Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LATINOS EN ITALIA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 BIENVENID@S 
 ME PRESENTO 
 ITALIA/NOTIZIE 
 LEGGI/VITA ITALIANA 
 ESPAÑA 
 CERVANTES - DON QUIJOTE 
 ESCRITORES 
 El rincón de la poesía 
 EFEMÉRIDES ARGENTINAS 
 MARTÍN FIERRO 
 EL LUNFARDO 
 PATRIA MÍA 
 MATEANDO 
 CON HUMOR 
 FONDOS Y DIBUJOS 
 MUNDO MAGICO 
 EL ZODÍACO 
 Meteo Mundial 
 ARRIVEDERCI 
 
 
  Tools
 
No solo Tango...: Allá lejos y hace tiempo ... Avenida Callao
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: 2158Fenice  (Original message) Sent: 20/04/2021 07:00
      


      

CALLAO: MÁS QUE UNA AVENIDA EL ÚLTIMO BALUARTE

La existencia de la Avenida Callao se remonta hasta fines del siglo XVIII, tiempos en que el área que actualmente recorre era prácticamente rural. Era el ejido de Buenos Aires, la franja alrededor de la ciudad que el fundador Juan de Garay había destinado a pastoreo y agricultura en 1580. En aquellas épocas la actual avenida era un angosto camino de tierra en donde abundaban los tunales y pantanos, por lo cual se lo conocía como Calle de las Tunas.
Pero fue con la asunción de Bernardino Rivadavia como ministro del Gobernador Martín Rodríguez (1821) que este camino adquirió su ancho y nombre actuales. Rivadavia pretendía abrir una Avenida de Circunvalación que rodeara al aún pequeño centro urbano de Buenos Aires, de manera que contrató al ingeniero Felipe Senillosa para que trazara los planos, dándole un ancho de 30 varas, en notable contraste con las apenas 11 varas que tenían las angostas calles coloniales trazadas por Garay.
La nueva avenida fue abierta hacia 1822, y se le dio el nombre de Callao en honor al principal puerto del Perú en la Provincia Constitucional del Callao, en donde las tropas patriotas resultaron victoriosas ante el ejercito relisra en la guerra de la independencia sudamericana.
Durante el Virreinato del Perú, El Callao era el puerto por donde se embarcaban las riquezas de la región con rumbo a España. Por esta razón fue víctima de un constante ataque de parte de corsarios y piratas.​ Para proteger el puerto, el virrey Pedro de Toledo y Leiva solicitó la fortificación.
El 1 de agosto de 1747 se llevó a cabo la colocación de la primera piedra. Fue una de las más grandes obras de arquitectura que realizó España. El nombre fue elegido en honor de Felipe V de la Casa de Borbón, que lo habia mandado y había fallecido por esos días.
En 1782, el virrey Manuel Guirior notó que la fortaleza era vulnerable a un «golpe de mano» por sus flancos. Por ello decidió construir dos pequeños fuertes, llamados «San Miguel» y «San Rafael», que se hallaban a corta distancia hacia ambos lados del recinto completando el sistema defensivo llamado «Los Castillos del Callao».
La fortaleza permaneció sin mayores incidentes hasta 1806 cuando se empezó a gestar la independencia del Perú. Fue entonces cuando el virrey José Fernando de Abascal y Sousa ordenó construir un almacén para las armas y la artillería, así como un aljibe que pudiera contener agua para abastecer a dos mil hombres por cuatro meses de ocurrir un sitio a la fortaleza.
El Almirante Guillermo Brown realizó un bloqueo al puerto del Callao el 21 de enero de 1816. Al mando de una flotilla, Brown capturó algunos barcos españoles y bombardeó el puerto sin causar mayores daños. Fueron contestados por los cañones de los castillos y de las baterías terrestres, que obligaron a retroceder a los atacantes.
El 16 de enero de 1819, la fortaleza rechazó el ataque de la escuadra libertadora del almirante Lord Thomas Cochrane durante el gobierno del virrey Joaquín de la Pezuela. Ese intento infructuoso obligó al general José de San Martín a entrar a la capital por Pisco y no por el Callao. Una vez declarada la independencia, se ordenó el sitio del fortín, que se hallaba bajo dominio español al mando del general José de La Mar. El 19 de septiembre de 1821, al ver la escasez de alimentos y la amenaza de epidemia que sufrían sus tropas, La Mar decidió entregar la plaza y unirse a las fuerzas independentistas. San Martín entonces renombró la fortaleza bautizándola como «Castillo de la Independencia».
La fortaleza volvió a dominio español tras la Sublevación del Callao realizada por el sargento Dámaso Moyano en 1824, donde la historiografía argentina recuerda al "Negro Falucho", tomando el mando de ésta el brigadier español José Ramón Rodil y Campillo, quien, negándose a reconocer la capitulación de Ayacucho, resistió el asedio de las fuerzas patriotas al mando del general Bartolomé Salom hasta el 22 de enero de 1826, en que entregó la plaza al ver que la ayuda de España no llegaba. Esta acción fue el fin del Imperio español en América del Sur.
Pero la historia no termina aqui, si alguien camina por la tradicional y céntrica Gran Via en Madrid seguramente se encontrará con la boca de una estación del metro (subte) con un gran cartel con el nombre de Callao, y en sus inmediaciones una bella y céntrica plaza con el mismo nombre. Conmemora el violento y cruento combate del 2 de mayo de 1866, de incierto resultado, en el marco de la guerra hispano-sudamericana que enfrentó a España con Perú, Chile, Ecuador y Bolivia, el fuerte fue una de las líneas defensivas peruanas contra la española al mando del almirante Casto Méndez Núñez. También fue celebrado efusivamente en los países sudamericanos. Desde el combate, el 2 de mayo también es una fecha recordada en el calendario peruano, pues su nombre se impuso a una provincia, a un regimiento, a varios colegios, a un fuerte, a una plaza y a un importante hospital de la capital.

