos cuando murió en alta mar.

    san martin
    San Martín, que nació en la Provincia de Corrientes, ahora, era uno de jóvenes oficiales en España más brillantes y condecorado.  Se había convertido en un completo coronel a la edad de 30. Fue descubierto y reclutado por James Duff, el conde de Fife. Cuando en Londres, San Martín se quedó en la casa de Duff antes de partir a Buenos Aires. . Llegó a Buenos Aires a bordo del buque Inglés, George Canning, en marzo de 1812 (La casa de Canning, por cierto, es el instituto de Londres dedicado a establecer una mejor relación entre Inglaterra y América Latina). . El resto de la historia es muy conocida por los estudiosos de la historia de Sudamérica.  San Martín escala y cruza la cordillera de los andes liberando a Chile junto a Bernardo O’higgins... Más tarde capturado Lima, después de un desembarco anfibio.  Bolívar y su primera teniente general Sucre completó la liberación de América del Sur después de marchar al sur, que se inició en Venezuela.  En otras palabras, el Plan de Maitland fue ejecutado a la carta.
     Después de estas aventuras, San Martín se mudó a la ciudad de Bolougne Sur Mer, muy cerca de la frontera con Bélgica, en Francia. TEl gobierno  Inglés ofreció al General San Martín, el padre de la patria  Argentina, el comando del ejército belga, que entonces estaban envueltos en la lucha para obtener su independencia de Holanda.  La razón por la que se trasladó a esta ciudad nueva de su casa anterior en Grad Bourg, se debió a que estaba considerando la oferta Inglesa. Más tarde cambió de opinión y rechazó la oferta.  Más tarde murió en el exilio auto-impuesto, en Francia.
    Los personajes de esta apasionante historia,

    Reply  Message 10 of 12 on the subject 
    From: BARILOCHENSE6999 Sent: 18/02/2012 21:27
    Thomas Maitland era un general escocés que en 1800 escribió un "Plan para capturar Buenos Aires y Chile y luego emancipar Perú y Quito". Allí proponía ganar el control de Buenos Aires, tomar posiciones en Mendoza, coordinar acciones con un ejército en Chile, cruzar los Andes, derrotar a los españoles y controlar Chile, continuar por mar hacia el Perú y liberarlo. Todo parece indicar que San Martín conoció el plan durante su estadía en Londres en 1811 y, años más tarde, lo tendrá muy en cuenta para desarrollar su estrategia libertadora.

    Reply  Message 11 of 12 on the subject 
    From: BARILOCHENSE6999 Sent: 21/02/2012 01:24
     
    Masones Borbones



    Fernando VII
    Alfonso XIII


    Carlos María Isidro de Borbón



    ¿FUE EL PUEBLO ARGENTINO O LOS MASONES LOS QUE NOS LIBERARON?
     
    AMIGO NO SE DEJE METER EL PERRO
    AMIGO NO SE DEJE METER EL PERRO
    ISQUIERDA Y DERECHA SON EL MISMO PERRO PERO CON DISTINTO COLLAR
    ESTUDIE LA INTERRELACION DE SIRIO/CAN MAYOR CON JESUCRISTO

    Reply  Message 12 of 12 on the subject 
    From: BARILOCHENSE6999 Sent: 22/02/2012 03:50

    Hispanoamérica

    Los foros se han mudado definitivamente. Podéis registraros y emplear los nuevos en Red Liberal.

    La Batalla de Trafalgar selló la independencia de América.
    Enviado por rosita el día 10 de Agosto de 2004 a las 03:42
    El asunto es comentar la HJistoria, sin insultos, con respeto. ¿Cómo se verificó el fin del poder español en América? Creo que lo selló la Batalla de Trafalgar, con la destrucción de la flota naval hispano-francesa. En este excelente sitio www.batalladetrafalgar.com encontré este excelente comentario: El número total de capturados, entre franceses y españoles, sumaba unos 8.000.
    La victoria sobre el combinado franco-español permitió a Inglaterra tener la supremacía naval en los siguientes 100 años.
    Napoleón no consiguió volver a tener una escuadra capaz de asegurar un desembarco en Inglaterra, y su objetivo jamás se realizaría.
    España no perdió su armada aquí, sólo perdió 10 navíos que quedaron contrarrestados con los 6 navíos que se capturó a Francia en el inicio de la guerra de la Independencia. Pero para poder dotar a todos los barcos que participaron en el combate se tuvieron que utilizar los fondos de amortización, un tanto sobre las fincas pertenecientes a la iglesia concedido al Rey por el Papa, un empréstito de cien millones de reales en acciones, transmisibles por endoso, y el producto de algunas contribuciones nuevas. Además no se recibían caudales de América por el cerco inglés.
    Sin dinero se empezó a desguazar barcos para poder equipar a otros, e incluso para leña .
    En 1805 España tiene 41 navíos de guerra, en 1811 tiene 26 navíos de guerra, en 1820 se tiene 17, y en 1835 sólo 3 navíos para poder asegurar las costas españolas y la de las colonias que empezaban a independizarse.
    ¿Qué opinan los amantes de la Historia, contertulios de este sitio?


    First  Previous  2 a 12 de 12  Next   Last  
    Previous subject  Next subject
     
    ©2024 - Gabitos - All rights reserved