Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

Secreto Masonico
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 EL SECRETO DE LA INICIACIÓN 
 Procesos Secretos del Alma 
 Estructura Secreta del Ritual Masónico 
 Los extraños Ritos de Sangre 
 Cámara de Reflexiones 
 
 
  Tools
 
General: SECRETO MASONICO › ¿Sé leer y sé escribir?
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 2 on the subject 
From: Alcoseri  (Original message) Sent: 10/06/2020 03:20
¿Sé leer y sé escribir?
1 mensaje de 1 autor
 
Mover
yo (Kadyr cambiar)
20:03 (hace 2 horas)

¿Sé leer y sé escribir?

Cuando ingresamos a la Masonería , inmediatamente nos damos cuenta , que entramos a un mundo no convencional , y que lo que encontramos en Logia no va con el mundo al que estamos habituados, es otro orden de ideas, otro contexto , y ahí comienza una de las grandes batallas imaginables , la lucha entre ser lo que éramos antes, o convertirnos en un ser de Luz; y esto se manifiesta de forma constante , al ser la Masonería una institución creada y hasta hoy sostenida por humanos, los bajos humanos humores se presentan de forma constante, y pretendemos llevar lo habitual de lo mundano a las Logias y/o a los Foros masónicos de la internet , pero también se presenta esa idea del ser humano por superarse , por trascender lo pasional y llegar arribar a estados sublimes de consciencia objetiva. Y se convierten los templos masónicos y los foros masónicos del internet en verdaderos campos de batalla entre nuestros diabólicos egos y nuestro Sublimado Yo Divino y Superior, y así de esta manera , de tratar de resolvernos en lo individual y lo colectivo.
Y así de esta manera, cuando arribamos a la Divina Masonería , literalmente no sabemos ni leer, ni escribir , ni deletrear, al menos no en el contexto masónico, somos neófitos.
El Aprendiz no sabe ni leer ni escribir, pero sí que sabe deletrear. Pide la primera letra para dar él la segunda. Ésta es la actitud correcta de quien aspira a salir de la ignorancia. Pone al servicio de esta finalidad cuanto puede hacer, aunque sea algo tan mínimo como deletrear, y se compromete eficazmente en el avance, razón por la cual pide la primera letra. La no ignorancia deseada que se exige al neófito no se mide en títulos universitarios, sino en la valoración de su voluntad de saber.
La ignorancia anhelada y deseada, la ignorancia de la que no se quiere salir, la ignorancia de la que alguien puede incluso llegar a sentirse orgulloso, es un virus infeccioso que puede llegar a afectar también al Francmasón acomodaticio, que desea medrar en la Orden y obtener en su seno los honores o el poder aparente que el mundo profano tan “injustamente” debe estarle negando. El Francmasón-ignorante-que-no-quiere-dejar-de-serlo se halla, al mismo tiempo, aunque parezca contradictorio, acomplejado por su falta de conocimientos y orgulloso de ella. El segundo sentimiento actúa como contrapeso del primero y la consecuencia inevitable de esta inútil conciliación de los contrarios es que en lugar de salir del encierro estéril en el que se halla, convierte en su razón de ser la destrucción de los intelectuales. Sumido en la oscuridad, confunde a ésta con la luz.
Esto , todo esto debe traducirse en que los masones eternos aprendices debemos partir de la ignorancia, y si creemos sabemos , es que nos estamos engañando.
Es aquí para mí donde reside nuestro secreto que nos conecta entre nosotros y que representa este vínculo indestructible e intemporal que me une, me une más allá de lo que soy. Hay algo mágico, irracional entre nosotros, y mucho mejor porque, en mi opinión, es necesario saber y poder ser transportado por este tipo de emoción que, repito, es una oportunidad para mí, porque mi educación, mi viaje por la escuela, lo que estaba y todavía no estoy predispuesto a eso, a experimentar tales emociones porque lo " cerebral " pensé tenía prioridad sobre los sentidos, mis sentimientos, lo que sentía en el fondo de mi corazón, pero lo intelectual no lo es todo.
De hecho, cuando decimos: " No puedo leer ni escribir ", ¿debemos concluir que soy o sería literalmente analfabeto o iletrado? Aunque estas situaciones existen y deben considerarse, sin embargo, he estudiado y obtenido estatus social y profesional. Saber leer, escribir y contar son habilidades esenciales para todos los adultos que desean comunicarse con los demás y actuar en el mundo que los rodea. Por lo tanto, uno no puede resumirme con esta sola oración que no podría calificarme porque esta declaración es en realidad la respuesta hecha por un Hermano a otro Hermano y de hecho excede al mundo profano.


