Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

__ FORO CRISTIANO LA VERDADERA LEY DE DIOS Y SU IGLESIA
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 ________________ NUESTRA FE ES SÓLO EL EVANGELIO ________________ 
 EL EVANGELIO COMENTADO ________________ 
 LA VERDADERA LEY DE DIOS ________________ 
 CONCILIOS QUE IMPUSIERON LAS LEYES DE LAS BIBLIAS ________________ 
 CRISTIANOS EN EL ORIENTE ________________ 
 LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN ______________ 
 LA BESTIA con el número 666 ________________ 
 JESUCRISTO SE NOS HA MANIFESTADO ________________ 
 CONTRADICCIONES EN CARTAS "PAULINAS" ________________ 
 
 
  Tools
 
General: JESUCRISTO ES EL PROFETA QUE RESTABLECIÓ LA LEY DE DIOS
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 37 on the subject 
From: Porque77  (Original message) Sent: 30/12/2012 19:52

JESUCRISTO ES EL PROFETA QUE RESTABLECIÓ LA LEY DE DIOS

 

Moisés nos habló de la Venida de un profeta que vendría después de él y nos dijo que escucháramos a ese profeta.  Ese profeta es Jesucristo.  Y es que los escribas, después de Moisés, escribieron en la ley muchos preceptos de hombres que aumentaron y cambiaron la Ley de Dios y por eso el pueblo ya no conocía el Juicio de Dios:  "Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Yavé".   (Jeremías 8:7).

 

Por esta causa, Dios se hizo Hombre y restableció la Ley que había dado a Moisés.  Moisés nos dijo que oyéramos a este profeta que vendría después de él.  Moisés así nos dice:

 

"Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Yavé tu Dios; a él oiréis;  conforme a todo lo que pediste a Yavé tu Dios en Horeb el día de la asamblea, diciendo: No vuelva yo a oír la voz de Yavé mi Dios, ni vea yo más este gran fuego, para que no muera.  Y Yavé me dijo: Han hablado bien en lo que han dicho.  Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare.  Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta".  (Deuteronomio 18:15-19)

 

Esto es lo que decía Moisés.  Y más tarde, el profeta Jeremías también avisaba al pueblo cuando decía:

 

"¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas." (Jeremías 8:7-9).

 

La Ley había sido cambiada por los escribas.  Por eso, Moisés decía que oyéramos al profeta que había de venir después de él:  "Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Yavé tu Dios; a él oiréis".   A los apóstoles también se les reveló que debían escuchar a Jesucristo, pues se les aparecieron Moisés y Elías, que hablaban con Jesús, y entonces oyeron una voz del cielo que les decía que oyeran a Jesús.  Así dice el Evangelio:  

 

"Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.  Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd".   (Mateo 17:3-5)

 

¿Por qué estando allí Moisés y Elías, Dios desde el cielo nos manda que escuchemos a Jesucristo?  La voz del cielo decía:  "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd".  Desde que Jesucristo predicó el Evangelio, es a Jesucristo a quien hay que oír, porque Jesucristo es Dios hecho Hombre, que nos traía de nuevo la verdadera Ley de Dios.  Los escribas judíos, antes de Jesucristo, habían cambiado la Ley de Dios y la habían aumentado con muchos preceptos de hombres.  Jesucristo venía a restablecer la verdadera Ley de Dios, pero aquellos judíos, celosos de las leyes del viejo testamento, no aceptaron la Ley que Jesucristo les traía y prefirieron entregarle a los romanos para que le mataran.  Por eso, después de morir Jesucristo, los apóstoles así dijeron a los judíos que entregaron a Jesús:

 

"Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos".  (Hechos 3:14-15) 

 

"Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable; y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo".   (Hechos 3:20)

 

"Este Moisés es el que dijo a los hijos de Israel: Profeta os levantará el Señor vuestro Dios de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis.  Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos; al cual nuestros padres no quisieron obedecer, sino que le desecharon, y en sus corazones se volvieron a Egipto"   (Hechos 7:37-39)

 

¿Por qué Moisés proclamó a Israel que vendría un profeta después de él y que este profeta debía ser escuchado por el pueblo?...  ¿Es que no había recibido Moisés y el pueblo la Ley de Dios?...  ¿Por qué había de venir otro profeta al que debíamos escuchar?...   Muchos hombres no quisieron la Ley de Dios dada a Moisés y la cambiaron aumentádola con muchos preceptos de hombres que nadie podía soportar.  Recordemos lo que dijo el profeta Jeremías:   

 

"¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas." (Jeremías 8:7-9).

