Home  |  Contact  

Email:

Password:

Sign Up Now!

Forgot your password?

LOS MENSAJEROS CRISTIANOS DE IEUE
 
What’s New
  Join Now
  Message Board 
  Image Gallery 
 Files and Documents 
 Polls and Test 
  Member List
 Cristo es Dios manifestado en Carne 
 Correcta abreviatura y pronunciación del Nombre de Dios 
 
 
  Tools
 
General: ARRESTO, MUERTE Y RESURRECCION DE CRISTO
Choose another message board
Previous subject  Next subject
Reply  Message 1 of 1 on the subject 
From: GOYOBRITO  (Original message) Sent: 03/09/2015 16:08

ARRESTO, CONDENA, CRUCIFIXIÓN, MUERTE, SEPULTURA Y RESURRECCIÓN DE CRISTO:

 

   Antes del arresto, condena, crucifixión, muerte y sepultura de Jesucristo, se había guardado un borrego por cada familia, para después hacerse la preparación del Pésaj (la pascua) y dar inicio a los siete días de los panes sin levadura, que terminaban el día 21 del mes Abib (Nisán). Esto ocurre, porque de conformidad a lo estrictamente determinado por El Padre Eterno en su palabra contenida en Éxodo 12:1-6, 15-21, el día 10 del primer mes Abib (Nisán), debía cada familia de los israelitas apartar un cordero o carnero sin defecto alguno, para ser sacrificado el día 14 del mismo mes, entre las dos tardes y prepararlo en el tiempo que va de la hora novena (3:00 pm.) hasta la puesta del sol, a fin de que el día 15 del mismo mes, ingerirlo acompañado de tortas de harina sin levaduras con hiervas amargas. Día este en que según el mandamiento allí determinado, comenzaban los siete días de los panes sin levaduras, como del mismo modo se observa en lo que a continuación está escrito en otro texto de las Sagradas Escrituras: “Pero en el mes primero, a los catorce días del mes, será la pascua de IEUE. Y a los quince días de este mes, la fiesta solemne; por siete días se comerán panes sin levadura.” (Números 28:16-17). Lo mismo respecto a esto último, nos dice Levítico 23.6:

“Y a los quince días de este mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura a IEUE: siete días comeréis panes sin levadura.”

   Ahora bien, tomando en cuenta el Mandamiento del Eterno sobre apartar el cordero, hacer el sacrificio de la pascua y cumplir con el mandamiento de los panes sin levadura, se pueden precisar 9 días, y dentro los cuales los siete días así:

©10, ©14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21.

Entre esos nueve (9) días se puede observar, que aún del día 10 de apartar el cordero y el día de su sacrifico, están siete días con los dos (2) grandes Shabat de Abib (Nisán) del primer mes del año hebreo, conforme al tiempo antiguo en que ello debía tener fiel cumplimiento. De manera que en la víspera de los siete (7) días de los panes sin levadura, Jesucristo aceptó lo dicho por sus discípulos, para que el día 14 de Abib (Nisán), tener el lugar donde preparar la pascua; y así pues, que entrados en la ciudad de Jerusalén, y estando ellos en el aposento alto, Cristo a sus discípulos les dio a comer pan y a beber vino, a semejanza de su cuerpo y de su sangre que por todos nosotros entregaría en propiciación de los pecados; y en esto que Judas comió el pan, le entró Satanás y se fue para finiquitar lo que por 30 piezas de plata había convenido con los adversarios del Señor; y por tanto en ese mismo día, cuando aun siendo de noche, Cristo fue arrestado en el Getsemaní del torrente de Cedrón, por instrucciones de la autoridad sacerdotal, y llevado desde ahí a la casa de Anás y luego a Caifás Sumo Sacerdote, para que a la mañana al reunirse el concilio del Sanedrín, los líderes religiosos determinaran que era reo de muerte (Lc. 22:1-71; Mc. 14.53-63, Jn. 18.1-24). En consecuencia ellos dispusieron llevarlo a Pilatos, para que siendo sometido a un juicio punitivo con la acusación de perversión a la nación, prohibición de dar tributo al Cesar, decir que es el Cristo, un rey y alborotador del pueblo con su enseñanza en Judea, fuera sentenciado a la muerte de crucifixión (Lc. 23:1-2,5, 21-23).

   Así que teniéndose a cuenta varios elementos, como son: El lugar donde se  prepararía la pascua, para que Cristo la comiera el 14 de Abib (Nisán); el acto simbólico que el Mesías hace con sus discípulos de darles tan sólo pan y vino; y los acontecimientos que se suscitaron en su contra como producto de la conspiración en la que Judas Iscariote resultó ser un traidor, entonces se pueden determinar en el orden siguiente, los días precisos desde el arresto de Jesucristo hasta su gloriosa resurrección:

1)    Día Viernes 14 de Abib (Nisán):

-   Arresto de IESUE El Cristo, en horas de la noche y llevado primeramente a Anás sumo sacerdote y suegro de Caifás (Jn. 18:12-24). Luego estando Cristo en poder de Caifás sumo sacerdote, y muy de mañana sometido al concilio del Sanedrín, lo consideraron ser reo de muerte (Mt. 26:57-68; y Lc- 22:66-71). De aquí el mismo día, Cristo fue llevado ante Pilatus, sátrapa (gobernador) provincial del Imperio Romano en Judea; y después del pretorio remitido al tetrarca Herodes, porque Pilatus no queriendo tener nada en contra del Justo, quería desligarse de él (Mt. 27:1; Is. 53:8). Pero Herodes tan pronto se lo regresó, sin emitirle ningún juicio (Lc. 23:6-12); y así que ya Pilatus empleando el último recurso de sortearlo con Barrabás para liberar un preso durante la fiesta, se vio forzado a pronunciarle la sentencia de morir crucificado, porque los adversarios del Señor pidiendo que lo crucificaran, decidieron a favor de Barrabás, preso por sedición y homicidio.