Así es como el nombre de la porteñísima avenida Callao, donde alguna vez "rodó la luna", palabra quechua según algunos autores, que significa "costa o lugar donde vive la gente que pesca", a sus habitantes les llaman "chalacos" a modo de gentilicio. Se lo puede encontrar en varios países del mundo recordándonos a los argentinos el último baluarte de la secular España y dónde se selló nuestra Independencia.

Recordamos a Falucho en ésta marcha patriótica que Agustín Magaldi Coviello (1898-1938) compuso "El negro de San Martín" con letra del guitarrista y letrista de origen italiano Juan Bautista Fulginiti (1895-1951),

"Ruge la mar contra los muros del torreón,
Que en el Callao mandó Felipe a edificar
Y entre penumbras de perfil se ve cruzar
Por la azotea de aquél fuerte una visión
Es la silueta de Falucho el negro fiel
Que esta velando por su patrio pabellón
Mientras ignora que a muy pocos metros de él
tramando están los de su bando una traición.
Y al brillar el sol de Lima
Mira el negro a su bandera
Mientras que por la escalera
una tropa se aproxima
se da vuelta ante el tropel
de esa patrulla ofuscada
y con una sola mirada
presiente la trama cruel.
Mira de frente aquellos criollos, los que ayer
En Chacabuco, en San Lorenzo y en Maipú
Como el lucharon sin descanso hasta vencer
Juntos al héroe que nos diera Yapeyú.
Y al contemplar que es todo un criollo el hombre que a él
Llega y le ordena de bajar su pabellón
Dice Falucho: para ser tan falso y cruel
No puso Dios en este negro un corazón.
Muera .. .muera el insolente
Grita la turba traidora
Y una descarga sonora
Da en el pecho del valiente
Y ya próximo a su fín
Viendo en tierra su bandera
La besa por vez postrera
El Negro de San Martín."



First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: karmyna Sent: 20/04/2021 19:22
 


 
©2021 - Gabitos - All rights reserved