Comentarios


First  Previous  2 to 2 of 2  Next   Last  
Reply  Message 2 of 2 on the subject 
From: Alcoseri Sent: 10/06/2020 03:21
Por lo tanto, esta oración está situada en el lado masónico, en el nivel de la búsqueda personal de la Verdad. Cuando entramos al Templo, ya no somos realmente nosotros mismos porque dejamos nuestros metales en la puerta del Templo. Las únicas cualidades que me quedan del mundo secular o profano son que soy " libre de mis emociones y de buenas costumbres intelectuales ". Recuerdo que me lo dijeron y lo repitieron muchos de ustedes que son mis hermanos de Gran Logia en el Estado de Nuevo León México, mis Hermanos, que es poner un freno saludable a nuestras pasiones, elevarnos por encima de los mezquinos intereses que atormentan a los laicos o profanos, que Nos reunimos en nuestros templos. Así que elegí trabajar con cada uno de ustedes a mi lado para mi desarrollo intelectual y moral. Me dijeron que los masones trabajan incansablemente para mejorarnos, acostumbran sus mentes a concebir solo ideas de honor y virtud a través del ascetismo masónico.
La primera de estas virtudes es la modestia. " No puedo leer ni escribir ". La modestia del artesano en el ejercicio de su arte. Encontramos esta idea ya en el tiempo de los Antiguos, del arte griego, para el cual esta modestia material correspondía en la mayoría de los artistas a una modestia moral. Cada uno busca hacer lo mejor posible y desea eclipsar a sus rivales, pero al mismo tiempo permanece fiel y respetuoso con sus Maestros. Las personas que aportan algo completamente nuevo a su arte no son revolucionarias. Se recomienda no romper con la tradición sino superarse a sí mismos. Quizás esta modestia debería atribuirse al hecho de que, en buena parte, el arte griego tenía una intención religiosa, que era para complacer a los dioses que uno trabajaba lo mejor posible. Por lo tanto, es importante, en mi opinión, no olvidar estos principios de la vida y, en nuestra búsqueda del conocimiento, saber cómo permanecer en su lugar, no olvidar ser humilde en sus palabras como en sus actos porque Vivimos no necesariamente proviene de la Verdad, que a veces se encuentra en cualquier otra escala. Nuestro tiempo, nuestro mundo, para decirlo de otra manera, no es el de la Verdad.
La masonería para mí es este camino que permite a todos buscar la Verdad que está en el interior de todos, sin expresiones dogmáticas de ningún tipo, a través del trabajo y el método. El Aprendiz necesita que el Maestro avance en sabiduría, una guía que ocasionalmente lo coloca en el camino de la Verdad como pude evocar desde el comienzo de ser masón.
" No puedo leer ni escribir " Debí morir a mi vida secular o profana para alcanzar la Gran Luz. Recibí la iniciación, Nací en una nueva vida. “Sólo sé deletrear ": a través de la iniciación recibí luz y puedo deletrear. Los analfabetos han dado paso a un futuro alfabetizado. Lo que nos han enviado es un contenedor, no contenido. Este contenedor está especificado por un conjunto de símbolos, leyendas y mitos que la práctica de los rituales activa. El iniciado se apropiará gradualmente de este contenedor que se le comunica explícitamente. Allí encontrará las puertas a las interpretaciones personales, las piezas de verdad que se reunieron y organizaron adecuadamente, lo conducirán hacia la Gran Verdad.
Alcoseri


 
©2021 - Gabitos - All rights reserved