 

Esto es lo que había ocurrido con la Ley de Dios.  Y cuando Jesucristo predicó el Evangelio, recordando al profeta Isaías, así dijo:

 

"Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:
Este pueblo de labios me honra;
Mas su corazón está lejos de mí.
Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres
".
(Mateo 15,7-9

 

La Ley de Dios había sido aumentada con muchos preceptos de hombres. Por eso, el viejo testamento contiene muchas leyes de muerte y esclavitud, leyes que son contrarias a la Ley que Dios había dado a Moisés, pues Moisés había recibido una Ley de Vida, "recibió palabras de vida que darnos".   Entoces, Jesucristo nos trajo la Verdad cuando nos reveló en el Evangelio la Ley de Vida que Dios había a Moisés. El Evangelio nos dice:

 

"Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo"   (Juan 1:17)

 

Desde que Dios se hizo Hombre y habitó con su pueblo, es la Ley del Evangelio la que debemos seguir.

 



First  Previous  23 to 37 of 37  Next   Last  
Reply  Message 23 of 37 on the subject 
From: Porque77 Sent: 14/11/2017 06:42
LOS CREYENTES ATEOS dicen que Dios no existe, y quieren hacer ver que ESA ES SU CREENCIA... Y es que ellos no aman los mandamientos de Jesucristo.

Y los creyentes obsesionados con las biblias (los que siempre están con la misma obsesión diciendo: "¡BIBLIA!, ¡BIBLIA!,
¡BIBLIA!"...) dicen que todo lo escrito en las biblias es palabra de Dios y ley de Dios... Hasta a los mandamientos del viejo testamento judío o de las cartas atribuidas a Pablo contrarios a lo que manda el Evangelio, los llaman "palabra de Dios". Y es que muchos de ellos tampoco aman los mandamientos de Jesucristo.

Reply  Message 24 of 37 on the subject 
From: María Laura3 Sent: 06/04/2018 19:14
De: Porque77  (Mensaje original)

Enviado: 30/12/2012 20:52

JESUCRISTO ES EL PROFETA QUE RESTABLECIÓ LA LEY DE DIOS

 

Moisés nos habló de la Venida de un profeta que vendría después de él y nos dijo que escucháramos a ese profeta.  Ese profeta es Jesucristo.  Y es que los escribas, después de Moisés, escribieron en la ley muchos preceptos de hombres que aumentaron y cambiaron la Ley de Dios y por eso el pueblo ya no conocía el Juicio de Dios:  "Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Yavé".   (Jeremías 8:7).

 

Por esta causa, Dios se hizo Hombre y restableció la Ley que había dado a Moisés.  Moisés nos dijo que oyéramos a este profeta que vendría después de él.  Moisés así nos dice:

 

"Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Yavé tu Dios; a él oiréis;  conforme a todo lo que pediste a Yavé tu Dios en Horeb el día de la asamblea, diciendo: No vuelva yo a oír la voz de Yavé mi Dios, ni vea yo más este gran fuego, para que no muera.  Y Yavé me dijo: Han hablado bien en lo que han dicho.  Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare.  Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta".  (Deuteronomio 18:15-19)

 

Esto es lo que decía Moisés.  Y más tarde, el profeta Jeremías también avisaba al pueblo cuando decía:

 

"¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas." (Jeremías 8:7-9).