-  A la hora Tercera (9:00 am) del 14 de Abib (Nisán), se efectúa la crucifixión de Cristo, y a la novena hora (3:00 pm) ocurre su muerte; y aún es sepultado en la tumba de José, cuando ya estaba a punto de comenzar el día 15 del gran Shabat o día de reposo (Mt. 27:11-61).

2)  Día sábado 15 de Abib (Nisán), era el primer gran Shabat o día de reposo de la semana, y acontece, que a petición de los principales sacerdotes, el sepulcro es resguardo por soldados romanos, a fin de evitar que los discípulos se llevaran el cuerpo (Mt. 27.62-66).

3)  Día domingo 16 de Abib (Nisán), fue el primer día de la semana de aquel tiempo, cuando Cristo Resucita muy temprano en la mañana, entre la oscuridad y la luz (Mc.16.9). Esto en efecto que ocurre ya pasado el día de reposo, es confirmado por un ángel que al descender del cielo se produce un gran terremoto, momento cuando remueve la piedra del sepulcro, y quien sentándose sobre ella anuncia la resurrección de Cristo en presencia de los temblorosos guardias romanos, de María Magdalena y de la otra María (Mt. 28:1-8). A estas dos el Mesías se les apareció para decirles:

“¡Salve!...No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán (Mt. 28:9-10)”.

    En efecto, cuando era el amanecer del día domingo 16 de Abib (Nisán), un Ángel anuncia la resurrección de Cristo, porque en este mismo día que era el primero de la semana, él resucita de entre los muertos. Esta resurrección que se efectuó en la mañana del primer día de la semana, es confirmada en Mc. 16: 9-11, en los siguientes términos: “Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios. Yendo ella, lo hizo saber a los que habían estado con él, que estaban tristes y llorando. Ellos, cuando oyeron que vivía, y que había sido visto por ella, no lo creyeron.”

   Cumpliéndose así, lo predicho por Cristo, de que al ser crucificado y derribado su templo, resucitaría al tercer día (Mt. 27:63; Mc. 8:31; Lc. 24:46; y 1 Co. 15.3-4). Lo cual tiene concordancia con lo que él adujo acerca del profeta Jonás: “Pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez, tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches (Mt. 12:39-40; y Jonás 1:17)”

    Naturalmente, fueron tres días y tres noches como ocurrió con Jonás en el vientre del gran pez, porque cuando ya culminando el día viernes con la caída del sol o con la anochecida, a Cristo en este mismo instante lo sepultaron en un sepulcro nuevo, propiedad de José de Arimatea, yaciendo allí durante el sábado y resucitando el Domingo, el primer día de la semana. Ese instante del día viernes 14 de Abib (Nisán), se cuenta como si fuera una noche; y algo parecido se hacía con los monarcas, en cuanto que si iniciaban a reinar un día antes de la culminación del año, por ese sólo día se les contaba como el primer año del reinado, y el segundo desde el día siguiente. De modo que por ende queda aclarado, el porqué de los tres días y las tres noches; y que esto encuadrándolo respecto al calendario nuestro, tendríamos: V14, S15, D16, L17, M18, M19, J20, V (S) 21 (Viernes sabatino o gran Shabat). Así que todo en cuanto al arresto, crucifixión, muerte y sepultura de cristo, ocurrió el día viernes 14 del mes de Abib (Nisán), y su resurrección el día 16 del mismo mes en horas de la mañana, que era el primer día de la semana (Domingo). Sin embargo de acuerdo a la costumbre tradicional, se cree en jueves, viernes, sábado y domingo, como los días de semana santa más cruciales para los cristianos en el mundo.

Algunos detalles durante la Crucifixión y muerte de Cristo:

4) Hora de la crucifixión de Cristo: Hora tercera “Nueve de la mañana” (Mc. 15:25).

5) Tiempo de tinieblas: Hora Sexta (12 del medio día) hasta las tres de la tarde (Mc. 15.33).

6) Hora novena (3:00 pm), muerte de Cristo, rasgadura del velo del templo en dos de arriba abajo, temblor de tierra, partidura de las rocas, apertura de sepulcros y el levantamiento de entre los muertos de muchos santos que estaban fallecidos (Mt. 27:45-52; y Mc. 15:34-38).

7) Comenzando a caer el sol del día viernes, es cuando en presencia de María madre de Jacobo y de María Magdalena, Cristo fue bajado de la Cruz, envuelto con una sábana nueva, y enseguida sepultado en un sepulcro nuevo cavado en una piedra, que era propiedad de José de Arimatea, miembro justo y noble del concilio (Mc. 15.42-47).

Conclusión: La condena, crucifixión, muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo, tuvo fiel cumplimiento conforme a las escrituras, y es que a fin de coincidir el Antiguo Pacto con el Nuevo Testamento, en cuanto al apartado y sacrificio del cordero, la preparación de la pascua y los siete días de los panes sin levadura, hay una asombrosa precisión (Lc. 24:44-47); y así se corrobora de manera indubitable, que tanto el Antiguo Pacto y el Nuevo Testamento están en lo cierto. En este último se perciben los día precisos de todo cuanto ocurrió en contra del Mesías, como producto de una conspiración y traición; y esto conlleva a una creencia acertada, de viernes, sábado y domingo como los tres días indubitables e indiscutibles de la semana santa.



First  Previous  Without answer  Next   Last  

 
©2021 - Gabitos - All rights reserved