Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LATINOS EN ITALIA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 General 
 BIENVENID@S 
 ME PRESENTO 
 ITALIA/NOTIZIE 
 LEGGI/VITA ITALIANA 
 ESPAÑA 
 CERVANTES - DON QUIJOTE 
 ESCRITORES 
 El rincón de la poesía 
 EFEMÉRIDES ARGENTINAS 
 MARTÍN FIERRO 
 EL LUNFARDO 
 PATRIA MÍA 
 MATEANDO 
 CON HUMOR 
 FONDOS Y DIBUJOS 
 MUNDO MAGICO 
 EL ZODÍACO 
 Meteo Mundial 
 ARRIVEDERCI 
 
 
  Tools
 
Ronda de mates entre amigos: Historias perdidas de Buenos Aires
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: 2158Fenice  (Original message) Sent: 03/10/2021 06:37
       Potrebbe essere un'immagine raffigurante attività all'aperto

   Potrebbe essere un'immagine raffigurante una o più persone e attività all'aperto

EL PATIO DE LOS LECHEROS
(La historia)

Buenos Aires tiene historias fascinantes y desconocidas por muchos. Lugares que fueron reliquias y que se pudieron recuperar; otras lamentablemente no.
Pero vayamos al punto.
Hubo un lugar emblemático que fue un centro de descarga de leche que venía del campo para ser distribuida en esta ciudad.
Publicado el 26 de Septiembre de 2013 por Carlos Araujo
El Patio de los Lecheros era una antigua estación de tren, una playa de descarga y aprovisionamiento de leche.
Estaba ubicada en la intersección de las calles Donato Álvarez y Bacacay limitando con las vías del ferrocarril Sarmiento, entre los barrios de Caballito y Flores. Comenzó a funcionar a principio del siglo XX.
Fue la estación donde el tren traía la leche desde los tambos ubicados en las afueras de la ciudad. Cada día, cientos de repartidores esperaban el tren para disponer de la leche que iban a vender por las calles porteñas, casa por casa. Muchos eran inmigrantes de diversos orígenes, pero con predominio de españoles.
Los trenes cargueros se metían por el andén y a la mañana, bien temprano, llegaban los carros. Estos lecheros tenían convenido un servicio con el ferrocarril, con un canon mensual; diariamente dejaban los tambores vacíos y lavados, llevándose los que había traído el tren.
El procedimiento carecía de medios de protección bacteriológica, porque la única protección estaba representada por la tapa, sin ningún tipo de seguro que impidiera su apertura en cualquier momento. Los tarros se individualizaban con distintas combinaciones de colores, pintados en las tapas de los tarros.
Esta modalidad de trabajo estuvo vigente hasta la década del 60. En 1961 se prohibió la venta de leche sin proceso de pasteurización, lo que motivó la desaparición de esta forma de distribución y la del lechero, con el tradicional carrito y su caballo canchero. El Patio de los Lecheros fue la puerta de entrada de la leche para ese Buenos Aires que se fue.
Recién en 1998 se lo rescata gracias a una ley que lo inscribió en el marco de Protección Histórica por su arquitectura y significado. Así, la antigua estación comenzó a recuperar su valor.
Si bien hoy es un espejo del frenesí porteño, todavía se puede apreciar el mismo andén en el que estacionaba el tren y los adoquines de la plaza sobre los cuales esperaban los distribuidores. Su arco de ingreso sigue nombrando, a modo de huella temporal, un ritual que permanece en la memoria del barrio de Caballito.
Revista 6
Comentarios al posteo a cargo de Diego Weinstein


First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: karmyna Sent: 04/10/2021 15:24


 
©2022 - Gabitos - All rights reserved