 

La Ley había sido cambiada por los escribas.  Por eso, Moisés decía que oyéramos al profeta que había de venir después de él:  "Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Yavé tu Dios; a él oiréis".   A los apóstoles también se les reveló que debían escuchar a Jesucristo, pues se les aparecieron Moisés y Elías, que hablaban con Jesús, y entonces oyeron una voz del cielo que les decía que oyeran a Jesús.  Así dice el Evangelio:  

 

"Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.  Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd".   (Mateo 17:3-5)

 

¿Por qué estando allí Moisés y Elías, Dios desde el cielo nos manda que escuchemos a Jesucristo?  La voz del cielo decía:  "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd".  Desde que Jesucristo predicó el Evangelio, es a Jesucristo a quien hay que oír, porque Jesucristo es Dios hecho Hombre, que nos traía de nuevo la verdadera Ley de Dios.  Los escribas judíos, antes de Jesucristo, habían cambiado la Ley de Dios y la habían aumentado con muchos preceptos de hombres.  Jesucristo venía a restablecer la verdadera Ley de Dios, pero aquellos judíos, celosos de las leyes del viejo testamento, no aceptaron la Ley que Jesucristo les traía y prefirieron entregarle a los romanos para que le mataran.  Por eso, después de morir Jesucristo, los apóstoles así dijeron a los judíos que entregaron a Jesús:

 

"Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos".  (Hechos 3:14-15) 

 

"Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable; y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo".   (Hechos 3:20)

 

"Este Moisés es el que dijo a los hijos de Israel: Profeta os levantará el Señor vuestro Dios de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis.  Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos; al cual nuestros padres no quisieron obedecer, sino que le desecharon, y en sus corazones se volvieron a Egipto"   (Hechos 7:37-39)

 

¿Por qué Moisés proclamó a Israel que vendría un profeta después de él y que este profeta debía ser escuchado por el pueblo?...  ¿Es que no había recibido Moisés y el pueblo la Ley de Dios?...  ¿Por qué había de venir otro profeta al que debíamos escuchar?...   Muchos hombres no quisieron la Ley de Dios dada a Moisés y la cambiaron aumentádola con muchos preceptos de hombres que nadie podía soportar.  Recordemos lo que dijo el profeta Jeremías:   

 

"¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas." (Jeremías 8:7-9).

 

Esto es lo que había ocurrido con la Ley de Dios.  Y cuando Jesucristo predicó el Evangelio, recordando al profeta Isaías, así dijo:

 

"Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:
Este pueblo de labios me honra;
Mas su corazón está lejos de mí.
Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres
".
(Mateo 15,7-9

 

La Ley de Dios había sido aumentada con muchos preceptos de hombres. Por eso, el viejo testamento contiene muchas leyes de muerte y esclavitud, leyes que son contrarias a la Ley que Dios había dado a Moisés, pues Moisés había recibido una Ley de Vida, "recibió palabras de vida que darnos".   Entoces, Jesucristo nos trajo la Verdad cuando nos reveló en el Evangelio la Ley de Vida que Dios había a Moisés. El Evangelio nos dice:

 

"Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo"   (Juan 1:17)

 

Desde que Dios se hizo Hombre y habitó con su pueblo, es la Ley del Evangelio la que debemos seguir.

===================

Es muy revelador este tema. Nos explica muy bien que Jesús restableció la verdadera Ley de Dios.

 


Reply  Message 25 of 37 on the subject 
From: Porque77 Sent: 09/04/2018 20:57
 
Dios no había mandado matar ni masacrar a pueblos enteros.  Dios había mandado tener misericordia con todos y no hacer daño a las pesonas, pues Jesús es Dios mismo que se hizo Hombre y nos reveló los mandamientos que había dado Él mismo desde siempre y para siempre.


Así es Laura...
 
 

En el Paraíso de Jesucristo será nefasto, será de locos, querer vivir otra vez un mundo como éste, pues la igualdad, el amor y el reparto de los bienes con justicia y misericordia será la Ley..., y aquellos que quieran acaparar bienes para dejar a los demás en la miseria ya no existirán, habrán quedado como algo inicuo y falto de inteligencia, y esos seres serán vistos por todos como los animales más torpes de toda la Creación..., es más, ya no existirán.

 

Estamos llamados a vivir el Paraíso de Jesucristo, donde el amor y las cosas deliciosas se repartirán con misericordia, justicia e igualdad.  Y sabiendo que las cosas serán así, es de lo más loco querer seguir viviendo este mundo injusto donde unos comen hasta reventar mientras otros se mueren de hambre.


Reply  Message 26 of 37 on the subject 
From: Porque77 Sent: 11/04/2018 22:00
De: Unica-esperanza Enviado: 09/04/2018 23:09

Y Jesucristo no enseña esos preceptos que mandan que unos hombres maten a otros, ni dice que Dios los hubiera dado en algún momento,



 
De: Carlos Plaza Enviado: 10/04/2018 11:05
Jesús dijo que su Padre mandó matar al que maldijera a sus padres:

Porque Dios dijo: Honra al padre y a la madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. 
(Mat 15:4 BTX)


En primer lugar, en ese versículo no se manda a los hombres que maten, es Dios el que puede castigar... Y en segundo lugar Jesucristo sigue diciendo mas cosas que tú no quieres recordar...
 

"Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete". (Mateo18:21-22)

"Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas". (Mateo 6:14)

"Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas". (Marcos 11:25-26)

 

"No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados". (Lucas


 



 
SOCIALISMO CON LA PLATA DEL OTRO, ES RELATO BANANERO.
 
DEJEN DE USAR LA RELIGION POR DINERO
 

No se entiende muy bien lo que dices, pero te contesto con el siguiente tema:
 
CAPITALISMO... donde unos son muy ricos Y OTROS SON MUY POBRES...

TODO EN COMÚN O CAPITALISMO donde unos son muy ricos Y OTROS SON MUY POBRES...

Los hombres codiciosos de poder y riquezas han realizado un gran esfuerzo para imponer sus leyes del capitalismo salvaje a las que ellos llaman: LA LEY..., donde unos son muy poderosos y ricos mientras los demás viven en la pobreza o en la miseria...

Los hombres codiciosos de poder y riquezas han realizado un gran esfuerzo para hacer ver que ellos deben recibir diez, veinte o treinta veces el salario de cualquier obrero... y a las leyes que ellos imponen las llaman: LA LEY... Pero se olvidan y niegan la verdadera y única Ley, que es la ley de Jesucristo, y que les manda a los ricos que entreguen todos sus bienes entre los pobres si quieren entrar en la vida...

Todos estos hombres codiciosos siempre han querido aparentar ser mas inteligentes que Jesucristo, los apóstoles y primeros cristianos, que lo tenían todo en común...

Los hombres que dominan en las naciones "capitalistas" viven en la opulencia cobrando sueldos astronómicos (diez, veinte o treinta veces mas que los obreros), mientras los obreros,
a veces están en el paro y no cobran nada...

Los pobres están tan acostumbrados a estas desigualdades que a veces parece que hasta se acostumbran, y viven el sueño de hacerse ricos algún día...

Reply  Message 27 of 37 on the subject 
From: Porque77 Sent: 12/04/2018 23:55
Jesucristo vino a dar a conocer la verdadera Ley de Dios porque Jesucristo es Dios.........
 


Para que se pueda conocer que estas con Dios, debes demostrar que conoces los mandamientos de Jesucristo y que los guardas, pues Jesucristo te dice:
 
"si quieres entrar en la vida guarda los mandamientos"

Reply  Message 28 of 37 on the subject 
From: Unica-esperanza Sent: 14/04/2018 18:49



          Jesucristo mandó predicar por todos los pueblos del mundo solamente el Evangelio: "Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura":

"Id por todo el mundo y
predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado". (Marcos 16:15-16).

"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los d

Reply  Message 29 of 37 on the subject 
From: Porque77 Sent: 17/04/2018 07:51
De: Porque77 Enviado: 15/04/2018 19:37

No tiene sentido lo que dices, pues si Jesucristo anula las penas de muerte de la Ley, entonces esa ley ya no sirve, es un fraude judaizante...  Ahora vivimos los verdaderos mandamientos de Dios que son los que Jesucristo nos enseña en el Evangelio..


 
From: Carlos Plaza Sent: 15/04/2018 19:44
lo que ya no sirve es la pena de muerte de la ley,
no la ley que por desobedecerla causaba la pena de muerte


 
No tiene sentido lo que dices, pues Jesucristo anuló las penas de muerte de la Ley, entonces esa ley no era Ley de Dios ni nunca lo fué, es un fraude judaizante, las penas de muerte no eran de la verdadera Ley de Dios... Si esa Ley de penas de muerte del viejo testamento judío, hubiera sido Ley de Dios, Jesucristo no la hubiera abolido, porque Jesucristo no vino a abolir la verdadera ley de Dios, sino a darla a conocer plenamente, Jesucristo así te dice:
 
"No penséis que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolir, sino a dar a conocer plenamente". (Mateo 5:17).
 
Ahora vivimos los verdaderos mandamientos de Dios que son los que Jesucristo nos enseña en el Evangelio...
 
Las leyes de penas de muerte, guerras y genocidios donde se mataban a hombres, mujeres y niños quedaron abolidas porque solo eran preceptos de hombres, leyes que Dios no había mandado...
 
 



Reply  Message 30 of 37 on the subject 
From: Porque77 Sent: 20/04/2018 14:24
De: Porque77 Enviado: 17/04/2018 22:27
Jesucristo anuló la Ley del viejo testamento judío porque estaba sobrecargada de preceptos de hombres que mandaban matar a las personas por diversas causas...

Jesús no abole ninguna ley,porque vino a cumplir la ley,
lo que abole,son las penas de muerte de la ley


 Etonces abole la ley del viejo testamento judío de penas de muerte, guerras y genocidios don de mataban a hombres mujeres y niños...
 


PENSIONES IGUALES PARA TODOS LOS JUBILADOS...
 
En este mundo capitalista unos cobran mucho trabajando poco y otros cobran sueldos de miseria trabajando como esclavos. 
 
Los que cobran mucho, cuando se jubilan cobran 2000 y 3000 euros.  Y si son directores de empresa, banqueros o jefes del gobierno, cobran decenas de miles y hasta millones..., mientras que los pobres obreros, si es que han cotizado lo mínimo estipulado, en su mayoría cobran solamente 600 euros al mes, y de esas pensiones de los abuelos a veces tienen que comer sus hijos y sus nietos que se encuentran sin trabajo.
 
¿Y qué diremos de los que no han encontrado trabajo y no han cotizado lo suficiente?...  Estas familias se tienen que conformar con 300 o 400 euros al mes y con estas pensiones no les llega ni para comer.  Y si encima tienen que pagar un piso o una casa donde poder vivir, con estas mínimas pensiones no les llega ni para poder vivir.
 
Con estos sistemas capitalistas tan salvajes, las grandes ciudades se llenan de barrios de chavolas sin las mínimas facilidades para tener el agua y la luz necesarias en la familia. ¿Es así como vivieron los primeros cristianos?...
 
CÓMO VIVIERON LOS PRIMEROS CRISTIANOS
 
  Los primeros cristianos vivieron como Jesucristo les había mandado, vendiendo sus propiedades y repartiendo a cada uno según su necesidad.  Todo lo tenían en común y a nada llamaban propio.  Un ejemplo de esta forma de vida tan piadosa lo encontramos en el libro de los Hechos de los apóstoles, que así nos dice:
 
"Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos". (Hechos 2:42-47).

"Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos. Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad. Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre, como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles". (Hechos 4:32-37)
 
Así es como habían mandado vivir Jesucristo y los apóstoles (la comunidad de bienes de los primeros cristianos).  Pero los hombres rebeldes y codiciosos, como siempre, inventaron religiones diferentes y gobiernos del mundo para justificar la codicia de los señores de la guerra que se hacían dueños de tierras, vidas y haciendas.
 
Los hombres codiciosos son insaciables de poder y de riquezas.  Y muchos son los pobres que se han acostumbrado a esta forma de vida tan injusta y tan alejada de la igualdad que deberían vivir todos los hombres.

Reply  Message 31 of 37 on the subject 
From: Unica-esperanza Sent: 13/05/2018 07:10

           

Muchos dicen que Dios hará justicia y acabará con los malvados.  ¿Pero quién acabará con los malvados?,  ¿Dios?  ¿o los hombres?...  Los hombres en muchos casos no conocen quienes son los malvados, pues sólo Dios conoce los corazones.  Entonces, ¿quien tiene el poder sobre la vida de las personas?... Dios sí tiene autoridad para dar y quitar la vida, pero los hombres no tienen esa autoridad de matar a hombres, mujeres y niños indefensos, porque los hombres ya recibieron los mandamientos de Dios, que les manda:

 

"NO MATARÁS", perdonar a las personas setenta veces siete, amar a nuestros enemigos, hacer el bien a los que nos persiguen y tener misericordia con todos, porque lo que Dios quiere es la misericordia y no los sacrificios, y mucho menos los sacrificios humanos, esto es, las penas de muerte.

Estos mandamientos de Jesucristo son los verdaderos mandamientos que Dios había dado a los hombres desde el principio, pero muchos hombres poderosos y ricos, no querían los mandamientos de Jesucristo, porque no amaban a sus semejantes...,  y entonces cambiaron los misericordiosos mandamientos de Dios, que son mandamientos de vida, por los mandamientos de los hombres que se escribieron en el viejo testamento después de Moisés, y que eran mandamientos de muerte...

 


Reply  Message 32 of 37 on the subject 
From: Porque77 Sent: 15/05/2018 04:12

LA VERDADERA LEY DE DIOS Y LOS PRECEPTOS DE LOS HOMBRES

En las escrituras se han atribuido a Dios muchos mandamientos de hombres. Y hay testimonios en las escrituras que lo demuestran. Los profetas nos dicen que la Ley de Dios fue cambiada por los escribas:

"...mi pueblo no conoce el juicio de Yavé. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas" (Jeremías 8:7-9).

"Ay de los que dan leyes inicuas y de los escribas que escriben prescripciones tiránicas para apartar del tribunal a los pobres y conculcar el derecho de los desvalidos de mi pueblo, para despojar a las viudas y robar a los huérfanos" (Isaías 10,1-2)


Pablo nos dice que no creamos "un evangelio" diferente al de Jesucristo, aunque lo viniera predicando el mismo Pablo, lo cual nos da a entender que tengamos cuidado con las doctrinas atribuidos a Pablo:

"Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que
hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema". (Gálatas 1,6-9).

Y también nos dice Pablo que no creamos ciertas afirmaciones o inspiraciones por carta, como si fueran de Pablo. Por tanto, nos avisa que tengamos cuidado con las cartas atribuidas a él:

"no os alborotéis tan fácilmente, perdiendo el buen sentido, ni os alarméis con motivo de ciertas inspiraciones o afirmaciones ni por carta como si fuera nuestra..... Nadie os engañe en ninguna manera". (2ª Tesalonicenses 2:2-3).

Jesucristo abolió muchos mandamientos del viejo tesamento, como se puede ver en las siguientes citas:

Mateo 5:31-48, Mateo 12:1-8, Mateo 20:25-28, Juan 5:8-11, Juan 5:16-18, Juan 8:3-11 y todo el contexto del Evangelio.


Entonces, esos preceptos que Él abolió sólo eran preceptos de hombres, porque Él había advertido que no había venido a abolir la Ley y los profetas, por tanto lo que Él abolió no era la Ley y los profetas. Él mismo nos reveló que la Ley y los profetas era ésta:

"todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)

Y también nos enseñó la verdadera Ley de Dios en preceptos:


"Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones" (Mateo 19:16-22)


Jesucristo en el Evangelio nos reveló la verdadera Ley y los verdaderos mandamientos que Dios había dado desde siempre y para siempre, pues Él nos dijo que la Ley que Él enseñaba es la Ley y los profetas, y también dijo que los mandamientos eran los que Él enseñó en el Evangelio.

Reply  Message 33 of 37 on the subject 
From: María Laura3 Sent: 28/12/2021 22:39
Jesucristo mandó predicar el Evangelio, y no todo lo que está escrito en las biblias, pues los mandamientos que en verdad fueron dados por Dios desde siempre y para siempre, son los mandamientos que Jesucristo enseña en el Evangelio y no los mandamientos faltos de misericordia que nos encontramos escritos en muchas partes de las biblias.


Reply  Message 34 of 37 on the subject 
From: María Laura3 Sent: 31/01/2022 07:44

El Evangelio de Jesucristo hay que predicarlo con su ley y sus mandamientos. La verdadera ley de Dios es la ley que Jesucristo nos enseña en el Evangelio, porque Jesucristo nos dice que ésta es la ley y los profetas:


"todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; 
porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)


Jesucristo mandó predicar el Evangelio que Él nos predicó, pero muchos predican doctrinas y mandamientos de hombres que Jesucristo abolió, que se encuentran en las Biblias y que son muy diferentes y contrarios a los misericordiosos mandamientos que Jesucristo enseña en el Evangelio.


Reply  Message 35 of 37 on the subject 
From: María Laura3 Sent: 09/03/2022 10:33

El Evangelio de Jesucristo hay que predicarlo con su ley y sus mandamientos. La verdadera ley de Dios es la ley que Jesucristo nos enseña en el Evangelio, porque Jesucristo nos dice que ésta es la ley y los profetas:


"todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque ésta es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)


Jesucristo mandó predicar el Evangelio que Él nos predicó, pero muchos predican doctrinas y mandamientos de hombres que Jesucristo abolió, que se encuentran en las Biblias y que son muy diferentes y contrarios a los misericordiosos mandamientos que Jesucristo enseña en el Evangelio.


Reply  Message 36 of 37 on the subject 
From: María Laura3 Sent: 26/04/2022 11:07
¿EL EVANGELIO... O LA BIBLIA? ¿QUÉ MANDÓ PREDICAR JESUS? 
...
Jesucristo nos mandó predicar por todos los pueblos solamente el Evangelio. Entonces, ¿CUAL ES EL CAMINO VERDADERO?... ¿las leyes del viejo testamento? ¿las cartas atribuidas a Pablo? ¿las biblias impuestas por las religiones? ¿o el Evangelio?... Jesucristo nos mandó predicar solo el Evangelio: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado". (Marcos 16,15-16).

Pero el Evangelio mandaba que se repartieran los bienes entre los pobres, y a los poderosos dictadores de las naciones les mandaba que no mataran a nadie ni esclavizaran a nadie. Desde entonces, los hombres codiciosos de poder y riquezas dejaron desplazada la Ley del Evangelio y en su lugar impusieron sus biblias para llamar "palabra de Dios" y "ley de Dios" a todas las leyes de muerte y de esclavitud escritas en el viejo testamento y también a todo lo escrito en las cartas atribuidas a Pablo.


Reply  Message 37 of 37 on the subject 
From: María Laura3 Sent: 24/06/2022 00:20
JESUCRISTO VINO A ENSEÑARNOS LOS VERDADEROS MANDAMIENTOS DE DIOS

Dios, desde el principio, entregó a los hombres y mujeres los mandamientos que debían guardar para entrar en la vida.  Y en tiempos de Moisés, Dios volvió a enseñar a los pueblos los verdaderos mandamientos de Dios...  Pero después de Moisés, ¿qué es lo que pasó con la Ley?...

LA LEY DE DIOS FUE CAMBIADA POR LOS ESCRIBAS  

Después que fue entregada la Ley a Moisés, los escribas dominados por los poderosos del pueblo, cambiaron la Ley de Dios.  Y en aquella ley cambiada (LAS LEYES DEL VIEJO TESTAMENTO) se escribieron leyes de penas de muerte, de guerras y de esclavitud que Dios no había mandado, pero los escribas dejaron escrito que aquellas leyes de muerte y de esclavitud del viejo testamento eran mandamientos de Dios.

Dios había entregado a los hombres una Ley de vida y todos sus mandamientos eran misericordiosos..., pero los escribas antiguos después de Moisés y antes de Jesucristo, la convirtieron en una ley de muerte y muchos de sus mandamientos ya no guardaban la misericordia ni el perdón.  Estas cosas que hacían los escribas con la Ley, las descubrieron los profetas, que así dejaron escrito:

 "...mi pueblo no conoce el juicio de Yavé. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Yavé está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas" (Jeremías 8:7-9).



First  Previous  23 a 37 de 37  Next   Last  
Previous subject  Next subject
 
©2022 - Gabitos - All rights reserved